más allá del PIB (beyond GDP), las personas importan

releo este artículo de Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de economía, algo debe saber de eso, Beyond GDP, en el que cuestiona que el Producto Interior Bruto sea un buen indicador del bienestar de la comunidad que todas formamos,

y en el que nos traza a varios estudios en los cuales se exploran temas que impactan a las personas, como la confianza y la inseguridad, la desigualdad de oportunidades y la sostenibilidad, temas en los que en un futuro próximo tenemos que indagar más,

más profundamente, con menos auto-complacencia, y alejándonos de las indicaciones de los economistas al servicio de las grandes corporaciones, que ponen sus intereses por delante de las personas,

y releo esta frase de Bill Clinton,

Si queremos poner a las personas primero, debemos saber qué es lo que les importa, qué mejora su bienestar y cómo podemos proporcionar más de eso, sea lo que sea.

If we want to put people first, we have to know what matters to them, what improves their wellbeing, and how we can supply more of whatever that is.

para terminar con este resumen con el que Stiglitz encabeza esta reflexión,

Lo que medimos afecta lo que hacemos. Si nos centramos solo en el bienestar material, por ejemplo, en la producción de bienes, en lugar de en la salud, la educación y el medio ambiente, nos distorsionamos de la misma manera que estas medidas se distorsionan; nos hacemos más materialistas.

What we measure affects what we do. If we focus only on material wellbeing – on, say, the production of goods, rather than on health, education, and the environment – we become distorted in the same way that these measures are distorted; we become more materialistic.

y me alegro de juntarme esta tarde con este grupo de compañeras de SoL España, José María, Montse, Jesús, María, Irene, Efa, Araceli, a ver qué somos capaces de hacer juntas, en este ejercicio en el que todas podemos sumar un granito.

   así lo vimos…

copio las notas que José María nos lanza, que traza posibles senderos de relación, de la alianza WeAll, la economía del bien común, a NESI, nueva economía e innovación social, movimientos de loss que tú y nosotras también podemos ser parte.

en nuestra última reunión de coordinación de 2018 María planteó que SoL España participe en WeAll  (Alianza para la Economía del Bienestar o Wellbeing Economy Alliance) con la que María ya está colaborando, y que cuenta entre sus miembros con el Presencing Institute. Quedamos en continuar estudiando el tema y sus implicaciones y comentarlo en una próxima ocasión.
Con posterioridad he leído éste artículo: “Beyond GDP” del premio nobel de economía  Joseph Stiglitz en la que hace referencia a WeAll.
Muy relacionado con WeAll está un evento bienal internacional denominado NESI (New Economy & Social Innovation) Global Forum 2019 con el que también colabora María. Se trata de un evento global, que se celebra por segunda vez en Málaga del 24 al 26 de abril de 2019. Al primer evento, celebrado en Málaga en 2017, asistieron 700 personas y 60 ponentes de 40 países diferentes y esperan que ésta nueva edición, en la que los participantes explorarán cómo lograr los ODS – Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos del cambio climático desde una perspectiva local y a través de la innovación social, sea más grande y más potente.
no puedo evitar acordarme de Christian Felber, padre de la economía del bien común, de Luis Espiga, maestro de triformación social, de Otto Scharmer, autor de la teoría U, y de esa máxima que sirve para entender parte de lo que promovemos,
porque la calidad de los resultados que obtenemos como sociedad, depende del nivel de conciencia desde el que operamos.
 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

gladiadores ricos, guapos e insolidarios (imagina que yo no soy de Adidas, pero tampoco quiero ser de Nike)

en un mundo en el que vemos cómo nuestras abuelas se quejan por cómo no les llegan las pensiones, y maltratamos a nuestros nietos (des-afortunadamente el método prusiano ha imperado y campa por sus respetos en el cole),

el perseguidor está suelto,

un nuevo caso de abuso fiscal aparece en la pantalla de mi ordenador, esta vez es vasco, como yo, guipuzcoano como yo, en mi segundo nacimiento, guapo y famoso como él solo, Xabi Alonso,

todo parece indicar que ha interpretado las leyes fiscales de aquella forma, al límite, o un palmo más allá, aconsejado por un par de asesores que no pueden esgrimir des-conocimiento de la ley,

antes al contrario, la conocen al dedillo, para sacar las mayores ventajas posibles, dos palmos o tres fuera de la raya, creando un holding y un par de relaciones en algún que otro paraíso fiscal,

y observo este fenómeno en el que chilenos, argentinos, franceses y españoles, madrilenos, catalanes y vascos somos iguales, aquí es como si se acabase la diversidad y la pelea, a la hora de evadir impuestos todos somos iguales,

los Jordis y los hombres de negro,

y observo cómo la ley, en este caso, también es muy homogénea, y perdona a unos y otros, una vez sí, y otra vez también, imponiendo penas que casi te llevan a la cárcel pero no te llevan nunca a la cárcel,

porque no ha ido a la cárcel Messi ni Ronaldo, Alexis ni Marcelo, y todo parece indicar que no van a ir a la cárcel los siguientes, Xabi Alonso, el vasco, ni Xabier Tardá, ni Javier Arenales,

al menos si es hijo de papá rico y famoso, o si es rico y famoso él mismo, porque estos estados en los que vivimos están lejos de favorecer la igualdad entre el rico y el pobre, el rico miente como un bellaco a la hora de hacer la declaración fiscal,

y al pobre sólo le gustaría poder mentir.

   así lo vimos…

y mientras, observo cómo las leyes no promueven la re-distribución de la riqueza, porque no hay leyes que busquen la re-distribución de las grandes fortunas en la sucesión (tras la muerte),

de la misma forma que no hay leyes que promuevan la re-distribución de la riqueza en la jubilación, donde no es lo mismo un 3% para un pensionista con la pensión máxima que para un pensionista con una micro-pensión,

porque el 3% de algo que no da para vivir no es lo mismo.

y pienso que yo no quiero ser de adidas ni de nike, dos marcas que se disputan los grandes reclamos de la industria del espectáculo, porque esto no es deporte, esto es circo y coliseo, el público frenético ante el olor de la sangre ayer,

y ante la ausencia de principios, ¿no es lo mismo?, hoy.

¿tú eres del Barca o del Madrid?, ¿eres de Cristiano o de Messi?, ¿eres de Neymar o de Dembelé?, ¿eres de los jubilados y de los pobres, putas y parados, o eres de los de la Champions y Emidio Tucci y el Corte Inglés?

y pienso en las marcas que se rifan la imagen de Xabi Alonso, vasco y guipuzcoano, como yo, y a Neymar Jr, que va en el paquete con Neymar Sr. y con todos sus juguetitos, creo que se llaman toys,

y pienso con alegría que a base de tachar, ya no compro adidas ni nike, emidio tucci ni tal ni tal, y  voy a hacer un ahorradito para auto-financiarme algún día la pensión, vitalicia o para lo que me llegue, a ver si me da para el tercer mes.

buscando una canción para las letras de hoy, quién sabe por qué busco una canción hoy, pienso en “no es lo mismo”, de Alejandro Sanz, que casi busco, pero mi imaginación vuela hasta un estribillo, I don´t believe,

que es parte esencial de la canción God, un temazo de John Lennon, y del álbum imagine, y me pregunto si podemos volver a creer en las personas y en los sistemas, y podemos volver a imaginar un mundo mejor,

gracias al azul clarito, orgullo sano, orgullo humilde, que nos introduce en una nueva ruta, de la revolución a una evolución necesaria, a una evolución de la que todas podemos ser parte, también tú y yo.

“God”
(from “Imagine: John Lennon” soundtrack)

God is a Concept by which we measure our pain
I’ll say it again
God is a Concept by which we measure our pain
I don’t believe in magic
I don’t believe in I-ching
I don’t believe in Bible
I don’t believe in Tarot
I don’t believe in Hitler
I don’t believe in Jesus
I don’t believe in Kennedy
I don’t believe in Buddha
I don’t believe in Mantra
I don’t believe in Gita
I don’t believe in Yoga
I don’t believe in Kings
I don’t believe in Elvis
I don’t believe in Zimmerman
I don’t believe in BeatlesI just believe in me, Yoko and me, and that’s realityThe dream is over
What can I say?
The dream is over
Yesterday
I was the dreamweaver
But now I’m reborn
I was the walrus
But now I’m John
And so, dear friends,
You’ll just have to carry on
The dream is over,

algún día de estos voy a volver a hablar de la fraternidad, la gran ley del mundo económico, la gran desconocida, la ley de Robin Hood, ésa que sirve para quitarle un poco al que tanto le sobra, y que a veces lo ha conseguido de aquella manera,
y darle un poco al que lo necesita, y que tiene tan poco por ya sabemos qué motivos, o por motivos que empezamos a intuir, o a imaginar.
mientras eso se da en mi vida, pienso cómo puedo poner mi rabia buena a funcionar, esa rabia que restablece la in-justicia, y pienso en acercarme a los yayo-flautas, a los pensionistas, e integrarles y darles voz en el futuro emerge,
sí, tal vez se trata de conectar el amarillo con el azul clarito,
es curioso pensar que el futuro no solo emerge con la energía de las tecnologías agile y scrum, sino que el futuro también emerge con la energía de los yayo-flautas, las becarias y los parias, muchas de ellas tan cerca del mil-€urismo,
en este movimiento que acerca el paso y el futuro, lo viejo y lo nuevo, la energía de lo uno y de lo otro.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, porque toda la cultura debería ser gratuita, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace gratis total,
para no tener plusvalías innovadoras ni impuestos que evadir,  gracias a juegos un palmo o 3 más allá de la raya, en algún precioso y remoto paraíso fiscal, donde mora gente corrupta e inmoral trajeada con una marca que no es adidas ni nike,

 

 

 

http://a.msn.com/r/2/BBKeB0S?a=2&m=ES-ES

¿y si elevamos el salario mínimo?

cuando el primer ejecutivo de la compañía en la que tú trabajas tarda 3,3 días en ingresar lo que un trabajador medio de la organización va a ganar en todo un año, podemos entender que vivimos en un mundo des-igual,

y lo que es peor, en el que la des-igualdad va en aumento, porque esa persona con ese sueldo no está ahí con el objetivo de que la des-igualdad se reduzca, antes al contrario, su sueldo está justificado si sirve a la voluntad del que lo propicia,

no me extraña que este mundo en el que vivimos sea tan así,

si acaso me causa más extrañeza que creamos que juntas podemos hacer algo para evitar que esta tendencia que observamos aquí y allá, hoy en este informe que saca a al luz intermón Oxfam,

en esta campaña de firmas que esta vez no se lanza desde avaaz, o una plataforma similar, no sé por qué me temo que dentro de poco un técnico de Intermón Oxfam, o una persona subcontratada, me va a llamar por teléfono,

ya tienen mis datos, para agradecerme una donación.

   así lo vimos…

tras recibir este mensaje de Paco, muchas gracias siempre, Paco, hago lo que me toca, leo la página, leo parte del informe, firmo, colaboro en la difusión de la iniciativa en facebook y twitter, recibo el correo de bienvenida a la plataforma de Intermón,

yo no he pedido eso, con usuario automático incluido, horror, ya estoy en otra máquina de triturar,

y me dejo sentir, y conecto con una línea de interés de este blog, la economía del bien común, un interés que aflora ya hace unos años, antes de conocer en persona a Chistian Felber, motor del movimiento,

y con la triformación social, de la que algo apreHendo de la mano de Luis Espiga, en este mundo ideal en el que son 3 las esferas que lo mueven todo, cada una operando en consonancia con la ley que le es propia,

porque este mundo es perfecto cuando en el ámbito político judicial impera la igualdad, en el ámbito social la libertad, y en el ámbito económico la fraternidad, y observo que esta campaña está dirigida a promover la igualdad,

cuando en realidad buscamos un mundo más fraterno,

pero está claro que es muy difícil de promover todo aquello que apenas llegamos a entender, quién sabe si hoy me estoy resignando un poco en este último comentario, en un mundo que no conoce, la fraternidad.

y observo esos vasos comunicantes entre estos mundos, el mundo empresarial / económico y el mundo legislativo / judicial, en el que las leyes, en muchos casos, fallan tan decididamente en favor de los que más tienen,

y aquí he escrito bien, las leyes, no los jueces, porque los jueces administran lo que las leyes indican, y poca igualdad puede ejercer un juez cuando la ley no promueve la igualdad,

en este mundo en el que hemos soportado y facilitado por ley el tráfico de esclavos, la discriminación de la mujer, de las minorías étnicas, religiosas, culturales, sexuales, sí, yo de mayor también quiero ser parte de la mayoría,

o vivir en un mundo en el que los ideales de la igualdad (llámale justicia), la libertad (en MAYÚSCULAS, la real) y la fraternidad (esa gran desconocida a día de hoy, para la que nos hace falta una comprensión nueva) son parte de nuestra vida.

la comprensión es una emoción de la que no vamos a hablar hoy, aunque la citamos, una de las 7 emociones que promovemos en este mundo raro, en el que acabamos hablando de des-igualdad (y de leyes) cuando deberíamos hablar de fraternidad.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U, de Otto Scharmer, que a su vez se inspira, entre otras fuentes, en la trifomación social y la ley del 3,

y por la teoría del color de Goethe, que nos acerca al arco iris, un modelo que nos permite jugar con el número 3, 3 emociones del mundo material + 3 emociones del mundo espiritual = 7 colores, como el arco iris,

con el 3 por aquí y allá.

 

 

 

 

 

luz y oscuridad en la pecera (la informática como ejemplo)

un post reciente, que tiene como base la universidad 42, que arranca con un proceso de selección brutal, y un proceso de inmersión en la pecera, 4 semanas al mes, 24 horas al día, con flexibilidad absoluta, me deja pensando,

y en eso sigo al leer la historia del fundador del invento, Xavier Niel,

un multimillonario que explica cómo “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, unos 20 millones de euros para la puesta a punto del proyecto y 7 millones adicionales cada año durante la primera década, no está mal para empezar,

un ejemplo maravilloso de lo que es la fraternidad, esa ley que debería regir el mundo de los negocios, por medio de la cual los excedentes del trabajo, personales y de las organizaciones vuelven, sin contraprestaciones, al mundo cultural,

porque la cultura, en este mundo ideal de la triformación, debería ser libre (gratis), y debería ser plural (libre otra vez, esta vez desde la libertad de opción). universidades públicas, universidades privadas, con diferentes enfoques y metodologías,

me quedo pensando al observar cómo, además, Xavier Niel pretende ser un tipo de ejemplo, en el entendimiento de que otros jóvenes que hoy se forman en la universidad 42 serán multimillonarios mañana, y apoyarán el desarrollo del proyecto,

continuarán su impulso, no está mal para seguir,

tal vez me  quedo pensando al observar este modelo en el que el ganador se lo lleva todo, y formenta hasta tal punto la competencia, 24 horas al día para trabajar, sumidos en una pantalla, resolviendo problemas, puntos y comas, ceros y nulls,

bucles infinitos,

una pecera de minúsculos pececillos, sentados tras grandes monitores, televisiones para la programación, un día nos contaron que la informática nos liberaría, que podríamos hacer muchas más cosas,

lo que no entendimos es que lo que íbamos a hacer es programar más y más.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en qué formulas se pueden articular para dejar de fomentar la acumulación de capital entre los jóvenes de la próxima generación, seguramente los de ésta ya estamos perdidos ante tanta contaminación,

metidos como estamos en el “STAR system”, Messi y Ronaldo, Mourinho y Guardiola, Mickel Jackson y Madonna, Javier Bardem y Penélope Cruz, un mundo en el que un poco más no es suficiente por decreto,

fórmulas que fomenten por igual la iniciativa personal y el bienestar común, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos, y peceras en las que los pezqueñitos tienen más espacio y aguas libres para nadar,

y re-contacto con la figura de Christian Felber, y la economía del Bien Común, o con la de Otto Scharmer, y la teoría U, esos marcos de nueva generación que tal vez nos permiten construir, entre todos, un mundo diferente, y seguramente mejor.

Xavier Niel aprendió a programar por su cuenta con un Sinclair ZX81 que su padre le regaló cuando cumplió los 16 años. En lugar de dedicar su tiempo -como la mayoría de niños de su generación que tuvieron acceso a estos primeros ordenadores personales- a cargar juegos grabados en casetes, se apasionó por los lenguajes de programación. Sólo tres años después tenía suficiente experiencia en telecomunicaciones como para crear y vender (a buen precio) su primera compañía. Esas dos características, nuevas tecnologías y ojo para los negocios, han sido una constante en la vida de Niel y las que le han convertido en multimillonario. Niel, como Steve Jobs, Mark Zuckerberg y tantos otros empresarios tecnológicos, no tuvo un expediente académico brillante. Por eso, en 2013, después de declarar que en Francia el sistema educativo no funcionaba, comenzó a pensar en cuál podría ser su aportación para mejorar las cosas. La respuesta fue la École 42 de París, un experimento pedagógico para formar programadores en el que no existen profesores, exámenes, horarios ni títulos, gratuito para los alumnos y financiado totalmente por Xavier Niel. “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, fue su respuesta cuando los periodistas le preguntaros porqué invertía parte de su fortuna en semejante idea. Los costes del proyecto -pagados, según dijo a Wired por su “tarjeta de crédito”- no son baratos: unos 20 millones de euros para comenzar a funcionar y 7 millones adicionales cada año durante la primera década. Después Niel confía en que en la gratitud de los alumnos formados en la 42 hará el resto para que siga funcionando, puesto que da por hecho que varios de ellos serán también millonarios gracias a las revolucionarias ideas que saldrán de allí.

La propuesta, que lleva tres años funcionando y y ha abierto una segunda sede en San Francisco, es una isla en medio de los tradicionales sistemas pedagógicos. Y los resultados que ofrecerá todavía un misterio. Cada curso reciben unas 80.000 solicitudes de ingreso, pero solo 3.000 alumnos son invitados a participar en el siguiente paso del proceso de selección: 15 días en la sede de la escuela, con un programa intensivo (pueden trabajar las 24 horas del día), en el que deben enfrentarse a distintos retos. Sólo 1.000 de ellos completan correctamente este paso e ingresan en la escuela. Una vez allí continúan trabajando a su ritmo -las aulas no cierran jamás-, con proyectos colaborativos que deben resolver por su cuenta y entregar a los tutores: no existen asignaturas, ni cursos (tienen niveles que cada uno completa en el tiempo que necesite), ni boletines de notas, ni títulos académicos. Talento en bruto y libre.

El nombre de la escuela hace justicia a su peculiar funcionamiento -una mezcla de reunión de frikis y genios tecnológicos- puesto que proviene de la serie de novelas Guía del autoestopista galáctico escritas por el británico Douglas Adams. En ellas “42” es la respuesta que ofrece la supercomputadora Deep Tought cuando se le pregunta cuál es “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás”. Por ahora, parece que en la 42 los alumnos están centrados en responder a “todo lo demás”, pero quién sabe si de semejante reunión de jóvenes cerebros no saldrán otras respuestas. O, al menos, como sugería la obra de Adams, otras formas más adecuadas de plantear la pregunta.

empresas y valores, qué movimiento más bonito, bueno y necesario

triodos

en un día raro, en el que tengo 2 actividades relacionadas con el patrocinio de el futuro emerge, con adif y con calidad Pascual, la segunda de las dos actividades la vamos a tener que reagendar, me acerco a Matadero con calma,

son las 5:30 y el evento de empresas con valores que organiza Triodos Bank empieza a las 6:00, o al menos esa es la idea que tengo, hasta que me encuentro en la puerta de la casa del Lector con Mikel Vázquez,

no, no, no, la presentación empieza a las 6:30, dentro de una hora, tiempo que aprovecho para ver las salas que componen la casa del lector, 1, 2, 3, 4, 5, 6 espacios, y otros 6 +, que pueden albergar, ahí tengo a la mente jugando,

12 conversaciones gestionadas por tribus colaborativas, o por iniciativas que surgen de los ponentes o de las organizaciones patrocinadoras de “el futuro emerge”, si no sale la propuesta que tenemos en impact Hub y en MediaLab Prado,

siento que este espacio bien podría ser el centro de el movimiento social de “el futuro emerge” en Madrid, en Matadero, ese espacio reconvertido en centro de exposiciones y movimientos culturales al lado de la plaza de Legazpi, oído cocina,

no tan lejos de Atocha y de Caixaforum,

qué curioso cómo cada vez más aprovecho el viaje que me lleva, sin dirigirlo, de aquí para allá, y entro en el evento, tras hacer dos cosas de trabajo, llevo el portátil en la mochila, y me conecto al wifi de la casa del lector, rayando las 6:30,

para sentarme a la derecha de una chica que va a resultar ser vasca, Jone, de Zarautz, con una historia muy interesante de emprendimiento social en Sevilla, con un chico de Huelva y una chica argentina, en este mundo cada vez más mezclado,

en un rato inicial en el que me acerco a los regalos que la organización nos deja, un boli y una libreta, dos calendarios, uno de mesa y otro de pared, y un estuche de ceras, 6 colores para dibujar,

y empiezo a explorar los colores, rojo, naranja, amarillo, azul, no sé si claro u oscuro, creo que se queda en el medio, verde, y un color muy difícil de clasificar, y observo que me faltan dos colores para pintar el arco iris,

aunque están los 5 colores importantes para el desarrollo del Ser, rojo, naranja, amarillo, verde y azul, es curioso que el movimiento de los 5 colores acabe en ese punto del azul, este azul que no es claro ni oscuro,

en el tránsito entre el orgullo y la comprensión, en ese espacio en el que las personas radiantes dan un paso adelante para crear una nueva comunidad, y en eso estoy, pintando, y poco a poco me voy centrando,

y mi energía va cambiando de lo que estaba haciendo a lo que tocar hacer ahora, que es disfrutar de 6 experiencias en diferentes ámbitos del mundo productivo y social que están seleccionadas en esta tercera edición de empresas con valores,

qué bueno, qué bonito, qué necesario,

empresas con valores

una organización del sector textil, otra de los viajes, otra relacionada con el acompañamiento a refugiados, otra de reciclaje e inclusión de desfavorecidos, una energética, y una de viajes,

y me voy quedando con notas mentales, hoy no escribo en mi cuaderno nuevo,

viajar es mirar, no hace falta viajar al extranjero, puedes organizar un viaje a tu ciudad, y me conecto con esa observación que facilita mirar mirando, y observo los detalles del evento, mientras hemos llegado al turno de preguntas,

y me captura una pregunta, que refleja en parte una tensión mía, personal, esa voz que dice, sí, muy bueno, muy bonito, muy necesario, pero muy pequeño, las iniciativas que veo aquí son muy pequeñas, ¿qué vais a hacer para crecer?,

y me encanta la respuesta, que viene a decir que no es necesario ser más grandes, porque las organizaciones grandes pierden la dimensión de lo humano, es mucho más interesante conectar, generar redes,

y entiendo que en la respuesta está el fundamento del liderazgo colaborativo, no se trata de crecer más para ser un elemento dominante del paisaje, antes estaba éste, ahora estoy yo, mira qué diferente hago las cosas,

se trata de influir desde el ejemplo, yo hago las cosas así de bien, así de natural, de una forma tan congruente, mis actividades del día a día están tan en consonancia con mis ideales que me siento bien,

eso no significa que haya ganado una guerra, porque no hay ninguna guerra que ganar, eso sólo significa que estoy siendo impecable en mi vida, con mis colaboradoras, con el medio ambiente, con las asociaciones que pueblan mi pueblo,

estoy siendo impecable con la vida,

y siento que de eso se trata, de influir desde lo pequeño, de conectar con una misma para poder conectar con otras personas, con otras causas afines, y pasar poco a poco, gracias a ese color que no sabemos si es oscuro o claro, el azul,

a colaborar, a tejer red, para que la malla de la nueva sociedad tenga unas cualidades de las que escasea la malla actual, porque no estamos aquí para criticar lo viejo, gracias a lo viejo estamos todas aquí, con este grado de bien-estar,

sino de traer y acompañar la venida de lo nuevo.

triodosmon   así lo vimos…

en el evento posterior, el pica-pica, no sé por qué me gusta tanto esto de canapear, no me pierdo una bandeja, me encuentro con personas que no me suelo encontrar en otros eventos similares, pero diferentes, de responsabilidad social empresarial,

a Huitchi, de la Economía del Bien Común, cuánto tiempo, a Alfonso y a su mujer, creo que te he cambiado el nombre, perdona, de Zarzalejo en transición, y me quedo con una extraña impresión, la comunidad que construye el Triodos es diferente,

proque alguien para por aquí con un impulso personal, pequeño pero real, de cambiar el mundo, como Jone, que me cuenta cómo necesita complementar el mundo corporativo, ella trabaja en una energética chiquitina, General Electric,

con el impulso social, en ese ejercicio que integra necesidades y aspiraciones en nuestra vida, y entiendo que ese impulso es vital, juntar los colores cálidos, tan cerca de la tierra y el mundo de los apegos, con los fríos, tan cerca del cielo, tan aspiracional,

y me voy, tras saludar a dos tocayos, qué gusto conocerte en persona, Mikel, te leo en la columna de la revista Triodos, nos volvemos a ver de nuevo cuando quieras, Mikel, esto no me había ocurrido nunca, conmigo ya somos 3,

y me marcho camino de una cena en mi casa, llego tarde, menos mal que Iñaki se acerca hasta Legazpi a por mí,

una cena en la que Fernando invita a su amigo de infancia Pepe, con nuestro amigo común Pedro, con Fernando, un invitado nuevo que tenía que juntarse con nosotros, ¿verdad, Iñaki?, para disfrutar el morado, pero esa es otra historia,

una cena tras el evento de Triodos, tan congruente en el fondo y en las formas, en Matadero, un espacio abierto a lo social, en la plaza de Legazpi, hace no tanto matábamos reses aquí, no podemos negar una evolución de la conciencia,

un evento en el que he tomado contacto con lo que es ser parte de los 6 nominados, acabo de presentar una solicitud de préstamo para la “asociación historias que TRANSforman”, a ver si en la cuarta edición o en la quinta estoy de nuevo por aquí,

aunque la intención no es ganar ni competir, sino tejer relaciones y redes que nos permitan evolucionar como sociedad, y acercar la fraternidad al mundo económico, sí, de eso se trata, en un ejercicio de desarrollo de la congruencia en libertad,

desde el amor,

sí, sí, ya sé, Jone, te mando lo que te he prometido, ahí le voy.

manaña estrellada junto al puente colgante de Portugalete

noche-estrelladame acerco andando desde Algorta al puente de Portugalete, tras cenar anoche con la cuadrilla, en esa celebración de 50 años de Javi y de Gaizka, para charlar un rato con Iban, esa sonrisa amiga y cariño que crece con el tiempo,

qué pena que no pudiste juntarte el viernes, Iban, quién sabe por qué a veces no toca, ¿verdad?,

y me encuentro observando este paisaje tan ilustre, casas de la oligarquía vasca de principios del siglo 20, ya hace un buen tiempo de eso, ya estamos a principios del siglo 21, y me acuerdo de otro ilustre, Rudolf Steiner,

un personaje que muere en el año 1925, tras enunciar la triformación social, ese enfoque de un mundo mejor, un mundo dividido en tres esferas, la social, la política / jurídica, la económica,

un mundo mejor cuando cada esfera reconoce la ley que le es propia, la libertad, en caso del mundo social,  la igualdad, en caso del ámbito jurídico, y la fraternidad, en caso del mundo económico,

liberté, egalité, fraternité, creo que te suena,

y que enuncia, hay personas que están conectadas en otros niveles, que la triformación social tendrá una nueva ventana de emergencia a principios del siglo XXI, este tiempo precioso que vivimos actualmente,

de eso estamos charlando Iban y yo tras hacer el paseo de Zugazarte, un buen ejemplo del poder de las familias que dominan la sociedad vasca de ese principio del siglo 20, hace un siglo más o menos,

un monumento vivo a la des-igualdad, con la margen izquierda al frente, oligarcas y clase obrera, patrones y trabajadores separados por la ría, no vaya a ser que nos tengamos que mezclar,

y paro al lado de ese cartel de kutxabank, que presume de 123 años, no tengo claro si es la vida de Kutxabank o del puente de Portugalete, patrimonio de la humanidad, mañana tenemos una reunión ahí, qué curioso, enfrente de la Diputación,

una reunión en la que me presento con una varita mágica, porque esto no se trata de tirar y de empujar, sino de poner a funcionar la ley de la atracción, un corporativo para empezar, y un segundo de confirmación,

que luego ya sabemos que no hay 2 sin 3,

para poder atraer también a un panel de ponentes que nos pueden regalar su visión, en BIL, MAD, y BCN, teoría y práctica, de esa mirada, divergente, en la que afloran, aquí y allá, los principios de la triformación social.

noche-estrellada   así lo vimos…

Iban me regala una canción, Starry, Starry night, una canción de Don MacLean inspirada en este cuadro, déjate escuchar la canción y disfruta de la letra y de la traducción,

constelaciones brillantes, sobre un cielo azul, azul índigo de la comprensión, constelaciones luminosas, independientes entre sí, con un objetivo común, con el acento, ya lo ves, en la U.


Estrellada, estrellada noche,
Pinta tu paleta azul y gris
Escrutando un día de verano
con ojos que conocen la oscuridad que hay en mi alma.

Sombras en las colinas,
Esbozo de los árboles y los narcisos,
Plasmas el helado viento con los colores del nevado suelo de lino.

Y ahora puedo entender lo que trataste de decirme,
Como sufriste por tu cordura,
Como trataste de liberarlos.

No te oyeron, no supieron cómo.
Tal vez oyeran ahora.

Estrellada, estrellada noche,
Llameantes flores que brillan y se iluminan
Nubes espiraladas con un haz violeta se reflejan en los claros ojos azulados de Vincent.

Colores cambiando de matiz,
Campos matutinos de granos dorados,
Rostros ensombrecidos por el sol, arrugados de dolor,
Son suavizados por la amorosa mano del artista.

Y ahora puedo entender lo que trataste de decirme,
Como sufriste por tu cordura,
Como trataste de liberarlos.

No te oyeron, no supieron cómo.
Tal vez oyeran ahora.

Aunque no podían amarte, tú los amabas sinceramente.
Y cuando no quedó esperanza en esa estrellada, estrellada noche,
Te quitaste la vida, tal como los amantes suelen hacerlo;
Pero pude haberte dicho, Vincent, que este mundo nunca fue hecho para alguien tan hermoso como tú.

Estrellada, estrellada noche,
Cuadros colgados en pasillos vacíos,
Cabezas sin cuerpo en muros sin nombres,
Con ojos que miran el mundo y no pueden olvidar.

Como el extraño que has conocido,
El harapiento hombre en harapientas ropas,
La espina de plata de la sangrienta rosa
Yace aplastada y rota en la pulcra nieve.

Y ahora creo que sé lo que trataste de decirme,
Cómo sufriste por tu cordura,
Cómo trataste de liberarlos.

No te oyeron ni lo hacen ahora,
Tal vez nunca lo hagan.

dar y recibir

dar y recibir es un libro de Adam Grant que compro hace más de un año, un libro que un día pienso va a ser interesante leer, un libro que sigue a día de hoy en la estantería, todavía no le ha llegado su momento,

day y recibir es un ejercicio que he aprendido a teatralizar, de la mano de Luis Espiga en el curso de triformación social que organiza en Barcelona y en Madrid, yo soy parte del grupo de Madrid, y del teatro algo impregna poco a poco mi ser,

un ejercicio muy sencillo que puedes realizar con un grupo de personas, que se disponen en grupo y entre las cuales hacemos circular, a golpe de tam, y en sentido contrario a las agujas del rejoj una colección de objetos similares, tantos como personas,

si hay 9 personas en el círculo podemos pasarnos 9 pelotas de golf, o canicas, o capuchones de bolis, un ejercicio en el que puedes hacer una prueba pidiendo que pongan atención a la mano izquierda, la que recibe, y ves qué pasa,

y que le pongan atención a la mano derecha, la que day ves qué pasa,

y es muy curioso lo que ocurre, la pelota de golf, o el capuchón, o la piedra se mueve mucho mejor cuando ponemos atención a la mano derecha, en el gesto de dar, qué curioso que así funcione mejor,

me des-preocupo del ejercicio de recibir, me suelto, confío en el universo, y pongo mi atención en el ejercicio de dar, y doy con mi mayor antención, con toda la presencia en ese sencillo acto personal, con mi mejor atención yo te doy,

dar y recibir es un ejercicio que podemos encarnar en nuestra vida, recibiendo del universo con ligereza, evitando acumular, todo lo que entra sale, y confío que mis necesidades van a estar cubiertas siempre, con el apoyo de la comunidad atenta,

que me acompaña,

dar y recibir es un ejercicio que he interiorizado por medio de los círculos de coaching del u-lab, en los que 5 personas conscientes y atentas acompañan una historia personal de una persona que ofrece su caso al grupo,

en el que todos los miembros del grupo van a actuar los dos roles, yo ofrezco el caso hoy, y mañana te acompaño en tu situación, un ejercicio en el que el dar y el recibir están presentes, y en el que una nueva conciencia emerge,

a la conciencia del yo soy se está sumando la conciencia del grupo, la conciencia de la comunidad, una comunidad que en su ejemplo más reducido es de dos personas, o de dos gatos, qué más da, tú y yo, la dualidad para empezar.

daryrecibirmon   así lo vimos …

en este ejercicio de dar y recibir, creo que está claro, dar está primero, y la intención está en dar, por lo que si primero intento recibir deja de funcionar de forma casi automática, va a ser que así no funciona.

el proyecto de “7 emociones”, en el que un día vamos a agradecer de mil amores donaciones de 1 €uro, hoy nos estamos centrando en el ejercicio de dar, un MOOC, un libro, un taller, realmente lo que está en nuestra mano y podemos dar.


desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidos con el desarrollo positivos de organizaciones, grupos y personas, aunque el movimiento sea al revés, personas, grupos y organizaciones.

una de las leyes que explicamos es la ley de la fraternidad, la ley que es propia de la esfera económica,

por la que una persona o una organización destina excedentes de su actividad a actividades de su interés, en el ámbito social, desarrollo de la cultura, de la diversidad, reducción de la des-igualdad,

y explicamos también los beneficios del primer dinero libre que existe en nuestra sociedad, el dinero de donación, una libertad que no tienen el dinero de comercio ni el de préstamo.

si quieres leer más sobre la fraternidad, puedes hacer clic en este enlace.

3 esferas y 3 leyes para gobernarlas

trileonardodavinciha pasado una semana de la presentación de Luis Espiga, representante del Triform institute, en Madrid, y un poso va aumentando, relacionado con ese movimiento tan interesante, y tan poco conocido, de la triformación social.

este legado de Rudolf Steiner, hombre del renacimiento que vive en los albores del siglo XX, en ese cambio cultural y social que precede a la primera guerra mundial, y que predice que el planeta tierra todavía está verde para este movimiento, seguramente tengamos que esperar a principios del siglo XXI para ver emerger la triformación social,

anda, mira qué curioso, si ya estamos ahí,

una concepción del mundo que lo concibe en 3 esferas diferenciadas, la jurídica / política, la social, y la económica, 3 esferas que en un funcionamiento de una sociedad sana se rigen por las 3 leyes que les son propias, o que las caracterizan.

Para verlo, vamos a ponernos en manos de, y sentir qué queremos experimentar.

Cuando nos ponemos en manos de la justicia, aspiramos a ser tratados como iguales, independientemente de nuestro credo político, nuestro nivel socio-económico, nuestro sexo, nuestra raza o el color de nuestra piel.

La ley propia de la esfera jurídica / política es la Igualdad.

Cuando nos ponemos al servicio de una causa social, aspiramos a que el movimiento de nuestro ser, los valores que nos inspiran, nuestra actividad de crear, o creatividad, siga sus impulsos naturales.

La ley propia de la esfera social es la libertad.

Cuando nos ponemos al servicio de un movimiento económico, independientemente de su origen societario, y del impulso de sus fundadores, aspiramos a poder mantener un nivel mínimo de subsistencia y de ahorro, buscamos que nuestra actividad de hoy, al servicio de esa entidad mayor, nos sirva para cuando ya no podamos trabajar, genere una riqueza compartida, con unas garantías mínimas de continuidad, a mí y a los míos.

Aunque la palabra no está de moda, casi me atrevo a apuntar que no se entiende, la ley propia de la esfera económica es la fraternidad.

En este mundo en el que hay 3 esferas, y 3 leyes naturales, que actúan y generan una sociedad en sano desarrollo, la segunda condición para que todo funcione es la no intrusión de una esfera en los otros ámbitos.

Para entender este segundo aspecto es muy interesante observar qué contenidos tiene la esfera de lo social, para muestra vale un botón, o dos, o 3, de intrusión de una esfera en otra.

Si sacamos de la esfera de lo social la salud, convertimos la aspiración natural a una vida saludable en el negocio (esfera económica) de la enfermedad.

Si sacamos de la esfera de lo social la educación, convertimos el derecho a una vida en el que todas aprehendemos y nos desarrollamos, y potenciamos nuestras capacidades superiores, en el negocio (esfera económica) de la ignorancia.

Si sacamos la investigación de la esfera de lo social, y la introducimos en el mundo de las patentes, que cualquier día vemos a quién van a proteger, a la persona creativa o al mecanismo societario superior, la esfera económica se ha vuelto a comer lo social.

Sigo la charla de Luis con atención, y un par de ajás nuevos afloran.

¿qué pasa cuando una esfera se “contagia, y empieza a regirse por la ley que es natural en otra de las esferas?

si la libertad aparece en la esfera económica, nos encontramos con el liberalismo económico, buena parte del mundo que vivimos hoy, deslocalización masiva de capital, globalización, desmadre incontrolado.

si la libertad gobierna la esfera juridica, cada uno se toma la ley por su cuenta, nos encontramos con la ley del talión, ojo por ojo y diente por diente, el más fuerte se come al más débil, anarquía absoluta.

si la igualdad aparece en la esfera cultural, nos encontramos con esquemas de pensamiento unico, educacion de estado, dogmas religiosos impuestos a capón desde un nivel superior y una desvitalización generalizada de la cultura.

si la igualdad aparece en la esfera económica, nos encontramos en esquemas de economías intervenidas, que provocan el fin de la iniciativa individual y del impulso emprendedor, con el consiguiente despilfarro (no utilización) de capacidades y talentos.

si la fraternidad aparece en la esfera juridica y política, nos encontramos con escenarios favorables al desarrollo de lobbies, logias, grupos de presión, y todo tipo de mafias politicas, componendas y corruptelas.

va terminando la presentación, entendiendo qué surge cuando las leyes propias de una esfera aplican en otras, sencillamente un tipo de enfermedad, que provoca que la sociedad en su conjunto deja de ser sana.

gracias, Luis, por este regalo, me despido hasta pronto, en un par de semanas nos volvemos a juntar , en ese taller de continuidad en el que voy a participar, Continuing Madrid 2015,

con un par de claves para la mejor interpretación de este mundo tan bonito en el que hemos decidido vivir.

trileonardodavincimon   así lo vimos…

si tienes espíritu curioso, te animaría a indagar un poco en la web del Triform Institute, esa organización que

Ayuda al individuo y a la sociedad civil a formar preguntas de calidad y a tomar conciencia de su papel en el mundo.

triform1

Es una plataforma donde los creativos culturales de cualquier procedencia se encuentran, comparten experiencias y se dotan de visiones y herramientas para intervenir en el mundo y transformarlo.

triform3Sirve conscientemente al Espíritu de esta época, para ser absolutamente contemporáneos.

triform2Si eres perspicaz probablemente encuentres puentes conceptuales con otras organizaciones que mueven el desarrollo de Negocios, Iniciativas Sociales y personas conscientes de los retos y necesidades globales.

 

 

 

 

 

y un sueño me lleva de vuelta a la orden del temple

Templariollega Rodolfo a Madrid, nuestro amigo costarricense, en una escala desde el jueves al domingo, que le va a ayudar a cambiar poco a poco el horario, camino de Egipto, 2 semanitas desde el Cairo, hasta Assuan, de ida y vuelta, y un par de días para parar en Malta, camino de símbolos y de restos de la historia, ¿qué tienen las pirámides y el antiguo egipcio, y los caballeros de la cruz de Malta para Rudolf?

por azares del destino, Javier, compañero vasco de oé corazón, justo hoy, le escribe un correo a Rodolfo, con la intención de hacer un skype, y me pone en copia, y a la tarde, en el rato que tenemos previsto contactar Javier y yo contactamos a 3, desde mi casa.

pasa la tarde y nos acostamos, mañana, hoy, será otro día.

por la noche un extraño sueño viene a visitarme, Javier y Rodolfo son caballeros templarios, y Carmen les acompaña. 2 caballeros y una reina, curiosa imagen de otra época, que revivo hoy.

quién sabe si los compañeros del cuentacuentos tienen más cuento del que puedo siquiera imaginar.

templariomon   así lo vimos…

y si quieres escuchar un poco de musiquita ancestral, vamos con los celtas, otro pueblo del que seguramente tenemos algo que aprehender, con sus runas y sus construmbres, por empezar por algo

la visita de Rodolfo me trae el recuerdo de Luis Espiga, y una charla relacionada con la Triformación Social en Madrid, un mundo en el que las tres esferas del mundo social, político /  judicial y el mundo empresarial / económico atienden a la ley que les ordena.

la libertad para el mundo social, la igualdad para el mundo político / judicial, y la fraternidad para el mundo empresarial / económico, 3 leyes, o 3 valores, para ordenar este mundo, liberté, egalité, fraternité, ya lo contaban los franceses, en su revolución.

si tienes ganas de navegar en el pasado que se hace presente, puedes hacer clic en la imagen a continuación…

revfrancesamonlibertad, igualdad, fraternidad, y me quedo con ganas de saber algo más de los caballeros del temple, y de cómo aplicar esa maravillosa ley de la fraternidad, ley que existe para ordenar el mundo económico, en este mundo de hoy.

una evaluación fallida (y tres pasos al frente)

comprometidosconlacomunidaden una entrevista reciente, la semana pasada, me reuno con una chica en una sala de estar improvisada. Pasa algunas veces. Las salas de reuniones están atestadas, y hay que improvisar un nuevo sitio. La elección de Belén no puede ser más interesante para el cuentacuentos. Un patio protegido de la lluvia y el frío, soleado y con plantas, en el que ocupamos una de tantas mesas libres.

En el transcurso de la reunión intercambiamos historias que algo tienen que ver con nuestra propuesta y con nuestras vidas. Belén me cuenta un trozo de la suya, unos años atrás, en la que recibió una evaluación por parte de su jefa con la que no estaba en absoluto de acuerdo. Todos, los reconozcamos o no, aspiramos a vivir y desarrollarnos en un mundo bueno, bello y justo. Belén tiene la percepción de que la evaluación no hace justicia a su interés y a su desempeño. Por ello, contacta con la jefa de su jefa, que no la conoce, no con objeto de que se revise la evaluación tanto como para expresar que no le parece justa. Pasa el tiempo, y Belén se postula a su jefa (se ofrece voluntaria) para un puesto de mayor enjundia, en el que además puede practicar y perfeccionar el inglés, segundo paso al frente. Por azares del destino, un puesto queda vacante. La jefa de su jefa contacta con Belén y le propone hacerse cargo de la acción social del corporativo.

Hoy Belén es una entusiasta en su trabajo. Si ayer era buena profesional, hoy es una persona que disfruta en su trabajo, y no voy a perder la ocación de remarcar la palabra disfrutar y su origen. Dis (sin) frutar (fruto), sin esperar nada a cambio. Su trabajo, por azares del destino, en los que alguna influencia tenemos, un paso al frente, y después dos, y después tres, en ese ejercicio de aceptar un reto mayor, se ha convertido en su pasión. El mundo social y el desarrollo de relaciones con instituciones del tercer sector (asociaciones, fundaciones, ONGs) forman una pequeña parte del quehacer de Belén hoy. La otra pequeña parte es la relación con las personas que lideran estos proyectos, y con los profesionales internos de la casa que ocupan parte de su tiempo libre en actividades de voluntariado.

Apunto un dato que no me deja de mover. Una de cada 3 personas de la organización en mayor o menor medida forman parte del programa de voluntariado que coordina y promueve Belén. 1 de cada 3. Manda huevos, pienso para mis adentros.

En la entrevista, Belén me habla del salario emocional, ese salario que está en lo bien que te lo pasas mientras trabajas, en ese espacio en el que tu hobby se ha convertido en tu trabajo, maravillas del camino, en el que la subsistencia y el desarrollo y la pasión se encuentran, para configurar un nuevo vivir.

Una nueva vida en la que lo personal y lo profesional se mezclan. “Mamá, ¿esta señora es aquella que me comentaste de aquella presentación?” Abro una publicación que me regala Belén por cualquier sitio, en un ejercicio que yo llamo el juicio Strogoff. En la página 109, Fundación Garrigou, Belén me señala a Mercedes, una compañera que acoge a Gloria, la hija de una amiga tras fallecer de cáncer.

Gloria, Mercedes y Belén son parte hoy de mi mundo, un mundo en el que lo profesional y lo personal tienen cabida, en el que no nos tenemos que quitar el corazón para ir al trabajo. La vida de Belén es un ejemplo precioso de ese mundo, un mundo en el que las personas y las organizaciones (personas, grupos de personas y la organización) han descubierto, aplican y desarrollan el significado de la palabra fraternidad. Porque las organizaciones, también las lucrativas, son mucho más que una máquina de hacer dinero. Son máquinas de influencia que colaboran en el mejor desarrollo de la comunidad en la que operan. Comunidad, o común-unidad, que hoy entiendo un poco mejor con el ejemplo de vida de Belén.

Gracias por compartirlo conmigo, Belén. Y con todas nosotras.

ibm amarillo   así lo vimos…

esta entrevista me hace recordar a los cariños y amigos que he desarrollado en mi actividad profesional. Bernardo, Jesús, Tomás, José Mari, Luz, Gonzalo, Karmele, Jorge, Felipe, Frank, Dani, Luis, Paco, Carlos, Mariano, María, Antonio, Juanan, Luis Emilio, Ana, Rafa, Fidel, Marina, Jaime, Miriam, Luis, y la lista se va a haciendo grande con el pasar del tiempo, Silvia, perdona que no siga con ella, contactos profesionales, que con el pasar del tiempo, se han convertido en cariños, el roce hace el cariño, y algunos de ellos en amigos de corazón. Qué bonito es coincidir, también en el trabajo.

Y hablando de lo que hemos hablado, tres líneas más para la triformación social, un movimiento que nos explica el mundo en el que vivimos como tres esferas, la político / judicial, la social, y la económica, que crean un mundo perfecto cuando cada una opera conforme a la ley que le es natural:

– la igualdad (esfera político / judicial),

– la libertad (esfera social)

– la fraternidad (esfera económica).

3 leyes para el desarrollo de un mundo bello, bueno y noble.

Me despido de Belén con la ilusión al viento de volver a coincidir cualquier día en el camino, ojalá pronto.