tierra, aire y agua en el puerto de Alicante en Navidad

es navidad, prontito por la mañana, una de las ventajas de dormirse pronto es levantarse pronto, con facilidad, un pronto que aprovecho para salir a pasear y tomar la fresca mañanera, no sé por qué me apetece visitar el castillo de Santa Bárbara,

un capricho que va a ser negado, malos tiempos para los castillos, que este 25 de Diciembre va a permanecer cerrado, aunque tampoco está mal, el estado natural de un castillo es cerrado,

y me bajo a la playa a pasear, es un sacrilegio estar en una ciudad con playa y no ver el mar de cerca, en un paseo en el que me encuentro, qué divertido, no un barco pirata, sino tres, 1 ,2, 3,

b1

el primero en la playita, surcando la arena,

b2

el segundo en el aire, soportado por unos andamios, un barco que vuela, la perla negra, qué bonito nombre, un barco fantasma que no sé a qué me recuerda, un barco que nos permite dejar volar nuestra imaginación,

b2blackpearl

y el tercero en el puerto, asentado sobre el agua, líquido elemento en el que se mueve nuestra emoción, y me quedo alucinado al ver el nombre, ese nombre que ya he visto antes, en algún sitio, tal vez aquí mismo, pero no consigo recordar,

Santísima Trinidad,

b3

3 barcos piratas sobre tierra, aire y agua en el puerto de Alicante, asediando un castillo que no podría ser de otra forma, está cerrado, quién sabe qué deriva tome esta batalla en nuestra imaginación.

así lo vimos…

b3santisimatrinidad

Santísima Trinidad, o la conexión con todo lo que es, que raras veces es uno, sino 3.