partido a partido, si creemos y trabajamos juntos, es posible

piña

Termina la Liga española con un invitado al festín, que se convirtió en anfitrión del fiestón. El Atleti, tercero en discordia, qué bueno es que surja el tercero, acaba primero en la liga de las estrellas, de Messi y de Ronaldo, de Bale y de Neymar.

En el camino, no hay otra, ha sustituido a las estrellas por el equipo, un equipo que para ser exitoso no está desprovisto, nunca, de individualidades. En el último partido, el guión no puede ser mejor, otro 10 para el guionista, con visita al Barcelona en el Camp Nou, con 3 puntos de distancia. Con empatar fuera de casa es suficiente. Con empatar fuera de casa, con el ha sido hasta ayer el mejor equipo de la historia del fútbol, es suficiente. Frente a su afición. Para que lo vean.

Empieza el partido y pasa una de las 3 cosas que pueden pasar, la única mala, que el Barca marca. Fuera de casa, contra el peor rival, con un gol en contra. Para añadirle más leña al fuego, incendio desatado a estas alturas, Diego Costa, el delantero, y Arda Turán, el mago, dos de los mejores de la partida, descalificados por lesión. Contra el equipo que más fácil, hasta ayer, esconde la bolita. No hay mejor guión posible.

Llega el descanso y corre un viento nuevo por la ladera. El grupo se ha comprometido con lo imposible. Porque sólo cuando todos y cada uno de nosotros nos ofrecemos en esa causa, de forma voluntaria, en ese ámbito en el que podemos ser un poco más, más fuertes, más bravas, más rápidos, más listas, más cautos, sólo cuando surge y se agrupa ese voluntario, surge la magia. La magia de creer, de trabajar juntos, de dar lo máximo, creer para crear ese mundo mejor, que ya sí es posible.

En algún artículo he leído que es la fuerza del esfuerzo, pero creo que va más allá. Es gente junta creyendo, comprometida en la consecución de un objetivo mayor. Es la ética del compromiso.

piñamon   Así lo vimos…

Gabi, capitán rojiblanco, en la celebración del triunfo, indica que éste es sólo el comienzo. Tal vez sea cierto. También es la confirmación de un camino, personal y como grupo, que se ha iniciado tiempo atrás, hace ya un buen tiempo. A nosotros, sin ir más lejos, hace dos años nos ganaron en Bucarest una copa de Europa. Por eso creo que no es tan nuevo. No es la primera vez que ha pasado, ni será la última.

Para terminar, si te gustan los vídeos, te dejamos con uno muy tonto, “cholo” uno. No es tan épico como la final de la Liga 2013-2014, pero tampoco está mal.

Otras épocas, corren otros vientos, en vez de un juego (el furgo) estamos en una guerra (con lo poco que me gusta a mí la testiculina y la pelea, qué sorpresas trae la vida), con Arturo, el de Merlín y Ginebra, y los 40 caballeros de la tabla redonda, reducidos a un puñado de guerreros fieles, de vuelta a su casa con sus familias, tras ganarse el billete de vuelta, en forma de salvoconducto, con 15 años de servicio al imperio romano. Por fin libres. Libres de volver o de quedarse, y acompañar a Arturo, su compañero de batallas, una vez más. Tal vez sólo sea una leyenda, o una metáfora del viaje tan bonito que es la vida …

Porque todos tenemos un área voluntaria. Ésa donde aportamos un poco más, o mucho más, de lo estrictamente exigible. Como en el rey Arturo, de Antoine Fuqua, una película muy recomendable.

la mesa redonda

lamesaredonda2Estoy casi convencido de que tú también has oído hablar de Camelot, el Rey Arturo y Merlín. Es normal. Es una leyenda con la que todos hemos crecido, y que, tal vez estoy equivocado, hemos visto en diferentes versiones de cine, empezando por Merlín el encantador, de Disney, para los más chicos, siguiendo con producciones varias de Hollywood, llenas de armaduras brillantes y de caballos.

Si te preguntan quiénes son los protagonistas principales, puedes contestar de carrerilla Arturo, Ginegra, Lancelot, siempre tan cerca de Ginebra, y Merlín. Y a lo mejor conoces unos cuantos más: Gawain, Sir Héctor, …

Si a mí me piden por protagonistas adicionales, sigo siendo rarito, qué le voy a hacer, me gustaría incluir a la espada, y a la mesa redonda.

Sobre todo, la mesa redonda.

lamesaredonda2mon   así lo hemos visto…

la mesa redonda representa básicamente la igualdad, un espacio en el que no hay diferencias entre los comensales, que se sientan a compartir.

una mesa redonda, ¿qué clase de maldad es ésta?

Si no la conoces, te recomiendo la versión de El Rey Arturo dirigida por Antoine Fuqua, con Clive Owen, Keira Knightley y la mesa como protagonistas. Una película en la que las palabras honor, o libertad, se escuchan. Una película en la que la palabra IGUALDAD se siente. Si la buscas, es posible que incluso encuentres la palabra fraternidad.

En alguno de nuestros posts, los caballeros del temple, la revolución francesa y la RS, hablamos un poco de esas palabras, “igualdad, libertad, fraternidad”, y el ideal que encarnan, el ideal de un mundo mejor, http://wp.me/p3iA9W-d

pantallazo arturo ginebra

Y dejamos para otro día la figura de Ginebra, una mujer que antes de reina es mujer, otro perfil que te puede enganchar.