¿acaso es más hombre un abogado o un constructor que un cocinero?

me encanta que Elizegi sea presidente del Athletic, sin llegar a seguir al detalle su gestión en los 3 últimos años, como me encanta que haya obtenido la presidencia a pesar de no ser de la cuerda de la anterior ejecutiva,

creo que todo el mundo se puede hacer una idea de los poderes que están detrás de equipos como el Barca o el Athletic, el Sevilla o el Betis, el Atlético de Madrid o el Rayo, equipos que representan una forma de vida en una región, ciudad, o barrio,

a veces no totalmente des-ligados del poder político de turno, con sus siglas en cada sitio,

y me encanta, no hay dos sin 3, que Elizegi sea cocinero, en vez de abogado o constructor, economista o ingeniero, y no debe haber 3 sin cuatro, me encanta que sea una persona afable, sensible, imaginativa, aparentemente una buena persona,

sólo puedo decir que las 2 veces que he contactado con él, sin conocerme de nada, he recibido una respuesta rápida y cordial, y me ha remitido a representantes de su equipo con los que podía tratar,

un acto no desdeñable en un sistema de presidente presidencialistas, que bien podrían haber optado por otras formas, ¿quién se cree este mindundi para contactar conmigo, con el sol supremo?, que se la ondulen,

muchas veces, más de las que creemos, lo pequeño es representativo de lo grande, por eso me gusta tanto la segunda parte de este dicho castellano, de tal palo tal astilla, no sé si la conoces, … y de la punta el sable,

así me parece que es Elizegi, una persona sensata, amable, con un proyecto de recuperación y TRANSformación para el equipo que lleva en sus entrañas, aupa, Athletic, un hombre de bien para el fútbol,

qué pena que en este ejercicio de frentismo en el que el mundo vive no seamos capaces de, tal vez no queramos, co-laborar con el álter, sí, yo tmbn creo que ha habido más palos en las ruedas que apoyo a la gestión y al devenir de la institución,

ojalá el Athletic no vuelva a la ruta del pasado, y a la cantinela de «o yo o nadie».

así lo vimos…

en la conversación con Silvia van a saltar un par de prejuicios, ella piensa que un cocinero no debería ser presidente de un club de fútbol, hasta que le pregunto si debería ser presidente un abogado o un constructor,

no, un constructor o un abogado tampoco,

para ella un presidente de fútbol debería ser un hombre de fútbol, opinión que no comparto, porque un equipo se forma con personas con capacidades diferentes, y el mundo del fútbol ya está lleno de personas de la profesión,

entrenadores, jugadores, ex-jugadores, ojeadores, si te fijas casi todos hombres,

y en un club grande hay expertos de todas las áreas, financiera, marketing, gente conocedora de legislación, marca, reputación, responsabilidad social, ambiental, desarrollo de cultura y de eco-sistemas, a los cuales el presidente representa y coordina,

y ahí llegamos a la segunda cuestión, pero un cocinero… , como que es una profesión muy poco masculina, estamos cerca del segundo prejuicio, hay puestos para los que no se aceptan, o aceptamos, determinados «perfiles»,

a los vascos nos gusta comer bien, reunirnos en el txoko con los amigos, pero que el presi del club sea cocinero… como que no, como que ya es demasiado, esto no es serio, hasta ahí podíamos llegar,

y aunque queremos que nos traten bien, cuando el enemigo nos va a atacar elegimos, casi siempre, el caudillo guerrero, el más bestia de la manada, que nos saque con una guerra del conflicto de la guerra, curioso comportamiento tribal,

y así estamos, en un mundo que quiere vivir mejor pero que elige continuamente guerra, o el palo en las ruedas de nuestro vecino, porque no soy yo el que dirige la carreta, aunque no me toque y la carreta no sea mía,

porque mi comunidad, qué bonita palabra, común unidad, no me ha elegido, y hoy no la represento,

no me queda nada sino agradecer a Elizegi por aparecer en nuestras vidas, gracias, Aitor, por ser la imagen visible de un equipo, y por ser un ejemplo del hombre y sociedad que aspiramos a ser un día.

la actitud de Elizegi ante el no de los compromisarios del Athletic en la última junta, una vez más, le honra, si soy parte del problema, mi obligación es detectarlo, aquí te dejo con otra entrada de la hemeroteca reciente, el adiós del hombre paciente.

y seguimos hablando, es la ventaja de los domingos, que nos da tiempo para reflexionar, tmbn sobre el mundo de la cocina, un mundo en el que los grandes son hombres, a pesar del porcentaje inmenso de mujeres que ejercen el trabajo diario,

algo parecido a lo que ocurre en el mundo de la moda, en el que las costureras ganan 80 a 1 a los hombres, otro mundo en el que la inmensa mayoría son mujeres pero los famosos son ellos.

qué curioso que en la gestión se justifique que un presidente sea hombre porque la mayoría de los equipos directivos se componen por «ellos», me temo que van a pasar unos años hasta que se aborde con fundamento el concepto de la igualdad de género.

si ahondamos un poco, en las reflexiones de hoy vive un par de temas presentes en todos los rincones de nuestras vidas, cómo nos influyen nuestras creencias y cómo abordamos los conflictos en nuestro día a día,

temas que tenemos que revisar sí o sí cuando elegimos desarrollar entornos de confianza en nuestras organizaciones, y aquí me despido de ti, Aitor Elizegi, muchas gracias por tu ejemplo, bailando con el conflicto,

todo parece indicar que el Athletic no es un espacio maduro para entornos, o como diría el segundo comercial de zapatos que destinan a Africa para hacer una prospección de mercado,

qué maravilla, el Athletic es el campo ideal para entornos de confianza, van todos, salvo el presidente del país, descalzos.

y tu organización, ¿ya está madura para el desarrollo de entornos de confianza?

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo 3 retos que interpelan a las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo laboral, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza,

y te deseamos amor y orgullo sano para su desarrollo, con 3 abrazoTs por medio, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre jugando y riendo, cuidándonos, aprehendiendo del camino y del futuro que emerge en cada paso, sí,

feliz 2021 y buen camino