el futuro emerge al calor de las conversaciones generativas

el futuro emerge es un espacio que se define por una mirada emergente, nueva, fresca, y compartida.

un espacio es algo etéreo que se puede solidificar cuando 2 o más personas se juntan. Un espacio acoge 2 o más personas para propiciar una reunión. Si en vez de 3 se juntan 30 es un grupo de tamaño mediano o grande. Si en vez de 30 nos juntamos 300 personas ya es un evento.

cuando 3, 30, 300 personas nos juntamos se genera una nueva realidad. Las energías personales dan paso a la energía del grupo.

si las personas debaten y pelean, mis argumentos y mi experiencia de vida contra la tuya, la energía se divide. A nivel conversacional estamos en el debate. En otros ámbitos estamos peleando, o guerreando. Yo en mi posición me hago fuerte, y trato de tumbarte a ti en la tuya.

azulclaro

la puerta azul clara

si las personas no tienen nada de lo que defenderse, no necesitan demostrar que son más ni mejores, más en qué sentido, mejor que quién y en qué sentido, cuando somos realidades tan complejas y diversas, si las personas se sienten en un entorno de confianza, si se pueden mostrar, la energía se anida. A nivel conversacional surge primero la conversación empática, yo me re-conozco y puedo re-conocer-te a ti. A nivel relacional, la empatía nos permite contactar con la otra persona, con su dolor, con su alegría, con sus vivencias, con sus problemas y sus aspiraciones. Surge la química. A otros niveles, tenemos una disposición nueva desde un territorio que reconocemos común. Se están creando posibilidades de actuación desde una comprensión del todo del que formamos parte.

azulindigo

la puerta azul índigo

si las personas han dado este salto, yo me re-conozco, yo te re-conozco, una nueva posibilidad emerge.

yo puedo escucharte de forma genuina, no es mi cabeza la que escucha a tu cabeza, es mi cabeza – mi corazón – mi voluntad que escuchan a tu cabeza – tu corazón – tu voluntad.

lo que tú me regalas es tu momento, toda tu experiencia de vida filtrada en este momento en relación con un tema particular.

y tu regalo lo proceso, lo siento, lo entiendo, y soy capaz de calentarlo en mi interior.

te agradezco el regalo y lo disfruto en mi interior.

y tal vez, sólo tal vez, tu regalo produce un movimiento interior que me mueve hacia el exterior, y quiero comunicar algo, en forma de devolución, o en forma de composición. Si te fijas, no te estoy rebatiendo, estamos componiendo juntas una nueva canción. Si te fijas, no salgo por peteneras, porque no te respondo algo que no tiene que ver con el hilo de la conversación, no te devuelvo una lata de sardinas enlatada, no te cuento lo que tenía guardado en la mochila ni la frase maravillosa que he preparado para despertar la admiración de la concurrencia. Sigo el hilo, y compongo contigo un hilo, desde mi experiencia, desde el Yo soy presente y atento.

violeta

la puerta violeta

llegados a este punto, hemos dejado de tejer cada uno nuestro discurso, o nuestro jersey, estamos tejiendo un algo nuevo, estamos en un proceso de co-creación. Y en ese acto de creación no hay ganadores ni vencidos, hay personas que colaboran y que son parte de lo nuevo, que si es bonito, bueno y verdadero,  a buen seguro nos cambia a ti y a mí.

en una conversación Goetheana, o generativa, yo no soy la misma persona que cuando ha empezado la conversación. Un ajá separa la situación previa de la situación final, un ajá que es compartido, un ajá mío que también puede ser tuyo, y del grupo, un ajá que nos aporta una nueva comprensión común desde la que poder actuar, y desarrollar nuevos caminos en colaboración.

este proceso, así de etéreo, lo queremos encarnar en las conversaciones que tienen lugar en el marco de “el futuro emerge”, en ese espacio que vamos a propiciar en BIL, MAD, BCN este año 2017, para empezar.

y somos conscientes de la dificultad, viniendo de la cultura gallinero en la que estamos inmersas, donde 5 gallinas alborotadas pugnan por cacarear más alto cualquier idiotez, o una idiotez mayor.

3puertas

el proceso descrito en las líneas anteriores se entiende perfectamente si entendemos las 3 emociones que facilitan el desarrollo personal y de los grupos (equipos de alto rendimiento etc etc), las emociones del orgullo (la puerta del ego al Yo soy) – de la comprensión (la puerta del Yo soy a nosotras somos) – de la alegría (la puerta de la emoción de sentirme parte a ser capaz de hacer juntas), emociones que compartimos en 7 emociones, publicación creative commons,

inspirada en la teoría U de Otto Scharmer, los cuatro campos de atención, que conforman los cuatro campos de la escucha y los cuatro campos de la conversación.

3 puertas son necesarias traspasar para tener una conversación generativa.

la puerta azul clara nos traslada del ego (nuestro mini-yo) al Yo soy, la puerta azul índigo nos transporta del Yo soy al ecosistema (yo soy parte de un todo mayor, del que tengo responsabilidad, mundo mineral – mundo vegetal – mundo animal – Ser humano – Ser universal), la puerta violeta nos permite activar estas dos energías anteriores (somos personas poderosas que creamos comunidad) para traer lo nuevo al mundo, acción compartida desde la conciencia y nuestra mejor intención

¿cómo se puede facilitar una conversación Goetheana / generativa?

para empezar, creando 2 o 3 reglas, que facilitan la fluidez.

como no tenemos que defender nuestro libro, articulamos un turno de palabra corto, por ejemplo de 3 minutos,

como no tenemos que tener razón, no se acepta el debate, ni la respuesta mental inmediata, para ello articulamos turnos de espera de 45 segundos, en los que no es necesario que haya palabra alguna por medio, aprendiendo el arte de la contención, y el de calentar el regalo que acabamos de recibir,

como todas las personas tenemos un punto, no hay orden de intervención, pero todas podemos participar, tarea de la persona que modera la mesa,

una mesa en la que participa de forma activa el público asistente, que es tan valioso en sus intervenciones como cualquier persona que inicia la conversación.

para seguir, respetando las reglas de este juego nuevo,

en el que la persona moderadora de la mesa tiene la facultad, y la ejerce, del PASAPALABRA, o borrado de la última intervención, si no procede, o simplemente rompe el hilo de la conversación,

para terminar donde tengamos que terminar, componiendo una nueva forma de escuchar, y de conversar, desde una atención mejorada,

desde nuestra mejor intención compartida.

un juego nuevo comienza,

un juego en el que tú también puedes participar

enelfondosiempreestastu

el ego y el alter

alteridadcuando hablamos del ego creo que todos tenemos una visión de qué estamos hablando. Y parecería que pasa otro tanto cuando hablamos del alter. Pero ese aspecto no lo tengo tan claro.

Porque el ego, o el yo, es esa figura de la cual estamos tan próximos todo el día. Yo, mi, me, conmigo, esa figura que es tan importante en nuestras vidas. Porque, no sé cuál es tu impresión, yo creo que este mundo funcionaría totalmente diferente si dejásemos de hacer yoyismo un 10% de nuestro tiempo. De repente paramos, nos dejamos de concentrar en nuestra historia, aventuras y desventuras, y nos calzamos los zapatos de un otro. De quién da lo mismo. Ese otro puede ser tu pareja, tu madre, tu padre, tu vecino, la hija de tu vecina, el sobrino del alcalde de tu pueblo, o la concejala de fiestas. También puede ser tu jefa o tu compañero de pupitre, tanto da. Sigue leyendo