un proyecto enraizado desde el corazón

ninoenraizado

estoy de charla en esta mañana lluviosa con Silvia, mi terapeuta personal, esa chica preciosa que me acompaña y alegra los días desde hace casi 4 años, en un proceso de compartir que se hace vida cada día,

y charlando charlando, me hago consciente de mi actuar in-consciente a lo largo de los 4 años de existencia de oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, una sociedad limitada cuyo acrónimo no esconce lo que no ha que esconder,

oé corazón,

porque el acento, no sé si lo percibes, pero está claro, está en la o de corazón, o lo que es lo mismo, en la inteligencia del corazón, esa que tanta gente ha negado tanto tiempo, eliminándola de los procesos del mundo, pensar y hacer, pensar y hacer,

y hoy entiendo lo que representa este impulso de escribir un post al día desde la emoción, no sé si concuerdas que no hay nada que nos importe más que nuestra propia historia personal, historias filtradas desde la emoción,

y entiendo ese latir armónico, hoy un post, hoy un post, hoy un post, relacionado con nuestra organización, en un ejercicio de sano latir desde lo emocional, hoy vuelvo a impulsar un poco de savia, hoy vuelvo a poner un poco de savia en circulación.

ninoenraizadomon   así lo vimos…

en estos 4 años de vida el blog ha alimentado nuestro primer programa, “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, no podía de ser otra forma, en una propuesta de comunicación interna colaborativa,

y ha dado paso a “historias que TRANSforman”, el desarrollo colaborativo de lo nuevo, le puedes llamar cambio, le puedes llamar innovación, nosotras lo entendemos como TRANSformación,

hasta posarse en el núcleo de la emoción, con 7 emociones, un programa con 2 empaquetados tan buenos, bonitos y necesarios que cualquier corporativo lo puede acercar a su casa, para integrar, también en los negocios, la emoción de vivir.

liderazgo colaborativo,

7 emociones,

2 programas que nacen desde el corazón.


si quieres, puedes descargar el libro 7 emociones, bajo licencia creative commons

adivina, adivinanza, quién les va a traer los regalos de Navidad a los 3 cerditos, ¿papá noel o los 3 reyes magos de oriente?

feliz15antes de ver este video en el que encontrarás con facilidad la respuesta, posiciónate respecto la adivinanza. Si quieres jugar fuerte, puede indicar por qué, toma ya!!!

Si has fallado, no hace falta que te pongas así, ni que se lo cuentes a todo el mundo, que errar es humano, desde bien pequeñitos fallamos de vez en cuando.

Ahora que el público escucha, me voy para la ducha.

El invierno se avecina, se asoma a la ventana la vecina, “los chicos del teatro están montando una que no te cuento, Paco”, mientras el bebé llora que te llora, la joven canta que te canta, el niño su mal espanta.

Te dejo con “el sueño de una noche de verano” del 2014, una noche que no fue una sino 5. Gracias a ellas podemos imaginar las 365 del nuevo año. Porque, ¿qué es la vida + que un sueño dentro de un sueño?

Todo eso es ya parte de nuestra vida, y del 14

estrella888mon

así lo vimos…

el 15 se acerca +, y con él nuestra capacidad de imaginar un mundo mejor.

irremisiblemente, tic, tac, tic tac,

pom, pom, pom, latidos de corazón.

 

4 cualidades en los grupos de alto rendimiento

muppets2tekeHay 4 capacidades que tienen los grupos de trabajo que permiten que se desarrolle la creatividad, en un clima de co-creación (creación en la que todos los miembros son partícipes). Estas son: La confianza y la comunicación, la resolución de conflictos y la toma de decisiones.
  Sigue leyendo

Pasando por aquí: la ayuda mutua

Érase un vez un ser humano que, al consultar en ella cómo solucionar un problema personal, descubrió con horror que su biblioteca era la de otro: nada encontraba de lo que antes creía poderle ser útil. Muy asustado, salió a la calle a pedir ayuda. Sin embargo, los tiempos estaban muy cambiados desde la última vez en que se había decidido a pedir tal cosa. Por todas partes, en los escaparates, en los postes callejeros de navegación web, en los quioscos analógicos de prensa y hasta en las manos y en los corazones de la personas había otra cosa: la llamaban “autoayuda”. Cuando no se la regalaban, se la vendían a alto precio. Pero no era eso lo que necesitaba, no era eso, no era eso…

De pronto despertó y supo que había tenido una pesadilla. Estaba amaneciendo. Por la ventana vio la primera luz del alba: la angustia ensoñada de su alma se desvanecía mientras las lágrimas no llegaban a rebosar de sus ojos.

Un ángel muy severo que pasaba por allí se paró un rato junto al ángel guardián de nuestro ser humano. «Uno no puede hacerlo solo», le dijo el severo al guardián. «Ya empieza a darse cuenta. Ahora le echaré una alita». Y muy dulcemente susurró en el corazón del recién despertado: «…ooeeeé». Miraba éste la luz del nuevo día con una rara atención cuando un pensamiento de su infancia brilló fugaz en su entrecejo, como llamando: «mi ángel…». Luego, el bienguardado se volvió a dormir. A pesar de una innegable, objetiva y adultísima soledad, el sueño de nuestro ser humano fue dulce esa mañana. Y el ángel guardó como un tesoro peremne aquella luz tan bienmirada, porque los ángeles ¡necesitan tanto la luz de nuestra atención!¡Oé corazón!