me moriré en 4 años (o lo que es lo mismo, me quedan 4 años de vida)

me tropiezo con esta entrevista a Albert Espinosa, que nos acerca a la muerte, él cree que se va a morir en el plazo de 4 años, en los que, eso sí, va a aprovechar para escribir 3 libros, una peli y una serie de televisión, no está mal,

tal vez ese pensamiento le viene de la muerte de su padre, que debe rondar esa edad, y me enternece la actitud vital de este chaval revoltoso, que se lleva muriendo desde los 15 años, cuando le ingresan en una unidad de cuidados paliativos,

y conecto con mi propia muerte, mi padre se murió antes de los 60, y observo, como le ocurre a Albert, la atracción fatal de la familia y de la historia, en este proceso de repetición, y pienso si no me va a ocurrir lo mismo,

y me pregunto qué es lo que puedo hacer yo en estos 4 años de vida, qué es lo que le puedo aportar yo a mi día a día, a mis semejantes, a las personas que me rodean, conocidos, amigas, encuentros y des-encuentros en la tercera fase,

en este mundo tan bueno, tan bonito, tan verdadero, en el que hemos decidido vivir, en el que crecemos en relación.

   así lo vimos…

y pienso en un proyecto loco, absurdo, magnífico, tal vez contacto con Albert, y juntamos sus cuatro años con los míos, entre los dos ya tenemos 8, como el infinito, para lanzar el 3ple camino,

un proceso que ayuda a las personas a abrazar su plenitud, desde un recorrido personal por nuestras creencias, por nuestras pasiones y emociones, por nuestros valores, por el mejor yo soy que podemos crear en nuestro día a día,

desde dentro y en relación.

y pienso en convertir esta entrevista que le hace Eloi Vila a Albert Espinosa y estas líneas en un ejercicio, es tal fácil como convertir el enunciado en pregunta, si te fijas bien “me moriré en 4 años” se ha convertido  en “me quedan 4 años de vida”

y tú, ¿qué harías en los 4 años que te quedan de vida?

¿qué harías diferente si te dijesen que te quedan sólo 4 años de vida?, ¿seguirías haciendo las mismas cosas?, ¿hay algo que dejarías de hacer?, ¿harías cosas nuevas?

y me llega al teléfono una frase, qué curioso, de la madre Teresa de Calcuta:

No puedo dejar de trabajar. Tendré toda la eternidad para descansar.


yo, personalmente, me dedicaría al 3ple camino, a año por camino son 3, qué bueno que no requieren exclusividad, y me permiten hacer otras cosas, y me sobra uno, en el que todavía no sé qué hacer…

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

puentes al norte, puentes al sur

Tomás Elorriaga nos comparte este video del canal de Jay Shetty, traducido al castellano por puente al norte, un espacio que nos provee de traducciones de los pensadores del momento,

un vídeo que habla de la linealidad de la muerte, y de los altibajos de la vida, un vídeo que termina con esta frase, muchas gracias por la traducción, yo que tú no me perdería las otras,

We cannot avoid the ups and downs, but we can change the way we see them, because as Wayne Dyer said, “when we change the way we look at things, the things we look at change”.

No podemos evitar los altibajos, pero podemos cambiar la forma en la que los vemos, porque como dijo Wayne Dyer, “cuando cambiamos la forman en que miramos a las cosas, las cosas que miramos cambian”.

   así lo vimos…

y aprovecho para copiar este texto que explica el origen de este espacio en internet, en busca del equilibrio cuerpo, alma, mente,  y el curioso nombre que define de maravilla su motivo de ser, puentes al norte.

A lo mejor has leído libros traducidos al español con los que has resonado, libros que te han ayudado a superar temas difíciles y dolorosos en tu vida. Quieres encontrar más en Internet así que googleas al autor o autores y ves que hay mucho material, ves que mucha gente les sigue en redes sociales, tienen una cantidad de vídeos en YouTube, blogs, etc. pero… ¡todo está en inglés! Y tú de inglés, poco y nada.

¿Has sentido miles de veces esa frustración al querer profundizar más en esas técnicas o consejos que te ayuden a superar algo que sientes que no está bien en tu vida, pero cuando buscas encuentras mucho material en inglés y poco en español?

Quizás te ha invadido la decepción cuando alguien te habla de una técnica que te vendría como anillo al dedo para tu desarrollo personal o para la situación de vida que estás atravesando, pero resulta que todavía casi ni se conoce en el mundo de habla hispana, y no encuentras nada en español.

No te preocupes. Deja ya de sentir frustración. Conecta y aprende con aquellos que hoy juegan un rol muy importante en el movimiento de cambio de consciencia para lograr un mundo mejor y una vida plena y feliz.

Alcanzarás esa paz y esa plenitud porque las enseñanzas que encontrarás aquí, en Puente al norte, transformarán tu forma de ver la vida y de actuar.

¿Cómo imaginas tu vida luego de aprender con grandes maestros? ¿Cómo te imaginas tu próximo «momento ajá», donde eres capáz de ver con absoluta claridad la solución y la respuesta a tu problema o confusión emocional?

¡Únete y cruza el puente!

al leer este texto, puentes al norte, me doy cuenta cómo me gusta crear puentes entre cosas aparentemente inconexas, y acabo de crear otro, que me contacta con un capítulo de el mundo amarillo, de Albert Espinosa,

el decimotercer descubrimiento, la búsqueda del sur y del norte, qué curioso, un capítulo que empieza así.

Si los sueños son el norte y se cumplen, tendrás que ir hacia el sur.

una enfermera en la UVI mientras acariciaba mi pelo y notaba que tan solo tenía un pulmón.y a ti, ¿qué puentes te gusta crear?por medio de 7 emociones y 3 escuchas, este taller gratutito en internet que puedes atravesar a tu propio ritmo, en inglés se denomina SPOOC (Self Paced Open On-line Course), creamos puentes,

  • entre la responsabilidad emocional y el análisis transaccional,
  • entre el análisis transaccional y el campo de la atención de la teoría U,
  • entre la teoría U y nuestro rico mundo emocional,

puentes entre la luz focal del sol y la luz difusa del infinito, entre la luz y eso que llamamos normalmente oscuridad, con la ayuda del color, y del arco iris, hasta encontrar el verde, muchas gracias, Goethe, por tu colaboración.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

5 personas pueden cambiar el mundo (el futuro emerge, y al calor del cariño hasta el cuentacuentos resucita)

enbuscadesentidocelebramos la tercera reunión de los grupos de iniciativa de “el futuro emerge”, la segunda es secreta, también con 5 personas, y un invitado, Gaizka, el coordinador del grupo de iniciativa en BILbao,

que en una de esas causualidades tan bonitas que tiene la vida, está de paso por MADrid, con un rato a la noche libre, que vamos a aprovechar para visitar una librería, elegir unos libros, lanzar una conversación que acompaña a un sueño,

y tomar un par de algos acompañados con buen vino, si vamos a vivir dos días que sea con gracia, ¿no?,

y en eso estamos, esperando a que una sala se aclare, acaba de haber una presentación qeu termina a las 9, y nos dan las 10 y rato esperando, tiempo suficiente para ir y volver, mirar libros, y que esa pregunta tonta surja,

Mikel, ¿qué libros me recomendarías leer?,

y estoy delante del mundo amarillo, ese libro precioso de Albert Espinosa, que le paso a Gaizka, y le pregunto a Alfonso dónde tienen los 4 acuerdos, y en la estantería de la entrada nos encontramos con “el hombre en busca de sentido”, de Viktor Frankl,

una auténtica obra maestra, y Gaizka me pregunta cuál dejaría yo de los 3, y aquí me va a perdonar el lector, y mi Ser superior, y la madre superiora, si ese concepto todavía existe, le aconsejo que deje “el hombre en busca de sentido”,

y voy a tardar hasta la mañana siguiente para entender mi respuesta, cuando abro la última presentación del cuentacuentos, que data del 12 de diciembre de 2014, hace 2 años y 6 días, vestida del título “historias que transforman”,

y leo esos 3 libros que acompañan al cuentacuentos, los 4 acuerdos, en el bloque de creencias / open mind, el mundo amarillo, en el bloque de emociones / open heart, y el manuel del guerrero de la luz, de Paulo Coelho,

y me doy cuenta de que he sido fiel al cuentacuentos, no he podido dejar ninguno de los dos libros que lo acompañan, y me pongo a actualizar la presentación, en un programa que, si a Santiago le gusta, mejorado, vamos a dar en el 17 al olor de la la lluvia,

y por arte de magia, mucho mejor que por pura “causualidad”, Gaizka y Santiago han resucitado el cuentacuentos, en una versión en el que la teoría U y la biografía personal se dan la mano, con la energía de Santiago y Mikel,

una versión apta para emprendedores, para pequeñas organizaciones y grandes personas, apta para todos los públicos.

elhombreenbuscadesentidomon   así lo vimos…

y el día de la resurrección del cuentacuentos me doy cuenta de que el tercer libro que compone esta magnífica trilogía es el libro que acaba de dejar Gaizka en la librería, para completar ese bloque que cierra la bajada de la U, open will,

voluntad abierta,

openwill¿qué mejor libro para hablar de quién soy yo y cuál es mi trabajo que “el hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl?

quicuy nos preguntamos qué pinta tiene el cuentacuentos actualizado, el programa de historias que transforman organizaciones, y en honor a las personas y al año 17, este año emergente, le denominamos

personas que encuentran y cuentan 17 cuentos

si quieres conocer el programa sólo tienes que hacer clic

 

 

 

despréndete de lo aprendido

me acerco a la FNAC para conocer a Albert Espinosa, mi autor favorito desde que Bernardo me regalara ese libro amarillo, con una dedicatoria rompedora, hace ya 5 años, en plena vivencia de mi naufragio, acabo de perder a mi pareja, y con ella, también estoy perdiendo a mis hijos, una vivencia aún más dura, las parejas van y vienen,

los hijos no,

con la intención de conocerle, y de  invitarle a participar en el futuro emerge, un evento a desarrollar en el 2017 en BIL, MAD, BCN, en el que se juntan dos energías que se complementan y necesitan, las energías de lo viejo y de lo nuevo, lo viejo que se actualiza en lo nuevo, nuevo que se forma en lo viejo, penetrándolo,

no hay más que ver los proceso de la educación de nuestros menores en nuestras casas, menores que se convierten, más de una vez, inexplicablemente, en maestros de vida,

infinito

y compro ese libro nuevo, los secretos que jamás te contaron para vivir en este mundo y ser feliz cada día, y le pido que me dedique los dos, con dos dedicatorias diferentes, una a nuestro pasado, lloro escribiendo esta tontería, tenemos que honrar nuestro pasado, no importa lo duro que haya sido, para podernos despedirnos de él, integrándolo,

y otra dedicatoria a nuestro futuro,

que espero que crezca juntos, Albert, te veo como parte del grupo, un grupo de personas con una visión diferente de mundos en los que hemos elegido vivir, la educación, la salud, el dinero, la economía, la conciencia y el desarrollo de las comunidades,

tú, Albert, para mí, eres la voz de ese niño interior precioso que todas las personas llevamos dentro.

albertmon   así lo vimos…

salgo de la FNAC, y miro las luces, hay un punto en el que las luces se separan en dos, amarillas, bajando hacia sol y las campanas de fin de año, y azules, subiendo hacia la FNAC,

qué curioso, como los dos libros que me firma Albert, amarillo y azul fuerte, en este caso casi índigo, o violeta, esos dos colores que en 7 emociones ocupan el sitio de la compresión y de la alegría, no podía ser más casual, ni más bonito,

naranjas

azules

parado bajo la oscuridad de la noche alucino, la calle preciados pinta un signo de infinito sobre nuestras cabezas, lo viejo y lo nuevo conviviendo en perfecta armonía, como debe ser, como siempre ha sido.

una hoja ha quedado a modo de marcapáginas en el libro nuevo, con los datos de Cristina, de la editorial Penguin Random House, por si acaso tengo algún problema para localizar a Albert, un marcapáginas que señala esta hoja, despréndete de lo aprendido,  y reconozco el regalo, en el futuro que emerge hay un tema que es central,

dejarirloviejo

la teoría U, de Otto Scharmer, con las capacidades de conexión del corazón (observar, observar, observar desde el corazón) y del cuerpo (es hora de rescatar también la inteligencia de las manos), y nuestra capacidad de dejar ir lo que ya nos sirve de lo viejo, para que lo nuevo ocupe su lugar,

desde un mundo lleno de personas conectadas con su Ser y su Propósito de vida, unidas en nuevas comunidades radiantes,

muchas gracias, Bernardo, por tu cariño, infinito, y por esa dedicatoria de hace 5 años, 9 meses y 10 días, esa dedicatoria en medio del naufragio, qué bonito y necesario es recordar el pasado, pasado que me trae hoy hasta aquí, con esta mirada de futuro, en este ejercicio precioso de hacer el infinito,

en este ejercicio de presente continuo que es la vida,

tienes razón, Albert, ya hemos vivido suficiente, ahora nos toca disfrutar.

los dos regalos (la vida y la libertad para vivirla)

Cita

SILVIAcuando me fui de mi casa , niño aún, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: éste es el segundo y último regalo que puedo hacerte: el primero fue darte la vida, el segundo, la libertad para vivirla.

Facundo Cabral

nos levantamos el sábado por la mañana, y Silvia ha dormido fatal, tal como predijo al salir de casa de Fernando y Eva, esa pareja de niños preciosos que hemos encontrado en el camino.

desayunamos en la marea del no sueño, o del cansancio de no dormir, Silvia busca un por qué falso de lo que le pasa, para pasar inmediatamente a la acción, y a matar gigantes donde sólo hay gusanos.

con todo el cariño del mundo le acompaño con una pregunta que puede ayudarle a mirar en otra dirección, y enfrentarse directamente con los molinos, ¿no será el sueño malo y el cansancio que se deriva un regalo auto-inflingido?

¿no será un programa que repites para no vivir la vida que quieres?

antes del segundo café, abro el libro que está leyendo, uno de los tres, ¿y tú qué crees?, en la hoja que tiene señalada, y la respuesta de Facundo Cabral no puede estar más acertada, la libertad que nos damos para vivir la vida.

SILVIAMON   así lo vimos…

la selección de la imagen de hoy es mágica, como cualquier otro día.

como no estoy en casa, pienso qué hay alrededor mío que pueda valer, y me encuentro con el calendario de la fundación Adsis, esa en la que el año pasado Silvia tiene una entrevista, y que no da paso a una colaboración,

por algún motivo Silvia no saca tiempo para “otros proyectos” que vayan + allá de sacar el pan para vivir, qué curioso, cómo nos atamos a una mesa en esta vida, y nos negamos cosas de las que somos perfectamente capaces,

qué bonita esta imagen de una chica que abre la ventana, se proyecta en el infinito, empezando por la naturaleza, un pájaro y un montón de ramas y de hojas, el pelo al viento, una ventana está abierta para todas nosotras,

con el ejemplo de Silvia.

ENLAVENTANAYA

la imagen recoge de forma accidental, más a la derecha no hay buena luz, un móvil, unos cascos para escuchar música, un teclado, el segundo café, un cuarzo, y un libro de Albert Espinos, Brújulas que buscan sonrisas perdidas,

sonrisas de niños, en contacto con su ser y la naturaleza, personitas en desarrollo, qué bonito volver a vivir la vida, otra vez.

sal amarilla y merluza en salsa blanca para empezar

3librosel 15 ha comenzado hace medio rato, ya estamos a 21, el tercer miércoles, del mes de enero, y toca reunirnos en Torrelodones a cenar, tercer miércoles de cada mes, una regla nemotécnica sencilla de aplicar, tercer día laborable de la tercera semana de cada mes, para acabar de abrir la última “carpeta” que cerramos con las actividades de navidad, qué ganas de volver a cenar con los amigos del txoko A la Sal.

para comenzar el 15, cocina Iván, nuestro compañero dominicano, con la ayuda de Joserra. El menú es tropical, un plato combinado con papas machacás, arroz, un guiso de venado y merluza en su salsa. ¿y qué tiene eso de tropical, te preguntarás? pues nada, si no piensas que en el trópico no debe crecer el perejil, pero sí hay coco, mucho coco. La merluza es en salsa blanca, como la nieve que empieza a caer. El plato, como no podía ser menos, está buenísimo, una vez que superas la objeción mental, aunque, si tengo que elegir, y eso se manifiesta a la hora de repetir, me tiro como loco a por el venado, qué rico guiso.

la conversación ya está rota hace tiempo. Hoy la mesa es de 8, hasta que llega Antonio, para completar el número siguiente, el 9. Hablamos en grupos de 3, las dos cabeceras y el centro de la mesa. Son casi las 12, es una pena que no consiga superar el síndrome Cenicienta, y alguien se acuerda de que uno de los objetivos del grupo de hombres es juntarnos a charlar de un tema de interés común.

hoy tenemos 3 libros para abrir en cualquier sitio al azar, y ver qué nos propone el destino, el mundo amarillo, de Albert Espinosa, y dos textos de Eckart Tolle, un mundo nuevo ahora, y todos los seres vivos somos uno. Los libros circulan por la mesa, y en eso del proceso de elegir, Pablo lee algo del mundo amarillo, libro que no ha leído, que le llama la atención, y se acuerda de una chica que le decía hace unos años que ellos 2 son amarillos. Pablo no supo nunca por qué se lo decía, y ella nunca se lo explicó, y ese libro que le prometió le regalaría nunca llegó, pero está ahora en sus manos. El libro, con la ayuda de Pablo, ha elegido tema de conversación.

un amarillo, me permito no repetir las palabras del libro, se encuentra en un sitio diferente de la escala de relaciones, entre el amante y la amiga, un espacio que es difícil de explicar, en el que los abrazos, y el cariño compartido es abundante, la camaradería, la pasión (no el sexo) se encuentra en el vivir, una conexión especial existe, que te hace pensar que esa persona era inevitable en tu vida, debía acompañarte, por algún extraño motivo, sí o sí.

poco a poco se va cerrando la conversación, son más de las 13 de la noche, y el jueves toca trabajar, “venga, chavales, que ya toca despejar”, y recogemos los restos, las borriquetas, fregado de trastes y suelos.

en la calle, qué bueno que no las han retirado, nos esperan los coches, con los parabrisas llenos de una incipiente escarcha, que retiramos con agua templada.

empezamos el año con el gusto de juntarnos con esos extraños seres, los venados y las merluzas, y nuestros cariños, o amigos, o amarillos, y el gusto de compartir temas de actualidad, teorías sin probar, me llevo apuntada la de “el centésimo mono”, que habla de conciencia colectiva, para curiosear, y entre maestros, en Youtube, de Cárlos González, y los movimientos de un mundo que se rige, cada vez más, desde la emoción.

amarillomon   así lo vimos…

si no conoces el mundo amarillo, Albert Espinosa nos habla de 23 descubrimientos que hace mientras sana su relación con la vida (superando un proceso de cáncer con el que pierde un  pulmón, una pierna y medio algo, creo que hígado, permíteme no mirar para comprobar), y que nos pueden ayudar a vivir mejor a todos nosotros.

en uno de los capítulos del libro, Albert habla de los 7 consejos para ser feliz, un juego muy divertido que propongo en más de un taller (y ya creo que en más de un post). Su origen es una charla nocturna con un compa de hospital, mayor, que tras contarles los 7 consejos, antes de morir, les hace prometer a Albert y a su compañero que sólo revelarán uno. Se lo prometen y cumplen, vaya que sí. El que Albert nos ofrece es la capacidad de decir no. Un consejo buenísimo, porque cuando decimos no a algo que no queremos, abrimos una puerta preciosa, para hacer algo que sí queremos.

yo suscribo personalmente ese consejo, me encanta, no lo puedo remediar, y me encanta imaginarme cuáles son los otros 6.

como no están escritos, yo te daría hoy uno de mi cosecha particular. Si no te lo aplicas, no hay problema, yo me lo aplico y me vale. Me junto con personas que aportan luz a mi vida. Llámales como quieras, amigos, amarillo, marroncitos, colegas, amigas del corazón, pero júntate. Y si no se lo digo expresamente, intento darles un testimonio de cómo aprecio que estén en mivida. Comiéndome la merluza en salsa de coco también.

el 15 ya ha comenzado. La última carpeta ya está abierta. Ya sólo toca seguir.

7 consejos para ser feliz (reconocer lo que sí hay)

las7ventanastekeDespués de copiar una meditación de “el lenguaje del adiós”, que trata sobre el estrés externo y el interno, miro el espejo de mi vida y veo estar exactamente ahí, en ese sitio incómodo en el que el exterior como el interior te dice “Mikel, lo estás haciendo mal”, o, si somos positivos, “algo tienes que cambiar”. Porque hay días en los que se juntan 2 avisos internos y 2 llamadas externas, que evitan que mires hacia otro lado y sigas pensando que nada pasa.

Hoy estoy ahí. Echo la vista atrás y reviso mentalmente mis notas, pensando qué puedo compartir hoy en el blog (la reunión con Eugenio Moliní sobre la participación genuina, el taller de la TURMALINA, el curso RAS de la fundación El Arte Vivir de este fin de semana y mi charla posterior con Ana, un recuerdo fugaz relacionado con un libro que me encantó, Las Siete ventanas del Chamanismo), y, quién sabe por qué extraño mecanismo me veo escribiendo “recetas para ser feliz”. Definitivamente, enseñamos lo que tenemos que aprender y compartimos lo que nos preocupa y ocupa.

Sigue leyendo