7 consejos para ser feliz (reconocer lo que sí hay)

las7ventanastekeDespués de copiar una meditación de “el lenguaje del adiós”, que trata sobre el estrés externo y el interno, miro el espejo de mi vida y veo estar exactamente ahí, en ese sitio incómodo en el que el exterior como el interior te dice “Mikel, lo estás haciendo mal”, o, si somos positivos, “algo tienes que cambiar”. Porque hay días en los que se juntan 2 avisos internos y 2 llamadas externas, que evitan que mires hacia otro lado y sigas pensando que nada pasa.

Hoy estoy ahí. Echo la vista atrás y reviso mentalmente mis notas, pensando qué puedo compartir hoy en el blog (la reunión con Eugenio Moliní sobre la participación genuina, el taller de la TURMALINA, el curso RAS de la fundación El Arte Vivir de este fin de semana y mi charla posterior con Ana, un recuerdo fugaz relacionado con un libro que me encantó, Las Siete ventanas del Chamanismo), y, quién sabe por qué extraño mecanismo me veo escribiendo “recetas para ser feliz”. Definitivamente, enseñamos lo que tenemos que aprender y compartimos lo que nos preocupa y ocupa.

Sigue leyendo

gracias a la vida, que me ha dado tanto, …

gracias a la vida teke Gracias a la vida, que me ha dado tanto, …
Hoy estaba paseando (realmente en tránsito) de vuelta a casa cerca de plaza de Castilla, después de una jornada de acompañamiento a dos colegas, en una modalidad que podríamos denominar coaching trans, cuando me han hecho un regalo maravilloso. Un chico muy majo, sonriente, de tez morena, tostada por el sol, ahora que a los negros subsaharianos no les vamos a poder llamar negros por la polaitnes que nos llega del mundo anglosajón (ese grupo de gente educada que trabaja en las cuotas étnicas, de género, de pensamiento y de sentimiento, después de masacrar a los indios, verdaderos pobladores de América del norte, florecer con el tráfico de negros, que entonces sí lo eran, y de mandar chicanos, todavía lo son, a recónditos lugares donde se inventaron guerras para limpiar los arsenales y generar un nuevo estado del bienestar). Un chico, como decía, que me ha entregado un papelito que reproduzco a continuación. Sigue leyendo