Diego Costa, el reconocimiento y el respeto

diegocosta Entro en la página de Marca y tres noticias en hilera llaman mi atención. Aunque los colores sean diferentes, rojo, blanco y amarillo, nos falta algún azul y algún verde para completar el juego, creo que tratan de lo mismo. En el primero, Diego Costa va con la roja. En el segundo, la Fifa, en la figura de su presidente, ningunea a Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores de la actualidad, por no decir de la historia del fútbol. En la tercera, el entrenador de Pau Gasol reconoce que el año pasado se equivocó con Pau, al entrar en politiqueos. Sigue leyendo

re-calculando

boadilla2Miércoles a la mañana. Tengo una cita a las 10, comprimida con otra a las 11, a escasos 10 kilómetors de distancia. De 11 13 ocupado. Luego tenemos un rato para comer, para una cita a las 4 de la tarde en el centro de Madrid.

Entro en Pozuelo desde Boadilla, porque me he saltado una salida desde la autovía. Llevo 20 minutos atascado para hacer 1 km y me quedan 2. Si nada lo remedia, son las diez menos cuarto, llego tarde a la cita, pospuesta media hora, porque inicialmente estaba prevista a las 9:30.

Pienso en llegar tarde para ir rápido y mal, y seguir la mañana peor, y se me ponen los pelos como escarpias. Pienso en seguir, a vuelta de rueda, pero dos minutos más tarde cambio el chip. Recalculando, recalculando, y decido llamar. ¿Es posible reunirnos a las 13:00? La respuesta es afirmativa. No hay ningún problema. La persona con la que nos reunimos está sí o sí en la oficina durante toda la mañana, y no le hago ningún tipo de desperfecto.

Me doy la vuelta en la primera rotonda y cambio el plan. Me acerco a la segunda cita sin cubrir la primera y decido descansar. Me lo he ganado. Soy un campeón.

De camino a casa de Irene le pregunto si tiene un sitio una hora antes, y me acoge con un té o un café, y no me responde. El paseo será por Boadilla del Monte pueblo.

El pueblo está en fiestas, o en preparación de. Me acuerdo de la última vez que estuve en Boadilla, en una mañana de primavera, ya hará sus 7 años. Por aquel entonces estaba casado, con Maitane muy pequeña, y nos juntamos con una amiga de la guarde y sus padres, italianos, ha llovido desde entonces, desde aquella mañana de domingo. TAmbién paseamos por el pueblo.

Sigo mi paseo, pensamientos y recuerdos, que se van mezclando, hilando, con sensaciones muy ricas del día de hoy, el fresquito mañanero, el sol que empieza a templar, una esplanada muy bonita, un edificio imponente, un sarao prepaparado para la noche, y empiezo a buscar un sitio para pasar media hora larga que me queda. Este bar, no, este bar, no, sigo paseando hasta un chiquero portátil. Y en el bar más cercano me dan la información del finde. Todavía no tienen programa de fiestas. Sniff. Me dicen el nombre de la virgen patronal de la que me olvido con la misma facilidad con la que me olvido de casi todas las cosas que no me llaman. En el siguiente bar me quedo sí. Veo el recorrido del encierro, señalado con barreras rojas y la plaza de toros, donde muere la fiesta, y me quedo en la barra de un bar junto a la rotonda.

Un periódico deportivo y un café con leche han hecho el resto. La chica al otro lado de la barra no es especialmente amable, pero no va a conseguir cambiar mi buen humor recién estrenado, tras salir del atasco y del agobio mental de las prisas. La siguiente cita puede esperar, pero esta vez llegaré puntual. No se anuncian atascos a las 11 en los alrededores de la casa de Irene.

En el periódico me llama más la atención una entrevista a Simeone que la penuria de principio de año del Madrid. Un equipo formado por jugadores y el talante de un técnico muy bueno, y otro formado por millones. Las mujeres creen que los hombres encuentran en el as gusto por la contraportada y acomodo a su atonía mental en el resto de las páginas. En el primer punto aciertan al 200 por ciento, pero fallan en el segundo juicio. Algunos hombres miran el diario deportivo como pueden mirar una organización empresarial. Yo, cada día más, estoy capturado en la ética del esfuerzo, de la capacidad de superación personal, de la química que crea un equipo de lujo a partir de retazos, y en la magia del campeón, que bien puede quedar tercero o séptimo. Me encantan las historias de equipos de éxito, aunque terminen como el rosario de la aurora. Le pasó al Athletic el primer año con Bielsa, y le está ocurriendo al Atletico con Simeone, que no siempre puede ganar, pero está cada día más cerca.

boadillame paro a pensar en Simeone, y pienso en dedicarle unas líneas en exclusiva. Me acuerdo de aquel tipejo que le pisó a Julen Guerrero, nuestro Julen, una tarde de liga, con saña, alevosía e impunidad, qué mal me caía, y me doy cuenta que me encanta el espírity combativo de su actual equipo, el grupo que lidera. Y me doy cuenta de que son la misma cosa. Es su espíritu de entonces hecho grupo hoy. Pienso en dedicarle unas líneas otro día y me alegro de la capacidad de ver a una persona, la misma, desde otro sitio, y sin apasionamiento. Será que ahora me gusta más porque veo como su Atleti le gana al Madrí. Me encanta su rueda de prensa, que el periodista titula “sin el esfuerzo del equipo no hay nada”, que puede ser muy bien titular para él, pero no creo que sea el mejor título para el post de hoy, precisamente.

Pago el café, 1,30, tan parecido a mi número favorito, el 13, y tomo las de Villadiego. Aprovecho para llamar a dos contactos de Prepárate, y a un potencial cliente. Una cita para la semana siguiente cierra una hora magnífica.

Me doy cuenta de que sigo tomando fotos de todo, también saliendo del bar. El móvil lo tengo abarrotado. Debo de tener más de mil fotos. Las tengo que descargar. Empieza a gustarme esa actitud de sorpresa ante cualquier tontería, la sonrisa de un niño para admirar este mundo tan bonito.

Ya en el coche diviso la M-50, por encima de la cual cruzo, camino de casa de Irene, en la que nos reunimos hace ya unos meses, en el proceso de parir un bicho que se llamará “proyecto de vida sin excusas”. Enrachado, de buen humor, recuerdo la conversación tan fea que tuve ayer por skype con Gorka y Maitane, y lo veo con claridad. El tono de mi conversación, inducido por su actitud, fue mi responsabilidad. Y me trazo un plan para cambiar.

Pienso en todo lo que me ha influido en mi vida reciente para hacer de mi día a día un entorno más sereno, más respetuoso con mi ritmo, con mis necesidades, y agradezco un consejo de Artemio, que me llevó a un taller de la fundación el Arte de Vivir, con el Arte de Respirar. Pienso en que todo lo que cae sobre suelo fértil, siempre y cuando las condiciones ambientales sean propicias para “la cosa”, puede germinar, y reconozco la influencia del Proyecto de vida de Mario en mi “proyecto de vida” actual. Agradecido, sigo camino, esta vez seré puntual.

El día es luminoso, como mi actitud. Todo porque he sido capaz de levantar la cabeza y parar, y apartar a un lado el debo hacer, porque he sido capaz de pensar en otra posibilidad, y le he abierto la puerta.

Todo puede ser diferente, pero el primer paso está en mí. No está en el atasco, no está en la carretera, no está en Gorka ni en Maitane, no está en mi cliente, no está ahí fuera. Recalculando, fuera de ruta siempre, vuelvo a sonreír.

boadilla3mon   Así lo hemos visto…

Recalculando, recalculando, el día fue precioso y la primera reunión se convirtió en la segunda, porque la segunda le adelantó. Todo se ordenó. Todo tuvo su pausa y su tiempo. Todo salió bien.

Dicen que los aviones están el 90%  del tiempo fuera de ruta, y no paran de recalcular. ¿Y a ti, qué tal se te da volar tu avión?

Este post es parte de la colección de bottom up 3.0, un nuevo desarrollo de oé corazón que conjuga la vida sana (meditación, respiración, yoga, alimentación, también en la organización), el buen trato (me bien trato, te bien trato, trabajo con base en valores, los míos y los de mi organización) y el sentido común (ese que nos ha sido regalado a todas las personas), como pegamento de nuestros pensamientos, sentimientos y actos.

Si quieres, también nos puedes acompañar en linkedIN, unidos dentro, qué bonito: bottom up 3.0, un movimiento natural aguas arriba.

menos es más (el ejemplo de una campeona del Arte de Vivir)

 maria

“La vida es preciosa, y lo único que tenemos que hacer es ir un poco más despacio para saborearla”.

María de Villota

María es una de esas personas que nos sirve de espejo para la vida.

Cuando era joven, era una intrusa, una mujer en un mundo de hombres, un mundo de cuanto más rápido mejor, adrenalina a tope y a todo gas.

Un accidente, que casi fue mortal, se interpuso en un camino que estuvo cerca de llevarle a la fórmula 1. Y su vida cambió, porque, entre otras cosas, perdió el ojo derecho.

 Todavía convaleciente en el hospital, María decía que con un único ojo se veía más. Algo había cambiado en el accidente. Su actitud ante la vida cambió, no puedo decir que drásticamente porque no la conocí personalmente, pero casi me atrevo a afirmarlo. Se plantó un parche de colores en el ojo en vez de buscar un ojo de cristal, se cortó el pelo, y empezó a agradecer lo que sí le quedaba en la vida. María se convirtió en una pirata entre mujeres.

Una sirena entre hombres en el mundo del motor y una pirata de vuelta en el mundo de las mujeres, qué curioso.

Su mensaje de amor a la vida, de puro agradecimiento, es su legado. Hay un libro que se publica este lunes que todas las mujeres deberían leer. Tal vez alguna aprenda a ser más agradecida, y entienda que menos es muchas veces, casi todas, más en esta vida.

lavidaesunregalo

Hay un libro que todos los hombres deberíamos leer. Tal vez alguno de nosotros aprendamos que viajando más rápido no se llega antes, sobre todo cuando estás perdido en la estratosfera. Sólo se mete más ruido, y se confunde uno más.

Quiero creer que María se ha muerto porque su obra en esta vida se ha acabado. Estoy convencido de que se ha muerto feliz. Por todo lo que iba a hacer, por todo lo que ya había hecho, por lo que estaba haciendo de cada día de su existencia, un ejemplo de alegría, de agradecimiento, de amor por la vida.

María, 1980-2013, se ha muerto con 33 años.

Conozco otra persona célebre que se murió con la misma edad.

Estrellas de luz que brillan en la oscuridad, ejemplos a seguir, vidas memorables. María, gracias por abandornarnos en la plenitud de tu luz. Tu obra aquí ha terminado. Gracias por existir. Gracias por tu ejemplo actualizado al siglo XXI, 2000 años han pasado, de que menos es más, en este mundo precioso en el que hemos elegido vivir.

lavidaesunregalomon   Así lo vimos…

Este post es parte de la colección de bottom up 3.0, un nuevo desarrollo de oé corazón que conjuga la vida sana (meditación, respiración, yoga, alimentación, también en la organización), el buen trato (me bien trato, te bien trato, trabajo con base en valores, los míos y los de mi organización) y el sentido común (ese que nos ha sido regalado a todas las personas), como pegamento de nuestros pensamientos, sentimientos y actos.

Si quieres, también nos puedes acompañar en linkedIN, unidos dentro, qué bonito: bottom up 3.0, un movimiento natural aguas arriba.

no sé por qué me acuerdo de una canción, de esas de mi padre, de otros tiempos, tiempos pasados que se hacen presente…

líneas y círculos, ¿a quién le vas?

circulosayer y antesdeayer he tenido la oportunidad de asistir a dos eventos similares, relacionados con la misma temática, las personas en situación de desempleo, en Madrid,  mi ciudad de acogida, y en Barcelona, la ciudad en la que tuve mi primer trabajo cuando me egresé (terminé estudios). Hasta ahí todo parejo. Empate a uno.

en el caso del evento de Madrid, el I Foro Primer Empleo, se celebraba en dos jornadas en el pabellón 2 de Ifema. En el caso de Prepárate, en jornada única en el Palacio de Congresos de la Fira, dos sitios representativos en las dos ciudades bandera de España. Empate a dos.

en ambos casos hay una serie de ponencias plenarias para ayudar a la persona en situación de desempleo a encontrar trabajo, y hay una serie de organizaciones que apoyan el evento. Empate a tres.

Hasta aquí llegaron las grandes similitudes, que abren paso a los pequeños matices que hacen la diferencia. Sigue leyendo

42 años de hamburguesas, americano pobre, sí, pero déjame ser feliz!!!

chrishornerChris Horner es uno de esos cientos de deportistas de casi élite, pero mayormente anónimos, que un día cambian el chip. Un día ganan una vuelta pequeña, y creen que pueden ganar una grande. Horner, tras ganar la vuelta al País Vasco, y tras ponerse el maillot rojo en el Mirador de Lobeira, se preguntó: “¿y por qué no puedo ganar la vuelta a España? Tal vez puedo pelear por estar en el podio”. Nadie le creyó. Pero lo más importante del asunto: él sí se lo creyó. Unos pocos días más tarde, Horner está en la historia de la vuelta de España, y de rebote en la historia del ciclismo mundial. Porque en un deporte tan profesionalizado como el ciclismo actual, Horner ha sido capaz de dar la vuelta atrás al tiempo. Es el ciclista que consigue una gran vuelta con mayor edad, y este récord no se produce en la época de Bahamontes o de Merckx, se produce en el año 2013 de nuestra era. Con casi 42 años a las espaldas.

Hay un par de aspectos en la biografía de Horner que parecen indicar estamos ante una persona especial. Sigue leyendo

¿Exito o felicidad? Me envuelves las dos, porfa, pero en el orden contrario.

5 Vivimos en una sociedad materialista, creo que hay acuerdo mayoritario, consumista (cuando dejamos de consumir estamos viendo qué pasa, que todo se para, porque está preparada para que ocurra eso), y rápida, con el dinero como valor fundamental. Se nos ha explicado que con el éxito está en obtener el dinero que nos permite comprar lo que queremos. Hay refranes que intentan pelearse con esta idea, pero casi casi vienen a confirmarla. “El dinero no da la felicidad, … pero cómo ayuda”. Además, el modelo es contagioso. No hace falta que pongamos una bandera con barras y estrellas. Una rojigualda también vale.

Este es el marco en el que nos desarrollamos. A niveles prácticos, esto implica que hay mecanismos para crear necesidades individuales para motivar a las personas a entrar en la maquinaria de producción y de consumo de bienes y servicios.

Quiero mi primer coche, mi primera casa, mis primeras vacaciones en el Caribe, ser socio del club de golf, ser socia del club de hípica, un nuevo velero, el segundo coche, la todoterreno, el garaje cerca del trabajo, la segunda casa (la casa de verano). Un mundo muy divertido, que se mueve con plata, dinero, money, cash, tela marinera.

Metidos ya en la rueda, el sistema se apoya en un mecanismo de la mente para provocar el delirio colectivo. Sigue leyendo