se acaba el 2016, un año bambú

bambuvistapor algún extraño motivo me acuerdo de la fábula del bambú, una fábula necesaria en este precipitado mundo iba a decir de los negocios, negación del ocio, qué significativo, que en realidad es precipitado en general,

parece que la gente cuanto más se precipita es más productiva, no parece que nadie valore en exceso ni se pare mucho tiempo a pensar si está corriendo mucho en la dirección correcta, como un pollo sin cabeza, posibilidad 2, y casi peor, al borde del abismo, posibilidad 3,

3 peor que 2 sólo en caso de que la posibilidad anterior, la del pollo sin cabeza, sea en estricto sentido figurado, y lo que realmente ocurra es que el pollo dé vueltas sin parar, aunque la cabeza todavía le acompaña en su devenir, de aquí para allá,

y en ese mundo híper-productivo, o híper-precipitado, en el que valoramos en exceso los resultados, y muy poquito los procesos, corremos el riesgo de juzgar el todo por las apariencias, y los procesos por sus resultados,

y es aquí donde podemos retomar esa fábula del bambú, en la cual, durante los primeros 7 años la planta del bambú no crece, no crece, no crece, o al menos eso parece, porque en un punto, en un ejercicio que se da en 6 semanas,

la planta de bambú alcanza los 30 metros, ni más ni menos que 30 metros,

una fábula muy interesante para personas impacientes, gestores de negocios, o asesores en procesos de emprendimiento que juzgan y valoran una iniciativa por los resultados de sus 3 primeros años de vida,

y si no hay frutos hay que cambiar,

ellas nunca van a entender ni a acompañar un proyecto bambú, que se consolida internamente en sus inicios sin resultados aparentes, nada crece, nada crece, qué desesperación,

para dar frutos salvajes cuando le toca, de forma natural, orgánica, porque en punto del camino toca desarrollarse y germinar.

bambuvistamon   así lo vimos…

y pienso qué estaba haciendo yo hace 5 años, sí, aquel desierto, 6 años, sí, aquel proceso de despedida, y saco la cuenta, y veo que en algún momento de este 2017 voy a vivir 6 semanas en las que las semillas del bambú,

convertidas en raíces y entramado de vida, el cuentacuentos, personas y organizaciones que encuentran y cuentan cuentos, historias que transforman, 7 emociones, el futuro emerge, claro que emerge, ¿cómo no va a emerger?

simplemente se van a expresar.

Anuncios