cruzando el desierto de mis creencias

Érase una vez que se era…

un joven que va al mercado todos los años atravesando el desierto para vender burros. Todos los años se acerca al mercado con 20 asnos. Y con el dinero que gana de la venta de los burros vuelve a su pueblo y vive todo el año.

Este amanecer se pone en camino con los 20 burros y anda todo el día bajo el sol, hasta que llega la noche. Ve unas palmeras y decide descansar, y ata a los burros con una cuerda a las palmeras. Pero desgraciadamente solo tiene 19 cuerdas, y se dice:

  • Voy a perder un burro y se me va a escapar por la noche.

Esto le fastidia mucho, pero está tan cansado que no puede vigilar al burro. Necesita dormir. Y empieza a llorar, no sabe qué hacer. Y sus lágrimas atraen la atención de un sabio que está meditando detrás de una duna.

El sabio se le acerca y le dice:

  • ¿Por qué lloras?, ¿qué te pasa?.

El vendedor le explica que le falta una cuerda y va a perder al burro.

El sabio le dice:

  • Esto es muy fácil. Haz como si tuvieras una cuerda, haces como si rodearas el cuello del burro con la cuerda y lo ataras.

El joven no sabe hacer nada mejor, y se dice, lo voy a hacer, aunque sea una tontería. Hace los gestos y se queda dormido. El día siguiente, nada más despertarse, mira a ver si el  vigésimo asno sigue allí.

¡Qué suerte, está allí, al lado del árbol!

Desata a los 19 burros y se pone en camino. Y ve que el burro al que había atado simbólicamente no viene. Vuelve a por él y le tira de la cola, le tira de las patas, pero el burro erre que erre, no se aparta del árbol.

Comprende que el sabio ha hecho algún sortilegio, algún extraño tipo de magia. Y va a buscar al sabio. Tras encontrarle, le pregunta cómo se hace para liberar al burro del maleficio.

Y el sabio le dice:

  • No te entiendo, buen hombre, ¿de qué sortilegio me hablas? No hay sortilegio alguno.
  • Pero, mira, el burro no quiere echar a andar.

Y el sabio le pregunta si ha desatado la cuerda con la que ató al burro la noche anterior, y el joven le responde que no, que no tiene caso, ya que no hay cuerda alguna en realidad, a lo que el sabio le responde, no te lo pierdas:

  • Eso lo sabes tú, pero el burro no.

… érase que se era, o así lo vimos, bajo la luz del sol, ¿será realidad o será espejismo?, y bajo la luz de las estrellas, cuando la noche cae, un burro atado a un árbol, con la imaginaria soga de sus creencias,

quién sabe si un día ese animal puede imaginarse una mano que le libera de la soga y del árbol, para desarrollar una vida en libertad.

   así lo vimos…

gracias, Silvia, por este cuento de regalo, una transcripción de aquella manera de este cuento que comparte con vosotras Christian Fleche, en un seminario de biodescodificación,

un cuento que retrata perfectamente cuán irracionales pueden llegar a ser mis creencias, las tuyas, las nuestras, como grupo de personas, como comunidad, de las creencias del burro mejor no hablar.

y me acuerdo de una vida pasada, no tan remota, en la que asociamos el desarrollo personal con 3 movimientos que todas nosotras podemos hacer en nuestra vida, un movimiento de pasado, asociado a las creencias,

un movimiento de presente, asociado con las pasiones, un movimiento de futuro, asociado con los valores, 3 movimientos que todas podemos hacer para vivir en plenitud, en este continuo fluir, ayer, hoy, mañana, que es la vida.

estos 3 movimientos están reflejados de forma perfecta en la teoría U de Otto Scharmer, con 3 movimientos de apertura, Open Mind (abrir la mente / creencias), Open Heart (abrir el corazón / emociones), Open Will (abrir la voluntad / valores),

te lo creas o no, por eso integramos la teoría U en nuestro cotidiano jugar, o al menos eso creo yo, un juego en el que hoy ha tenido especial presencia este ejercicio del OM, sí, del Open Mind (mente abierta), un buen ejercicio, con la soga al cuello,

para empezar…¿Existe alguna creencia en mi vida de la que me puedo liberar hoy?

puedes descargar 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y por la teoría del color de Goethe, creative commons, desde esta página de nuestra web.

 

 

 

 

el origen emocional de la enfermedad

es 29 de enero, y aprovecho una reunión en el parque tecnológico de Zamudio para acercarme a un taller de Tomás Elorriaga, titulado “el origen emocional de la enfermedad”, en el que voy a tomar 3 fotos,

de las cuales comparto 2, en este año terriblemente par, “claves del inconsciente” y “un nuevo concepto de salud”, por el que la enfermedad es una metáfora con significado, un simbolismo con sentidoclaves

en la primera vemos 7 claves del inconsciente,

1 lo graba todo, 2 se manifiesta automáticamente, 3 no diferencia el yo del otro, por lo que todo es yo, 4 trabaja en presente, 5 no diferencia la ilusión de lo real, todo es real, 6 se expresa de forma simbólica (la enfermedad es una de esas formas de expresión simbólica), 7 opera sin juicio, sin bueno o malo,

katapun txin plas

dalud

y una segunda, con 7 claves (¿no te sorprende?, 7 otra vez),

con un paralelismo de la enfermedad que viven nuestros padres y abuelos (algo malo que nos ocurre por desgracia, quién sabe por qué se dará, no es algo nuestro, es una desgracia, contra la que tenemos que combatir, a base de medicamentos, y que no me exige ninguna reflexión, y mucho menos cambiar),

y esa otra enfermedad que tal vez lleguen a entender nuestras hijas y nietas, por la cual la enfermedad es un aviso de unas pautas de pensamiento, conectadas con nuestro mundo emocional y nuestros hábitos (de vida, alimentarios, …), que nos permite reflexionar, revisarnos, cambiar, para volver a generar estados de salud, desde estados sanadores internos, en procesos de re-generación y TRANSformación interior.

saludmon   así lo vimos…

tomo estas fotos en mi última visita a Bilbao, aprovechando una mañana de viernes para conocer a Tomás Elorrriaga, merece la pena que visistes su blog, y para una entrevista en ZTE,

y compongo estas notas en el viaje de vuelta, en el que se juntan 2 actividades, repetimos entrevista en ZTE, nunca son iguales, y una reunión relacionada con “7emociones y 3 dinámicas en el cole”, en este año terriblemente par,

y no sé cómo le voy a contar a mi madre todo esto de la enfermedad y la sanación desde un nuevo estado interior, no sé si la encuentre entre las cajitas de las pastillas para dormir, y las otras, las de vivir sin dolor.

si quieres hacer un test rápido sobre el origen emocional de la enfermedad, puedes hacer un test aprovechando cualquier enfermedad de un familiar o amiga, tú misma incluida, ya sea crónica (una artrosis) o estacional (un resfriado),

no tienes más que teclear en el buscador de tu móvil, tablet, ordenador, diccionario de las enfermedades emocionales,

sí, ése es,

si lo pruebas vas a alucinar.

pedir permiso o pedir perdón

gato marco geste mes que entra celebramos, si mal no recuerdo, los 25 años de licenciados, por lo que, si no me fallan las cuentas, llevo 24 años trabajando, dos docenitas de años, suena a poco pero es un rato, ¿verdad?,

y por algún extraño motivo me acuerdo de mi primer jefe, Jesús Calderón, en aquellos tiempos, ya remotos, en los que trabajo como ingeniero en las nuevas plantas de ensamblaje de Nissan Motor Ibérica, en Zona Franca, Barcelona,

y me acuerdo de dos frases, que con el tiempo cobran un nuevo sentido, yo creo que ahora Jesús las formularía diferente, adaptándose a los tiempos que corren, tiempos nuevos con nuevas formas de hacer,

2 frases que son un poco la misma frase, “el que pregunta se queda de cuadra”, y “mejor pedir perdón que pedir permiso”, en clara alusión a una actitud que anima a hacer lo que piensas y sientes, mejor que a preguntar, pedir consejo, pedir permiso,

vendría a ser una especie de “haz lo que consideres correcto”, “si crees en ello, simplemente hazlo”, o en jerga comercial del marketing americano “just do it”, ¿a alguien le recuerda a alguna marca?

y esa actitud se refleja en una nueva forma de hacer, que tiene que ver con la relación de los millenials con las instituciones, una reflexión a la que supongo me inducen varios ejercicios en los que estamos viendo qué se muere y qué está surgiendo hoy,

porque ya no hace falta que nadie te publique los artículos en un periódico, los editas tú mismo en tu blog,

porque ya no hace falta que nadie te publique un libro, te lo escribes, maquetas y casi imprimes tú misma, en una edición digital, con una tirada de 200, 300 o 500 ejemplares para empezar, no hace llevar a imprenta 20.000,

porque ya no hace falta tener todo el dinero del mundo, ni la aprobación de un banco para emprender, a veces vale con tener una idea que apoya lo social, y que presentas en una plataforma de crowdfunding,

ya no es necesario tener un gran mecenas, porque puedes optar a tener cientos de pequeños mecenas, que vibran con tu proyecto, tu pequeña idea que se hace grande en relación con las otras personas.

pienso en todo esto antes de acercarme a Liber 15, la feria del mercado de la edición del libro que se celebra del 07 al 09 de Octubre, la semana pasada, en la feria de Madrid, y sigo pensando en este mundo nuevo que se abre en lo social.

pedirpermisomon   así lo vimos…

la tercera frase de Jesús Calderón, porque no son 2 sino 3 las frases que se me quedan pegadas como consecuencia de esos 3 años que paso trabajando en su empres,a es ligeramente diferente a las otras 2, pero también es interesante,

un poco más difícil de entender,

“si mi abuela tuviera trole, no sería mi abuela”,

y no la entendemos porque la generación actual no sabe muy bien qué es eso del trole, un aparato que conecta un vehículo que se propulsa con electricidad al tendido que se encuentra por encima del vehículo,

de tal forma que un trolebus es un autobus que funciona gracias a un trole.

¿te imaginas a tu abuela con trole?, yo tampoco, la verdad, y algo parecido le debería pasar a Jesús, que seguramente en sus tiempos no se cuestionó que la financiación de un proyecto tuviese su origen en 1000 personas individuales, en vez de en un banco,

o que él mismo pudiese publicar en una revista digital, sin pedir perdón ni permiso,

o que pudiese auto-publicarse un libro, con sus conocimientos en un ámbito de expertise, o con sus memorias, o con recetas de cocina de sus amigos de txoko, ese ámbito en el que el hombre se junta, y se hace fuerte con su género,

mañana, por cierto, me reúno con mis compañeros de “a la sal”, es martes y seguimos buscando un cocinillas que se apunte voluntario a experimentar.

no sé por qué siento que a Jesús le abrían hecho gru gru las tripas experimentando este mundo nuevo, en el que sus frases cobran un nuevo sentido, y en el que cada vez más y más personas se activan, y se acompañan, y se apoyan, en el campo de lo social,

sin pedir perdón, y sin pedir permiso.

3 afirmaciones poderosas (palabras de poder en la luz)

yosoytrabajamos las frases de poder, esas frases en la que no hemos sido educados por nuestros padres, porque ellos no tenían el conocimiento, frases cortas que nos ponen en un sitio nuevo en la vida:

  • yo soy
  • yo puedo
  • yo merezco
  • yo me permito.

Frases que cuando lo hacemos bien se forman con una tercera palabra,

  • yo soy alegría,
  • yo merezco comprensión
  • yo me permito equivocarme (esta última es una excepción que se forma con 4 palabras, ya que ya hemos empezado con 3).

Elijo una de las cuatro raíces, y hoy dedico permitirme 3 regalos, a veces estamos tan nubladitos que no nos permitimos nada, vivimos encorsetados, en una vida intrascendente, que no nos lleva a donde aspiramos estar.

Permitirse cosas es un regalo de ligereza, de buen vivir, de buen trato personal.

Hoy por ejemplo,

  • yo me permito reírme,
  • yo me permito dar mis opiniones de forma sensata
  • yo me permito desarrollar nuevas capacidades de mi interés

Si las miro por orden, y observo quién se permite qué, en relación con la teoría del análisis transaccional (el Padre, Crítico y Protector, el Adulto, el niño, natural, adaptado sumiso, adaptado rebelde),

  • yo me permito reírme, el niño natural se permite reír,
  • yo me permito dar mis opiniones de forma sensata, el Adulto se permite manifestarse en una conversación, expresando y compartiendo su criterior,
  • yo me permito desarrollar nuevas capacidades de mi interés, el padre protector se permite mejorar.

Si las miro en orden, permito que florezcan las 3 “personalidades” que encierro y que aportan luz en mi vida (en lo personal), y en las relaciones que entablo con mis semejantes.

yosoymon   así lo vimos…

te dejo con una teoría corta de el P A n (Padre Adulto niño), análisis transaccional, y del triángulo de karpman, el hombre en la sombra, en desarrollo,

el hombre en la luz

en la teoría del PAn, el Perseguidor sale de la sombra con el ejemplo del Adulto, el Salvador sale de la sombra con el apoyo del Padre protector, y la Víctima sale de la sombra con el apoyo del niño natural.

saco del baúl de las anécdotas, de los “susedidos”, que diría mi abuelo, una con mi madre, las navidades pasadas, en las que vamos juntos a México, y un día de paseo se me ocurre pararme en una tienda y probarme un sombrero mexicano, realmente varios.

– ¿no se te ocurrirá comparte eso?

– me los estoy probando, ama (madre).

y me acuerdo del drama que hace mi madre cuando me compro ese sombrero que hoy está colgado en una pared de mi salón, qué curioso que acepte tan bien que cualquier mexicano pasee por su ciudad con una gorra de baseball americana y yo no pueda pasear con un sombrero mexicano, y sigo paseando en ese ejercicio de “yo me permito”  ser, aunque a mi madre le salga sarpullido, si quiere le acompaño al médico.

 

un poquito de presencia mientras pinto mi escama y coloreo tu ragón

ragona veces, sólo a veces, nuestros hijos nos dan la lata y nos los quitamos de encima de mala manera.

enchufándoles a una película, por poner sólo un ejemplo.

a veces, sólo a veces, sacamos un tiempo para voltearnos, verles y preguntarnos qué quieren de nosotros.

a veces, sólo algunas veces, lo único que quieren es un poquito de nuestra atención.

si es el caso, cualquier actividad es buena, un papel en blanco y unas pinturas, o unas cartas, o un libro de mandalas.

ragoninicioyo he probado estas vacaciones para colorear varios mandalas con Maitane, mi hija mayor, que ya pinta mucho más bonito que yo, y hemos hecho  un ragón a 4 manos con sus escamitas de color, colores luminosos ella, colores más densos yo.

 

coloreslos colores vienen y van, qué más da si esta escama es azul oscura o marrón, y algo está pasando en ese espacio intermedio entre tú y yo, en ese espacio compartido que se convierte en presencia, estar estando, pinto mi escama, pinto tu ragón.

ragonmon   así lo vimos…

en el anverso de un libro de mandalas, tal vez encontramos un regalo adicional, en forma de frase que leer, que pensar, que respirar, porque a veces las frases también se sienten, nos emocinan, nos transportan.

alazar

Aunque creo que se lee, copio el texto

Pónganme en compañía de dos personas al azar e invariablemente tendrán algo que enseñarme. Puedo tomar sus cualidades como modelo y sus defectos como advertencia.

Confucio.

Mis vacaciones sirven para recontactar con dos personas en desarrollo, Gorka, mi hijo menor, de 16 años, y Maitane, mi hija mayor, de 12 años, 2 maestros en mi vida, y me acuerdo de una propuesta de las 3 copas (creencias, pasiones y valores).

Ellos también tienen 2 personas que les acompañan, su madre y su padre, para toda la vida.

De ellos, de papá y mamá, tomamos sus cualidades, como modelo, regalos de la vida, y sus defectos, eso que no queremos repetir, como advertencia. O como recordatorio del camino que queremos desarrollar nosotros en la vida.

Mi madre y mi padre no lo tienen, por lo que no me lo pueden dar.

Es parte de mi destino desarrollar esa cualidad, esa virtud, esa competencia, ese valor.

Por todo lo que me has dado en la vida, aita (papá), ama (mamá), muchas gracias.

Por todo lo que no me has podido dar, ama (madre), aita (padre), porque tú no lo tienes, muchas gracias.

Gracias, Maitane, por dejarme pintar contigo tu ragón.

Un regalo de la vida poder estar ese ratito ahí.

 

Josetxo, ASLE y Bilbao, ¿quién dijo Bilbao?

bloquesen esta vida hemos recibido una educación para gustar a (o ser del agrado de) mucha gente, cuanta más gente mejor. Eso es lo que nos dice mamá, lo que nos dice papá, y lo que nos dicen nuestros profesores y maestras. En ese proceso entramos en la vida profesional, y hacemos lo mismo, con nuestras jefas, nuestros compañeros, y con nuestras clientas. Hasta que en un momento del camino nos damos cuenta de que estamos complaciendo a mucha gente, hasta llegar al punto de que es demasiada gente, y nos hemos olvidado de complacer a una persona, adivina, adivinanza, a quién me refiero aquí.

creamos una empresa, un producto, y esa creencia empieza a dominar toda la escena. Hay que gustar a todo mundo. Hasta que nos damos cuenta de que es imposible, que no se puede, que es un intento condenado al fracaso.

al fin y a la postre, si somos tantas y tantas personas, ¿no es suficiente con gustar a unas pocas?

eso es lo que siento que pasa con nuestro nombre y nuestros servicios, que hemos diseñado para que gusten muuuuuuuucho a unos pocos. Al 3, al 5, al 7%, incluso al 9, al 13 o al 31% del público objetivo, de las organizaciones a las que se lo vamos a mostrar.

eso es lo que siento que ha pasado como consecuencia de la presentación de “historias que transforman organizaciones” en Innobasque, que le ha gustado mucho a Josetxo, gerente de ASLE, Asociación de Sociedades Laborales de Euskadi (vascongadas, para los amantes de los 8 apellidos vascos), una organización referente en el territorio en ámbitos de gestión, incluyendo planeación estratégica y modelos emergentes de gestión. Josetxo, sin ir más lejos, es a la fecha Presidente de Euskalit, la agencia vasca que mueve el modelo EFQM en el territorio.

tras la presentación de diciembre, nos reunimos Silvia y yo con él, qué pena que Javier no puede asistir, una reunión a la que sigue una segunda, y en la que me acompaña Pablo, y buscamos una fecha para hacer la primera presentación de “historias que transforman organizaciones” en formato cerrado, en la sede de ASLE, en Bilbao.

es viernes de mañanita y llegamos justos de tiempo, con el tiempo justo para aparcar, dejar cuatro cachibaches que llevamos a la presentación, nos encanta teatralizar, y para tomarnos un café con leche, una tostada de degustación para Silvia (una mini-tostada) y un pastel vasco, joder, Patxi, para Mikel (ése soy yo).

pastelvasco

Nota al pie: impresiona el ejercicio que hace este pueblo por cuadrar el círculo, como Leonardo, o por cuadricular lo redondo, nuca se sabe, con dibujos de cuadrados y círculos por doquier.

cuando entramos de nuevo por la puerta de ASLE son las 9 y 3 minutos. Nos están esperando en el bunker, nunca más literal, en un espacio en el que se alojó en otro tiempo la caja fuerte de un banco sin dineros, hora de bajar.

desarrollamos las primeras dinámicas del cuentacuentos, la primera, con la historia que cambió mi vida, una de las muchas que son, para bajar del plano mental al emocional, la segunda, bailando a la pata coja, para integrar un punto más de nuestra corporalidad, y estar completas a lo largo de la mañana, mente, corazón, y cuerpo, pensar, sentir y voluntad, e incorporamos una variante en el ejercicio, premiando a las 3, que se convierten en 9, primeras personas voluntarias (deberíamos generar dinámicas positivas en nuestras organizaciones que premien a las personas voluntarias, y en las que reconozcamos sus ganas de colaborar y de probar), que dan paso a 9 voluntarias más, el grupo se separa en cerebro derecho, y en cerebro izquierdo, y una vez más, en la escenificación, nos da la impresión de que las personas, público pasivo inicialmente (activo sólo en el pensar), ya han entrado a jugar, están de cuerpo presentes, y nos van a acompañar.

en el movimiento 3 escenificamos la línea de nuestra vida, pasado, presente y futuro, y una vez más se arma un merequetengue terrible con los colores, que no se te caiga la pinza (amarilla, azul, verde o roja), Manuel.

pinzas

El rojo y el naranja, con sólo dos representantes, ocupan el futuro, reservado para el azul,

pinzasenelfuturoy sólo un naranja ocupa el presente, que dejándose sentir, se siente fatal ahí, ya no quiere estar más en el pasado, se mueve al futuro.

para rematar el movimiento 3 Pablo me presta su mochila, de la que saco alguna de mis creencias (pasado), que mi madre me ayudó a solidificar (“obececer es amar, Mikel”, sé obediente con mamá, “ufff, qué mal lo llevo, creo que me voy a rebelar, mamá”), me engancho a mis pinturas (en ese ejercicio que en un momento pasa de terapia biográfica a auténtica pasión de pintar sin parar, emociones, escritas lilí – lalá, de aquella forma banal, sin la pesa del remordimiento y del temor, pensamientos y acciones, yo soy un tipo de acción), en este mundo tan bonito, colorín colorao, dejo el texto en negro sobre blanco para que también puedas ejercitar tu imaginación, y la pared de enfrente, que me indica el camino a seguir si sigo los valores que me alumbran el camino, y que hago conscientes una vez más, mientras me acuerdo de la figura de Viktor Frankl, fundador de la logoterapia, y autor de un libro que tengo que releer, “el hombre en busca de sentido”, donde describe la vida del prisionero de un campo de concentración desde la perspectiva de un psiquiatra. En esta obra expone que, incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el hombre puede encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual. Frankl domina la teoría y la práctica, ya que la obra la escribe tras salir, victorioso, de una de las experiencias más duras que un hombre puede vivir, la estancia en un campo de exterminio nazi durante la segunda guerra mundial.

mochila (pasado, creencias, gracias, Pablo), pinturas (presente, pasión) y el camino a seguir (futuro, valores, sentido, gracias, Viktor) que componen la línea de mi vida, qué fácil es dramatizar sin drama, el ejercicio ha salido fenomenal, y demuestra la diferencia que existe entre decir “ajá” a la propuesta del chico de las transparencias y dejar a la gente sentir, pensar, y actuar.

como de la presentación en el BBVA, de dos horas, a la presentación en Innobasque, de 3 horas, hoy pasamos a 4, para conversar, realizamos una dinámica adicional que refuerza ese punto esencial al que no damos muchas veces la importancia que tiene, las creencias, y la forma en la que nos condicionan en nuestro cotidiano vivir.

bloquesel ejercicio de los bloques es un ejercicio de condicionamiento que un día de estos presentamos en este blog, pero que es interesante realizar sin saber el resultado. Esta vez, volvemos a conseguir una mayoría absotula. Dos de cuarenta, un 5 % de la población muestra se sale del concicionamiento que le ponemos para jugar.

paramos para descansar, retomar fuelle y la atención, con una tortilla espectacular, estoy a punto de pedir un táper para llevarme a casa los 4 trozos que sobran, y seguimos con la representación, movimientos 4, el mundo hueco, 5, desde dónde y para qué, el miedo como inhibidor de la comunicación, 6, SUCCESS (sencillo, unesperado, concreto, creíble, emocional y sucesión de hechos como elementos de un mensjae que pega), y 7, en el que también nos dedicamos a jugar.

en la dinámica del 7 recortamos 5 de los 10 principios de la indagación apreciativa, y los acompañamos con los 10 títulos de los principios, y hacemos entre todos, en 3 grupos, el famoso “cada oveja con su pareja”. El resultado del ejercicio es significativo, sobre todo para las personas que ahí nos congregamos.

nos despedimos con el cómo de “historias que transforman organizaciones”, un cómo muy sencillo de explicar, 8 reuniones,

8

que se transforman, por arte de magia, en 1 (presentación degustador) + 2 (creencias) + 2 (pasiones) + 2 (valores) +1 (reunión de cierre = lanzamiento del proyecto en abierto), qué fácil es dramatizar con la ayuda de una cosa o dos.

8 transformadosya es casi la una y media, buena hora de cerrar la presentación, más si pensamos que algunas de las personas ahí presentes todavía tienen un quehacer pendiente. Es viernes, casi sábado, pero no se trata de abusar.

3libros

como es tónica en nuestras presentaciones, la Indagacion Apreciativa ha hecho mella en nuestra forma de evaluar la actividad, pedimos a las personas asistentes que nos cuenten qué es lo que más les ha gustado. Lo que no les ha gustado, por favor, por favorcito, se lo pueden guardar, porque difícilmente trabajando sobre nuestras debilidades vamos a llegar a un resultado espectacular.

bloquesmon   así lo vimos…

terminamos la presentación charlando con Oihane y Gema, representantes de los territorios históricos de Gipuzkoa y de Araba (Guipuzcoa y Álava). En ese ranking de me lo he pasado bien, regular y mal, de todo hay, Silvia, Pablo y yo tenemos la sensación de que hay personas en la sala a la que la presentación le ha costado. También hay personas que han pensado “qué fácil es contarlo, cómo se nota que no lo tienes que hacer tú” (hay varias personas que son consultores de implantación en procesos de cambio organizacional desde SOPRECS). La impresión es que Oihane y Gema han disfrutado como niñas pequeñas la presentación, como en su día le pasó a Josetxo, como les pasa a Silvia, a Pablo o a mí.

4

va por todas vosotras, si os ha hecho pensar está bien, ya sea que sí, ya sea que no, si os ha cabreado es perfecto, si os ha gustado, también. Porque, al final, cada persona tiene su momento, y alguna cosa le llega menos, y alguna le llega más.

atencion

os agrademos a todas, siempre, vuestras preguntas, vuestra atención, vuestro participar y compartir, y vuestro cariño, en ese movimiento tan bonito de dar y recibir.

durante la presentación hablamos, mochila para alante, mochila para atrás, hablamos del camino de Santiago, una ruta que se puede hacer en grupo, porque siempre acabamos caminando solos – acompañadas, y una ruta por las bodegas del País Vasco que también me parece pertinente hacer.

panyvino

si nos invitáis a lo uno o a lo otro, encantados de acompañaros, va a ser que sí.

gracias, Josetxo, por la invitación. Un auténtico regalo coincidir.

una pregunta me deja ko al final de la presentación, Josetxo me pregunta cómo voy a contar la presentación de hoy, y entiendo que me da permiso para contarla, qué bonito es el mundo al revés, sin que se lo tengamos que pedir, para ilustrar y nutrir nuestro cuentacuentos particular. Es lunes, abro el outlook, y un correo del viernes con 4 fotos de la jornada son el testigo mudo de que es mucho gustar mucho a 3 que bastante a 300, un testigo que crece según voy escribiendo, en tiempo real, con otro correo que llega y otro más, según escribo esta entrada, en un camino que empieza por la mochila, por las creencias, y nos lleva a la innovación compartida, porque innovar es “no copiar”, o copiar con gusto, y mejorar, un detalle, dos, tres…

prosperidad y abundancia, con la ayuda de mamá y papá, padre y madre

tres ga  veces, de vez en cuando, nos encontramos con un libro, y nos damos cuenta al ojearlo que nos va a encantar. A mí me ha pasado con “constelaciones familiares pra la prosberidad y la abundancia”, de Ingala Robl, un libro que me ha dejado prendado nada más abrirlo.

la segunda impresión, tras leerlo una primera vez, no puede ser mejor. Una impresión que me gustaría compartir.

en él, la autora explica dos claves para que nos vaya bien en la vida, que son realmente 3, la aceptación de la madre, ella nos da la vida, y la primera imagen de éxito que tenemos, y  la que nos podemos remitir siempre es nuestro nacimiento. Aunque no nos acordemos, todos hemos pasado por ahí. Si lo dudas, levanta tu camiseta y échate un vistazo al ombligo, ese extraño “hueco” que nos queda de un periodo en el que la vida fluía por ahí. Si puedes hacerlo, es que estás viva, y tu madre es el canal inicial. Ella representa el éxito.

la segunda clave es tu padre. Aunque él no te haya alimentado nueve meses mientras crecías en el vientre materno, él te deja otras cosas. En muchos casos él aporta, y aquí hay que reconocer que el orden social ha trastocado este punto un tanto, la comida con la que se nutre tu madre. Él es el cazador. De su capacidad de matar mamuts, o gacelas, depende tu bienestar. Él es la fuerza.

y en esta vida estamos plenamente cuando encarnamos con la fuerza de nuestro padre y el éxito de nuestra madre.

el tercer elemento es invisible, como todo lo sutil, súmamente importante. En esta vida, de forma inconsciente, nos “unimos” al destino de una persona que nos antecede en nuestro árbol genealógico, a la que necesariamente no tenemos por qué conocer. PUede ser el padre de tu madre o una bisabuela lejana. Tú estás aquí, entre otras cosas, para terminar una obra inconclusa, para darle visibilidad y reconocimiento a esa persona que por un motivo u otro no la tuvo. Tú eres la emisaria inconsciente de esa persona “oculta”, y en gran medida solidaria de ese destino vital. Cuanto antes te hagas consciente de ello, mucho mejor, porque es bien difícil sanar desde la inconsciencia.

yasomost3conandres  así lo vimos…

En palabras de Ingala, en la primera hoja del primer capítulo, titulado el éxito y la conciencia de prosperidad,

la madre está al servicio de la vida y verá con buenos ojos cuando nuestro quehacer profesional esté también al servicio de la vida. Ella nos da la bendición para el éxito cuando la miramos; reconocemos lo que nos ha dado, le damos las gracias por habernos dado la vida y, con todo eso, la honramos.

TAmbién necesitamos la energía y la fuerza de nuestro padre; él representa el mundo, el ir al mundo con compromiso, persistencia, responsabilidad, entrega. Su energía nos apoya para dar lo que se necesita dar a cambio del éxito, trabajar, hacer, actuar. Y por todo eso, también lo honramos, vivo o muerto, conocido o desconocido.

con esos dos pilares detrás de nosotros – apoyándonos, bendiciéndonos – nos encaminamos hacia el éxito a traves de nuestras acciones y nuestros diversos quehaceres, y con la ética, donde lo que le pasa al otro nos importa.

Sigo leyendo, y leyendo, con la certidumbre de que me he encontrado un librazo, término con el que describo ese tipo de libros que me gusta regalar:

– el mundo amarillo,

– los cuatro acuerdos,

– constelaciones familiares para la prosperidad y la abundancia,

va a ser que sí.

Aunque la intención de hoy es copiar y comentar la conciencia de prosperidad y sus cuatro niveles, que seguro que te puedes imaginar, o no, quién sabe, ¿verdad?

– el nivel de lo tangible (mi cuerpo),

– el nivel emocional (y de los vínculos),

– el nivel mental,

– el nivel espiritual (otro libro que pretende que el Ser humano es un ente espiritual, qué brutos),

bien lo podemos dejar para otro rato. Mientras, siempre se puede practicar…

“las 3 copas para celebrar la vida y la muerte” es un programa con 3 movimientos por medio de los cuales nos re-encontramos ,nos re-conocemos, en un viaje en la línea del tiempo:

pasado (creencias), presente (pasiones) y futuro (valores),

un paseo precioso por la línea de nuestra vida.

si no fuese por todo esto, no sería tan importante descubrir nuestras lealtades ocultas, y aprender a honrar a papá (o padre) y a madre (o mamá)

mama e hija

gracias, mamá, por existir en mi vida

papa e hijo

gracias, papá, por existir en mi vida

¿te has preguntado alguna vez por qué elegimos seres tan singulares para ayudarnos a crecer y desarrolarnos?

 

 

leyendo a Felber, padre de la economía del bien común (la educación I)

laebcel año pasado, no hace tanto, Luis Mauleón, director de Asenta, me recomienda que lea un libro que me puede interesar. Se trata de la Economía del Bien Común, de Christian Felber. Le escucho, voy a una librería, lo ojeo (le echo un ojo), y lo compro.

y voy y se lo regalo a mi hermana Susana, que empieza en una nueva función en la organización para la que trabaja hace años, Lan Ekintza, una organización que pasa a formar parte del actual Bilbao Ekintza. Susana, si no me equivoco, colabora desde ya (entonces) en el desarrollo de la innovación social. Me  parece que el libro que me ha recomendado Luis le puede ser de interés.

pasa el tiempo, y me engancho con un video de Felber, que comento en el blog de oé corazón. No sé por qué me gusta tanto. Un mensaje positivo, limpio, actual, vivo, qué tontería, sí sé por qué me gusta tanto.

va pasando el tiempo y decido comprarme el libro. Ya estamos en diciembre, es terrible qué rápido pasa el tiempo cuando te lo pasas bien, y se lo comento a Silvia, que me dice que no hace falta que me lo compre, ya que si lo deseo con ganas seguramente me lo traiga Papá Noel, ya que este año no paso las navidades en el País Vasco (ahí el Olentzero le ha desplazado al gigantón blanco de habla hispana, con su irredento euskera, y su barba negra), esa tierra que algunos conocen también como vascongadas, otros como Euskadi, tierra cercana a la aldea de Astérix y Obélix, nuestros amigos galos.

sea como sea, por obra y gracia de Papá Noel, y de Silvia la chivata, me llega de regalo por Navidad “la economía del Bien Común”.

para no faltar a la literalidad del texto, copio una de las páginas que más me ha gustado, que ya tendré tiempo durante el 15 de manipular el texto en eso que se conoce como “opinión”. En ella, Felber habla de la necesidad de una nueva educación.

Muchos, posiblemente la mayoría de nosotros, no se sienten (o muy poco) intrínsecamente motivados, porque no se conocen bien y nada de lo que experimentan les aporta ni el más mínimo sentido que les impulse a perseguir altos rendimientos por sí mismos, sin la intervención de la competencia. Su interior está vacío, y sólo encuentran sentido en relación con el exterior. Y el mundo exterior gira sin parar: dinero, carrera y éxito y poder son los “valores” que llevan a la meta; entonces muchos de nosotros “interiorizamos” esos valores, incluso a pesar de que no hayan conseguido todavía hacer feliz a ningún ser humano. Pero, como tantos insisten, y los medios una y otra vez retratan y destacan a ese tipo de individuos, un gran número de personas incapaces de encontrarse a sí mismas, les termina imitando. En la raíz del problema se encuentran esas personas de pobre vida interior, incapaces de dotar de sentido propio a su vida; les falta la autoestima, reconocerse como las últimas y únicas responsables de su vida y de sus decisiones.

La respuesta crucial es la siguiente: ¿de dónde viene ese vacío interior? ¿Por qué hay tantas personas incapaces de encontrar sentido y felicidad sincera en sus vidas? Según mi experiencia la clave está en la educación. A la mayoría de nosotros no se nos ha reconocido objetivamente ni se nos ha querido incondicionalmente, lo que nos hubiera permitido encontrar nuestro propio yo, aceptarnos con cariño y a la vez, desarrollar la capacidad de apreciar a los demás. Por el contrario, la mayoría de nosotros, al menos la generación de adultos, fuimos educados hacia la obediencia y el rendimiento.

Sigo leyendo a Felber y no le encuentro desperdicio, qué bueno, qué bueno. Cuando sea mayor quiero tener dos ideas así de claras. Y escribir la mitad de bien. Como he repasado con Gorka recientemente 2*1/2, dos por un medio = igual a 2 / 2 dos entre dos = igual a 1 uno.

laebcmonAsí lo vimos…

 

En el post de arriba hay alguna exageración y algún error conceptual, a ver si las pillas.

Por ejemplo.

Exageración

Felber indica que el interior de muchas personas está vacío, cuando todos sabemos que entre pecho y espalda tenemos un montón de espacio que en navidades se llena de cava, de turrón, de gambas y de jamón serrano (estos 2 aspectos de forma especial en las casas de bien). El autor, en mi opinión, debería haber indicado esta excepción, referente a las fiestas de navidad.

Error conceptual

En la multiplicación, no es correcto juntar dos factores de tan diferente carácter. ¿Qué tienen que ver las ideas claras y la escritura? Pues eso. Por lo menos, no se trata de una suma, en la que habría quedado patente que manzanas y peras no son la misma fruta.

Otros comentarios al pie

No entiendo eso que dice Felber de que se nos educa en la obediencia y en el rendimiento. Prueba de ello, cito a mis hijos, que a su vez citan a mi madre en una conversación hace 3 años.

– Aita (papá), ¿qué es eso tan raro que dice amama (la abuela)?

– ¿qué, hijos? ¿qué dice amama?

– Que “obedecer es amar”.

Como puede observar el lector, los niños y las niñas de mi generación no estamos educados en la obediencia, sino en el amor. De la educación en el rendimiento, otro día +.

el ejemplo de arriba demuestra que una creencia de un niño (yo) viene en algún caso de sus padres, y que está tan arraigada en su programación que a veces, sólo a veces, forma parte de su paisaje natural que pasa totalmente desapercibida.

Afortunadamente, puede no incluir esa creencia en el programa de formación de la siguiente generación, que ya no sabe lo que es obedecer.

Por medio de las 3 copas desarrollamos un trabajo muy divertido de pasado (creencias), presente (pasiones), y futuro (valores), que incorporamos en nuestros programas.

Fruta que te fruta, escribe y lee, fruta y disfruta, 1, 2, 3, 4, así hemos pasado el rato, y este post ha terminado.

Muchas gracias a Luis Mauleón, a Silvia la chivata y a Papá Noel como colaboradores de este post. Muchas gracias a Christian Felber por dejarse transcribir sin su autorización.

Por si sirve en mi descarga ante un tribunal, he comprado tu libro, Christian.

En el libro “la economía del bien común”,

Christian Felber se pregunta cuáles son los valores en los que educamos a nuestros hijos,

y en qué medida les preparamos para el desarrollo de su ser, o les invalidamos para la vida,

alentándoles en modelos de competencia y rendimiento,

que dan fuerza a modelos externos y a la motivación extrínseca (que está siempre fuera, dominada por otras personas),

o a la motivación intrínseca (que está dentro, y se relaciona con el sentido de vida o propósito).

 

Un regalo leer a Christian,

más cuando la educación de nuestros niños se enlaza con la educación de nuestras directivas, el mundo personal con el empresarial,

el mundo que juntos, todas, desarrollamos.

 

Cuando un directivo motiva, debería preguntarse las claves de la motivación (¿en el logro, en la competencia, en la cooperación?),

cuando una directiva desarrolla personas debería preguntarse las claves del desarrollo (¿expertos en competir, maquinitas para colaborar?),

cuando una persona planifica, desarrolla e implementa un canal de comunicación interna debería plantearse los valores que fundamentan su comunicar.

 

Competir, el paradigma viejo,

o colaborar, un esquema alternativo,

ésa es la pregunta.

 

La motivación extrínseca, ganar, dinero, fama, poder, el Rolls mejor que el BMW, más rápido, más cantidad,

o la intrínseca, el propósito de las personas y de la organización.

 

Mi bien o el bien común.

el día en que José se convirtió en Mikel

en la vida hay una diferencia muy importante entre lo que nos cuentan y lo que nos llega.
Afortunadamente, son diferentes. Si no, no discriminaríamos nada.
De no ser así, seríamos monos de repetición.

En el cierre de la presentación de “historias que transforman organizaciones”,
las personas asistentes transforman los 7 elementos y metodología que les hemos expuesto en claves de aplicación personal,
en sus vidas y en sus entornos vitales (en casa, y ojalá también en el trabajo).

Esto ocurrió el martes pasado.
He dedicado la semana pasada (miércoles, jueves, viernes) a desgranar elementos de la presentación.
Hoy es lunes, 29 de Setiembre de 2014, San Miguel.
Yo me llamo Mikel porque mi padre se llamaba José Miguel,
José como su padre, y Miguel como la onomástica del día en el que nació.
Mi padre hoy está muerto, pero vive en mí.
José, su padre, se convirtió en Mikel, su hijo.

Hoy, 29 de Setiembre,
distribuyo 26 trozos de papel encima de una mesa de teselas,
trocitos de cristal, que vienen de mi otra rama,
sobre una mesa de forja que habitó la terraza de mi otro abuelo,
y hoy me acompaña en mi cocina,
mesa de mi abuelo que también se llamaba José, qué divertido.

El martes pasado fue tiempo de jugar (PLAYTIME).
Hoy, día de mi santo, San Miguel, convertido en San Mikel, aunque no tengo claro que los vascos, adoradores del sol y la tierra, tuvieran santos.
Es hora de celebrar.

un abrazo,
Mikel
http://wp.me/p4O1Qr-2U

teselasmon

En la metodología con la que acompañamos a las personas, compuesta fundamentalmente de 3 movimientos:

– mis creencias,

– mis pasiones,

– mis valores,

explorar y modificar mis creencias es un juego muy divertido.

Seamos conscientes o no, mis creencias me vienen de papá (o de padre), de mamá (o de madre), de mis abuelos y abuelas, de mis profesores y amigos de la infancia, de aquella nana o vecina de mamá con la que estuvimos tan en contacto y a la que adorábamos, o su contraria.

En el ejercicio de mis creencias, que es un movimiento de pasado, que es bueno actualizar de vez en cuando, hoy me encuentro hablando de mi padre y de mis dos abuelos. Muy curioso. Tal vez me haya evocado este movimiento una conversación ayer con mi hija, y un movimiento mental posterior. O la simple casualidad de que hoy sea mi santo, y el cumpleaños de mi padre. Si él estuviera vivo hoy tendría taitantos años, un montón, y un montón más que yo. Va por ti, aita. Y por los jefes que nos precedieron,que se llamaban José.

José que se transformó en Mikel, con la ayuda de José Miguel.

no hagas MUCHAS suposiciones

no hagas suposiciones es uno de “los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz, una guía práctica para vivir mejor, con base en la comunicación.

en esta escena de la película “Una relación privada” vemos qué fácil es romper este acuerdo, SÍ HACIENDO todo tipo de suposiciones, fundamentalmente negativas, basadas en el miedo y en el no.

quién sabe por qué algunas veces, unas pocas, hacemos suposiciones pensando en el no, ¿verdad?

los4acuerdosmon   así lo vimos…

Los 4 acuerdos de Miguel Ruiz son los siguientes:

no te tomes nada personalmente

sé impecable con tus palabras

no hagas suposiciones

haz siempre lo máximo que puedas