tú SABES quien eres

faromundocacharreando en el twitter de Edita Olaizola, mira cuánta actividad, entro en una de las entradas que referencia, y me enredo, y Silvia me anima a que la traduzca, y ahí me sigo enredando,

hasta traducir, Google translate mediante, el post de Benjamin Hardy, 20 Signs You Have Evolved As A Person, 20 señales de que has evolucionado como persona, al que puedes acceder por medio de este link

la traducción omite el inicio y el final del post.

1 Sabes quién eres

Según la teoría de la identidad psicológica, hay cuatro etapas en el desarrollo de la identidad. En la primera etapa, no tienes identidad. Aceptas ciegamente cualquier ideología o valores del sistema, tal como te fueron enseñados por tus padres o familiares.

En la segunda etapa, empieza la expansión de tu círculo social, pero avanzas de forma pasiva, con la corriente de la sociedad, sin cuestionar nada. Te falta autenticidad y te obsesiona ser “apropiada” y agradar a los demás. Al igual que en la primera etapa, todavía sin identidad verdadera.

En la tercera etapa, se empieza a experimentar una crisis de identidad. Te das cuenta de que has estado fingiendo, copiando y repitiendo esquemas ciegamente a lo largo de toda tu vida. Comienzas a cuestionar tus opciones y valores. Esto te lleva a explorar nuevos estilos de vida, los sistemas de creencias, decisiones, amigos y culturas.

Sin embargo, en esta etapa hay poco compromiso y profundidad. En cambio, es interminable la búsqueda de la siguiente etapa. La mayoría de personas están atrapadas en una crisis de identidad perpetua. No tienen ni idea de lo que realmente son.

En la cuarta etapa, Sigue leyendo

desarrollando nuevas capacidades (aprendiendo a empaquetar)

empaquetadoun paquete llega a casa de mi madre, de amama Pily, poco después de las fiestas de Navidad, el 07 de Enero. Lo abre con curiosidad y encuentra 3 mangas, exactamente los mismos que Gorka, su nieto, mi hijo pequeño, ha pedido para Navidad.

el proceso de abrir un paquete abre un proceso de recordar una entrevista con José Luis Montes, socio y compañero de camino de Edita Olaizola, amiga común, en la que me explica la importancia de un buen “empaquetado” del producto que ofreces en el mercado.

José Luis ha trabajado en el mercado de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), y sabe lo importante que es, para determinado tipo de productos, ese empaquetado.

yo no soy un experto en marketing, pero algo me resuena de las 7 pes del marketing, con producto, precio, packaging, people (personas), posicionamiento, y tal y tal.

miro atrás y voy viendo el proceso de redondeo que hemos seguido con “historias que tranforman organizaciones”, y creo que es un buen ejemplo de “empaquetado.

porque un servicio siempre es más difícil de vestir que un producto tangible.  Y mira si se trata de la creación o actualización de cultura corporativa, con base en valores, mira que es difícil de empaquetar el desarrollo de un clima de cohesión dentro de un equipo de trabajo, o el desarrollo de un grupo de apóstoles (no embajadores ni prescriptores, ver nota al pie *) de marca o de la organización. O el desarrollo, en un ámbito más intimo, de la marca personal.

a lo largo de estos 7 meses que distan de la reunión con José Luis, desde oé corazón (organizaciones con espíritu y corazón, mira que tiene mandanga el nombre) hemos construido un paquete que es muy fácil de comprar.

3 niveles de empaquetado (packaging) lo hacen posible:

la letra ael producto (servicio) es fácil de comprar, se deja ver en la presentación documental. Tiene información asociada de soporte, un mensaje moderno, que está en armonía con los movimientos sociales en los que vivimos (desarrollo de las redes, y participación 2.0 de las personas en la red), en un movimiento que tiene que ver mucho con volver a los valores y a lo esencial. Un mensaje cargado de intención, de buena intención.

la letra bla presentación presencial mejora lo que se propone desde la documentación. Destacamos por el manejo del color. 4 pinturas, azul y verde, amarilla y roja, nos sirven para “crear” la presentación. Sin portátil, sin ipad, sin proyector, de viva voz. Los conceptos, pocos pero asentados, sencillos en vez de refinados, se suceden, y dan ganas de ponerse a la acción. Rematamos el viaje con el cómo se puede hacer, un proceso sencillo pero claro que se puede comprar. Dibujamos un viaje en el que la puerta amarilla inicia un proceso hacia la puerta roja, un camino sin riesgos, de coste aquilatado, en €uritos y en tiempos de dedicación de las personas, voluntarias, que nos acompañan en el viaje. El powerpoint que entregamos no es powerpoint, pero tiene la energía (power) y los puntos sobre las íes, porque creo que no aparece ninguna jota, que me acuerde no, aunque no la descarto en un futuro próximo.

la letra cy hay una presentación interior, tal lejos de esa tan típica a la que estamos acostumbradas, que no está en el celofán, siempre bonito y simpre para fuera, sino en la construcción interior del equipo, de las personas que nos acompañan en el camino, y que aportan a nuestro cuentacuentos fundamentos para el desarrollo del continuará. Porque el cuentacuentos cuenta con 4 meses ligeritos para empezar, en clave programa, y un programa de continuidad, que sirve para plantar, en ese ecosistema fértil del grupo en relación, las semillas que la organización, con la ayuda y colaboración de ese grupo de personas voluntarias, quiere ver crecer.

esa presentación interior nos permite ir en mangas de camisa, en jersey, en playeras o con botas de monte a esa oficina en la que una persona nos recibe con un elegante traje y corbata. Si ella lleva su traje corporativo, nosotras también, que además es congruente con la propuesta, ya que si queremos acompañar en un viaje a un grupo de personas en el que nos quitamos las máscaras, y conectamos con nuestro ser (mis creencias, mis pasiones, mis valores), no está mal empezar con el ejemplo, y antes de empezar. Un poco de congruencia también en la presencia y en el presentar.

abc plastilina

3 construcciones para un producto / servicio que aterriza lo intangible en el mundo de lo tangible. El qué, que cambiamos por “para qué” y “desde dónde”, “el cómo” que se hace visible en la presentación, una presentación que se desarrolla en la naturalidad y la autenticidad, características que podemos encontrar en esta nueva comunicación, puerta amarilla, que un día se convierte en roja, en ese camino hacia la creatividad, capacidad de crear, y hacia la innovación.

así lo vimos…

empaquetadomon

en nuestro cuentacuentos, club de desarrollo de personas y de relaciones, club de escritura y de lectura, algo tienen que ver los libros también. Pero eso es parte de otra historia, que podemos disfrutar, sin fruto, qué bonito, otro día…

* nota al pie:

un apóstol es una persona que, al contrario que un prescriptor, o un embajador, pero a lo pobre, ya que no se mueve por el sueldo ni la comisión. Hace lo que hace por convicción personal, porque para ella es un regalo darse, y dar.

abro el paquete regalo de Gorka de parte de los Reyes Magos, que llegaron un poco tarde, bueno, Gorka tampoco estaba en casa de su amama (abuela) para recogerlo, y me encuentro con 3 mangas de Naruto.

un manga es como un cómic occidental pero al revés. Su portada es nuestra contraportada, se lee de atrás hacia adelante, de derecha a izquierda, y se centra en la emoción de las personas, por medio de dibujos en los que se ve la evolución de la expresión, viñeta a viñeta, o por medio de la herramienta del zoom (más cerca, más cerca, más cerca).

si la entrega de los 3 Reyes Magos es fallida, no pasa nada. Ion tampoco puede acercar los mangas. A ver si a la tercera va la vencida, y resulta que los acerco yo. Como las presentaciones del cuentacuentos, sin powerpoint y sin proyector, en vivo mucho mejor.

por si acaso nada más, me junto con Ion en Legazpi antes de que llegue el regalo, y gestiono con él la posibilidad de tomar una cervezas en DF por Semana Santa (chelas en esa latitud, aunque no estén heladas), y de realizar la tercera presentación de “historias que transforman organizaciones”, ese título precioso que nos regaló Nacho Villoch, renombrando “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, df tras Madrid y Zamudio (Bizkaia), otra forma de decir Bilbao. Madrid para abrir otoño, Bilbao para el invierno y México para la primavera. No está mal para empezar.

 

 

the charming one (otras formas de jugar y de ganar)

pellegriniManuel Pellegrini es un técnico de perfil bajo. Tiene el perfil tan bajo que se fue del Real Madrid en una temporada en el que el Madrid sólo pudo ser segundo de la liga, haciendo frente al mejor Barcelona de la historia. Era un equipo en el que había una revolución pendiente, que ayudó a acometer, la baja de Raúl y de Guti, dos jugadores de la casa. En el año en el que fue entrenador del Real Madrid, deja unos cuantos registros históricos para el club: mayor porcentaje de puntos sobre los posibles (96 puntos de 114), mayor número de victorias en casa (18), mayor número de victorias fuera (13) y mayor número de victorias totales (31), quedando a sólo cinco goles del récord del equipo (102 goles). Por razones que sólo los interesados conocen, Pellegrini fue cesado y no hubo la posibilidad de ver qué ocurría en la segunda temporada al frente del equipo.

Le sustituyó José Mourinho, con el que tuvo algún que otro roce, tras unas declaraciones de José, the special one, referentes a que él nunca entrenaría un equipo como el Málaga, el que fue el destino del chileno, un club del montón si lo comparamos con el Real Madrid, sin mayor historia, que, montado en la billetera grande, montó un proyecto interesante. Con Pellegrini el Málaga ha cosechado los mayores éxitos de su historia como club de fútbol, incluida una participación en la Champions, al igual que ocurriera en su etapa anterior, en la que clasificó al Villareal, otro equipo sin el potencial económico para semejante aventura.

Hoy, su éxito en el Manchester City, tan cerca de la otra City inglesa, Londres, en la que tanto admiran a José, en los pagos azules del magnate Ruso Román Abramóvich, no me deja de maravillar. Frente al estilo de patada y contrataque rápido de José, Pellegrini ha plagado su equipo de gusto por la pelota, frente al exabrupto la prudencia, frente al special, el charming.

Veo de rondón una imagen en la celebración de la liga Inglesa, that charming man, ese hombre amable, y pienso que también se trata de eso, de ganar tratando bien a la gente, de jugar bonito, de sacar las fortalezas de la gente, empezando por uno mismo.

Me reconozco, me respeto, te reconozco y te respeto, reconozco el entorno en el que me muevo, y sí se puede.

pellegrinimon    Así lo vimos…

Mi primer jefe, hace unos años comentaba que “si mi abuela tuviera trole, no sería su abuela”, en referencia a la idea de que las cosas son como son, y no como queremos que sean. Los jóvenes no conocen el significado de la palabra trole, que es ese palito que convertía un bus en trole-bus, una autobús alimentado por energía eléctrica, un precursor de los trenes ligeros y tranvías.

Hoy me apetece hacer el ejercicio del trole. ¿Qué habría sido del Real Madrid si Manuel Pellegrini hubiese contado con 3 ejercicios, como contaron otros compañeros de oficio?  ¿Qué resultados de negocio, cuántas champions, ligas, copas, supercopas, habría cosechado?

Entretenido ayer a la noche en una página de Marca o de As, qué le voy a hacer pero soy hombre y simple, me pasé un buen rato viendo los comentarios del foro, relacionados con el no saludo entre Arbeloa y Casillas, cuando el míster sustituyó a Arbeloa, y el sí saludo cuando sustituyó a otro compañero. Todo parece indicar que hubo un topo debajo del césped del estadio, que a alguien le rompieron algo en la mano sin querer, o con queriendo, como decía Maitane, mi hija pequeña, y que están preocupados por el asunto, que hay varias facciones dentro de la casa blanca: los madridistas de pro, los mouriñistas de pro, que también son madridistas, según algunos comentarios, y no tanto según otros, y los Florentinistas, por no comentar los que son de Madrid y de Del Bosque. El balance social del último periodo, por ponerlo en palabras que podamos mantener, digamos que es tenso.

¿Qué resultados de cohesión social habría tenido el Real Madrid si hubiese seguido Pellegrini?

Y hablando de perfiles bajos en la casa blanca, ¿qué resultados de cohesión social habría tenido el Real Madrid si hubiese seguido Del Bosque?

Como esto se está poniendo muy trole, vamos a felicitar todos a Pellegrini por lo que sí ha conseguido. Primer entrenador no europeo que es campeón de la premier, algo sabe este joven de dirigir equipos de personas altamente cualificadas, algunas de ellas con un ego no pequeño. Pellegrini, perfil bajo, que parece haber gustado a dos aficionados ingleses, gente pacífica, que sujetan una pancarta, this charming man, que evoca las palabras serenidad, confianza, respeto.

y ya terminado el post, me llega una idea que no me aguanto. Pellegrini no pudo ser un líder blanco, pero siendo como es, eligió un color blandito, y hoy es un líder azul clarito. Si quieres ver una charla preciosa sobre liderazgo, yo te animaría a abrir la presentación adjunta, sobre el liderazgo líquido, que incluimos en un post anterior, http://wp.me/p3iA9W-Oo, de Edita Olaizola. Un regalazo.

El liderazgo inspirador y la huella líquida, Edita Olaizola.

respeto, reconocimiento y referencia

sagradafamilia navego por internet, y mis pasos me llevan a Barcelona, ciudad mediterránea. En lo alto de un hotel, con vistas a la Sagrada Familia, me siento a escuchar una entrevista preciosa. Una entrevista en la que Edita nos cuenta de las tres huellas que deja un jefe (esa persona que ostenta el rol de jefe) entre sus colaboradores, las personas que forman parte de su equipo, la huella pétrea, la huella ambarina y la huella líquida. Una entrevista cargada de sentido común, de sencillez, de buen humor, de cercanía en el trato.

Edita nos va desgranando poco a poco los 3 elementos fundamentales, como el perejil, en el liderazgo inspiracional:

– el respeto,

– el reconocimiento,

– y un marco de referencia.

Re-re-re-quete sencillo, re-re-re-quete potente, re-re-re-quete profundo, siempre desde las premisas en las que fundamenta su quehacer:

– las personas somos buena gente,

– y todo jefe, intenta hacerlo lo mejor posible.

Pero, casi mejor, te dejo con la entrevista, que luego volvemos.

El liderazgo inspirador y la huella líquida, Edita Olaizola.

Todos trabajamos o trabajaremos y es una parte importante de la vida. Tan importante que nos puede hacer más felices, nos puede llevar a la desgracia o por lo menos a rebajar los niveles de bienestar.

7:20 Y eso tiene mucho que ver con las relaciones que se establecen dentro de la empresa. Relaciones que establece el jefe o el responsable de un equipo de trabajo.

Tenemos alguien que hace el papel de jefe. Y digo que alguien hace el papel de jefe porque nadie es jefe.

8:10 también hay un par de supuestos básicos que subyacen:

–          Las personas somos buena gente. Por lo general, no nos dedicamos 8:32 a machacar, fastidiar, incordiar y molestar a los demás. Nos gusta tratar bien, que nos traten bien, y vivir en un ambiente distendido. Eso es bueno porque ayuda a que salga la creatividad, lo mejor de nosotros, eso ayuda a que la persona sea mucho más feliz en el puesto de trabajo, y además consiga mejores resultados, cosa que agradecen siempre las empresas.

–          Las personas que somos buenas, cuando nos ponemos la gorra de jefe, lo intentamos hacer lo mejor posible.

En el vídeo, Edita nos acompaña en la historia de  desarrollo de un jefe, que comienza con la huella pétrea  (10:55),  esa que es antigua y profunda, ese  jefe que empuja.

Nos habla de ese jefe que está aprendiendo a ser jefe. No ha tenido la oportunidad de dirigir un equipo, y ante la situación nueva, “¿y yo qué hago?” decide empujar, “ Venga, venga, venga”,  y mientras el jefe está empujando el trabajador está resistiendo, Tú manda y yo obecezco,  y el jefe está dejando una huella en el empleado. Y no se consiguen los resultados apetecidos. En una fase posterior podemos investigar qué es lo que ha ocurrido, qué sentimientos hay ahí dormidos, que  están provocando comportamientos no adecuados (en los miembros del equipo) para la consecución de los objetivos. Y cómo vive él (en su papel de jefe) esa situación de resistencia, que a él también le afecta.  A su bienestar y a su rendimiento.

Y del jefe que empuja y la huella pétrea pasamos a la huella ambarina (17:40) y al jefe que arrastra. Ven, trae ese proyec to que vamos a hacer entre los dos, ven que yo te ayudo, cuenta conmigo, mi puerta está abierta. Un jefe mucho más versátil, menos profundo, no acaba de gustar, pero no molesta tanto. Con ese jefe, paso de la resistencia al acomodo. Como ya sé que me los va a pedir, revisar, … Un jefe que coarta un poco el desarrollo del equipo, y que es su papel de Yo superviso, insecto o ramita central incrustada en el ámbar… permite hablar más de tú a tú con la persona,  y otro tipo de comunicación

Y esta persona, en el rol de jefe, pasa finalmente a la Huella líquida (23:50) y al jefe inspirador

Un jefe que da a los miembros de su equipo la oportunidad de expresarse y dar lo mejor de sí.  “A mí no me pagan para trabajar, sino para que las personas consigan resultados”.

Un jefe que es como el agua, la tierra lo va absorbiendo, no se ve, pero está, crecen las plantas, penetra y fructifica, pero no se ve.

“Somos personas que tenemos un proyecto común y juntos lo vamos a conseguir, somos capaces, y eso se traslada a todos los ámbitos de la vida”.

30:00 un líder que es capaz de respuesta en función de cada una de las personas

Con suficiente cintura para marcar directrices generales que son de cumplimiento, pero en el acompañamiento, en el sugerir, en el acomodar, para que se llegue a ese resultado, tiene que aplicar diferentes técnicas en función de la respuesta de cada una de las personas. Diferentes en conocimientos, en experiencia, en predisposición, en habilidades, en todo. Una cosa tienen en común, que juntos van a conseguirlo.

33:50 ¿cómo se inspira? si tuviera la receta sería millonaria. No soy millonaria, luego no tengo la receta. Pero sí puedo ir comentando qué cosas se pueden ir haciendo…

compromiso es el vínculo entre la persona que hace la función de jefe, y las personas que forman parte del equipo

35:00 ¿Cómo se puede conseguir el compromiso? Hay muchas fórmulas. A mí me gustar hablar de las tres erres. Que son el respeto, el reconocimiento y la referencia.

1 el respeto porque a todos nos gusta que se nos respete. Si yo soy buena gente y trato con buena gente, lo mínimo es el respeto. Es el punto de partida básico. Saber escuchar, saber relacionarse de forma de no provocar agresiones, … saber recibir, es importante que la otra personas se encuentre reconocida como persona, no como un número.

35:50 recoconida, pero reconocida de verdad. No qué bueno es Pepe o qué buena es María. No. REconocidad de verdad. Poniendo de relieve los logros, poniendo en relieve los comportamientos que ayudan, los comportamientos que acompañan, que enriquecen,  reconociendo cosas concretas, dando publicidad a los éxitos, reconocida de verdad, y no bla, bla, bla, y con frases estándar.

36:13 y la tercera r es la referencia. Hay que tener un  marco de referencia, porque si yo a las personas que tengo en el equipo les digo, “venga trabajar que todos somos muy buenos”, … Tiene que haber un marco, que diga qué cosas se pueden hacer, qué cosas no se pueden hacer, o cómo cómo convendría hacer las cosas. Porque como cada uno tenemos nuestra cabeza y cada uno tenemos nuestro corazón, se puede formar ahí una cosa mixta muy difícil de gestionar.

Poner en claro hasta dónde sí, y hasta dónde no, y de qué manera

37:50 Yo puedo aceptar a mi jefe ciertos comportamientos, y puedo no aceptar ciertos reconocimientos, desde el  respeto, desde el reconocimiento,

Yo soy muy dueña de decidir qué cosas voy a aceptar y qué cosas no voy a aceptar. De mi jefe, de mi subordinado, de mi marido, del vecino,

Poner tus límites.

No es casualidad que las personas nos tratan como nosotros estamos diciéndoles que nos traten. Si yo le doy permiso para que me maltrate, mi jefe me maltrata. Si yo maltrato, estoy dando permiso para que me maltraten. Pero si yo no maltrato, y no permito que me maltraten, costará, pero poco a poco irán recibiendo el mensaje “ojo, a Edita no le gusta que le maltraten, y normalmente reacciona haciendo tal, tal y tal, no me conviene, voy a intentar hacerlo de otra manera. Y entramos en un proceso de respeto.

Sigue la entrevista y Edita recibe un halago de una oyente de la entrevista que la pone por las nubes, como un ejemplo de líder inspirador, y recibe una respuesta espectacular.

46:30 muchas gracias, me gustaría desvirtualizarte

edita5mon   Así lo vimos… con una espectacular cercanía.

Me río, y pienso que Edita es una persona genial. Amena, profunda, y totalmente cercana. Campechana, buena gente. Termina la entrevista poco a poco, la charla que versa sobre liderazgo, los tres pasos que sigue una persona en el desarrollo de su liderazgo, la huella pétrea o el jefe que empuja, la huella líquida, el jefe que tira, la huella líquida, el jefe que se filtra y nutre las plantas de su jardín, que no estando está en toda la vida que se desarrolla a su alrededor, y Edita comenta que en realidad está hablando de ética.

Efectivamente, nos ha compartido la ética de las relaciones, gracias a 3 erres: respeto, reconocimiento y referencia, 3 regalos desde su enorme humanidad, y una base preciosa, en la que las personas somos sustancialmente buena gente, y todos, los jefes y las personas de sus equipos, intentamos hacerlo lo mejor posible. Una base fértil sobre la cual construir.

Y como entramos navegando por Barcelona, navegando salimos de Barcelona, y diviso allá a lo lejos, mi primer trabajo, recién salido de la facultad de ingeniería, trabajando como consultor externo de organización en Nissan, allí enfrente, en la zona franca, a las órdenes de Jesús Calderón, un consultor senior que tenía esa forma tan particular de mandar, con ese ideario tan regio, en el que “el que pregunta se queda de cuadra” y “si mi abuela tuviera trole, no sería mi abuela”, ay, Jesús, todo lo que aprendí. Muchas gracias por dejar en mi vida esa huella pétrea que me ayuda a apreciar tanto la huella líquida de Edita Olaizola.

Edita, gracias por tu regalo. Ojalá un día de estos yo también te pueda desvirtualizar.