mirar hacia arriba, para recibir la luz y la fuerza

Minientrada

«¿Porqué os sentís tan a menudo pobres y desprovistos? Porque os habéis habituado a mirar hacia abajo, es decir a ver todo lo que es motivo de preocupaciones, de inquietudes, de penas. Os olvidáis de mirar hacia arriba, allí donde se encuentran la luz, la belleza, todo lo que puede dar un impulso a vuestra alma y hacerle descubrir los medios de superar las dificultades. Las preocupaciones, las dificultades existirán siempre, hagáis lo que hagáis; es inútil luchar contra ellas porque os aplastarían. ¿Qué hacer entonces? Exactamente lo mismo que hacemos contra las intemperies o contra los insectos: equiparnos. Para protegernos de la lluvia cogemos un paraguas; para protegernos del frío nos ponemos un abrigo; para protegernos de los mosquitos ponemos una mosquitera o utilizamos algún producto para alejarlos. Pues bien, contra las dificultades no hay otra solución que mirar hacia arriba para recibir la luz y la fuerza.

Y mirar hacia arriba, es también aprender a alegrarnos de todo lo que hasta ahora habíamos descuidado. Cada día procurad descubrir alguna cosa que os beneficie o maraville – puede ser un encuentro, un acontecimiento, un objeto, un pensamiento – y ponedlo en vuestro corazón, en vuestra inteligencia, en vuestra memoria, y dad gracias por haberlo encontrado en vuestro camino.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86).

Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta

anantazen

Con un puntito de agradecimiento a las news que nos llegan de fundación Ananta, muchas gracias Joaquín, por tu acompañamiento en el caminar, y con un puntito de asombro en el cotidiano vivir.

anantamon   Así lo vimos…

¿quién soy yo? yo soy armonía en los planos físicos, emocional, y mental

tichnhathahnTraemos hoy esta bella imagen de Thich Nhat Hahn para hablar de la meditación.

La meditación como camino para la unión de la que tanto hablamos aquí.

Son dos uniones: la primera, con el alma. Responde a la pregunta “quién soy yo”.

La segunda, con el alma suprema. Responde a la pregunta “a quién pertenezco, de qué soy parte”.

Cuando se vive en la consciencia del alma, ya no hay muerte ni decadencia. Solo hay etapas de reconquista en el largo camino de regreso a casa.

«Armonía»… Impregnaos de esta palabra, hoy nos dice Aïvanhov.


«A aquél que desea practicar la meditación se le explica que primero debe hacer el silencio en sí mismo. Cierra pues los ojos para concentrarse… Pero, ¿qué es lo que sucede a menudo? Todas sus preocupaciones, sus inquietudes, sus animosidades, remontan inmediatamente a la superficie, y pronto le resulta imposible permanecer inmóvil y conservar la postura correcta. Así pues, aquél que empieza a practicar la meditación debe saber de antemano que se trata de un ejercicio difícil que exige una gran disciplina. En efecto, este silencio interior que trata de obtener, es el resultado de una concordancia entre los tres planos físico, astral y mental; y esta concordancia, sólo puede realizarla empezando por disciplinar su cuerpo físico, su corazón y su intelecto a fin de introducir en ellos la armonía.

«Armonía»… Impregnaos de esta palabra, porque es la llave que abre las puertas de la región del silencio: armonía en el plano físico, armonía en el plano astral (los sentimientos), armonía en el plano mental (los pensamientos), y también armonía entre estos tres planos. El silencio que entonces consigáis crear dentro de vosotros, irá acompañado de una sensación de alivio, de liberación: se os quitará un peso de encima, se disiparán los obstáculos y vuestra alma, escapándose de su prisión, se desplegará libremente en el espacio.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta

anantazen                      

Gracias, Joaquín, por acompañarnos en el camino, día a día, en este ejercicio que es vivir.

anantamon   Así lo vimos…

Y gracias a ese grupo precioso de amigos que me regaló una cena, de miércoles, para partir esa semana de trabajo que a veces se hace muy larga, de la misma forma que otras pasa como el viento, y gracias por la oportunidad maravillosa de reír como un niño. Porque reír es otra forma de conectar con el universo, con nuestro yo, con nuestro lugar de pertenencia, con el amor. Gracias, Pedro, Natalia, Carmen, Jose, Cristina, Helena, Maripaz, por crear ese espacio en el que es tan fácil ser uno mismo, hacer el tonto, reír, … gracias por compartir. 

beber agua pura

hendayaEl pensamiento de hoy es un precioso símil.
En nuestro interior hay una fuente pura de la que emanan la sabiduría, el amor y la luz.
Pero la ignorancia y la identificación con el ego nos impiden encontrar esa fuente.
La fuente espera nuestra visita.
Es un refugio al que podemos acudir para reconstituirnos y renovarnos.
El mundo exterior llama a nuestro ego y nosotros seguimos esa llamada,
alejándonos de la fuente.
Pero hay un camino de regreso.
El alma nos llama.

Joaquín Tamames. Sigue leyendo