se está GENeralizando este modelo de contribución social

cada vez me encuentro más con este modelo en el que un grupo de ponentes nos comparten desde una plataforma todo su conocimiento relacionado con un tema de forma gratuita, grabaciones que están accesibles durante el evento,

y unos días más, grabaciones a las que puedes acceder por un tiempo extendido, en algunos casos de forma ilimitada si te suscribes a un pack, o si haces una donación, como en este caso,

After three additional weeks, the GEN Ecovillage Summit – Living Solutions for a Regenerative World is ending today,

un evento que suena bién, un mundo regenerativo, ¿pero qué es el GEN?, es el Global Ecovillage Network, la red global de ecoaldeas, un movimiento del que estaba bien lejos en la práctica hace no mucho, y al que me estoy acercando,

al menos conceptualmente, ya que hoy no vivo en una ecoaldea, en una comunidad, pero reconozco que me gustaría, una vida más cerca de la naturaleza, de las plantas y de los animales, y de más personas, compartiendo en comunidad.

así lo vimos…

en el proceso de componer estas entradas observo cómo cada vez utilizo más el monigote de entornos de comunidad que el logo original, el monigote de inocecente, inocente, tal vez sea cierto que se está abriendo en mí el interés por abrazar la vida comunitaria,

una vida que se extiende con este proyecto, entornos de confianza, y con AMETS, un proyecto que gana enteros cuando no estamos pensando en mi casa como mi sueño, el típico chaleto, que generalmente es un chaletazo sobredimensionado,

AMETS que debería acompañar el sueño de comunidades, que vuelven a hacer del campo lo que siempre ha sido, fuente de vida comunitaria, sí, hoy AMETS by O3 todavía no existe, salvo en nuestras mentes,

cuando esté constituida formalmente será parte de la red de casas de paja, y seguramente tmbn de iniciativas como ésta, la red global de ecoaldeas, movimiento al que hoy podemos contribuir con una donación, de 35 a 100 libras,

50 si nos consideramos de ingresos bajos, 100 si nos consideramos de ingresos altos, que si somos ricos de la muerte, hasta el tuétano y más allá, este tipo de marketing no nos llega, quién sabe por qué será.

35 libras, 50 libras, 100 libras,

y tú, ¿normalmente tmbn te libras de aflojar la gallina, cuando se trata de contribuir?

la fraternidad es la ley que debería regir el mundo económico, en el que organizaciones y personas donan parte de sus “excedentes” para promover bienes y servicios de organizaciones y personas que tienen objetivos y valores afines,

que mueven y promueven actividades, más prácticas y más conceptuales, de todo tiene que haber, afines a ese mundo en el que nos gustaría vivir, cuando volvamos a este escenario tan interesante que es la vida, hoguera de vanidades,

el teatro del sinvivir mientras apreHendemos a convivir, con el álter, en comunidades, cuando el álter se hace grande aparece definitivamente la comunidad, común unidad, queé palabra más bonita, y con nosotras mismas.

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre cuidándonos, jugando y riendo, aprehendiendo y caminando,

feliz 2021 y buen camino

los dientes del león (y los diferentes tipos de bestialidad)

copio tal cual lo leo el último post de Leonardo Boff, titulado Grave peligro para la Tierra y la vida: el Gran Reinicio del Capitalismo (Great Reset)

2021-04-16

Se ha abierto en todo mundo un grande debate sobre qué mundo vendrá en la pospandemia. Son muchas las proyecciones, algunas optimistas, que suponen que la humanidad ha aprendido la lección de la Covid-19: desarrollar una relación amigable con la naturaleza; las sociedades deberán superar las profundas desigualdades actuales en la línea de la encíclica Fratelli tutti del Papa Francisco: que todos se sientan hermanos y hermanas, también con los seres de la naturaleza, y no sus amos y señores; en caso contrario nadie se salvará (Ft n.32).

Lo que sin embargo causa grave preocupación es el llamado Great Reset, el «Gran Reinicio» del orden capitalista mundial. Esta expresión fue sugerida por el príncipe Charles juntamente con el Coordinador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab. Este orden esta urdido por aquellos que el informe “Tiempo de Cuidar”, de la OXFAM (ONG inglesa que mide los niveles de riqueza y de pobreza en el mundo), señala como los pocos multimillonarios. Según esa fuente, en 2019 había 2.153 individuos que tenían más riqueza que 4.600 millones de personas. El 1% de este grupo tiene más del doble de la riqueza de 6.900 millones de personas. Con la pandemia se han hecho todavía más ricos. Sólo estos datos revelan una economía gravemente enferma y nada saludable: un virus.

Este grupo de multimillonarios, como aparece claramente en las sugerencias del último Foro Económico Mundial del 21-24 de enero de 2020 (el próximo será en agosto de 2021 en Singapur) proyecta un Nuevo Orden Mundial. Klaus Schwab, el fundador y coordinador del FEM, junto con el economista Terry Malleret, dice en su libro Covid-19 the Great Reset: “La pandemia representa una rara ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reiniciar el mundo”.

Si miramos bien, estamos ante una propuesta corporativista, un capitalismo de los grupos de interés (Stakeholder Capitalism) que no tiene en cuenta a las grandes mayorías de la humanidad. Éstas están fuera de su radar. Serán participantes solamente los que se encuentran dentro de la burbuja del orden del capital. Las siete temáticas son incluso de buen auspicio: cómo salvar el planeta, economías más justas, tecnologías para el bien, entre otras. Sin embargo, cuando se enumeran los riesgos globales, se mencionan guerras accidentales, agitación anárquica, exploración de mentes, control neuroquímico, pequeñas armas nucleares y otras.

Aparentan incluso sensibilidad social, tal como establecer la soñada “renta mínima universal”, garantizar la asistencia médica global, asegurar un futuro resiliente, igualitario y sostenible, y buscar un nuevo contrato social mundial. Pero, por otro lado, llenos de miedo por las reacciones de todo el mundo contra un nuevo despotismo cibernético impuesto por ellos, sugieren el Score Social, una estrategia centralizada de vigilancia del comportamiento de los individuos y de todas las sociedades mediante el uso intensivo de inteligencia artificial. Sería capitalismo de vigilancia.

Son bellas palabras, pero sólo palabras. No se habla nunca de cambiar el paradigma devastador de los bienes y servicios de la naturaleza, ése que quedó probado por la irrupción de una serie de virus, y ahora por la letal Covid-19. No se cuestiona el DNA del capital, que siempre quiere crecer y lucrarse por todos los medios posibles. No se refiere a la Sobrecarga de la Tierra (The Earth Overshoot), es decir, al agotamiento de los “recursos” naturales para nuestra subsistencia. De igual manera, no toman conciencia de las nueve fronteras planetarias (Nine Planet Boundaries) que de ninguna manera pueden ser sobrepasadas, bajo peligro de colapsar nuestra civilización.

Cosa peligrosísima: el Gran Reinicio no excluye la guerra como medio económico, geoestratégico y de enfrentamiento violento, sabiéndose que una guerra hoy en día puede poner fin a la especie humana, especialmente a partir de Ucrania, el punto más sensible del enfrentamiento con Rusia. Ésta puede destruir Europa en pocos minutos. El Foro sólo busca limar los dientes del león pero no quitarle su voracidad. Como máximo llega a un capitalismo verde, en el que el verde disfraza la dinámica acumuladora y excluyente del sistema del capital que permanece intocable.

Somos de la opinión de que ese Gran Reinicio (Great Reset) no va a prosperar, por el simple hecho de que la Tierra-Gaia ha llegado a los límites de su sostenibilidad. No aguanta más la rapiña del orden del capital en beneficio de unos pocos lanzando a miles de millones a la miseria y el hambre. Como algunos epidemiólogos ya dijeron: si no cambiamos el tipo de relación devastadora con la naturaleza, ésta nos enviará virus todavía más letales que podrán destruir gran parte de la humanidad.

Todo podría ser diferente. Por ejemplo, la Directora Ejecutiva de Oxfam, Katia María, afirmó: Si la población del 1% más rico del mundo pagase un impuesto extra del 0,5% sobre la riqueza, en los próximos 10 años sería posible crear 117 millones de empleos en educación, sanidad y cuidado de personas mayores.

La solución debe venir de abajo, como afirma con frecuencia el Papa Francisco: de la articulación de todos los movimientos sociales mundiales, de aquellos que están en el Foro Social Mundial, haciendo coro con los humanistas y también con los economistas que reafirman la tesis básica de la Economía de Francisco y Clara del actual Pontífice: una economía fundada en la solidaridad, en la cooperación, en la ecología, en la circulación, en la reutilización, en fin, una economía humana para los humanos. Si no caminamos en esta dirección, es muy posible que se cumpla la advertencia de Zygmunt Bauman: “engrosaremos el cortejo de los que caminan en dirección a su propia sepultura”.  

así lo vimos…

leo alguna frase del texto y me quedo pensando, ¿a qué estarán esperando?,

Si la población del 1% más rico del mundo pagase un impuesto extra del 0,5% sobre la riqueza, en los próximos 10 años sería posible crear 117 millones de empleos en educación, sanidad y cuidado de personas mayores.

117 millones parecen muchos, ¿verdad?, pero son comparativamente pocos en relación a los millones que sobramos, si es cierto que estamos sobrepasando de largo los límites de la tierra, y pienso sobre este capitalismo verde, capitalismo de vigilancia social,

El Foro sólo busca limar los dientes del león pero no quitarle su voracidad.

¿se darán cuenta algún día que todo ese dinero que les sobra hoy no se lo van a poder llevar al más allá?, y me pregunto si son dientes de león los que hay que limar, o son dientes de burro a extirpar,

tal vez sólo necesitamos dentistas para el 1% de la población mundial de los pobres hombres ricos que acumulan la riqueza, sin freno, a base de provocar externalidades para sus congéneres y el planeta, alguien le tiene que poner freno al burro devastador.

y me acuerdo de la triformación social, y de este mundo económico que no re – conoce la ley que le es propia, la fraternidad, un día lejano nos daremos cuenta de que un grupo pequeño de seres humanos se cargó el planeta porque no tuvo la comprensión necesaria,

no quiso agradecer lo que había conseguido, no supo repartir y distribuir sin obtener una ventaja adicional para sí, no era un león, no, los leones respetan los límites naturales, no matan más de lo que necesitan para comer, era otro tipo de bestia,

y era otro el tipo de la bestialidad que cometió.

y tú, ¿tmbn has comprado sin pestañear esa ley del mundo material que dicta que más es mejor?

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre cuidándonos, jugando y riendo, aprehendiendo y caminando,

feliz 2021 y buen camino

Davos da luz verde a la sostenibilidad

leo este artículo de Manuel Aguirre desde linkedin, en el que todo parece indicar que el mundo económico, reunido en Davos, da luz verde a un mundo más sostenible, o simplemente sostenible,

él lo titula “el capitalismo ha muerto, larga vida al capitalismo”,

un sistema económico que empieza a integrar la idea de que el mundo económico simple y en palabras llanas se está cargando el planeta, y lo que ayer era cambio climático hoy toma visos de emergencia climática,

qué bueno que empezamos a entender las relaciones profundas entre sistemas, systems within systems, según el pie del gráfico de la fundación Ellen MacArthur que nos acompaña hoy,

y me pregunto si el dibujo correcto es el que nos acompaña hoy, la economía en el centro, con dos círculos que de alguna forma alimenta, la burbuja de la sociedad, y la burbuja medioambiental,

si lo piensas bien el sistema económico se arroga la responsabilidad sobre los otros sistemas, el sistema social y el sistema mayor, en un claro ejercicio de, qué curiosa palabra, arrogancia.

   así lo vimos…

yo en el centro, el negocio en el centro, el dinero en el centro, no va a ser ésa la guía que salve el mundo, y no puedo sino hacerle un comentario a Manuel que me va a contestar, emplazándome a un cafecito,

Manuel, leo tu entrada y me quedo con ganas de hacerte un par de preguntas o comentarios, me pasa algo parecido al leer esta entrevista, it will be the most amazing thing humankind has ever done,

¿cuándo hablaremos de formas de limitar la codicia del ser humano?,

y aquí podemos mirar hacia cualquier fórmula de acumulación de riqueza y poder, sí, el árbol se abre, con temas aparentemente tan des-conectados como gestión fondos de inversión, existencia de paraísos fiscales, corrupción corporativa y gubernamental, tan enlazadas, legislación sobre sucesión de grandes fortunas, etc, etc, sinceramente creo que sin este tipo de movimientos el capitalismo viejo va a hacer pequeños ejercicios de lavado de cara que no nos va a servir (a nosotras ni a la vida ni al planeta). un abrazoT, Manuel,

sí, estoy convencido que la codicia y las enormes posibilidades que el actual sistema ofrece para la acumulación sin sentido están en el fondo de este problema que se está convirtiendo en emergencia planetaria,

emergencia que no tiene nada que ver con el planeta en sí, sino con la supervivencia de nuestra forma de vida, y me quedo esperando tranquilo, parece que tiene fácil solución, a ese cafecito que me viene a ofrecer Manuel.

y vos, ¿das vos luz verde a la sostenibilidad en tu vida?

¿y en bajada a toda velocidad hacia el precipicio?

aunque sea un poco más complejo, en realidad mucho más complejo, soy más partidario de un visión ecosistémica más amplia, en el que todos los sistemas están entrelazados, y existen puntos de acupuntura, y aquí me acerco a la teoría U,

puntos de acupuntura en la educación, en la agricultura, en la banca, en la gobernanza, en el sistema de salud, mundo inter-relacionados, unos con otros, que sanarán progresivamente si conseguimos desarrollar la conciencia,

una conciencia que nos conecte con el amor y la vida, en vez de con el dinero, la codicia y la acumulación.

en la triformación social, este mundo sana cuando 3 esferas, el mundo económico, el mundo social, y el mundo político / judicial atienden a las 3 leyes que les son propias, y que los deben fundamentar,

tal vez te suena la letanía de liberté, egalité, fraternité,

a ver si somos capaz de ordenar estos 3 mundos y estos 3 valores o leyes regentes, estoy seguro de que el resultado nos puede sorprender… otra vez, porque la ley regente del mundo económico debería ser la fraternidad.

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.
porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre cuidándonos, jugando y riendo, aprehendiendo y caminando,

feliz 2021 y buen camino.

 

capitalismo consciente y sostenible, ¿un nuevo oximorón?

entro en la semana con dos reflexiones que nos invitan a indagar en el capitalismo consciente, desde Bilbao, con una entrada de Asier Gallastegi, no es de hoy, a la que una compañera responde, en una línea que me acerca al manifiesto NER,

para seguir con una entrada de Marcial Quintanar Zúñiga, desde CDMX,

capitalismo sostenible, para variar, Marcial Quintanar Zúñiga, desde CDMX, con un artículo en la Vanguardia titulado “los empresarios podemos hacer de este mundo un lugar mejor”,

una entrevista en la que Bob Chapman, uno de los pioneros del capitalismo sostenible nos habla de 3 momentos en su vida, no sé si es correcto hablar aquí de 3 epifanías, palabra que no entiendo del todo bien,

si quieres lo podemos traducir en 3 despertares, él las llama revelaciones, que le llevan, progresivamente, de ese modelo en el que crece, en el que el 88% de los trabajadores no se sienten seguros ni valorados en el trabajo,

en el que el despido selectivo es una consecuencia casi inevitable ante la adversidad económica y empresarial, tiene su lógica que las personas que componen las organizaciones se sientan así, en EEUU y aquí,

a una cultura en la que priman la confianza, la autenticidad y la preocupación sincera por las personas, y una vida en abundancia, de paciencia , de amor, de esperanza y oportunidades,

y observo cómo este viaje contiene el 3 y el 4, para hacer el 7, mejor si tú misma lees el artículo, eliminando al intermediario, y te hacer tus propias notas de este despertar al capitalismo consciente y sostenible.

   así lo vimos…

intento conectar estas líneas con una idea antigua en el mundo económico, ese mundo que para ser realmente sano debería conectar con la fraternidad, una de las 3 leyes fundamentales para desarrollar un mundo mejor para todas,

fraternidad, la gran des-conocida,fraternidad que, más allá de la seguridad y la valoración personal, fruto del trabajo, nos llevaría a esquemas de reparto más justos, sin exclusiones, sin la generación de castas,

y releo este artículo, en el que, si hay algo que objetar, se observa un patrón de éxito y de acumulación, “Tengo 110 empresas en cinco continentes y un valor de acción que en los últimos 20 años ha aumentado un 14% al año”, no sé si, en el fondo, tenemos salvación,

re-conozco que me cuesta conectar las 3 palabras, capitalismo – consciente- sustentable, y me pregunto cómo sería este mundo si existiesen límites, como ya existen para la velocidad en las carreteras, para la acumulación.

Haz clic para acceder a manifiesto-nerfuture-castellano.pdf

 

y sigo enredando con el blog de Asier Gallastegui, Korapilatzen, País Vasco, y este manifiesto de NER, sí, necesitamos sí o sí nuevos estilos de relación en lo económico, en el generar y el repartir abundancia para el vivir.

IDEAS, COMPROMISOS Y PROPUESTAS DESDE UN NUEVO ESTILO DE RELACIONES (NER) PARA EL FUTURO DE NUESTRAS ORGANIZACIONES Y NUESTRA SOCIEDAD.

egalité, liberté, fraternité, la fórmula ya está inventada, tal vez te suena de algo…

y tú, ¿conoces la ley de la fraternidad?

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– compasión– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre,

feliz 2020 y buen camino.

la fraternidad del 10mo

empezamos a jugar con el número 100 y con el 10 del diezmo, a partir de ahora 10mo, cuando intentamos llegar al 10mo desde el 9, número del respeto, y vemos que al dividir 100 entre 9 nos da 11, y sobra 1,

100 = (9 * 11) + 1

y nos preguntamos cómo podrían ser las relaciones comerciales entre 3 agentes involucrados en un proceso, el propietario, el comercial y el productor, y nos imaginamos un mundo en el que

  • el propietario no es codicioso, y se queda con 1,
  • el comercial no es sangrante, y se queda con 3,
  • el productor, para algo se lo va a tener que currar en el día a día, se queda con 7,
  • … hasta ahí van (1 + 3 + 7 = 11) * 9 = 99 …
  • y el sobrante, pequeño, pero sobrante, el 1%,  se destina a una obra social que acuerdan los 3 agentes,

y puestas a imaginar nos imaginamos cómo ese esquema favorece la colaboración, y no la acumulación, y observamos dos supuestos en los que un agente, ya sea el propietario o no, se lleva el 90% del negocio, o más, ¿no parece demasiado?,

tal vez ahí ya no hay mucha colaboración, ¿no?,

y rescatamos la figura de el 10mo, en ese caso, una de las 11 partes que no se han compartido con los otros dos agentes se va a destinar a obra social, completando, 1 + 9, el número diez.

   así lo vimos…

en este mundo en el que muchas personas hablan de innovación en 3 términos, producto, proceso, modelos de negocio, creemos que tenemos que empezar a hablar de una cuarta modalidad de la innovación,

relacionada con la forma en la que re-diseñamos sistemas de relación que fomentan la colaboración y la re-distribución, y esa ley de la triformación social relacionada con el mundo económico, a ver cuál era, libertad, no, igualdad, no,

ah, sí, la fraternidad.

y propongo este esquema a un grupo de jardineras en desarrollo, que bien pueden ser parte de esta nueva forma de entender la vida, con el 9 y el 10 por medio, con el cuidado y el cariño de fondo, con nuestra mejor intención,

por cierto, una iniciativa, el 3ple camino, para el desarrollo de una app creative commons, en la plataforma goteo, gota a gota, con cuidadito, de la que tú también puedes ser parte.

y tú, ¿cómo fomentas la fraternidad a tu alrededor?

en entornos de confianza proponemos 3 abrazos, para mover 3 des-conexiones profundas, un primer abrazo a mí misma, porque es difícil abrazar fuera lo que no hemos abrazado dentro, un segundo abrazo al alter, y un tercero a la vida, 

de la misma forma que proponemos 3 gestos, 3 formas de estar, la del ser adulto sano, la de la madre protectora y la del niño natural des-atado, que si está atado no es niño natural, sino colegio o reformatorio, tanto nos da.

si quieres seguir sin-frutando de esta vida fácil, llena de preguntas sin respuesta, de conexiones improbables, casi imposibles, en campamentos y reuniones raras, en viajes exóticos, puedes seguir leyendo la serie explorando el azul, o indagando el verde,

de la misma forma que puedes indagar este proyecto,  entornos de confianza, un proyecto en evolución. 

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

más allá del PIB (beyond GDP), las personas importan

releo este artículo de Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de economía, algo debe saber de eso, Beyond GDP, en el que cuestiona que el Producto Interior Bruto sea un buen indicador del bienestar de la comunidad que todas formamos,

y en el que nos traza a varios estudios en los cuales se exploran temas que impactan a las personas, como la confianza y la inseguridad, la desigualdad de oportunidades y la sostenibilidad, temas en los que en un futuro próximo tenemos que indagar más,

más profundamente, con menos auto-complacencia, y alejándonos de las indicaciones de los economistas al servicio de las grandes corporaciones, que ponen sus intereses por delante de las personas,

y releo esta frase de Bill Clinton,

Si queremos poner a las personas primero, debemos saber qué es lo que les importa, qué mejora su bienestar y cómo podemos proporcionar más de eso, sea lo que sea.

If we want to put people first, we have to know what matters to them, what improves their wellbeing, and how we can supply more of whatever that is.

para terminar con este resumen con el que Stiglitz encabeza esta reflexión,

Lo que medimos afecta lo que hacemos. Si nos centramos solo en el bienestar material, por ejemplo, en la producción de bienes, en lugar de en la salud, la educación y el medio ambiente, nos distorsionamos de la misma manera que estas medidas se distorsionan; nos hacemos más materialistas.

What we measure affects what we do. If we focus only on material wellbeing – on, say, the production of goods, rather than on health, education, and the environment – we become distorted in the same way that these measures are distorted; we become more materialistic.

y me alegro de juntarme esta tarde con este grupo de compañeras de SoL España, José María, Montse, Jesús, María, Irene, Efa, Araceli, a ver qué somos capaces de hacer juntas, en este ejercicio en el que todas podemos sumar un granito.

   así lo vimos…

copio las notas que José María nos lanza, que traza posibles senderos de relación, de la alianza WeAll, la economía del bien común, a NESI, nueva economía e innovación social, movimientos de loss que tú y nosotras también podemos ser parte.

en nuestra última reunión de coordinación de 2018 María planteó que SoL España participe en WeAll  (Alianza para la Economía del Bienestar o Wellbeing Economy Alliance) con la que María ya está colaborando, y que cuenta entre sus miembros con el Presencing Institute. Quedamos en continuar estudiando el tema y sus implicaciones y comentarlo en una próxima ocasión.
Con posterioridad he leído éste artículo: “Beyond GDP” del premio nobel de economía  Joseph Stiglitz en la que hace referencia a WeAll.
Muy relacionado con WeAll está un evento bienal internacional denominado NESI (New Economy & Social Innovation) Global Forum 2019 con el que también colabora María. Se trata de un evento global, que se celebra por segunda vez en Málaga del 24 al 26 de abril de 2019. Al primer evento, celebrado en Málaga en 2017, asistieron 700 personas y 60 ponentes de 40 países diferentes y esperan que ésta nueva edición, en la que los participantes explorarán cómo lograr los ODS – Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos del cambio climático desde una perspectiva local y a través de la innovación social, sea más grande y más potente.
no puedo evitar acordarme de Christian Felber, padre de la economía del bien común, de Luis Espiga, maestro de triformación social, de Otto Scharmer, autor de la teoría U, y de esa máxima que sirve para entender parte de lo que promovemos,
porque la calidad de los resultados que obtenemos como sociedad, depende del nivel de conciencia desde el que operamos.
 7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

gladiadores ricos, guapos e insolidarios (imagina que yo no soy de Adidas, pero tampoco quiero ser de Nike)

en un mundo en el que vemos cómo nuestras abuelas se quejan por cómo no les llegan las pensiones, y maltratamos a nuestros nietos (des-afortunadamente el método prusiano ha imperado y campa por sus respetos en el cole),

el perseguidor está suelto,

un nuevo caso de abuso fiscal aparece en la pantalla de mi ordenador, esta vez es vasco, como yo, guipuzcoano como yo, en mi segundo nacimiento, guapo y famoso como él solo, Xabi Alonso,

todo parece indicar que ha interpretado las leyes fiscales de aquella forma, al límite, o un palmo más allá, aconsejado por un par de asesores que no pueden esgrimir des-conocimiento de la ley,

antes al contrario, la conocen al dedillo, para sacar las mayores ventajas posibles, dos palmos o tres fuera de la raya, creando un holding y un par de relaciones en algún que otro paraíso fiscal,

y observo este fenómeno en el que chilenos, argentinos, franceses y españoles, madrilenos, catalanes y vascos somos iguales, aquí es como si se acabase la diversidad y la pelea, a la hora de evadir impuestos todos somos iguales,

los Jordis y los hombres de negro,

y observo cómo la ley, en este caso, también es muy homogénea, y perdona a unos y otros, una vez sí, y otra vez también, imponiendo penas que casi te llevan a la cárcel pero no te llevan nunca a la cárcel,

porque no ha ido a la cárcel Messi ni Ronaldo, Alexis ni Marcelo, y todo parece indicar que no van a ir a la cárcel los siguientes, Xabi Alonso, el vasco, ni Xabier Tardá, ni Javier Arenales,

al menos si es hijo de papá rico y famoso, o si es rico y famoso él mismo, porque estos estados en los que vivimos están lejos de favorecer la igualdad entre el rico y el pobre, el rico miente como un bellaco a la hora de hacer la declaración fiscal,

y al pobre sólo le gustaría poder mentir.

   así lo vimos…

y mientras, observo cómo las leyes no promueven la re-distribución de la riqueza, porque no hay leyes que busquen la re-distribución de las grandes fortunas en la sucesión (tras la muerte),

de la misma forma que no hay leyes que promuevan la re-distribución de la riqueza en la jubilación, donde no es lo mismo un 3% para un pensionista con la pensión máxima que para un pensionista con una micro-pensión,

porque el 3% de algo que no da para vivir no es lo mismo.

y pienso que yo no quiero ser de adidas ni de nike, dos marcas que se disputan los grandes reclamos de la industria del espectáculo, porque esto no es deporte, esto es circo y coliseo, el público frenético ante el olor de la sangre ayer,

y ante la ausencia de principios, ¿no es lo mismo?, hoy.

¿tú eres del Barca o del Madrid?, ¿eres de Cristiano o de Messi?, ¿eres de Neymar o de Dembelé?, ¿eres de los jubilados y de los pobres, putas y parados, o eres de los de la Champions y Emidio Tucci y el Corte Inglés?

y pienso en las marcas que se rifan la imagen de Xabi Alonso, vasco y guipuzcoano, como yo, y a Neymar Jr, que va en el paquete con Neymar Sr. y con todos sus juguetitos, creo que se llaman toys,

y pienso con alegría que a base de tachar, ya no compro adidas ni nike, emidio tucci ni tal ni tal, y  voy a hacer un ahorradito para auto-financiarme algún día la pensión, vitalicia o para lo que me llegue, a ver si me da para el tercer mes.

buscando una canción para las letras de hoy, quién sabe por qué busco una canción hoy, pienso en “no es lo mismo”, de Alejandro Sanz, que casi busco, pero mi imaginación vuela hasta un estribillo, I don´t believe,

que es parte esencial de la canción God, un temazo de John Lennon, y del álbum imagine, y me pregunto si podemos volver a creer en las personas y en los sistemas, y podemos volver a imaginar un mundo mejor,

gracias al azul clarito, orgullo sano, orgullo humilde, que nos introduce en una nueva ruta, de la revolución a una evolución necesaria, a una evolución de la que todas podemos ser parte, también tú y yo.

“God”
(from “Imagine: John Lennon” soundtrack)

God is a Concept by which we measure our pain
I’ll say it again
God is a Concept by which we measure our pain
I don’t believe in magic
I don’t believe in I-ching
I don’t believe in Bible
I don’t believe in Tarot
I don’t believe in Hitler
I don’t believe in Jesus
I don’t believe in Kennedy
I don’t believe in Buddha
I don’t believe in Mantra
I don’t believe in Gita
I don’t believe in Yoga
I don’t believe in Kings
I don’t believe in Elvis
I don’t believe in Zimmerman
I don’t believe in BeatlesI just believe in me, Yoko and me, and that’s realityThe dream is over
What can I say?
The dream is over
Yesterday
I was the dreamweaver
But now I’m reborn
I was the walrus
But now I’m John
And so, dear friends,
You’ll just have to carry on
The dream is over,

algún día de estos voy a volver a hablar de la fraternidad, la gran ley del mundo económico, la gran desconocida, la ley de Robin Hood, ésa que sirve para quitarle un poco al que tanto le sobra, y que a veces lo ha conseguido de aquella manera,
y darle un poco al que lo necesita, y que tiene tan poco por ya sabemos qué motivos, o por motivos que empezamos a intuir, o a imaginar.
mientras eso se da en mi vida, pienso cómo puedo poner mi rabia buena a funcionar, esa rabia que restablece la in-justicia, y pienso en acercarme a los yayo-flautas, a los pensionistas, e integrarles y darles voz en el futuro emerge,
sí, tal vez se trata de conectar el amarillo con el azul clarito,
es curioso pensar que el futuro no solo emerge con la energía de las tecnologías agile y scrum, sino que el futuro también emerge con la energía de los yayo-flautas, las becarias y los parias, muchas de ellas tan cerca del mil-€urismo,
en este movimiento que acerca el paso y el futuro, lo viejo y lo nuevo, la energía de lo uno y de lo otro.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons, porque toda la cultura debería ser gratuita, inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos desde este enlace gratis total,
para no tener plusvalías innovadoras ni impuestos que evadir,  gracias a juegos un palmo o 3 más allá de la raya, en algún precioso y remoto paraíso fiscal, donde mora gente corrupta e inmoral trajeada con una marca que no es adidas ni nike,

 

 

 

http://a.msn.com/r/2/BBKeB0S?a=2&m=ES-ES

¿y si elevamos el salario mínimo?

cuando el primer ejecutivo de la compañía en la que tú trabajas tarda 3,3 días en ingresar lo que un trabajador medio de la organización va a ganar en todo un año, podemos entender que vivimos en un mundo des-igual,

y lo que es peor, en el que la des-igualdad va en aumento, porque esa persona con ese sueldo no está ahí con el objetivo de que la des-igualdad se reduzca, antes al contrario, su sueldo está justificado si sirve a la voluntad del que lo propicia,

no me extraña que este mundo en el que vivimos sea tan así,

si acaso me causa más extrañeza que creamos que juntas podemos hacer algo para evitar que esta tendencia que observamos aquí y allá, hoy en este informe que saca a al luz intermón Oxfam,

en esta campaña de firmas que esta vez no se lanza desde avaaz, o una plataforma similar, no sé por qué me temo que dentro de poco un técnico de Intermón Oxfam, o una persona subcontratada, me va a llamar por teléfono,

ya tienen mis datos, para agradecerme una donación.

   así lo vimos…

tras recibir este mensaje de Paco, muchas gracias siempre, Paco, hago lo que me toca, leo la página, leo parte del informe, firmo, colaboro en la difusión de la iniciativa en facebook y twitter, recibo el correo de bienvenida a la plataforma de Intermón,

yo no he pedido eso, con usuario automático incluido, horror, ya estoy en otra máquina de triturar,

y me dejo sentir, y conecto con una línea de interés de este blog, la economía del bien común, un interés que aflora ya hace unos años, antes de conocer en persona a Chistian Felber, motor del movimiento,

y con la triformación social, de la que algo apreHendo de la mano de Luis Espiga, en este mundo ideal en el que son 3 las esferas que lo mueven todo, cada una operando en consonancia con la ley que le es propia,

porque este mundo es perfecto cuando en el ámbito político judicial impera la igualdad, en el ámbito social la libertad, y en el ámbito económico la fraternidad, y observo que esta campaña está dirigida a promover la igualdad,

cuando en realidad buscamos un mundo más fraterno,

pero está claro que es muy difícil de promover todo aquello que apenas llegamos a entender, quién sabe si hoy me estoy resignando un poco en este último comentario, en un mundo que no conoce, la fraternidad.

y observo esos vasos comunicantes entre estos mundos, el mundo empresarial / económico y el mundo legislativo / judicial, en el que las leyes, en muchos casos, fallan tan decididamente en favor de los que más tienen,

y aquí he escrito bien, las leyes, no los jueces, porque los jueces administran lo que las leyes indican, y poca igualdad puede ejercer un juez cuando la ley no promueve la igualdad,

en este mundo en el que hemos soportado y facilitado por ley el tráfico de esclavos, la discriminación de la mujer, de las minorías étnicas, religiosas, culturales, sexuales, sí, yo de mayor también quiero ser parte de la mayoría,

o vivir en un mundo en el que los ideales de la igualdad (llámale justicia), la libertad (en MAYÚSCULAS, la real) y la fraternidad (esa gran desconocida a día de hoy, para la que nos hace falta una comprensión nueva) son parte de nuestra vida.

la comprensión es una emoción de la que no vamos a hablar hoy, aunque la citamos, una de las 7 emociones que promovemos en este mundo raro, en el que acabamos hablando de des-igualdad (y de leyes) cuando deberíamos hablar de fraternidad.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U, de Otto Scharmer, que a su vez se inspira, entre otras fuentes, en la trifomación social y la ley del 3,

y por la teoría del color de Goethe, que nos acerca al arco iris, un modelo que nos permite jugar con el número 3, 3 emociones del mundo material + 3 emociones del mundo espiritual = 7 colores, como el arco iris,

con el 3 por aquí y allá.

 

 

 

 

 

luz y oscuridad en la pecera (la informática como ejemplo)

un post reciente, que tiene como base la universidad 42, que arranca con un proceso de selección brutal, y un proceso de inmersión en la pecera, 4 semanas al mes, 24 horas al día, con flexibilidad absoluta, me deja pensando,

y en eso sigo al leer la historia del fundador del invento, Xavier Niel,

un multimillonario que explica cómo “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, unos 20 millones de euros para la puesta a punto del proyecto y 7 millones adicionales cada año durante la primera década, no está mal para empezar,

un ejemplo maravilloso de lo que es la fraternidad, esa ley que debería regir el mundo de los negocios, por medio de la cual los excedentes del trabajo, personales y de las organizaciones vuelven, sin contraprestaciones, al mundo cultural,

porque la cultura, en este mundo ideal de la triformación, debería ser libre (gratis), y debería ser plural (libre otra vez, esta vez desde la libertad de opción). universidades públicas, universidades privadas, con diferentes enfoques y metodologías,

me quedo pensando al observar cómo, además, Xavier Niel pretende ser un tipo de ejemplo, en el entendimiento de que otros jóvenes que hoy se forman en la universidad 42 serán multimillonarios mañana, y apoyarán el desarrollo del proyecto,

continuarán su impulso, no está mal para seguir,

tal vez me  quedo pensando al observar este modelo en el que el ganador se lo lleva todo, y formenta hasta tal punto la competencia, 24 horas al día para trabajar, sumidos en una pantalla, resolviendo problemas, puntos y comas, ceros y nulls,

bucles infinitos,

una pecera de minúsculos pececillos, sentados tras grandes monitores, televisiones para la programación, un día nos contaron que la informática nos liberaría, que podríamos hacer muchas más cosas,

lo que no entendimos es que lo que íbamos a hacer es programar más y más.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en qué formulas se pueden articular para dejar de fomentar la acumulación de capital entre los jóvenes de la próxima generación, seguramente los de ésta ya estamos perdidos ante tanta contaminación,

metidos como estamos en el “STAR system”, Messi y Ronaldo, Mourinho y Guardiola, Mickel Jackson y Madonna, Javier Bardem y Penélope Cruz, un mundo en el que un poco más no es suficiente por decreto,

fórmulas que fomenten por igual la iniciativa personal y el bienestar común, el emprendimiento y el desarrollo de proyectos, y peceras en las que los pezqueñitos tienen más espacio y aguas libres para nadar,

y re-contacto con la figura de Christian Felber, y la economía del Bien Común, o con la de Otto Scharmer, y la teoría U, esos marcos de nueva generación que tal vez nos permiten construir, entre todos, un mundo diferente, y seguramente mejor.

Xavier Niel aprendió a programar por su cuenta con un Sinclair ZX81 que su padre le regaló cuando cumplió los 16 años. En lugar de dedicar su tiempo -como la mayoría de niños de su generación que tuvieron acceso a estos primeros ordenadores personales- a cargar juegos grabados en casetes, se apasionó por los lenguajes de programación. Sólo tres años después tenía suficiente experiencia en telecomunicaciones como para crear y vender (a buen precio) su primera compañía. Esas dos características, nuevas tecnologías y ojo para los negocios, han sido una constante en la vida de Niel y las que le han convertido en multimillonario. Niel, como Steve Jobs, Mark Zuckerberg y tantos otros empresarios tecnológicos, no tuvo un expediente académico brillante. Por eso, en 2013, después de declarar que en Francia el sistema educativo no funcionaba, comenzó a pensar en cuál podría ser su aportación para mejorar las cosas. La respuesta fue la École 42 de París, un experimento pedagógico para formar programadores en el que no existen profesores, exámenes, horarios ni títulos, gratuito para los alumnos y financiado totalmente por Xavier Niel. “He ganado mucho dinero y quiero devolver algo a mi país”, fue su respuesta cuando los periodistas le preguntaros porqué invertía parte de su fortuna en semejante idea. Los costes del proyecto -pagados, según dijo a Wired por su “tarjeta de crédito”- no son baratos: unos 20 millones de euros para comenzar a funcionar y 7 millones adicionales cada año durante la primera década. Después Niel confía en que en la gratitud de los alumnos formados en la 42 hará el resto para que siga funcionando, puesto que da por hecho que varios de ellos serán también millonarios gracias a las revolucionarias ideas que saldrán de allí.

La propuesta, que lleva tres años funcionando y y ha abierto una segunda sede en San Francisco, es una isla en medio de los tradicionales sistemas pedagógicos. Y los resultados que ofrecerá todavía un misterio. Cada curso reciben unas 80.000 solicitudes de ingreso, pero solo 3.000 alumnos son invitados a participar en el siguiente paso del proceso de selección: 15 días en la sede de la escuela, con un programa intensivo (pueden trabajar las 24 horas del día), en el que deben enfrentarse a distintos retos. Sólo 1.000 de ellos completan correctamente este paso e ingresan en la escuela. Una vez allí continúan trabajando a su ritmo -las aulas no cierran jamás-, con proyectos colaborativos que deben resolver por su cuenta y entregar a los tutores: no existen asignaturas, ni cursos (tienen niveles que cada uno completa en el tiempo que necesite), ni boletines de notas, ni títulos académicos. Talento en bruto y libre.

El nombre de la escuela hace justicia a su peculiar funcionamiento -una mezcla de reunión de frikis y genios tecnológicos- puesto que proviene de la serie de novelas Guía del autoestopista galáctico escritas por el británico Douglas Adams. En ellas “42” es la respuesta que ofrece la supercomputadora Deep Tought cuando se le pregunta cuál es “el sentido de la vida, el universo y todo lo demás”. Por ahora, parece que en la 42 los alumnos están centrados en responder a “todo lo demás”, pero quién sabe si de semejante reunión de jóvenes cerebros no saldrán otras respuestas. O, al menos, como sugería la obra de Adams, otras formas más adecuadas de plantear la pregunta.

empresas y valores, qué movimiento más bonito, bueno y necesario

triodos

en un día raro, en el que tengo 2 actividades relacionadas con el patrocinio de el futuro emerge, con adif y con calidad Pascual, la segunda de las dos actividades la vamos a tener que reagendar, me acerco a Matadero con calma,

son las 5:30 y el evento de empresas con valores que organiza Triodos Bank empieza a las 6:00, o al menos esa es la idea que tengo, hasta que me encuentro en la puerta de la casa del Lector con Mikel Vázquez,

no, no, no, la presentación empieza a las 6:30, dentro de una hora, tiempo que aprovecho para ver las salas que componen la casa del lector, 1, 2, 3, 4, 5, 6 espacios, y otros 6 +, que pueden albergar, ahí tengo a la mente jugando,

12 conversaciones gestionadas por tribus colaborativas, o por iniciativas que surgen de los ponentes o de las organizaciones patrocinadoras de “el futuro emerge”, si no sale la propuesta que tenemos en impact Hub y en MediaLab Prado,

siento que este espacio bien podría ser el centro de el movimiento social de “el futuro emerge” en Madrid, en Matadero, ese espacio reconvertido en centro de exposiciones y movimientos culturales al lado de la plaza de Legazpi, oído cocina,

no tan lejos de Atocha y de Caixaforum,

qué curioso cómo cada vez más aprovecho el viaje que me lleva, sin dirigirlo, de aquí para allá, y entro en el evento, tras hacer dos cosas de trabajo, llevo el portátil en la mochila, y me conecto al wifi de la casa del lector, rayando las 6:30,

para sentarme a la derecha de una chica que va a resultar ser vasca, Jone, de Zarautz, con una historia muy interesante de emprendimiento social en Sevilla, con un chico de Huelva y una chica argentina, en este mundo cada vez más mezclado,

en un rato inicial en el que me acerco a los regalos que la organización nos deja, un boli y una libreta, dos calendarios, uno de mesa y otro de pared, y un estuche de ceras, 6 colores para dibujar,

y empiezo a explorar los colores, rojo, naranja, amarillo, azul, no sé si claro u oscuro, creo que se queda en el medio, verde, y un color muy difícil de clasificar, y observo que me faltan dos colores para pintar el arco iris,

aunque están los 5 colores importantes para el desarrollo del Ser, rojo, naranja, amarillo, verde y azul, es curioso que el movimiento de los 5 colores acabe en ese punto del azul, este azul que no es claro ni oscuro,

en el tránsito entre el orgullo y la comprensión, en ese espacio en el que las personas radiantes dan un paso adelante para crear una nueva comunidad, y en eso estoy, pintando, y poco a poco me voy centrando,

y mi energía va cambiando de lo que estaba haciendo a lo que tocar hacer ahora, que es disfrutar de 6 experiencias en diferentes ámbitos del mundo productivo y social que están seleccionadas en esta tercera edición de empresas con valores,

qué bueno, qué bonito, qué necesario,

empresas con valores

una organización del sector textil, otra de los viajes, otra relacionada con el acompañamiento a refugiados, otra de reciclaje e inclusión de desfavorecidos, una energética, y una de viajes,

y me voy quedando con notas mentales, hoy no escribo en mi cuaderno nuevo,

viajar es mirar, no hace falta viajar al extranjero, puedes organizar un viaje a tu ciudad, y me conecto con esa observación que facilita mirar mirando, y observo los detalles del evento, mientras hemos llegado al turno de preguntas,

y me captura una pregunta, que refleja en parte una tensión mía, personal, esa voz que dice, sí, muy bueno, muy bonito, muy necesario, pero muy pequeño, las iniciativas que veo aquí son muy pequeñas, ¿qué vais a hacer para crecer?,

y me encanta la respuesta, que viene a decir que no es necesario ser más grandes, porque las organizaciones grandes pierden la dimensión de lo humano, es mucho más interesante conectar, generar redes,

y entiendo que en la respuesta está el fundamento del liderazgo colaborativo, no se trata de crecer más para ser un elemento dominante del paisaje, antes estaba éste, ahora estoy yo, mira qué diferente hago las cosas,

se trata de influir desde el ejemplo, yo hago las cosas así de bien, así de natural, de una forma tan congruente, mis actividades del día a día están tan en consonancia con mis ideales que me siento bien,

eso no significa que haya ganado una guerra, porque no hay ninguna guerra que ganar, eso sólo significa que estoy siendo impecable en mi vida, con mis colaboradoras, con el medio ambiente, con las asociaciones que pueblan mi pueblo,

estoy siendo impecable con la vida,

y siento que de eso se trata, de influir desde lo pequeño, de conectar con una misma para poder conectar con otras personas, con otras causas afines, y pasar poco a poco, gracias a ese color que no sabemos si es oscuro o claro, el azul,

a colaborar, a tejer red, para que la malla de la nueva sociedad tenga unas cualidades de las que escasea la malla actual, porque no estamos aquí para criticar lo viejo, gracias a lo viejo estamos todas aquí, con este grado de bien-estar,

sino de traer y acompañar la venida de lo nuevo.

triodosmon   así lo vimos…

en el evento posterior, el pica-pica, no sé por qué me gusta tanto esto de canapear, no me pierdo una bandeja, me encuentro con personas que no me suelo encontrar en otros eventos similares, pero diferentes, de responsabilidad social empresarial,

a Huitchi, de la Economía del Bien Común, cuánto tiempo, a Alfonso y a su mujer, creo que te he cambiado el nombre, perdona, de Zarzalejo en transición, y me quedo con una extraña impresión, la comunidad que construye el Triodos es diferente,

proque alguien para por aquí con un impulso personal, pequeño pero real, de cambiar el mundo, como Jone, que me cuenta cómo necesita complementar el mundo corporativo, ella trabaja en una energética chiquitina, General Electric,

con el impulso social, en ese ejercicio que integra necesidades y aspiraciones en nuestra vida, y entiendo que ese impulso es vital, juntar los colores cálidos, tan cerca de la tierra y el mundo de los apegos, con los fríos, tan cerca del cielo, tan aspiracional,

y me voy, tras saludar a dos tocayos, qué gusto conocerte en persona, Mikel, te leo en la columna de la revista Triodos, nos volvemos a ver de nuevo cuando quieras, Mikel, esto no me había ocurrido nunca, conmigo ya somos 3,

y me marcho camino de una cena en mi casa, llego tarde, menos mal que Iñaki se acerca hasta Legazpi a por mí,

una cena en la que Fernando invita a su amigo de infancia Pepe, con nuestro amigo común Pedro, con Fernando, un invitado nuevo que tenía que juntarse con nosotros, ¿verdad, Iñaki?, para disfrutar el morado, pero esa es otra historia,

una cena tras el evento de Triodos, tan congruente en el fondo y en las formas, en Matadero, un espacio abierto a lo social, en la plaza de Legazpi, hace no tanto matábamos reses aquí, no podemos negar una evolución de la conciencia,

un evento en el que he tomado contacto con lo que es ser parte de los 6 nominados, acabo de presentar una solicitud de préstamo para la “asociación historias que TRANSforman”, a ver si en la cuarta edición o en la quinta estoy de nuevo por aquí,

aunque la intención no es ganar ni competir, sino tejer relaciones y redes que nos permitan evolucionar como sociedad, y acercar la fraternidad al mundo económico, sí, de eso se trata, en un ejercicio de desarrollo de la congruencia en libertad,

desde el amor,

sí, sí, ya sé, Jone, te mando lo que te he prometido, ahí le voy.