los dos triángulos oblongos (el triángulo exterior y el triángulo interior)

en el proceso de encontrar contrarios que expliquen el mundo, cuando llegamos al mal trato y al buen trato parece sencillo, desde el análisis transaccional, apoyándonos en el dibujo de arriba,

existe un triángulo grande, oscuro y externo, que conforma nuestro mundo en la sombra, el Perseguidor – la Víctima – la Salvadora, que se expresan por medio del miedo, la crítica, el sarcasmo, la queja,

y un triángulo pequeño, lleno de energía e interno, que constituye nuestro mundo en la luz, con nuestro Ser adulto – nuestro niño natural – nuestra madre protectora presentes, que se expresan desde el agradecimiento y el amor,

todo parece indicar que el juego de contrarios del mal trato y del buen trato está a punto de empezar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de dibujar este doble triángulo un ajá aparece en el camino, tan tonto como sigue,

el triángulo grande, sí, mira que es muy grande, no habita en nuestro interior, pero lo tenemos muy arraigado, no es yo, son los otros, es el territorio de comparación, yo y los otros, yo y mis compañeras,

es como si necesitase defenderme de algo ahí fuera que me hostiga, que pretende molestarme, y en ese proceso me peleo con el mundo,

mientras que el triángulo interno, aunque a veces parezca muy pequeño, sí habita en mi interior, aunque no lo ejercitemos, y es como un manantial, en un territorio en el que no existe la comparación, sino la entrega,

me ofrezco acompañándote, te regalo mi escucha, te regalo mi asombro, mi alegría, mi des-enfado, mi tranquilidad o mi templanza, en ese espacio desde el que sí soy, porque desde el yo soy no hay comparación.

la figura de arriba se puede interpretar si entendemos las siglas,

  1. nn para niño natural,
  2. na para niño adaptado,
  3. nas para niño adaptado sumiso,
  4. nar para niña adaptada rebelde,
  5. mp para madre protectora,
  6. pc para padre crítico,
  7. A para Adulto,
  8. P para Perseguidor,
  9. V para Víctima,
  10. S para Salvadora,

y en una historia que ya nos suena conocida.

primera parte de la historia (o cómo llegamos aquí)

el niño natural (o bebé) se encuentra al llegar al mundo con mamá (vamos a asumir que mamá encarna el arquetipo de madre nutricia, y la figura de la madre protectora) y con padre (al que le asignamos el rol de padre crítico),

un bebé que se va a tener que adaptar para tener el cariño de mamá y de padre, generando un niño adaptado sumiso, que va a captar el cariño de sus progenitores desde la sumisión o la rebeldía,

con malas noticias para todas las partes,

el niño adaptado rebelde se va a convertir en padre crítico, que lleva la simiente del Perseguidor, el niño adaptado sumiso en Víctima,  y la madre protectora, que no ofrece su amor de forma in-condicional, se va a convertir en la Salvadora,

Perseguidor – Víctima – Salvador constituyen el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra, y se expresan fundamentalmente desde el juicio y la crítica (en el ejercicio del abuso del poder) y la queja (en el desvalimiento y falta de capacidades).

 

segunda parte de la historia (o cómo salimos de aquí)

cuando el Perseguidor contacta con su ser adulto, y todas las capacidades que le son innatas, la persecución cesa, y crea un espacio para que el resto de las figuras puedan evolucionar en su desarrollo personal,

cuando la Salvadora contacta con su madre protectora, y con el amor in-condicional, y todas las capacidades que le son innatas, deja de anclar a la víctima en su falta de capacidades, y promueve su desarrollo independiente,

cuando la Víctima contacta con su niño natural, empezando por la imaginación, y siguiendo con todas las capacidades que le son innatas, el victimismo cesa, y el niño natural vuelve a explorar este mundo, tan bonito, bueno y verdadero, a su alrededor.

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un Perseguidor – una Víctima – una Salvadora dentro de nosotras, 3 figuras más o menos desarrolladas, 3 figuras que configuran nuestra vida en la sombra,

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un ser Adulto – una niña natural – una madre protectora dentro de nosotras, más o menos desarrollada, 3 figuras que facilitan nuestro desarrollo personal, y la vida en la luz,

en un proceso precioso que hemos venido a denominar el 3ple camino

en lo que viene a ser la tercera parte de la historia (el desarrollo consciente de nuestro ser).

y empezamos a pensar cómo podemos plantear este juego de contrarios, con

el triángulo del ser en la sombra – el triángulo del ser en la luz

el perseguidor – el ser adulto

la salvadora – la madre protectora

la víctima – el niño natural

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

Anuncios

un fin de semana en la cabaña

qué curioso es que Montse le recomiende a Silvia ver la cabaña como regalo de cumpleaños, una película que habla del dolor y del sufrimiento, … y del perdón, sí, una película que nos anima a profundizar en el perdón,

y que nos ayuda a pensar de nuevo en Dios, en cómo lo concebimos,

qué es y qué no es para nosotras,

y no me lo puedo creer, esta peli acaba siendo un encuentro de fin de semana con Dios en una cabaña, un Dios bueno que no es uno, sino 3, no podría ser de otra forma, el padre, el hijo, y el espíritu santo, la santísima trinidad,

y observamos cómo se despliegan las características del adulto en la cocina, del niño natural en el lago, de la madre protectora en el jardín, en lo que es el triple camino de sanación,

y sanamos esas tres figuras que no son externas a mí, sino que viven en mí, porque Dios siempre estuvo con nosotros, siempre está, y siempre estará, como viene a recordarnos esta peli,

sólo hace falta que le hagamos un sitio a nuestro lado,

o mucho mejor, en nuestro interior.

   así lo vimos…

si tienes ganas de indagar en la peli, no te la destrozo más.

si tienes ganas de indagar en los 3 conjuntos de características que nos ayudan a vivir mejor, tampoco.

en el código de colores de las 7 emociones el azul claro representa el orgullo humilde, ese orgullo que nos permite hacer el tránsito entre el ego y la energía del Yo soy, una energía 3 en 1, qué divertida esta “causualidad”, una más, de hoy.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

el regalo de Maitane se hace presente en el futuro emerge (un evento desde el corazón, femenino, coral)

me desvelo nuevamente (antes me caía de la cama, ahora me desvelo) a eso de las 3 de la mañana, debo haber dormido 4 horas, quién sabe por qué me pongo a revolver la web de “el futuro emerge”,

en la que modifico el dossier ejecutivo, que pasa a ser un dossier NO ejecutivo, alguna de las definiciones de base, el futuro emerge no es un “think-tank”, qué jodida costumbre de utilizar anglicismos, más bien es un heart-tank,

un movimiento de corazones compartidos,

aquí el castellano es mucho más rico que el inglés en matices,

cambio también el modelo de financiación, tras observar las dificultades que el modelo propuesto el 2017 genera, en un enfoque mucho más distribuido, mucho más moderno y colaborativo, con la magia del 9,

creo alguna página nueva, a modo de resumen, para poder enlazar a las personas por medio de un solo clic, y estoy a punto de cerrar la mañana, ya son las 7, media jornada concluida, para tomar mi tercer desayuno, ya acompañado,

cuando me doy cuenta de lo a gusto que estoy con este cuadro que regalo a mi hija Maitane y que se queda en mi casa, un cuadro que tiene sentido horizontal, no hay más que ver la firma, pero que cobra un nuevo sentido cuando lo pongo vertical,

a mi izquierda, en el sitio que ocupan los hijos,

y me doy cuenta de que el futuro emerge es un movimiento femenino, ésa es la energía que tenemos que rescatar en este mundo tan bruscamente patriarcal, y que se está desmoronando a marchas forzadas,

este mundo desde el padre crítico y el perseguidor es in-sostenible,

y tomo nota mental, hay demasiados ponentes del sexo masculino (aunque con mensajes femeninos) y nos hacen falta más mujeres (con el mismo latir y energía), con la emoción por delante del pensar, que ya va siendo hora,

en este mundo triformado (pensar – sentir – hacer congruentes) en el que todo mejora cuando nuestras emociones están presentes.

   así lo vimos…

y me sonrío acordándome de mi hija pequeña, Maitane, a la que tanto quiero, que vive tan lejos en el espacio, y tan cerca en mi corazón, ésa es la fuerza del amor y la energía del cuarto chakra, una energía que en 7 emociones pintamos de verde,

pero que también se representa por el color rosa, ¿no te parece alucinante?

el universo femenino se entiende mucho mejor cuando entendemos el arquetipo de la madre nutricia, que se encarna en la madre protectora, uno de los 3 caminos de salvación que tiene todo ser humano,

que se convierten en uno único cuando integramos nuestra madre protectora y el amor incondicional, nuestro ser adulto y el coraje con nuestro niño natural y su curiosidad, que se vuelve a asombrar y se permite jUgar… otra vez.

la teoría U de Otto Scharmer explica como ninguna otra este triple camino de sanación del mundo, con 3 movimientos (open mind, open heart, open will) que se corresponden con estras 3 figuras arquetípicas,

espero que a estas altura no haga falta que te ayudemos con la correlación.

 

 

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

3 dimensiones de desarrollo en la teoría U

fruto de los talleres de 7 emociones, que estructuramos por medio de 3 sesiones, en los que desarrollamos 3 visiones, y de nuestro interés en la teoría U, de Otto Scharmer, buscamos puentes que nos relacionen lo uno con lo otro,

no debería ser difícil ya que en buena medida las 7 emociones están inspiradas por la teoría U,

pero observo cómo aparece un puente que estaba ahí pero no hemos visto con suficiente claridad hasta hace nadadebe ser el efecto del cava y el turrón, exceso de azúcar y de burbujas estas navidades, sin lugar a dudas,

un puente que relaciona la teoría U con el análisis transaccional y la teoría del PAn (Padre – Adulto – niño), una teoría que incorporamos gracias a los apreHendizajes en la escuela Oliver, gracias, Leo, y en el teléfono de la esperanza,

y los 3 caminos de sanación que todo ser humano tiene en esta vida, a través de 3 dimensiones inherentes al ser humano, con una profunda raigambre biológica, y en las que todas nosotras podemos profundizar, somos seres tri-cerebrados,

sí, estoy hablando de:

el niño natural (la curiosidad, el ser desinhibido, el juego, la libertad),

la madre protectora (con el arquetipo de la madre nutricia, que representa el amor incondicional),

nuestro ser adulto (la ecuanimidad, el buen juicio y mucho más, incluyendo ese coraje que a veces hace falta cuando parece que el suelo escasea a nuestros pies, y no tenemos certidumbre de lo que será en este futuro por venir),

3 dimensiones fundamentales a desarrollar en esta construcción tan bonita que es la vida, 3 dimensiones que tienen una relación clara con los 3 movimientos que propone Otto Scharmer en la teoría U,

el desarrollo de la mente abierta (Open Mind) por medio de la curiosidad, desconectando la voz del juicio y la crítica, de las etiquetas, prejuicios y posjuicios, y esa actitud de sabelotodo que tanto nos aísla de la realidad,

el desarrollo del corazón abierto (Open Heart) por medio del contacto con la empatía y la compasión, desconectando la voz del cinismo, que nos separa de las otras personas que nos rodean,

el desarrollo de la voluntad abierta (Open Will) por medio del contacto con nuestro coraje, y la libertad que nos da des-conectar la voz del miedo, esa energía tan densa que nos tiene atadas a la peor de las realidades posibles,

y que evita que lo nuevo emerja,

ojos nuevos para ver del niño, el concepto de des-aprender,

corazón nuevo de la madre, el concepto del amor in-condicional,

y una voluntad nueva para nuestro ser adulto, un ser que afirma su Yo soy que no compite con otras personas, porque en algún punto del camino, con un niño sano y una madre sana en su interior ha dejado de competir,

y es capaz de sumergirse en la magia de la vida, que colabora, que comparte, que re-conoce, porque Yo también soy Tú, mientras la vida se manifiesta, no puede ser de otra forma, a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

el puente descrito arriba está relacionado con  el tramo descendente de la teoría U, un tramo en el que es fundamental el desarrollo personal, un requisito para que la vida sana del grupo (el ser en relación) se manifieste a nuestro alrededor,

en nuevas realidades que ahora sí, somos capaces de co-crear.

3 muñecos ilustran estas 3 dimensiones del ser humano en un proceso de sanación y desarrollo de las muchas que podrían haber aparecido  en el proceso de ilustrar este puente,

3 muñecos que vamos a relacionar un día de estos con  3 movimientos biográficos, pasado – presente – futuro, que vivimos en este teatro precioso que es la vida, 3 movimientos que no pueden ser ajenos en nuestro viaje en la U.

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, sobre la base del MAT y del análisis transaccional y la teoría del PAn (gracias, Leo),

creative commons, y que tú también puedes compartir desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

 

¿será tan sencilla la receta de la felicidad?

sentados en una cafetería en el Escorial, fuera llueve y está fresquito, disfrutamos del calorcito de un chocolate y de un entorno agradable, llámale interiorismo, ese clima interior tan diferente del clima exterior que a veces nos hostiga,

y me pregunto por qué no cultivamos de forma más frecuente nuestro personal y particular clima interior,

mientras leo una frase en inglés en una madera sobre el mostrador, que tal vez encierra una mini-receta, con 3 quehaceres, para vivir una vida un poco más armoniosa, una receta que no puedo dejar de compartir,

  1. vive de forma sencilla,
  2. ríe mucho,
  3. ama profundamente,

tal vez sea así de fácil.

   así lo vimos…

en la tercera frase, ama profundamente, se encuentra el fundamento de nuestra madre protectora, nuestra madre nutricia, que se expresa fundamentalmente en la vida por medio del amor in-condicional,

en la segunda frase, ríe mucho, se encuentra, sin lugar a dudas, el fundamento de nuestro niño natural, ese ser des-enfadado, des-inhibido, que se muestra tal cual es, que explora, que se asombra, que es capaz de jugar,

tal vez en la primera frase se encuentre el fundamento para la vida sana de nuestro ser adulto, que es capaz de encontrarse consigo mismo, y con su camino personal, en una vida sencilla, sin abalorios innecesarios, no recargada, no repleta,

y explicando lo que veo entiendo mejor la potencia de lo que promovemos desde 7 emociones en una dinámica que está relacionada con el buen trato en nuestras vidas, en la conexión con nuestra madre, nuestro niño, y nuestro ser adulto,

el trío de energías que necesitamos para desarrollarnos, y para sanar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, creative commons, a tu disposición desde este simple enlace en la nube de algodón.

 

 

la sombra y la luz en nuestras vidas (con la ayuda del autodiagnóstico del P-A-n )

en la teoría del P-A-n (Padre – Adulto – niño), si lo resumimos mucho, el bebé (niño natural) entra en contacto con mamá (la madre protectora) y con padre (el padre crítico), adaptándose, en un proceso natural de búsqueda del cariño y la atención,

acaba de nacer el niño adaptado, que se desarrolla en dos modalidades bien diferentes, el niño adaptado sumiso, aquel que hace todo lo que madre y padre quieren para recibir su aceptación,

y el niño adaptado rebelde, aquel que hace justo lo contrario de lo que le dicen, en un proceso de rebeldía creciente, que, qué curioso, busca el mismo objetivo, atraer la atención y cariño de mamá y papá,

hasta que se desarrolla su personalidad adulta,

ya tenemos 6 formas de comportarnos en la vida, a saber, como:

  1. madre protectora,
  2. padre crítico,
  3. adulto,
  4. niño natural,
  5. niño adaptado sumiso,
  6. niña adaptada rebelde.

6 formas que puedes interpretar sin carga de género, ya que la madre muchas veces se comporta como “padre crítico”, el guardián de las leyes y de la verdad en la casa, las normas y las reglas,

ya que el padre muchas veces es cercano, cariñoso, amoroso y tierno, y ejerce el rol nutricio.

Si aceptas esta caricatura rápida, te animamos a que descubras cuáles son tus modos dominantes, a partir de un ejercicio de autodiagnóstico que ponemos a tu disposición, y que explicamos a continuación.

  • Baja el documento para el autodiagnóstico (diagnóstico PAn 7emociones)  y responde a las 60 preguntas, si aceptas la recomendación, cuanto más rápido mejor, responde sí o no a todas las que puedas, dejando la respuesta natural en muchos casos, “a veces”, para otro test.
  • Cuenta cuántas preguntas terminadas en 1 (1, 21, 41, 51 y 61 terminan en 1) has respondido con sí, cuántas preguntas terminadas en 2 has respondido con sí, y sigues hasta el 9, y el 0, porque también hay preguntas en 0 (20, 40, 80, …).
  • Encuentra cuál de las 6 formas de comportamiento se esconde tras el 1, tras el 2, tras el 3, tras el 4, hasta el 9, no, mejor hasta el 0. Como hay 6 personalidades y 10 terminaciones pueden pasar varias cosas, ¿no?
  • Si varias terminaciones corresponden a una forma de comportamiento, súmalas, obteniendo una tabla con respuestas afirmativas para cada forma de comportamiento (padre crítico, madre protectora, adulto, …)
  • El ejercicio ya casi está terminado. Las respuestas en base 10 (el número máximo de respuestas positivas para cada forma de comportamiento es 10) multiplicadas por 10 ofrecen un valor porcentual, que nos indica qué tan desarrollado está en nosotras cada forma de comportamiento. 3 se convierte en 30% de las respuestas posibles, 7 se convierte en 70%.
  • … ya sólo te queda plantearte si estar tan alta (70% – 100%) o tan baja (0% – 30%) en alguna que otra forma de comportamiento es bueno o malo,

bueno o malo para ti, se entiende, si eso del bueno y malo en realidad existe.

   así lo vimos…

Notas adicionales:

3 de estas 6 formas de comportamiento son principalmente una fuente de mejora. Hablamos del padre crítico, el niño adaptado rebelde (los dos esconden la figura del perseguidor), y el niño adaptado sumiso (que encierra una víctima en potencia).

1 de las 3 restantes, la madre protectora, puede ser sana (si aporta el amor de forma incondicional) o puede ser también fuente de mejora (si aporta su amor de forma condicional, característica que diferencia a la salvadora de la madre nutricia).

2 de 6 son fundamentalmente sanas, el adulto y el niño natural.

Sólo en caso de que te hayas liado con las instrucciones, una pequeña ayuda,

  • Preguntas terminadas en 1 y 0, padre crítico.
  • Preguntas terminadas en 2 y 7, madre protectora,
  • Preguntas terminadas en 3 y 8, el adulto,
  • Preguntas terminadas en 4 y 9, niño natural,
  • Preguntas terminadas en 5, niño adaptado sumiso,
  • Preguntas terminadas en 6, niño adaptado rebelde.

¿Te extraña alguna de las respuestas? ¿Te podemos ayudar de alguna forma?

Este ejercicio está relacionado con el triángulo de Karpman (el ser humano en la sombra), y las figuras del perseguidor, la víctima y salvador, que ilustran procesos de mal trato entre las personas,

y traza un  puente hacia el ser humano en la luz, cuando estas 3 figuras des-aparecen de nuestras vidas, cuando decidimos potenciar otras formas de comportamiento, a estas alturas ya te imaginas cuáles, ¿verdad?

7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, integra fundamentos del buen trato y del desarrollo de la conciencia (atención, presencia, observación que deriva en escucha y conversación).

puedes descargar 7 emociones desde este enlace.

 

 

¿cómo ha ido el día?

veo este video de un día normal, en los parámetros de un ser adulto, en este caso de una madre, agobiada por el trajín de la vida, un normal que bien se podría traducir como terrorífico en algún caso,

un normal que visto por los ojos de un niño tiene mucho de mágico, de extraordinario, de genial,

y me pregunto qué papel tienen nuestras expectativas de las cosas en la percepción que surge detrás, qué papel tiene nuestra forma de mirar el mundo en todo lo que vemos, ¿vemos el mundo tal cual es o tal cual somos?,

y me pregunto cómo va a ser mi día de hoy.

   así lo vimos…

en el triángulo de karpman, el ser en la sombra, trabajamos las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador, 3 disfunciones de la personalidad que nos inducen a un juego en el que todas perdemos, en procesos de desvalorización del otro y de uno mismo,

un triángulo lleno de juicios y críticas, y de quejas, un triángulo que tiene escapatoria,

cada disfunción tiene una escapatoria, más o menos difícil, la de la víctima es el contacto con el niño natural, y con sus capacidades innatas, empezando por la imaginación, con la naturalidad, con la capacidad de asombro,

gracias a esos ojos que ven un mundo siempre nuevo,

ese niño que es capaz de decir desde lo más íntimo de su ser “lo mejor fue la tarta”, después de tirarla al suelo, piensa que realmente se le ha caído, y que descubre en las pequeñas cosas de la vida la magia de lo que es, o de lo que está siendo.

que el día te conecte con tu niña natural, y que la sorpresa sea preciosa

integramos los 4 niveles de la escucha, y el triángulo de karpman en talleres de 3 sesiones de 7 emociones, un modelo de inteligencia emocional que puede cambiar el mundo, empezando por la primera persona del singular.

7 emociones, creative commons, está inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

 

¿te imaginas una vida sin poli bueno y poli malo?

cuando trabajamos las dinámicas del mal trato y del buen trato, explicamos las figuras del perseguidor y la víctima y el salvador, el triángulo dramático, el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra,

y su evolución, el ser humano en la luz, dos dinámicas para las que, si te parece bien, podemos hacer una caricatura, vamos a imaginar que una persona inocente está arrestada en la comisaría, y le interrogan el poli bueno y el poli malo,

una dinámica en la que la inocente no sabe de qué va la película, está esposada, le están hostigando, le hacen un montón de preguntas que no sabe responder, ella simplemente no ha hecho nada de lo que le acusan, se siente maltratada, sin poder,

y ahí delante están el poli malo, que le amenaza abiertamente, ése es el que ostenta el poder, aunque lo haga mal, y el poli bueno, que le quiere ayudar si le ofrece algo que no tiene, de alguna forma le podría ayudar pero no le ayuda, sólo le manipula,

parece que le ofrece ayuda, en última instancia podríamos llamarle amor, pero ese amor es condicionado, sólo se le ofrece al detenido si canta, “sí, señores, yo asesiné al jilguero, he sido yo,”

éste, resumido por medio de una caricatura, poli malo y poli bueno con persona detenido indefenso e inocente por medio, es el triángulo dramático, el perseguidor y el salvador frente al niño adaptado sumiso,

ese niño que quiere tener la atención y el cariño de papá y mamá, el drama inicial de nuestras vidas.

Si te pregunto cómo sería la vida ideal en esa comisaría, o en esa casa, la respuesta es sencilla, papá y mamá, los dos, son adultos (asertivos, serenos, ecuánimes, templados, proactivos, sensatos, con criterio y buen juicio),

y atesoran las capacidades de la madre nutricia (son empáticos, cariñosos, cercanos, nos arropan con su calorcito, nos escuchan de forma activa, nos brindan su amor de forma absolutamente in-condicional),

por lo que nosotros podemos ser lo que somos, niñas naturales (curiosas, creativas, entusiastas, espontáneas), que vivimos la vida, mientras vamos apreHendiendo, desde la naturalidad, del ejemplo de nuestros mayores.

Si te pregunto cómo sería la vida sin poli malo y poli bueno en casa la respuesta es evidente, es muy curioso cuánto nos cuesta responder, a veces las preguntas están mal formuladas, ya lo sé, hacia dónde pueden evolucionar,

para salir de esa dinámica que les causa tanto daño:

  1. al padre crítico, convertido en perseguidor, que abusa de su poder,
  2. a la salvadora, que ofrece su amor de forma condicionada, y busca reconocimiento,
  3. y al niño adaptado sumiso, convertido en víctima, desprovisto de su poder.

Pues ésa es la respuesta, la vida en la comisaría, en el trabajo y en casa, sin poli bueno y sin poli malo, sería sencillamente fenomenal, muy sencilla, muy nutritiva, muy natural, con la ayuda y presencia del adulto y de la madre protectora,

en dinámicas sin tanta presión y dolor, en las que puede florecer nuestra niña natural.

   así lo vimos…

en la didáctica de perseguidor – víctima – salvador muchas veces asociamos la figura del perseguidor al padre, la salvadora a la mamá, y la víctima a la niña, acercándonos a una problemática de mal trato que demasiadas veces tiene tinte de género,

con un afán fundamentalmente didáctico,

pero todas tenemos todas las capacidades, hombre y mujer tenemos la capacidad para desarrollar las características del padre crítico convertido en perseguidor, la madre protectora convertida en salvadora, la niña adaptada sumisa convertida en víctima,

así como en el rol sano de la madre protectora, del adulto y del niño natural,

roles desde los que decidimos, conscientemente, y si no lo hacemos de forma consciente nuestro inconsciente y nuestra programación lo hacen por nosotras, vivir una experiencia desde nuestra sombra (provocada por la luz exterior),

o desde nuestra luz interior.

si quieres leer el texto de 7 emociones, un recurso CREATIVE COMMONS, puedes descargarlo por medio de esta página de nuestra web.

y me quedo con ganas de explicar la imagen que incorpora hoy el post, una captura de la serie juego de tronos, que tiene algún que otro fragmento sencillamente espectacular, a buen seguro continuará…

 

3 juegos de características para el buen vivir

autoretratosen la visión diurna exploramos cómo se comporta el hombre (y la mujer) en la luz, un poco animales los dos, cuando hay mucha sombra,

e introducimos una dramatización, una especie de juego, para entender con todo nuestro organismo el triángulo dramático,

con las figuras del Perseguidor – la Víctima – el Salvador, 3 disfunciones de la personalidad que nos hacen vivir mal, muy mal, si somos francos una vida de mierda, con la crítica, el juicio y la queja dando por el saco todo el día, presentes a más no poder en nuestra vida,

para pasar posteriormente, 3 semanas más tarde, a un territorio nuevo, con la visión nocturna, en una sesión que dedicamos al  desarrollo de las personas y de los grupos, y al buen trato, porque de eso trata, de explorar el buen vivir,

o nuestra capacidad de vivir bien, cada día mejor,

y exploramos juntas quién tiene más capacidad para salir de ese triángulo perverso de malos tratos, el Perseguidor – la Víctima – el Salvador, y hacia dónde pueden evolucionar estas 3 disfunciones de la personalidad,

2 preguntas que no tienen una respuesta fácil, las personas que asisten al taller se quedan a cuadros con las 2 preguntitas, siempre es mucho más fácil asentir a una presentación de powerpoint, para borrar la información al salir.

autoretratos

Si te parece bien, hacemos este ejercicio al revés, y te preguntamos si te gustaría que las siguientes características sean parte de tu vida, y que las asocies con 3 funciones de la personalidad,

el niño natural (te puedes imaginar un bebé) – la madre protectora (el arquetipo de la madre nutricia) – y la persona adulta (aquí te dejamos con tu imagen propia de lo que eso significa),

en una especie de juego tonto, que bien podríamos denominar “cada oveja con su pareja”,

vamos allá,

¿qué características de las siguientes asocias con el niño natural?

proactividad – curiosidad – escucha activa- asertividad – creatividad – empatía – serenidad – naturalidad – amor incondicional – ecuanimidad – entusiasmo – cariño – sensatez – temple – calorcito – criterio – espontaneidad – cercanía – buen juicio

¿qué características de las siguientes asocias con la madre protectora?

proactividad – curiosidad – escucha activa- asertividad – creatividad – empatía – serenidad – naturalidad – amor incondicional – ecuanimidad – entusiasmo – cariño – sensatez – temple – calorcito – criterio – espontaneidad – cercanía – buen juicio

¿qué características de las siguientes asocias con el Ser adulto?

proactividad – curiosidad – escucha activa- asertividad – creatividad – empatía – serenidad – naturalidad – amor incondicional – ecuanimidad – entusiasmo – cariño – sensatez – temple – calorcito – criterio – espontaneidad – cercanía – buen juicio

y una pregunta final, o traca de preguntas finales, 1 se convierte en 3,

¿cuál de las características anteriores ya atesoras?,

¿cuáles te faltan?,

¿hay alguna cualidad o capacidad que te gustaría desarrollar?

autoretratosmon   así lo vimos…

si quieres una resolución del enigma enigmático enigmoso, o de la ubicación de cada oveja con su pareja, te ofrecemos una propuesta, que, como siempre, no te tienes que tomar de forma literal

nn-mp-a

imagínate un día a día en el que tu niña natural está presente, eres curiosa, espontánea, natural, te desarrollas con energía y entusiasmo, eres voluntaria, todas tus capacidades redundan en una imaginación aplicada, eres creativa,

imagínate un día a día en el que tus relaciones son positivas, ya que te mueves desde tus capacidades relacionales positivas, una escucha activa, empática, cercana, cálida, el cariño y el amor forman parte natural de tu vida,

imagínate un día a día en el que tu ser adulto, con su ecuanimidad y su asertividad, te acompaña, no se te cuelga nadie ni nada, tu Yo Soy está presente, eres una persona templada, sensata, serena, que toma decisiones con criterio y buen juicio,

¿te apuntas a una vida así?

autoretratos

por cierto, estos 3 conjuntos de capacidades puedes desarrollarnos con el apoyo de 7 emociones, un modelo CC de responsabilidad emocional inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

el libro de Laura Gutman que no leo este verano (mi madre y otras mamás)

corazonrojoLaura es una madre argentina a la que llego por medio de Silvia, en una especie de regalo de vuelta, antes yo le he presentado a Tomás, que le ha introducido en el mundo de la biodescodificación,

y le ha trazado a la escuela francesa y a la figura de Enric Corberá, que cita a Laura en uns de sus presentaciones en internet, qué bien que ya estamos de vuelta en el inicio, qué rapidito,

una mujer que desarrolla su observación desde su rol de mamá en una cultura lejana, observa que te observa cómo tratan las madres inglesas a sus hijos, con cuánta ditancia, con cuánta frialdad,

una observación que se convierte en punto de partida de una vida dedicada a una teoría en desarrollo, a un supuesto que abre una vía de investigación, que se resumiría en una frase brutal,

“estamos enfermos de mamá y de falta de amor”,

no se me ocurre forma más rotunda y sencilla de expresarlo,

porque en eso Laura Gutman y la biodescodificación coinciden, la enfermedad tiene un origen fundamentalmente emocional, en los sapos y culebras que nos hemos tenido que tragar,

mamás que no han sido mamás sino madres, seguramente a ellas también les faltó en su día el cariño de una mamá protectora y cariñosa que les regara y les regalara un ejemplo precioso con su amor incondicional,

sí, todo parece indicar que tenemos un déficit enorme de cariño y de piel,

corazonrojomon   así lo vimos…

si quieres te dejo unas trazas a unos libros que me rodean este verano y que estoy convencido, muchas gracias, Silvia, por el regalo de vuelta, conversaciones y  resúmenes, de que voy a entender sin leer.

LA BIOGRAFIA HUMANA

LA MATERNIDAD Y EL ENCUENTRO CON LA PROPIA SOMBRA

LA FAMILIA NACE CON EL PRIMER HIJO

CRIANZA, VIOLENCIAS INVISIBLES Y ADICCIONES

LA REVOLUCION DE LAS MADRES: EL DESAFIO DE NUTRIR A NUESTROS HIJO S