¿para qué este tipo de formación?

esta pregunta de Miren Fernández, responsable de desarrollo de personas de Mutualia, una de las organizaciones punteras en el País Vasco en este área, cierra una ronda de contactos antes de semana santa,

y va a dar pie a una de las primeras entrevistas después de las primeras vacaciones de esta primavera, ¿para qué este tipo de formación?, una pregunta que me voy a permitir reformular ligeramente, ¿para qué este tipo de acompañamiento?,

porque nuestra intención no es formar personas, sino ayudarles y acompañarles en su proceso propio de formación y desarrollo personal, lo que nos conduce a otra pregunta, bien tonta,

¿nos interesa que las personas se desarrollen?,

que llevada al extremo opuesto se podría leer en clave “diferencias entre las personas y las máquinas”, en este mundo en el que la inteligencia artificial va ganando enteros día a día y en el que sustituye más y más especialistas en campos varios,

y no puedo evitar volverme a un libro, las siete fases de desarrollo en personas y organizaciones, de Margarete van den Brink, una consultora de gestión belga, un auténtico librazo,

en el que explica de la forma más sencilla posible cómo una organización modelo tiene que contar con personas radiantes, unas pocas, en un principio, que formen pequeños grupos, para pasar de la persona al grupo pequeño,

que contaminen progresivamente el medio, una contaminación positiva, con base en valores, convertidos en comportamientos observables y observados, qué bueno es cuando la teoría se filtra en el día a día por medio del ejemplo,

para llegar a conformar esa organización radiante, best in class en su sector, ejemplo en la tierra de lo que un grupo de personas pueden llegar a hacer, trayendo la mejor opción de futuro a este mundo, tan bonito, en el que hemos elegido vivir.

   así lo vimos…

y entiendo que las máquinas no van a hacer nunca este trabajo, por eso necesitamos procesos que sigan acompañando el desarrollo de habilidades blandas en las personas, entre las cuales yo incluiría 3 grupos de habilidades,

las que son propias del niño natural, empezando por la curiosidad, la sorpresa, el asombro, la entrega, base del compromiso, la celebración, hay unas cuantas más que puedes indagar aquí,

las que son propias de la madre protectora, el paradigma del amor in-condicional, entre las que incluimos el respeto, la empatía, la compasión, la atención y la escucha, el cariño en todas sus formas,

las que son propias del ser adulto, ese ser que vive y se desarrolla con base en valores, los que hoy le animan y los que guían ese futuro que ayuda a traer al mundo por medio de sus palabras, sus decisiones y sus acciones,

un ser adulto responsable, ecuánime, corajudo, porque algunas veces también hace falta coraje para tomar las decisiones que impactan de forma positiva en toda la comunidad, no sólo en el beneficio de unos pocos,

para acabar conformando el 3ple camino de desarrollo personal, porque nuestra vida es perfecta cuando desarrollamos estos 3 conjuntos de capacidades, con la buena noticia de que todas ellas pueden vivir en mí.

en el proceso de girar la vista a este librazo, re-contacto con “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, un programa que da una continuidad natural a los procesos de acompañamiento que hemos empezado con 7 emociones,

por medio de un grupo de personas en desarrollo, que crean un entorno de comunicación interna colaborativa, en la que las pequeñas historias de cada día florecen, como las chiribitas en la primavera,

esas margaritas pequeñas, silvestres, que pueblan nuestros campos de forma natural, qué te parece, Miren, ¿hacemos algo para que siga este proceso de contaminación tan bonito, tan bueno, tan necesario?

si quieres leer un poco más de “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, hemos desarrollado un blog específico, con el mismo nombre, y te recomendamos empezar por una entrada, ¿y si trabajamos en todo lo que nos une?

si quieres leer otras entradas relacionadas con esta comunicación SIN, triple cero, qué te vamos a decir, que te animamos a que sigas leyendo, 1.0, personas radiantes,  2.0, grupos radiantes, 3.0, grupos de grupos radiantes,

en este ejercicio de contaminación, positiva, por favor, dentro de nuestra organización, para dar el salto a una contaminación mayor, y ser ejemplo vivo de lo nuevo dentro de nuestra comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos mediante este enlace.

Cosa curiosa o rara, la teoría U tiene forma de U, y la misma forma se dibuja en las 7 fases de desarrollo en personas y organizaciones, y en ambos casos hay un punto de quiebre, una espiral hacia dentro y hacia fuera, algo raro, al fondo de la U,

¿tú qué crees, será una casualidad?

Anuncios

yo Soy, en tanto yo pienso, yo siento, yo hago, de forma congruente

4dones

en la preparación de “que TRANSforman”, mañana presentamos un nuevo proceso en abierto, hago un repaso de los 3 o 4 temas que me gustaría incluir, para compartir con las personas que se acerquen mañana, al olor de la lluvia en Madrid,

y no sé por qué me acuerdo de las 4 capacidades humanas, según Stephen Covey, ¿qué pinta Covey en el cuentacuentos?, sí, qué raro, ¿verdad?, es que me acuerdo de 4 capacidades que tiene el Ser humano y lo diferencia del animal, a saber,

la autoconciencia, o conciencia de nosotros mismos,

la imaginación, o capacidad para ejercer la creación en nuestras mentes, yendo más allá de la realidad presente,

la conciencia moral, o la profunda percepción interior de lo que es correcto e incorrecto, de los principios que gobiernan nuestra conducta y de la medida en que nuestros pensamientos y acciones están en armonía con estos principios,

y la voluntad independiente, o la capacidad para actuar sobre la base de nuestra autoconciencia, libre de cualquier otra influencia,

4 capacidades que relaciono con los 3 niveles del ser, que voy a leer de abajo hacia arriba, voluntad, yo hago, pero no es un hacer rutinario, es un hacer dirigido y consciente,

la conciencia moral, yo siento, pero siento más allá, la congruencia de mis pensamientos y mis acciones, aquí estamos en el plano emocional

yo imagimo, yo pienso, y soy capaz de imaginar cosas que no están aquí, en un acto puro de creación, toda creación en la tierra tiene un antes que se encuentra en nuestra imaginación, en nuestro íntimo plano racional,

y la autoconciencia, ese más allá del más acá, en el que yo soy consciente de mi Ser, de mis 3 planos, pensar – sentir – hacer, imaginación creativa – conciencia moral – voluntad independiente, racional – emocional – corporal,

ya sé que la correlación entre estas palabras no es fina al 100%, pero por algún sitio tenemos que empezar,

y me acuerdo de 2 libros tan diferentes, que hablan de lo mismo, el camino del artista, con el concepto de espejos creyentes, esas personas que nos conocen en nuestro camino de desarrollo personal,

y se convierten en nuestras mejores aliadas, nos reflejan, a través de la mirada apreciativa, te veo y me gustas, nuestra creatividad, convirtiéndose en el prototipo de la madre nutricia de nuestra actividad creativa,

y las 7 fases del desarrollo de personas y organizaciones, de Margarette van den Brink, en el que las personas radiantes, yo Soy iluminado, se juntan entre sí, formando grupos de personas radiantes, el nuevo grupo,

que pueden iluminar una nueva comunidad, común unidad, qué bonito,

2 libros que explican, a su forma, el segundo de forma más explícita que el primero, el camino de la U, un camino en el que para subir y superar el nivel en el que estamos, primero tenemos que bajar, muchas veces tenemos hasta que escarbar,

en un camino de revisión personal, 1 mis creencias, plano mental o racional, 2 mis emociones, mis pasiones, y aquí voy a incluir mi energía, sé que alguien me lo va a discutir, 3, mis valores, de bajada,

para poder, juntas, ya en grupo, el yo soy convertido en nosotras, en procesos rápidos de prototipado y corrección, volver a subir, en una tercera U que descubrimos años después, que recoge de forma explícita Otto Scharmer, en la teoría U,

y entiendo que todo lo vivido tiene un sentido, y que hace congruencia, aunque alguna palabra, tan plástica, y algún concepto, tan etéreos, no haga clic en su sitio, no embone a la primera ni al 100 por 100,

4donescuadmon  así lo vimos…

y me hace gracia pensar que la presentación que abro, 4 dones de los seres humanos, tiene la friolera de 5 años, 02/03/2012, en la génesis de “organizaciones con espíritu y corazón”, una presentación que acompaño con 7 monigotes en la franja derecha,

del rojo, abajo, al violeta, arriba, está claro que yo tenía toda la intención de hablar de energía desde el primer momento, me parece que mi inconsciente está ahí mucho antes de que mi ser consciente lo re-conozca,

muchas de nuestras grandes obras son obras de nuestro in-consciente, otra forma de denominar a nuestro Ser conectado, es algo que simplemente estamos llamadas a hacer, te pongas como te pongas,

y reviso el itinerario del cuentacuentos, creencias, emociones, voluntad, que se gesta mucho antes de conocer la teoría U, open mind, open heart, open will, lo podemos ver o no, pero hay verdades universales a las que no nos podemos resistir.

 

los 4 niveles de la conversación en la teoría U

vuelvo del indómito norte después de mantener en una organización una conversación a 3 que bien podría ser considerada como un breve ejemplo del nivel 4 de la conversación según la teoría U, es para estar contento, 2 veces en 3 días, estoy mejorando,

pero mejor te plancho un poco de la teoría, y quizás se entiende mejor la dificultad de suber del nivel 2 al nivel 3, y del nivel 3 al 4, ese nivel que hemos practicado aún menos, tanto en casa como en el trabajo.

rocaen el primer nivel de la conversación se manifiesta nuestro mundo político, o “polite”, y decimos lo que los demás quieren oír, es el modo “suegring”, decimos y hacemos lo que se espera de nosotros, “uy, mira Pepito, qué majo es”,

aunque, desafortunadamente, Pepito no está ahí, si hacemos un paralelismo con el mundo en el que vivimos Pepito está en modo “piedra”, Pepito está a nivel físico, y poco más, podríamos sustituirle por un robot que diga mecánicamente, “sí, claro”, o,

“señora Juana, tiene usted razón”, ya que en el modo piedra no confrontamos, no establecemos tiras y aflojas, ni siquiera se intuye nuestra fuerza vital, en el modo piedra, en el nivel 1, ni estamos ni se nos espera.

vegetalen el segundo nivel de la conversación aparece esa fuerza vital que caracteriza a los seres, para empezar a las plantas, pero también a los animales, expresamos nuestra forma de pensar, “yo pienso de que este guau”, “yo pienso de que lo otro”,

y ahí discutimos si pulpo es animal de compañía o no, y de qué pasa con pato, en conversaciones que tienen mucho de enroque, yo pienso así, y no me vas a mover de mi casilla, tú piensas así, y como no me escuchas, no te voy a mover de tu casilla,

en una conversación en que buscamos tener, tener razón, tener brillantez en la exposición, argumentar datos y estadísticas, ganar, estamos en la lucha de cabezas, en la berrea, cabezazo va, cabezazo viene, choque de testas,

“yo pienso” que se acaba solidificando en “yo soy así” en mi pensar, y surge una identificación entre la postura que defiendo y el ser, si atacas a mi postura me atacas a mí, y en esa identificación es difícil salir bien parado, estamos en el debate.

aunque estas conversaciones, en muchos casos, se vuelven muy emocionales, el ego responde al ego, no es eso lo que las caracteriza, sino la componente vital que las mueve, en el terreno de la evolución en la tierra estaríamos en el nivel “vegetal”, o planta,

a nuestra argumentación “yo soy pimiento” sólo recibimos una respuesta “yo soy pepino”, o “yo soy geranio”, o “yo soy cactus”.

iguanasen el tercer nivel de conversación nos encontramos con el mundo emocional de la otra parte, y ahí estamos hablando de miedo, tristeza, rabia, orgullo, alegría, todas esas emociones en las que nadie nos ha “formado”, y de las que vamos aprendiendo a trancas y barrancas, pero en las que poco a poco, con la pérdida de un amigo de corazón, con la muerte del abuelo, con un suspenso y una pelea vamos aprendiendo,

y vamos accediendo a ese nivel animal, porque todos los animales tienen emociones, es la escucha empática, en la que nos elevamos desde la piedra y el vegetal al nivel animal, ya no soy un robot o un momio, ya no soy pepino, soy algo más,

escucho mis emociones, percibo las de las otras personas, escucho, siento, y soy capaz de dejarme tocar por sus emociones, a las que no re-acciono, sino que me hacen evolucionar.

si soy capaz de devolver ese miedo, esa tristeza, ese orgullo, que no acompañado de mi rabia, o mi propia emoción emergente, la conversación fluye en un sendero nuevo, las emociones hacen evolucionar la conversación.

de la comunicación “polite” en la que sólo estamos de cuerpo presente para contestar lo que de nosotros se espera a responder desde nuestro cuerpo emocional hemos hecho un trayecto, no está mal.

personasel cuarto nivel tiene una gracia adicional, porque no nos relacionamos desde nuestro cuerpo emocional, sino desde nuestra identidad, el yo y la autoconciencia, y por lo tanto la conciencia del otro están presentes,

las voces del miedo, del cinismo y de la crítica no están presentes, la conversación no se mueve por la emoción aunque nos emocione conversar, y aunque juntas nos emocinamos por los resultados a los que llegamos, hemos entrado en la conversación generativa.

“yo soy” completo junto a “yo soy” completo, podemos construir nuevas realidades, lo acabo de escribir y pienso que en una sociedad evolucionada todas las conversaciones deberían ser del nivel 4, porque el Ser, el tuyo y el mío están presentes,

en esta conversación generativa.

yosoy   así lo vimos…

acabo estas líneas y observo lo escrito, pienso que hay un nivel degradado y una imagen que confunde en cada tipo inferior,

la conversación polite tiene una imagen de buena educación, y parece que la persona al otro lado es inteligente. Sin embargo, por un oído le entra y por el otro le sale. Estamos solos, la otra persona no está, estamos hablando con una piedra,

que desde su actitud piedra nos permite re-cargar nuestro marco de creencias y nuestra argumentación. Hablamos solos con nosotros mismos, generalmente muy contentos de escucharnos.

la conversación del segundo nivel, el debate, que podemos ejemplificar por la berrea es una lucha enfrentada entre animales, pelea en la que lo más significativo es que se desproveen de su cuerpo emocional,

la pelea dura en tanto en cuanto la energía física y vital que la sustenta dura, hasta que me rompen la columna o el brazo, o me desmayo, hasta que el instinto me lleva a quedarme quieto o huir para sobrevivir.

pues eso, terminamos con esa reflexión sobre 4 niveles de conversación, nivel piedra – nivel planta – nivel animal – nivel persona, con el gusto que da expermientar la conversación entre personas, 2 veces en 3 días, estoy de suerte,

pero sé que puedo mejorar.

4reinos

abro una carpeta de imágenes al azar, en la que busco una representación de los 4 reinos mundos, el físico (la piedra), o reino mineral, el reino vegetal, el reino animal y el mundo humano, qué casualidad, nuestras vacaciones de semana santa en Chiapas,

y me encuentro con una roca en una excursión por el cañón del Sumidero, con una naturaleza vegetal exuberante en Palenque, con un coco en la orilla que no me acaba de convencer, finalmente van a ser 2 iguanas en la excursión por las cascadas del Chiflón

y con Maitane, mi hija pequeña, que refleja en su brazo los lugares por los que pasamos, en segundo plano su pierna y mi muslo, hay por lo menos 2 personas, no está mal para una conversación, por lo menos que haya 2,

por encima su brazo, en vertical

en una representeción en la que el Ser, I en inglés, i mayúscula, palito gordo, uno para los romanos, está presente.

 

y tú, ¿sabes hacer la U con un canUto?

utheopeq hubo un tiempo en el que las personas tontas no sabían hacer la O con un canuto, hace tanto tiempo que debería haber empezado con la mítica entradilla de los cuentos, “érase una vez que se era”

y ese tiempo hace tiempo que pasó, y ahora, en el presente, es la gente inteligente, chicos y chicas, que ya han aprendido a hacer la O con el canuto, esas mismas personas, esa misma gente, la que no sabe hacer la U con el canUto.

algo ha cambiado y algo permanece.

en esta entrada de domingo, medio seria, medio broma, queremos girar el foco a un mundo cada vez más complejo, cada vez más global y diverso, en el que no podemos dejar de percibir lo que tenemos delante de la nariz.

la O se ha abierto por arriba, y para subir de nuevo tenemos que bajar, tenemos que pasar al valle para volver a las alturas.

en el proceso de viajar tenemos 3 enemigos, una mente cerrada, unas emociones cerradas, y una voluntad des-conectada de nuestro ser esencial, es por ello que tenemos que hacer 3 ejercicios,

abrir la mente, open will,

abrir la emoción del corazón, open heart,

y abrir la intuición verdadera que nos conecta con nuestro camino de desarrollo personal.

si quieres tener más información, nosotros no somos muy listos, de cómo hacer la U con el canUto, puedes contactar con el Presencing Institute, un desarrollo del MIT (el massachUsetts institUte of technology), de los eUa.

es muy curioso que en el Intituto tecnológico de massachUsetts nazca una metodología que habla de re-contactar con el Ser, o el Self (con mayúsculas), que del minúsculo self (o ego) ya tenemos bastante, para re-conectar con la organización y con la sociedad.

re-conectar o hacer un algo nUevo, difícil de explicar porque eso de “traer el fUtUro que viene” debe ser un poco diferente a lo que estamos acnstumbrados a hacer, copypaste de lo que se ha hecho antes y aparentemente funciona.

lo dicho, 3 ejercicios para sanar al individuo, a la organización, y a la sociedad, con la ayuda del MIT, si lo han dicho los americanos será verdad, es curioso que ni mamás, ni papás, ni papanatas, ni hijos e hijas se escriban con u, qué raro.

utheopeqmon   así lo vimos…

es curioso cómo la U parece dibujar una sonrisa en nuestro monigote, que también se escribe sin u, vamos tener que renombrarle como mUñecote, y reUbicar esa energía de nuestros mayores, abUelos y abUelas, que nos podrían enseñar a ver de nUevo,

para más info de pintar sonrisas en un mundo nUevo (personal, organizacional y social),

puedes consultar la web del Presencing Institute