be water, my friend

Para trabajar con la gente, el Tao Te Ching recomienda que desarrollemos algunas metahabilidades que son como las cualidades del agua: libertad y bondad. El texto que sigue está tomado del capítulo 8:

Bondad

La forma suprema de bondad es como el agua.

La bondad del agua es servir a todos los seres sin lucha.

Va a todos los lugares que todos desprecian.

Por ello, está cerca del Tao.

… a la hora de dar, la bondad se muestra en el amor.

… a la hora de hablar, la bondad se muestra en la verdad.

¿Cómo puede el agua ser bondadosa? El agua se mueve hacia todos los lugares a los que puede llegar sin lucha alguna. Simplemente fluye y espera hasta encontrar el flujo más bajo. A diferencia del agua, nosotros nos detenemos cuando nos acercamos a lugares que nos dan miedo, a lugares desconocidos y más bajos. La bondad del agua consiste en no juzgar, sino fluir incluso cuando otros temen hacerlo.

El cambio y la transformación nacen de dichos lugares. Como élder benevolente, simplemente siendo quien tú eres, no callando lo extraño, no temiendo ser escandaloso, mostrando la libertad y la compasión del agua, ayudas a otras personas a aventurarse en lugares en los que no habían estado antes. Imagínate llorando en público, hablando de temas personales, riéndote de ti mismo, meditando en público, jugando como un niño, dando vueltas por el suelo. Imagínate lleno de fuerza y energía, y también tranquilo y en espera.

Facilitas la naturaleza en cualquier comunicación que la naturaleza desea hacer, desinhibido en relación a lo que “debería” o “no debería” ser dicho o hecho en público. Como persona, respetas a las personas y sus preocupaciones sociales. Como agua, haces o dices en voz alta aquello que se te pasa por la cabeza.

Un élder es un canal de información que pone en contacto el vasto potencial de la naturaleza humana con el presente de la vida cotidiana. Tus metahabilidades te capacitan para decir las cosas más bajas y desagradables y las cosas más altas y espirituales. Como élder, deja que las cosas más “imposibles” sucedan.

Los élderes del mundo facilitan la comunicación ayudándose a sí mismos y a otras personas a ir más allá de sus límites, fluyendo por encima de barreras que nos separan. Algunas veces, ciertas personas, que mantienen puntos de vista marginales, tienen que ser enérgicas y llamar la atención del grupo para que se les escuche. Mientras que estas personas lanzan un ultimátum y amenazan al grupo, pregúntate a ti mismo qué siente el agua cuando es forzada o amenazada. El agua no se siente insultada. NO se enfurece y dice: “¿Cómo te atreves a hablarme de esta manera?” El agua sigue siendo agua. Para responder, fluye sobre las rocas, salta por encima o se escurre entre ellas. El agua envuelve a su oponente, o se retira si se hace muy alto.

   así lo vimos…

Tomo prestado el texto superior del capítulo 13, las metahabilidades de los élderes, del libro “sentados en el fuego”, de Arnold Mindell, padre del Trabajo de Procesos, y la imagen inferior de un video de internet,

be water, my friend, un remix de Bruce Lee que no sé si encaja a la perfección con el texto, más bien creo que no, pero quién soy yo para juzgarlo, ¿verdad?, mejor te permito que practiques con el agua que vive en ti.

observo en el texto de hoy varias de las habilidades que integran el 3ple camino, y que encarna, qué curioso, la figura de nuestro niño natural, esa forma de estar en el mundo que se hace presente con ese gesto tan bonito, tan tierno, tan necesario,

el gesto del niño natural, un gesto por medio del cual nos entregamos a la experiencia, en la que se borran todos los debes y muchos de los deberías, mientras vivimos el momento, y lo que está siendo.

y me vuelvo a imaginar, hablando de temas personales, riéndome de mi misma, llorando  o meditando en público, jugando como un niño, dando vueltas por el suelo,  llena de fuerza y energía, y también tranquila y en espera… otra vez.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

Anuncios

y un día empezamos a sanar nuestras relaciones (femenino – masculino, el hombre y la mujer)

Silvia me remite para empezar el día un vídeo con un damero de mujeres, qué curioso cómo se anidan las cosas, en este martes en el que voy a realizar un ritual relacionado con buena parte de las mujeres que han poblado mi vida,

el matriarcado del que provengo, empezando por mi madre y mis abuelas (paterna y materna), ya son 3, mis bisabuelas, 4 más, ya van 7, mis tatarabuelas, 8 más, ya son 15, como el damero de este video,

y no dejo de sorprenderme del contenido del vídeo, mejor si lo ves que te lo explico, unos pocos minutos sazonados por mensajes sencillos, que nos introducen en la sanación entre los géneros,

qué bueno recibir este regalo que va a acompañar este ritual en el que lo femenino y lo masculino, el hombre y la mujer, entran en un juego diferente, en un juego sano, de igual a igual, no sé cómo explicarlo sin romper este mensaje,

mejor si le echas 5 minutos y piensas si a ti también te sirve, seas hombre o mujer.

   así lo vimos…

la teoría U habla de 3 des – conexiones, la des – conexión de la naturaleza, la des – conexión del otro, la des – conexión de mi ser, está claro a cuál de estas 3 des – conexiones nos enfrentamos hoy, femenino y masculino, hombre y mujer,

monta tanto, tanto monta, Isabel como Fernando, ¿no?

el azul claro es este color que asociamos a la emoción del orgullo sano, esa emoción que vive en la energía del YO SOY, que no precisa sentirse superior a nadie, porque yo soy la pera limonera, y solo yo sé lo que me costado llegar aquí,

y lo que me falta por delante, caminito, no hay camino, se hace camino al andar, juntas, en oposición, de nuevo separadas para volvernos a juntar, hasta que lo más impensable se hace obvio,

porque en el encuentro yo también soy tú, en este camino precioso del ego al eco, un camino que se hace evidente en el azul, aunque ha empezado mucho antes, como mi matriarcado, con la energía del rojo,

sigo vivo y coleando, también gracias al rojo, una energía que no vamos a mentar hoy.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

hacia abajo, hacia los lados, y hacia arriba

un saludo de Paz y Bien, un saludo de paz y fraternidad con el sol y con la tierra, y este mensaje de nada ser, nada tener, nada poder, nada pretender,  llegan a mi cuenta de correo, un mensaje que tiene su origen en San Francisco de Asís,
un mensaje radical de humildad y de respeto ilimitado a cada ser, una fraternidad de paz, que comparto hoy contigo, espero que alto te aporte.
000
En nuestro país, en medio de un ambiente de mucho odio, destrucción de biografías y mentiras de todo tipo, vale la pena recurrir al espíritu de San Francisco de Asís, a su famosa Oración por la Paz y a su saludo de Paz y Bien. Era un ser que había purificado su corazón de toda dimensión de sombra, convirtiéndose en «el corazón universal… porque para él cualquier criatura era una hermana, y se sentía unido a ella por lazos de cariño”, como escribió el Papa Francisco en su encíclica ecológica» (nº 10 y 11). Por dondequiera que pasaba saludaba a las personas con su Paz y Bien, saludo que entró en la historia, especialmente en la de los frailes que empiezan sus cartas deseando Paz y Bien.

Construyó lazos de paz y de fraternidad con el señor hermano Sol y con la señora Madre Tierra. Esta figura singular, quizás sea una de las más luminosas que el Cristianismo y el propio Occidente han producido. Hay quien lo llama el «último cristiano» o «el primero después del Único», es decir, después de Jesucristo.

Con seguridad podemos decir que cuando el cardenal Bergoglio escogió el nombre de Francisco quiso apuntar a un proyecto de sociedad pacífica, de hermanos y hermanas reconciliados con todos los hermanos y hermanas de la naturaleza y de todos los pueblos. Al mismo tiempo pensaba en una Iglesia en la línea del espíritu de San Francisco. Éste era lo opuesto al proyecto de la Iglesia de su tiempo, que se expresaba por el poder económico y político sobre casi toda Europa, hasta Rusia, con suntuosos palacios, grandes abadías, inmensas catedrales.

San Francisco optó por vivir el Evangelio puro, al pie de la letra, en la más radical pobreza, con una simplicidad casi ingenua, con una humildad que lo colocaba junto a la Tierra, en el nivel de los más despreciados de la sociedad, viviendo entre los leprosos y comiendo con ellos de la misma escudilla.

Para aquel tipo de Iglesia y de sociedad, confiesa explícitamente: «quiero ser un novellus pazzus, un nuevo loco», loco por Cristo pobre y por la «señora dama pobreza», como expresión de total libertad: nada ser, nada tener, nada poder, nada pretender. Se le atribuye la frase: «deseo poco y eso poco que deseo lo deseo poco». En realidad era nada. Se consideraba «idiota, mezquino, miserable y vil».

A pesar de todas las presiones de Roma y de las internas de los propios cofrades, que querían conventos y reglas, nunca renunció a su sueño de seguir radicalmente a Jesús, pobre, junto a los más pobres.

La humildad ilimitada y la pobreza radical le permitieron una experiencia que viene al hilo de nuestras búsquedas: ¿es posible recuperar el cuidado y el respeto hacia la naturaleza? ¿Es posible una sociedad sin odios que incluya a todos, como él lo hizo con el sultán de Egipto que encontró en la cruzada, con la banda de ladrones, con el lobo feroz de Gubbio, y hasta con la «hermana muerte»?

Francisco mostró esta posibilidad, y que tal posibilidad era realizable, al hacerse radicalmente humilde. Se colocó en el mismo suelo (humus = humildad) y al pie de cada criatura, considerándola su hermana. Inauguró una fraternidad sin fronteras: hacia abajo con los últimos, hacia los lados, con los demás semejantes, independientemente de si eran papas o siervos de la gleba, y hacia arriba con el Sol, la Luna y las estrellas, hijos e hijas del mismo Padre bueno.

La pobreza y la humildad practicadas así no tienen nada de beatería. Suponen algo previo: el respeto ilimitado ante cada ser. Lleno de devoción, sacaba a la lombriz del camino para que no fuera pisada, vendaba una rama rota para que se recuperara, alimentaba en el invierno a las abejas que revolotean hambrientas por allí.

No negó el humus original ni las raíces oscuras de donde venimos todos. Al renunciar a cualquier posesión de bienes o de intereses iba al encuentro de los demás con las manos vacías y el corazón puro, ofreciéndoles simplemente el saludo de Paz y Bien, la cortesía, y un amor lleno de ternura.

La comunidad de paz universal surge cuando nos situamos con gran humildad en el seno de la creación, respetando todas las formas de vida y a cada uno de los seres, pues todos poseen un valor en sí mismos, al margen de cualquier uso humano. Esta comunidad cósmica, fundada en el respeto ilimitado, constituye el presupuesto necesario para la fraternidad humana, hoy sacudida por el odio y la discriminación de los más vulnerables de nuestro país. Sin ese respeto y esa fraternidad, difícilmente la Constitución y la Declaración de los Derechos Humanos tendrán eficacia. Habrá siempre violaciones, por razones étnicas, de género, de religión y otras.

Este espíritu de paz y fraternidad podrá animar nuestra preocupación ecológica de proteger a cada especie, a cada animal o planta, pues son nuestros hermanos y hermanas. Sin la fraternidad real nunca llegaremos a formar la familia humana que habita la «hermana y Madre Tierra», nuestra Casa Común, con cuidado.

Esta fraternidad de paz es realizable. Todos somos sapiens y demens, pero podemos hacer que lo sapiens en nosotros humanice nuestra sociedad dividida, que deberá repetir: «donde haya odio, que lleve yo el amor».

 

   así lo vimos…

Tienes más información directamente en estos dos enlaces, que nos acercan al pensamiento y a las propuestas de Leonardo Boff

y me quedo resonando con estas dos preguntas enlazadas, que nos lleva de la realidad más básica, ¿es posible recuperar el cuidado y el respeto hacia la naturaleza?, a un mundo en relación, ¿es posible una sociedad sin odios que incluya a todos?,
porque algún día nos daremos cuenta de que así como obramos con lo pequeño así obramos en lo grande, y vivimos en una evolución de lo más material, el ser piedra, a lo más sutil, el ser humano,
no está de más volver a re-contactar con nuestra relación con la madre naturaleza, con las plantas y los animales, para poder contactar conmigo misma y con el alter, en ese mundo en relación, en el que yo me bien trato a mí misma como te bien trato a ti.
4 reinos para 4 tipos de atención, de escucha, de conversación es un regalo de la teoría U que adaptamos para su comprensión en diferentes ámbitos (en la educación, en el ámbito social y en el desarrollo organizativo).
el cuidado y el respeto son dos características propias de la madre protectora, una de las 3 formas de estar en este mundo que forman parte de el 3ple camino de desarrollo, aplicable a personas, grupos y organizaciones.
quién sabe por qué mi memoria viaja a tiempos pasados, y a esta canción de la Mandragora, Nos ocupamos del mar
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

al rescate de nuestra niña natural

“Es vital que cada uno aflore desde lo más interno de su ser, a esa semilla que quedó sembrada a la que hemos llamado el niño interno y que, a medida que vamos creciendo y adaptándonos a las circunstancias de la vida, va quedando encerrada, 

ahogada  bajo el peso de una personalidad que se engruesa, se endurece y se vuelve inflexible,

a esa libertad de actuar, siguiendo únicamente el impulso del espíritu que alberga, y que a medida que maduramos, va quedando limitada, encerrada, canalizada y  sujeta a los dictados impuestos por la sociedad.

Se trata de despertar a los niños que han quedado dormidos en los cuerpos de los adultos. La inocencia y la candidez de la sonrisa infantil deberían acompañar siempre los labios de todas las personas.

El proceso de maduración, en realidad, muy frecuentemente, se vuelve un proceso degenerativo, en donde los valores naturales que son la correcta expresión del espíritu que mora dentro del ser, van siendo coartados,

hasta adquirir una personalidad ajena a las necesidades del ser, un carácter que responde al objetivo de sobrevivir dentro de una sociedad agresiva y que sin embargo, llena de conflictos a ese ser que se ve impedido de manifestarse en su natural expresión.

Es necesario andar el camino interior para encontrar el lugar donde todos hablamos el mismo lenguaje, el lenguaje del sueño, de la magia y la imaginación. Así pues, dejemos volar en completa libertad a ese espíritu,

eterno niño que mora en cada uno de nosotros.”
KWAN YIN

   así lo vimos…

recibo por wasap estas frases, escritas por Kwan Yin, ¿quién será Kwan Yin?, tal vez me ayuda la wikipedia, en esta entrada que transforman kwan yin en Guanyin, la bodibodhisattva de la compasión,

una figura que asociamos con las de las diosas madres y figuras maternas protectoras de otras religiones, tales como la Virgen María en el catolicismo, Isis en el antiguo Egipto, Tārā en el budismo tibetano y Śakti, Párvati, Sītā o Radha en el hinduismo,

no es extraño que esta fuera materna protectora nos hable de la importancia que tiene recatar la esencia de nuestra niña natural en nuestra vida.

en 3 juegos de características para el buen vivir  introducimos las figuras del 1 ser adulto, 2 de la madre protectora, y 3 del niño natural como nuestro camino de desarrollo personal,

3 juegos de características que podemos desarrollar de forma consciente en nuestra vida, 3 formas de estar en el mundo que nos llevan a el 3ple camino, ese camino que desarrollamos cuando nos libramos del ser en la sombra,

un camino para el que es fundamental conectar con nuestra niña interior, y con este gesto que le es propio, tan bonito, tan natural, en nosotras, el gesto de nuestra niña natural.

agradezco estas palabras que me llegan desde wasap, así como la foto de este cuadro de Mónica Lignelli, artista que pinta como pocas el universo de la mujer, con trazos, colores y formas que surgen desde su niña más natural.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

a vueltas con la ecuanimidad

buscando refinar este listado de capacidades que dan pie a nuestro triple camino me encuentro con la ecuanimidad, esa rara característica que habla de nuestra capacidad de templar nuestra respuesta emocional,

porque ecuanimidad tiene todo de igual ánimo, igual ánimo en el perder que en el ganar, igual ánimo cuando obtenemos nuestros objetivos que cuando no los hemos obtenido, igual ánimo cuando nos va bien que cuando nos va mal,

qué curiosa capacidad, qué fácil de enunciar, y qué difícil de desarrollar en nuestro día a día, en el que normalmente nos venimos arriba con los resultados positivos y abajo con los resultados que no esperamos,

contrarios a nuestros intereses, a aquello que deseamos, muchas veces de forma infantil, incluso sin tener mayor merecimiento,

pues en eso estoy, y se me junta la ecuanimidad, una capacidad que se me antoja muy propia del ser adulto, de la persona crecida, en su sitio, con las capacidades de dejar ir  y de dejar venir, de la teoría U, de Otto Scharmer,

y ese punto abajito de la U en el que algo extraño pasa, y el ego da paso a nuestra conciencia del eco, sí, todo parece indicar que la ecuanimidad tiene que ver con nuestro Ser adulto,

hasta que junto el dejar ir y el dejar venir con el saber ganar y el saber perder, dos capacidades que están más cerca del juego, porque cuando realmente jugamos, nos divertimos con la propia actividad,

y el resultado pasa a ser hasta cierto punto secundario, porque dis-frutamos, sin fruto, qué bonita palabra, de la actividad en sí misma, sí, sin-frutando somos capaces de relativizar el resultado,

aprendemos a ganar como aprendemos a perder, y voy más allá, en un juego, propiamente dicho, no debería haber ganadores ni vencidos, qué más da si todas nos lo hemos pasado bien,

y me acuerdo de aquellos juegos de niños, alrededor de un balón, en los que ya no sabemos cuántos goles hemos metido, y cuántos hemos recibido, y seguimos jugando al límite de la extenuación, tan propia del niño natural, que se entrega a la vida,

y a lo mejor hoy ganamos de uno, el que meta el último tanto gana, pero nos vamos a casa, normalmente ya es la hora, y a alguno de nosotros le han llamado un par de veces para la cena, con las ganas de volver a jugar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de juntar el dejar ir / dejar venir con el saber ganar / saber perder y el juego, el ser adulto y el niño natural se hacen presentes, y me planteo la seria duda de dónde ubicar la capacidad de la ecuanimidad.

y ya puestos a dudar, me pregunto si el ser humano es en esencia competitivo, si se pueden disociar nuestro espíritu competitivo y nuestra capacidad de superación, o en algún punto del camino nos han enseñado a competir,

en vez de a colaborar.

si tienes interés interés en los 3 juegos de capacidades del ser humano y el 3ple camino de desarrollo personal, puedes acceder a estos enlaces, por medio de los cuales promovemos el desarrollo de:

  1. nuestro Ser adulto,
  2. nuestra madre protectora,
  3. nuestro niño natural,

un desarrollo no exento de alguna duda que otra, como puedes observar.

releo en alto las preguntas al viento anteriores, que se juntan con otra palabra, la fluidez, una capacidad que se me antoja tan cercana al juego, y a esa idea de que lo que tenga que ser sea, mientras ya está siendo,

y observo cómo en este territorio de características y capacidades diferenciadas, en principio tenemos 3 listados, aparecen 3 círculos que se superponen, como los 5 aros olímpicos, pero sólo 3,

y en los que unas pequeñas áreas indican que esto puede ser tuyo y también puede ser mío, o lo que es mucho mejor, es una característica que nos distingue a las 2, y observo esa zona en el centro,

todo parece indicar que hay alguna característica que es propia de las 3.

e intento borrar de mi mente alguna celebración de las que vemos en el mundial de fútbol, por parte de alguno de los profesionales de la cosa, en la que queda patente que la ecuanimidad, ya sea del niño natural, ya sea del ser adulto,

no está para nada presente.

no es de extrañar nuestra confusión, cuando estamos juntando las palabras juego y profesional, competición y fluidez, no es extraño que de vez en cuando nos sintamos tan confundidas, tan perdidas, entre tantos y tan malos ejemplos,

pero nos perdonamos, y seguimos jugando, aquí y allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

los dos triángulos oblongos (el triángulo exterior y el triángulo interior)

en el proceso de encontrar contrarios que expliquen el mundo, cuando llegamos al mal trato y al buen trato parece sencillo, desde el análisis transaccional, apoyándonos en el dibujo de arriba,

existe un triángulo grande, oscuro y externo, que conforma nuestro mundo en la sombra, el Perseguidor – la Víctima – la Salvadora, que se expresan por medio del miedo, la crítica, el sarcasmo, la queja,

y un triángulo pequeño, lleno de energía e interno, que constituye nuestro mundo en la luz, con nuestro Ser adulto – nuestro niño natural – nuestra madre protectora presentes, que se expresan desde el agradecimiento y el amor,

todo parece indicar que el juego de contrarios del mal trato y del buen trato está a punto de empezar.

   así lo vimos…

en el ejercicio de dibujar este doble triángulo un ajá aparece en el camino, tan tonto como sigue,

el triángulo grande, sí, mira que es muy grande, no habita en nuestro interior, pero lo tenemos muy arraigado, no es yo, son los otros, es el territorio de comparación, yo y los otros, yo y mis compañeras,

es como si necesitase defenderme de algo ahí fuera que me hostiga, que pretende molestarme, y en ese proceso me peleo con el mundo,

mientras que el triángulo interno, aunque a veces parezca muy pequeño, sí habita en mi interior, aunque no lo ejercitemos, y es como un manantial, en un territorio en el que no existe la comparación, sino la entrega,

me ofrezco acompañándote, te regalo mi escucha, te regalo mi asombro, mi alegría, mi des-enfado, mi tranquilidad o mi templanza, en ese espacio desde el que sí soy, porque desde el yo soy no hay comparación.

la figura de arriba se puede interpretar si entendemos las siglas,

  1. nn para niño natural,
  2. na para niño adaptado,
  3. nas para niño adaptado sumiso,
  4. nar para niña adaptada rebelde,
  5. mp para madre protectora,
  6. pc para padre crítico,
  7. A para Adulto,
  8. P para Perseguidor,
  9. V para Víctima,
  10. S para Salvadora,

y en una historia que ya nos suena conocida.

primera parte de la historia (o cómo llegamos aquí)

el niño natural (o bebé) se encuentra al llegar al mundo con mamá (vamos a asumir que mamá encarna el arquetipo de madre nutricia, y la figura de la madre protectora) y con padre (al que le asignamos el rol de padre crítico),

un bebé que se va a tener que adaptar para tener el cariño de mamá y de padre, generando un niño adaptado sumiso, que va a captar el cariño de sus progenitores desde la sumisión o la rebeldía,

con malas noticias para todas las partes,

el niño adaptado rebelde se va a convertir en padre crítico, que lleva la simiente del Perseguidor, el niño adaptado sumiso en Víctima,  y la madre protectora, que no ofrece su amor de forma in-condicional, se va a convertir en la Salvadora,

Perseguidor – Víctima – Salvador constituyen el triángulo de Karpman, el ser humano en la sombra, y se expresan fundamentalmente desde el juicio y la crítica (en el ejercicio del abuso del poder) y la queja (en el desvalimiento y falta de capacidades).

 

segunda parte de la historia (o cómo salimos de aquí)

cuando el Perseguidor contacta con su ser adulto, y todas las capacidades que le son innatas, la persecución cesa, y crea un espacio para que el resto de las figuras puedan evolucionar en su desarrollo personal,

cuando la Salvadora contacta con su madre protectora, y con el amor in-condicional, y todas las capacidades que le son innatas, deja de anclar a la víctima en su falta de capacidades, y promueve su desarrollo independiente,

cuando la Víctima contacta con su niño natural, empezando por la imaginación, y siguiendo con todas las capacidades que le son innatas, el victimismo cesa, y el niño natural vuelve a explorar este mundo, tan bonito, bueno y verdadero, a su alrededor.

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un Perseguidor – una Víctima – una Salvadora dentro de nosotras, 3 figuras más o menos desarrolladas, 3 figuras que configuran nuestra vida en la sombra,

como bien te puedes imaginar, todos tenemos un ser Adulto – una niña natural – una madre protectora dentro de nosotras, más o menos desarrollada, 3 figuras que facilitan nuestro desarrollo personal, y la vida en la luz,

en un proceso precioso que hemos venido a denominar el 3ple camino

en lo que viene a ser la tercera parte de la historia (el desarrollo consciente de nuestro ser).

y empezamos a pensar cómo podemos plantear este juego de contrarios, con

el triángulo del ser en la sombra – el triángulo del ser en la luz

el perseguidor – el ser adulto

la salvadora – la madre protectora

la víctima – el niño natural

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sin-frutando en Correos, en la dehesa, en Colón, sin-frutando aquí y allá

aprovecho el paseo que voy a dar con Efa por la dehesa de Navalcarbón para hacer dos recados, en Correos y en Mercadona, que junto con una parada técnica en el polideportivo van a configurar un paseo entretenido con 3 stops,

el primero de los cuales, en Correos, es significativo, y me sirve que hay una vida que dibujamos todas nosotras a nuestra imagen y semejanza, porque la vida no es lo que es y punto, sino como reaccionamos ante lo que nos pasa,

en esta mañana en la que voy a mandar una carta certificada a México, una carta que he tardado 7 años en escribir, por lo que me va a dar lo mismo tardar 5 minutos más o menos en enviar,

porque la primera mujer que me atiende está enfadada con la vida, está mal-carada, no me deja sacar una foto encima del mostrador a la carta que voy a enviar (mis letras), estamos en un sitio oficial, y las fotos están prohibidas,

por lo que le digo que me voy a sacar las fotos al exterior, y me indica que vuelva a pedir número, ella no me va a atender, y observo dos minutos más tarde que ya está discutiendo con la persona siguiente,

mientras que a mí me va a atender un compañero suyo, con el que acabo hablando de tontería y media, del triple camino, ya que yo vivo en el portal 3, piso 3, mano C, tercera letra, un triple 3, 333, y le digo que soy medio malo, la mitad de 666,

y se ríe, y él me hace referencia a la Santísima Trinidad, y le cuento la historia en la que me ando, con el 3ple camino, el ser adulto, el niño natural y la madre protectora, y estamos encantados charlando, de hecho nos echamos unas risas,

y salgo de Correos con la sensación de que el que quiere complicarse se la complica, y el que quiere hacérsela agradable tiene una vida fácil, por lo que la vida no es, antes al contrario, nosotras proyectamos lo que somos, y nuestro momento,

en absolutamente todo lo que hacemos.

   así lo vimos…

los 5 folios que le escribo a María Fernanda, mi ex, madre de Gorka y Maitane, mis hijos, espero que tengan una repercusión positiva en su vida, pero no depende de mí, mucho me temo que de las dos formas de encarar la vida,

María Fernanda ha elegido la primera, y por algún extraño motivo Gorka y Maitane han elegido esa madre, por algo será, la decisión más importante que una persona toma antes de nacer.

y sigo caminando con Efa, en este paseo en el que compartimos un proyecto, el suyo, que va de conducción consciente, es el ser humano el que conduce, no es el coche autónomo e inteligente, es el ser humano el que está en el centro, no la tecnología,

y de todos esos conocidos comunes que tenemos, Asier, Nice, María, José Miguel, Mery, Arawana, qué curioso, la lista se hace grande, qué bueno poder compartir este rato sin prisa, Efa, en una semana nos volvemos a juntar,

y le damos otra vuelta a este proyecto tan interesante, claro que sí.

el día no se ha acabado y me junto con Daniel Trurán, en el que encuentro un niño pequeño, travieso, un ser adulto, viajado, una madre cariñosa, pero sobre todo, él se encarga de remarcarlo, un dis-frutador,

en este paseo corto que nos lleva desde la biblioteca nacional a la plaza de Colón, en la que el ser hispano celebra el descubrimiento del nuevo mundo, que ya estaba ahí antes de que nosotros llegásemos,

por lo que debemos estar celebrando es nuestra ignorancia anterior, no sé si me explico, en este espacio en el que la naturaleza mengua, así ocurre normalmente en la cuidad, cuando yo llego a Madrid hace 28 años este espacio era más verde,

y menos transitado, es el sino de la gran ciudad, qué rico encontrarnos Daniel, la próxima vez elijo el sitio yo, en un espacio más abierto, en el que podamos pararnos a caminar, a la sombra de una sombrilla más natural,

y la vida sigue, de parada en parada, de reunión en reunión, de conversación en conversación, y me quedo pensando en la respuesta que le he dado a Daniel cuando me pregunta quién es Mikel,

soy un caminante, Daniel, al que le encanta sin-frutar, como a ti, aquí y allá.

el niño natural es esa persona que se asombra por los pequeños hallazgos de la vida, una hoja que se mueve, ala, si debajo hay una hormiga, unas piedritas, una caracola, un sirón,

que se mueve sin objetivo, porque rebosa de vitalidad, que hace cosas hasta que se le acaban las pilas, porque las pilas, afortunadamente, se acaban, y hay que volver a repostarlas,

el niño natural es esa persona que celebra, y hay tanto que celebrar…

el niño natural – la madre protectora – el ser adulto conforman el 3ple camino, nuestra pequeña aportación a esta comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Aurora, Agustín, Ignacio, un 3ple abrazo sin prisa

acabamos de desayunar rico y bien en el hostal Xabier, y nos preparamos para salir, después de pagar la cuenta, y camino del primero me quedo charlando con Aurora, quién sabe por qué cuando no tenemos prisa acabamos charlando con las personas,

debe ser algo parecido a lo que pasa con las carreteras de pueblo, que nos abren regalos del entorno que las autopistas dejan pasar inadvertidos, es el problema de la ciudad y de las prisas, que no nos abren a la experiencia,

y me cuenta Aurora parte de su vida, quién sabe si le he hecho recordar a su difunto marido, José María, una persona que disfruta la vida, mucho más mayor que ella, aunque me apunto los datos, traspapelo el papel,

sí, tras un papel generalmente hay otro papel, son tan finitos que se juntan y llega un momento que no los puedes separar, estos son los papeles de este viaje, que se han juntado con las facturas de este trimestre y con los anuncios a revisar,

y con el papel traspapelo las notas, perdóname las incorrecciones, Aurora, una chica que no cree en las brujas y nunca ha ido a Zugarramurdi, pero que se casa con un hombre de mundo, 19 años mayor que ella, que sí cree,

de hecho Maritxu le ha predicho que siendo mayor va a conocer una chica mucho más joven que el, José María ya está entrado en la treintena, y que va a tener 9 hijos, no dos o 3, le han adivinado 9 hijos,

la mayor de las cuales es María José, que va a aparecer por la hospedería hotel antes de que nos vayamos corriendo, es la magia de ir sin prisa, es la magia del encuentro, de sentir el cariño de esa persona des-conocida, hasta hace pocas horas,

que se abre de par en par, que te cuenta una historia preciosa, y que conecta contigo, y te deja con infinitas ganas de volver, qué curioso, todavía no me he ido de Javier, y ya quiero volver.

   así lo vimos…

en el viaje nos encontramos con diversas personas a las que les pedimos el teléfono y nos lo dan con absoluta naturalidad, es el caso de Agustín de Irubide ayer, es el caso de Ignacio hoy, al que vamos a conocer poco más tarde, en Santa María de Eunate,

ese precioso espacio, seguramente templario, en la mitad de la nada, de planta octogonal, una austera construcción que alberga a una madre y un niño tras el altar, y un Xto, la evolución del niño Jesús, sobre el altar,

una evolución que habla del milagro de la vida, y la progresión del tiempo, algo que acabo de compartir con Aurora, y que conecta con el fundamento del 3ple camino, ese camino que vive latente en nuestro interior,

que está relacionado con la progresión del Belén al Gólgota, y las 3 figuras que queremos ver desarrollarse en nuestra vida, el adulto, la madre protectora y el niño natural, en detrimento del padre crítico, la salvadora y el niño adaptado,

esto es un poquito de análisis transaccional,

3 figuras que existen en el Belén, y que convertimos en preguntas, ¿quién de los 3 en el Belén representa la figura del ser adulto, José, María, o el niño Jesús?, ¿quién de los 3 represente la figura de la madre protectora, José, María o el niño Jesús?, y 3,

¿quién de los 3, ésta es fácil si has adivinado las dos anteriores, representa la figura del niño natural, ese niño que todavía no ha pasado por la trituradora de la educación, José, María o el niño Jesús?

en la foto superior podemos observar 2 velas y la luz natural que se filtra por una tronera, María y el niño están presentes, ¿te has dado cuenta en cuántas fotos familiares no está presente el padre?

el padre, aunque no esté presente en la foto, es una figura fundamental, él saca la foto, sin él la foto no es posible.

si entendemos que José representa el ser adulto, María la madre protectora y Jesús el niño, parece fácil entender dónde están en una progresión del tiempo, 33 años después, cuando Jesús está en la atalaya del Gólgota,

mirando un mundo material a sus pies, desde una atalaya espiritual, porque Jesús ya no es Jesús, en la cruz es Jesucristo, Xto, y la pregunta gira ligeramente, ¿quién es el ser adulto en el Gólgota, quién es la madre protectora en el Gólgota?, y 3,

¿quién es el niño natural en el Gólgota?

en la foto progresada de la historia del trío anterior, Jesús se ha convertido en Xto, ésta parece fácil, y sigue siendo el niño natural, jugando en la cruz como antes jugó con los peces y los panes, caminando sobre el agua y tal y tal, el niño siempre es niño,

en la foto progresada, María se ha convertido en el amor incondicional, el sustrato espiritual de lo que María es en el plano terrenal, un algo que los seres humanos representamos con la paloma, o la llama que une a la comunidad,

y José, al que ya le costaba salir en la primera foto, José no es protagonista aunque sí es fundamental, como el perejil, se ha convertido en lo que te puedes imaginar, el ser adulto espiritual por excelencia,

conformando el misterio de la Santa Trinidad, 3 en 1, así en la tierra como en el cielo, es el misterio que se encierra en tantos y tantos sitios, y la llave para el buen vivir aquí, que ya viviremos bien allá, cuando nos toque vivir en otro plano,

por eso a mí cada día el 3ple camino me gusta más.

el ser adulto, la madre protectora, el niño natural,

3 figuras con 3 conjuntos de capacidades a desarrollar,

el 3ple camino.

y me pregunto de estas 3 personas con las que nos hemos encontrado en Navarra y que nos han pasado sus datos de contactos, quién será quién, Ignacio, joven y jugando con un dron, Aurora regentando una casa, Agustín otra,

no sé si lo voy a conseguir, a veces me cuesta encontrar las relaciones, a ver si lo consigo cuando nos volvamos a ver, ¿os parece bien?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

cómo sería este mundo si…

me levanto con la intención de escribir una entrada titulada “la magia del respeto”, una entrada que tiene como base dos imágenes que captan mi atención el domingo de Munitibar,

pero este texto que me manda Biotz, compañera de el futuro emerge BIO, que está a punto de juntarse con una amiga el finde, pero prefiere honrar su relación con su amiga a solas, qué buena opción, Biotz, y deja nuestra invitación en paso,

este texto que me manda Biotz, decía, resuena terriblemente con mi momento vital, y no puedo esquivarlo, ni lo voy a esquivar, un texto que espero que resuene en ti como resuena HOY en mí, ahí va.

Yo libero a mis padres de la sensación de que han fallado conmigo… 
Yo libero a mis hijos de la necesidad de traer orgullo para mí, que puedan escribir sus propios caminos de acuerdo con sus corazones, que susurran todo el tiempo en sus oídos… 
Yo libero a mi pareja de la obligación de completarme. No me falta nada, aprendo con todos los seres todo el tiempo… 

Agradezco a mis abuelos y antepasados que se reunieron para que hoy respire la vida… 
Los libero de las fallas del pasado y de los deseos que no cumplieron, conscientes de que hicieron lo mejor que pudieron para resolver sus situaciones dentro de la conciencia que tenían en aquel momento… Yo los honro, los amo y reconozco inocentes… 

Yo me desnudo el alma delante de sus ojos, por eso ellos saben que yo no escondo ni debo nada, más que ser fiel a mí misma y a mi propia existencia que, caminando con la sabiduría del corazón, soy consciente de que cumplo mi proyecto de vida, libre de lealtades familiares invisibles y visibles que puedan perturbar mi Paz y Felicidad, que son mis únicas responsabilidades. 

Yo renuncio al papel de salvador, de ser aquel que une o cumple las expectativas de los demás… 

Aprendiendo a través y sólo a través del AMOR… bendigo mi esencia, mi manera de expresar, aunque alguien no me pueda entender. 
Yo me entiendo a mí mism@, porque sólo yo viví y experimenté mi historia; porque me conozco, sé quién soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago. 
Me respeto y me apruebo. 

Yo honro la Divinidad en mí y en ti… Somos libres. ” 

(Antigua bendición Nahuatl, escrita en el siglo VII en la región central de México, que trata de perdón, cariño, desapego y liberación.)

y me quedo rumiando, mañana vamos a seguir rumiando, con este texto que para mí tiene otros componentes adicionales al perdón, al cariño, al des-apego y a la liberación,

un texto que también habla del respeto, sí respeto hacia mí misma y hacia los demás, un texto que habla de desarrollo del ser en libertad, un ejercicio de libertad desde el amor, y me pregunto cómo sería nuestra vida si viviéramos así,

al menos un poco cada día, para empezar.

así lo vimos…

bendigo mi esencia, mi manera de expresar, aunque alguien no me pueda entender, qué bonito,

Yo me entiendo a mí misma, porque sólo yo viví y experimenté mi historia; porque me conozco, sé quién soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago. 
Me respeto y me apruebo

sí, para mí este texto habla de la magia del respeto, yo libero a mis padres de su necesidad de dirigirme, y libero a mis hijos (descendientes) de mis necesidades personales, yo vengo a expresar mi camino, ellos el suyo,

y conecto con la madre protectora, esa figura que tiene la llave del amor incondicional, sin condiciones, que es la llave del respeto, y entiendo que quien no respeta a sus semejantes poco tiene de madre, y poco tiene su amor de in-condicional.

una frase da en el clave de la madre protectora, y explica claro uno de los fundamentos del análisis transaccional, Yo renuncio al papel de salvador, de ser aquel que une o cumple las expectativas de los demás,

ya que tenemos que renunciar a las condiciones que nos ponemos y que ponemos al otro (el alter) para volver al fundamento del amor in-condicional, sin condiciones, y al fundamento del respeto, que es la misma cosa.

si quieres, hoy también nos puedes ayudar con este estudio de campo con esta encuesta de una única respuesta, ¿para ti qué es amar?

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

con el niño des-atado en el tractor

en este ejercicio de acercarme a mi 52 cumpleaños con la vida, no sé dónde he leído que los 12 días anteriores son importantes, como lo son los 12 siguientes, encuentro que mi niño natural está des-atado,

es curioso a más no poder,

y conecto con ese ser precioso que todas llevamos dentro, un niño que entra en una tienda de instrumentos musicales y quiere tocar todas las guitarras, y todos los bongos, y todas las armónicas, y todos los instrumentos raros,

hay que ver qué culo es el ukelele,

y entro en una tienda antes de la cena del miércoles del futuro emerge en Bilbao  a la que decido volver el día siguiente por la mañana, en el último hueco que deja la agenda, y vuelvo, y juego con el sonido del tren, y con el vapor del Mississippi,

qué útil internete que nos corrige, usted quiso decir tal cosa, con más o menos pes,

y el niño natural se lo quiere llevar todo, él sí que es abundante, de la misma forma que quiere jugar todos los juegos, y tiene una imaginación des-bordante, una imaginación que todo lo conecta, y que ve puentes donde otras personas sólo ven disputas,

y se encuentra asistiendo a la primera asamblea del CIE, el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, aunque ya es socio desde hace 3 años, y se pregunta si esta asociación se disolverá, y ésta va a ser su primera y su última reunión,

y se ofrece para formar parte del grupo tractor, supongo que le encanta la idea de jugar con el tractor, y pasarse de vez en cuando por la granja, con los animalitos y las plantas, jo, qué chulo, un tractor,

porque el gesto del niño natural es el del voluntario, esa persona que se ofrece, sin la amargura y las precauciones que la vida nos deja, el niño no está todavía resabiado, y no sabe que es imposible,

y como no lo sabe nada es imposible, y veo el transcurrir de esta reunión en la que un grupo de gente nueva toma el relevo de otro grupo precioso, y decidimos quitar las cuotas de los socios, por fin está claro que el CIE no tiene afán de lucro,

ni modelo de negocio asociado, qué bien, se acabó la negación del ocio, nos lo podemos pasar bien, plantar nuestras semillas, dis-frutar, que se entiende mejor que sin-frutar, aunque digan lo mismo, estamos en una granja okupa,

en la que podemos compartir el tractor, y los aperos de labranza, y las vallas, y la caseta de las herramientas, y podemos traer nuestros cachibaches para hacer nuestros trucos de magia, las pelotitas y los silbatos,

anda con cuidado, no te vayan a atizar con las pelotas, peor todavía, no te vayan a pasar por encima una segadora, una cosechadora, un tractor, que el niño está suelto, ha salido de la cárcel en la que le metió el perseguidor.

   así lo vimos…

en nuestro proceso de reflexión sobre las capacidades positivas que el adulto, la madre protectora y el niño natural tienen, hemos llegado a la conclusión de que el niño natural se caracteriza por el gesto de entrega,

y no hay mayor entrega que presentarse voluntario a la aventura, ¿alguien es voluntario?, y un par de manos surgen de la espesura, yo, yo, yo, yo quiero, batiendo el aire con entusiasmo,

en este camino que hemos denominado el 3ple camino, un viaje que se hace en paralelo, porque podemos desarrollar las características del niño en paralelo con el desarrollo de las del adulto y la madre protectora,

es la magia de la vida, porque no somos 3, sino 3 en 1.

en el proceso de dar rienda suelta al niño veo que maneja la misma tarjeta de crédito que utilizan el adulto y la madre, y veo cómo se acaba de comprar una guitarra eléctrica y un montón de cachibaches que hacen ruido,

y un par de botellas de quién sabe qué licor, porque lo importante es la botella, con unos dibujos de las baldosas de Bilbao, que tanto le gustan, y unos caramelitos para regalar, claro, lo importante otra vez es la caja, tan bonita,

y unos pasteles, no de los de comer, sino de los de pintar, cuando él nunca ha pintado nada, casi no se acuerda la última vez que hace una acuarela, ay, qué frágil es la memoria,

horror, que le quiten la tarjeta de crédito al niño,

y conecto con otra de las características del niño, sí, todo me temo que el que es realmente abundante de los 3 es el niño, sí, él es el que más cerca está de la tierra, del juego, del inicio de todo, de la energía inagotable de este universo,

tan bonito, tan bueno, tan epatante, el niño se pregunta qué significará la palabra, pero le gusta, qué chula, por eso se anima a usarla, en el que hemos decidido vivir.

en la reunión del CIE el niño aprovecha para hablar de uno de sus juguetes, el futuro emerge, e invita a sus compañeras de aventuras a subirse al proyecto, no es extraño que lo haya llamado el tran tran del tren y los juegos artificiales,

no es serio que les dejen poner los nombres a los niños, siempre debería haber un adulto para ponerles nombre, que si no pasa lo que pasa, y además se ve.

todo parece indicar que el futuro emerge se está consolidando, con el apoyo de SOL España en Madrid (SOL solecito de Society for Organizational Learning, ahí puso el nombre el adulto, mientras que el acrónimo lo hizo el niño),

con el empuje y la ilusión de Alberto (facilita que te facilita) en ZGZ, y con la ilusión de esta etapa nueva del CIE en el País Vasco, una etapa llena de pasteles y de tractores, silbatos y pelotas, cada día tengo más ganas de volver a juntarme por aquí,

en este territorio en el que tan buenos ejemplos hay de liderazgo colaborativo, esa capacidad que el mundo nuevo necesita, y que no nos vamos a cansar de explorar, con la ayuda de nuestro niño natural.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U del color y la teoría Otto de Goethe que compartimos desde este Scharmer enlace.