re-leyendo la rabia (con mucha ira y enfado, claro)

7emocionesennuestrasvidas

en el proceso de lanzamiento de «7 emociones y 3 dinámicas en el cole», empezamos recogiendo las características de las 3 emociones básicas, en las que nos enseñan a todos, el miedo, la tristeza y la rabia, metidos como estamos en el mundo dle tener,

hoy re-leemos la ira, a la que también le conocemos como la rabia, o si hablamos de tequeñines, el enfado.

514503

La energía de la rabia / ira es otra de las energías que no está especialmente bien vista en esta sociedad. Porque la energía de la rabia / ira la hemos revestido con la imagen de la espada y de la destrucción. Un iracundo golpea, da patadas, muerde y escupe, la energía de la rabia tiene muy mala prensa.

Socialmente queremos construir buenas personas, buenos niños, buenas ciudadanas, que facilitan una relación social armoniosa.

La energía de la rabia tiene relación con el hacer.

El niño que golpea, la niña que monta un berrinche, la pelea en la cubierta de un barco entre piratas y soldados de su majestad son expresiones del mundo del hacer. Tienen un origen emocional, claro que sí, en el sentir, pueden tener un origen en la identidad (los valores), o en el pensamiento, pero fundamentalmente son ACCIONES, y pertenecen al mundo del HACER.

La energía de la rabia se manifiesta como el MI, después del RE, el hacer después del pensar, el mundo del hacer después del pensar, sentir – pensar – hacer.

La rabia es una manifestación del camino que ha trazado la tristeza, el hacer se convierte en una manifestación del plan.

Desde este punto de vista, la obra creativa se manifiesta porque alguien la escribe, la esculpe, la pinta. alguien trae el mundo del pensar a la tierra. Es la energía del hacer, que complementa al pensar.

Alguien trae el camino diseñado por el pensar, formas de hacer diferente para conseguir resultados nuevos, desarrollo personal que se plasma en nuevas formas.

Así aparecen las fuerzas de ASI SÍ, y ASÍ NO. Estas dos fuerzas sirven, fundamentalmente el ASÍ SÍ, para establecer nuevas formas de relación entre las personas.

Esto sí y esto no, límites del miedo, se transforman, de esta forma, en normas de conducta, que aplican a las relaciones, si te comportas así, estas consecuencias, si te comportas de esta otra, estas consecuencias distintas.

Nuestras nuevas formas de hacer en la relación, en relación con otras personas de nuestro entorno, mayores, menores, iguales, se están creando.

Y se hacen fuertes en la repetición. Y se hacen sólidas en la congruencia (pensar, sentir y hacer igual).

Si estás de acuerdo con estas líneas, ya sabes el para qué de la energía de la ira, una energía que tiene un objetivo en el mundo del hacer, de las realidades. ¿Sabes para qué sirve la ira / rabia, esa energía tan denostada en nuestra sociedad?

514503

¿qué construimos con la rabia?

El para qué de la rabia, en positivo, en el mundo del hacer, de los hechos, de las realidades, es restablecer la justicia.

Con la rabia construimos, entre todas, qué bonito, qué necesario, sociedades y relaciones justas, ni más ni menos. Nuevos marcos de actuación (en el mundo político y legislativo), nuevas formas de relación (en el mundo social), nuevos esquemas de desarrollo de territorios, de vinculación entre organizaciones productivas (en el mundo económico).

Cuando creamos una ley justa estamos actuando desde la rabia.

Cuando creamos una forma de expresión de las libertades individuales y de los grupos estamos actuando desde la rabia.

Cuando creamos un sistema de re-distribución de la riqueza, de extensión del bienestar, estamos actuando desde la rabia.

Así, son ejemplos de la rabia, en este mundo, por ejemplo, muchas revoluciones, la revolución francesa, y muchos movimientos sociales, la revolución de la mini-falda, el acceso de los negros al voto en Estados Unidos, el acceso de las mujeres al voto, el matrimonio entre hombres y mujeres del mismo sexo, todos ellos son procesos de revolución, o de innovación social, que promueven la extensión de la igualdad y la justicia entre las personas.

514503

la rabia en los procesos de duelo

Los procesos de duelo (el duelo es una no aceptación de la pérdida)  tiene mucho que ver con la correcta gestión de la emociones de la tristeza y la rabia.

En una sociedad en la que las emociones son mejor comprendidas todos nosotros distinguiríamos perfectamente entre las energías de la tristeza y la rabia, tan diferentes.

Sería difícil sentir las dos al mismo tiempo.

Y en los procesos de duelo aplicaríamos las emociones en su orden.

Así, el proceso de duelo típico,

  • negación (no me puede pasar esto, ¿cómo es posible que me haya dejado por otro? ¿cómo es posible que tenga que repetir curso?,
  • regateo (bueno, voy a dormir 3 meses en el colchón del salón, a ver si se te pasa, vamos a hablar con el profesor y le vamos a explicar que las matemáticas no son tan importantes, al fin y al cabo tú vas a hacer biológicas, que casi no necesita matemáticas),
  • rabia mala (se va a enterar, los niños me los voy a quedar yo, y la casa, y el coche, y le voy a pedir una pensión que le lleva debajo del puente),
  • tristeza (en la que aceptamos que sí nos han dejado, sí hemos suspendido, y hay que repetir o cambiar de tipo de formación, de centro, algo nuevo tenemos que hacer, hasta que tenemos un plan)
  • rabia buena (un plan que ponemos poco a poco en práctica porque estamos dañados y no tenemos toda la confianza del mundo en el zurrón, nos va a llevar un tiempo, queríamos lo que teníamos, no lo que tenemos, aún nos resistimos a lo nuevo)
  • despedida de la vida vieja y bienvenida a la nueva vida (hasta que progresivamente lo nuevo va tomando su sitio, y no es tan malo, y empezamos a reconocer que lo viejo tampoco era tan bueno, una relación gastada y negativa, o pasar de curso sin conocimiento) y desarrollo de dinámicas y hábitos que nos posibilitan un futuro mejor.

se acortaría.

Si aplicamos la tristeza antes de la rabia buena, eliminando las fases de negación, de regateo, y de rabia mala (a veces muy larga en el tiempo), el duelo se acortaría sustancialmente, y con él el drama de nuestra vida.

Y haciéndolo un hábito, la vida se convierte en un ejercicio sereno de dejar ir (lo viejo) y dejar venir (lo nuevo), aceptación de lo que se muere, reflexión de lo nuevo que queremos traer, y de acción congruente, hasta que se haga presente.

Los procesos de duelo son mucho y de muchos tipos en nuestras vidas. Nuestra pareja se separa de nosotros, nuestro jefe nos despide, o nos niega un ascenso al que aspiramos. Nos deja nuestra primera novia, se muere el jilguero, mi mejor amiga no me ajunta, el acné me hace horrible a los ojos del espejo y del mundo, mis brazos crecen más que mi cuerpo, mi bigote es asqueroso, me crece el pelo de los sobacos, ¿dónde queda el niño?, me huele el aliento, ¿dónde queda el bebé?, muchos son los eventos de pérdida de lo viejo, y de aceptación de lo nuevo, en los que estamos inmersos a lo largo de la vida.

Y en nuestra vida de bebés, niños y adolescentes, son muchos más, porque cambiamos tan deprisa…

7 años para el bebé, 7 años para el niño, 7 años para la adolescente,

que se convierten progresivamente en mujer y hombre,

en hombre y mujer.

514503

recursos didácticos de la ira

La ira bien entendida es preciosa.

Hay innumerables películas que tienen la energía de la ira como base. Hay innumerables películas que tienen la energía de la justicia como base.

La adolescencia es la etapa vital en la que la justicia tiene su sentido especial.

El adolescente busca la verdad, ¿existe realmente la regla?, que va a confrontar una y otra vez, ¿es verdadero el límite?, vale, es verdadero, y se aplica de forma congruente, pero, ¿es justo?, y, normalmente no lo va a aplicar si no es justo, no va a transigir con una norma que no es aceptada desde su código moral personal.

En esta etapa, hay numerosos recursos para conversar con esas personas adolescentes (todos adolecemos de algo) de la justicia, la verdad, y sus límites.

Te ofrecemos varias ideas para empezar,

Braveheart, o la historia de la vida de William Wallace, o de la revolución escocesa, una historia de búsqueda de la verdad y de la justicia, acompañada por el amor a una mujer y a unos ideales, de los cuales su padre es pionero.

más referencias, en wikipedia

el indomable Will Hunting, en la que Matt Damon protagoniza un excluido del sistema, un joven superdotado rabioso, con un vida de mierda, y que se pierde en la rabia mala, las peleas del barrio, con sus amigotes, la comisaría, y los trabajos sociales, que le libran de la cárcel, hasta que encuentra el amor, un terapeuta que le ayuda a entenderse, y una forma de canalizar su rabia en el mundo.

más referencias, en wikipedia

Kung Fu Panda, o la historia de un oso panda apasionado por el arte del kung fu, para el cual no está especialmente dotado, y que es elegido como el «guerrero del dragón», un personaje que tiene que proteger a su pueblo de la amenaza de Tai Lung, cuando éste escapa de prisión.

Esta película tiene un enfoque preventivo de la justicia. Kung Fu Panda quiere preservar la justicia y el orden social antes de que éstos se rompan. No actúa desde el miedo, aunque a veces lo tenga, ya que disfruta de una personalidad que roza el niño natural total.

más referencias, en wikipedia

514503

Éstos son los textos que inicialmente acompañan la emoción de la rabia en el MOOC de «7 emociones y 3 dinámicas en el cole», tercera de las 3 emociones que conforman este mundo del tener al que estamos tan pegados.

7emocionesennuestrasvidasmon   así lo vimos…

si quieres descargar el texto de las 7 emociones, aquí las tienes, 7emociones formato170