ver el mundo de nuevo (whole, health, hale)

en medio de este proyecto de entornos de confianza, en el que indagamos el azul, se filtra un proyecto anterior, de esos que se desarrollan a su propio ritmo, y que podríamos denominar “la vida es fácil”,

un proyecto que nos hace ahondar en una distinción, la diferencia que existe entre simplicidad, sencillez y facilidad, términos que a veces usamos de forma indistinta pero que no son lo mismo, y en eso ando,

y decido abrir al azar, como en el juicio de Miguel Strogoff, la quinta disciplina, este libro que escribe Peter Senge, mentor de Otto Scharmer, y que antecede a la teoría U, como los viejos testamentos anteceden a los nuevos,

y me quedo con este capítulo titulado un cambio de enfoque, y este párrafo titulado “ver el mundo de nuevo”, cuyo inicio copio a continuación, a ver qué te parece, y a ver qué mirada nueva alumbra.

Por alguna razón, a todos nos gusta armar un rompecabezas, nos gusta ver surgir la imagen de la totalidad. Para apreciar la belleza de una persona, de una flor o un poema, debemos ver la totalidad. Es interesante señalar que las palabras inglesas whole (entero, totalidad) y health (salud) derivan de la misma raíz (el inglés antiguo hal, presente en la palabra hale, sano). NO es sorprendente que la salud de nuestro mundo actual guarde una proporción directa con nuestra incapacidad para verlo como una totalidad.

y sigo leyendo sobre los ciclos de retroalimentación y el pensamiento sistémico como sensibilidad hacia las interconexiones sutiles que confieren a los sistemas vivos, y todos los sistemas en los que participa el ser humano lo son, su carácter singular,

sobre la complejidad de los detalles y la complejidad dinámica, sobre la necesidad de afinar la mirada para ver de nuevo el mundo en el que estamos inmersos como un todo congruente, del que somos participantes activos,

esto es, la responsabilidad no está ahí fuera,

y me quedo pensando cómo sería este mundo cuando apreHendemos esta distinción, diferenciando sencillo / simple y fácil, porque hace tiempo ya que vivimos en un mundo complejo, y fácil,

porque la vida puede volver a ser fácil … otra vez.

   así lo vimos…

miro atrás en el carrete de este verano y saco una foto de mi primera noche en el cabo de Gata, tras la cual voy a bucear en una cala rica en vida marina, que se puede apreciar con unas gafas de buceo.

si pensamos un poco las gafas crean el espacio o la distancia entre el agua y nuestra retina de tal forma que podemos “ver”, si te fijas es el mismo mundo, un mundo que vemos de nuevo, con la distancia suficiente.

si seguimos con la foto, vemos que a las gafas le hemos añadido un tubo, que no es necesario en sí mismo para apreciar el mundo submarino, pero que sí es interesante para mantener la cabeza bajo el agua,

y no levantar la cabeza cada 15 segundos para volver a respirar, en una idea que se aproxima a la de la vida fácil, un pequeño invento nos facilita tremendamente la vida, hasta puntos insospechados.

si seguimos pensando, para seguir con la sencilla tarea de observar el mundo marino es muy interesante incorporar otros elementos, a saber, un traje de baño si la playa no es nudista, porque de lo contrario la vamos a liar, y acabamos en comisaría,

a saber, unas aletas si queremos avanzar a otra velocidad y desarrollar unas distancias mayores, o unos escarpines si queremos posar los pies en superficies en las que de otra forma podemos encontrarnos con dificultades,

en forma de rocas cortantes (prevenimos una herida) o encuentros indeseados con vegetación marina o bichos (en esta cala en concreto abundan los erizos, con una púas de no te menees),

en una evolución de la vida fácil,

porque la vida se convierte en una aventura difícil y de riesgo cuando obviamos lo evidente, los detalles, las relaciones entre las cosas y la complejidad de la realidad y de los ecosistemas vivos que nos rodean.

por cierto, si estás en medio del verano y piensas estar un buen rato con la cabeza bajo el agua y la espalda mirando al cielo, ya sé que la sensación general es de fresquito, no te olvides de la crema solar.

¿has pensado qué puedes hacer hoy para hacerte el día más fácil?, ¿has pensado qué puedes hacer para ver el mundo completo otra vez?

en esta sociedad que busca respuestas inmediatas y resultados más rápidos aún, te animamos a sostener la preguntas, a calentarlas, a vivir con ellas, mientras dejamos que lo que está siendo sea.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el profesor del futuro tiene que enseñar lo que no sabe

petersenge Paco me remite para empezar bien la mañana una entrevista a Peter Senge, en la que el título no puede ser más sugerente, el profesor del futuro tiene que enseñar lo que no sabe, en clara alusión a lo que nos viene, procesos de co-aprendizaje,

en el que la barrera del conocimiento se diluye, lo que sabemos ya está en los libros, ya está en internet, y va a ser más o menos fácil hacerse con ello, cada vez más, pero se van a requerir capacidades nuevas,

capacidad de relacionar todo lo ya existente, y de explorar con un ánimo diferente en lo nuevo, en esquemas colaborativos, frente al modelo actual, tan centrado en el control, y la autoridad desde el conocimiento,

esa autoridad que separa en vez de acercar, yo soy el maestro, tú no, no eres, no tienes ni idea, que en tantos casos se trasnforma en eres un mindundi, a día de hoy me acuerdo de dos profesores que nos tiraban tizas,

y uno en especial que nos decía que sólo servíamos para hacer jabón, qué broma más bonita para unos niños de sexto de primaria, definitivamente venimos de un modelo muy pero que muy mejorable,

y extraigo unas pocas perlas,

Tecnología moderna y pedagogía anticuada, mala mezcla, No tiene sentido dividirles en cursos por edad. La escuela industrializada, ése es el problema, … La evaluación más efectiva es la del propio alumno analizando su progreso, la autoevaluación, 

mucho mejor de lo que yo escriba, mejor matamos al mensajero, y lees en primera persona la entrevista, un auténtico regalo, Peter Senge, autor de la quinta disciplina, iniciador de SOL (Society for Organizational Learning).

petersengemon   así lo vimos…

y aquí estoy, de finde, tras el segundo taller de 7 emociones, visión nocturna, con ese grupo que se forma tras la primera sesión en INNOBASQUE, en un taller que nace con el apoyo del CIE,

y pienso en esa paradoja, por la cual nos metemos e intentamos enseñar lo que nosotros mismos necesitamos apreHender y desarrollar en nuestras vidas, claro que sí, el profesor del futuro tiene que enseñar lo que no sabe,

estoy totalmente de acuerdo, en presente continuo, ahora, ahora, ahora.