un proyecto enraizado desde el corazón

ninoenraizado

estoy de charla en esta mañana lluviosa con Silvia, mi terapeuta personal, esa chica preciosa que me acompaña y alegra los días desde hace casi 4 años, en un proceso de compartir que se hace vida cada día,

y charlando charlando, me hago consciente de mi actuar in-consciente a lo largo de los 4 años de existencia de oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, una sociedad limitada cuyo acrónimo no esconce lo que no ha que esconder,

oé corazón,

porque el acento, no sé si lo percibes, pero está claro, está en la o de corazón, o lo que es lo mismo, en la inteligencia del corazón, esa que tanta gente ha negado tanto tiempo, eliminándola de los procesos del mundo, pensar y hacer, pensar y hacer,

y hoy entiendo lo que representa este impulso de escribir un post al día desde la emoción, no sé si concuerdas que no hay nada que nos importe más que nuestra propia historia personal, historias filtradas desde la emoción,

y entiendo ese latir armónico, hoy un post, hoy un post, hoy un post, relacionado con nuestra organización, en un ejercicio de sano latir desde lo emocional, hoy vuelvo a impulsar un poco de savia, hoy vuelvo a poner un poco de savia en circulación.

ninoenraizadomon   así lo vimos…

en estos 4 años de vida el blog ha alimentado nuestro primer programa, “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, no podía de ser otra forma, en una propuesta de comunicación interna colaborativa,

y ha dado paso a “historias que TRANSforman”, el desarrollo colaborativo de lo nuevo, le puedes llamar cambio, le puedes llamar innovación, nosotras lo entendemos como TRANSformación,

hasta posarse en el núcleo de la emoción, con 7 emociones, un programa con 2 empaquetados tan buenos, bonitos y necesarios que cualquier corporativo lo puede acercar a su casa, para integrar, también en los negocios, la emoción de vivir.

liderazgo colaborativo,

7 emociones,

2 programas que nacen desde el corazón.


si quieres, puedes descargar el libro 7 emociones, bajo licencia creative commons

guerreros sitiados

avila Un guerrero no está nunca sitiado. Estar sitiado implica que uno tiene posesiones materiales que defender. Un guerrero no tiene nada en el mundo salvo su impecabilidad, y la impecabilidad no puede ser amenazada.

El don del Águila.

Carlos Castaneda

Leo esta cita del libro “la rueda del tiempo”, tras tomar un té con Pablo esta mañanita, ayer estuvo con 2 amigos de paseo por Segovia, sitiados por la lluvia, un sitio famoso por un edificio que lleva agua de aquí para allá,

por Toledo, ciudad conocida por tantas cosas, una judería incluida,

y por Ávila, según Pablo en Ávila sólo hay una muralla,

y me pregunto para qué construimos las murallas, ah, sí, para librarnos del miedo de que nos invadan las huestes enemigas, fortalezas para salvar nuestras pertenencias más preciadas,

empezando por la vida, con la energía del miedo, esa energía que nos acerca a la tierra, muy curioso el desayuno de hoy, ese tecito, y ese paseo por Segovia – Toledo – Ávila, sitiados por el agua,

¿sabes que el agua representa en buena medida nuestro mundo emocional?

avilamon   así lo vimos…

tienes más información sobre las 7 emociones en el siguiente enlace