falso positivo

observo como mi pareja, Silvia, llora desconsolada, en medio de su última mudanza, y digo en medio porque ayer trajimos toda la ropa de verano, y pasado mañana movemos sus muebles,

e intento hacer un espacio en esta mañana de sábado para su estado emocional, que corresponde con una tristeza profunda, de alguna forma está dando cierre a una etapa de su vida, a su anterior matrimonio,

y a la separación de Paula, su hija mayor, su hija pequeña, porque sólo tiene una niña, que ya ha cumplido los 19, y se marcha a vivir con su padre, quién sabe si sólo busca una cota más alta de libertad,

e intento sintonizar con esa energía que le mueve, un ejercicio siempre complejo éste de la empatía, no es tan fácil como pensamos calzarnos y pisar con zapatos ajenos, porque,

¿cómo puede un hombre, normalmente más racional, más frio, más mental, acercarse a este mundo tan profundo, tan intuitivo, tan, hasta cierto punto de vista, visceralmente instintivo e irracional de una mujer?,

¿cómo podemos acompañar el dolor profundo de una persona, la tristeza por la pérdida no realizada, en profundo proceso, el miedo que no se atreve a expresarse?, claro, ¿cómo va a expresarse el miedo, acongojado como está, ante lo que teme?

En eso estoy,

y me doy cuenta de que hay veces, muchas, más de las que pensamos, en las que de poco o nada sirve conectar con esa actitud positiva, tan de moda, que nos han vendido, sí, actitud positiva a nivel personal y en las organizaciones,

tenemos que estar bien, y todo es cuestión de actitud,

un enfoque bien simple éste de la actitud.

Porque a veces nos toca conectar con el miedo profundo, que se pierde en las entrañas de nuestra propia vida, o de una vida más allá de nuestra vida, en forma de transgeneracional,

quién sabe si este miedo entronca con el de mi madre, con el de mi abuela, con el de una estirpe de mujeres desposeídas, o maltratadas, quién sabe si lo más sensato hoy es hacerse presente, y acompañar esta emoción,

¿toca miedo?, ¿toca tristeza profunda?,

sea lo que sea estoy aquí,

y siento no poder ponerme tus zapatos, que sólo son tuyos, Silvia, y sólo tú puedes sentir en la profundidad que sientes hoy, ojalá que mañana puedas comprender el origen de esas emociones,

muchas veces comprender nos libera,

espero que mañana, o la semana que entra, o en la próxima primavera, te encuentres mejor.

   así lo vimos…

falso positivo es ese proceso en el que no nos dejamos vivir un proceso, normalmente negativo, nos gustaría estar bien pero lo tapamos, hoy no vemos la salida al túnel, pero hacemos como si nada, yo estoy fenomenal,

y anidamos un miedo nuevo dentro de otro más profundo, y alargamos de forma eterna un duelo, hace 7 años que me divorcié, 5 que perdí el trabajo, 4 desde que mis hijos se fueron,

3 desde que no te dije que te quiero,

hagas lo que hagas, y estés como estés,

y hoy toca miedo profundo, o tristeza, quién sabe por qué.

 

 

 

abrazando la plenitud (un listadito que surge del armario)

estoy a punto de editar una entrada relacionada con una de las propuestas que Frederic Laloux nos plantea en su libro, Reinventar las organizaciones, abrazar la plenitud,

y recojo 3 papeles que han quedado fuera del armario que ordené ayer, sí, aunque parezca mentira también los hombres ordenan los armarios, en el proceso de hacer sitio para acoger a Silvia en mi casa este fin de semana,

y observo cómo este mundo de casualidades maravilloso nos acompaña aquí y allá, una de las bolsas, cachivache que guardo quién sabe para qué y para cuándo, que llevará dormida en algún sitio del armario más de dos o 3 años,

gracias, Diógenes, por existir en mi vida,

aparece delante mío, antes de que la tire a la basura, y me deja leer el listado que lleva impreso en su piel, que se titula ACUÉRDATE DE, una lista de actividades que tú y yo podemos hacer cualquier día de éstos,

cuando queramos abrazar la plenitud, si te parece bien te las copio, y ya que cada quién haga lo que buenamente entienda, ahí va el listado…

Ver nacer y despedir el sol en un mismo día

Regalar flores

Recorrer tantos kilómetros con los pies como con la mente

Perder la vergüenza fuera de la ducha

Poner un pie en cada uno de los siete continentes

Aprender otro idioma y enseñar el propio en el extranjero

Perdonar, ha sido siempre de valientes

Experimentar la ingravidez

No querer jubilarme

Echarle una carrera al tiempo

Amar mucho y muy bueno

Dormir mucho y continuar teniendo sueños

Colarte en una fiesta y conseguir que sea interminable

Gritar en un bar “¡la siguiente la pago yo!” y cumplirlo

Hacer el amor donde nunca lo harías

Correr en pelotas bajo la lluvia

Vivir sin internet 24 horas y que no sea por falta de cobertura

Conquistar tus miedos

Tumbarte bajo las estrellas

No comprar billete de vuelta

Tener siempre más proyectos que recuerdos

Saber si fue antes el huevo que la gallina

Alcanzar la cima de todos tus proyectos

Confesar algo gordo

Si te parece bien, retira del listado las propuestas que no tengan relación, desde tu punto de vista, con este proceso de abrazar la plenitud, y complétala con propuestas que tú harías a tus seres queridos,

tus padres, tus hijos, tus parientes cercanos, tus compañeras de trabajo, tus amigas, empezando por la persona más importante a tu alrededor, tú misma, y no te plantees el listado como una obligación,

simplemente puede quedarse con su título, ACUÉRDATE DE.

   así lo vimos…

 

 

para ayudar a volar a la gente

en el proceso de redacción del post “abrazar la plenitud” un parapente es la imagen central, de hecho me despierto con esa imagen, y con esa palabra, parapente, convertida en pregunta, ¿para qué?,

parapente, para ayudar a volar a la gente,

y pienso que no es mal momento para sacar a pasear las ceras, y pintar un monigote, primero el parapente en rojo, luego la persona, con colores varios, desconectada, para terminar haciendo la unión, con los hilos, casi invisibles, que nos conectan,

que nos ponen en relación,

y observo cómo, qué curioso, 2 entidades separadas entran en relación por medio de lo sutil, sutil pero que se puede percibir, y en el fondo esa persona, desprovista de miedo, sin techo y sin suelo, sin nada a su alrededor,

en mi vida sólo he “volado” una vez en parapente, una experiencia que revivo,

un viaje sin el vértigo propio de las alturas, que se da muchas veces cuando te subes a un balcón, el parapente te quita el suelo bajo tus pies, pero no hay problema, porque hay una fuerza ascensional que te lleva siempre para arriba, lejos del acantilado,

y mi atención se mueve a la persona, ahora relacionada con los hilos que asen sus manos, formando una curiosa forma, una especie de U, con la persona al fondo, en ese espacio en el que el coraje es la cualidad fundamental,

un coraje necesario para plantearse varias preguntas, ¿quién soy Yo?, ¿cuál es mi Trabajo?, ¿qué tengo que dejar ir para que lo nuevo emerja?, ¿qué tantas cosas me sobran?, ¿de qué lastres del pasado me tengo que librar?,

para eso es necesario el coraje, para que el vuelo libre pueda darse,

no es mi voluntad pequeña, mi ego, el que pilota mi vida, sino esa fuerza ascensional que no observamos a simple vista, pero que existe en cualquier caso, qué reconfortante pensar que no todo el viaje es hacia abajo,

en este peculiar proceso de la U.

   así lo vimos…

7 emociones es un modelo emocional inspirado por la teoría U, en especial por ese momento abajo de la U, en el que el EGO da paso a nuestro Yo soy, por medio del orgullo, esa emoción tan mal entendida,

y que intentamos explicar una vez vestida con el manto de la humildad,

orgullo humilde, un oximorón precioso para explicar lo inexplicable,

esa renuncia que abre la puerta a una nueva dimensión del desarrollo personal y de la comunidad.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link

un pequeño ejercicio de recapitulación necesario (blogero o globero)

reviso por encima la actividad del blog de organizaciones con espíritu y corazón, con casi 1200 entradas publicadas, y otras 300 en borrador, que se quedaron en el camino,

y actualizo un apartado de un blog específico que creo para explicar ese programa que difundimos hace dos o 3 años ya en el mundo corporativo, organizaciones que encuentran y cuentan cuentos,

un programa que promueve una comunicación interna colaborativa,

comunicación coral desde la emoción, desde las personas, desde lo positivo,

una idea a la que aparentemente todavía no le ha llegado el tiempo, estamos muy enmarañados en la producción y en los resultados, ya sea de los negocios, de los productos, de la innovación, en una cultura de resultados,

en una concepción del mundo que desprecia sistemáticamente el proceso,

una propuesta a la que tal vez un futuro más próximo o más lejano ofrezca oportunidades nuevas, si tiene que ser será, y si no tiene que ser no va a ser, ni aunque te formes en la fila,

y reflexiono sobre 3 elementos que no tenemos documentados en la didáctica del cuentacuentos, 3 herramientas que hacen la diferencia, si nos ponemos prácticos, a aplicar en el desarrollo de este tipo de comunicación,

comunicación coral desde la emoción, desde las personas, desde lo positivo,

3 formas de mirar y estar en el mundo, si me dejas explicarlo de otra forma, que actualizamos en la web, bajo los títulos de “el zoom emocional”, “un mundo plagado de causualidades”, y “el gusto por lo pequeño”,

y respiro los 4 años que han pasado desde la constitución de organizaciones con espíritu y corazón, y la creación del blog asociado, y siento cómo hay que dejar correr el tiempo, para ver con distancia el sentido de lo que estamos haciendo,

en un ejercicio que tiene buena parte de recapitulación,

lo que he venido haciendo no estaba programado y planificado al detalle, antes al contrario, ha ido surgiendo de forma natural, orgánica, pequeños pasos que tienen continuidad en el tiempo,

rodeado por un universo de “causualidades” que nos pemiten re-contactar con la magia de la vida en cada esquina, desde la curiosidad que alimenta la sorpresa, y el agradecimiento por todo lo vivido,

al calorcito de esa emoción que calienta este camino de desarrollo personal en relación, crecemos en las relaciones, qué duda cabe, un mundo, ahora sí, triformado, como el ser humano,

pensar – sentir – hacer congruente, en ese intento andamos.

   así lo vimos…

 

en la importancia personal me pierdo,

en el afán del día me encuentro,

en la gran obra soy diminuto,

en el día de hoy soy eterno,

en el gran objetivo de mi vida soy minúsculo,

en mi pequeño quehacer sonrío y disfruto.

en el desarrollo de “organizaciones con espíritu y corazón, s.l.”, una propuesta para el desarrollo positivo de las personas y las organizaciones, con base espiritual (valores y conciencia) y emocional (corazón),

surgen en el camino la indagación apreciativa, la teoría U, Reinventar las organizaciones, Humberto Maturana o Claudio Naranjo, y observo cómo las categorías del blog se transforman,

lo que ayer era un esqueje hoy es una planta asentada, y mañana es un arbusto fuerte, que articula nuestras propuestas y programas, a la vez que da vida a nuestros pensamientos y a los posts,

esos globos que surcan en un segundo el espacio, disponibles aquí, accesibles allá, en un uso que entiendo es positivo de las tecnologías y de la potencia de la red.

y aprovechamos este medio hueco para difundir 7 emociones, creative commons, tú también nos puedes ayudar, un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe.

abrazar la plenitud

volver a nuestro ritmo natural, volver a escucharnos, volver a conectar con la naturaleza, con nuestras pasiones, con los proyectos que nos nutren y nos dan vida, con nuestras capacidades innatas, desarrollándolas,

volver a viajar, el que es viajero, volverse a sentar, la que es sedentaria, volver a conversar, los que somos charlatanes, volver a respirar, todos, aprender a meditar, hacer de nuevo ejercicio, volver a ser yo misma, volver a reírme y a bailar,

y presentarme en el puesto de trabajo con un disfraz menos, mostrándome como realmente soy, una persona indivisa, sin doblez,

un trabajo en el que no existe Paco Ramírez en modalidad laboral y un Paco Ramírez en modalidad casera, existe Paco Ramírez en versión integral, con una emocionalidad plena, consciente, madura,

un trabajo en el que no existe el café para todos, porque hay personas que prefieren té, ¿con leche normal o desnatada?, ¿podría ser con soja?, yo, perdona, he dejado la soja, y empiezo a tomar avena, ¿tienes avena para mí?,

con procesos en desarrollo, en los que empezamos a tratar la particularidad y la diversidad de las personas, porque lo que hoy es bueno para ti, y para la mayoría, no es necesariamente bueno para mí,

en procesos que cuidan y valoran las circunstancias personales, tan propias de las personas, con sus singularidades, tan propias de su identidad, que se expresa cada vez de forma más libre,

un poco de esto y otro poco de aquello debe de ser abrazar la plenitud, personas conscientes en un proceso continuo de re-conexión.

   así lo vimos…

tal vez por eso sea tan complejo abrazar la plenitud, un proceso tan diferente del “café para todos” y horquillar al mogollón, gestión de recursos humanos, chinpún, todos iguales en el mismo saco, calladitos, sin rechistar.

en algún punto de esa plenitud subyacen dos preguntas fundamentales, que hacen toda la diferencia, ¿quién soy yo?, ¿cuál es mi trabajo?, 2 preguntas que Otto Scharmer, autor de la teoría U, plantea con letras mayúsculas,

who is my Self?, what is mi Work?, lo que equivaldría a poner el acento en las palabras Yo y Trabajo, en el sentido de Sentido de vida, o Propósito, tan cerca de esa palabra, Legado, que todas queremos dejar, de una u otra forma,

2 preguntas tan sencillas como otras muchas, 2 preguntas que hacen toda la diferencia, y que en algún lugar del camino, como un faro en el horizonte, nos pueden ayudar en ese proceso de abrazar la plenitud.

7 emociones, un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, pretende aportar un granito en ese ejercicio de vida consciente, en plenitud.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde este link.

la transformación del Ser humano (un reino en proceso de metamorfosis)

La transformación puede a veces ser dramática. No hay mejor ejemplo en la naturaleza para reflejar esto que la metamorfosis. Basta mirar la transformación de una oruga en una mariposa -una transformación increíble en funcionalidad, apariencia, organización de los componentes y finalidad – pues transforma un gusano de aspecto desagradable, voraz, inestable y que repta, en una criatura delicada, graciosa y voladora.

Los biólogos nos dicen que en el interior del tejido de una oruga hay unas células llamadas células imaginativas. Resuenan en una frecuencia distinta. También son tan distintas a las otras células de las orugas, que el sistema inmunitario del gusano piensa que son enemigos e intenta destruirlas. Pero las nuevas células imaginativas siguen apareciendo, y cada vez son más. De repente, el sistema inmunitario de la oruga no puede destruirlas lo suficientemente rápido y se vuelven más fuertes conectándose entre ellas hasta que forman una masa crítica que reconoce su misión de llevar a cabo el increíble nacimiento de una mariposa.

En 1969 Margaret Mead dijo: “Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos considerados y entregados pueden cambiar el mundo. Ciertamente, es lo único que lo ha logrado. Creo firmemente, junto con muchos otros, que hay una efervescencia evolutiva dentro de los tejidos de la sociedad establecida de hoy día. A pesar del clamor del miedo que prevalece, la avaricia, el consumo desbordado y la violencia expresada a través de los tejidos de la sociedad, hay una unión de las células imaginativas que están revelando un mundo distinto, una transformación, una metamorfosis”.

El poeta uruguayo, Mario Benedetti, escribió: “¿Qué pasaría si un día cuando nos despertásemos nos diéramos cuenta que somos mayoría? Yo digo que las células imaginativas dominarían y harían emerger la mariposa de un mundo de apariencia de gusano”.

Esta es la hora del despertar. Grupos de células imaginativas se están agrupando en todos los lugares; están empezando a reconocerse unas a otras; están desarrollando las herramientas de organización para mejorar la conexión, para que la próxima etapa de nuestra sociedad humana se manifieste, para lograr una nueva sociedad que se compararía con la actual como una mariposa a una oruga. Una nueva dimensión de la vida, una sociedad más compasiva y justa, una humanidad con raíces de felicidad y comprensión mutua. Sois células imaginativas; conectaos con las otras, agrupaos, congregaos, y entre todos construyamos una Alianza para una Nueva Humanidad.

 

así lo vimos…

me llega este texto, un regalo de Montse, que me hace conectar con un mensaje sencillo, relacionado con los 4 reinos, reino mineral, vegetal, animal y ser humano, 4 reinos que utilizamos para explicar los fundamentos de la atención,

atención que se convierte en escucha y conversación,

y entiendo cómo cada reino incorpora en sí elementos del reino anterior, es evidente que las plantas tienen un soporte físico, por lo que algo tienen de piedra, aunque nos suene bruto, piedra / soporte físico / materia a la que se suma la energía vital,

y otro tanto le pasa al reino animal, que incorpora la piedra, el mundo de la materia, y la energía vital del reino vegetal, incorporando a su vez una capacidad nueva, un basto y rico mundo emocional,

para llegar al cuarto reino, el ser humano, mujer y hombre, que incorpora nuevas capacidades sobre las capas de materia, de energía vital, de emocionalidad, capacidades que se expresan conjuntamente con las otras 3,

no es extraño que el hombre y la mujer se comporten de vez en cuando como piedras, no es extraño que nos comportemos aquí y allá como vegetales, ni que nuestro comportamiento sea muchas veces muy animal,

no hay más que ver la de disfunciones que se desarrollan en torno al sexo y al poder, no hay más que ver a dónde nos llevan los procesos en los que irrumpen con presencia la seducción y la fuerza,

pero somos un poco más que eso, piedras preciosas, ricas plantas, animales maravillosos, hay un algo adicional que empieza a emerger dentro de nuestro reino, hoy muy mezcladito con los otros 3 niveles,

pero que poco a poco nos va a llevar a otro sitio, una nueva conciencia se abre, supongo que lo aprecias, a nuestro alrededor, creo que de eso habla el escrito con el que Montse me regala,

una nueva conciencia emergente a nivel personal, que se va convirtiendo en una conciencia del grupo, en la medida que el Ser humano, ese cuarto reino, desarrolla, poco a poco, y descubre, la libertad personal.

y aunque tenemos otras capacidades, propias de la piedra, del tomate y el pepino, y del caracol, no está de más ir desarrollando esas capacidades que nos conforman como Seres humanos auténticos y verdaderos.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional, inspirado por la teoría U, y por la teoría del color de Goethe, que nos ayuda en esa comprensión de nuestro rico mundo emocional, estamos hablando del nivel III, ojo al dato,

y en la transición al nivel IV, ese liderazgo colaborativo que está en proceso, ahí le va, ahí le va, poco a poco, viniendo, está por llegar.

puedes descargar 7 emociones, creative commo haciendo clic en este link

¿qué ocurre cuando mezclamos?

en el proceso de preparación de un taller con base en la teoría U, que integra elementos de inteligencia emocional, con base en las 7 emociones, y de inteligencia colaborativa, con dinámicas del Art of Hosting,

un taller en el que integramos modelos de gestión y estilos de liderazgo,

se cuela, sin querer, o queriendo, quién sabe, Reinventar Organizaciones, el último libro de Frederic Laloux, al que, si no me equivoco, le pasa lo mismo que a mi hijo Gorka o a mi hija Maitane, también es su último libro,

y en eso estamos, preparando una propuesta tomando como base las 3 aperturas de la teoría U, Open Mind, Open Heart, Open Will, y me encuentro con una propuesta de Montse, que cambia el paso,

la estructura que propone tiene como base 3 capacidades que desarrollan las organizaciones TEAL, esas organizaciones de última generación que vamos a ver emerger en nuestro entorno empresarial y cultural / social,

3 capacidades que tienen todo lo necesario para estructurar el desarrollo positivo de personas y organizaciones, 3 movimientos que podemos escribir así:

  • exploramos la autogestión,
  • abrazamos la plenitud,
  • alineamos el propósito,

3 movimientos que nos permiten trazar reflexiones con modelos de gestión innovadores, con estilos de liderazgo, con capacidades necesarias en los equipos de alto rendimiento, con nuestro mundo emocional, ese punto ciego  de nuestro tiempo,

con los niveles de atención, que tanto condicionan nuestra escucha y el campo conversacional en nuestras organizaciones, con el desarrollo personal y con esa tecnología social que nos propone Otto Scharmer desde la teoría U,

qué curioso,

siento que es lo mismo pero es completamente distinto, y me gusta, me gusta mucho, gracias, Montse, no puedo evitar apreciar tu regalo.

   así lo vimos…

si quieres puedes descargar esta propuesta para el desarrollo de ecosistemas innovadores desde este link, y te haces una imagen personal de qué ocurre en esta vida cuando mezclamos, y nos evitamos las opiniones de intermediarios.

Integramos 7 emociones y los 4 niveles de la escucha en diversas propuestas relacionadas con el desarrollo de un nuevo liderazgo, propio de nuestro tiempo, el liderazgo colaborativo.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional emergente, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, Creative commons, que puedes descargar por medio de este link.

el futuro emerge (epílogo)

Son las 12:31. He terminado el libro que habla del futuro emerge, ese movimiento que calienta mi alma hoy, el día del cumple de Gorka.

Me gustaría hacerte muchos regalos, Gorka, traerte este verano a Madrid, pagarte la universidad, pero no está en mi mano. Si tiene que ser, va a ser. Si no, ni aunque me forme en la fila.

Pero sí te puedo regalar este texto, que en un rato voy a maquetar, en un formato cuadradito, de 16 * 16, que los formatos redondos son raros a la hora de imprimir.

Si el futuro emerge y estos tres eventos, o uno de ellos, tienen lugar, siento que ya he hecho lo que tenía que hacer para sanar la energía masculina de mi padre, tan espiritual, y la femenina de mi madre, tan ligada al dinero y al mundo material, con el amor que les tengo, y que está hoy en ti, y en Maitane.

Gorka, hice lo que pude.

Y lo que es más interesante, Maitane, lo sigo haciendo, con la mejor intención.

12:37, se acabó

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

el futuro emerge, capítulo 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

el futuro emerge, capítulo 18 (si fracasas en conseguir tu primer millón, reconoce que en última instancia no estás aquí para hacer dinero, una de las pocas cosas que además no te vas a poder llevar)

el futuro emerge, capítulo 19 (yo también tenía un plan para empezar, cuando no tenía dinero para el alquiler)

disfrutando un día de luz

en el peregrinaje propio de la labor comercial un día nos acercamos a un cole, con el equipo directivo, otro a una AMPA, otro a una asociación o a un corporativo, como es el caso de hoy, grande o muy grande,

qué divertido es variar,

y me encuentro en el vestíbulo, después de hacer un rato en un parque cercano, con un políptico, sí, una obra cuando se compone de dos elementos es un díptico, tríptico cuando es de 3, y así sucesivamente,

ésta se compone de un montón de interpretaciones, 20, en el que diferentes artistas plasman su mirada sobre la luz, y una impresión anímica que la luz ha dejado en su ser,

y me hace gracia,

la base de la presentación de 7 emociones tiene todo que ver con el baile de la luz y la oscuridad, luz focal del sol y luz difusa de infinito que se entrelazan, con el aparato perceptor del Ser humano como tercer elemento necesario,

para crear el color,

y me acerco a observar una de las obras, marcada con el número 13, Lubre, de Mónica Vila, con unos tonos azules turquesas, verde que se funde con el azul claro, la energía del amor que se funde con un orgullo sano,

2 energías que ojalá nos acompañen en la presentación.

  así lo vimos…

en la entrada, el suelo refleja esta tensión propia del baile permanente entre la luz y la oscuridad, y busco un ventanal, ya de salida, terminada la reunión, en el que mis anfitriones puedan observar,

prisma blanco en mano por medio, los dos espectros de la luz, la luz cálida y la luz fría, en esos puntos tensos en los que claridad y oscuridad se hacen patentes, uno junto al otro, así eres tú, así soy yo.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional innovador, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, y por la teoría del color de Goethe.

el primero, entre otras muchas cosas, nos regala los 4 niveles de la atención, que se convierten en 4 tipos bien diferentes de escucha, que se convierten en 4 tipos de conversación,

un elemento fundamental cuando queremos desarrollar nuevos modelos de liderazgo, más compartidos, más plurales, más colaborativos, desde una nueva gramática del campo social,

el segundo nos regala ese baile maravilloso de la luz y la oscuridad, el espectro cálido de la luz, y el espectro de la luz fría, espectros que toman forma en las emociones del mundo del tener y en las del desarrollo del Ser y de los grupos,

y en ese puente entre el cielo y la tierra, en forma de arco iris, un puente que podemos recorrer en sentido contrario, de la tierra al cielo, en un proceso de desarrollo personal, al calor de los nuestros, nuestros cariños,

con las emociones de nuevo presentes en nuestro mundo, un mundo que crece siempre en relación.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, desde esta página web.

un mundo de “causualidades” a nuestro alrededor

en una curva del camino, te puedes suponer que no vamos en autopista, esas viales que nos ayudan a llegar rápido, sin enterarnos de nada, recontacto con un mundo de “causualidades”,

al ver cuando no toca el primer capítulo de la séptima entrega de juego de Tronos,

y reconctacto con una imagen de San Juan de Gaztelugatxe, un precioso paraje en la costera vizcaína, entre Bermeo y Bakio, en donde voy a emplazar a un grupo de amigos para una conversación próxima, relacionada con “el futuro emerge”,

un proyecto en proceso que busca conectar lo viejo y lo nuevo, el mundo corporativo con el mundo social, el liderazgo actual con el liderazgo que viene, una nueva forma de hacer las cosas que está más próxima a la generación de los milenials,

tecnologías agile, learning by doing, los makers, como individuos o como tribus, es terrible, de repente nos han invadido los anglicismos, ¿será que no somos punteros en este mundo que viene?,

y me dejo llevar por el asombro ante esta “causualidad”, sí, he escrito bien, porque una “causualidad” es una casualidad que te está esperando, por la que tienes que pasar sí o sí, que bien puedes dejar en paso, pasar in-advertida,

o hacer algo con ella,

y es lo que hago en la composición de la convocatoria de “el futuro emerge”, ya no convoco al grupo a Eneperi, aunque sea el punto de encuentro, ahora les invito a Rocadragón,

castillo de ficción que se aloja donde hoy puedes visitar la coqueta ermita de San Juan de Gaztelugatxe, y hacer tañer la campana, que se mezcla con la sal de las olas, ahí abajo, y el aleteo de las gaviotas, alrededor,

y mando una convocatoria llena de una energía muy bonita, es la energía que nos regala esta “causualidad”, tengo que reconocer que en algún sitio de mi interior estoy contento, muy contento, para mí este sitio es muy significativo,

un contento que se nota en todo lo que hacemos, un contento que de alguna forma nos impregna e irradiamos,

y como no estoy justo de tiempo en estos días de verano que preceden las vacaciones me dejo navegar por internet, y hago clic en este enlace, que me lleva a una colección de localizaciones en España de la séptima entrega de Juego de Tronos,

una colección a la que en breve voy a volver,

y observo de buenas a primeras, no hace falta ser un lince, que de las 3 localizaciones que hay en el país vasco apenas conozco una, no conozco la playa de Muriola, en Barrika, a tiro de piedra de la casa de ama,

y muy cercana a playas que sí conozco y frecuento, Atxabiribil, qué palabro más raro, en Sopelana, o las playas de Plencia y Gorliz, ¿será que la autopista no pasa cerca de esta playa?,

así como no conozco la playa de Itzurun, en Zumaia, en esa otra costera que me encanta, la costera guipuzcoana, con una hilera de nombres espectaculares, empezando en Orio, Zarautz, Getaria, Zumaia, …

y pienso cuántas cosas nos perdemos cuando viajamos a 140 por autopista, reduciendo prudentemente a 120 cuando llega el radar de turno, tan “aprisados” como andamos, tan alejados de la “causualidad” del camino,

tan alejados del asombro por aquello que se esconde tras cada curva, en cada esquina, una “causualidad” que está ahí esperándote, una “causualidad” que tal vez pase in-advertida, una vez más, ójala no.

   así lo vimos…

y re-conecto sin querer con un programa de comunicación interna colaborativa que denominamos en su día “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, con una segunda denominación más formal, “historias que TRANSforman”,

un programa en el que hacemos hincapié en una nueva forma de contar historias reales, “sucedidos”, que diría mi abuelo José, por medio del zoom emocional, algo nos ha tocado dentro y lo queremos compartir ahí fuera,

un zoom emocional que es perfecto cuando, adicionalmente, no sé si de forma previa o en paralelo, conectamos con las “causualidades” que pueblan nuestra vida, convertidas en “milagros”, en esta frase de Albert Einstein,

Hay dos formas de vivir la vida, la primera es como si los milagros no existieran, como si nada fuera un milagro; la segunda es vivir la vida como si todo lo fuera.

Y cada día tengo más claro por qué es necesario contactar con la curiosidad y el asombro en nuestras vidas, capacidades propias de nuestro niño interior.

en la teoría U 3 movimientos son fundamentales, OPEN MIND, mente abierta, OPEN HEART, corazón abierto, OPEN WILL, voluntad abierta, uno de los cuales está relacionado con las líneas arriba,

OPEN MIND,

una apertura de mente que tiene todo que ver con volver a contactar con nuestra curiosidad natural, con nuestra capacidad de asombro, para volvernos a abrir a un mundo lleno de “causualidades”.

ésta es una de las capacidades fundamentales en el proceso de la innovación, en el proceso de “dejar ir” lo viejo, lo conocido, lo comprobado, para abrirnos a lo nuevo, y a la magia de lo que está por venir, con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de inteligencia emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, en el que integramos el desarrollo de la curiosidad y el asombro, tan propios de nuestro niño natural.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, por medio de este link.