hibridando historias nuevas en el camino hacia la innovación

nos encantan los cuentos y las fábulas, cuando somos bebés, cuando somos enanitos, cuando somos adolescentes, cuando somos personas hechas y derechas, ése es uno de los fundamentos del cuentacuentos,

estamos programadas para escuchar y contar cuentos,

pero, y he ahí uno de los problemas, parece que el número de historias que podemos llegar a conocer es finito, y todos conocemos unas pocas historias, vamos a pensar que ésta es una limitación a esta aproximación,

hasta que un día pensamos que podemos componer o hibridar nuevas historias, juntando personajes dispares, que no se habrían conocido entre sí nunca jamás, porque, por ejemplo, pertenecen a dos cuentos diferentes,

y viven otra época, y nada tienen que ver, si te parece vamos a poner un ejemplo para ilustrarlo, ¿te imaginas cómo sería una historia en la que se juntan la Cenicienta  y Shreck?, vaya disparate, ¿verdad?,

pues mira que a mí no me lo parece, y es una dinámica que abre una puerta infinita a la imaginación, a que el niño natural que llevamos dentro juegue, y se permita explorar, eliminando barreras, limitaciones mentales que merman su creatividad,

ése es uno de los fundamentos de la innovación, barrer limitaciones mentales,

y en eso andamos este fin de semana, juntando la historia de Cenicienta, esa niña buena que limpia y limpia sin parar, en casa de su madrastra, con un padre sumiso, que le baila el agua a la bruja, para recibir unas migajas de reconocimiento,

si lo piensas bien Cenicienta encarna la anti-princesa,

y a la que vamos a juntar con Shrek, el rey de la ciénaga, el abominable monstruo de la ciénaga, aquí no hay mayor discusión, la figura prototipo del anti-príncipe, al menos así nos lo han pintado de inicio,

y juntamos a los dos protagonistas con una situación, ahí está el 3, que puede dejar volar tu imaginación, Cenicienta está triste, su mamá, ups, su madrastra, no la ve, y Shrek, que ya vive con ella, quién sabe cómo llegaron a juntarse,

será una historia rara que algo tiene que ver con su transgeneracional,

Shrek no sabe qué hacer para animarla, y se le ocurre salir de compras, ¿qué crees que le puede comprar como regalo a Cenicienta?

   así lo vimos…

escribo estas líneas después de un domingo por la mañana en el ogro de la ciénaga sale a comprar un aspirador con Silvia, no te imaginas qué ilusión le puede llegar a hacer a una anti-princesa este anti-regalo,

que además, de puro contenta, va a acabar pagando ella misma.

el ejemplo de arriba es una dinámica que podemos proponer en cualquier cole, en la dinámica de crear puentes mentales que nos permiten abrir la mente a la diversidad, al otro, a posibilidades nuevas de relación,

pero que también podemos proponer en cualquier organización, en la que el pensamiento se haya tan encorsetado, tan limitado a lo que las buenas prácticas externas dictan, copia y pega de la peor calidad,

y surge después de una conversación disparatada con Javier Goikoetxea, monstruo de la creatividad e impulsor de la economía del bien Común, yo le invito a cenar con unos amigos en Algorta, a 70 km, y el se va a la India con tal de no aceptar,

a Bombai, debe ser la bomba ir a a la India, y me responde con un proyecto que es la bomba, en el que participa en colaboración con Anesvad, y me acuerdo de un cuento, en realidad es una fábula, que puedo relacionar con este proyecto de cooperación,

y pienso en una línea que junta (en realidad barre las barreras mentales entre) un proyecto de cuentacuentos y un proyecto de responsabilidad social corporativa, o un proyecto en el cole y un proyecto en la empresa,

o un proyecto en la India, y muchos como éste, gracias, Javier, y las 7 emociones, un proyecto para extender la responsabilidad emocional en el mundo, y sigo barriendo barreras,

¿qué organización podría estar interesada en un proyecto así? ,

y pienso en Save the children, y pienso en el movimiento de la EBC, y pienso en la fundación alares, en la fundación diversidad, en el pacto mundial, en programas para extender la educación promovidos por la Caixa o Telefónica,

y siento que alguna de estas posibilidades se va a dar, una vez que hemos barrido las barreras mentales, con escoba y pala funciona, pero no te puedes imaginar cómo de bien va con un aspirador AAAA.

este post habla de varias cosas, el cuentacuentos incluido,

pero me gustaría enmarcarlo dentro de la línea de ecosistemas innovadores, una línea que prende sí o sí, como cuando enchufamos la corriente a la aspiradora, la creatividad en las personas y despejamos el camino de la innovación en la organización.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

Anuncios

patRiaRcas y madRes tRilita

rebuscando en un cajón encuentro un dibujo que me hace Maitane, mi hija mayor, en jardín de infancia, un dibujo en el que se observa un pez subiendo aguas arriba, por una cascada de agua, andado contracorriente,

un dibujo en el que se puede leer, en el anverso, papá,

y vuelvo emocionalmente a ese estadio en el que un bebé siente que tiene un papá y una mamá, cuando a veces lo que realmente tiene es una madre y un padre, que no es exactamente lo mismo,

no sé si te puedo ayudar a hacer la diferencia,

es curioso ver cómo un bebé, fíjate en la repetición de las sílabas, be-be, va a pronunciar con facilidad las palabras papá, pa-pa, con la repetición de las sílabas, y la de mamá, ma-ma, con la misma repetición, no hay nada más sencillo que repetir,

y conforme avanza el tiempo va a incorporar fonemas más complejos, y palabras más elaboradas, como cuchara y plato, la pe con la ele, retrete ya es la pera, la te con la erre, y en parecido nivel de dificultad se encuentran las palabras padre y madre,

hasta que llega a la adolescencia, época de confrontación con mamá y papá, sí, porque el bebé pasa a ser niño, y luego el niño pasa a ser adolescente, afortunadamente para todas nosotras,

¿te imaginas que tu hija sigue teniendo con 15 años a su mamá en el centro de su adoración y a papá en igual estadio?, qué horror, ¿cómo podría llegar a desarrollar desde esa aproximación su particular y único Yo soy,

y conectar con sus valores, con su destino, con su personalidad íntima?,

sí, cada etapa del desarrollo del ser humano tiene su aquel, y es diferente el universo bueno del bebé, el universo bonito del niño y el universo verdadero de la adolescente, que se forja en buena medida en contraposición de la figura de padre y madre,

y qué bueno que en un momento del camino la niña, convertida en adolescente, ya sabe que tiene una madre, con erre, ese fonema tan duro en nuestro abecedario, y un padre, que nada como el salmón, contracorriente, con 3 erres.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en uno de los dramas de nuestra más tierna infancia, que no es otro que no haber tenido figura de cariño y protección ni en mamá ni en papá, porque los dos eran realmente padre y madre,

en esta cultura en la que abunda tanto el patriarca, no hay más que escuchar un poco a Claudio Naranjo, y la madre trilita, o mapadre, para el efecto de tomar conciencia vale cualquier libro de Laura Gutman,

“Mujeres visibles, madres invisibles”, “La Maternidad y el encuentro con la propia sombra”, El poder del discurso materno”, “Amor o dominación (los estragos del patriarcado)”,

un drama que se resume en la necesidad del bebé de recibir cariño y amor incondicional por parte de nuestra mamá protectora, que se ve sustituida por la rigidez y la educación fría y distante, a rajatabla y a capón, del padre crítico.

aunque me considero una persona cariñosa, quién sabe por qué, tal vez me faltó el ejemplo de la mamá cálida en casa de mis padres, tengo menos desarrollada mi faceta protectora de lo que me gustaría,

quién sabe si a la altura del viaje en el que me encuentro inmerso sólo me queda decirles a Maitane y a Gorka, mis 2 hijos, hijos de la vida, que hoy seguramente lo haría diferente, y les tocaría más, y les cubriría con muchos más besos y cariños,

y pedirles perdón, no lo supe hacer mejor, Maitane, tal vez estaba muy condicionado en la búsqueda del diplodocus, y en una historia familiar, eso es transgeneracional, sin todo ese cariño y ternura que me sirviera como ejemplo.

si te interesa revisar qué conjuntos de características están relacionadas con el bebé, con la madre cuidadora, y con la evolución sana del padre crítico, nuestro ser adulto,  puedes leer esta entrada, 3 juegos de características para el buen vivir,

y si te interesa evaluar en qué medida eres un patriarca / madre trilita (padre crítico), mamá o papá (madre amante y cariñosa), y cuántas eRRes encieRRa tu caRgo de padRe o tu Rol de madRe, puedes hacer este sencillo autodiagnóstico,

no es la pera limonera pero te puede ayudar a dar un paso.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

tecnologías de la observación, de la escucha y del corazón

me encuentro este video de Carlos Goga, autor de Lovetopía y cariño de la EBC (Economía del Bien Común), que nos habla un poco de smartphones, organizaciones y nativos digitales,

ese grupo que no para de crecer hasta que se convierta dentro de poco en “EL” grupo, el único grupo, porque dentro de unos años todas las personas vamos a ser nativas digitales,

y observo cómo muta la presentación, de lo digital, lo tecnológico, a esas tecnologías viejas, pero insuficientemente exploradas, a las que hace referencia Carlos, y que apunto con interés,

  1. la tecnología de observar,
  2. la tecnología de la escucha,
  3. y la tecnología del corazón,

3 tecnologías que tú también tienes o puedes poner a tu disposición, y del mundo que te rodea, incluso cuando se te apaga la batería, o te quedas sin cobertura o sin datos, con la buena noticia que te traen cuando a ellas te conectas,

se puede vivir sin conexión.

   así lo vimos…

y aprovecho la festividad de hoy, los santos inocentes, hoy compartimos santo tú y yo, personas inocentes, sin culpa, con esta imagen llena de monigotes, esta representación de nuestro niño natural,

des-enfadado, des-inhibido,

una imagen que me permite soñar con ese mundo en el que nos conectamos con otras personas, con estas 3 tecnologías tan necesarias en el proceso de re-conectar,

tecnologías relacionadas con nuestro niño natural, curioso, sí, porque cerca de la observación está siempre el niño, con su inherente curiosidad y  asombro, y con  nuestra madre protectora, cuidadora y atenta,

no te olvides de que así es la cosa es dentro, así es afuera, y de que hay una conexión externa que depende de tu conexión interior, ánimo con la atención, con la escucha, y con la conversación, mucho ánimo con el asombro y con el amor,

también en estas fechas.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, que nos conecta con el campo de la atención y la presencia,

y con nuestra mejor intención, un texto sencillo que puedes descargar (download) desde este enlace (link).

 

 

 

sin-frutando como una criatura

El guerrero de la luz se comporta como una criatura. 

Las personas se escandalizan: se han olvidado de que una criatura necesita divertirse, jugar, ser un poco irreverente, hacer preguntas inconvenientes e inmaduras, decir tonterías en las que ni ella misma cree.

Y preguntan horrorizadas:

“¿Es eso el camino espiritual? ¡Él no tiene madurez!”

El guerrero se enorgullece del comentario. Y mantiene su contacto con Dios, a través de su inocencia y alegría, sin perder de vista su misión.

Manual del guerrero de la luz, Paulo Coelho.

Tomo prestadas estas líneas que hablan de nuestro niño natural, y de esas capacidades que muchas de nosotras, personas adultas, podemos volver a desarrollar,

características relacionadas con el juego, que nuestro ser, des-inhibido, curioso, ese ser que se permite explorar nuevos territorios, sin la pesada carga del que ya sabe, o cree que sabe, lo que  se va a encontrar,

con la ligereza y el des-enfado (no enfado) que da no tener la obligación siquiera de tener que encontrar algo, de ahí la palabra dis-frute, sin fruto esperado, características relacionadas con el juego que nuestro ser …

puede volver a experimentar,

en un juego nuevo, que nos podemos permitir, porque, de la misma forma que estamos jugando un juego con unas reglas establecidas, podemos cambiar de juego, o de estrategia, o incluso podemos cambiar alguna regla,

sí, podemos cambiar de juego y de reglas, salvo que alguien indique lo contrario, y si alguien indica lo contrario podemos parar y revisar si eso es lo que queremos, y si aceptamos pulpo como animal de compañía,

y lo que también implica esa decisión, no es fácil vivir con pulpo,

tal vez pulpo y el juego en el que jugamos no es totalmente compatible con el desarrollo de nuestra misión personal.

así lo vivimos…

4 añitos después, sin-frutando, sin un objetivo concreto en mente, el blog de organizaciones con espíritu y corazón acumula 1300 entradas editadas, esto no es un cumpleaños, es un montón de palabras y de juego,

estamos de celebración,

e incluimos en estas letras de hoy la palabra criatura (muy parecida a niña), que se mezcla de una forma curiosa con espiritual, y con misión, con inocencia, con jugar, con alegría,

en este mundo en el que poca cosa somos si nos quitan (o eliminamos de nuestro día a día) nuestro mundo espiritual (un fundamento de las personas y de las organizaciones que las personas creamos) y nuestro mundo emocional.

en el camino recorrido hemos vagabundeado por las letras e ideas de otras personas, entre las que se encuentran Coelho, Maturana, Boff, Scharmer, alguna de las cuales desconocíamos al iniciar este viaje,

y nos hemos acercado a modelos y teorías que dan sentido a este viaje, la teoría U, la indagación apreciativa, reinventando las organizaciones, no podemos descartar que en el camino por delante descubramos nuevos regalos,

nuevas compañeras de viaje, rompamos alguna regla, escribamos alguna regla nueva, y nos permitamos, de vez en cuando, jugar sin más, sin-frutando como criaturas, en este universo profundamente espiritual y emocional que es la vida.

desarrollamos 7 emociones como una inspiración que surge en el camino, un modelo de responsabilidad emocional que tiene relación con el desarrollo de la conciencia y la presencia, y el desarrollo del buen trato en nuestro día a día,

un modelo accesible, profundo, tontorrón, un modelo que recibimos y compartimos, creative commons, una inspiración que se convierte en proyecto y en proceso, ahí le andamos,

con la ayuda de  Goethe y de Scharmer, de Luis Emilio y de Arancha, de Javier, de Iñaki y de Gidor, de Pablo y de Silvia, de Paco, de Eva y de Fernando, de tantas y tantas personas, amigas y cariños, que pueblan este juego compartido.

El guerrero se enorgullece del comentario, sí, tal vez la emoción de hoy está relacionada con esa extraña emoción que tan mal entendemos, el orgullo, un orgullo sano, un orgullo humilde que separa el ego del yo soy,

y que reconoce que en realidad no soy yo, sino en mí, o a mi través, o sin mí.