el milagro de candeal (y el piano de Dieguito)

bebocigalaEl viernes, recién celebrado mi funeral, ya de vuelta a casa, charlábamos Gorka, mi hijo mayor, y Rafael, el cura de la celebración (Rafael puso la cura de la alegría, la risa y el ritmo, un monstruo), y me comentó del milagro de Candeal, una comunidad entera que salió de la marginalidad más absoluta por medio de la colaboración de un grupo de músicos que hicieron de Candeal su proyecto B de vida. Porque todos tenían un proyecto A, que era vivir la música. Uno de ellos es Bebo Valdés, pianista cubano, huído del régimen castrista, que murió en Estocolmo, cuidad hermanada con Benalmádena en el dolor de su pérdida.

Te dejo con una película que Rafa nos comparte (un documental largo, un poco más de 2 horas de duración) que retrata un proceso de cambio en el territorio. De la delincuencia y la desesperación (desesperanza en el futuro) a un ejemplo a seguir. Sigue leyendo