¿con qué 3 te quedas? SUCCESS en la comunicación

ideasquepegan2SUCCESS es un acrónimo para un acomunicación de éxito que se compone de las iniciales de 6 palabras en inglés, Simple, Unexpected, Concrete, Credible, Emotional, Sequence of eventS,

que hemos traducido en castellano como Simple, Unesperada, Concreta, Creíble, Emocional y Sucesión de hechoS, para guardar la misma receta de éxito, ala, hemos perdido una letra, cómo lo vamos a hacer,

si somos sinceros estamos en un aprieto, hemos perdido dos, que sirven para hacer el plural, SS, que junto a la primera, SucceSS, hacen 3, cuántas eses en una palbra tan chiquitina, ¿verdad?,

pues eso, SS de San Sebastián, que si lo traducimos al vascuence, o euskera, las dos con ese, se queda en Donosti, una ese en vez de dos, es terrible cómo los idiomas se comen o crean letras nuevas,

pues eso, que estamos en un taller del cuentacuentos, o de historias que TRANSforman,

1 ese o 2, qué más dará, y me lanzan una pregunta, “si te tuvieses que quedar con las 3 características más importantes para que una historia pegue, ¿con cuáles 3 te quedas?”

repetimos el listado,

  1. Simple,
  2. Unesperada,
  3. Concreta,
  4. Creíble,
  5. Emocional y
  6. Sucesión de hechoS,

y me quedo pensativo, ¿cuáles elegirías tú?

ideasquepeganmon   así lo vimos…

la fórmula del SUCCESS de la comunicación pegajosa no es nuestra, es de los hermanso Chip y Dan Heath, que escriben un libro que se traduce originalmente como “pegar y pegar”, y posteriormente como “ideas que pegan”,

en referencia a esas ideas que son pegajosas, y se quedan rondando en la mente de las personas para las que se lanza cualquier mensaje, destinatarias, en la mayor parte de los casos pasivas, de la comunicación.

en mi reflexión, que cuento después de tu respuesta, me quedo con las 3 últimas,

1 primero, y en este orden de importancia, que sea una historia, si no hay sucesión de hechos es un batiburrillo,

2 que sea personal, si no es personal para qué contamos una historia, con lo que la historia se convierte en “mi historia”, y no una historia que a alguien le contaron y que le fue contada a su vez por otro alguien de cuyo nombre no me puedo acordar, porque ni idea tengo de quién fue,

3 y por supuesto, que sea verdad, que ya nos cuentan suficientes mentiras en el telediario, ya es buen tiempo de trabajar con historias verdaderas, “sucedidos” según mi abuelo José,

porque la realidad supera mil y un veces, y con creces, la ficción, sólo hay que pararse a observar,

y celebrar.

si me dejas terminar este post con una disquisición sobre precio y valor, ofrecemos en el primer cuatrimestre del 2016 un taller de 5 sesiones de 3 horas, por la tarde, fuera del horario laboral,

para desarrollo de capacidades personales en la identificación de historias, y en su transmisión, ya sea a nivel escrito como oral, historias que identificamos a partir de la capacidad de observación y escucha, historias para ilusionar, para persuadir, para enamorar, tú eliges,

en el  entretenido juego de identificar y compartir historias mientras la vida pasa,

¿qué es la vida?, un frenesí,

o el frenético, o pausado, discurrir de las historias que nos tocan, que nos mueven, y tras las cuales no somos la misma persona,

el valor de mercado de este proceso compartido es de 750 €uros, el precio de 130, ¿y la diferencia?, un regalo para todos, o un ahorro para ti,  y en el medio los 130 €uros son una donación para un proyecto en desarrollo,

un MOOC en inteligencia emocional gratuito para toda la comunidad educativa (profesoras y centros) de España.

más info en http://goteo.cc/historias/

solicitud de información adicional en info@oecorazon.es

temario de historiasqueTRANSforman en 5 reuniones, la teoría U, la línea de la vida y las 3 claves de una historia pegajosa

si quieres navegar entre posts relacionados…

5 características fundamentales del arte de contar historias, o cuentos, o fábulas

http://wp.me/p4O1Qr-4P

6+1=7 preguntas para una historia PEGAJOSA

http://wp.me/p4O1Qr-5q

vacíos de conocimiento

http://wp.me/p4O1Qr-6M

 

cuando la vida te rompe, está rompiendo tus límites

snowboardinSentado a los mandos del teclado, rememoro el día de ayer, paso la cinta de lo que hice por mi cabeza, levantándome temprano y saliendo a correr con Fernando media horita, estirando, para después desayunar y empezar la jornada, preparando un post, haciendo tareas comerciales, retomar un rato mi actividad de voluntario para Prepárate 2013, preparar la comida, darle otro poco al trabajo, bajar a la piscina ahora que todavía está abierta, que ya queda menos para que empiece la temporada de otoño/invierno y la cierren, un chombo para bucear el ancho y cuatro largos para acordarme de la sensación de nadar, y luego un padel a tres, porque no siempre somos cuatro, y hemos sido capaces de cambiar las reglas del juego para jugar a tres, a cinco, modalidades nuevas que promueven la idea de “jugar” al padel, en vez de competir mientras padeleamos, una cena, una charla con los enanos, y a la cama. Un día rutinario, un día normal.

Si lo pienso, mi vida es así de fácil porque cuando aprieto a la cebolleta se enciende la luz, porque cuando abro el grifo sale agua corriente, común y corriente, potable, no es agua del Himalaya, sino del canal de Isabel segunda. Le llamamos agua corriente como si fuese corriente tener agua sin ir a la fuente a buscarla. Sigo admirándome de mi día, y observo que he podido hacer todo lo anterior porque tengo dos manos, dos brazos, dos pies y dos piernas, todo normal.

Abajo encontrarás la historia de una chica, estadounidense, que nos habla en inglés, con títulos inglés. Si como yo has asistido a clases de inglés en el cole, también es normal que puedas seguir su historia sin problemas. Todo normal.

Amy Purdy nos cuenta en poco más de 9 minutos la historia de su vida. Una ida normal como la tuya y la mía, hasta que todo cambia. Como ella comenta, hasta que la vida toma un desvío, poco después de sentirse libre, independiente, y en total control de su vida, paradojas del destino. Amy, positivando su historia de vida, nos cuenta que los límites y los obstáculos están ahí con dos posibles derivadas. La primera, mantenernos en nuestro carril, limitándonos, o forzarnos a ser creativos. Amy nos cuenta de su regalo de 21 años, unos pies para volver al snowboard, y de la fundación en la que participa para ayudar a otros niños y adultos jóvenes con discapacidad interesados en desarrollar deportes de acción, y con la que participó en una campaña para atar los zapatos nuevos de miles de niños, para que pudieran volver al colegio.

Amy hoy es medallista olímpica, y nos cuenta que este logro lo debe a su imaginación, que no tiene límites. En una jornada de “innovación sin límites”, Amy defiende la innovación gracias a los límites, esos límites que separan la realidad actual de lo que la imaginación y la historia nos llevan a Ser. En vez de mirar a nuestras limitaciones y a los putazos de la vida como algo negativo o malo, los podemos empezar a ver como bendiciones, magníficos regalos, gracias a las cuales, y gracias a la magnifica compañía de nuestra imaginación podemos ir mucho más allá de lo que en nuestro modo normal nos hubiéramos permitido, osado, pensar.

Tal vez porque no nos hacía falta en una vida todo normal.

Me levanto de mi silla, miro todas las comodidades que tengo, mis dos manos y mis dos pies, y agradezco mi situación de vida actual, que no es tan complicada como la que tuvo Amy, ni tan sencilla como puedes pensar. Si Amy puede, yo puedo, y tú puedes, por lo que mejor dejamos de un lado la queja y nos ponemos a pensar y a crear un hoy mejor, nos ponemos con las manos a la masa, de vuelta a trabajar.

snowboardinmon  Así lo vimos…

Si revisas esta historia, observarás que cumple con los elementos de una buena historia, de una historia que pega, un regalo de los hermanos Cheap, estadounidenses como Amy, en una visita a Puebla, hace ya unos años, un regalo que al ser compartido es un regalo al cubo.

Si estás interesado, te animamos a escribir historias, a contar historias, a compartir historias, de temas que te interesan, también en tu organización.

Organizaciones con espíritu y corazón, organizaciones que cuentan cuentos.

También puedes juntarte con nosotros en linkedIN, unidos dentro, qué bonito nombre, en el grupo community manager 3.0

en la baja edad media ya sabíamos hacerlo

mibiotekeAntes, mucho antes de que apareciese la imprenta, incluso de nuestros primeros códices manuscritos, o lo que es lo mismo,… érase una vez en la historia, que el hombre, y la mujer, tanto monta, monta tanto, sabía contar historias.

Se les llamaba juglares, cuentacuentos, bufones, o con otros términos más familiares, como mamá, papá, abuela, el tato, … Algunos eran hombres de a pie, otras eran grandes sacerdotisas y miembros de la clase dirigente. Todos ellos tenían un don: sabían contar historias.

Llegó la imprenta y se jodió el invento. Porque una vez que se pudo imprimir y distribuir el saber en largas tiradas, menguaron las bondades e influencia de los monjes, que acumulaban saber en incunables manuscritos, cuidadosamente elaborados y guardados (ver el nombre de la rosa para más información), y de los juglares, Sigue leyendo