dibujando 3 infinitos

en el ejercicio de desgranar qué es una vida simple, sencilla o fácil, 3 términos que no son del todo sinónimos, buscamos ejemplos de complejidad, y de dificultad en nuestro día a día, en elementos de nuestro cotidiano vivir,

y nos encontramos en este verano madrileño, que no es excesivamente duro hasta la fecha, ha llegado con dos meses de retraso y el calor dista mucho de lo que hemos vivido años pasados, en la elección del sistema de refrigeración,

aire acondicionado, ventiladores convencionales,  ventiladores de pie, con o sin agua, con agua combinada con hielo, o ventiladores de techo, y mira que vamos a instalar uno en el techo, para ver qué tal funciona,

un modelo que tiene 6 aspas, de madera, y con bombilla, la elección es de Silvia, qué curioso, cuando a ella le gustan los modelos de 3 aspas, blancos, y sin bombilla, comentario que llega como una bomba cuando el ventilador está montado,

va a ser que me hago la vida fácil, ventilador en el techo en vez de aire acondicionado, este modelo que ya hemos montado en vez de otro nuevo y más no sé qué que está por montar, después de devolver éste a la tienda,

la vida fácil, una elección cada día, cada rato, una decisión que te permite avanzar un paso, tal vez sin llegar a la excelencia, o a la perfección más absoluta, en un ejercicio consciente de desarrollo,

personal y en relación.

   así lo vimos…

una vez montado me quedo mirando la curiosa imagen que dibujan las 6 aspas del ventilador, que forman un hexágono virtual, 3 palas iluminadas por la luz de la mañana, 3 aspas a la sombra, por efecto de su propia inclinación,

con una luz en el centro,

y trazo un extraño paralelismo con el modelo de 7 emociones,

con 3 emociones que representan la luz focal del sol (que se oscurece en contacto con la tierra), con 3 emociones que representan la luz difusa de infinito (que se aclara en contacto con el ser humano en desarrollo),

y con la energía del amor en el centro, un amor que recoge nuestra mejor intención,

y observo cómo, al igual que ocurre con 7 emociones, todas las palas tienen la misma inclinación, y su objetivo es acercarse al foco de luz, porque éste es el objetivo fundamental del ser humano en su desarrollo,

ya estemos en el mundo de la materia, el mundo del tener, o en el mundo espiritual, el mundo del desarrollo del ser humano y de la comunidad, apreHender para TRANformar, acercándonos progresivamente a la luz.

no me digas que no se parecen…

en el ejercicio de buscar imágenes alternativas al hexágono, me monto la película de 3 infinitos, con un único centro, la energía que va y vuelve, fluyendo, en un ciclo continuo, como las mareas, marea alta, marea baja, como el juego de las estaciones,

y observo ese curioso juego en el que 3 vidas, puede ser la mía y la de mis dos hijos, Gorka y Maitane, la de mis padres y la mía, seguro que puedes buscar un ejemplo equivalente en tu propia casa,

tienen un punto de encuentro, y un algo que desentrañar, puede ser un misterio, o una lealtad oculta, o un algo que las hace extremadamente próximas, una energía sutil que las une, más allá de todo lo visible que tan bien sabemos manejar,

tal vez ahí radica alguna de las claves de la complejidad o dificultad de nuestras vidas, por medio del transgeneracional, historias que se repiten generación tras generación, hay gente que observa y cree esto, otras muchas personas no,

y en patrones de repetición que afectan a nuestro propio ser en desarrollo, en procesos de muerte y reencarnación, un efecto mucho más difícil de observar, hay gente que cree esto, la mayor parte de las personas seguramente no,

déjame que le llame transpersonal, aunque muy probablemente este término se utilice de forma mayoritaria con otro sentido,

y siento que la vida es más fácil cuando somos capaces de leer y comprender esas claves, tal vez una, tal vez son dos o 3 a lo sumo, que nuestro transgeneracional o nuestro transpersonal encierran,

claves que nos relacionan de aquella forma sutil con mi padre, con mi madre, o con mi abuelo José, cada cual puede poner en esta lista los nombres de las personas y de las historias que le acerquen a una vida mucho más fácil,

desde una comprensión más sutil de este mundo tan bonito, bueno, verdadero, y complejo, sí, complejo, en el que hemos decidido vivir.

hoy es el cumpleaños de Maitane, mi hija mayor, mi hija pequeña, porque sólo he tenido una chica, muchas felicidades, Maitane,

quién sabe cuánto tiempo te lleve elegir entre el aire acondicionado y un ventilador de techo, ni las observaciones y reflexiones a los que la vida te lleve, una vida tan fácil, difícil, sencilla o compleja como la queramos hacer.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

yo soy el seleccionador de la España que pudo haber sido

consumado ya el fiasco de la España que pudo haber sido campeona del mundial 2018, nadie sabe qué pudo haber pasado con esta selección que estaba siendo liderada con acierto por Lopetegui,

esta España que iba por el cuadro fácil de Rusia, Croacia, Suecia o Inglaterra, un cuadro que puede acercarte de una forma aparentemente fácil, luego hay que recorrer el camino, a la final del mundial 2018,

esta España que podría haber sido campeona del mundo por segunda vez, y en cuyo desaguisado final yo veo a un responsable principal en Lopetegui, no es el que ofrece un sobre el último responsable, sino el que lo acepta,

otra cosa bien diferente es que ofrezcas un caramelo, y se lo ofrezcas a un menor de edad, con una conciencia en proceso de desarrollo, en ese caso el que ofrece el caramelo es el mayor responsable, pero ése no es el caso,

consumado ya el fiasco de la España que puedo haber sido, de la mano de Lopetegui, nunca sabremos que habría sido, ya que no es lo mismo trabajar con un grupo de personas en su momento cumbre que cuando la batería se ha descargado,

y todo parece indicar que los mejores muchas veces llegan al final de temporada con las baterías descargadas, con un exceso de partidos, de kilómetros y de tensión, no hay más que ver a Ronaldo, a Messi, a Silva, tan pesados y densos,

y a Neymar, tan ligerito, tras unos meses de lesión, un aparente problema con tu club que te permite llegar a tu segundo empleo (la selección) como una rosa, es que a todas nos sientan bien, llegado el verano, un rato de vacaciones,

consumado ya el fiasco de la España que pudo haber sido, me llama la atención el curso de la carrera de este profesional del balón, y cómo le va a pesar, o no, esta historia en su carrera,

y cómo le va a devorar, o no, la maquinaria de tragar entrenadores que es el Real Madrid, la gran oportunidad de su carrera deportiva, que no ha podido rechazar, un auténtico caramelito… envenenado,

y cómo va a derivar tras el éxito o fracaso que se avecina, y ahí sí que vamos a poder ver si a la tercera Champions consecutiva se suma la cuarta, si hay liga o no hay liga, si el Madrid Real vuelve a ganar algún día la copa del rey,

y lo que es más importante, cómo deriva la carrera de un entrenador que llega al club más grande de la historia del fútbol, la verdad es que yo no daba un duro por Zinedine Zidane, y mira por dónde todo parece que me he vuelto a equivocar.

   así lo vimos…

en este proceso de curiosidad abierta, open mind, observo con atención una sociedad que, por medio de las personas que ocupan las carteleras y el foco, se mueve con base en principios, cada cual tiene los suyos,

la lealtad, la perseverancia, la honradez, la autenticidad, la congruencia, la familia o el dinero, en verdad hay tantos, y cuando unos nos hacen flaquear son otros los que nos llevan adelante,

tal vez por eso sea difícil llegar a ninguna conclusión científica, creo que ni lo busco ni lo voy a conseguir, si acaso me voy fijando en qué hacen y cómo lo hacen ciertas personas que para mí son un ejemplo, y qué resultados obtienen,

y qué pasa con la vida de las personas del otro grupo, personas que no son precisamente mi ejemplo en esta vida, tan buena, tan bonita, tan verdadera, que hemos elegido vivir.

mientras observo esta imagen de archivo, Lopetegui sonriente con el pulgar en alto, con gesto abierto y ganador, desaliñado y pirata, todo depende de la mirada, con el escudo nacional y la estrella, una estrella lo adorna, no dos ni tres,

una, no un montón,

una estrella que es reflejo de la historia, relativamente reciente, no de mi aportación personal, una estrella de la que soy depositario, me pregunto qué habría hecho yo con el caramelito envenenado y con mi gran oportunidad,

porque obras son amores, y no buenas razones.

en el ejercicio de observar el hecho particular y al individuo, sus actos y las consecuencias que traen, a veces, nos olvidamos de observar el grupo, el equipo, la comunidad en su conjunto,

tal vez estamos muy adiestrados, demasiado, en la mirada que se centra en lo individual, en vez de en el sistema, que nos da otra información del nivel de salud o de enfermedad en el que estamos inmersas,

tal vez sea también interesante observar en el tiempo la evolución del sistema mayor, algo que tiene, por las numerosas variables que le afectan, por eso seguramente no lo miramos más, un grado mucho mayor de complejidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la lucha de contrarios (en preguntas de kinder)

si entendemos por kinder o jardín de infancia esta fase de nuestra vida en la que somos tekeñitas, personas de tamaño reducido y en fase de desarrollo, vamos a poner que no nos han salido los dientes definitivos, y andamos con los de leche,

estamos intentando un juego muy tontorrón,

poner una serie de preguntas de temas muy importantes en clave kinder, o en preguntas muy facilitas, que cualquier persona puede hacerse y responderse, más allá de los 7 años,

porque hasta los 7 años no se ha desarrollado nuestra consciencia, es a partir de ahí que empezamos a darle vueltas a la cabeza, y a complicarnos la vida, que si esto, que si aquello, que si lo he hecho bien, regular, mal,

que si la buena o la mala intención,

y en eso estamos, en ese juego tontorrón en el que los fundamentos se TRANSforman en preguntas, esto o lo otro, esto o aquello, para que en un proceso de 21 días, que se puede alargar, podamos abrir un proceso de mejora,

porque lo que no mejora empeora, y de toma de conciencia,

en relación con el mal trato, que se puede convertir en buen trato, en relación con cómo observamos todo lo que pasa a nuestro alrededor, y en nuestro interior, en relación con nuestro rico mundo emocional,

porque es importante que pongamos el buen trato delante, la observación y la atención delante, el mundo emocional, ése gran descuidado de este mundo tan ejecutivo, pensar y hacer, pensar y hacer, delante,

3 tipos de escuchas que hemos titulado como las titularíamos en kinder, a saber,

  • la escucha del 3,
  • la escucha del 4,
  • y la escucha del 7,

más o menos lo que una niña de 7 años debe aprender de principio, a contar y a sumar, que ya llegarán las multiplicaciones, los sonetos y los predicados verbales, las raíces y las derivadas, cuando sea mayor.

   así lo vimos…

te agradecemos si echas un vistazo al documento adjunto, luchas de contrarios, y nos comentas alguna de las preguntas, primero a ver si las entiendes, si no las entiendes te agradecemos que nos indiques cuál,

y luego si incluirías alguna adicional, para ilustrar este mundo tan bonito, bueno y verdadero, del mal trato que se convierte en buen trato, de la observación, de las emociones y la responsabilidad, en el que hemos elegido vivir.

en el ejercicio del kinder nos permitimos jugar de nuevo, con 3 imágenes, que ponen cara a la escucha del 3, a la escucha del 4, a la escucha del 7, qué divertido es volver a pintar y a colorear,

qué divertido es volver a jugar.

tienes más información de las 3 escuchas y del proyecto escuchar es amar (la app), en este enlace.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

a vueltas con la ecuanimidad

buscando refinar este listado de capacidades que dan pie a nuestro triple camino me encuentro con la ecuanimidad, esa rara característica que habla de nuestra capacidad de templar nuestra respuesta emocional,

porque ecuanimidad tiene todo de igual ánimo, igual ánimo en el perder que en el ganar, igual ánimo cuando obtenemos nuestros objetivos que cuando no los hemos obtenido, igual ánimo cuando nos va bien que cuando nos va mal,

qué curiosa capacidad, qué fácil de enunciar, y qué difícil de desarrollar en nuestro día a día, en el que normalmente nos venimos arriba con los resultados positivos y abajo con los resultados que no esperamos,

contrarios a nuestros intereses, a aquello que deseamos, muchas veces de forma infantil, incluso sin tener mayor merecimiento,

pues en eso estoy, y se me junta la ecuanimidad, una capacidad que se me antoja muy propia del ser adulto, de la persona crecida, en su sitio, con las capacidades de dejar ir  y de dejar venir, de la teoría U, de Otto Scharmer,

y ese punto abajito de la U en el que algo extraño pasa, y el ego da paso a nuestra conciencia del eco, sí, todo parece indicar que la ecuanimidad tiene que ver con nuestro Ser adulto,

hasta que junto el dejar ir y el dejar venir con el saber ganar y el saber perder, dos capacidades que están más cerca del juego, porque cuando realmente jugamos, nos divertimos con la propia actividad,

y el resultado pasa a ser hasta cierto punto secundario, porque dis-frutamos, sin fruto, qué bonita palabra, de la actividad en sí misma, sí, sin-frutando somos capaces de relativizar el resultado,

aprendemos a ganar como aprendemos a perder, y voy más allá, en un juego, propiamente dicho, no debería haber ganadores ni vencidos, qué más da si todas nos lo hemos pasado bien,

y me acuerdo de aquellos juegos de niños, alrededor de un balón, en los que ya no sabemos cuántos goles hemos metido, y cuántos hemos recibido, y seguimos jugando al límite de la extenuación, tan propia del niño natural, que se entrega a la vida,

y a lo mejor hoy ganamos de uno, el que meta el último tanto gana, pero nos vamos a casa, normalmente ya es la hora, y a alguno de nosotros le han llamado un par de veces para la cena, con las ganas de volver a jugar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de juntar el dejar ir / dejar venir con el saber ganar / saber perder y el juego, el ser adulto y el niño natural se hacen presentes, y me planteo la seria duda de dónde ubicar la capacidad de la ecuanimidad.

y ya puestos a dudar, me pregunto si el ser humano es en esencia competitivo, si se pueden disociar nuestro espíritu competitivo y nuestra capacidad de superación, o en algún punto del camino nos han enseñado a competir,

en vez de a colaborar.

si tienes interés interés en los 3 juegos de capacidades del ser humano y el 3ple camino de desarrollo personal, puedes acceder a estos enlaces, por medio de los cuales promovemos el desarrollo de:

  1. nuestro Ser adulto,
  2. nuestra madre protectora,
  3. nuestro niño natural,

un desarrollo no exento de alguna duda que otra, como puedes observar.

releo en alto las preguntas al viento anteriores, que se juntan con otra palabra, la fluidez, una capacidad que se me antoja tan cercana al juego, y a esa idea de que lo que tenga que ser sea, mientras ya está siendo,

y observo cómo en este territorio de características y capacidades diferenciadas, en principio tenemos 3 listados, aparecen 3 círculos que se superponen, como los 5 aros olímpicos, pero sólo 3,

y en los que unas pequeñas áreas indican que esto puede ser tuyo y también puede ser mío, o lo que es mucho mejor, es una característica que nos distingue a las 2, y observo esa zona en el centro,

todo parece indicar que hay alguna característica que es propia de las 3.

e intento borrar de mi mente alguna celebración de las que vemos en el mundial de fútbol, por parte de alguno de los profesionales de la cosa, en la que queda patente que la ecuanimidad, ya sea del niño natural, ya sea del ser adulto,

no está para nada presente.

no es de extrañar nuestra confusión, cuando estamos juntando las palabras juego y profesional, competición y fluidez, no es extraño que de vez en cuando nos sintamos tan confundidas, tan perdidas, entre tantos y tan malos ejemplos,

pero nos perdonamos, y seguimos jugando, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

a veces nos volvemos transparentes

tras el partido que clasifica a España de forma agónica en el mundial, más allá de la fase de grupos, leo un par de artículos de opinión, de los que uno me llama especialmente la atención,

éste en el que Cañizares habla de la transparencia, y nada más duro para un equipo de fútbol que su portero se convierta en un ente transparente, seguramente es un buen momento, no va a haber otro mejor, para que le dé el relevo a Kepa,,

y sigo leyendo, él también le quitaría a Carvajal, otro que no está, seguramente Azpilicueta daría un poco más de nervio y llegada al lateral derecho, en la línea de la defensa, segundo cambio, yo en este puesto me quedo con Odriozola,

Koke y Saúl en detrimento de Silva e Iniesta, que podrían aparecer frescos para cambiar tendencias, le darían un poco más de consistencia al equipo, desde el centro del campo, ya vamos cuatro,

y Iago Aspas sería a día de hoy su delantero centro titular, en detrimento de Diego Costa, coincido plenamente en los 5 cambios que sugiere Cañizares, o casi, yo barrería del equipo a Thiago, y le daría su sitio a Iago, dejando a Diego,

para asustar desde la presencia de 2 delanteros, como en su día jugamos con Villa y Torres, una doble presencia molesta y atemorizante, con pegada, si es que España quiere ir a otro sitio en este mundial.

así lo vimos…

el agua es una de las cosas que existen en este mundo que es transparente, más en algunas circunstancias que en otras, en el agua viven nuestras emociones, y es bueno entender el componente energético de la emoción,

tal vez sea interesante buscar en el vestuario para encontrar un par o tres de compañeros que anímicamente (en el plano emocional) no están tan tocados en estas fechas,

tal vez Kepa, tal vez Odriozola, tal vez Nacho y Saúl, tal vez Koke,

seres que están ahí aunque no les veamos todos los días, como el agua que acompaña la foto de hoy, está ahi, es consustancial con la vida, y sin embargo no la vemos, la hemos dejado de sentir.

es lo que le pasa al pez, que por alguna extraña razón ha dejado de ver el agua.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

quién es y dónde está en el monte Gólgota

trazamos un puente entre la teoría U de Otto Scharmer y el análisis transaccional,

entre las 3 aperturas de la teoría U

  1. OM / mente abierta,
  2. OH / corazón abierto,
  3. OW / voluntad abierta

y 3 romas de estar en el mundo,

  1. como niño natural,
  2. como madre protectora,
  3. como ser adulto,

y las 3 características que les son propias,

  1. la curiosidad,
  2. la empatía
  3. y el coraje,

y nos preguntamos dónde están

  1. estas 3 aperturas,
  2. estas 3 capacidades,
  3. y estas 3 formas de estar en el mundo,

en Belén y en el Gólgota,

y de repente entendemos, o al menos un poco mejor, el análisis transaccional, un poco mejor la teoría U, y el puente que los une, y nos volvemos a comprometer con el 3ple camino.

   así lo vimos…

en el monte Gólgota Jesús se convierte en Jesucristo, el niño en el mundo espiritual, ésa es la respuesta fácil, y te animamos a que te cuestiones quiénes son la madre protectora y el ser adulto en este momento histórico de la humanidad.

los dos triángulos oblongos (el triángulo exterior y el triángulo interior)

en el proceso de encontrar contrarios que expliquen el mundo, cuando llegamos al mal trato y al buen trato parece sencillo, desde el análisis transaccional, apoyándonos en el dibujo de arriba,

existe un triángulo grande, oscuro y externo, que conforma nuestro mundo en la sombra, el Perseguidor – la Víctima – la Salvadora, que se expresan por medio del miedo, la crítica, el sarcasmo, la queja,

y un triángulo pequeño, lleno de energía e interno, que constituye nuestro mundo en la luz, con nuestro Ser adulto – nuestro niño natural – nuestra madre protectora presentes, que se expresan desde el agradecimiento y el amor,

todo parece indicar que el juego de contrarios del mal trato y del buen trato está a punto de empezar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de dibujar este doble triángulo un ajá aparece en el camino, tan tonto como sigue,

el triángulo grande, sí, mira que es muy grande, no habita en nuestro interior, pero lo tenemos muy arraigado, no es yo, son los otros, es el territorio de comparación, yo y los otros, yo y mis compañeras,

es como si necesitase defenderme de algo ahí fuera que me hostiga, que pretende molestarme, y en ese proceso me peleo con el mundo,

mientras que el triángulo interno, aunque a veces parezca muy pequeño, sí habita en mi interior, aunque no lo ejercitemos, y es como un manantial, en un territorio en el que no existe la comparación, sino la entrega,

me ofrezco acompañándote, te regalo mi escucha, te regalo mi asombro, mi alegría, mi des-enfado, mi tranquilidad o mi templanza, en ese espacio desde el que sí soy, porque desde el yo soy no hay comparación.

la figura de arriba se puede interpretar si entendemos las siglas,

  1. nn para niño natural,
  2. na para niño adaptado,
  3. nas para niño adaptado sumiso,
  4. nar para niña adaptada rebelde,
  5. mp para madre protectora,
  6. pc para padre crítico,
  7. A para Adulto,
  8. P para Perseguidor,
  9. V para Víctima,
  10. S para Salvadora,

y en una historia que ya nos suena conocida.

primera parte de la historia (o cómo llegamos aquí)

el niño natural (o bebé) se encuentra al llegar al mundo con mamá (vamos a asumir que mamá encarna el arquetipo de madre nutricia, y la figura de la madre protectora) y con padre (al que le asignamos el rol de padre crítico),

un bebé que se va a tener que adaptar para tener el cariño de mamá y de padre, generando un niño adaptado sumiso, que va a captar el cariño de sus progenitores desde la sumisión o la rebeldía,

con malas noticias para todas las partes,

el niño adaptado rebelde se va a convertir en padre crítico, que lleva la simiente del Perseguidor, el niño adaptado sumiso en Víctima,  y la madre protectora, que no ofrece su amor de forma in-condicional, se va a convertir en la Salvadora,

Perseguidor – Víctima – Salvador constituyen el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra, y se expresan fundamentalmente desde el juicio y la crítica (en el ejercicio del abuso del poder) y la queja (en el desvalimiento y falta de capacidades).

 

segunda parte de la historia (o cómo salimos de aquí)

cuando el Perseguidor contacta con su ser adulto, y todas las capacidades que le son innatas, la persecución cesa, y crea un espacio para que el resto de las figuras puedan evolucionar en su desarrollo personal,

cuando la Salvadora contacta con su madre protectora, y con el amor in-condicional, y todas las capacidades que le son innatas, deja de anclar a la víctima en su falta de capacidades, y promueve su desarrollo independiente,

cuando la Víctima contacta con su niño natural, empezando por la imaginación, y siguiendo con todas las capacidades que le son innatas, el victimismo cesa, y el niño natural vuelve a explorar este mundo, tan bonito, bueno y verdadero, a su alrededor.

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un Perseguidor – una Víctima – una Salvadora dentro de nosotras, 3 figuras más o menos desarrolladas, 3 figuras que configuran nuestra vida en la sombra,

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un ser Adulto – una niña natural – una madre protectora dentro de nosotras, más o menos desarrollada, 3 figuras que facilitan nuestro desarrollo personal, y la vida en la luz,

en un proceso precioso que hemos venido a denominar el 3ple camino

en lo que viene a ser la tercera parte de la historia (el desarrollo consciente de nuestro ser).

y empezamos a pensar cómo podemos plantear este juego de contrarios, con

el triángulo del ser en la sombra – el triángulo del ser en la luz

el perseguidor – el ser adulto

la salvadora – la madre protectora

la víctima – el niño natural

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

los sueños (Chambao) sueños son

y un día cualquiera, metidos como estamos en medio del verano, nuestro espíritu se simplifica, y se deja sentir, y se queda a gusto, acompañado por una canción, y ya está, y además es así…

 o así lo vimos

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, sí, somos responsables de nuestras emociones, y en la medida que entendemos la energía de nuestra emoción, construimos respuestas emocionales cada vez más energéticas,

en espirales ascendentes, que desarrollan nuestro contacto con la materia (la tierra) y el espíritu (sería muy sencillo asimilarlo con el cielo o el aire, creo que es un poco más sutil),

un modelo que se inspira en la teoría U de Otto Scharmer, porque es fundamental el concepto de dejar ir, y de dejar venir, y el tránsito del ego al eco, sí, y de los sistemas basados en el ego a los eco – sistemas,

en los que la relación del ser humano con la tierra (el ser mineral), con las plantas (los seres vegetales), con los animales (los seres animales) y con otras personas, de nuestra misma especie, es más sana,

un modelo que se inspira en la teoría del color de Goethe, porque Goethe nos regala la visión energética de la cosa, el baile de luz y oscuridad, luz focal de sol y luz difusa de infinito en continuo equilibrio y tránsito,

un modelo que compartimos, porque la cultura nace para ser compartida, para llegar a más y más personas, para cambiar poco a poco nuestra forma de pensar, de sentir, de hacer, ojalá de una forma un poco más congruente,

y todo eso lo traducimos en una frase, que se convirtió en mantra en nuestras entradas, que va casi siempre al final.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por le teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

si no lo has leído, te animamos a leerlo este verano.

7 emociones es un modelo que tiene en su centro la energía del amor, una energía que no intentamos explicar, pero que tiene algo que ver con la intención desde la que hacemos las cosas,

y crece este año con una pregunta, para ti, ¿qué es amar?,

una pregunta que compartimos contigo,

y que se convierte en proyecto, por medio de una de las muchísimas respuestas que nos mueven, para mí escuchar es amar, qué le vamos a hacer, y desarrollamos, o estamos en vía de desarrollar escuchar es amar (la app),

un proyecto en el que ojalá podamos avanzar en este tiempo entre costuras.

 si has leído 7 emociones y no lo has compartido, te animamos a compartirlo, porque compartir también es amar.

el juego de los pares (pensando la app)

pensando la app escuchar es amar, tal vez el dinero que hemos conseguido en el proceso de financiación social no es suficiente para lo que queremos, empiezo a cambiar los números por los conceptos,

y empiezo a pensar cómo se transforman la escucha de campo (4 reinos para los 4 niveles del campo) en algo más sencillo, y convertimos la escucha y la conversación en un tema dual,

en el que  hacemos una diferencia entre los dos niveles inferiores (la piedra y el vegetal, la no escucha y el debate) frente a los dos niveles superiores (la conversación empática y la generativa, niveles a los que queremos acercarnos),

y empezamos a manifestar las emociones, 7, en su modo más sencillo, desde esa conciencia dual,

el miedo en su vertiente positiva, que la tiene, ya que me ayuda a establecer límites, cuando alguien me invade mi territorio, y en su vertiente negativa, que conocemos más que de sobra, el miedo que me paraliza, estoy aquí o estoy allá,

para seguir con el resto de las emociones, la tristeza y la rabia, para completar las 3 de tierra, el orgullo, la comprensión y la alegría, las 3 del espíritu, hasta cubrir las 7 emociones, con la ayuda del amor, nuestra mejor intención,

y hacemos algo parecido en el buen trato y el mal trato, donde identificamos 2 pares,

el triángulo de Karpman, el ser en la sombra, con las figuras del perseguidor, la víctima, el salvador, 3 figuras que nos tienen atados a la nada más absoluta, por medio de la crítica y la queja,

y la evolución positiva de este triángulo, una evolución en la que empiezan a florecer el adulto (frente al perseguidor), el niño (frente a la víctima), y la madre protectora (frente a la salvadora), y donde florecen el agradecimiento y el pensamiento positivo,

dos triángulos bien diferentes, el triángulo exterior, porque en la queja y en la crítica todo lo malo está fuera, y el triángulo interior, porque el amor, el agradecimiento, una palabra y un gesto amable siempre salen de nuestro interior,

y empiezo a sentir este juego dual en el que podemos desarrollar la conciencia, poco a poco, sin prisa pero sin pausa, no se trata de obtener grandes estadísticos, tal vez un poco de conciencia, día a día, de dónde estoy,

y hacia dónde quiero encaminarme, porque nuestra energía sigue a nuestra atención.

   así lo vimos…

en este enfoque de escuchar es amar, los números y las estadísticas pierden buena parte de su protagonismo, y empiezo a pensar en otra forma de esta aplicación, tal vez más educativa, tal vez más sencilla de desarrollar,

en la que el juego de duales puede acompañarse por imágenes, la nueva generación vive de imágenes, y por frases de resumen, o lemas, más fáciles de retener, y seguramente de integrar.

hoy agradezco que el dinero que hemos recabado en el proceso de financiación social de escuchar es amar (la app) sea el que es, y no mucho más, un dinero que tal vez nos sirve para desarrollar un concepto diferente de app.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

la carta a mi abuelo José

en el ejercicio de tocar diferentes palos y terapias varias para sanar mi transgeneracional, y tras probar con constelaciones familiares y biodescodificación, acudo a la consulta de Maribel, que trabaja con imanes,

y me da una noticia que desconozco, es mi elección sanar a mi abuelo paterno, al padre de mi padre, mi abuelo José, ese abuelo al que llego a conocer pero con el que el trato no es especialmente fluido,

mi padre no tiene una relación fina con él, y casi siempre que vamos a Bermeo nos acabamos juntando con los otros abuelos, con los padres de mi madre, sí, porque la cabra tira al monte, y el hombre normalmente le acompaña,

en realidad mi abuelo José no tiene una relación fina con mucha gente, ni con mi padre ni con mi madre, y no creo a la fecha que tuviese muchos amigos en el pueblo, su mote en el pueblo es José chulo,

porque mi abuelo debe ser más chulo que la pana, que ya es decir, y va a morir cuando yo tengo 9 o 10 años, no lo sabría decir bien, de un cáncer que le lleva al otro barrio más rápido que lento, le tengo que preguntar a ama qué tipo de cáncer es,

y voy a tardar en descubrir en torno a 40 años + que yo vengo a este mundo a sanar esa energía que le dice constantemente al mundo yo soy, yo soy, yo soy, mírame, esa energía que seguramente no tiene los cimientos sanos,

una auto-estima que le acompañe en su día a día, una madre que le muestre el amor in-condicional, porque José, eres válido y bueno tal y como eres, no necesitas tener más, ni destacar más, ni ganar a nadie,

no hay nadie fuera a quien ganar, tal vez lo único que necesitas es contactar con el buen niño que eres, con lo buena persona que eres, con lo bonita que es la gente y la vida a tu alrededor,

tal vez todas venimos con parte de ese dolor inicial, de esa falta de adecuación, porque en un momento de la vida todas nos sentimos, en mayor o menor medida, no adecuadas, no suficientes, no aceptables,

ése es el infierno en nuestra vida, que no nos aceptamos tal y como somos, y desde ahí es bien difícil conectar con lo que hemos venido a ser, con nuestro llamado, con nuestro propósito personal,

y aquí estoy, 40 años más tarde, re-contactando con mi abuelo no visto,

porque es muy fácil hablar y contar historias de nuestra luz y todo lo bonito que nos rodea, es muy fácil hablar de José Tambor y la fiesta y las castañuelas, pero no es tan agradable ni tan usual contactar con nuestras sombras, con nuestra otra intimidad,

y en eso estoy, escribiendo una carta que reconoce a mi abuelo paterno, para liberarlo, escribiendo una carta que voy a quemar, y dejar en un sitio en el que el agua fluya, en el mediterráneo este fin de semana, o en el cantábrico, la semana que entra,

tengo mis dudas, tal vez da lo mismo, porque todas las aguas son parte de una única agua, y lo que vemos como Mediterráneo y Cantábrico, como el golfo del Yucatán o el de Bizkaia son parte de un único agua,

que también vive en las piedras y plantas, en los animales y en las personas, sí, estamos hoy vivas aquí porque compartimos ese agua que es parte de todo, agua de creación, no sé dónde vayan a parar las cenizas, tanto da,

pero en cualquier caso me voy a reservar un rato para pegarme un chapuzón en Aritxatxu, esa recóndita playa en Bermeo, tierra de mis padres, tierra de mis abuelos y ancestros, a la que acostumbra a acercarse José, a él le gusta pescar,

para entrar en contacto íntimo con la mar, y con esa gota de agua infinita que vive aquí y allá, en un ejercicio inenarrable de libertad, también en ti y en mí.

   así lo vimos…

en el proceso de reconocer y liberar al otro nos reconocemos y nos liberamos a nosotras mismas, de eso se trata, de la misma forma que es verdad su contraria, aunque a veces no la veamos,

en el proceso de juzgar y criticar al otro nos juzgamos y nos criticamos a nosotras mismas, y el juicio y la crítica pasan a ser parte de mi yo soy más íntimo, tal vez es por eso que de vez en cuando sea tan necesario soltar.

camino del sur-este o del norte, tanto da, agradezco este pasito, que tal vez me ayuda a abrir la vida es fácil, ese texto que está esperando ese punto de congruencia, también puedes llamarle verdad, siempre necesaria, para ver la luz,

me vuelvo a levantar de madrugada para escribir estas líneas, y las siguientes, esta noche he tenido una especie de ajá con varias características con las que le he querido vestir a mi ser adulto, como a mi abuelo José,

pero que son parte del niño natural, que todas nosotras necesitamos desarrollar en nuestro día a día, esa criatura que sólo le pide permiso a sus padres para que le dejen jugar, otro ratito más.

en el proceso de promover el desarrollo del alma consciente, una forma como otra cualquiera de nombrar nuestro desarrollo personal y profesional desde la conciencia, promovemos el 3ple camino,

o lo que viene a ser lo mismo, en otras palabras, el desarrollo consciente de 3 formas de estar en el mundo que viven en mí, por medio de el niño natural, la madre protectora y el Ser adulto, y el conjunto de características que tienen asociadas,

3 juegos de características para el buen vivir.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.