desentrañando el enigma (tú también puedes morder la manzana)

me llega este curioso video de Alan Turing, el hombre que encuentra la solución a ENIGMA, sí, es el primer gran hacker de la historia, capaz de crackear el código “irrompible” nazi Enigma,

considerado por algunas personas el padre de la computación,

un video en el que plantean que el símbolo de Apple, la manzana mordida, es un tributo a la vida de Alan Tuning, que se suicida comiendo una manzana, que él mismo rocía con cianuro,

al ser encarcelado por un delito que tiene bien poco que ver con las cosas bien o mal hechas, mejor te dejo con la pregunta, ¿cuál es el delito que Alan Tuning comete, y que le lleva a la cárcel en pleno siglo XX?

   así lo vimos…

sí, la sociedad encarcela a Alan Tuning, una persona que contribuye de forma notable al término de la segunda guerra mundial, eso es hacer, sí, señor, por Ser, no por hacer, por Ser homosexual, en concreto

después de ver por casualidad Casino Royale anoche, una película del afamado agente 007, el macho alfa en su apogeo, pienso en este mundo tan extraño en el que un agente especial consigue desencriptar la información más secreta en un plis plas,

mientras yo me paso un fin de semana completo des-entrañando los misterios de una hoja excel que yo mismo he hecho, que se me escapan por aquí y por allá, una hoja que no deja de romperse cuando corto y copio una fila,

debe ser que las fórmulas que aplico y las referencias fijas y relativas, ésas que se hacen con el signo del $ (dólar), no se dejan cortar y pegar, o al menos con las tijeras que yo utilizo,

y pienso esa sensación que me invade últimamente, a mí también me gustaría hacer una aportación a este mundo, me gustaría sentir que mi vida ha tenido algún sentido, que ha dejado un rastro sano,

es un extraño anhelo de contribuir,

no puedo evitar pensar en Alan y en su contribución, y en cómo se la pagamos, mientras este mundo inconsciente sigue vendiendo un modelo de cómo debe ser el hombre, de cómo debe ser la mujer,

si tienes un rato te la recomiendo encarecidamente,

007, casino royale.

ya sea cierto o no, copio unas imágenes de esta extraña empresa que tiene como logo una manzana que alguien mordió, ¿fue Adán?, ¿fue Alan Tuning?, ¿fue el ínclito, el maravilloso, el de los dedos vertiginosos al teclado, Bond, James Bond?

 

menuda desfachatez, un logo lleno de colorines, ¿no te parece una locura?, ¡¡¡a este tipo de gente les deberían encarcelar!!!

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que desarrolla una comprensión del mundo emocional con base en 7 emociones,

7 energías que representamos con los 7 colores del arco iris, alguien pensará que a nosotros también nos deberían encarcelar, qué bueno que, aunque nos haya llevado un tiempo, ya estamos en el siglo XXI,

un modelo en el que el color surge del baile de la luz y la oscuridad, en el que contemplamos energías del mundo material y del mundo espiritual, por medio del cual promovemos el desarrollo de la atención y la presencia,

un mundo en el que los valores y el buen trato están presentes, no es mal intento con el que continuar, en este día rarito, en el que no sé si de mayor quiero ser como Alan o como Bond, James Bond.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este enlace 

 

 

 

sedúceme otra vez con la manzana, Eva

applemonEs la una y veintinueve del 23 de Octubre de 2013, continuación de un día ya demasiado largo, el de ayer, 22 de Octubre, en el que dio tiempo para hacer de todo. Estoy a punto de caer muerto y repaso el día de hoy, y el post que voy a escribir mañana, con relación a una reunión que hemos mantenido Antonio, reponsable del área de emprendimiento de prepárate, Soraya, responsable de Marketing de Aje Madrid y yo esta tarde, y, por azares del destino, mi mente se va al Apple Store, y decido cambiar la historia.

Hoy ha sido un día en el que ha cabido de todo, un día muy largo, demasiado. Un post para empezar, una consulta médica en Puerta de  Hierro para seguir, compras en Carrefour (un disco duro externo y un USB), el registro de oé corazón en la comunidad de Madrid y en el registro central, una comida para recapitular, una reunión con Antonio y Soraya.

Eran las 19:04, y le he escrito a Carlos que me acercaba irremisiblemente a su casa para sacarle y tomar una cerveza juntos (necesito que me pasees, Carlos). Poco más tarde estaba aparcado en el puesto de la Cruz Roja, Sigue leyendo