individualizar (aprender se escribe con Hache, cuarto paso)

kakaxumusu2Todo proceso tiene un antes y un después, un paso del Rubicón, un punto de inflexión, y este punto no le es ajeno al proceso de aprender, o mejor dicho, de aprehender, que suena mucho más a prender como propio, no sé por qué.

He observado cuidadosamente, lo he relacionado y lo he integrado con mis propias experiencias, he luchado con los contenidos, los he digerido y transformado, hasta un punto en el que puedo decir que lo que queda es realmente mío. He aprendido algo. Lo he hecho mío. Ya no tengo que basarme en opiniones autorizadas o en expertos sobre esta materia. Algo nuevo ha nacido en mí que me ha enriquecido. Sigue leyendo

relacionar (aprender se escribe con Hache: segundo paso)

epiyblasEn esta segunda fase del aprendizaje, la aprendiz se debe vincular con el hecho externo, (la conferencia, el ejercicio, el juego, el taller, …) con objeto de darle sentido.

Aquí entran en juego las reacciones subjetivas (diferentes para ti y para mí). Nos interesamos de forma entusiasta con lo observado o experimentado.

¿Qué sentimientos he tenido?

¿Qué preguntas afloran?

¿Qué relaciones tiene lo observado con otros aspectos de mi experiencia? Sigue leyendo

observar (aprender se escribe con Hache, primer paso)

arcoiristekeEl primer paso en cualquier proceso de aprendizaje es el de observar de forma precisa, utilizando todos los sentidos. La actitud en este primer paso es la de apertura, incluso de ingenuidad, sin ningún tipo de juicio subjetivo o crítica. Nuestro juicio tiene que estar desconectado. No estamos de acuerdo ni en desacuerdo. No nos parece bien ni mal. No está dentro o fuera de nuestro marco de referencia. No coincide ni contradice ninguna información anterior.

Si revisamos mentalmente cualquier situación, estamos observando cuando podemos reproducir, con base en nuestras notas mentales quién hizo qué, cuándo, cómo, la secuencia de actividades que tuvo lugar, qué ocurrió exactamente.

Si lo piensas fríamente, no ha ocurrido ningún juicio, no hay sentimiento alguno al respecto. El aprendiz observa los hechos “externos”, lo que realmente sucedió, y es consciente de los mismos. Sigue leyendo