qué bonita es la aladuría (en el proceso de re-conexión con la esencia)

en el proceso de charlar con Lilian y de escuchar buena parte de lo que tiene que contarme, seguramente no todo, ya cerca de la despedida, me propone contactar con un amigo suyo, que tiene un proyecto interesante,

relacionado con la educación, la pedagogía, las artes y la improvisación, un proyecto y un espacio al que llego por medio de su correo electrónico, que me conecta con una web, y con una página, que habla de la aladuría,

término que desconozco, y que pica mi curiosidad, qué será este palabro tan raro, parecido a habladuría, término que no figura en el diccionario de la RAE (Real Academia Española), pero que sí da un acceso en internet,

y me pongo a investigar las características de la aladuría, al menos de aquella aladuría que se precie de serlo,

  • Siente el error como parte del éxito.
  • Está mediada por la improvisación.
  • Necesita expresarse en grupo.
  • Es autónoma en su creación.
  • Siente en la pérdida un espacio de crecimiento.
  • Valora la imperfección por encima de la perfección.
  • Busca la verdad emocional antes que la verdad racionalizada.
  • Siente que donde hay miedo hay aprendizaje.
  • Siente en la confianza un camino para la creación.
  • Sabe que sólo se puede avanzar desde la afirmación integradora.
  • Evita el juicio y la comparación.
  • Sabe que cuando más me doy, más recibo.
  • Siente que no hay mayor fortaleza que entregar lo vulnerable.
  • Le da más credibilidad a lo espontáneo que a lo filtrado.
  • Tiene una postura humilde y arrogante frente al vacío creativo.
  • Trabaja desde la valentía y la aceptación de lo creado.
  • Se deja transformar por su propia creación.

Y me quedo alucinado, y pienso en ese mundo al que me gustaría acercarme, y en el que me gustaría habitar, aladuriendo, o como un simple aprendiz aladuriente, que me imagino lo difícil que debe ser senior antes de empezar a practicar.

   así lo vimos…

en el proceso del asombro y de la alucinancia, sigo leyendo la página, hasta esas notas finales que hablan de nuestra esencia, con las que no puedo estar más de acuerdo, qué importante es re-contactar con nuestra esencia,

en nuestro día a día … y en lo que está por venir.

Nuestra esencia

La esencia es aquello que éramos antes de que nos invadiesen las obligaciones, los juicios, las exigencias, las comparaciones, etc. La esencia es una parcela de nuestro ser que de niños teníamos abierta y, poco a poco, se fue cerrando por miedo al rechazo y al dolor. Nuestra esencia no está desaparecida ni muerta, sólo está anestesiada o escondida. La esencia es lo que nos hace sentir que la vida es maravillosa y un auténtico regalo y que, al compartirla, nuestros miedos, comparaciones y juicios desaparecen.

Nuestra esencia, para abrirse y entregarse, necesita de un espacio (grupo) en el que pueda:

  • Sentirse querida.
  • Sentirse arropada.
  • Sentirse recogida.
  • Sentirse acompañada.

La esencia es nuestro ser más bondadoso, sincero y tierno y la Aladuría es la forma de sacarla al mundo a bailar, brillar y jugar.

me pregunto por qué me gusta tanto esta página, que comparto con Cris Bolívar, coach esencial, creo que acabo de pillar el punto de lo que hace con la ayuda de Julián Bozzo, amigo de Lilian,

y me doy varias respuestas rápidas,

  • desde organizaciones con espíritu y corazón estamos interesadas en cualquier manifestación del mundo emocional (ahí está la palabra corazón) y de la esencia o identidad (para eso dejamos por medio la palabra espíritu),
  • este blog, con 5 años de recorrido, tiene un poco de improvisación, un proceso en el que se junta el asombro, la admiración por lo que el ojo observa, y el juego de las ideas, que componen puentes donde antes sólo había cosas inconexas,
  • y seguramente, esta tercera es muy tonta, a veces reconocemos con facilidad un crack (también pasa con la bondad y con la belleza), por muy brutos que seamos, cuando nos lo cruzamos en el camino, creo que es el caso,

y no te cuento más cosas, que seguro que tú también tienes muchas ganas de ponerte a aladurar…

ya sabes, ala, ala, a durar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.