la y (i griega) vasca

la y, esa letra que nos muestra cómo 3 convergen en un único punto, 3 en 1, se empieza a dibujar ayer, tras esa sesión en la que cierro mi primer trimestre, en euskoges, en ese taller de 7 emociones que tiene una continuación,

porque al taller base la vamos a sumar una coleta, estamos intentando recopilar comportamientos observables que relacionan lo que hemos aprendido a observar, nuestras respuestas emocionales, a nuestro desarrollo laboral diario,

en relaciones con los residentes (euskoges es una residencia de ancianos), en relaciones con las familias, en relaciones que se entablan entre las personas que prestan el servicio en el centro, yo y mis compañeras,

qué curioso que ayer mismo Gabirel reciba información de la próxima inspección que van a recibir, en la que se valoran los riesgos en el centro, unos riesgos y una vigilancia que va más allá de las instalaciones,

y en las que la observación de nuestras respuestas emocionales también está presente, todo parece indicar que la persona se va poniendo poco a poco en el centro, y que el camino iniciado es un camino con sentido,

y le agradezco a Gabirel y a Amaia este voto de confianza a este proyecto tan diferente, en el que que proponemos una ruta de desarrollo personal, yo me escucho, yo me bien trato, yo me quiero,

para poderte escuchar, bien tratar y querer un poco más a ti, compañera de la residencia o del metal, querida mascota, preciosa planta o paciente piedra, en este mundo tan bonito, bueno y verdadero en el que hemos decicido vivir.

   así lo vimos…

y voy a ver cómo la tarde se aprieta, y tengo que correr otra vez, al hacer un hueco para una reunión curiosa, con Javier, 3 personas de Euskoges, Javier y yo, el germen de Guztion Artean en el País Vasco,

y el principio del contagio de este proyecto en Madrid, qué bonito coincidir, aunque sea tan rápido, otra vez, Javier, ya nos hemos juntado dos veces en dos semanas, mucho me temo que no hay dos sin tres.

la tarde dibuja una extraña y, 3 coches se acercan desde Bilbao, desde Zaragoza y Madrid, a Munitibar, en el balcón de Bizkaia, un balcón desde el que se divisa la mar, tan presente en la vida de nuestro pueblo,

una mar que proveé alimento, cuna de marinos de bajura, puerto de salida de marinos de altura, mi padre fue picador allá en la mina, y su hijo dibuja tonterías de colores aquí y allá, arcos iris que conectan el cielo y la tierra,

gogoan zaitut, aita, en el día de mi cumple,

no sabes qué contento estoy de esta y (i griega) que dibuja un 3 precioso, Gaizka (BIO), Montse (MAD) y Alberto (ZGZ) se están conociendo, éste es el verdadero para qué de la primera reunión de facilitadores de 7 emociones,

un puente entre un mundo viejo y un mundo nuevo, el de nuestros ancestros y el de todas esas personas que nos siguen, derecha e izquierda, arriba y abajo, con 3 coches que se acercan a un balcón en las montañas,

desde el que divisamos la mar.

el futuro emerge es un proceso que se inicia en 3 polos de actividad, BIO, MAD, ZGZ, a modo de prueba, ¿es posible que el futuro emerja a la vez en 3 sitios tan diferentes?, ¿es posible que emerja en el rústico norte y en el regio imperio?,

¿es posible que surja en el centro de pruebas de todos los estudios sociológicos que se desarrollan en España?, ¿en el ámbito  rural y en el urbano?, y no sé por qué mi imaginación viaja a Aranda de Duero,

creo que el cuarto polo de actividad de el futuro emerge, el primero en el mundo rural, ya ha comenzado,

3 ventanas al universo que convergen en la reunión de este fin de semana, para separarse y dibujar una U sobre el territorio que ocupamos, la piel de toro, España, el centro emocional de la unión europea,

tal vez por eso el futuro emerge, el primer heart tank del mundo, se produce aquí, en este movimiento profundamente emocional, que empieza en una revoltura interior que se contagia, la primera I (palito), I am, Yo SoY,

una persona que se TRANSforma en 3, del 3 al 5, del 5 al 7, en 13, siempre números impares, siempre en números primos, qué obsesión con lo rarito, para que sea lo que tenga que ser, mientras ya está siendo.

observo el grupo de chicas de Euskoges, Kirikiño, gracias, Gabirel, gracias, Amaia, por la confianza, de la misma forma que observo este viaje a Munitibar en el que el 3 se convierte en 1, y el color que hoy acompaña a la foto,

el violeta, un color que tiene todo que ver con la acción conjunta, con la evolución necesaria, porque el punto violeta es la evolución TRANSformadora de la sociedad, juntas traemos lo nuevo, con la energía de lo femenino.

del desarrollo personal al desarrollo del grupo pequeño, del desarrollo del grupo pequeño al grupo grande, el contagio positivo ya ha comenzado.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoria del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

7 emociones en la salud

un año más tarde de terminar 7 emociones en la educación y en la salud, este proyecto que proponemos en el foro del Ulab, que se convierte en prototipo, y que no encuentra eco en el segundo de los mundos en el que se propone,

la salud,

empezamos a trazar un hilo con el que esperamos seguir jugando, en un proceso que nos lleva a un taller de 7 emociones / 3 visiones en una mutua, y en esta reunión que vamos a tener en Kirikiño, una residencia de ancianos en Bilbao,

este mundo en el que se juntan la salud con el servicio de asistencia y acompañamiento a personas mayores, en una reunión que propicia Gabirel y a la que se va a juntar Amaia,

una reunión en la que recorremos los fundamentos de las 7 emociones y el arco iris, su correlación con los 4 campos de la atención y el buen trato, o esa mejor intención desde la que prestamos nuestro servicio,

mientras que jugamos con las ceras, que se convierten en dibujos, o en un edificio de color de 3 pisos, que nos va a permitir investigar qué pasa cuando no gestionamos bien una de las ceras de base, la cera roja, por ejemplo,

que el edificio se cae,

mientras pintamos una flor, en esta conversacion en la valoramos qué tan sencillo o complejo es mantener los fundamentos compartidos con el grupo, en el día a día, cuando el taller o la formación terminan,

una reunión en la que tenemos 2 encargos a desarrollar, una dinámica que nos permita integrar las emociones en comportamientos, observables y observados, y en el marco de gestión de la organización, gracias, Gabirel

y una dinámica para el seguimiento más allá del taller, o cómo hacemos para que la toma de conciencia inicial se incorpore progresivamente, y se mantenga, gracias, Amaia, en nuestras vidas,

convertidas en acto de servicio a nuestros mayores.

   así lo vimos…

me acuerdo de dos imágenes que utilizamos en una presentación hace años, el faro, en representación de los valores, y la casa, en representación de los comportamientos, en los que esos valores se hacen presentes,

o cómo el mundo que anhelamos se hace presente en nuestras vidas, un movimiento descendente, del azul al verde, con el que vamos a experimentar próximamente, en este proceso que nos lleva de lo sutil a lo tangible,

en un movimiento complementario al de 3 visiones, que nos lleva, en las dos primeras jornadas del taller, de lo más tangible, con esas 3 emociones que nos aterrizan en el mundo material (el miedo – la tristeza – la rabia) a lo más sutil.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, que nos permite integrar atención, presencia, buen trato, valores y comportamientos,

sí, esas formas de hacer, tangibles, que queremos ver florecer en nuestras vidas.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace.