the charming one (otras formas de jugar y de ganar)

pellegriniManuel Pellegrini es un técnico de perfil bajo. Tiene el perfil tan bajo que se fue del Real Madrid en una temporada en el que el Madrid sólo pudo ser segundo de la liga, haciendo frente al mejor Barcelona de la historia. Era un equipo en el que había una revolución pendiente, que ayudó a acometer, la baja de Raúl y de Guti, dos jugadores de la casa. En el año en el que fue entrenador del Real Madrid, deja unos cuantos registros históricos para el club: mayor porcentaje de puntos sobre los posibles (96 puntos de 114), mayor número de victorias en casa (18), mayor número de victorias fuera (13) y mayor número de victorias totales (31), quedando a sólo cinco goles del récord del equipo (102 goles). Por razones que sólo los interesados conocen, Pellegrini fue cesado y no hubo la posibilidad de ver qué ocurría en la segunda temporada al frente del equipo.

Le sustituyó José Mourinho, con el que tuvo algún que otro roce, tras unas declaraciones de José, the special one, referentes a que él nunca entrenaría un equipo como el Málaga, el que fue el destino del chileno, un club del montón si lo comparamos con el Real Madrid, sin mayor historia, que, montado en la billetera grande, montó un proyecto interesante. Con Pellegrini el Málaga ha cosechado los mayores éxitos de su historia como club de fútbol, incluida una participación en la Champions, al igual que ocurriera en su etapa anterior, en la que clasificó al Villareal, otro equipo sin el potencial económico para semejante aventura.

Hoy, su éxito en el Manchester City, tan cerca de la otra City inglesa, Londres, en la que tanto admiran a José, en los pagos azules del magnate Ruso Román Abramóvich, no me deja de maravillar. Frente al estilo de patada y contrataque rápido de José, Pellegrini ha plagado su equipo de gusto por la pelota, frente al exabrupto la prudencia, frente al special, el charming.

Veo de rondón una imagen en la celebración de la liga Inglesa, that charming man, ese hombre amable, y pienso que también se trata de eso, de ganar tratando bien a la gente, de jugar bonito, de sacar las fortalezas de la gente, empezando por uno mismo.

Me reconozco, me respeto, te reconozco y te respeto, reconozco el entorno en el que me muevo, y sí se puede.

pellegrinimon    Así lo vimos…

Mi primer jefe, hace unos años comentaba que “si mi abuela tuviera trole, no sería su abuela”, en referencia a la idea de que las cosas son como son, y no como queremos que sean. Los jóvenes no conocen el significado de la palabra trole, que es ese palito que convertía un bus en trole-bus, una autobús alimentado por energía eléctrica, un precursor de los trenes ligeros y tranvías.

Hoy me apetece hacer el ejercicio del trole. ¿Qué habría sido del Real Madrid si Manuel Pellegrini hubiese contado con 3 ejercicios, como contaron otros compañeros de oficio?  ¿Qué resultados de negocio, cuántas champions, ligas, copas, supercopas, habría cosechado?

Entretenido ayer a la noche en una página de Marca o de As, qué le voy a hacer pero soy hombre y simple, me pasé un buen rato viendo los comentarios del foro, relacionados con el no saludo entre Arbeloa y Casillas, cuando el míster sustituyó a Arbeloa, y el sí saludo cuando sustituyó a otro compañero. Todo parece indicar que hubo un topo debajo del césped del estadio, que a alguien le rompieron algo en la mano sin querer, o con queriendo, como decía Maitane, mi hija pequeña, y que están preocupados por el asunto, que hay varias facciones dentro de la casa blanca: los madridistas de pro, los mouriñistas de pro, que también son madridistas, según algunos comentarios, y no tanto según otros, y los Florentinistas, por no comentar los que son de Madrid y de Del Bosque. El balance social del último periodo, por ponerlo en palabras que podamos mantener, digamos que es tenso.

¿Qué resultados de cohesión social habría tenido el Real Madrid si hubiese seguido Pellegrini?

Y hablando de perfiles bajos en la casa blanca, ¿qué resultados de cohesión social habría tenido el Real Madrid si hubiese seguido Del Bosque?

Como esto se está poniendo muy trole, vamos a felicitar todos a Pellegrini por lo que sí ha conseguido. Primer entrenador no europeo que es campeón de la premier, algo sabe este joven de dirigir equipos de personas altamente cualificadas, algunas de ellas con un ego no pequeño. Pellegrini, perfil bajo, que parece haber gustado a dos aficionados ingleses, gente pacífica, que sujetan una pancarta, this charming man, que evoca las palabras serenidad, confianza, respeto.

y ya terminado el post, me llega una idea que no me aguanto. Pellegrini no pudo ser un líder blanco, pero siendo como es, eligió un color blandito, y hoy es un líder azul clarito. Si quieres ver una charla preciosa sobre liderazgo, yo te animaría a abrir la presentación adjunta, sobre el liderazgo líquido, que incluimos en un post anterior, http://wp.me/p3iA9W-Oo, de Edita Olaizola. Un regalazo.

El liderazgo inspirador y la huella líquida, Edita Olaizola.