Arriesgate !!! Levantate y anda

(Escrito con “Kenny G, At last… the duets album” acompañándome)

Es sábado por la mañana, el sol remolonea pues en el mundo exterior tras las ventanas, hace frío. El invierno ha llegado de repente a Madrid, el otoño apenas se ha dejado sentir mas allá de las hojas corriendo por el suelo, los días mas cortos y la mudanza del color en el horizonte.

Todavía no son las 7 de la madrugada y ya he vuelto de dar mi paseo con el perro de mis hijas. Wifi se llama el pequeño Shih Tzu que es pura energía, alegría y ganas de jugar e investigarlo todo. Que buena actitud ante la vida.

Procrastinar, ‘palabro‘ desconocido para muchos que prefieren los términos posponer o postergar. Viene del latínpro, adelante, y crastinus, referente al futuro (cada vez me interesan mas las palabras y su origen). Es el “no hagas hoy lo que puedas dejar para mañana”. Justo lo contrario del mantra y refrán español de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. El tema es que lo único que existe es el hoy, el aquí y el ahora, y si retrasar es la forma mortal de negar, procrastinar es eludir hacer lo que ya sabes que debes hacer. Es la pereza, gran pecado capital, pero que también esconde el miedo al enfrentarse a lo desconocido, al poder equivocarte, a romper lo platos si friego. A mostrar mis vergüenzas o mis carencias, a que a uno le vean.

Yo llevo mucho tiempo, meses, desde que Mikel me invito a participar en esta aventura de jugar en el blog de Oecorazón. Cada día (bueno, no todos, lo reconozco) me proponía sentarme frente a mi teclado, ausente de tildes y n~ (por ser un portátil adquirido en USA, sepan Vds. disculpar si me falta alguna) y escribir un Post. Un cuento, un mensaje que lanzar al universo digital para perdurar eternamente navegando por el inmenso océano de byte y bits, de www y http, de google y yahoo, de youtube y Bing, de Apple y Microsoft. Algo que trascendiese. Algo grande. Algo que marcase la diferencia. Algo ……… de ego. Pero claro, así no, desde ahí no!!. Así no se puede comenzar. Hay que sujetar los caballos que sino se desbocan y luego pasa lo que pasa.

He hecho varios borradores, empezado varios cuentos, pensado, pensado y pensado. No sabia por donde atacar, donde pegarle el primer mordisco a la manzana, por donde entrar en el laberinto. Y esta mañana, cuando me he despertado, ahí estaba: “¿Quieres empezar ya? Ponte al teclado y del tirón escribe lo que te parezca, lo que te venga, lo que te surja espontáneamente, lo que sientas. Arriésgate y muéstrate”, me ha dicho mi Maestro de los Sueños!!! (Otro día os hablaré de el, es un personaje fantástico que todos tenemos pero que habitualmente no re-conocemos)

He abierto mi pagina de Facebook, que esta inactiva por la misma razón que este block de notas, por no mostrarme, y me he encontrado con un mensaje del gran Alejandro Jodorowsky, “Si dudas entre hacer o no hacer, elige siempre hacer”.

Esto es así de sencillo, es la procrastinación (se escribe así, ¿verdad?, es que soy de ciencias 😉 ), el “ya si eso mañana”, es una de las fuerzas mas potentes del universo, la INERCIA. Pero se puede cambiar, se puede uno subir a su carro y asumiendo que existe y que es necesaria, conocerla y aceptarla para desde ese sitio hacer que trabaje para ti. Que te ayude en lugar de que te suponga una resistencia. Pero para eso hay que hacer un ejercicio de consciencia, de presencia, de revisión, de ver por que, para que y desde donde (que de veces hemos hablado de esto, ¿verdad Mikel?) ocurren las cosas y tomas tus decisiones. No hay camino erróneo, cada uno te enseña algo que necesita en tu viaje por esto que llaman VIDA. Todos tenemos que aprender, estamos aqui para aprender, aprendemos todos (inevitable meter la cuñita.. 😉 )

Así pues, y casi sin darme cuenta, este primer cuento, estas primeras lineas de mi primer post (ya me vale, después de tantos años danzando y nadando por la red pero sin mojarme…) se ha ido escribiendo solo. Ha sido fácil, por que sale de donde tienen que salir las cosas, del centro del pecho, del corazón, del “querer” mas que del “tener que”.

Ahora hay que aprovecharse de la inercia, y conseguir centrar un rato todos los días para golpear con mas o menos acierto las teclas de este viejo portátil. Con cariño y cuidado, pues tiene varias letras flojas, fruto del paseo por encima del teclado de algunos de los gatos que conviven en esta casa. A saber, F4, F5, la ‘O’ y la ‘D’. Pero me ayudan a no automatizar la escritura, a estar mas consciente en este proceso de transcripción ya que no todas las teclas son iguales, a estar presente. Como la vida misma, donde cada uno de nosotros tenemos nuestro ‘puntito’.

Si alguien lee esto alguna vez, espero que lo disfrute. Y si ademas le hace plantearse algo, ya sea por que le valga o le rechine, sera por añadidura.

Me voy a contar un secreto… Esto que escribo es realmente para mi, es terapéutico para mi, me vale a mi. Ya se, yo me mi conmigo. Pero es que este ejercicio de explicar a fuera lo que te pasa por dentro…. es un regalazo !!!!

Así pues, me arriesgo, me muestro, me levanto y me pongo a andar (escribir). Ahora solo queda esperar (y trabajar) para que no sea un solo chinpum, una estrella fugaz, una gota en el desierto. Aun así habría valido la pena pues he disfrutado.

Abrazos desde el Co-razón

Carlos

carlosredondomon  así lo vimos…

( y en una horita de nada, finiquitada la primera entrada!!) A disfrutar del fin de semana abrigaditos y si se puede, con una chimenea y unas castañas…. que magia tan grande tiene el otoño. Pero esto sera otro post… 😉

observar (aprender se escribe con Hache, primer paso)

arcoiristekeEl primer paso en cualquier proceso de aprendizaje es el de observar de forma precisa, utilizando todos los sentidos. La actitud en este primer paso es la de apertura, incluso de ingenuidad, sin ningún tipo de juicio subjetivo o crítica. Nuestro juicio tiene que estar desconectado. No estamos de acuerdo ni en desacuerdo. No nos parece bien ni mal. No está dentro o fuera de nuestro marco de referencia. No coincide ni contradice ninguna información anterior.

Si revisamos mentalmente cualquier situación, estamos observando cuando podemos reproducir, con base en nuestras notas mentales quién hizo qué, cuándo, cómo, la secuencia de actividades que tuvo lugar, qué ocurrió exactamente.

Si lo piensas fríamente, no ha ocurrido ningún juicio, no hay sentimiento alguno al respecto. El aprendiz observa los hechos “externos”, lo que realmente sucedió, y es consciente de los mismos. Sigue leyendo