Luis Espiga me introduce en la regla del 3 (pensar – sentir – hacer congruentes) y en la triformación social, y en 6 ejercicios de autoescucha, otra forma diferente de escuchar

Conozco a Luis de mi última etapa de Navegante, creo que es Mariano el que me invita a una presentación en la que Luis nos habla de la triformación social, la última propuesta de Rudolf Steiner, un filósofo que lanza desde Alemania, a principio del siglo XX una cosmovisión del mundo, la antroposofía, que estudia las relaciones del ser humano con los otros reinos, el reino mineral, el reino vegetal y el reino animal, con las características propias de cada cual, y la congruencia necesaria en el pensar – el sentir – el hacer, y un mundo que es perfecto cuando las 3 esferas en las que podemos conceptualizarlo trabajan y se desarrollan atendiendo a la ley que le es natural, la igualdad en la esfera jurídico / política (todas queremos ser iguales ante la ley), la libertad en la esfera social y cultural (todas queremos ser libres, independientes y únicas en nuestra actividad creativa), y la  fraternidad en la esfera económica (un principio que debería regir el bien común de la sociedad), uno para todos, todos para uno, 3 leyes que nos acercan a la fallida revolución francesa, fallida no por lo que va a suponer de renovación del orden social, sino por lo que viene después, que en buena medida se aleja de los fundamentos de la triformación, ojalá hoy viviésemos en ese estado en el que imperan estas 3 leyes,  liberté – egalité – fraternité.

Tras un lapso de dos años en los que no se forma el grupo de Madrid recontacto con Luis, en una segunda etapa en la que vamos a explorar los fundamentos de un grupo social sano, 6 ejercicios elementales para el buen vivir, que empieza con un grupo de 3 que parecen lo más sencillo del mundo, yo pienso, en vez de soy pensado, yo siento, en vez de soy sentido, yo hago, en vez de soy un robot que funciona en automático, y desarrollo una voluntad independiente, no sometida a las reacciones ni a los automatismos del día a día.

Estos 3 ejercicios, el de la ecuanimidad y el del vaso medio lleno, junto con el verso que aglutina el grupo, el verso de la ética social, van creando ese hilo en el que el grupo va a explorar, sin prisa pero sin pausa, los fundamentos de la teoría U, esa obra que actualiza y pone en el mundo, ya en el siglo XXI, buena parte de los fundamentos de la antroposofía, esa cosmovisión del mundo que está tan relacionada con la capacidad de observación, de todo lo que está siendo, alrededor nuestro y en nuestro interior.

Miro hacia atrás y observo la aportación que Henk Jan y Luis Espiga tienen en mi vida, desde el color, desde lo sutil,  y cómo, poco a poco, se va abriendo en mi interior el campo de la observación.

   así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 13, Luis Espiga me introduce en la regla del 3 (pensar – sentir – hacer congruentes) y en la triformación social, y en 6 ejercicios de autoescucha, para empezar

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la conversación que nunca existió da vida a un nuevo formulario de inscripción

una notas recogen en mi libreta de viaje una idea,

el futuro emerge todo el tiempo, y su forma nos sorprende,

como me sorprenden un par de regalos de Luis, que me invita a unas cervezas, después de las cuales se despide con una frase críptica, muy divertida,

esto no ha ocurrido,

él siempre lo negará, como yo puedo negar que estas palabras sean mías,

éstas son las ideas – regalos – pistas a seguir que me ofrece Luis,

patrocinios ciegos en el futuro emerge, para desarrollar un mundo cultural libre, una forma de sembrar semillas de fraternidad en el mundo €conómico,

y un proceso de re-conocimiento mutuo en la inscripción, que probablemente sea libre, 0 €uritos para las conferencias, 0 €uritos para las conversaciones, cuéntanos tu historia, por qué quieres ser parte del futuro emergente,

para que el peso del dinero no esté en el centro del acto cultural, yo tengo pasta por lo que puedo asistir a este evento, y tú no, en un proceso que cambia totalmente las reglas del juego,

tú nos re-conoces, nosotras te re-conocemos a ti,

ya sólo nos falta desarrollar la aplicación,

algún día los testimonios de las primeras personas que se inscriban en el futuro emerge serán, también, parte de esta historia compartida, gracias a un formulario que podría ser tal que así,

con un par de preguntas, un par de campos libres de comentarios, obligatorios, que nos ayuden en el proceso de re-conocernos, otra vez.

   así lo vimos…

en esa charla tras la reunión surgen un par de comentarios y una pregunta que ayudan a entender algo que no está en la reunión de cuerpo presente, pero sin embargo nos acompaña,

en cada ser hay una semilla de Luz que aspira a despertar a la verdad,

verdad que viene acompañada por esa afirmación – pregunta,

nos hacemos mayores, ¿cuál es nuestro legado?,

y tomo una cita al azar, de un libro que no encuentro la noche anterior, llegando a casa, uy, si me acabo de levantar, no es la noche anterior, es la misma noche, una noche que después de dormir trae una nueva claridad,

La muerte es el ingrediente indispensable del tener que creer. Sin la conciencia de la muerte todo es ordinario, trivial. Sólo porque la muerte lo acecha es por lo que un guerrero tiene que creer que el mundo es un misterio insondable. Tener que creer de este modo es la expresión de la más íntima predilección del guerrero.

una cita que se abre al azar en la Rueda del tiempo, un libro de Carlos Castaneda,

y siento cómo resuena en mí esa pregunta – afirmación,

nos hacemos mayores, ¿cuál es nuestro legado?,

que entronca con dos de Otto Scharmer, en la base de la teoría U,

¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?,

preguntas poderosas que nos animan a dar un paso adelante, sí o sí.

gracias, Luis, por estas cañas que no existieron, en esta conversación que nunca se dio, tras esta reunión que otro día viviría como un retroceso, qué bueno estar hoy en la sintonía de que todo lo que pasa es perfecto,

además de que no puede pasar otra cosa, ni de otra forma, y es necesario, bien necesario, que pase ahora que el futuro emerge con nuestra colaboración, desde nuestra mejor intención.

Si quieres leer más de “el fuuro emerge”, dejamos un rastro de miguitas de pan que puedes leer aquí.

el liderazgo colaborativo precisa la alquimia del corazón

en este ejercicio de explicar qué es “el futuro emerge” en pocas palabras, en realizar un resumen ejecutivo, entendemos inicialmente el futuro emerge como una mirada nueva al mundo, nuevas formas de pensar que se juntan,

en torno a qué, a la inteligencia del corazón, que reconoce la importancia de nuestras emociones y nuestro sentir en nuestras vidas,

en un ejercicio de re-conquista del centro del ser humano, un centro que tanto pensar – hacer, pensar – hacer, ha barrido de la escena, relegándolo a un plano secundario, por no decir infame,

parece como si siguiésemos gritando al mundo, y además con orgullo, ¡las emociones son para las mujeres y los mariquitas!,  ¡los hombres no lloran!, ¡los hombres no sienten!,

qué aberración, un auténtica aberración, una pena que parte del mundo esté ahí, encarnando esa idea y esos mensajes,

y una vez recuperado nuestro centro, la inteligencia del corazón, podemos entender la congruencia del Ser humano, pensar – sentir – hacer de forma congruente, integrada,

y la congruencia de los sistemas sociales que creamos y en base a los cuales inter-actuamos, en 3 ámbitos o esferas, 1 política / judicial, 2 social / espiritual, 3 económica,

3 esferas que operan en un mundo ideal, cada una con la ley que le es propia, y ya hemos llegado a la triformación social, ¿la tri – lo – qué?, mejor te dejo con un video de Luis Espiga en el que explica muy bien el tri – lo – qué,

cómo se forma la sociedad desde la ley del 3,

,

por cierto, y ahí llegamos al subtítulo de “el futuro emerge”, que es “liderazgo colaborativo en el siglo xxi”, ya que es imposible llegar a un liderazgo que comparte y entiende a las otras personas, las tiene en cuenta y las incorpora, sin la alquimia del corazón,

el liderazgo colaborativo nace en y para las personas, nace con las personas, nace desde el ser humano en desarrollo, desde nuestra mejor intención al servicio de la comunidad, el liderazgo colaborativo precisa la alquimia del corazón,

por eso está en el centro de nuestro movimiento, un movimiento con corazón.

   así lo vimos…

y miramos dónde re-conocemos esa forma de ver el mundo, en la educación, en la salud, en la economía, en el desarrollo de los movimientos sociales, por eso nos gusta tanto la teoría U de Otto Scharmer,

en ese ejercicio en el que pensar (Open Mind), sentir (Open Heart) y hacer (Open Will) tienen el mismo peso, 3 fuerzas necesarias para el desarrollo de las personas y de una nueva sociedad,

una mirada nueva y un marco conceptual moderno para construir juntas lo que está llamado a ser, con la fuerza del 3.

 

lo abundante y lo escaso

chirlas

en el ejercicio de diseñar el futuro, a veces somos tan brutos que pensamos que el mundo se va a plegar a nuestra voluntad pequeña, a veces, tenemos errores de cálculo gruesos,

y ahí me estoy acordando de nuestro cuentacuentos, un programa muy bonito pero que tiene muy poco de diseño para el gran público, seguramente, es hora de reconocerlo, tiene mucho de camino de desarrollo personal para unas pocas personas,

y todo parece confirmar este pensamiento reciente, que se empieza a anidar en mi cabezota hace cosa de un año, en el que dejo de buscar presentaciones en el mundo corporativo, del que me alejo temporalmente,

para dar paso natural a un programa emergente, 7 emociones, en un ámbito que des-conozco, el mundo educativo, aunque no me es ajeno, gracias a mis hijos y a mi experiencia personal, la educación, convertida en procesos de apreHendizaje,

con Hache intercalada, porque sólo aprendemos de verdad con Hache intercalada, cuando todo nuestro cuerpo incorpora una nueva realidad,

un programa que nace con la intención primera de ser un regalo, de hecho es un MOOC gratuito para profesores y maestras que vamos a re-lanzar este año, quizás con el curso nuevo,

y como todo regalo tiene una devolución, dando nos habilitamos para recibir, dejando ir nos vaciamos y nos hacemos presentes para lo nuevo que puede irrumpir en nuestras vidas,

y pasa el primer trimestre, y pasa el segundo trimestre, y pasa el tercer trimestre del 2016, y no pasa nada en la educación, un mundo nuevo que no nos re-conoce, que no nos tiene en el rádar, y que no nos va a aceptar de buenas a primeras,

y surge una idea, ¿por qué no nos giramos, y desarrollamos el regalo, y todo lo apreHendido en el camino en el mundo corporativo?, y llega esa presentación en Correos, ya en el cuarto trimestre del 2016, que abre una puerta nueva,

por medio de una pregunta, casi todas las preguntas dibujan puertas nuevas, es curioso, “¿habéis pensado que este programa no sólo es interesante en este organización?, este programa puede ser interesante en cualquier corporativo”,

y decidimos explorar esta idea, sin prisa pero sin pausa, tal vez no es nuestra prioridad número uno hoy, y realizamos unas pocas presentaciones adicionales, en adif, en Euskaltel, en Kutxabank, en Zte, en Leroy Merlin, en Triodos Bank,

y todo parece indicar que 7 emociones se deja querer, genera curiosidad y atracción,

y en eso estamos, tras una reunión de martes en Seat, en la que pudiendo hablar de otras cosas aprovechamos para hablar de 7 emociones, en eso estoy, sentado en la playa de Sitges, es invierno pero el día huele a primavera,

y siento que hay presentaciones nuevas de este programa tan bueno, bonito y necesario, 7 emociones, en Mutualia, en la fundación Adecco, en calidad Pascual, firmas imponentes todas ellas, alguna de las cuales se va a convertir en portaestandarte de 7 emociones,

sólo necesitamos 3 clientes, porque 2 o 3 casos de éxito ponen un programa en el rádar del mundo corporativo,

y reflexiono a semana pasada, con esta sensación de la playa de Sitges, arena y chirlas por medio, sobre lo abundante y lo escaso, sobre el cuentacuentos y las 7 emociones, sobre nuestra voluntad pequeña y la voluntad grande de la que somos parte,

los dibujos que nuestra voluntad pequeña hace, y otros dibujos que no tengo ni idea quién pinta, tan bonitos,

mientras hoy, si nada lo remedia, 3 amigas nos juntamos en una reunión del cuentacuentos, mañana le toca el turno a 2 presentaciones de 7 emociones, y me pregunto qué más da si es arena o es chirla, si lo uno y lo otro nace desde el amor,

con nuestra mejor intención.

chirlasmon   así lo vimos…

círculo de regalos es un ejercicio regalo de Luis Espiga, maestro de triformación social, que integramos en los bloques de la visión nocturna y los cambios de visión de las 7 emociones, hay ejercicios que merece la pena repetir,

está relacionado con la energía de dar y la energía de recibir, una energía que ayudamos a interpretar, y que nos sirve en los ámbitos social y corporativo, es muy sencillo de desarrollar, si te parece bien te lo explico en unas pocas líneas,

creas un círculo con personas, a cada una le das un objeto similar, puede ser una piedra, una tiza, un caramelo, una chirla, el ejercicio trata de pasar los objetos en sentido contrario de las agujas del reloj,

nuestra mano derecha coge el objeto depositado en nuestra mano izquierda, y lo pasa a la mano izquierda de la persona situada a nuestra derecha, si lo haces es muy sencillo,

nuestra mano izquierda recibe de forma despreocupada, simplemente está ahí, y recibe lo que tenga que venir, y nuestra mano derecha recoge ese objeto y lo da, y los objetos se ponen en circulación,

y creamos un flujo continuo, siempre y cuando nuestra intención y nuestra atención están en la energía de dar, si quieres puedes probar también lo que pasa cuando nuestra energía, intención y atención se ponen en “modo recibir”.

chirlas

este ejercicio, extremadamente simple, ejemplifica el concepto de dejar ir y dejar venir de la teoría U de Otto Scharmer, y lo podemos poner en práctica en nuestra vida, es un ejercicio que nos pone en contacto con la fluidez,

todas podemos contactar con nuestras capacidades, la escucha, la empatía, el cariño, …, unas capacidades que crecen cuando las ejercitamos, con la energía de nuestro amor, el amor es inagotable, cuanto más lo usamos más tenemos,

¿has pensado que en el mundo material cuando más damos menos tenemos, y que en el mundo espiritual la ley funciona de forma exactamente al revés, más tengo cuanto más doy, y más tenemos cuanto más damos?

tal vez por eso 7 emociones tiene esa energía que le falta a nuestro cuentacuentos, 7 emociones nace con la energía, intención y atención puestas en el proceso de dar, tal vez ésa sea la clave última de la abundancia y la escasez.

chirlas

puedes descargar 7 emociones desde esta página, creative commons, gratis, como los granitos de arena y las chirlas, sin publicidad.

ladrilleando me ando (por BCN y BILbao)

estoy en una semana ladrillera, ataviado con mi mochila de trekking y mi bandolera roja, en un paseo que me acerca desde MAD a BCN, en vueling, donde me encuentro con una revista que tiene un artículo relacionado con el suelo de Bilbao,

ladrilleando

y con esos curiosos azulejos de otra época, tan parecidos a la baldosas que pueblan en su día las calles de BCN, baldosas que reciben adosadas al frigorífico de Patricia, nada más aterrizar, baldosines magnéticos,

ladrillobcn

recuerdos de nuestros viajes, paseos por aquí y allá, en una ruta que tiene de todo menos de aburrida, en la que el martes inicio un proyecto nuevo de la mano de Patricia y Victor, hay pocas cosas más divertidas que empezar,

y el miércoles me reúno con Cris Bolívar y Luis Espiga, para completar de conocer el grupo de iniciativa de el futuro emerge de Barcelona, en esto estoy ladrilleando, mochila en ristre, subiendo una de las calles más empinadas de Barcelona,

la vista del instituto de Essential Coaching es espectacular, no lo puedo negar, Cris, el resuello ya perdido hace rato, y se me ocurre llamarle a Idoia Fernández, vicerrectora de Innovación, Compromiso social y Acción cultural de la UPV / EHU,

ehu

la universidad pública del País Vasco, para participarle de un dibujo en el que la universidad tiene cabida, al fin y al cabo queremos compartir una nueva mirada a un colectivo de futuro lo más amplio posible,

y el futuro, si se encuentra en algún sitio, no debe andar lejos de la universidad, y realizo un dibujo mental, A ponencias marco en un auditorio, B conversaciones generativas en un centro de innovación,

A + B que se retransmiten en streaming a la universidad, en una forma de distribuir el foco central a la periferia, donde hay un C, conversaciones generativas que se desarrollan con el impulso de las personas que dan vida a la vida universitaria,

gruponeren un dibujo mental que pasa al papel el día siguiente, en una entrevista con Jabi Salcedo, del grupo Ner, y con Leire Aragón, en la obra social de BBk, una imagen mental que va pasando poco a poco al papel,

accionsocialdelabbkqué bonito es imaginar, qué bonito es pintar, qué bonito es observar, 

en algún momento las baldosas que pueblan las calles de otro tiempo en BCN y BIL se asemejan a ese movimiento de mesas distribuidas, una aquí, otra allá, claro que sí, Luis, no es necesario que las conversaciones se concentren en una única ubicación,

lo mismo podemos abrir “el futuro emerge” allá donde haya una iniciativa para mirar este mundo de una forma diferente, transversal, con la emoción del corazón, por medio de una conversación diferente,

déjame que la llame Goetheana, que vamos poco a poco a explicar.

ladrilleandomon   así lo vimos…

y sigo observando cómo cambia la realidad de las conversaciones generativas a mi alrededor, con rayita en Bilbao, que aquí llueve más, para que el agua drene y no nos peguemos un resbalón y un golpe al pasear por la ciudad,

en un pañuelo, vestidas las conversaciones de azul Bilbao,

ladrillosazules

o ladrilleando en verde, con la energía del corazón, en esta imagen que junta ladrillos viejos, no hay más que ver qué desgastados están, con ladrillos nuevos, y verdes, ladrillos de última generación.

ladrillosverdes

 

¿que es más dinamizante que el sol? la conversación

circulos

por algún extraño motivo hemos quedado en el Círculo de Bellas Artes, en el centro de Madrid, con Amador y con Elena, para recuperar el taller del último lunes, ya es la semana pasada, al que no pueden asistir,

y vamos a repasar algunos de los elementos del último taller, con esos 4 niveles del perdón, que nos llevan más de lo que inicialmente pensamos, y con esa pregunta que nos lanza Elena, que nos va a servir para probar, desde la práctica,

la conversación Goetheana,

esa forma de conversación que puede desarrollar un naturalista que se abre a la experiencia del campo con una pregunta, y que observa sin prejuicios, no hay nada que demostrar, todo por descubrir,

con un mirar útil para aprehender la naturaleza de la cosa, que pugna por aflorar,

si lo intento explicar de alguna forma, en este tipo de conversación suspendemos nuestro conocimiento y nuestro intelecto, lo ponemos deliberadamente en “off”, no es nuestro mental el que se expresa,

no hay nada de lo que convencer a nadie, porque no conozco la verdad,

y se entabla una comunicación que tiene un inicio emocional, recogemos la emoción de la persona que comienza o propone la conversación, y como diría Buzz Light Year, y más allá, cuál es el profundo “desde dónde” que la genera,

en un proceso en el que cualquiera de las personas puede incorporarse, en el que es más interesante el silencio que saturar el espacio con palabras de más, en el que compongo a partir de lo que la última persona ha elaborado,

recojo, siento, elaboro, proceso, propongo,

si estoy devolviendo una respuesta a la persona que ha hecho un comentario hace 2 tunos o hace 3 no estoy en el proceso, si estoy proponiendo algo que tengo almacenado y que he guardado hace diez minutos no estoy en el proceso,

y si conectamos con la magia de la conversación, de los comentarios que se anidan en el flujo del silencio, nos vamos a encontrar, todas, con una nueva elaboración, que no es tuya, que nos mía, y que no estaba allí cuando comenzamos,

o mucho mejor, que siempre lo ha estado, aunque no la podíamos descubrir con nuestro tradicional mirar,

algo así nos pasa ayer, y nos encontramos los 5, nos hemos acercado Carol, Patxi y yo, en ese proceso de acompañar al que no puede asistir, hoy por ti, mañana por mí, recibiendo más de lo que damos,

¿hay algo más dinamizante que el sol?,

sí, la conversación.

circulosenlapeceramon   así lo vimos…

si tienes interés, puedes acceder a un adjunto, en formato pdf, que explica la conversacion Goetheana, en un extracto de un artículo de Marjorie Spock, traducido por Lluís Romaní, que nos facilita Luis Espiga.

y nos alejamos del Círculo tras charlar del perdón, de la conversación Goetheana, y de la teoría U, ese marco de ver la vida que pone tanto hincapié en la estructura de la atención, y en los modelos conversacionales que de ahí se derivan,

utheopeqdescarga en el nivel 1, debate en el nivel 2, conversación empática en el nivel 3, y conversación generativa (o Goetheana) en el nivel 4, ojalá, una vez descubierta, la podamos aplicar en nuestro día a día cada vez un poco más.

circulosenlapecera

la última imagen del post es un posavasos que recojo en el círculo que he estado tentado de convertir en pregunta, ¿cuántos círculos ves?,

el del posavasos, 1, y 1, 2, 3, 4, 5, … 11, 12 del fondo,

salvo que seas un buen naturalista, y te dediques a observar la naturaleza del fondo, ese fondo que aparenta ser círculos concéntricos, pero como buen artículo de cestería, se trata de un individual, un mantel de paja,

fondo

y como buena conversación Goetheana (generativa) se construye en espiral, puedes seguir el hilo de los surcos y comprobar cómo crece, cómo crece, y no para de crecer, de eso se trata, una dinámica emergente en espiral.

 

entendiendo la vibración del rojo al violeta y los cuatro pasos de la magia

1176px-Electromagnetic_spectrum-es.svg

entro en la wikipedia, y busco “rojo”, ese color que representa le energía del miedo, o temor, la nota DO, grave, profunda, la energía que nos ancla a la vida, la energía de la supervivencia,

y me encuentro con una imagen que explica un conocimiento que se está convirtiendo en certidumbre, y que hoy es muy fácil de compartir, el color tiene una vibración, las emociones son vibración,

y es im-posible pasar del rojo al violeta de forma inmediata, tenemos que transitar por el naranja, para llegar al amarillo, y de éste al verde, al azul clarito, al azul índigo, al violeta, la vida es un proceso, no es un salto en el vacío,

y de la misma forma que no saltamos de aquí a allá, mantenemos una vibración, o un nivel vibracional en nuestras relaciones, en la relación que mantenemos con todo lo que nos pasa en la vida,

y aquí estamos hablando de nuestra emoción dominante, la que define en gran medida cómo soy, dónde estoy en mi día a día,

es por eso que nuestra relación con ciertas personas es tan compleja, no compartimos el mismo nivel vibracional, no estamos en la misma longitud de onda, nos es im-posible mantener la misma nota,

tu estás en el DO, yo estoy en el RE, ella está en el LA, no nos podemos juntar con el SÍ,

fácil de entender cuando queremos, fácil de explicar cuando la COMPRENSIÓN es profunda, no es impostada, y no repetimos una receta o una fórmula que tenemos que aprender de memoria,

fácil, muy fácil, cuando es el resultado de una apreHendizaje de vida, todo mi cuerpo lo comparte, mente, emoción y voluntad unidas en un produndo “esto es así”, llámale certeza, llámale certidumbre,

ese espacio que te va a permitir obrar en congruencia.

los4pasosdelamagia   así lo vimos…

por algún extraño motivo conecto la energía del color con la energía de la emoción, y un libro que duerme en mi estantería, él en realidad me está esperando a que vuelva a tomarlo, “manifiesta tus deseos”, de Esther y Jerry Hicks,

autores de “la ley de la atracción” y de “Pide y se te dará”, un manual para identificar tu nivel vibracional, el nivel de vibración de tus emociones, para hacer ejercicio, que te lleva a “elevar” tu energía vibracional,

poco a poco,

con coraje, perseverando,

como en los pasos de la magia, gracias, Luis,

tenemos las claves, tenemos la certeza de que las claves existen y funcionan, nos aplicamos, con coraje, en nuestra vida, y las integramos, gracias, perseverancia, por volver a mí una y otra vez,

porque la magia florece desde la certeza, en el coraje y la repetición.

ich bin, yo soy, I am (cuando Luci y Ahri vienen a visitarte)

ich

una talla de madera refleja como ninguna otra figura la batalla del “yo soy” en este mundo, una imagen del equilibrio entre el cielo y el infierno, un cielo que no es necesariamente bueno, y un infierno que no es necesariamente malo.

esta talla incluye, aunque sea un poco más compleja de lo que la puedo describir, básicamente 3 elementos, una persona de pie, con un brazo en alto, en representación del Ich / I / yo, o la identidad personal, una figura que no se inmuta,

un demonio bajo él, en representación del infierno, o del inframundo, una figura retorcida, que parece estar esculpida en huesos, o en raíces, en una especie de esqueleto, tal vez se te hace cercana la figura de Gollum en el señor de los anillos,

y una especie de manifestación angelical por encima, un ente que parece estar mucho más avanzado que nuestro Ser, pero que tal vez es sólo una tentación, porque quiere estar en este mundo, pero no es de este mundo.

entre las 3 se da un curioso diálogo, el demonio de abajo le dice “no tienes la capacidad que necesitas, no tienes dinero, no puedes hacerlo sin mí”, el ángel le dice “tu obra no es lo suficientemente elevada, vaya simplicidad más simplona, qué cutre, me necesitas”,

y la fuerza del Ich bin / I am / yo soy les contiene a las dos, vade retro satanás, aléjate de mí, Lucifer, y sigue su obra, sabiendo que hay un equilibrio entre la materia y lo espiritual, y su obra es de este mundo, sí, pero está inspirada por el espíritu.

yosoymon   así lo vimos…

estas dos tendencias se acercan a muchos proyectos de emprendedores, incluyendo a emprendedores sociales, en la forma de Bussiness Angels, el nombre no puede ser más representativo de esta dualidad, bisnes, negocio, terrenal, angels, música celestial,

qué bonito,

un Bussiness que te va a tirar hacia la tierra, necesitas hacer el proyecto más grande, ganar más dinero, invertir más, más tecnología, más poder, y un ángel que te va a ayudar a soñar más elevado, imagínate que puedes salvar al mundo mundial tú solo,

en un proceso, que, si esa persona emprendedora no para, va a dejar el proyecto en manos del ángel que no lo era, porque simplemente quería quedarse con la propiedad del proyecto.

esa tendencia, de una forma más mundana, vive en todos nosotros, cada vez que nos decimos “no soy”, cuando deberíamos decir humildemente no he conseguido ganar y ahorrar suficiente dinero, o conseguir más clientes, o graduarme, o tantas cosas

o cada vez que pensamos que “yo soy el hermano mayor de Dios”, tan elevado, tan sublime, tan espectacularmente lúcido que lalí, lalá, me voy, me voy, me fui, y al final ni estoy ni se me espera,

o sea que cuidadito con tus tendencias a creerte que no eres porque no tienes (qué terrible es confundir el SER y el TENER), y de creer que eres más elevada que la madre superiora de tu congregación,

si has caído en la tentación, no te preocupes, para eso estamos en este mundo, para volvernos a centrar, para volvernos a experimentar, y para encontrar ese “yo soy”, con el dinero justo y medios necesarios y con la adecuada inspiración.

estas notas aplican tanto a nivel individual (la persona), a nivel grupal (agrupaciones voluntarias de personas con un objetivo común, ya sea de conocimiento, de relación, de acción), como para cualquier tipo de organización.

agradezco a Luis Espiga, responsable del TRIFORM INSTITUTE en España, por ayudarme con las claves.

gracias, Luis, un auténtico regalo

 

Luis, Ruth, Julio y los hermanos Grimm

losniñosylospollitosylaflorhe quedado con Luis Espiga, responsable del Triform Institute en España, 1 hora antes de la presentación o taller introductorio de ese proceos que incluye la formación de un grupo en un itinerario de 11 reuniones durante el 2015-2016 el Madrid,

3 años después de haberle conocido en una reunión similar, a la que me invita Mariano, amigo y padre del cole, en esa época en la que nuestros amigos son los padres de los amigos de nuestros hijos,

porque con los que se llevan mal va a ser que no te juntas, Manolo,

y le acompaño, tras charlar de otras cosas, en ese itinerario que enfoca la compleja realidad de este mundo, tan burdo y tan sutil, con la ayuda de tres gafas, en un recorrido que me captura hace 3 años,

y me acuerdo de esas 3 esferas que componen el mundo jurídico – político, el mundo social y el mundo económico, y las 3 leyes que les son propias, para que este mundo crezca y se desarrolle de forma sana,

porque todos aspiramos a ser iguales (de cara a una jueza), a ser libres (en cualquier proceso social, cultural, creativo), y a ser _______ en cualquier sistema económico, perdon, ¿a ser lo qué?, pues eso, a ser ________.

¿no ha quedado claro?,

no pasa nada, que ya volveremos sobre el asunto.

discurre esa presentación paralela a la primera, 3 años antes, en la que entiendo por primera vez la enfermedad del mundo económico, no entendemos la fraternidad, y me encuentro con nuevas capas de la cebolla que cocina Luis a fuego lento.

estoy contengo de haberle conocido, y de seguirle conociendo, y ya termianda la charla, en la puerta, mientras se despiden  de Luis varias personas que asisten a la presentación me quedo charlando con Ruth y Julio, qué suerte que ellos viven en Torrelodones,

tal vez me acercan a mi casa, el Pinar de las Rozas les queda de paso, y aprovechamos para charlar un rato, va a ser que sí, una charla en la que Ruth me amplía información de la “causualidad” de la puerta, ella es una de las fundadoras de la escuela Grimm,

una escuela que toma la antroposofía como base, como pasa en el colegio que crecen mis hijos, Gorka y Maitane, justo cuando estamos desarrollando un repositorio de fábulas e historias TRANSformadoras en la educacón, qué “causualidad”.

en el parking me cuentan cómo están hoy aquí, a ellos también les unen sus hijos, concretamente la hija de Luis, que fue alumna de Julio, que les traza hasta esta convocatoria del TRIform Institute.

ya en el coche, compartimos historias que evocan esos paseos con Mariano, padre de compañeros de mis hijos, amigo, y ese hacer crecer las cosas a fuego lento, al pil pil, de forma natural, de forma orgánica.

muchas gracias por el aventón, Julio y Ruth, por vuestra alegría de vivir, y esa sonrisa tan bonita que me habéis regalado, mira que siento que nos vamos a volver a ver pronto, construyendo un mundo de historias en la educación.

losniñosylospollitosylaflormon   así lo vimos…

 

laflorylospollitos

de los 0 a los 7 años un bebé necesita el calor de un mundo bueno, ya llegarán los 7 años para despertar a un mundo bello, ya llegarán los 14 para despertar a un mundo verdadero, veo las fotos de la escuela infantil Grimm y me acuerdo de otra época en mi vida,

una vida en la que a Gorka le ayudan a re-descubrir los misterios y efectos curativos del juego, y veo crecer a mis hijos contentos en el colegio, “aita, ¿nos podemos quedar un ratito más?”

abejitas

muchas gracias, Mariano, por trazarme hace un tiempo ya a esa presentación de Luis, y por el regalo de esos dos libros, “el espíritu TRANSformador”, y “las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones”, que tanto han cambiado mi caminar,

con ganas de juntarme a pasear contigo un rato.

el café sobrante (buenismo en el parking de carrefour)

elcafependienteRecibo un correo de Luis Espiga, que reza así.

“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas.:
– Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres “pendientes”.
Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto:
– ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?
Me dicen:
– Espera y verás.
Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés:
– Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”. Sigue leyendo