si el machismo es malo, ¿cómo podemos llamar a esa otra forma de estar en el mundo?

leo este artículo de Arantza en el blog de inteligencia emocional de EITB, educar en el feminismo, palabra que me gusta tan poco como machismo, y que no llego a entender bien, de hecho incluyo un comentario en su entrada que no sé si se entiende bien,

porque la palabra feminismo, como contrapuesta a machismo, siguiendo la identificación de los géneros, fémina frente a macho, es muy mala elección para salir de la dinámica que el machismo plantea,

en la que podemos visibilizar toda la falta de respeto con la que el macho trata a la fémina, y el hombre a la mujer, empezando con faltas fragantes en lo que a igualdad de derechos y oportunidades se refiere,

ya que toda persona debería ser igual a cualquier otra persona, independientemente de su género, raza, etnia, origen cultural, afinidad u orientación sexual, nivel económico, para empezar, y en este saco cabe también la igualdad del hombre y la mujer,

y más allá de los derechos y oportunidades básicos tendríamos que hablar de todas las formas en las que nos relacionamos, cómo nos hacemos sentir bien o mal, cómo nos bien tratamos o nos mal tratamos,

y cómo somos congruentes y respetuosas con nuestras diferencias, porque más allá de lo que nos une, a nada que exploremos, y la biología es una buena carretera por la que adentrarnos, hay diferencias palpables,

entre las cuales no se puede obviar la capacidad de la mujer para tener hijos, que se desarrollan en su interior, y su capacidad, también natural, de amamantarlos, dos capacidades de las que el hombre no está provisto,

para entrar en el arquetipo de la madre nutricia,

y todo lo que de ello se deriva, incluyendo los usos y costumbres relacionados con el sexo en ambos géneros, antes de tener hijos y después de tener hijas, y cómo estos usos y costumbres condicionan a la una y al otro de diferentes formas,

de verdad que no me imagino la vida con la regla una vez al mes, y con los cambios hormonales aparejados, en verdad creo que una educación más explícita respecto a las diferencias de género es necesaria desde bien pequeñas,

una educación que nos permita entender al otro, a veces tan diferente, tan diverso, un día respecto al otro, con comportamientos tan cambiantes, cómo nos relacionamos ahora en el bis a bis, cómo nos relacionamos luego dentro del grupo,

hoy somos amigos, mañana somos pareja, y todo es igual pero todo ha cambiado,

una educación en la igualdad y en la diferencia, en la diversidad y en los fundamentos que nos hacen iguales, una educación que nos permita explorar ese espacio del orgullo sano, con la puerta del yo soy, el orgullo humilde,

una educación en la comprensión, que nos ayude a entender los espejos que nos pone la vida para que nuestro ego salte, esos curiosos mecanismos en los que veo lo peor de mí reflejado en mis comportamientos,

¿qué ha ocurrido para que hoy me comporte así ante esta situación?, ¿qué provoca tal desproporción entre lo que ha sucedido y cómo me comporto?, ¿qué está pasando que no me reconozco en mis actos?,

¿qué provoca esta diferencia entre lo que aspiro a ser, lo que pretendo ser, y lo que soy aquí y ahora?, ¿qué media entre la reacción y mi respuesta serena?, ¿qué media entre ese orgullo sano, yo soy, y la comprensión del mundo en relación, en el que yo soy tú?,

preguntas sin respuesta que tal vez abren el campo a la observación, un regalo de nuestro niño natural, a una mirada más compasiva, hacia ti y hacia mí misma, seguramente es el mayor regalo que puede hacer la mujer al hombre,

en realidad el arquetipo de la madre nutricia al ser adulto (hombre o mujer),

regalos que nos conectan con el mejor ser humano que podemos construir juntas, quién sabe por qué lo denominamos el 3ple camino, un camino que nos lleva del azul clarito al azul índigo, del orgullo sano a la comprensión,

y de la comprensión, azul índigo, al violeta, nuestra capacidad de evolucionar juntas, en respuesta a esa pregunta que se abre nosotras, porque si yo soy, y yo soy tú, la pregunta cae de su propio peso,

¿qué podemos hacer juntas, en colaboración?

así lo vimos…

miro este puño cerrado en señal de protesta, tan cercano a la pelea, como aparezcas en mi camino te meto, y mi mente viaja a la rabia, esa energía que pugna a dentelladas por re-establecer la justicia, en el mundo material, amarilla como la bilis,

una energía tan cercana y tan lejana, igual y diametralmente opuesta, a la de la alegría, el hacer conjunto, le evolución de la cosa, personas tan diferentes y tan iguales, desde el respeto, el cariño, el asombro, la responsabilidad personal, en celebración.

y me viene a la mente una conversación con una compañera de la fundación ANAR, aparentemente los fondos dedicados por las instituciones de la cosa pública enfocados al buen trato en el cole se han reducido a niveles testimoniales,

fondos que se derivan una vez más a campañas para frenar el bullying, la demostración palpable de que la cosa no está funcionando, en esta sociedad tan enfocada en los resultados,

tan lejos de los procesos, de lo orgánico y de lo sistémico, de la comprensión de la cosa, que generalmente no es tan sencilla como queremos o nos la quieren hacer ver, blanco o negro, de lo salutogénico (la generación de salud), tan necesario,

y pienso en ese mundo por venir en el que el puño se abre y la mano se tiende, no estamos en la pelea y en la revolución, nos podemos entender entre diferentes iguales, desde el respeto, el asombro y la curiosidad, el cariño y la celebración.

y un día abrimos el puño y tendemos la mano, en este mundo que tiende irremisiblemente al violeta, un color que todas necesitamos, como el azul clarito y el azul índigo, sí o sí, comprender mejor.

y no sé cómo llamaría yo a ese movimiento que no es ni machista ni feminista y que crea una tercera vía al mal trato, en procesos de desarrollo de una comunidad sana, a partir de personas sanas,

sana ella y sano él, tanto monta, monta tanto, lsabel como Fernando.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

huérfanos de hijo y de madre (en Padre Piquer)

en el espacio que media entre la hora en el que uno llega a una entrevista, casi siempre un poco antes, y la hora en la que la entrevista comienza, casi siempre un poco más tarde de lo establecido, sobre todo cuando somos varias personas,

caben unos cuantos minutos, y no se sabe cuántas fotos,

tantas como la curiosidad que alberga nuestro niño natural, que se va a enganchar en el vestíbulo de Padre Piquer con los 50 años del cole, la celebración de la semana Ignaciana, la historia del fundador de la orden de los jesuítas,

el despliegue de la orden en el mundo, las actividades artísticas de las alumnas del centro, siempre tan interesantes de contemplar en cualquier centro, qué bueno que todavía no nos han robado todo el arte,

no todo son ciencias (números) y letras, las formas todavía existen,

llego a una imagen que habla por sí sola de lo que he venido a hacer aquí en este centro, y seguramente en todos los centros educativos con los que vamos a colaborar, porque no nos vendría nada mal, a todas nosotras,

si somos capaces de re-contactar con nuestra madre protectora, que tiene todo que ver con el cuidado en nuestras vidas, y con nuestro niño natural, que tiene todo que ver con ese ser precioso, un auténtico troglodita, que vive en nuestro interior,

y re-contacto con esa imagen desde mi ser adulto, si te quieres acordar del fenómeno el nemotécnico es bien sencillo, el Ser adulto (padre) que toma una foto a la madre protectora (la madre nutricia) y al niño que vive en mí,

un fenómeno que es precioso cuando lo vivimos como lo que en realidad es, un curioso auto-retrato.

   así lo vimos…

y me quedo pensando en el gesto de la madre, la paz y la tranquilidad, así es el amor in-condicional, y éste es nuestro gesto cuando encarnamos, tan siquiera un poquito, el gesto de la madre.

y me quedo pensando en el gesto del hijo, un gesto del que tal vez me animo, todo me hace pensar que sí, a escribir mañana, un gesto tan sencillo que es difícil de explicar aquí y ahora, me voy a tener que contener.

en la reunión que promueven Mönica y Gregorio estoy encantado, hoy tengo 25 minutos, veo cómo el tiempo crece, qué bueno, donde ayer tenía 2 minutos 20 segundos, en la reunión de innovación educativa en la escuela de ingenieros de Bilbao,

una tuit-presentación que comparto ayer con este título tan tonto, “de niño nunca fui al cole con tartera”,

de la misma forma que la semana que entra. en 7 días, será ya el 23 de marzo, tiempo lejano, vamos a tener una hemorragia de tiempo, casi 3 horas, en el IES Miguel Unamuno de Bilbao, en la primera presentación pública de las 3 escuchas,

un tiempo que quizás, de puro amplio, podemos compartir con otra organización.

acompañamos el camino de 7 emociones con reflexiones de Claudio Naranjo, o de Humberto Maturana, que nos ayudan a entender hasta qué punto el padre crítico cercena el desarrollo de nuestra madre protectora y de nuestro niño natural,

y cómo reduce las capacidades del Ser adulto a su imagen y semejanza, en lo que ha venido a denominarse el drama patriarcal, caracterizado por el triángulo de Karpman, y las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador,

una dinámica del ser humano en la sombra en la que estamos huérfanas de madre protectora y de niño natural, pero también de Adulto, ya que el escenario lo dominan el padre crítico, la madre que ofrece su amor de forma condicionada y el niño sumiso.


y hacemos en Padre Piquer un ejercicio para resumir las 3 escuchas, la escucha del 3 (el mal trato que se convierte en buen trato), análisis transaccional, la escucha del 4 (los 4 niveles de la atención de la teoría U de Otto Schamer, y los 4 reinos),

y la escucha del 7 (7 emociones para pintar el arco iris emocional), y volvemos a esa anécdota y a esa pregunta que prende el año 2018 y el proyecto más bonito que podemos desarrollar hoy, para ti, ¿qué es amar?,

un proceso de investigación social en el que tú también puedes participar,

y empezamos a desgranar las características de uno de nuestros 3 caminos de salvación, el grupo elige, qué curioso, investigar y ahondar un poco en las características del Ser Adulto,

un ser que se manifiesta entre nosotras, acompañando la imagen de la madre protectora y el niño natural, en la sala y en el vestíbulo, qué bueno cuando se juntan, restableciendo el orden, como en esta foto de grupo, de nuevo juntos los 3.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría del color de Goethe y la teoría U de Otto Scharmer que compartimos por medio de este enlace.

la paz es el camino

retomo esta presentación del jueves a la que me invita Lilian, al final, un año y pico más tarde voy a conocer a Juan Gutiérrez, esta persona que tanto ha trabajado por la paz en el País Vasco, que va a compartir mesa con Moisés,

miembro de un movimiento, no violencia 2018, que promueve, desde diferentes ámbitos, por medio de una campaña, hacernos conscientes de los procesos de mal trato y violencia a los que nos enfrentamos en nuestro día a día,

y entro a curiosear en la web de este primer evento en ciernes, del 23 al 25 de mayo, que pone en el centro la figura de Martin Luther King, y la no violencia frente a la violencia estructural,

un evento al que me gustaría asistir, pero estoy de viaje, en proceso de solucionar, al menos dar un paso adelante, con un tema TRANSgeneracional, que es otra forma de generar paz en nuestras familias, a veces hay que hacer frente a la violencia del árbol,

quién sabe si pueda mover un día el viaje,

y como bien decía al principio, retomo esta presentación del jueves, en la que conozco de golpe a Juan y a Moisés, con los que voy a contactar, se me ocurre que los dos pueden ser parte de las conversaciones y grupos de “el futuro emerge”,

un movimiento, que al igual que “no violencia 2018” no tiene estructura ni forma jurídica alguna, un movimiento al que se juntarán afines, que quieran indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas,

no es de extrañar que nos caiga tan bien esta presentación en la que algo vamos a aprender de perdón y de la gestión del resentimiento, tan necesaria en procesos de re-conciliación,

un regalo, Lilian, poder asistir, y ponerle por fin voz y cara a Juan, este joven de 80 años que trabaja en el País Vasco para que un proceso tan complejo como el del terrorismo de ETA se encuentre hoy en otro estadio,

en un camino de paz, porque la paz no es el objetivo, porque la paz, aquí me quedo prendado del título de la jornada, es el camino.

   así lo vimos…

miro la agenda de los eventos por venir de “no violencia 2018” y apunto las siguientes fechas, 26 de Mayor, el cumple de mi hermana Susana, Mujer y no violencia, una cita imprescindible para Paula, hija de Silvia,

22 y 23 de setiembre, perdón y re-conciliación desde la no violencia, y para terminar, 2-3 de noviembre, una semana antes de “el futuro emerge”, juventud y no violencia y educadores por la noviolencia,

tal vez consigo que se mueva una semana esa convocatoria hablando con Moisés, y que donde pone 2 y 3 ponga, 9 y 10, y que este movimiento confluya en ese fin de semana con “el futuro emerge” en Madrid,

no estaría mal, por lo menos yo lo voy a intentar.

observo la imagen con la que visten esta publicación, con 20 experiencias que cambian el mundo y me llama la atención la imagen escogida, con el dedo acusador de Martin Luther King,

una imagen llena de fuerza, sí, pero que tiene mucho más de padre crítico que de madre protectora, esa energía del amor incondicional que cambia el mundo, y que encarna de forma general mucho mejor la mujer que el hombre,

no deja de extrañarme que de las 20 experiencias sólo 2 estén lideradas por mujeres, definitivamente algo tenemos que cambiar … también aquí.

y pienso cómo distribuir esta entrada a dos líneas de amigas, y surge este título,

resultados y procesos (los fines y el camino),

y este texto,

vivimos en una sociedad enferma de fines y objetivos, y huérfana, en gran medida, de procesos y caminos, hay que ver qué frase más apocalíptica para empezar la semana,

tal vez por eso me animo al pensar en contactar con estas dos iniciativas, la de Juan y  “noviolencia 2018”, 2 iniciativas relacionadas con la paz y con la re-conciliación, 2 iniciativas que ponen en el centro los fundamentos del buen trato y del camino.

y recontacto con la triple vía de sanación que tiene todo ser humano, ya sea hombre o mujer, a partir del desarrollo de 3 conjuntos de características, que también yo, en mi plan de no violencia 2018, puedo integrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

pokito a poko nos vamos regalando UPes, con la ayuda de Borges

si al leer UPEs has pensado en unidades productivas estás muy lejos del verdadero significado de este palabro nuevo, U P, unidad de placer, ese acrónimo que sale a colación en la última cena de el futuro emerge en Madrid,

porque nuestra vida cambia a mejor cuando nos conectamos con personas con las que estamos a gusto, con las que la charla es amena y positiva, con actividades que nos hacen sentir bien,

y pienso en lo sencillo que sería hacer un catálogo de UPes, Pokito a Poko, con la ayuda de Chambao, o con la ayuda de Borges, y en eso estoy que me levanto y veo una UPe que me llega al teléfono,

esta sugerente foto de la TRANSformación de la cebada, no sé por qué alguien al otro lado me da la sensación de que se lo está pasando bien, y hago mi pequeña recopilación de lo que fue mi tarde de ayer,

creo que yo también me conecté con mis particulares UPes,

y observo cuántas UPes hay a nuestro alrededor, de color ambar o naranja, por no hablar de sonidos y de letras, de música, prosa o poesía, de videos y teatro, sí, hay una vida llena de UPes a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

y conecto con el buen trato que vive en mí, en el que la madre protectora me acompaña, y en ese ratito en el que el niño natural que todavía vive en mí sale a jugar… otra vez, en este caso con la ayuda de Borges y de Chambao.

De tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré.

Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo mismo.

Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía.

Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a que me pidieran ayuda. Trate siempre que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome).

Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran.

Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido.

Aprendí que en esta vida nada es seguro, solo la muerte… por eso disfruto el momento y lo que tengo.

Aprendí que nadie me pertenece, y aprendí que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar, y quien realmente está interesado en mi me lo hará saber a cada momento y contra lo que sea.

Que la verdadera amistad si existe, pero no es fácil encontrarla. Que quien te ama te lo demostrará siempre sin necesidad de que se lo pidas. Que ser fiel no es una obligación sino un verdadero placer cuando el amor es el dueño de ti.

Eso es vivir…La vida es bella con su ir y venir, con sus sabores y sin sabores… aprendí a vivir y disfrutar cada detalle, aprendí de los errores pero no vivo pensando en ellos, pues siempre suelen ser un recuerdo amargo que te impide seguir adelante, pues, hay errores irremediables. Las heridas fuertes nunca se borran de tu corazón pero siempre hay alguien realmente a dispuesto a sanarlas .

Y no te esfuerces demasiado que las mejores cosas de la vida suceden cuando menos te las esperas. No las busques, ellas te buscan. Lo mejor está por venir”

*Jorge Luís Borges*

muchas gracias, Gema, muchas gracias, Nano, por enrutarnos en las UPes con esta magnífica foto color ambar, a ver si seguimos, maestras nuestras.

en los talleres de 7 emociones / 3 visiones empezamos por la luz focal del sol, que produce tanta sombra, sí, nos encanta la luz y el mundo material, pero así de grande es la luz así de grande es la sombra, e investigamos el mal trato,

el perseguidor – la víctima – el salvador, el miedo – la tristeza – la rabia, la no escucha y la des-conexión, una etapa necesaria para pasar, progresivamente, no hay prisa, al buen trato, yo me buen trato, para poder bien tratarte a ti,

que florece, día a día, a mi alrededor.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría de la luz de Goethe y por la teoría de la U de Otto Scharmer que compartimos por medio de este enlace.