cada mañana y cada noche, no te olvides de sonreír

Cada mañana cuando el corazón se despierta hay que hacer cuidadosamente la limpieza. Hay que dedicarle un tiempo a sonreír.

Antoine de Saint-Exupery.

   así lo vimos…

el día pasa, y esta imagen que preparo para acompañar estas líneas por la mañana la voy a utilizar un poco más tarde en una presentación que tiene relación con un proceso en desarrollo y que comparto con Joseba, “entornos de confianza”,

y vuelvo a sonreír,

y me observo a última hora de la noche respondiendo un correo a Jesús, compañero de Sol España, en unas líneas en las que me suelto la melena, en las que mi ser está presente, mi alma está desatada, me estoy dejando ser otra vez,

y vuelvo a sonreír,

y siento que el día de hoy he hecho limpieza, bien pronto de mañana, para empezar, en el desayuno, a la hora de comer, a la tarde, a la noche, antes de acostarme, qué día más bonito,

hoy la sonrisa ha estado presente en mi vida.

y te copio estas líneas en las que mi alma sonríe, para compartir 3 abrazos, otra forma de expresión de ese contento del alma

Jesús,

sin oponerme a lo anterior, 

antes al contrario,

aprovecho para compartir con todas vosotras un algo que para mí está tomando cuerpo de forma creciente.

En esa sociedad líquida, tan cambiante, tan incierta, hay cosas que permanecen y van a permanecer por los siglos de los siglos.

Son temas fundamentales, inherentes al ser humano y a las relaciones.

Uno de esos temas es la confianza.

Yo he experimentado, no es teoría, relaciones que se basan en la confianza y qué pasa cuando la confianza se quiebra,

y pongo quiebra premeditadamente, no se pierde, como pasa con las llaves o la cartera,

la confianza muchas veces se quiebra, como con la fractura de un hueso.

Y todo el mundo nuevo, aspiracional, llámale teoría U, con sus 3 aperturas y el manejo de la incertidumbre, reinventar las organizaciones y el mundo teal, con sus 3 principios, se basa en la capacidad que tenemos los seres humanos en establecer relaciones de confianza.

Confiar y ser confiables.

Si queréis participar este proceso que inicia, entornos de confianza,

y que va a tener un pistoletazo de salida el 4 de setiembre, miércoles, en Madrid, en MediaLab Prado, estáis invitadas.

Mientras tanto, os deseo un veranito líquido, calentorro o fresquito, que cada quién elija,

mirando a los ojos o a otros sitios, que para eso está el verano.

un abrazote sólido, otro líquido, otro etéreo,

creo que son 3 abrazos,

casi pierdo la cuenta,

Mikel

la sonrisa tiene relación con la energía de nuestro corazón, con la apertura a nuestro niño natural, a su curiosidad y otras tanta características que le son propias, ojalá hoy también podamos practicar esta apertura de corazón.

y tú, ¿tienes algo de qué sonreír?

¿te permites jugar hoy?


desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

en mi garaje no caben dos rolls, ni siquiera uno (buscando la felicidad de la otra forma)

rastreando las claves para la felicidad, me encuentro con la figura de Mo Gawdat, que ofrece una entrevista en la que nos va a hablar de su vida, de la insatisfacción y los problemas que da tener demasiado dinero,

de esa insatisfacción que crece y que te hace comprar en una noche 2 Rolls Royce por internet, con dos erres, como los pobres se comen un paquete entero de Donettes, con dos tes,

todo parece indicar que todo de cualquier cosa, ya sea de dinero o de falta de dinero, de tiempo libre o de tiempo comprimido, de sexo, de viajes paradisíacos y de rock & roll, todo de cualquier cosa no es la receta de la felicidad,

una receta que Mo parece haber encontrado, todo parece indicar que el cerebro procesa muchos más pensamientos negativos que positivos, y que las zonas que se encargan de estas tareas son más amplias,

una receta que nos quiere vender, de hecho así termina la entrevista, lee mi libro, el algoritmo de la felicidad, un consejo que no sé si voy a seguir, qué feo título, el algoritmo de la felicidad,

es curioso, este chico es un crack de la inteligencia artificial, trabaja en Google, y busca un algoritmo, cómo iba a buscar otra cosa, que desentrañe tamaña complejidad, como un martillo busca clavos que clavar,

y sigo leyendo, relajándome de la tensión que las fórmulas y el algoritmo me producen, todo parece indicar que Mo ha encontrado nuevas vías para la gestión de la presión y de los excesos que el mundo material acarrea,

acercándose a las filosofías orientales, el budismo o el sintoísmo, filosofías que parece que es capaz de aunar con la más pura mercadotecnia del mundo neoliberal, el de los donettes y los Rolls, ya sabes, si quieres, lee su libro,

a ver si la próxima noche en vela se relaja, y sólo se compra un Rolls.

   así lo vimos…

en la lectura que hago del artículo me acuerdo de la indagación apreciativa, una técnica o metodología que nos propone hacer grande el sí en nuestras vidas, e indagar en ese espacio tan bonito, bueno, necesario,

bucear en el sí, sería mi traducción, un sí que podemos ver crecer con un poco de entrenamiento, porque no hay habilidad que no se desarrolle con un poco de entrenamiento,

que nos aleje de nuestros hábitos de pensamiento, emocionales (eso que viene a llamarse temperamento) y de acción, y de esas dinámicas en los que la queja, la crítica, la ironía, y otras beldades similares, crecen en nuestro día a día.

de forma curiosa, en paralelo con esta oferta que nos hace Mo, compra mi libro, recibo una meditación de la fundación ananta, gratis total, que me ayuda a contactar con ese algoritmo a pedales, o ese cuadro a trazo, personal, que estoy construyendo,

te animo a que tú hagas el tuyo propio, para entender mejor el origen y los cauces de la felicidad, pero en primera persona, mi felicidad, tu felicidad.

“Es imposible que pase un día sin experimentar una inquietud, una contrariedad, un malestar. Pero desde el momento en que aparecen estas sensaciones, deteneos para examinarlas: ¿qué experimentáis exactamente? Tratad de recordad lo que habéis visto, oído, hecho, dicho, pensado justo antes… A veces, no tomamos inmediatamente consciencia de un cambio de estado interior; solo después de un buen rato, nos damos cuenta de un malestar, de una pesadez, de una oscuridad de la que nos sentimos incómodos.

Pero como esos malestares tienen necesariamente una causa, es importante descubrirla y de sacar una enseñanza para el porvenir. Y si no la encontráis, no permanezcáis ahí sin reaccionar. Concentraros y tratad de liberaros uniéndoos al mundo de la luz, que es nuestra única salvación. Imaginad que os sumergís en ese fluido purificador, vivificante… Pronto os sentiréis liberados, aliviados, y podréis proseguir pacíficamente vuestras actividades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y mi natural bobalicón no puede des-hacerse de ese extraño paralelismo entre el Rolls Royce y los Donettes, la doble erre y la doble te, tal vez tenemos que experimentar fundiéndonos una noche un par de paquetes de donettes,

y me acuerdo de esa extraña frase que veo en pinterest, y que recuerdo vagamente, es lo que tiene traducir de memoria con un mal inglés, no me acuerdo de la pregunta, pero la respuesta es siempre la misma, el chocolate.

observo con detalle la captura de imagen de este fabuloso Rolls, casi no cabe en el cuadradito, mucho menos en el monigote, y de repente me da por pensar que no va a caber tampoco en mi garaje, mucho menos si compro dos,

y mi preocupación crece hasta que me doy cuenta de que no tengo garaje, qué tontería, casi mejor me aplico con el chocolate.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, no hace falta que te lo compres, desde este enlace.