España entra en la historia del fútbol de siempre

leo la columna de César Menotti, el flaco, siempre calificada cuando habla de fútbol, titulada puede ser el mundial de Neymar, y leo sorprendido, al final, de hecho es la última frase,

pero esta cita es muchas veces cuestión de historia y ahí aparecen las selecciones de siempre: Alemania, España, Brasil o Italia,

y me llama la atención que borra de la lista a Argentina, que yo sepa hay dos selecciones en América, Brasil y Argentina, y dos en Europa, Alemania e Italia, que dominan el mundo histórico del fut, casi de cabo a rabo,

y pone en su lugar a España, nueva referencia del fútbol mundial, o al menos del nuevo fútbol, el que se juega en el siglo xxi, con un portero adelantado que maneja el balón como sus 10 compañeros, una obra de Guardiola y sus seguidores,

en un nuevo concepto de futbol, el tiki-taka que se extiende por aquí y allá.

   así lo vimos…

el fútbol tiene un par de características que hace que sea un deporte de referencia a nivel mundial, y que es interesante explicar, e incluso llegar a entender, porque a veces intentando explicar algo tenemos una aproximación diferente a la cosa, ya que

  • se juega con la parte menos hábil del ser humano, los pies, que además son el elemento necesario y fundamental para moverse en el campo, que además es muy amplio,
  • por lo que es doblemente difícil, a veces la parte menos hábil además llega cansada al momento fundamental de ejecución,
  • con lo que el marcador final, muchas veces, es de 1 a 0, y muchas veces, tras 90 minutos de juego, ninguno de los dos equipos ha conseguido un tanto, 0 a 0, 90 minutos para no ver ni siquiera un gol,
  • lo que propicia que un equipo malo pueda enfrentar a uno grande, técnico, plagado de estrellas, alucinante,
  • con lo que contactamos con un elemento épico, en el fútbol, con cierta frecuencia, mucho mayor que en otros deportes, David puede ganar a Goliath, y de hecho le gana, y le deja en vergüenza,
  • haría bien la selección española en no ningunear a selecciones en principio inferiores, como Marruecos, si no quiere volver pronto a casa,
  • y si todo esto no fuera poco, el fútbol es un deporte de equipo, realmente son 11 los jugadores que hay en el campo, y la estrategia cuenta, la solidaridad y las ayudas entre compañeros cuentan, la forma de ocupar el espacio, y de reducir los huecos, cuenta,

ingredientes que se ponen en funcionamiento en estos días en los que, además, volvemos a ser un poco de nuestro pueblo, y vemos cómo personas que no hacen precisamente causa de la casa común se juntan,

y un vasco y un catalán y un extremeño se sienten un poco más españoles que ayer, más juntos el uno del otro,

qué bueno que esto se produzca, en la pequeña escala, aunque todo tenga una pequeña contraprestación, porque habrá un día que las fronteras y los países, yo soy marroquí, yo soy española, yo soy francés, des-aparezcan,

quién sabe si lo lleguen a ver nuestras hijas, pero ahí le vamos, mientras 11 bestias pardas se enfrentan a otras 11, tal vez estrellas de este mundo en el que hay tantas diferencias, los pobres y los ricos, los parias y el star system,

qué bueno que hoy David le puede volver a ganar, otra vez, a Gotiath.

este deporte, que inventan los ingleses en el siglo xix, allá por el 1863, esa sociedad ociosa que inventa tantas cosas, la máquina de vapor y numerosos deportes, también el fútbol,

un deporte que los brasileños adornan, y que los argentinos llenan de picardía, y en el que juegan dos equipos para que ganen los alemanes, tan estructurados y tan potentes, cuando no caen en las trincheras de los italianos,

se reformula  a principios del siglo xxi, y se convierte en un juego en el que se puede jugar hacia adelante, pero también se juega hacia atrás, y hacia la derecha, y hacia la izquierda, el campo es tan ancho…,

tal vez por eso Menotti, el flaco, que algo sabe de este deporte, ingresa a España en las selecciones de siempre, porque el fútbol moderno, ése que vamos a ver estos días en la tele, tiene mucho de creación española,

sí, el fútbol,

ese deporte de equipo que los ingleses crean y los españoles re-inventamos.

el morado, la alegría, es la emoción que surge desde el orgullo sano, ese orgullo humilde que re-conoce mis capacidades y mis contribuciones, desde la comprensión, del largo, del ancho, de todas las fuerzas que forman parte del campo,

para que lo nuevo se exprese, así ha sido siempre, así está siendo,

ojalá muchas personas, de muchos países, nos den un buen ejemplo de ese desarrollo colaborativo, yo estoy sana, yo te re-conozco, y tengo la capacidad de ponerme a tu lado y traer a este mundo lo nuevo, lo que está por venir,

desde nuestra mejor intención, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios