cuidarse para curarse es la propuesta de una medicina centrada en la salud y en la consciencia.

leo esta CARTA ABIERTA HACIA UN FUTURO DE LA MEDICINA INTEGRATIVA, NO INTEGRISTA, (Auto) gestión de la salud en tiempos revueltos, que Carmelo Bizkarra comparte con nosotras desde ASyMi, tan larga como interesante,

y no puedo sino compartir en un ejercicio de corta – pega, yo me la leería completa, estas aportaciones tan ricas, que enriquecen otra carta, en respuesta a esta campaña que lanzan desde las instituciones políticos supuestamente competentes.

Los médicos no curamos, tan solo acompañamos al paciente, guiándolo en la práctica de unos hábitos de vida saludables, mientras su organismo actualiza su capacidad de autocuración con la ayuda de remedios naturales y/o medicinas.

Actualmente, en nuestro país, a diferencia de lo que pasa en Europa, todos los profesionales de la salud que, en coherencia y honestidad, apoyamos la capacidad autocurativa de la naturaleza (la vis medicatrix naturae de los médicos antiguos), estamos viviendo una nueva caza de brujas. Se desprestigia y se ridiculiza la medicina natural, se caricaturiza a la homeopatía y a la acupuntura; se humilla a los profesionales que trabajamos con Medicina Tradicional de Occidente, en mi caso, con medicina higienista y medicina antroposófica. También el yoga, la terapia gestalt o el psicoanálisis forman parte de una larga lista negra de terapias non gratas; se mete en el mismo saco a los médicos y profesionales sanitarios con titulación y a los oportunistas (que los hay, como en todo ámbito humano); se nos insulta, se nos ofende, se nos difama diciendo que formamos parte de una secta, que engañamos y que nos lucramos a expensas de los incautos que vienen a nuestras consultas. Falta que nos quemen en la hoguera para que purifiquemos nuestras almas.

Pretender imponer una única visión de dicha “realidad” nos hace retroceder a la etapa pre copernicana y, sobre todo, nos conduce a oponer resistencia a un futuro que llegará seguro; porque con hogueras o sin ellas, dentro de 30 años, la “medicina será integrativa o no será”. Creo fundamental y necesario que nos adelantemos, que sigamos practicando una ciencia con consciencia, eligiendo el camino de la “salutogénesis”. Y para ello deben dejarnos, a los médicos y especialistas de la salud (enfermer@s, fisioterapeutas, nutricionistas y otr@s terapeutas), hacer una verdadera educación para la salud. Déjennos ser médicos y especialistas en libertad.

Si se quiere realizar un poco de autocrítica, se puede ver el programa “Sobremedicados” de Salvados (la Sexta). En dicho espacio, donde se afirma que España es el segundo país del mundo en consumos de fármacos por habitante, Laporte señala: “En psicofármacos: medicamentos para la ansiedad, medicamentos para dormir, medicamentos para la depresión, somos primeros en el mundo”.

Según este consorcio de Medicina Integrativa y Salud (CAHCIM), la Medicina Integrativa tiene como objetivo “ayudar a transformar la medicina y la salud mediante estudios científicos rigurosos, nuevos modelos de atención clínica y programas educativos innovadores que integran la biomedicina, la complejidad de los seres humanos, la naturaleza intrínseca de la curación y la rica diversidad de sistemas terapéuticos”. Tanto en la agricultura como en la medicina, el monocultivo (una sola terapia) es sinónimo de poca vitalidad y favorece el desequilibrio y la enfermedad, tanto individual como social.

Intentar crear el pensamiento único, yendo en contra de todas las personas que tienen diferentes maneras de pensar ha sido y es la manera de proceder de muchas organizaciones y grupos sociales a lo largo de la historia de la humanidad que podemos tildar de dogmáticas, fanáticas o fundamentalistas… No caigan en ese repetido error. La inquisición consideró que la religión católica era la única verdadera y todos sabemos lo que pasó. No hagan de la ciencia una religión dogmática más.
Los médicos que abogamos por una medicina integrativa no vamos en contra de la medicina convencional, sólo intentamos ampliar la ciencia del curar, centrándonos en la salud y no tanto en el hecho de “combatir” la enfermedad.

Cuidarse para curarse es la propuesta de una medicina centrada en la salud y en la consciencia.

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos dice así: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Pedimos respeto, clamamos respeto… y que se pare esta campaña orquestada por no se sabe qué poderes económicos ocultos contra los profesionales que trabajamos en coherencia y con honestidad. De la misma manera que nosotros respetamos a los colegas que ejercen la medicina convencional, exigimos que el sistema sanitario imperante nos respete. Médicos y especialistas de la salud con ideas parecidas a las nuestras son respetados en países europeos como Alemania, Holanda, Suiza o Inglaterra en sus respectivos sistemas sanitarios. ¿Por qué nosotros no? ¿Debo creerme aquello de que Europa empieza, efectivamente, al norte de los Pirineos?

Es el momento de elegir: ¿una medicina integrativa o una medicina integrista?

así lo vimos, así lo leemos, así lo compartimos…

por algún extraño motivo recontacto con la triformación social, esa particular forma de entender el mundo en 3 esferas, que nos da las pautas mentales para ese mundo perfecto, claramente aspiracional, en el que,

todas somos iguales (desde el punto de vista político, jurídico, con igualdad de derechos y oportunidades), todas somos fraternas (desde el punto de vista económico), y todas somos libres (desde el punto de vista social),

no es tan difícil de entender desde este punto de vista la libertad de expresión, o la libertad de opción de sistema educativo o sanitario, en un proceso de apertura tan necesario como imparable,

en procesos salutogénicos, generadores de salud, sí, en los que el buen trato, la comprensión profunda de la naturaleza humana, del ser aislado y en relación, están presentes.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

SÍ a las medicinas tradicionales y complementarias (si tú pagas, tú decides)

me llega al móvil una campaña a favor de la medicina alternativa, ese movimiento que incluye todo lo que no es convencional (medicina alopática, diagnóstico, medicamentos, cirugía, quimio y radioterapia),

que incluye un montón de técnicas y tratamientos que muchas personas, algunas de ellas reputadas en el mundo médico convencional (a veces cargadas de intereses particulares inconfesables), consideran meros placebos, si no dañinas,

y en esa lista se encuentran, por ejemplo, la medicina tradicional china, el ayurveda, la fitoterapia, la homeopatía, la naturopatía, la medicina antroposófica, la osteopatía y la quiropráctica,

y re-contacto con un fundamento de la triformación social, esa filosofía de vida que tan poca gente conoce y que a mí me parece tan interesante, que habla de un mundo social / cultural en el que impera la ley de la libertad,

mediante la cual cualquier persona es libre de elegir su estilo literario (cómo escribe o qué le gusta leer), su estilo artístico (qué pinta, con qué técnica o que pintor, escultor, performer le gusta ver o experimentar),

y si seguimos tirando del hilo, qué religión profesa, qué sistema educativo, con qué principios y valores le gusta, qué sistema de salud (mucho mejor que de prevención y cura de la enfermedad) quiere tener en su día a día,

y me pregunto por qué no es posible desarrollar un entorno cultural en el que las libertades crecen, y a los adelantos diagnósticos de la medicina convencional les acompañamos con otras técnicas,

según algunas personas más respetuosas, menos intrusivas, más saludables, y les dejamos elegir, como personas mayores que son, y si se trata de un menor les dejamos elegir a sus padres, como personas responsables que son,

y de la misma forma que no les decimos si les tiene que gustar más Picasso o Van Gogh, Cela o Machado, el rito católico apostólico y romano o una celebración budista, al fin y al cabo es su vida,

les dejamos elegir qué tipo de medicina les acompaña en su vida, ojalá con un enfoque salutogénico (generador de salud), porque siempre es más interesante prevenir que tener que curar, en sus múltiples acepciones (extirpar, radiar, tararí, tarará).

   así lo vimos…

en el proceso de leer la campaña me encuentro con una web nueva, osoigo, una web que pretende conectar los intereses y las preguntas de la ciudadanía con políticos de carne y hueso que nos representan,

un paso más hacia un modelo de política menos representativa, de listas cerradas definidas por la cúpula del partido, y más participativa, más directa, en la que la voz de la ciudadanía, personas como tú y yo, se hace presente,

no está mal otro pasito, y otro, y otro, en la buena dirección.

la libertad es la ley que debería regir nuestro vida social / cultural, una esfera que incluye aspectos como la religión, la educación, la salud, el bien-estar general (el estado de las cosas cuando nos jubilamos también),

y por qué no, la innovación.

a las personas que “cuidan” o “velan” por que otras personas no se equivoquen en su elección personal de sistema de salud les deberíamos preguntar quiénes son los más perjudicados por no elegir “el sistema correcto”,

y por qué se sienten en posesión de la verdad, y con qué derecho obligan a otras personas a comulgar con sus particulares ruedas de molino, tal vez tienen algún inconfesable interés particular que nos van a confesar,

preguntas que por otra parte no espero que nadie me responda, es que de vez en cuando me da por hablar en alto, o escribir unas líneas con mis particulares opiniones, en un ejercicio de libertad personal, sin más.

la libertad es una de las 3 leyes que subyacen en la triformación social, las otras dos son la igualdad y la fraternidad, es posible que te suene el trío, liberté, egalité, fraternité, 3 palabras que suenan juntas en la revolución francesa, u la lá,

en la que va a ser el segundo proceso en el que la triformación francesa aflora en este mundo, tan bonito, tan bueno, tan verdadero, en el que hemos decidido vivir, sí, cada vez me gusta más la palabra responsabilidad,

3 leyes que subyacen en la teoría U, un modelo autoría de Otto Scharmer, que se lanza desde el M.I.T. con la fuerza del 3, con 3 movimientos, con 3 voces, con 3 brechas, que se convierten en 3 procesos de re-conexión,

muy interesante, a más no poder. 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

3 meses para el programa, 3 años para la presentadora, 3 generaciones para cambiar (uf, todo lo que nos queda por hacer)

leo  con sorpresa este titular, según el cual un tribunal egipcio “receta” Tres años de cárcel para una presentadora egipcia que habló de madres solteras en un programa de televisión de su responsabilidad

suspendiendo la emisión del programa durantes 3 meses,

y no puedo sino pensar en todo lo que nos queda por hacer para extender a nivel mundial este orden que nos hace iguales, al hombre y a la mujer,

al hombre rico y al pobre, al negro y al blanco, convertidos en seres humanos sin más,

iguales en el ámbito de la justicia y de la política, hay que ver cuánto nos falta para conquistar la igualdad,

mientras queremos ser totalmente diferentes, y que esas diferencias se reconozcan y se acepten en el ámbito de lo social, ya que en este ámbito la ley que debería regir en nuestras vidas es la libertad,

porque todas queremos ser libres, como seres sociales, para elegir el esquema de colegio en el que queremos ver desarrollarse a nuestras hijas, o para elegir el tipo de medicina que queremos utilizar cuando la enfermedad quiebra nuestro bien estar,

o el libro que quiero escribir, o que quiero y puedo leer, o el arte que quiero desarrollar, en cualquiera de sus formas y manifestaciones, con materiales o colores, con palabras o imágenes, estático o dinámico, en interacción con el medio y las personas,

incluyendo la libertad de expresión,

y observo esta sociedad, la egipcia, en la que la mujer no es ni parecida al hombre en la esfera político / judicial, una mujer no tiene ni voz ni voto, por ejemplo, y en la que se ve tan restringida la libertad de opinión,

qué buen ejemplo de falta de igualdad en el ámbito político judicial, y de falta de libertad en el ámbito social, dos de los 3 ámbitos que conforman este mundo, según la triformación social.

   así lo vimos…

el tercer ámbito de la triformación social es la esfera económica, en la que debería regir la ley de la fraternidad, otra gran desconocida, no ya en Egipto, sino a nivel mundial, de la que seguramente encontramos un ejemplo un día de estos del que hablar.

y me acuerdo de aquel paseo por El Cairo en el que le doy la mano a una chica, que se va a convertir 11 meses después en mi pareja, hace ya cosa de 21 años, 3 veces 7, cómo pasa el tiempo,

un paseo sospechoso para la policía local, ¿qué es eso de que un hombre le dé la mano a una mujer en público?, ¿a dónde podemos llegar si este ejemplo se difunde en nuestra sociedad?,

y entiendo que una generación, o dos, o tres, quién sabe en realidad cuántas, son necesarias para que en ciertos países reinen las condiciones de las que disfrutamos hoy en día a nuestro alrededor,

tengan o no tengan, tengamos o no tengamos, por ese entonces, rey … o reina.

Si quieres leer el artículo completo que origina esta reflexión, del que copio esta perla,

las autoridades del país suspendieron el programa durante tres meses por lo que consideraban difusión de “ideas inmorales” que alienan a la sociedad y “amenazan el tejido de la familia egipcia”,

al que es necesario sumar el titular, Tres años de cárcel para una presentadora egipcia que habló de madres solteras, con el que se compone sola esta entrada que habla de la triformación social, con la ayuda del 3,

3 meses para el programa, 3 años para la presentadora, 3 generaciones para cambiar,

puedes abrir este enlace

la rabia es una emoción que tiene TODO que ver con la justicia, uno de los “valores” que están en el foco de estas líneas hoy, supongo que puedes observar que lo que es justo aquí no necesariamente es justo allá,

y que cada territorio se provee de sus leyes, que no son, casi nunca, un ejemplo del futuro hacia el que caminamos, sino una fotografía, a veces esperpéntica, del pasado que nos ha traído hasta aquí,

no es anormal que a muchas personas les entren ganas de promover, o de participar en, alguna que otra revolución.

7 emociones, creative commons, es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, un texto que puedes descargar desde este enlace.

 

mapeando el futuro

hemos terminado la conversación de “el futuro emerge” en Artxanda, con una sensación muy bonita, nos hemos juntado 7 personas que hemos ido compartiendo preguntas, proyectos, ideas y propuestas,

a la vera de la antigua rueda del funicular al empezar la reunión, a la sombra de los árboles que nos protegen del sol cuando continuamos charlando, sobre el suelo húmedo cuando ya cae la noche,

una conversación en esta tarde de primavera que va a tener una continuación, Tomás y yo nos vamos a tomar una caña en el Txakolí, en un rato en el que Tomás va ha hacer un bosquejo del propósito, azul sobre blando, con base en lo que ha escuchado,

en un planetario que empieza por el centro, emoción – conciencia, liderazgo colaborativo, ponencias y conversaciones, libertad, y unir, esas son las palabras que acompañan el futuro emerge,

y un planetario de temáticas relacionadas, bienestar / salud, desarrollo personal, educación, smart cities, nuevas economías, … globos alrededor de los cuales se organizan foros, pero que desconectamos entre sí,

y empezamos a tirar conectores, ¿podría existir una relación, una mesa de conversaciones en torno a desarrollo personal y educación?, sí, ¿podría existir una relación, una mesa de conversaciones en torno a smart cities y administración?, sí,

y las conexiones continúan al son de la conversación que trae Tomás,

y el dibujo de “el futuro emerge”, este dibujo en el que se plasma de una forma diferente el propósito de este evento que une lo viejo y lo nuevo, la esfera corporativa y la social / cultural, los líderes actuales y el liderazgo en formación,

se va desarrollando, alrededor de una rueda, del verde, a la sombra y sobre la humedad, con una cerveza en el Txakolí, aquí y allá, y el futuro nos encuentra conversando, es buena hora de volver a casa a cenar.

   así lo vimos…

y siento que este monigote va a evolucionar con la ayuda de los recién llegados al grupo, con Maite, con Iñigo, con Tomás, en cualquier caso se trata de conectar realidades, hoy se han juntado al grupo 3 nuevas formas de mirar la cosa,

la libertad en la vida (también en la universidad), conversaciones que conectan memorias en Iparralde, la biodescodificación y un taller de unas seguidoras de Hammer que tal vez tiene continuidad en Leioa, para continuar.

 

necesito poco, y cada vez necesito un poco menos

Leo con gusto un post de Ángeles Caso, esa chica que casi todos conocemos por su paso por el telediario de la tele, hace ya ni se sabe cuántos años, más que por ser ganadora del premio Planeta, qué curioso, qué significativo,

un post que tiene su origen en una edición de la vanguardia que la propia autora titula “lo que quiero ahora”, y que a mí me llega reformateado, con el texto íntegro, pero con título nuevo, “necesito poco y lo que necesito, lo necesito poco”,

un título que me llama,metido como estoy en el pensamiento de la simplicidad voluntaria, tal lejos de la simplicidad obligada como d e la ostentación aceptada, una forma de vida que conecto de forma natural con la orden franciscana,

cercanía a la naturaleza, cercanía a los animales, en una vida simple, no artificiosa, no rebuscada, y me voy impregnando de ese artículo, que me voy a permitir copiar en su integridad al pie, o al menos eso pienso ahora mismo, y del que entresaco unas líneas,

El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera.

Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos.

También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar.

y pienso en todas esas personas lúcidas que no comulgan con piedras de molino, que ven un sistema que no produce unos resultados satisfactorios para todas las personas del sistema, y que lo denuncian,

aunque hayan sido agraciados en el reparto y sean personas “de éxito”, como puede ser el caso de Ángeles, no todas las periodistas son presentadoras del telediario, no todas las escritoras ganan un Planeta,

y salto a otro encuentro con Ángeles, en el que explica cómo consigue financiar su última obra, ya no se trata de una novela, sino un libro de arte, con pinturas de mujeres pintoras, un libro caro de producir ante el cual las editoras no se animan,

y Ángeles recurre al crowdfunding, o financiación de las masas, financiación social, en una entrevista en la que nos explica que si no hay 2000 personas interesadas en el libro, éste no puede existir,

los derechos de la reproducción de la obra, de algunas de las obras incluidas en el libro son exageradamente caras, en algunos casos reproducir un solo cuadro puede costar 200 €uritos, no es tanto, dirás,

salvo que hagas una multiplicación, 100 pinturas a 200 €uritos cada saldría del orden de 2 * 1 = 2, 2 + 2 = 4 ceros, 20000 €uros para empezar, y no has impreso una sola copia, y no has pagado el trabajo de la autora, va a ser que sí es caro,

y conecto con la triformación social, ese movimiento que promueve una sociedad en la que cultura es libre, el artista de crear, y el usuario de comprar, en un punto ideal podemos leer “gratis”,

una gratuidad que hoy vemos inviable, pero que no lo es, si imaginamos que los excedentes del trabajo (personales y empresariales) van a parar al ámbito cultural, a este libro y a otros libros similares, a la educación, a la salud, a la investigación,

un mundo en el que proliferan diferentes sistemas educativos, diferentes sistemas terapeúticos, diferentes líneas de investigación independientes, sí, independientes de intereses particulares, extremadamente particulares,

y que han desvirtuado el hecho cultural, vinculándolo con el hecho económico,

en un mundo perfecto en el que el mundo cultural es libre, es plural, es diverso, lejos de la uniformidad reinante, tal vez es lo que nos viene a mostrar Ángeles Caso con su espectacular caso,

con la ayuda de financiación social, qué curioso, crowdfunding, donde el sistema viejo no funciona, no provee, algo nuevo emerge.

   así lo vimos…

releo ese post de Ángeles en el que esta chica opta por unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irse a la cama, y comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras su conciencia esté tranquila,

y conecto con esa simplicidad voluntaria, yo de mayor también quiero ser así.

cuando la forma de pensar, se sentir y de vivir de una persona nos resuena, en algunos casos nos resuena mucho, y trazo conectores con 7 emociones, un programa en el que relacionamos nuestro mundo emocional con

el persequidor, la víctima y el salvador,

con la queja y con la crítica,

con la energía del apego y del des-apego, el baile eterno de la luz y la oscuridad,

a día de hoy tengo claro que un día vamos a leer y conversar con base en el ejemplo hecho vida de esta chica, que una vez, hace tiempo, fue presentadora en el telediario, una vez ganó un Planeta, y hoy disfruta en libertad.

7 emociones es un modelo inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons.

 

¿por qué tendremos tanto miedo a la libertad?

estoy en la primera sesión de 7 emociones en la fundación Gil y Gayarre, y no corro uno de los procesos relacionados con la energía del miedo, en el que hacemos una revisión en grupo de cuáles son nuestros miedos principales en esta vida,

un ejercicio en el que suelo retar a los asistentes, a ver si en el listado que se genera aparecen los 3 miedos que tengo registrados en el anverso de la portada del cuaderno de las 7 emociones, ese cuaderno verde que me acompaña aquí y allá,

y no va a pasar mucho tiempo hasta que esa pregunta, no formulada en el grupo, me viene de vuelta, justo después de correr con Montse y el grupo del U-lab una dinámica del Art of hosting, el diseño de la acción sabia,

al hablar, ya de noche, con Maite, amiga de Montse, a la que invitamos a participar en la próxima reunión de el futuro emerge en Bilbao, que comparte conmigo esa pregunta que mueve su vida, una pregunta que me resuena terriblemente,

¿por qué tenemos tanto miedo a la libertad?

   así lo vimos…

el muñeco de hoy, casi siempre vestido con una imagen, en este proceso que viene a decir, la realidad no es exactamente así, esta es la imagen tal como yo la veo, queda hoy hueco, sin fondo ni trama,

celebrando ese espacio vacío, ese lienzo en blanco, como el fondo del powerpoint en el que crecen los muñequitos, un espacio vacío en el que podemos seguir explorando qué es eso de la libertad,

esa experiencia que todo ser humano viene a experimentar en este espacio intermedio, entre el cielo y la tierra, entre la espiritualidad y la materia, en este teatro tan bonito que es la vida.

los 3 miedos que esconde la portada del cuaderno de 7 emociones son 3 miedos de nueva generación, que van más allá del consabido miedo a la muerte, y son los siguientes,

el miedo a la verdad

el miedo a la libertad

el miedo a la vida

la triformación social (igualdad, libertad, fraternidad) se encuentra en la base de la teoría U, ese movimiento que inicia Otto Scharmer, y que inspira, conjuntamente con la teoría del color de Goethe, 7 emociones.

¿a quién le diriges tu comunicación?

corre el tercer capítulo de la cuarta entrega de Juego de Tronos, esa serie con tanta sangre y violencia en la que se cuentan historias tan buenas, y una rubita está hablando frente a una ciudad amurallada,

aparentemente habla a los dueños de la ciudad, nada más lejos de la verdad, porque Daenerys de la Tormenta, madre de Dragones, viene a decir lo siguiente,

“los que eran esclavos en Astapor están ahora detrás de mí, libres,

los que eran esclavos en Yunkai están ahora detrás de mí, libres.

Ahora he venido a Meereen, 

no soy vuestra enemiga, 

tenéis a vuestro enemigo a vuestro lado,

vuestro enemigo roba y mata a vuestros hijos,

vuestro enemigo no os depara más que cadenas, y sufrimiento, y órdenes,

yo no os traigo órdenes, os traigo una elección,

y a vuestros enemigos les traigo lo que merecen,”

efectivamente, Daenerys no está dirigiéndose a los dueños de la ciudad, no se dirige a los amos, Daenerys está dirigiéndose a los esclavos, que empiezan a mirarse entre ellos,

¿es posible que nos hable a nosotros?, ¿es posible que nos lance una propuesta en vez de una orden?,

y una serie de catapultas va a comenzar el asedio de la ciudad, unas catapultas que van a lanzar un extraño regalo, collarines de esclavos liberados, collarines que otras personas, libres, ya no necesitan nunca más,

un regalo totalmente simbólico,

tal vez el mensaje ha calado hondo en el corazón de más de un esclavo en Meereen, que mira con nuevos ojos su realidad, una realidad que está a punto a cambiar, sólo si tomamos parte activa en una elección,

porque el futuro emerge desde una elección consciente, desde una comunidad de personas activas y comprometidas que hacen grande una posibilidad.

   así lo vimos…

llega el momento de cerrar estas líneas, con la reflexión sobre el tema de que estoy hablando, sí, toca buscar las categorías asociadas a las líneas superiores, y me doy cuenta de que la entrada de hoy está relacionada con la libertad,

esa ley que aplica a la esfera social, o cultural, dentro de la sociedad, todas debemos ser libres a la hora de crear, también arte, de elegir religión, si queremos profesar una religión, de elegir sistema educativo y médico,

de tantas y tantas actividades que están gestionadas desde otras esferas, absorbidas por las esferas económicas,  político / judiciales,

pero antes de ser libres para elegir debemos ser personas libres, y tenemos que ser conscientes de que estamos en este mundo para desarrollar nuestra libertad, casi es nuestra única misión,

un regalo que podemos ir desarrollando cuando el miedo no impregna todo en nuestras vidas, sí, he dicho bien, el miedo, esa energía que le dice al esclavo, ser sumiso a base de palos y trans-generacional, su padre y su abuela también fueron esclavos,

“yo no soy”,

yo no soy digna, no soy persona, no soy merecedora, no puedo recuperar lo que me arrebataron, o lo que, la práctica hace la maestría, a base de repetición, he aprendido, conozco la fórmula y la aplico de forma consistente,

porque ya no son otras personas las que me restringen la libertad,

en un momento del camino ya he aprendido cómo hacerlo,

y mi mayor carcelera soy yo.

puedes descargar 7 emociones, CREATIVE COMMONS, cultura compartida, libre, desde nuestra web,

una guía práctica para el desarrollo personal y de los grupos, una guía práctica para bien vivir, y el desarrollo de la libertad.

entrada publicada en “el futuro emerge”

 

 

diversidad en la salud (libertad en el ámbito social)

aunque no me gusta nada el título de la campaña, no permitas que prohíban, entiendo perfectamente el sentido de una plataforma como Avaaz o Change, una plataforma de denuncia, en la que a veces podemos decir no,

no aceptamos esta falta de respeto, no admitimos este atropello a la diversidad, porque a veces es necesario poner un límite, poner un freno a un acto injusto, a un atropello, a una maldad,

por eso hoy te animo a que pienses si quieres que tus hijos e hijas crezcan en un territorio en el que se limita progresivamente su libertad a elegir, el tipo de educación y colegio, el credo religioso, la afiliación política,

o el tipo de medicina que puede elegir ante procesos de enfermedad.

  así lo vimos…

y me acuerdo sin querer de aquel dilema que plantea Stephen Covey ante un proceso de enfermedad, en el que a un paciente le dan a elegir cómo quiere que sea su médico, honesto o buen profesional,

y da una respuesta extraña, un tanto extraña, en la fase diagnóstica elige al médico honesto, y en la fase de ejecución al buen profesional, porque nadie quiere que le hagan una operación que no es necesaria, ahí está la honestidad,

y quiere al mejor profesional del mundo cuando es evidente que le tienen que intervenir.

y si yo quiero que en vez de ayudarme con quimio y radioterapia prefiero que me acompañen con flores de Bach o acupuntura, ¿quién es el gobierno para obligarme en sentido contrario a mi voluntad?

tal vez sea necesario recordar, una vez más, que en el ámbito social la ley que debería regir el mundo es la libertad, y en el ámbito político la igualdad, qué pena cuando los políticos aplican la igualdad donde no toca,

porque todos queremos ser iguales de cara a la ley, y libres en la elección de médico, y no al revés, libres en la elección de juez (ahí los mafiosos y los políticos corruptos se lo iban a pasar en grande) e iguales (y sin opción) a la hora de recibir radiación.

y me acuerdo de ese comentario por el cual hay pocas cosas peores que una persona tonta, entre las que se encuentran una persona tonta y con iniciativa, perfil al que hay que sumar a la persona mala, y a la persona mala con iniciativa,

y me pregunto, ya malo malísimo, quién apoya esta iniciativa de CDs, y quién financia a los partidos políticos.

el miedo bueno es la energía que nos permite poner límites, puedes leer más de esta energía y de otras 6 que conforman  nuestro mundo emocional en 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, gratis total.

y dominaron a los vascones

ydominaronalosvasconeshoy ya sé por qué me gusta tanto Asterix, un cómic que desarrollan de forma colaborativa a finales del siglo xx 2 genios galos, en el que se inventan una aldea resistente a la dominación romana,

tiene que haber sido duro estar dominados por los romanos al principio de nuestra era, en ese antes y después de Cristo, y por el rodillo alemán en las dos guerras mundiales,

y mira que no me parece el pueblo francés un pueblo excesivamente irredento, aunque sí es orgulloso,

y pienso de repente que ya tengo un motivo, por uno se empieza, cuando encuentre el segundo el tercero está al llegar, o es cierto, dos formas de decir lo mismo, para querer a los franceses,

un pueblo que no es especialmente de mi agrado,

hasta que encuentro con la segunda, ellos son los artífices del segundo afloramiento de la triformación social, en la revolución francesa, bajo el grito de ese lema sublime, liberté, egalité, fraternité,

y me acuerdo de otros pueblos irredentos, los afganos, por poner un ejemplo, los turcos, los vascos, hay tantos…, y me acuerdo de ese emblema de los reyes godos, dominaron a los vascones,

y no puedo salvo pensar que cuando presumes mucho de algo, dinastía tras dinastía, es que algo tienes que tapar, ¿tú crees que los godos dominaron a los vascones?,

porque yo, a la fecha, cada vez que viajo al norte y me meto en las montañas, allá por el pirineo, siento que ni los romanos ni los godos, ni el imperio neoliberal de González y Aznar dominó a los vascones,

hay pueblos irredentos, hay personas orgullosas,

y en eso me encuentro, dibujando un damero azul clarito sobre la base de una hoja que utilizo para mi trabajo actual, uno de ellos, el que más se parece al tripalium, origen etimológico del término trabajo,

una tortura medieval en la que un reo es atado a tres palos que se separan hasta que se desmembra, si no confiesa, o si no se somete a la voluntad del torturador, bonito juego el de la dominación,

y veo que ya hay dos motivos en mi alma para querer al pueblo francés, a ver cuál es el tercero, que ya estoy seguro está al llegar, mientras entiendo mejor que nunca ese emblema, totalmente falso,

en el que un dominador se arroga (arrogar tiene su origen en arrogancia, una especie de orgullo malo) un poder y un éxito que no tuvo, dominaron a los vascones, ya, que te lo has creído,

y entiendo este proceso de xx siglos, ya estamos en el xxi, 7 * 3, en el que las personas y sus pueblos desarrollan su identidad, y su libertad, la dominación no deja de ser un proceso en el que alguien limita la libertad de la otra parte,

un proceso de orgullo malo en el que Yo soy sólo si tú no eres, un desastre para el desarrollo de comunidades sanas, hoy lo entiendo, y me apunto al orgullo bueno de Asterix, y a este lema tan bonito de la revolución francesa,

liberté, egalité, fraternité,

mujeres y hombres libres para ser ellas mismas, y crear entornos de confianza, en los que la comunidad puede prosperar.

ydominaronalosvasconesmon    así lo vimos…

entiendo que en el ámbito laboral una persona que pide a su jefe que le diga qué y cómo debe hacer las cosas ha perdido totalmente su interés y motivación en las tareas que realiza, se está posicionando como máquina que no piensa,

y su inversa,  un jefe que le pide a un subordinado que haga las cosas de determinada manera, así, qué y cómo, le está tratando como un robot, y le está limitando su ilusión, su compromiso y su creatividad,

y algún día se quejará de que su personal es pasivo, sin darse cuenta de que es la respuesta completa a lo que se le pidió, en esquemas mierderos de dominación, que extraen la máquina que todas llevamos dentro,

una máquina que sobrevive y que saca fuera del trabajo, convertido nuevamente en tripalium, todo su potencial.

ydominaronalosvasconesMientras, reconecto con “la organización fractal”, un libro que me regala Patxi, un librazo que habla de liderar por misiones, y liderar personas en épocas de incertidumbre y en entornos de complejidad, ¿te suena?, y de dilemas a los que se enfrenta el líder actual, un librazo del que un día de éstos va a tocar escribir algo, pero no hoy, día reservado a la revolución francesa y a la libertad.

El azul claro es el color del orgullo, un orgullo humilde que en 7 emociones abre la puerta del Yo soy, un orgullo humilde que facilita el desarrollo de entornos de confianza, entornos colaborativos,

con dos puertas por delante, la comprensión y la alegría, de las que hablamos otro día, si te parece bien, hoy también ha sido un día par, si te animas a leer este recurso gratuito, 7emociones, CREATIVE COMMONS, puedes hacer clic aquí,

en un link que veo azul clarito, no sé de qué color lo ves tú.