cuando un no tiene el mismo valor que un sí (comunicación no violenta, empática, compasiva)

asisto a la última jornada del grupo QaTeal en MediaLab Prado, que tiene como base la comunicación no violenta, una comunicación que a alguna de las personas presentes le parece que no tiene el mejor título posible,

y que genera distancia con los potenciales clientes, ¿qué pasa, es que mi comunicación es violenta?, ¿acaso quieres indicar que me comunico de forma agresiva?,

es por ello que surgen propuestas para re-enmarcar esta propuesta de Rosenberg, reformulándola como comunicación empática, o compasiva, una comunicación en la que partimos de los hechos, de lo percibido, no de nuestros juicios,

para pasar a los pensamientos que nos genera, yo pienso, a nuestros sentimientos, yo siento, a la expresión inequívoca de nuestra necesidad, porque yo necesito, a una petición explícita y clar, yo te pido que,

en un ejercicio de comunicación que nos aleja de la manipulación, del juicio, del nivel mental, para acercarnos a nuestros sentimientos y nuestras emociones, a nuestras necesidades más profundas,

en un proceso en el que, una vez nos hemos expresado, un no tiene el mismo valor que un sí, qué curioso, no sé por qué esta frase me deja pensando, creo que ahí radica el fundamento último de la comunicación no violenta,

yo cambio, yo me expreso, desde los hechos, eliminando las generalizaciones, la exageración, el victimismo y el juicio, para conectar progresivamente, desde los hechos, con mis emociones, con mi ser y sus necesidades,

en un trayecto que va desde lo externo, hechos, a mi mundo interior, emociones, curioso trayecto, déjame que me repita, y en el que me muestro, para que tu hagas lo que tengas que hacer, de forma libre, con conocimiento de causa,

y optes por lo que tengas que optar, que está bien, manteniendo tu comportamiento o cambiándolo, lo que decidas es perfecto, cualquiera de las dos opciones es buena, un no tiene el mismo valor que un sí,

porque de la misma forma que yo me entiendo, me muestro y me acepto, soy capaz de entenderte en la forma que te muestras, y te acepto, porque aceptar, qué bonita palabra, es un equivalente de ese verbo que todo lo sana, que todo lo disuelve,

porque cuando te acepto te respeto y te amo,

sí, porque aceptar lo que está siendo es una forma de amar, casi, casi, de forma incondicional.

 así lo vimos…

de la presentación que Pedro nos comparte en la carpeta del grupo, entresaco dos o tres perlas que me hacen pensar, y que interpreto como recursos, tal vez alguno te es de utilidad.

entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que quieres entender, lo que entiendes, existen 9 posibilidades de no entenderse.

¿qué prefieres, tener razón o ser feliz?, las dos cosas a la vez no son posibles.

Marshall Rosenberg

quiero que me mires sin juzgarme,

quiero que opines sin aconsejarme,

quiero que confíes en mí sin exigirme,

quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí,

quiero que me cuides sin anularme,

quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí,

quiero que me abraces sin asfixiarme,

quiero que me animes sin empujarme,

quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí,

quiero que me protejas sin mentiras,

quiero que te acerques sin invadirme,

quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas,

quiero que sepas… que hoy puedes contar conmigo … sin condiciones.

Jorge Bucay

 

y queda claro, meridianamente claro, por qué esta comunicación la relacionamos con la comunicación empática, con la comunicación compasiva, tan cerca del arquetipo de nuestra madre natural, nuestra madre nutricia,

donde ese gesto de respeto y aceptación total crece, acercándose al ideal del amor, esa energía que es incondicional o no es, sí, acercándose al ideal del amor incondicional.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.