el viaje del ave Fénix

recibo una invitación poziktiba de Pablo Cueva para asistir a un evento en Bilbao, el viaje del ave Fénix,

este chico tan majo que conozco hace apenas 3 años, esa sonrisa franca, rica, abierta que me anima de vez en cuando en una conversación presencial o por teléfono,

ese cariño relativamente reciente que crece en el tiempo, en la cercanía y en la distancia,

que me remite esta invitación poziktiba, mezcla de pozik (contento, en euskera), y positiva, una invitación a una taller que se celebra el fin de semana que entra, y a la que no voy a poder asistir, a no ser que el avión de papel se convierta en avión real,

si te parece te dejo con el vuelo del Ave Fénix…

En el fondo de lo que hablamos es de reconstruirse, de reinventarse, de rehacerse, de recuperarse. Pero tal vez este viaje no solo pueda describirse con esos verbos. Tal vez haya que hablar también de la posibilidad de crecer, de mejorar, tal y como nos muestra la evidencia científica, sobre resiliencia. ¿Cual es el mapa que usar? Y dentro de éste, ¿cuál es el trayecto a elegir?

Mapa. No hay otro que el de la realidad. Pero, cuidado… La realidad vista desde el punto de vista más objetivo, más amplio. Un mapa en el que quede impreso tanto la adversidad a la que nos enfrentamos como nuestros apoyos para hacerlo. Una realidad que exprese el camino hecho, sin censura, que incluya las autopistas de la satisfacción y el orgullo y las zonas en las que hubo que hacer camino. La intensidad emocional tiende a alejarnos de una parte de nuestra realidad puesto que amplifica parte de lo que nos rodea. No hay mejor herramienta que un mapa detallado y una brújula que nos oriente dentro de su inmensidad.

Brújula. La dirección que seguir es la de mejorar, la de recuperarse. La inteligencia, para mí, implica necesariamente la positividad. Esto implica que, por muchas razones que se pueda tener para quedarse en el terrero de la pérdida y/o del dolor, lo sano supone seguir con la vida, no pararse, no estancarse. Por ello nuestra brújula debe indicar el bienestar. Y la demostración de que avanzamos es estar más cerca de la meta.

Itinerario. ¿Cómo se llega? Es evidente que cada uno debe descubrir su propio camino, pero sí es verdad que podemos aportar algunas recomendaciones:

  •  Ponerse en marcha. Difícilmente se llega a ningún lado sentado.
  • Dibujar una meta en el horizonte y encaminarse hacia ella. Si no tenemos metas tan voluminosas nos valdrán los objetivos diarios, los pasos en los que me voy a centrar hoy.
  • Ir acompañado. La mayoría de los viajes son más entretenidos y seguros cuando se comparten con otros.
  • Aceptar e integrar lo negativo como propio de nuestro camino y, en paralelo, desear llegar a nuevos lugares en los que puede que nos encontremos mejor.

Coraje y paciencia. No hay cambio sin esfuerzo, sin insistencia, sin lucha. Muchas veces el camino no es claro pero se trata de seguir avanzando. Teniendo mapa, brújula y ruta solo resta la determinación confiada combinada, a veces, con la espera a que el camino se despeje o la espesura se abra. Pasamos la vida haciendo trayectos más o menos cortos que nos llevan de lo negativo a lo positivo y viceversa, básicamente porque la vida es diversa y con ella nuestra forma de posicionarnos ante ella. Interpretamos la realidad como favorable y/o desfavorable cuando, a veces, solo es facilitadora o obstaculizadora de nuestros deseos. Es decir, interpretamos la vida y le asignamos una polaridad cuando muchas veces ésta no es más que una proyección de nuestra voluntad. La verdadera positividad o negatividad de la vida requiere de perspectiva para ser descubierta porque de lo contrario equivocarse es lo más fácil.

Comparte este evento en Facebook y Twitter Esperamos que puedas venir.Un saludo, Pablo Cueva López.

y me observo publicando estas líneas en wordpress, des-obedeciendo a Pablo, vestido con una camiseta de NAVEGA, un barquito de papel, qué curioso, hecho con el mismo material con el que Pablo construye su avión poziktibo,

y pienso que tal vez los mismos principios que rigen el vuelo del ave fénix son aplicables a la navegación espacial y a la navegación marítima, a saber, mapa, brújula e itinerario, coraje y paciencia, para empezar.

   así lo vimos…

y soy consciente de esta “causualidad” que conecta hoy el avión de papel con el barco del mismo material, y con la conversación que mantengo justo ayer con Julio Borrell, para utilizar NAVEGA en el sistema de gestión de calidad de su organización,

quién sabe si este barco de papel, cual ave fénix, también puede resurgir de sus cenizas, esparcidas en cualquier espacio de este amplio aire y mar azul, no podía ser otro el color.

y no sé por qué conecto el vuelo del Ave Fénix con la pérdida, y con la emoción de la tristeza, esa emoción que nos ayuda a trazar un plan, que se va a desarrollar con coraje y paciencia, déjame que incluya la palabra perseverancia,

que nos ayuda a desarrollar el plan, dale que te pego, hasta llegar al azul clarito del orgullo humilde, orgullo sano, azul clarito, ese color que me gusta más y más, cada día un poco más.

desde organizaciones con espíritu y corazón promovemos el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, mediante el desarrollo del campo de la atención y nuestra mejor intención.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que nos acompaña en nuestra navegación, un modelo que tú también puedes utilizar.

 

felicidades, ¿de qué?

recibo unas cuántas felicidades de contactos y amigos en linkedin, ante mi extrañeza, no tengo ni idea qué cumpleaños se celebra hoy, por lo que reviso mi perfil, hace 14 años que constituyo ideas Mekit,

en ese proceso en el que una persona deja la organización para la que trabaja, a la que preavisa con dos meses de antelación, empieza su desarrollo como profesional independiente, en el régimen de autónomos,

constituye una sociedad limitada para desarrollar un proyecto empresarial,

y van pasando los años, los proyectos, los clientes, los éxitos y los fracasos, y a los 7 años el bebé se transforma en niña, pasamos a los 14, la niña se transforma en adolescente, 7 añitos más para ver el proyecto empresarial como ser adulto,

no está mal, 14 años desde la constitución de ideas Mekit, una propuesta mucho más ingenieril que oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, un desarrollo relacionado con el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones,

con un mismo enfoque de fondo, pero tan distinto,

conciencia y valores, y nuestro maravilloso mundo emocional y relacional como telón de fondo para todo lo que proponemos, 7 años para empezar, que se convierten en 14 años de camino, … vamos a ver qué tal son los años por venir, 1 a 1,

a ver si llegamos a los 21.

   así lo vimos…

en la recapitulación observo cómo ideas Mekti y 2+2=5 dan paso a MEKae y Navega, y Navega a responsIX, y a la ventanilla única, y éstas al desierto, ya metidos en la crisis y el divorcio, un desierto del que surge un cambio de rumbo, tras esa pregunta tonta,

¿qué quieres hacer de mayor, Mikel?

de la mano de la triformación social, la indagación apreciativa, organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, la teoría U, historias que TRANSforman, 7 emociones, y en eso estamos, en los primeros pasos del liderazgo colaborativo,

lo viejo va dando paso progresivamente a lo nuevo,

el futuro emerge,

 y el buey solo se va transformando…

7 emociones, creative commons, es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe

el puente más largo del mundo

puentespeqMe acuerdo de una fábula, un cuento, el puente, que incluimos hace unas fechas en este blog, que habla de la relación rota entre dos hermanos por culpa de una disputa familiar y un proceso de comunicación “mejorable” a todas luces, y de cómo se encuentran de nuevo en el camino con la ayuda de un artesano (arte – sano), un espíritu independiente especializado en “inventar” y mejorar especificaciones de producto / servicio.

Me acuerdo de esta fábula porque en el fondo de RS PYMES se encuentra el espíritu del puente.

La historia de RS PYMES es muy sencilla. Hace ya casi tres años, cómo pasa el tiempo, un chaval pensó en una posibilidad; la de crear un puente en materia de responsabilidad social entre España y América Latina, por medio de una aplicación web. Sigue leyendo

la organización que aprende (con hache)

anacSubtítulo: aprender pasados los 21 se escribe con HACHE (Mikel, estás errado, con HACHE)

En mi primer trabajo hace cosa de 20 añitos tuve la suerte de compartir mis primeros pasos con Bernardo, un maravilloso profesional que actualmente trabaja en límite 0 al servicio de organizaciones (nunca ha sido más literal este comentario) que quieren mejorar su competitividad industrial (principalmente). Bernardo fue mi mentor. Fue mi ejemplo y guía. Y a su lado coincidí con varios responsables de líneas de fabricación de Nissan Motor Ibérica, en las instalaciones de Barcelona. Uno de ellos, de cuyo nombre no me acordaré hasta preguntarle a Bernardo, era un tío muuuuuuuy listo. Buen profesional. Simpático. Con un toque especial. De él me acuerdo una frase que hoy cobra un sentido adicional. Me decía de vez en cuando: “Mikel, estás errado, pero con HACHE”. Sigue leyendo

La Responsabilidad Social y los 3 ejércitos de tu organización: TIERRA, MAR y AIRE

Respeto
DOMINGO 11 DE SEPTIEMBRE DE 2011 19:02, DIARIO RESPONSABLE, MIKEL BILBAO GARAY

ReSpeto, también conocido como Responsabilidad social, por TIERRA, MAR y AIRE (despertando del verano)

Como todos los años, llega el verano y paramos los relojes, los celulares, el portátil, los periódicos y la televisión. Nos dedicamos, casi por completo, a disfrutar del mundo que nos rodea, que muchas veces toma la forma de sol y baños de mar en la playa. Los que disfrutan del interior (no lo sé a ciencia cierta, pero me lo imagino) a buen seguro buscan equivalentes praderas, montes y ríos para descansar.
Cuando ya apenas falta una semana para retomar la actividad laboral la cabeza empieza a pensar en carpetas y proyectos que se abren de nuevo. Al menos así me está ocurriendo estas vacaciones de Agosto, en la que las paredes del circo de la playa me regalan el eco de la palabra ReSpeto (también conocida como Responsabilidad Social) y me hace pensar en la importancia que tiene para una PYME el comprenderla, como primer paso para aplicarla y vivirla con naturalidad. Sigue leyendo