el cambio de eje, traducido al español

leyendo en twitter a Otto Scharmer, observo que traza un link a el cambio de eje, un artículo suyo traducido por Anette Santos al español, un artículo en el que observamos un cambio de tendencia en este mundo,

qué pena que las imágenes no las hayan traducido,

un artículo en el que Otto observa un cambio en la dinámica del mundo, que pasa de una conversación sobre izquierdas y derechas, programas pilotados por el gobierno o por dinámicas de mercado ultraliberales, en el eje horizontal,

a un cambio de conciencia, en un cambio de tendencia, en el eje vertical, ése es el cambio de eje, imperceptible en primera instancia, en el que estamos inmersos, por eso es tan difícil en muchos casos observarlo,

el pez es el último en tener conciencia del agua.

así lo vimos…

conecto con la conversación que mantengo ayer con Santiago y Vivi, con relación a 7 emociones, este modelo de responsabilidad emocional que nos apoya en el desarrollo personal, en este cambio de eje, del horizontal al vertical,

de la forma vieja de hacer a la toma de conciencia, porque en un momento del camino, el ser humano consciente, en un proceso de apertura y re-conexión, uno que son 3, hace toda la diferencia.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

reimaginando a Barrett

me acerco al meetup que el grupo de reimaginando organizaciones ha preparado para este sábado, con base en el modelo de valores de Barrett, donde saludamos a Marta, a Roberto, a Javier,

y donde vamos a pasar un rato precioso de la mano de Roberto Cruz y David Fernández, que nos han preparado una dinámica en 5 pasos para que tengamos una comprensión de este modelo basado en valores, que,

derivado de la teoría de las necesidades y la pirámide de Maslow, se representa por una doble pirámide que converge en un círculo central, con 7 niveles, qué curioso, como los 7 días de la semana, como las 7 notas musicales, como los 7 chakras,

como 7 emociones,

un modelo que representa el tránsito del mundo del ego al mundo del desarrollo del alma, al menos en la traducción que hago de lo que leo en internet, y del desarrollo personal y organizacional, con base en valores,

7 niveles del desarrollo de la conciencia que tienen una lectura a nivel personal, una lectura a nivel organizacional y una lectura a nivel social, qué interesante,

y hacemos ese ejercicio en el que asignamos los valores que nos gustaría que nuestra organización tenga, y su correspondencia con el modelo, para observar posteriormente los comportamientos del día a día, y la percepción de los empleados,

y la diferencia entre la realidad y la teoría, ahí está siempre la madre del cordero, una diferencia que vamos a visualizar con una nube de gommets, circulitos de color, con el azul para el mundo ideal, con el rojo para la manifestación negativa de la cosa,

valores potenciadores y valores limitantes,

un ejercicio que nos va a servir para hacer un contraste con la mesa de al lado, con la que compartimos caso, para observar cómo las gafas de cada uno restan importancia a este comportamiento (en esta o en estas frases),

y cómo le damos un significado especial a aquellas otras, es la magia de los casos, que tienen el nivel de información que tienen, y son evaluados por personas que no están adiestradas en el modelo, ni en el sistema de evaluación,

y que aportan su especial forma de mirar,

para terminar con esa idea de la entropía, qué porcentaje de los valores que hemos identificado en el cotidiano vivir de nuestra empresa  son azules, y cuántos son rojos, o por decirlo de otra forma, son limitantes,

está claro que nuestro caso, 7 rojos frente a 3 azules, 10 frente a 6 en las resolución de nuestra mesa compañera, por encima del 40 % en los dos casos, es un buen ejemplo de organización en crisis,

buen punto de partida para mejorar.

   así lo vimos…

la doble pirámide de Barrett, no sé por qué la llamo así, tal vez por la pirámide de las necesidades de Maslow, cuando en realidad es un modelo con dos triángulos, que se unen en una circunferencia central,

al igual que la pirámide de Maslow, se representa vertical, y crece sobre la base de las necesidades fisiológicas cubiertas, es curioso que en la ronda de preguntas un chico comenta que él tumbaría el modelo,

tal como yo la puedo observar desde mi mesa, y pienso cómo una doble pirámide se ha convertido en una pajarita, el nudo que enlaza el mundo de las necesidades con el mundo de las aspiraciones,

y me llama la atención ese otro comentario que hace una chica, en el que para ella el punto central le recuerda un punto de inflexión, y conecto con la imagen del infinito, en un mundo en el que no vamos a poder evitarlo,

lo material y lo espiritual conviven en perfecta armonía, ahora nos vamos un poco más allá pero volveremos, ahora nos venimos un poco más acá, pero nos volveremos a marchar.

tras la parada del café corremos una dinámica por la que vamos a identificar nuevas líneas para el desarrollo de este grupo, re-imaginando las organizaciones, qué bonito cuando el desarrollo de la cosa tiene en cuenta la aportación de cada quien.

navego por internet para buscar una imagen del modelo de Barrett que no voy a utilizar hoy, pero que me dirige a un post, relacionado con el modelo, que me va a hacer pensar, todo parece indicar que Barret ha hecho trampa con la pirámide de Maslow,

y no existe una correlación total entre su modelo y 7 emociones, que bebe de la misma fuente, pero que tiene otra orientación, influida por ese mensaje, casi mantra, que tiene su origen en la teoría U, al menos para mí, del ego al eco,

y que de alguna forma Maslow y Barret también comparten, no hay más que leer el título del post, how to shift from ego to soul activation?, cómo pasar del ego a la activación de nuestra alma, creo que de eso se trata,

de activar nuestra alma, y de hacerla presente en todo lo que hagamos, en nuestro desarrollo personal, en el trabajo, al igual que en cualquier espacio en el que colaboramos o influimos en la esfera social,

una entrada que me gustaría repasar con calma, traducirla y tal vez comentarla, en este camino del ego al eco, de la competición y la pelea a otro estadio en el que nuestro ser está presente, y en el que obramos desde una nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

que

pasos firmes en el vacío

el caballero, tras transitar el sendero de la verdad, pasando por los castillos del Silencio, del Conocimiento, de la Voluntad y de la Osadía, acaba de llegar a la cima de la verdad, acompañado de Rebeca y Ardilla,

qué bueno que no está solo, de hecho Sam también le acompaña, y va a encontrarse con con el mayor de los desafíos, al leer esta inscripción, cuando se haya al límite de sus fuerzas, casi más allá,

Aunque este Universo poseo, nada poseo, pues no puedo conocer lo desconocido si me aferro a lo conocido,

un mensaje que le va a hacer recapitular sobre las cosas conocidas de su vida,

  1. su identidad (quién creía que era y que no era),
  2. sus creencias (aquello que pensaba que era verdad y lo que consideraba falso),
  3. sus juicios (las cosas que tenía por buenas y aquellas que consideraba malas),

identidad, creencias y juicios, qué interesante, 3 elementos que va a tener que dejar ir, 3 elementos a los que se aferra y que va a tener que soltar, en un confiar que le lleva en caída libre al vacío,

hasta que es capaz de contemplar su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse, aceptando su responsabilidad total por su vida, por la influencia que otras personas habían tenido sobre ella, y por todos los acontecimientos que la conforman,

para pasar a reconocerse como la causa, no el efecto, de todos sus errores y desgracias, un momento que le libra del miedo, y le conecta con una extraña sensación de poder,

la fábula se está acabando, y la caída libre del caballero se frena totalmente, y empieza a flotar hacia arriba, todo parece que va a conquistar de nuevo la cima, con un gesto que no tiene nada que ver con el gesto inicial,

antes necesitaba aferrarse a la seguridad de todo eso que le conforma, que supuestamente son él, sus creencias, sus juicios, sus formas viejas de pensar, sentir y hacer, convertidas en falsa identidad.

   así lo vimos…

el caballero de la armadura oxidada es una fábula preciosa, escrita por Robert Fisher, un libro que recomendamos cuando empezamos nuestro viaje por las 7 emociones, un viaje, no podría ser de otra forma, que empieza en el miedo,

esa energía que nos mantiene clavados a la fuerza del yo no soy, y a todas nuestras incapacidades, que son unas cuantas, incapacidades que se tornan cosa pequeña en el encuentro de nuestra identidad verdadera, en la cima de la verdad.

releo estas líneas finales de esta fábula, y no puedo sino recordar ese punto en la teoría U, abajito del todo, en el que tenemos que soltar lo viejo, lo que no nos sirve, tal vez muchas de las mentiras que hemos construido para sobrevivir,

dejar ir,

en ese punto de discontinuidad del trazo, un trazo que parecía firme y que desaparece, la incertidumbre se ha hecho presente en el camino, ¿qué hay más allá del punto?,  ¿qué hay más allá del más acá?,

y un paso firme en el vacío es necesario para que lo nuevo pueda ser una realidad en nuestras vidas, y a nuestro alrededor.

dejar ir – dejar venir,

o el viaje del miedo al orgullo humilde, el orgullo sano,

el viaje necesario del ego al eco,

porque la calidad de los resultados de nuestras organizaciones depende del nivel de conciencia, de energía, y la intención de las personas que las operan.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

¿para qué este tipo de formación?

esta pregunta de Miren Fernández, responsable de desarrollo de personas de Mutualia, una de las organizaciones punteras en el País Vasco en este área, cierra una ronda de contactos antes de semana santa,

y va a dar pie a una de las primeras entrevistas después de las primeras vacaciones de esta primavera, ¿para qué este tipo de formación?, una pregunta que me voy a permitir reformular ligeramente, ¿para qué este tipo de acompañamiento?,

porque nuestra intención no es formar personas, sino ayudarles y acompañarles en su proceso propio de formación y desarrollo personal, lo que nos conduce a otra pregunta, bien tonta,

¿nos interesa que las personas se desarrollen?,

que llevada al extremo opuesto se podría leer en clave “diferencias entre las personas y las máquinas”, en este mundo en el que la inteligencia artificial va ganando enteros día a día y en el que sustituye más y más especialistas en campos varios,

y no puedo evitar volverme a un libro, las siete fases de desarrollo en personas y organizaciones, de Margarete van den Brink, una consultora de gestión belga, un auténtico librazo,

en el que explica de la forma más sencilla posible cómo una organización modelo tiene que contar con personas radiantes, unas pocas, en un principio, que formen pequeños grupos, para pasar de la persona al grupo pequeño,

que contaminen progresivamente el medio, una contaminación positiva, con base en valores, convertidos en comportamientos observables y observados, qué bueno es cuando la teoría se filtra en el día a día por medio del ejemplo,

para llegar a conformar esa organización radiante, best in class en su sector, ejemplo en la tierra de lo que un grupo de personas pueden llegar a hacer, trayendo la mejor opción de futuro a este mundo, tan bonito, en el que hemos elegido vivir.

   así lo vimos…

y entiendo que las máquinas no van a hacer nunca este trabajo, por eso necesitamos procesos que sigan acompañando el desarrollo de habilidades blandas en las personas, entre las cuales yo incluiría 3 grupos de habilidades,

las que son propias del niño natural, empezando por la curiosidad, la sorpresa, el asombro, la entrega, base del compromiso, la celebración, hay unas cuantas más que puedes indagar aquí,

las que son propias de la madre protectora, el paradigma del amor in-condicional, entre las que incluimos el respeto, la empatía, la compasión, la atención y la escucha, el cariño en todas sus formas,

las que son propias del ser adulto, ese ser que vive y se desarrolla con base en valores, los que hoy le animan y los que guían ese futuro que ayuda a traer al mundo por medio de sus palabras, sus decisiones y sus acciones,

un ser adulto responsable, ecuánime, corajudo, porque algunas veces también hace falta coraje para tomar las decisiones que impactan de forma positiva en toda la comunidad, no sólo en el beneficio de unos pocos,

para acabar conformando el 3ple camino de desarrollo personal, porque nuestra vida es perfecta cuando desarrollamos estos 3 conjuntos de capacidades, con la buena noticia de que todas ellas pueden vivir en mí.

en el proceso de girar la vista a este librazo, re-contacto con “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, un programa que da una continuidad natural a los procesos de acompañamiento que hemos empezado con 7 emociones,

por medio de un grupo de personas en desarrollo, que crean un entorno de comunicación interna colaborativa, en la que las pequeñas historias de cada día florecen, como las chiribitas en la primavera,

esas margaritas pequeñas, silvestres, que pueblan nuestros campos de forma natural, qué te parece, Miren, ¿hacemos algo para que siga este proceso de contaminación tan bonito, tan bueno, tan necesario?

si quieres leer un poco más de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, hemos desarrollado un blog específico, con el mismo nombre, y te recomendamos empezar por una entrada, ¿y si trabajamos en todo lo que nos une?

si quieres leer otras entradas relacionadas con esta comunicación SIN, triple cero, qué te vamos a decir, que te animamos a que sigas leyendo, 1.0, personas radiantes,  2.0, grupos radiantes, 3.0, grupos de grupos radiantes,

en este ejercicio de contaminación, positiva, por favor, dentro de nuestra organización, para dar el salto a una contaminación mayor, y ser ejemplo vivo de lo nuevo dentro de nuestra comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

Cosa curiosa o rara, la teoría U tiene forma de U, y la misma forma se dibuja en las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones, y en ambos casos hay un punto de quiebre, una espiral hacia dentro y hacia fuera, algo raro, al fondo de la U,

¿tú qué crees, será una casualidad?

amor y odio … y las semillas del futuro

el proceso del laboratorio de la U está terminando este 2017, con esta sesión en vivo,

y observo con claridad, aunque siempre han estado ahí, dos palabras que resumen de qué va esto, amor (love), odio y codicia (hate and greed), con dos bucles asociados,

un bucle inferior que nos lleva a vivir en el ciclo del amor, en el que cultivamos nuestra mente abierta (open mind), con las capacidades relacionadas con la curiosidad (nuestro niño interior),

las capacidades relaciones con la apertura de corazón (open heart), empatía, compasión, propias de nuestra madre protectora, hermanas pequeñas del amor con mayúsculas,

esa palabra que ha pasado relativamente des-apercibida en el proceso, tal vez nos da un poco de vergüenza hacerla explícita

y las capacidades relacionadas con la apertura de la voluntad (open will), fundamentalmente el coraje, una capacidad tan fácil de nombrar y de cultivo tan complejo,

una capacidad de nuestro ser adulto, que nos permite abrirnos a la mejor posibilidad futura, dejar ir lo viejo, sea lo que sea esta palabra para cada una, para que lo nuevo se haga presente en nuestras vidas,

y un bucle superior en el que no toca profundizar hoy, el ciclo del odio, en el que cerramos todas esas puertas, y vivimos en la ignorancia, las mentiras y la negación, (lo contrario a la mente abierta),

en la codicia, que no ve al otro, y sólo se ocupa de su propio ombligo, llegando a cosificar a todo lo que no soy yo, como hicieron los esclavistas con los negros, los nazis con los judíos, o hace en muchos casos el hombre con la mujer,

y en el miedo (el contrario del coraje), esa emoción que tan bien conocemos, y que está tan presente en nuestro mundo, no es extraño que el ciclo inferior tenga tantas dificultades para manifestarse,

y observo también, en esta despedida de ciclo, esa humildad con la que el equipo del U-lab valora los logros, y abre una puerta a lo que está por venir, y al poder de los comienzos,

todo lo que han hecho hasta hoy son semillas de futuro.

   así lo vimos…

miro las semillas de futuro que he traído a este laboratorio de la U,

y entiendo un poco mejor esta relación de la teoría U con otros fundamentos que compartimos desde 7 emociones, desde el análisis transaccional y el triángulo de Karpman / el ser en la sombra y su evolución natural y necesaria,

y 3 conjuntos de capacidades a desarrollar,

el niño natural y la curiosidad (open mind),

la madre cuidadora y el amor in-condicional (open heart),

el ser adulto y el coraje (open will),

con el juego de la luz y la oscuridad, renombrados como luz de sol y luz de infinito, que se convierten en baile a 3 con nuestra participación necesaria, gracias a la teoría del color del color de Goethe,

e imagino un futuro cercano en el que los fundamentos del buen trato, la conciencia y la presencia son una parte integrante de nuestro día a día.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe desde este enlace.

 

 

 

 

 

alineamos el propósito desarrollando lo que nos une

rescato una entrada antigua titulada “lo que nos une”,

tras charlar por teléfono con Joseba, en este ejercicio de vida tan centrado en compartir, y mantener conversaciones que crecen, en torno al cariño que TRANSforma nuestras relaciones y nuestras vidas,

en torno a lecturas compartidas, como es el caso de “Reinventando las organizaciones”, de Frederic Laloux, uno de los últimos hallazgos de este año, que se suma a regalos preciosos de años anteriores,

“el espíritu transformador”, “las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones”, “la indagación apreciativa” o “la teoría U”,

regalos que integramos progresivamente en proyectos y procesos que aterrizan los conceptos, haciéndolos progresivamente aplicables en nuestras vidas, en este ejercicio de bajar el cielo a la tierra,

para convertir los valores en comportamientos, observables, observados y compartidos, ahora sí, en diferentes ámbitos de la organización, ya estemos hablando de comunicación interna colaborativa,

del desarrollo de la innovación o de la integración del negocio con la responsabilidad social de la organización, del desarrollo del talento, de procesos de transformación del liderazgo o transformación cultural,

porque en el fondo de cualquier transformación subyace el nivel de conciencia de las personas que lideran la organización, la intención y el particular “desde dónde” desde el que operamos,

y observo cómo escribíamos este proceso que trata de alinear el propósito, el mío personal, con el de la organización con la que colaboro y en la que crezco y me desarrollo, hacer ya un par de añitos,

en este post publicado el 31 de mayo del 2015, hace ya un tiempo, y observo cómo todo cambia a mi alrededor, mientras lo realmente sustancial permanece, y una sonrisa crece alrededor de estas líneas, y de este post,

qué gusto volver a charlar contigo, Joseba, un regalo coincidir.

 

“lo que nos une”

en cualquier ámbito de nuestra vida, el trabajo no es una excepción, podemos trabajar en lo que nos une, o en lo que nos separa.

nosotros promovemos trabajar, siempre, siempre, siempre, con base en lo que nos une y en lo que nos da energía.

en el ámbito de los valores, este ejercicio necesita una explicación, que vamos a intentar hacer muy sencilla por medio de 3 dibujos.

en el primer dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una persona como se ve, verde y con forma de monigote.

or

el área de confluencia es muy pequeña, y las formas de uno y otro son diferentes, muy diferentes.

en el segundo dibujo vemos una organización como se ve, redondita y azul, y a una persona como dice ser, para gustar a la organización en la que trabaja, que le proporciona el sustento, el desarrollo, buena parte de su reconocimiento (seguridades de todo tipo, higiénicas, de seguridad y pertenencia).

la persona, en este segundo caso, también es, qué curioso, redondita y azul.

os

un poco más pequeñita, no necesariamente mucho, el área de confluencia entre la organización y yo es muy grande.

en el tercer dibujo, vemos la organización como se ve, y la persona como se ve.

en este tercer dibujo no hay un ejercicio de adaptación de ningún tipo, por lo que la organización y la persona son como son.

hay áreas de la organización que la persona no cubre, y hay áreas de la persona que la organización no cubre, parece natural, ¿no?

opdesde ese área de confluencia, en el que yo soy yo, y también soy tú, podemos trabajar los dos desde la máxima comodidad, y lo que es mejor,  desde ese área de confluencia, represento perfectamente lo que tú quieres seguir siendo.

de esta forma, 1-2-3, si hacemos un ejercicio relacionado con los valores, al trabajar desde mis valores personales, cuando los he identificado, soy capaz de ser un embajador o una emisaria perfecta de los valores organizativos.

oppom   así lo vimos…

dentro del programa de las 3 copas, pasado – presente – futuro, creencias – pasiones – valores, explicamos algo, un poco, que tampoco sabemos tanto, de análisis transaccional, la teoría del P-A-n (PADRE ADULTO niño) y de nuestros comportamientos relacionales,

que incluyen relaciones desde el Padre crítico, la Madre protectora, el Adulto, y el niño, ya sea el niño natural o el adaptado (niño rebelde o niña sumisa), puedes cambiarle el género donde quieras

en el primer dibujo tenemos un ejemplo de niña rebelde

en el segundo un ejemplo de niño sumiso,

en el tercer dibujo tenemos un ejemplo de relación adulta, en la que yo (organización) me reconozco, en la que yo persona también me reconozco, y en el que juntas nos reconocemos, y actuamos en consecuencia, para nuestro bien común.

y observo cómo este ejercicio se relaciona con uno de los fundamentos de Reinventando las organizaciones, de Frederic Laloux, alineamos el propósito, dos años antes de leer este texto,

de la misma forma que los tres tiempos del pie, pasado – presente – futuro, creencias – pasiones y emociones – valores, tienen una estrecha correlación con las 3 aperturas necesarias según Otto Scharmer para vivir una vida plena,

Open Mind – Open Heart – Open Will,

y observo cómo integramos en nuestras propuestas y en nuestros talleres todo aquello en lo que de verdad creemos, un proceso natural, yo diría fundamental, porque si no nos lo creemos nosotras, ¿cómo nos vas a creer tú?

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe, creative commons, que articula nuestras propuestas, y que puedes descargar aquí.

Otto, Osho, esto y lo otro

estoy sentado en la piscina de la urba, de vuelta ya al trabajo, tras las vacaciones de agosto, y recibo una llamada de Pablo, mientras leo un libro que he estado a punto de dejar, así de duro me ha parecido en un momento inicial,

titulado “Tantra: la suprema comprensión”, de Osho, un libro que se convierte en el libro del verano, no cabe ninguna duda, casi es el único que he leído,

y charlo animadamente con Pablo, no sé si te ocurre, hay personas que te alegran con sólo escuchar su voz, un tono siempre positivo, agradable, ilusionante, y me cuenta de las curvas del verano,

una idea que compartimos, a veces creemos que la distancia más corta entre dos puntos es la linea recta, y queremos viajar rápido, casi queremos llegar a destino ya, antes de empezar el viaje,

pero la carretera tiene curvas, está en nosotros disfrutarlas o penar,

y en eso estamos compartiendo sus curvas toledanas y mis curvas vascas, preámbulo interesante para la puesta en común de las curvas comunes, y las actividades que podemos desarrollar este último cuatrimestre del año en torno a 7 emociones,

una serie de actividades que tal vez hacemos, o tal vez no,

hasta que cuelgo el teléfono y observo el párrafo del libro que me ocupa justo cuando Pablo contacta conmigo, un ejercicio que es muy interesante hacer, ¿en qué estaba yo cuando me he torcido el tobillo, esta persona me dice que sí, esta otra que no?,

qué me rodea y qué hay en mi interior,

y leo este párrafo,

Y cuando permaneces simplemente natural, sin rechazar ni aceptar; sin luchar ni rendirte; sin decir ni “sí” ni “no”; cuando dejas que las cosas sucedan, entonces, lo que tiene que suceder, sucede. No te ves obligado a escoger. Simplemente te das cuenta de lo que va sucediendo y no tratas de cambiar nada, no tratas de modificar nada. No estás preocupado por mejorarte. Permaneces tal como  eres,”

y sigo leyendo ese párrafo que tanto evoca la actitud en que observo en Pablo y en mí mismo en esta conversación que acabamos de tener, sin rechazar ni aceptar, sin luchar ni rendirte,

y pienso en las “causualidades” de esta vida, mientras revivo el gusto de charlar contigo, Pablo, otra vez.

   así lo vimos…

dos notas del libro, en las páginas 173 y 247 evocan los principios del journaling y del presencing, dos palabros que conozco de la teoría U de Otto Scharmer, ese marco para entender el mundo que integra oriente y occidente,

el mundo del desarrollo social y el mundo económico y de los negocios, un modelo que nace en el tecnológico de Massachusetts,

y que integra la triformación del ser, pensar – sentir – hacer congruentes,

open mind – open heart – open will 

dos notas, journaling y presencing, que cualquier día de estos dan pie a algún comentario en este espacio.

y voy conectando los contenidos de este libro, “el tantra: la comprensión suprema” con una de las 7 emociones de ese modelo de inteligencia emocional que hemos desarrollado, inspirado por la teoría U,

la memos visible de las 7 emociones, la comprensión, esa emoción que se viste de azul índigo, un color tan especial como la propia emoción que representa,

y entiendo por qué las 7 emociones integran el mundo material y la tierra (miedo – tristeza – rabia) con el desarrollo de las personas y de los grupos (el orgullo – la comprensión – la alegría), esto es, el mundo espiritual.

muchas gracias Otto, por la inspiración que la teoría U nos aporta, muchas gracias, Osho, por este paso adelante para profundizar en los secretos de la comprensión, un paseo para una vida, … o dos.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de inteligencia emocional relacionado con el desarrollo de nuestra conciencia y nuestra responsabilidad personal, desde este link

 

 

 

 

¿qué ocurre cuando mezclamos?

en el proceso de preparación de un taller con base en la teoría U, que integra elementos de inteligencia emocional, con base en las 7 emociones, y de inteligencia colaborativa, con dinámicas del Art of Hosting,

un taller en el que integramos modelos de gestión y estilos de liderazgo,

se cuela, sin querer, o queriendo, quién sabe, Reinventar Organizaciones, el último libro de Frederic Laloux, al que, si no me equivoco, le pasa lo mismo que a mi hijo Gorka o a mi hija Maitane, también es su último libro,

y en eso estamos, preparando una propuesta tomando como base las 3 aperturas de la teoría U, Open Mind, Open Heart, Open Will, y me encuentro con una propuesta de Montse, que cambia el paso,

la estructura que propone tiene como base 3 capacidades que desarrollan las organizaciones TEAL, esas organizaciones de última generación que vamos a ver emerger en nuestro entorno empresarial y cultural / social,

3 capacidades que tienen todo lo necesario para estructurar el desarrollo positivo de personas y organizaciones, 3 movimientos que podemos escribir así:

  • exploramos la autogestión,
  • abrazamos la plenitud,
  • alineamos el propósito,

3 movimientos que nos permiten trazar reflexiones con modelos de gestión innovadores, con estilos de liderazgo, con capacidades necesarias en los equipos de alto rendimiento, con nuestro mundo emocional, ese punto ciego  de nuestro tiempo,

con los niveles de atención, que tanto condicionan nuestra escucha y el campo conversacional en nuestras organizaciones, con el desarrollo personal y con esa tecnología social que nos propone Otto Scharmer desde la teoría U,

qué curioso,

siento que es lo mismo pero es completamente distinto, y me gusta, me gusta mucho, gracias, Montse, no puedo evitar apreciar tu regalo.

   así lo vimos…

si quieres puedes descargar esta propuesta para el desarrollo de ecosistemas innovadores desde este link, y te haces una imagen personal de qué ocurre en esta vida cuando mezclamos, y nos evitamos las opiniones de intermediarios.

Integramos 7 emociones y los 4 niveles de la escucha en diversas propuestas relacionadas con el desarrollo de un nuevo liderazgo, propio de nuestro tiempo, el liderazgo colaborativo.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional emergente, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, Creative commons, que puedes descargar por medio de este link.

lejos y fuera / cerca y dentro

muchas veces en la vida, más de las que pensamos, nos sentimos disociados con la realidad que observamos fuera, está claro que la realidad ocurre ahí fuera, lejos, y es algo que además tiene un carácter objetivo,

en vez de sentirnos parte de la situación, una situación que en este caso para a estar cerca, y dentro, un proceso en el que la persona observadora no es tan ajena a lo que está sucediendo,

es muy curioso que contacto hoy con dos imágenes que me pasa Lilian por wasap, que reflejan esta reflexión, el mismo día en el que abro por casualidad el libro de la teoría U, en la página 36, éste debe ser uno de mis regalos de cumple,

hace 15 años que soy papá,

donde contacto con los 3 pasos de hacernos conscientes, 3 pasos que consisten en la suspensión, la redirección, y el dejar ir, una suspensión del juicio a la que sigue la redirección, y copio textualmente,

En segundo lugar los ayudas a redirigir su atención del objeto al proceso para ayudarlos a ver el sistema desde un punto que les permita ver cómo contribuyen sus propias acciones al problema que tienen entre manos. En este punto es cuando la gente empieza a verse a sí misma como parte del problema, empiezan a ver cómo crean colectivamente un patrón que al principio parecía causado totalmente por fuerzas externas.

Y luego, si tienes suerte, puedes llevarles a un lugar más profundo de quietud donde dejan ir lo antiguo, y empiezan a conectar con unas intenciones de orden superior.

Y observo cómo lo que acabo de recibir, por la derecha y por la izquierda, hablan de lo mismo, y me ayudan en la presentación que voy a hacer, y en la respuesta a Piedad, relacionada con el artículo que escribe, y que me pide que le comente,

y que me sirve aquí y allá, porque pocas veces estoy hablando de lo que pasa ahí fuera, allá lejos, en el mundo exterior, casi siempre estoy conectado con lo que aquí dentro pasa,

en este observador tan activo, que no para de interferir con la realidad externa, no tan objetiva como pretendemos, en el cotidiano proceso de vivir.

    así lo vimos…

las dos imágenes que ilustran el post de hoy están relacionadas con el material del U-lab, o laboratorio de la teoría U, mientras que el texto es parte de la teoría U, entresacado del capítulo 2, “el viaje hacia la U”,

en un apartado en el que Otto Schamer comparte un hallazgo en una entrevista con Francisco Varela, que comparte con Otto el punto ciego en las ciencias Cognitivas, y estos tres gestos en el proceso de hacernos conscientes, arriba esbozados,

suspensión del juicio, redirección de la mirada, del objeto externo al proceso, del que formamos parte como observadores no siempre tan imparciales, y dejar ir lo viejo, para que la mejor versión posible de lo nuevo ocupe progresivamente su lugar.

en la entrevista posterior a esta casualidad en la que abro el libro por la página 36, con este fantástico resultado, observo cómo Victoria me explica cuán sensible es el proceso de influir en la educación de una comunidad de personas,

e intento compartir con ella hasta qué punto 7 emociones no interfiere en el proceso educativo, es más, creo que no existe el juicio en ninguna dinámica ni en los materiales que proponemos para la reflexión,

y cómo nuestro énfasis no está en mirar el problema ahí fuera, allá lejos, sino en la toma de conciencia que cualquier persona puede hacer, en relación con sus propias creencias, actitudes y comportamientos,

aquí dentro, y cómo estas influyen en esas personitas pequeñas, en desarrollo,

en relación con el acto educativo, convertido en procesos de apreHendizaje, procesos en los que el profesor y la madre, papá y la maestra, juegan un papel tan importante, por qué no decirlo, fundamental.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

con el que pretendemos acompañar el proceso de toma de conciencia de toda la comunidad educativa con relación a este punto ciego (y gordo) del sistema educativo, nuestra inteligencia emocional,

que se convierte cada 20 o 30 años en la inteligencia emocional de la siguiente generación.

Teoría U en el País Semanal

un breve artículo de la teoría U entra en la edición de El País Semanal, titulado “Antes de entrar dejen salir”, “Cómo salir del pasado para mirar al futuro” en la edición digital de este artículo de Francesc Miralles, con ilustración de Gorka Olmo,

muchas gracias por facilitarme el enlace, Pablo,

un artículo que habla de la energía de lo viejo, let it go, dejar ir, déjalo ir, una energía que nos atrapa muchas veces, más de lo que creemos, en palabras textuales del artículo,

“una persona que está resentida por las decepciones del pasado buscará sin darse cuenta esos mismos resultados en todas sus acciones y relaciones, porque está anclada en el bucle de lo que ocurrió, no en lo que puede ocurrir”,

y observo cómo me está ocurriendo exactamente eso, y observo ese consejo de Otto Scharmer, autor de la teoría U, y contacto con ese mensaje desde la distancia, desde el M.I.T.  y el instituto presencing, más allá del charco,

“La energía sigue a la atención. Por eso no debemos centrar nuestra atención en aquello que tratamos de evitar, sino en aquello que pretendemos que suceda”, parece fácil al escucharlo, pero tal vez es más complejo de lo que parece,

porque demasiadas veces estamos en la energía de lo que es, de lo que está siendo, porque muchas veces esa energía es mucho más densa de lo que pensamos, es puro presente que proyectamos a un futuro que está por hacer,

un futuro que hacemos entre todas,

pero antes es necesario ser conscientes de las creencias que nos tienen atadas a nuestra situación actual, despidiéndonos amistosamente de nuestro pasado, y perdonando a las personas que nos han hecho daño,

perdonándonos a nosotras mismas en primera instancia, un perdón totalmente necesario, y fundamental, para ponernos en ruta, una ruta por otra parte incierta, en la que aceptamos a nuestra amiga la incertidumbre, puede ser o puede no ser.

“Si queremos ser realmente libres, hay que renunciar a hacer pronósticos, aceptar que la vida es una ­aventura en la que cualquier cosa puede suceder. Pensar y actuar libres del pasado implica permitir que las cosas sucedan, dejar que la existencia nos sorprenda.”

Al final, sólo se trata de eso, así de sencillo, cambiar la atención, de lo que no a lo que sí, aceptar la aventura de la vida, y sorprendernos con la magia que nos espera, en algún sitio, ahí adelante.

   así lo vimos…

y me quedo soportando la imagen, el hombre dormido en el sueño, rayado, sobre una cama de espirales, pasado enroscado en el pasado, energía vieja, ya sabes, let it go, para que lo nuevo ocupe su lugar en nuestra vida.

y me acuerdo de ese día en el que 7 emociones aparece como un regalo inesperado, una inspiración que conjuga lo viejo y lo nuevo, dejar ir y dejar venir, teoría U para las nuevas generaciones por medio de un modelo innovador de inteligencia emocional,

emociones facilitadas con el arco iris, 7 colores que representan todos los colores que podemos ver, y la teoría del color de Goethe, con el amor en el centro, porque poca cosa vamos a ser capaces de hacer en este mundo sin nuestra mejor intención.

si quieres, puedes descargar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, gratis total.