el universo sólo entiende la energía

arcoirisun taller de disciplina positiva me pone en contacto con una de las cuatro personalidades de Adler, el león, el rey de la selva, una vida en busca de sentido, con todas las características positivas y negativas de ese animal en relación,

un punto desde el que contacto con un par o tres de libros, Huna, Pide y se te dará, y las 7 ventanas del chamanismo, libros en los que se nos presenta el ser humano como una entidad energética,

entidad que puede hacer cosas nuevas en el mundo en tanto en cuanto tiene energía excedente para la acción, toda acción, hasta pensar, requiere una cantidad determinada energía, que podemos tener o podemos no tener,

y contacto con ese hilo conductor que va a ser tan importante en los proyectos lanzados para iniciar el 2017, 4 talleres de 7 emociones, 1 taller de historias que TRANSforman, y el mundo emerge,

un evento espectacular con una mirada nueva al mundo,

y siento que en los últimos meses estoy siendo impecable con mi energía, o por lo menos bastante rácano, porque sólo cuando ahorramos nuestra energía de gastarla en cosas que no tenemos que hacer somos capaces de aplicarla con cosas que sí,

  • que sí son parte de nuestros intereses personales,
  • que sí son parte de nuestro camino personal,
  • que sí queremos desarrollar,

y me vuelvo muy sensible a todas aquellas personas que se acercan con miedo, con un no, o con un sí que se convierte rápido en un no, o con una duda que les atraviesa todo su ser (duda que inicia en el pensar y se mueve al hacer),

y me vuelvo muy sensible con esto de explicar y convencer a una persona lo que no quiere o no puede entender, y se instala una frase demoledora en mi actuar, más que en mi hablar, si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender,

y le acompaño a Silvia, mi pareja, en su proceso de ahorrar energía, le animo que vuelva a leer Huna, y que lo mire con cariño, que profundice en cada tema, que intente hacerlo propio, que lo integre,

en eso estoy, ya de domingo, preparando unos papeles para una reunión mañana 9 con Santiago, el lunes 16 realizamos la presentación de «historias que TRANSforman», y me encuentro con dos carpetas azules, juntas las dos,

busco una y me encuentro la otra,

un taller de biografía con Karen Armbruster, el regalo, al lado de otro taller, la danza con la muerte, el reencuentro con la vida, con Agustín, y me hace gracia leer aquel listado que realizo de fuentes de energía, formas en las que pierdo energía,

un ejercicio tan sencillo que lo podemos hacer en cualquier momento, 2 columnas y un listadito, puedes parar cuando ya hayas escrito 50 items, qué me da energía, qué me quita energía, o en otras palabras,

qué me da poder, qué me quita poder,

y me sorprende una de las líneas que está en este listado, tan personal, en este ejercicio que llevo hace 7, 8, 9 años, tal vez incluso más, y me hace gracia, mucha gracia, es una constante en mi vida,

a mí me da energía «el color».

elcolormon   así lo vimos…

entiendo de una forma nueva mi vinculación personal con la teoría del color de Goethe, una teoría que articula «7 emociones», un regalo que nos ha sido dado, creative commons, gratis total, como el arco iris, simplemente por haber elegido vivir aquí,

en este mundo precioso, tan lleno y pleno de color.