aquí matan a las mujeres y no pasa nada

me hago eco de este artículo de opinión de María de la Luz Estrada, publicado en México en abril del año pasado, después de ver un capítulo de la serie británica Downton Abbey, en la que un mayordomo viola a Anna, chica de servicio,

después de ver un video en internet, un corto de una película brasileña, irreversible, en la que el director nos planta una violación en las narices, sin un corte, sin edulcorar, una película que está incluida en una colección rara,

las 10 escenas más perturbadoras del cine,

y me pregunto cómo sería este mundo con menos andrógenos, pero sobre todo con menos testosterona, un mundo diferente sin lugar a dudas, en el que el hombre y la mujer somos profundamente diferentes, desde el respeto a la diferencia,

profundamente iguales, en el desarrollo de la conciencia y la comunidad, como seres humanos que se re-conocen, y en este proceso de re-conocimiento, yo me valoro y me acepto, con mi singularidad y mis características únicas,

con la ayuda del orgullo sano, el orgullo humilde,

yo soy capaz de valorarte a ti, con las tuyas, tan bonitas, tan diferentes, y en ese ejercicio de comprensión yo paso a ser un poco tú, mujer, hombre, animal, planta, piedra, y entiendo un poco mejor el mundo y el ecosistema del que formamos parte,

para volver a hacer juntas, desde el orgullo, y la confianza renovada, en mí misma y en el alter / otro, desde la comprensión de este juego en el que formamos parte, este baile a dos, a tres, no sé dónde he leído recientemente que hacen falta 3 para formar grupo,

que nos lleva del yo soy sano a una nueva comunidad, y siento profundamente necesario este proceso en el que la conciencia de las personas y los grupos se desarrolla, con nuestra colaboración necesaria.

   así lo vimos…

leo aquí matan a las mujeres y no pasa nada, un artículo escrito por María de la Luz Estrada, Coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), y re-contacto con reflexiones que pueblan este camino compartido,

un camino en el que el perseguidor y la víctima están presentes, y en el que esta cultura patriarcal tan duran lo impregna todo, y revisito algún post relacionado con esta reflexión de fondo,

descendientes de tribus guerreras, con Claudio Naranjo, o como vivimos compitiendo siempre estamos negando a los demás, con Maturana, y me hago consciente de estas 3 escuchas y 3 procesos que promovemos en nuestras vidas y en el trabajo,

convertido en desarrollo personal y profesional,

(1) del mal trato al buen trato, (2) de la no escucha a las conversaciones empáticas y generativas, (3) de una vida dominada por el miedo a la responsabilidad sobre nuestras emociones y el desarrollo del liderazgo colaborativo.

tienes más información de estos 3 procesos en escuchar es amar

y copio esta meditación que me llega desde fundación Ananta, gracias, Joaquín.

¿Por qué los humanos no procuran comportarse de manera que mutuamente se aporten la paz, la confianza y la alegría?… Cuando andamos por la calle, cuando entramos en las tiendas, en el metro o en las estaciones, no vemos más que caras apagadas, cerradas, inexpresivas. ¿Acaso es normal manifestar tan poca alegría cuando nos encontramos con otras personas y ofrecerse mutuamente un espectáculo tan prosaico? ¿Por qué no nos mostramos más cálidos, más expresivos, más vitales? Esto es la verdadera poesía.

El verdadero poeta no es aquel que escribe unos versos, sino aquel que crea poesía en su propia vida cuando se esfuerza en introducir en ella la pureza, el amor y la luz. Efectivamente, es en su vida en donde busca ser inspirado, y cuando lo ha conseguido, transmite a su vez la inspiración a los demás, aportándoles esta pureza, este amor y esta luz.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

en el desarrollo de la conciencia de la comunidad está la clave

re-contacto mentalmente, mejor si no hago contacto emocional ahora, con ese momento, hace 3 trimestres, en el que, en medio del primer proceso de formación de formadores en 7 emociones,

Montse no puede asumir uno de los resultados de una dinámica,

ese comentario mío por el cual, en el triángulo de Karpman, esa dinámica, a veces invisible, a veces muy evidente, en el que se junta la disfunción de nuestra vida, en ese triángulo a 3 en el que conviven el perseguidor, la víctima, el salvador,

la víctima es la que lo tiene más difícil para salir,

un encuentro tras el cual escribo un post que habla de 3 burros y de 3 caballos, como un símil visual de el 3ple camino, es que a veces somos muy brutos, y no re-conocemos la verdad que nos rodea, y nos grita al oído,

como Montse, que se rebela ante esta situación,

cómo es posible que la víctima, anclada como está 3 veces, por su propia historia de vida personal, por el salvador, que le da peces, pero no le enseña a pescar, y por el perseguidor, que sigue en su papel, sea quien lo tiene más fácil para salir,

¿acaso no hay esperanza para la víctima?,

y ese rebote, que no tiene una resolución favorable en tiempo real, en el proceso, a veces la vida es así, no tenemos todas las capacidades que necesitamos en los conflictos que nos asaltan en la vida cuando las cosas están ocurriendo,

y aquí podemos hablar de empatía, de capacidades de comunicación, de 1000 cosas,

3 trimestres después empieza a ver la luz, cuando dejamos de centrarnos en las personas individuales, que a veces somos capaces de hacerlo tan mal, y a veces somos capaces de lo más precioso, cuando nos relacionamos,

y la luz crece cuando nos dejamos de enfocar en la dis-funcionalidad de nuestras vidas y nos enfocamos en las altas capacidades en desarrollo, por medio de una comunidad sana, que nos ayuda y nos apoya,

porque de la misma forma que el ser individual se ha metido en el bollo, desde un nivel de conciencia reducido, el ser comunitario es capaz de contener, de ayudar, de acompañarnos,

y es el nivel de conciencia comunitario en desarrollo el que es capaz de propiciar, promover y desarrollar programas en los que la víctima puede contactar con su imaginación, con su niño natural,

porque en la noche oscura del alma la víctima tiene que ser capaz de contactar con la visión de que otro mundo es posible, un mundo en el que el buen trato abunda y en el que sus capacidades se aprecian, crecen, florecen,

y se me ocurren ejemplos en los que esta dinámica está presente, empezando por AA, Alcohólicos Anónimos, ese programa sin líderes en el que nos comprometemos, sólo por hoy, a hacer nuestro mejor intento, con el apoyo y el cariño del grupo,

programas en el que las víctimas, juntas, toman conciencia de dónde están, de dónde quieren estar, de cuál es su camino, y convierten su vida en un proceso de apreHendizaje en acción, porque hemos venido a este mundo precisamente a eso,

a apreHender para TRANSformar.

   así lo vimos…

y contacto, a la hora de poner una imagen a la cosa, con una idea tonta, yo conozco otros foros en los que estos procesos se dan, personas que se juntan y se apoyan para construir una sociedad diferente, más amable con el ser humano y con la naturaleza.

el movimiento de la teoría U, que se propaga a nivel mundial desde el M.I.T, con la ayuda del u-lab, el laboratorio de la U, que se convierte este año en el s-lab, el societal transformation lab, el primer laboratorio de TRANSformación social a escala mundial,

es precisamente eso, un espacio para el encuentro de víctimas que no se conformaron, que contactaron en un momento del camino con su sueño, con esa idea de que este mundo necesita, puede y debe, ser diferente,

personas que han contactado en muchos casos con el dolor y sufrimiento de las personas y del mundo, personas que no se han rendido, que no se han conformado, víctimas que en un punto del camino decidieron dejar de serlo,

y que se mueven por un sueño, por un ideal, qué bonito cuando la imaginación nos ayuda, y sentimos que sí se puede,

y que se apoyan para su desarrollo en otras personas que están en lo mismo, ahora les llaman de una forma rara, change makers, gestoras del cambio, convertidas en tribu, en este extraño ejercicio de seguir apreHendiendo para TRANSformar.

gracias, Montse, por tu cabreo y por tu descoloque, que yo convierto en mío, he tardado 3 trimestres, 9 meses, el número respetuoso, perdóname, para convertirlo en ajá, la víctima tiene un poder real frente al perseguidor, claro que lo tiene,

cuando se convierte en comunidad.

des-conozco la etimología de la palabra comunidad, pero junto las palabras “común” y “unidad” y siento que quedan bien, muy bien.

el color violeta que enmarca el monigote está relacionado con la emoción de la alegría, la tercera puerta del desarrollo de una comunidad, en la que las personas que ahora se re-conocen mutuamente, juntas formulan una pregunta,

¿qué podemos hacer juntas?

7 emociones en el cole es un proyecto que forma parte de ese universo de minúsculos puntos que conectados TRANSforman el mundo, desde lo más pequeño, en un proceso del que tú también puedes formar parte. 

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

los dos triángulos oblongos (el triángulo exterior y el triángulo interior)

en el proceso de encontrar contrarios que expliquen el mundo, cuando llegamos al mal trato y al buen trato parece sencillo, desde el análisis transaccional, apoyándonos en el dibujo de arriba,

existe un triángulo grande, oscuro y externo, que conforma nuestro mundo en la sombra, el Perseguidor – la Víctima – la Salvadora, que se expresan por medio del miedo, la crítica, el sarcasmo, la queja,

y un triángulo pequeño, lleno de energía e interno, que constituye nuestro mundo en la luz, con nuestro Ser adulto – nuestro niño natural – nuestra madre protectora presentes, que se expresan desde el agradecimiento y el amor,

todo parece indicar que el juego de contrarios del mal trato y del buen trato está a punto de empezar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de dibujar este doble triángulo un ajá aparece en el camino, tan tonto como sigue,

el triángulo grande, sí, mira que es muy grande, no habita en nuestro interior, pero lo tenemos muy arraigado, no es yo, son los otros, es el territorio de comparación, yo y los otros, yo y mis compañeras,

es como si necesitase defenderme de algo ahí fuera que me hostiga, que pretende molestarme, y en ese proceso me peleo con el mundo,

mientras que el triángulo interno, aunque a veces parezca muy pequeño, sí habita en mi interior, aunque no lo ejercitemos, y es como un manantial, en un territorio en el que no existe la comparación, sino la entrega,

me ofrezco acompañándote, te regalo mi escucha, te regalo mi asombro, mi alegría, mi des-enfado, mi tranquilidad o mi templanza, en ese espacio desde el que sí soy, porque desde el yo soy no hay comparación.

la figura de arriba se puede interpretar si entendemos las siglas,

  1. nn para niño natural,
  2. na para niño adaptado,
  3. nas para niño adaptado sumiso,
  4. nar para niña adaptada rebelde,
  5. mp para madre protectora,
  6. pc para padre crítico,
  7. A para Adulto,
  8. P para Perseguidor,
  9. V para Víctima,
  10. S para Salvadora,

y en una historia que ya nos suena conocida.

primera parte de la historia (o cómo llegamos aquí)

el niño natural (o bebé) se encuentra al llegar al mundo con mamá (vamos a asumir que mamá encarna el arquetipo de madre nutricia, y la figura de la madre protectora) y con padre (al que le asignamos el rol de padre crítico),

un bebé que se va a tener que adaptar para tener el cariño de mamá y de padre, generando un niño adaptado sumiso, que va a captar el cariño de sus progenitores desde la sumisión o la rebeldía,

con malas noticias para todas las partes,

el niño adaptado rebelde se va a convertir en padre crítico, que lleva la simiente del Perseguidor, el niño adaptado sumiso en Víctima,  y la madre protectora, que no ofrece su amor de forma in-condicional, se va a convertir en la Salvadora,

Perseguidor – Víctima – Salvador constituyen el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra, y se expresan fundamentalmente desde el juicio y la crítica (en el ejercicio del abuso del poder) y la queja (en el desvalimiento y falta de capacidades).

 

segunda parte de la historia (o cómo salimos de aquí)

cuando el Perseguidor contacta con su ser adulto, y todas las capacidades que le son innatas, la persecución cesa, y crea un espacio para que el resto de las figuras puedan evolucionar en su desarrollo personal,

cuando la Salvadora contacta con su madre protectora, y con el amor in-condicional, y todas las capacidades que le son innatas, deja de anclar a la víctima en su falta de capacidades, y promueve su desarrollo independiente,

cuando la Víctima contacta con su niño natural, empezando por la imaginación, y siguiendo con todas las capacidades que le son innatas, el victimismo cesa, y el niño natural vuelve a explorar este mundo, tan bonito, bueno y verdadero, a su alrededor.

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un Perseguidor – una Víctima – una Salvadora dentro de nosotras, 3 figuras más o menos desarrolladas, 3 figuras que configuran nuestra vida en la sombra,

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un ser Adulto – una niña natural – una madre protectora dentro de nosotras, más o menos desarrollada, 3 figuras que facilitan nuestro desarrollo personal, y la vida en la luz,

en un proceso precioso que hemos venido a denominar el 3ple camino

en lo que viene a ser la tercera parte de la historia (el desarrollo consciente de nuestro ser).

y empezamos a pensar cómo podemos plantear este juego de contrarios, con

el triángulo del ser en la sombra – el triángulo del ser en la luz

el perseguidor – el ser adulto

la salvadora – la madre protectora

la víctima – el niño natural

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

y en un momento de la vida tenemos la fuerza, la entereza y el coraje para decir “no hay mus”

me acuerdo de Claudio Naranjo, y de la entrada titulada “descendientes de tribus guerreras”, en esta mañana en la que me siento que para mí no es extraño que la familia sea una extensión del mundo externo,

y que el mal trato que se da en muchos de nuestros hogares sea una extensión del mal trato que campa por doquier, en el trabajo (tripalium en vez de desarrollo laboral), en cualquier organización social, y por qué no, en el cole,

y en unos procesos de aprendizaje que tienen mucho de aleccionamiento, adoctrinamiento y de culturización, hay autores, no pocos, Miguel Ruiz, Osho, que hablan de procesos de amaestramiento, ahí es nada,

no es extraño que en una relación de des-igualdad, porque el  niño no tiene el mismo poder ni las mismas capacidades que sus padres, por algo está en desarrollo, y no va a completar un primer ciclo de madurez hasta los 21 años aproximadamente,

no es extraño que en estas relaciones de des-igualdad, el universo familiar se cree a imagen y semejanza de papá y mamá, que en muchas ocasiones tienen un porcentaje mayor de padre y madre que de papá y mamá,

y aquí utilizo intencionadamente la letra erre, de padre crítico, una erre que está tan lejos del amor incondional que requieren el bebé y la niña,

y no es extraño que a base de repetición la enfermedad se perpetúe en la casa, a tal grado que hace falta en más de un caso llegar a la segunda madurez, 21*2=42 años, para ver el juego infame que han tejido alrededor nuestro padre y madre,

un juego infame que les beneficia por los cuatro costados a padre y madre, un juego infame que les salva, y les sitúa donde quieren estar,

a consta de una persona, supuestamente ese hijo o hija al que tanto quieren, al que le van a tildar de díscolo, de des-obediente, de contreritas o contra-sistema, simplemente porque deciden no comulgar con ruedas de molino infumables,

porque esa persona no es, afortunadamente, como padre y madre,

hasta que ese niño, ya crecido, tal vez tiene ya 50 años, es capaz de decir NO a su madre, y explicarle que ese juego perverso que promueve en su casa se va a quedar extrictamente ahí, en SU casa,

que ya no es la mía,

hasta que ese niño, ya crecido, es capaz de decir adiós (a Dios te encomiendo) a la educación (amaestramiento) que madre ha diseñado para él, y darle gracias por todo lo que le dio, y por todo lo bueno que no le pudo dar, porque ella no lo tenía,

un ejercicio que te animo a hacer, 3 características positivas de mamá y 3 características negativas de madre, 3 características positivas de papá y 3 características negativas de padre,

las 3 primeras de cada uno son su regalo natural en tu vida, y las 3 últimas, las de la erre, ésas que tanto te obsesionan y repatean, si todo va bien, se van a convertir en el faro de tu camino de desarrollo personal.

   así lo vimos…

en el ejercicio de mus, quién sabe por qué compro este juego de posavasos de kukuxumusu, pensando en Gorka, mi hijo mayor, 4 reyes son las figuras principales, 4 reyes que puedes observar,

ojalá encuentres las similitudes y las diferencias, ¿te animas a encontrar las diferencias?

¿te animas a jugar?

una de las respuestas de la pregunta es que 3 de las figuras miran a tu derecha (miran a su izquierda) mientras que solo una mira a la izquierda (su derecha), tres dicen mus (asienten), mientras que sólo una dice no hay mus (disiente),

es normal que esa persona que piensa – siente – hace diferente se sienta sola, excluida del clan de los toros, y de este mundo tan bestia que padre y madre han promovido en su casa.

Si consideras que eres una persona sensible, puedes hacer un test de alta sensibilidad, tal vez entiendes que eres una persona que simplemente tiene un umbral diferente ante la bestialidad que casi es norma en este mundo patriarcal, con doble erre.

el miedo bueno es la emoción que nos permite crear entornos seguros, es la emoción que dice ESTO NO, y que pone límites sanos ante situaciones enfermas, y que mantiene los límites sanos en el tiempo, todo el que sea necesario,

un año o tres, unas navidades o dos, o todas las que tengan que venir.

integramos los fundamentos del mal trato (el triángulo de karpman) en todos aquellos procesos en los que queremos desarrollar enfoques saludables, y generadores de salud, con los fundamentos de la escucha y de nuestro mundo emocional,

fundamentos del análisis transaccional que hibridan con la teoría U y otras obras que nos parecen fundamentales en el desarrollo de la conciencia y la salud, en un triple camino de desarrollo personal, de los grupos, de la organización.

la foto de hoy la he titulado el rey solo, quién sabe por qué, y observo cómo, al crear el monigote con la foto, le añado el sufijo -mon, que viene a decir “esto no es así, sino como yo lo veo”, no te lo tienes por qué creer, ponlo en tela de juicio,

y me río al ver que esta imagen, el rey solo que dice “no hay mus”, se llama el rey solomón.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

¿te imaginas un mundo sin lobos … y sin ovejas?

acabo de ver un video que me lleva a cuestionarme cuál es el “para qué” que me mueve, qué me lleva a fundar hace unos años la sociedad limitada “organizaciones con espíritu y corazón”, curioso nombre para empezar,

qué me mueve a desarrollar el programa “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, o a escribir 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que acepta una adaptación a un entorno corporativo y a un entorno educativo,

y conecto con la historia del autobús, de eso hace ya 13 años, esa historia en la que un niño que ingresa en primaria le tiene miedo al profesor, una historia de un niño al que con menos de 6 años le falta juego en su vida,

una historia que crea un hilo invisible entre el mundo corporativo y el mundo educativo, convertido en procesos de apreHendizaje, en el que tantas y tantas personas se encuentran aleccionadas, y sometidas,

en el que abundan tantos verdugos y tantas leyes, tanto juicio y tantas consecuencias, tanta crítica y tantas reprimendas, tanta censura externa e interna, y una imagen viene a acompañarme, una imagen de juventud, el lobo escondido de Kukuxumusu,

una imagen que refleja como pocas el mundo en el que vivimos, en el que los lobos, unos pocos, dominan a unas muchas, las ovejas, que, quién sabe por qué, se hacen una en el rebaño, en un juego natural de supervivencia,

un juego que aunque parezca lo contrario no es un juego normal, más bien al contrario, es un juego muy raro,

porque no es un juego entre uno y muchas (un lobo y muchas ovejas), sino entre uno y uno (un lobo y un rebaño), o entre uno y ninguna (porque en el rebaño impera la ley del “yo no soy”, mejor no sobresalir, mejor no destacar, mejor no sacar el pie del tiesto),

y me animo de nuevo al entender para qué estoy yo aquí, y el sentido de la historia del autobús en mi vida, y el regalo de Gorka, mi hijo mayor, un niño al que no le han permitido jugar y que tiene miedo al profesor, convertido en lobo, qué curioso,

algo que no es tan infrecuente, muy a pesar de tantos profesores y madres, papás y maestras, en casa ni en el cole, entornos de preparación para nuestro posterior desarrollo profesional, convertido en trabajo,

y me permito soñar, una vez más, en un mundo diferente, tan parecido y tan distinto, en el que hay muchos menos lobos, y mucho menos miedo y ovejas, de la misma forma que hay menos rebaños y menos uniformidad,

uniformidad, palabra curiosa, una e informe,

o una única forma de Ser.

   así lo vimos…

por algún motivo contacto con la dinámica del perseguidor y la víctima, esa dinámica que tanto nos interesa, porque es necesario verla para prevenir el mal trato, ya que no podemos prevenir lo que no vemos, o lo que simplemente negamos,

y para poder integrar y desarrollar los fundamentos del buen trato,

si queremos hacer florecer comportamientos positivos en nuestras vidas, en el cole, entorno educativo TRANSformado en procesos de apreHendizaje, y en el trabajo, convertido en procesos de desarrollo profesional, de los grupos y de la comunidad.

la des-aparición del lobo y de la oveja no es en sí misma ni buena ni mala,

es estrictamente necesaria, al menos si nos interesen modelos relacionales nuevos, en los que el niño natural y su creatividad pueden expresarse, en entornos y ecosistemas que favorecen la innovación empresarial,

entornos saludables en los que la madre protectora está presente, y en los que toda la diversidad, riqueza y compromiso de nuestro Ser adulto, convertido en comunidad, puede expresarse, por fin, en libertad. ¿eres capaz de imaginarte un mundo sin lobos ni ovejas?

¿te interesan el desarrollo del buen trato, de la conciencia y de la humanidad?

agradezco a Kukuxumusu por el regalo de este dibujo, y a una persona anónima por esta foto de la taza de escondido encima de un pañuelo, como no podría ser de otra forma … cuadriculado.

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.

muchas gracias por hablar tan mal de ti misma con tanta sinceridad (doble ración de tálamo, para empezar)

cuando prendemos el observador empezamos a quedarnos con los detalles que nos ocurren directamente en el día a día, y con otras cosas que nos ocurren indirectamente, supuestamente no van con nosotras, pero están ahí,

y forman parte de nuestro día, qué curioso,

como el texto que viene a leerme Silvia, tras este taller de fin de semana, en el que estudian la conflictología asociada al sistema nervioso central y al sistema endocrino, quién sabe por qué quiere compartir conmigo este texto, y no otros,

relacionado con el tálamo, una parte del cerebro en la que reside el juicio, que no deja de ser una interpretación de una experiencia, porque, cuando alguien te juzga, ¿de quién está hablando realmente?,

seguramente está hablando de ella misma, sí,

en muchos casos le podríamos simplemente agradecer por hablar mal de sí misma con tanta sinceridad,

un juicio al que podemos ser absolutamente inmunes, sólo necesitamos no dar crédito alguno a las palabras que recibimos, porque cuando aceptamos parcialmente el regalo envenenado ya he entrado en el juicio a mí misma,

y siento enfadarme mucho contigo, porque tu juicio negativo hacia mi persona coincide muchas veces con el que yo ya tengo, y esta curiosa coincidencia no la puedo soportar, ante tus palabras me voy a revolver,

no tenemos que olvidar que un juicio es una interpretación, y por lo tanto una deformación, de la realidad, pero una deformación que funciona, única y exclusivamente porque la creemos, porque le damos peso, porque le damos valor,

un juicio al que no le vamos a dar valor alguno si nuestra identidad está bien construida, si sabemos quiénes somos y por qué hacemos las cosas, desde dónde hacemos las cosas, me gustaría añadir,

un juicio que no plantea en este caso, ya sea falso, por eso mismo, ya sea verdad, por eso mismo, cuando esa verdad está aceptada e integrada ya no supone un problema en nuestra vida, ya que no afecta a nuestra identidad,

y sigo leyendo estos apuntes de Silvia, según los cuales un juicio, muchas veces, viene derivado de un exceso en un valor, tenemos hinchado el valor de la honestidad, o de la humildad, o de la generosidad, y éste se convierte en nuestra vara de medir,

y ese apunte, tan interesante, que relaciona la necesidad de juzgar a los demás con el deshonor en el transgeneracional, deshonor que podemos entender como una falta que comete un antepasado y que trae vergüenza a todo el árbol, a sus descendientes,

un deshonor que está vinculado con la imagen, qué curioso, ahora entiendo mejor a tantas y tantas personas para las que la imagen es tan importante, tan importante que ponen antes el parecer que el ser,

anteponen el mundo exterior al mundo interior,

personas para las que el honor y la imagen son tan importantes, tal vez acarrean el conflicto del embajador, embajadoras de su familia, embajadoras de su linaje, que tienen que demostrar continuamente lo que ellas son,

proyectando en el mundo una imagen estética, una imagen social, por medio de una boda, un cochazo, todo para fuera, un título, eres médico o arquitecta, ingeniero o abogada,

un juicio que mata las relaciones, porque mantiene la relación en las formas externas, y en la imagen social, no en la realidad, una realidad que es maravillosa cuando me acepto a mí misma y a las personas que me rodean tal como son,

ésa es la felicidad,

unas líneas que me animan esta mañana de viernes, muchas gracias por compartirlas, Silvia, quién sabe por qué te has acordado ayer de mí, en el día del Pilar, ¿verdad?, como mi madre, vaya “causualidad”, no me lo puedo creer,

para terminar con estos apuntes finales,

que señalan cómo el juicio vuelve rígidas a las personas,

que el honor no tiene nada que ver con el respeto (el juicio está ligado a la vergüenza), que el recurso es cambiar juicio por bondad, que el sistema educativo es un sistema perverso de sanciones (que nos introduce y nos adiestra en el juicio más y más),

que el juicio a los otros me pone por encima a mí misma (poniendo a un lado mi propia desvalorización personal), claro, si a ti te juzgo mal yo estoy al otro lado, yo estoy bien, ése es en buena medida el conflicto del tálamo,

un conflicto ante el que tenemos que elegir “ser personas bien” (hacer lo que los demás nos dicen para ser aceptadas) o “ser personas vivas” (ser nosotras mismas, con nuestra historia de vida, no siempre preciosa), en evolución.

   así lo vimos…

 

si conoces alguna persona como está arriba descrita, rígida, crítica con todo, esmerada en exceso en su aspecto exterior, en su imagen, en el qué dirán, no te extrañe si es muy crítica contigo, no te preocupes,

no te está hablando de ti, te está hablando de sí misma, tu ejercicio pasa por no tomarte las cosas personalmente, sí, ya sabemos que es más fácil de decir que de hacer, a ver cuándo te atreves a regalarle la frase mágica,

muchas gracias por hablar mal de ti misma con tanta sinceridad“.

no sé qué imagen utilizar para simbolizar el juicio, y me voy por el conflicto de embajador, por lo que busco las palabras embajador y pajarita en internet, y me encuentro ésta, tan diferente, tan poco convencional, una pajarita de madera,

y me imagino a la persona que me juzga con la pajarita puesta como anteojos, no debe ver mucho de lo que tiene frente a sí, no, y me sonrío al pensar que esta imagen no dista mucho de lo que ocurre en muchos casos en la realidad,

en 7 emociones integramos el triángulo de karpman, el ser en la sombra, ya que para llegar al buen trato necesitamos entender los fundamentos del mal trato,

con las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador,  un perseguidor que juzga y critica, sí, que juzga continuamente a los demás, que seguramente también se debe juzgar duro a sí mismo (así es afuera, así es adentro).

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional que integra el buen trato, la conciencia, los valores (presentes también en el juicio) y el campo de la atención,

7 emociones, creative commons, un texto inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe.

¿cómo ha ido el día?

veo este video de un día normal, en los parámetros de un ser adulto, en este caso de una madre, agobiada por el trajín de la vida, un normal que bien se podría traducir como terrorífico en algún caso,

un normal que visto por los ojos de un niño tiene mucho de mágico, de extraordinario, de genial,

y me pregunto qué papel tienen nuestras expectativas de las cosas en la percepción que surge detrás, qué papel tiene nuestra forma de mirar el mundo en todo lo que vemos, ¿vemos el mundo tal cual es o tal cual somos?,

y me pregunto cómo va a ser mi día de hoy.

   así lo vimos…

en el triángulo de karpman, el ser en la sombra, trabajamos las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador, 3 disfunciones de la personalidad que nos inducen a un juego en el que todas perdemos, en procesos de desvalorización del otro y de uno mismo,

un triángulo lleno de juicios y críticas, y de quejas, un triángulo que tiene escapatoria,

cada disfunción tiene una escapatoria, más o menos difícil, la de la víctima es el contacto con el niño natural, y con sus capacidades innatas, empezando por la imaginación, con la naturalidad, con la capacidad de asombro,

gracias a esos ojos que ven un mundo siempre nuevo,

ese niño que es capaz de decir desde lo más íntimo de su ser “lo mejor fue la tarta”, después de tirarla al suelo, piensa que realmente se le ha caído, y que descubre en las pequeñas cosas de la vida la magia de lo que es, o de lo que está siendo.

que el día te conecte con tu niña natural, y que la sorpresa sea preciosa

integramos los 4 niveles de la escucha, y el triángulo de karpman en talleres de 3 sesiones de 7 emociones, un modelo de inteligencia emocional que puede cambiar el mundo, empezando por la primera persona del singular.

7 emociones, creative commons, está inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

 

¿te imaginas una vida sin poli bueno y poli malo?

cuando trabajamos las dinámicas del mal trato y del buen trato, explicamos las figuras del perseguidor y la víctima y el salvador, el triángulo dramático, el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra,

y su evolución, el ser humano en la luz, dos dinámicas para las que, si te parece bien, podemos hacer una caricatura, vamos a imaginar que una persona inocente está arrestada en la comisaría, y le interrogan el poli bueno y el poli malo,

una dinámica en la que la inocente no sabe de qué va la película, está esposada, le están hostigando, le hacen un montón de preguntas que no sabe responder, ella simplemente no ha hecho nada de lo que le acusan, se siente maltratada, sin poder,

y ahí delante están el poli malo, que le amenaza abiertamente, ése es el que ostenta el poder, aunque lo haga mal, y el poli bueno, que le quiere ayudar si le ofrece algo que no tiene, de alguna forma le podría ayudar pero no le ayuda, sólo le manipula,

parece que le ofrece ayuda, en última instancia podríamos llamarle amor, pero ese amor es condicionado, sólo se le ofrece al detenido si canta, “sí, señores, yo asesiné al jilguero, he sido yo,”

éste, resumido por medio de una caricatura, poli malo y poli bueno con persona detenido indefenso e inocente por medio, es el triángulo dramático, el perseguidor y el salvador frente al niño adaptado sumiso,

ese niño que quiere tener la atención y el cariño de papá y mamá, el drama inicial de nuestras vidas.

Si te pregunto cómo sería la vida ideal en esa comisaría, o en esa casa, la respuesta es sencilla, papá y mamá, los dos, son adultos (asertivos, serenos, ecuánimes, templados, proactivos, sensatos, con criterio y buen juicio),

y atesoran las capacidades de la madre nutricia (son empáticos, cariñosos, cercanos, nos arropan con su calorcito, nos escuchan de forma activa, nos brindan su amor de forma absolutamente in-condicional),

por lo que nosotros podemos ser lo que somos, niñas naturales (curiosas, creativas, entusiastas, espontáneas), que vivimos la vida, mientras vamos apreHendiendo, desde la naturalidad, del ejemplo de nuestros mayores.

Si te pregunto cómo sería la vida sin poli malo y poli bueno en casa la respuesta es evidente, es muy curioso cuánto nos cuesta responder, a veces las preguntas están mal formuladas, ya lo sé, hacia dónde pueden evolucionar,

para salir de esa dinámica que les causa tanto daño:

  1. al padre crítico, convertido en perseguidor, que abusa de su poder,
  2. a la salvadora, que ofrece su amor de forma condicionada, y busca reconocimiento,
  3. y al niño adaptado sumiso, convertido en víctima, desprovisto de su poder.

Pues ésa es la respuesta, la vida en la comisaría, en el trabajo y en casa, sin poli bueno y sin poli malo, sería sencillamente fenomenal, muy sencilla, muy nutritiva, muy natural, con la ayuda y presencia del adulto y de la madre protectora,

en dinámicas sin tanta presión y dolor, en las que puede florecer nuestra niña natural.

   así lo vimos…

en la didáctica de perseguidor – víctima – salvador muchas veces asociamos la figura del perseguidor al padre, la salvadora a la mamá, y la víctima a la niña, acercándonos a una problemática de mal trato que demasiadas veces tiene tinte de género,

con un afán fundamentalmente didáctico,

pero todas tenemos todas las capacidades, hombre y mujer tenemos la capacidad para desarrollar las características del padre crítico convertido en perseguidor, la madre protectora convertida en salvadora, la niña adaptada sumisa convertida en víctima,

así como en el rol sano de la madre protectora, del adulto y del niño natural,

roles desde los que decidimos, conscientemente, y si no lo hacemos de forma consciente nuestro inconsciente y nuestra programación lo hacen por nosotras, vivir una experiencia desde nuestra sombra (provocada por la luz exterior),

o desde nuestra luz interior.

si quieres leer el texto de 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, puedes descargarlo por medio de esta página de nuestra web.

y me quedo con ganas de explicar la imagen que incorpora hoy el post, una captura de la serie juego de tronos, que tiene algún que otro fragmento sencillamente espectacular, a buen seguro continuará…

 

y contacto con el miedo de mamá (y el niño sumiso y la mamá víctima se curan)

en el proceso de explicar el miedo – la tristeza – la rabia, y el triángulo dramático, el perseguidor – la víctima – el salvador, voy interiorizando la comprensión de la teoría, y animamos a las personas que asisten al taller a que despierten el observador,

ese curioso interno que les lleva a pillarse en esta actitud o en aquella otra, en ese momento irracional en el que no es mi yo consciente el que dirige, hay otra fuerza que me lleva, ¿por qué tanto miedo?, ¿para qué tanta rabia?,

¿por qué me he comportado de forma tan grosera con esta persona?, ¿aquí, toca miedo o rabia?, ¿he respondido con rabia cuando tenía que haber respondido con el miedo?, ¿acaso he mezclado tristeza y rabia?,

¿me he comportado como un perseguidor?, ¿por qué aquí el perseguidor se ha convertido en víctima?, ¿por qué aquí ha aparecido el salvador?,

en un proceso que ayuda a integrar esos conceptos, tan sencillos y tan útiles en nuestras vidas, teoría que se integra con la práctica viva de nuestro vivir diario, para formar un cuerpo congruente,

pensar – sentir – hacer congruentes,

y en eso estoy, allá por el mes de diciembre, en casa de mi madre, taller va, taller viene, entre sesión de coaching y las primeras presentaciones de 7 emociones en el entorno corporativo,

que mi hermana se presenta en casa hecha un basilisco, con una energía de pena al principio, fuera de sí al de poco,  des-orbitada y fuera de control al de nada, y observo cómo se está montando esta fiesta espectacular,

el tono sube, los gritos aparecen, y mi madre se ha quedado muda, ha des-aparecido, se ha mimetizado con algún elemento de la cocina, no sé si es parte de la silla o de la pared,

y la trifulca deriva en animada conversación entre hermanos, a gritos, claro, que no cabe el caso detallar en estas líneas, si fuese entre países al proceso que vamos a vivir se le denomina guerra, en palabras comunes y corrientes,

y observo, una vez terminada la guerra, cómo mi madre está mucho más cariñosa conmigo, mucho más cercana, me ve como a un igual, algo ha ocurrido en este, proceso que no se puede explicar,

yo también estoy más cercano a ella,

y voy a necesitar 3 meses, ayer mismo caigo en el ajá, para entender lo que ha pasado, los 3 hemos sido parte de un proceso de bio-descodificación energética, por medio de una teatralización que se ha dado en la vida real,

en la que mi hermana ocupa el lugar de aita, el padre muerto, una persona que es todo corazón, pero con una infancia y un alcohol muy difícil, el que ha tratado con el alcohol agresivo creo que lo entenderá,

mi madre ocupa su lugar de toda la vida frente a su esposo, hecha nada, yo no soy del miedo que no puede reaccionar,

y yo ocupo un lugar que en su día nadie ocupa en la casa, tal vez mi hermana, que era la única que se atrevía (osaba) a retar a su padre, y descubro que yo he sido toda mi infancia un niño bueno que acataba a papá y a mamá,

aunque luego paso a ser un adolescente rebelde, buena etapa para la rebelión, he sido siempre un chico bueno, ese niño adaptado sumiso que deviene en víctima, ese ser sin poder y sin capacidad de respuesta,

y entiendo lo que ha pasado, el perseguidor se ha encarado con dos víctimas, pero una de las dos víctimas ha dicho que no va a ejercer el papel ni un segundo más, y le ha ofrecido un espejo en el que mirarse, perseguidor contra perseguidor,

y el perseguidor se ha tenido que marchar, y tendrá que lamerse sus heridas, mientra algo empieza a resonar en las vidas de la madre temerosa y del niño adaptado sumiso que va a ir consolidándose en sus vidas,

tal vez ahora puedan, por fin, hallar un sitio en el mundo diferente, más cerca de esas figuras que conforman el triángulo del Ser en el luz, encarnando a la madre protectora, al niño natural y al adulto,

por fin entiendo mi necesidad de jugar y de un mundo con color, entiendo por fin que a Mikel le ha salvado en esta vida la imaginación de un mundo diferente, lleno de respeto, de cariño y de paz.

   así lo vimos…

en este fin de semana glorioso del que escribo, qué curioso, aplico la técnica del espejo, el viernes con mi madre, y el sábado con mi hermana, una técnica mediante la que devolvemos exactamente lo que recibimos,

me faltan al respeto – falto al respeto, dudan de mi palabra – dudo de la tuya, me dicen lo que tengo que hacer – te digo lo que tienes que hacer, me dicen que siempre tengo que tener la razón – te digo que siempre tienes que tener la razón,

es muy sencilla en lo conceptual,

es compleja en la práctica,

una técnica que sólo se puede desarrollar cuando el adulto está totalmente presente, en su sitio, puesto.

este post, que podría haberse titulado “mi mami se mimetiza con la pared” ocurre cuando la mami tiene ya 75 años, y el nene 50, reviviendo un proceso que se da 33 años antes,

es necesario entender que nos lleva un tiempo sanar, cada uno sabe el que necesita en su camino de evolución personal, no todo es de hoy para ya, hay caminos y procesos que duran toda una vida,

pero podemos hacer por poner hoy las piedras que nos van a ayudar a mejorar mañana, si quieres, puedes realizar terapia de bio-descodificación, una técnica que nos lleva a la sanación desde el re-sentir,

yo siento que no había entendido a mi madre y a mi niño mal-tratado tan bien como ayer, gracias a la teatralización de mi hermana, de 10, que nos introduce de lleno en este proceso de re-sentir, de esta forma tan real,

muchas gracias por tu ayuda, fundamental,

también puedes leer textos que te acompañen en el para qué de cada emoción, si quieres te puedes descargar 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, gratis total, sólo necesitas una conexión a internet, y ganas de leer.

en el ejercicio de sanar, nuestras relaciones con papá y mamá son fundamentales, sanar nuestra relación con papá nos provee de la fuerza necesaria en la vida, mientras que nuestra relación con mamá nos facilita el éxito,

2 tipos de energía que no están nada mal, fuerza y éxito, para empezar…

para hacer frente a Al Capone

alcaponehace falta ser Lara Croft, así de contundente es la frase que nos regala Lilian en la cervecita de después de la presentación de ayer en MediaLab Prado, un fracaso de convocatoria, todo hay que decirlo,

fracaso en el que se juntan el formulario del evento, que no tiene confirmación de asistencia automática, el frío polar, las fechas, a los colegios les pillas mal en enero, todo parece que les falta todo un mes para re-cobrar su ritmo normal,

y algún que otro factor más que tendremos que analizar,

fracaso que observamos con curiosidad, se aprende caminando, y sumamos una muesca más a 7 emociones, y observo cómo, cuando más negativa es mi respuesta a los comentarios que hacen las personas asistentes,

y en el día 1, en el que exploramos las energías del miedo, la tristeza, la rabia, y el triángulo dramático de la existencia, simplemente me lo permito, ¿queremos drama y mal trato en nuestras vidas?, pues vamos allá,

y utilizo la palabra NO con contundencia y asiduidad, y observo cómo, cuando yo lo hago, alguien entre las personas asistentes responde de la misma forma, con la negación más rotunda a lo que comentamos,

estamos en la confrontación, una dinámica que se hace evidente en el espacio posterior, ahora estamos hablando de lo duras que han sido puertas adentro nuestras madres o padres, la de Carmen, el de Lilian, la mía,

hasta que salta esta frase de Lilian,

para hacer frente a Al Capone hay que ser Lara Croft,

ahí es nada, para hacer frente a un hideputa el niño rebelde se planta, cree que le planta cara, aunque todavía no tiene poder necesario, y aunque él no lo sabe está desarrollando a futuro un magnífico perseguidor,

cualquier día, cualquier organización lo va a contratar como alto ejecutivo, me da lo mismo si es fémina o varón, para ejercitar el poder desde el ego, y para mandar sin ton ni son a un rebaño crecido,

personas sumisas, niños adaptados sumisos que no se enfrentaron en su día al yugo de papá o mamá, una sociedad enferma a más no poder, donde se perpetúa el triángulo dramático, el perseguidor – la víctima – el salvador,

en la próxima sesión vamos a ver cómo podemos evolucionar como sociedad, ¿va a tener que mover ficha Al Capone o Lara Croft, la ovejita Lucero, Batman o Superman?

alcaponemon   así lo vimos…

en la historia real, a Al Capone, miembro destacado de la mafia, no lo tumban por asesinato, un crimen que no pueden probar, lo tumban por defraudar a hacienda, qué curioso,

está claro que no podemos ganarle al asesino profesional si nos ponemos a jugar al asesinato, no podemos ganarle al mentiroso `profesional al juego de la mentira, no podemos ganarle al hideputa siendo más hideputa que él,

tenemos que crear nuevos juegos, tenemos que usar de forma creativa la cabeza y la imaginación, a ver qué se nos ocurre para la próxima sesión, que si nada lo remedia es de aquí en 3 semanas, en este proyecto que crece con la magia del 3.

alcaponepienso en la frase de Al Capone y hago un paralelo con el sistema educativo de un país,

cualquier director de colegio, rector o decano de una facultad, cualquier director de una escuela de negocio, bien podría decir esta frase,

por no hablar del director de los medios de comunicación, de los periódicos, de las revistas, y de la televisión,

somos una organización como cualquier otra, lo único que hacemos es cubrir una demanda que existe en la sociedad,

que nos reclama un tipo de persona para ejercer la dirección dentro de la organización, normalmente desde el poder y el control, si te parece bien del liderazgo mejor no vamos a hablar hoy.