en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo

Es el segundo año sin pasar navidades en casa de mi madre, lo que empezó siendo un experimento el año pasado ahora es otra cosa, y si se perpetúa un año más, hay que vigilar ese dicho que dice que “no hay dos sin tres,” ya hemos creado una nueva tradición, y empiezo a observar cómo es un año sin subidón, mejor si me explico.

En mi año observo unos ciclos de comportamiento que se repiten más o menos de forma sistemática. Asocio el 31 de Octubre con una fase de expansión, en el que siento que puedo con todo, tengo ilusión, proyectos, energía e intención. Emprendo cosas que voy a perseguir, comunicar, que voy a promover y desarrollar. Y si avanzo un poco más allá en el año, empiezo a flojear por mi cumpleaños, medio año después, a finales de Abril, casi Mayo, con una situación que nos lleva hasta el verano, mala época para hacer consultoría en este país que se para casi dos meses, el de agosto, la quincena que le precede y la que le sigue.

Como no he aprendido a hacer magia con mi tiempo en verano, ni con el dinero, que fluye con cuentagotas, y se escapa con ligereza cuando haces un viaje y pasas unas noches fuera en ese ejercicio que se denomina veranear, aprovecho el tiempo libre del verano para hacer empalmes nuevos a la pajita, quién sabe si resista el año que viene un par de empalmes más.

Tomando conciencia de la estacionalidad de mis emociones me doy cuenta de que por algún motivo Abril es un mes crítico para mí. En este mes muere mi padre, muere mi abuelo materno, María me comunica que se quiere divorciar, seguramente hay más información que puedo asociar con la pérdida en esta época que nos lleva al verano, si miro más allá en el tiempo, el matrimonio de mis padres se empieza a deshacer en un verano en Benidorm, en el que mi padre no nos acompaña.

Tomando conciencia del bajón y del subidón en mi vida, y de la historia de vida que estoy repitiendo, qué parecida es mi vida a la de mi padre, a él también le divorciaron, él también perdió el contacto con sus hijos, él también se vio en una situación económica catatónica, de la que no pudo salir, con mi inestimable ayuda, y la de mi madre, su ex, realizo una terapia de biodescodificación que me conecta con mi linaje por parte de padre.

Aunque no soy partidario de una relación de ayuda estable en el tiempo, llámale terapia, quién sabe por qué me queda la impresión de que cedemos nuestro poder personal, y lo ponemos en manos del terapeuta, sí soy partidario de realizar actividades puntuales con personas que están especializadas en formas diferentes de ver la vida, y el ser humano en desarrollo y en relación.

En mi vida he realizado varias terapias raras, de ésas que se escapan del proceso terapéutico convencional, ya sea con constelaciones familiares, con numerología, imanes, con el árbol genealógico, nuestro sanador interior o bio-descodificación. Tengo que decir que todas ellas me han aportado una luz para entender la historia de mi vida, tan conectada con mis ancestros, con mi madre y mi padre, con mi abuelo paterno, con su padre. Quién sabe por qué llego a la conclusión de que vengo de una estirpe de niños maltratados, que empieza con Expósito, un niño de la inclusa, niños no vistos, niños maltratados, sí, que ofrecen a la siguiente generación parte de lo que han y no han recibido.

Y metido en esa línea, entiendo mejor el mal trato que no voy a aceptarle a mi hermana, ni a mi madre. Tal vez tampoco a mi ex, en una relación que va tomando forma en cómo mis hijos se relacionan conmigo, qué importante es la madre en la crianza de los hijos.

Un nuevo proyecto se está gestando. Tiene todo que ver con la energía de la que vengo. Del campo de la atención, en progreso, y del mal trato, hacia el buen trato, con las emociones en un ejercicio de desarrollo de nuestra responsabilidad personal.

Y experimento esta sensación conocida, es la emoción de lo nuevo, que pasa a acompañarme en este año en el que no he experimentado, al menos como en años anteriores, allá por finales de octubre, la energía del subidón.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 24, en este año sin subidón, una nueva sensación surge en medio del invierno, y me doy cuenta de que florezco con la emoción de lo nuevo.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, cono la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

conecto con mi padre muerto y no me acerco a celebrar navidades a casa de mi madre, ni de mi hermana, mis hijos están muy lejos, en esta primera navidad sin

En este ejercicio de explicar el mundo de las emociones, sin eludir esas que tanto nos des-agradan, el miedo, la tristeza y la rabia, empiezo hacer una diferencia que es fundamental entre el miedo y la rabia, y la energía asociada a los límites y las reglas.

En un fin de semana en el que voy a visitar a mi madre, y en el que voy a participar en una jornada en Bilbao, enfrente del Guggenheim, a la que me invita mi hermana, no puedo evitar lo inevitable.

Aunque mi comportamiento externo es bueno, yo diría que estupendo, la procesión va por dentro. Si fuese objetivo, la situación de mi vida es catatónica. Divorciado de la mujer con la decido en su día emprender un camino para toda la vida, chapadito a la antigua como estoy, y a 10.000 kilómetros de distancia de mis dos hijos, tras esa decisión que toma de irse a vivir a México con ellos, y tras la decisión que tomo yo de quedarme a vivir en España, mi vida relacional está tocada. Mi vida económica ahí le anda, intentando respirar sin suerte. Un par de deudas colean del fracaso de Navega. Hay días en los que siento que la pajita que me conecta con el aire y el mundo exterior no va a aceptar más empalmes. Mi modo, si se puede equiparar a alguno que conozcas, es de estricta supervivencia.

Sin embargo, como no solo de pan vive el hombre, los proyectos en curso, hoy 7 emociones, mañana el futuro emerge, la construcción diaria del blog de organizaciones con espíritu y corazón, hoy esto, mañana aquello, me van aportando vidilla. Silvia, convertida en pareja, Fernando, mi compañero de casa, soy tan moderno y práctico que practico la moda del co-housing, y Pedro, padre de Esther, compañera de clase de Maitane, son ese núcleo duro de relaciones que todas necesitamos para florecer, un aspecto que está más allá de la supervivencia.

En este marco de vida encuadro esta visita, en un día en el que me siento especialmente alegre, saco unas cuantas fotos del espacio y de las conversaciones nada más llegar, un espacio en el que voy a entablar, al de media hora, concluida la jornada de conversaciones, una conversación casual con una conocida de mi hermana, con una de las chicas que organizan el encuentro, y con Gabriela, compañera del CIE, Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, que también está hoy por aquí.

Unas conversaciones, la vida son conversaciones, que van a sacar a mi hermana de quicio, que entra a juzgar cómo le he podido decir esto a su conocida, cómo le he podido decir aquello a Gabriela, conocida mía, como le he podido decir aquella otra cosa a la organizadora. Las fotos que le he sacado y que comparto con ella por wasap, no sé si lo puedes adivinar, también le parecen mal.

La conversación con mi hermana no va a ser especialmente agradable, en nuestra vuelta a casa. En pocas palabras le vengo a decir que no le he pedido consejo sobre cómo tengo que comportarme en mi vida, ya soy mayorcito. Si algún día necesito sus consejos se los pediré.

Si todo esto ocurre el viernes, el sábado va a servir para empeorar la situación, Susana no le permite a su hija que se junte conmigo a pasear ni a saludarme en Sopelana, y la incursión de nuestra madre el domingo, que le llama por teléfono para pedirle cuentas, cómo se pudo comportar conmigo así, acaba siendo el detonante de la ruptura de nuestra relación.

Susana, hecha una fiera, viene a hacerme una visita el domingo a la hora de la comida, fuera de sí, y le ofrezco un ejercicio de espejo. Me voy a comportar exactamente como ella.

Mi madre hace un ejercicio de escapismo, seguramente no puede con esta situación en el que dos personas se gritan como posesos, que le contacta con una etapa pasada, ya remota, nuestro padre tuvo una enfermedad en la que no le supimos ayudar, mi padre fue alcohólico, y tenía un alcohol agresivo, chillón. Es comprensible que el efecto del miedo en mi madre le llevó a mimetizarse con la pared, el efecto camaleón.

Yo pude haber reaccionado con otra de las modalidades del miedo, podría haberme echado a correr, pero tomé otra decisión. De la misma forma que puedo tomar otra decisión pasadas unas semanas, pero decido, lejos de mis hijos, qué lejos está México de España, y qué cerca de los Estados Unidos de América, pasar mi primera Navidad fuera de casa de mi madre, y del contacto con la familia de mi hermana, en la que va a ser mi primera navidad sin.

Y comprendo desde lo más íntimo de mi ser la diferencia entre los límites y las reglas, creo que en esta vida no se me va a olvidar.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 23, conecto con mi padre muerto y no me acerco a celebrar navidades a casa de mi madre, ni de mi hermana, mis hijos están muy lejos, en esta primera navidad sin.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser mineral, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Claudio Naranjo conversa con Osho y con Miguel Ruiz, y una imagen de un mundo patriarcal muy bestia crece en mi interior

En el ejercicio de conectar el campo de la escucha y la teoría U con el mal trato y el buen trato, surgen relaciones inesperadas. En el ejercicio de conectar las 7 emociones y el campo de la escucha también.

Y escribiendo en el blog de organizaciones con espíritu y corazón voy contactando con mensajes que hablan del mal-trato y de ese proceso educativo que Miguel Ruiz denomina domesticación.

La sensación es curiosa. Queriendo hablar de responsabilidad emocional, al igual que ocurre en la primera sesión en Rivas – Vaciamadrid, parece como si quisiéramos hablar de todo lo que nos hace y nos ayuda a movernos en elevación, y buscamos un lenguaje apreciativo, ser positivos en la educación, el buen trato desde el primer momento, pero todo nos hace pensar que la cosa no va a funcionar así.

Hay emociones en la base de la pirámide, en la base de nuestra construcción personal, que deberían estar sólidamente afianzadas. 3 deberían ser los cimientos profundos, y bien asentados, de nuestros templos. Me estoy refiriendo a los tres colores cálidos, el rojo – el naranja – el amarillo, y las emociones que representan, el miedo – la tristeza – la rabia. Es muy curioso que ningún padre quiera tener un hijo miedoso, o miedica, tanto da, que ninguna madre quiera tener una hija tristona, ni siquiera melancólica, que ningún profesor quiera tener un grupo de alumnas iracundas, y si lo completamos con otros colores nuevos, aún por descubrir, que ninguna maestra quiera tener un grupo compuesto por jóvenes orgullosos.

Es normal que todo este viaje hacia la alegría y hacia la felicidad, hacia el hacer conjunto, con el liderazgo colaborativo y el triple ganar, requiera de un trabajo preliminar, ya que nadie puede estar mucho mejor si antes no está medio bien.

Y en el proceso vamos a encontrarnos con películas que hablan del juego libre, sí, pero que también hablan de la educación prohibida, y nos vamos a encontrar en especial con una comprensión de este proceso de aleccionamiento, que conocemos como educación, que algunos autores denominan amaestramiento o domesticación, y con esta visión tan bestia de una sociedad patriarcal, dura, competitiva, que no respeta a las personas, que se rige desde el ordeno y mando del patriarca, en general un hombre, por el artículo 33, porque lo digo yo, porque yo tengo el rango y el poder, el dinero y la jerarquía, cuando seas padre comerás huevos, mientras tanto me los como yo.

Osho y Claudio Naranjo nos ayudan con esta visión que es difícil de dulcificar del hombre en la sombra, en esta sociedad que posterga las emociones y a la mujer, y que adicionalmente no cuida a sus mayores, ni a sus niños.

Si el patriarca no cuida a nadie, mujeres, mayores y niños incluidos, ¿a quién le interesa este mundo patriarcal?

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 22, Claudio Naranjo conversa con Osho y con Miguel Ruiz, y una imagen de un mundo patriarcal muy bestia crece en mi interior

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra y del ser vegetal, del ser animal y del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el futuro emerge continuamente, pero mi día a día no debería ser así (o sí)

En el proceso de conectar la teoría U con 7 emociones, y la didáctica aparejada, por medio de la cual compartimos el modelo en diferentes entornos, por medio de las 3 visiones, la visión nocturna, de la mano de la luz difusa de infinito, se va haciendo grande.

Me despierto de madrugada con un sueño, que va a tomar un extraño nombre, el futuro emerge, una adaptación del subtítulo de la teoría U de Otto Scharmer, liderar desde el futuro a medida que emerge.

Y empiezo a encadenar noches en las que me despierto a las 5 de la mañana, a las 4, a las 2 y media, y encadeno un trimestre en el que este extraño proyecto va tomando forma, desde el sueño inicial, en el que un infinito enlaza el mundo social y el mundo corporativo, en un proceso y un evento que trata de aquellos temas, convertidos en preguntas, que las personas que se acerquen al proceso aporten, y que puede vincular ámbitos de nuestro interés, tan separados de forma sistemática, la educación y la salud, el desarrollo de los negocios y el desarrollo del ser y de las comunidades, la economía y el bien común.

El formato inicial, que pretende atraer a ponentes de referencia, en el formato convencional, el del speaker, incluye personas como César Bona, en la educación, Christian Felber, padre de la Economía del Bien Común, Christian Fleche, padre de la biodescodificación, Otto Scharmer, padre de la teoría U, Luis Espiga, Miriam Subirana, Albert Espinosa, una serie de personas que pueden y tienen algo que aportar a este futuro nuevo que construimos entre todas.

Este formato, tan tradicional, se va a ir transformando en un formato mixto, en el que las ponencias se van a ver acompañadas por conversaciones grupales, en un proceso que denominamos conversaciones Goetheanas, inspiradas por este famoso naturalista, al que muchas personas conocen como dramaturgo, gracias a Fausto, es curioso observar cómo cuando Goethe muere es la teoría del color la obra de la que más orgulloso se siente, qué curioso que sea tan diferente lo que el mundo aprecia de nosotras y lo que tiene verdadero sentido en nuestro interior.

Y en este proceso de compartir el sueño, que tiene forma de U, en principio vamos a lanzar este proyecto en Bilbao, Madrid y Barcelona, con la formación de 3 grupos que experimentan con esta nueva forma de conversar, contactando con la energía del mejor futuro que se quiere hacer presente entre nosotras, el mejor potencial posible, observo cuán difícil es compartir un formato nuevo en los ámbitos en los que este infinito enlaza. A las dificultades que podemos imaginar en el mundo corporativo se unen las dificultades que van surgiendo en mundo social, en los grupos de conversaciones.

Contactos con el mundo corporativo se suceden, en paralelo con los contactos con los ponentes, con las conversaciones en los 3 territorios, y el sueño parece ralentizarse. Este proyecto que inicia el último trimestre del 2016, y que tiene salas reservadas para su realización en 2017 Caixaforum, en Madrid y en Barcelona, lo vamos a posponer un añito, para empezar, mientras los grupos siguen tejiendo conversaciones, e investigando qué es eso del liderazgo colaborativo, en relación con la sostenibilidad de las relaciones humanas, esa línea que se hace evidente en el grupo de Bilbao, cuánto interés hemos puesto en la sostenibilidad del medio ambiente, y qué poquito hemos hablado de la sostenibilidad de las relaciones humanas, no sé si te da algo que pensar, a mí sí.

Y voy a tardar todavía un semestre más, déjame que avance la película del tiempo, hasta el 2018, ya casi estamos en tiempo presente, para enlazar una serie de procesos en los que rozo de forma brutal, y repetida, con personas desconocidas, con personas entrañables, familia y amigos.

En torno a mi cumpleaños, en un fin de semana en el que asisto a un taller de Dragon Dreaming, una trifulca se entabla a mi alrededor, con la inestimable ayuda de la facilitadora, Beatriz, que decide hacer caso omiso de los fundamentos de la facilitación, y se dificulta terriblemente el taller, en un proceso en el que no soy el centro, pero en el que participo de forma singularmente activa. Una o dos semanas más tarde, otro tanto ocurre con Montse, que va a participar en un proceso de facilitadores de 7 emociones, que yo promuevo en el Urdaibai, tan cerca de la casa de mis padres, qué bonito es volver a casa por Navidad, y también por primavera, y observo cómo la lista de relaciones difíciles, que inicia mi hermana meses atrás, antes de navidad, se va haciendo grande, con Beatriz, con Montse, con Mery, con Lilian, con Alberto, con Pablo, no todas son mujeres, como puedes observar. Con mis hijos también, Gorka y Maitane, cómo duele ahí.

De alguna forma observo cómo me retraigo en mi proceso de comunicar. Doy un paso atrás e intento darme el tiempo y el espacio necesario para volver a contactar con estas personas desde un sitio nuevo.

Han pasado 4 meses desde finales de abril, y he vuelto a hablar con Lilian y Montse, espero poder hablar con Alberto y con Pablo en fechas por venir. A los madrugones para desarrollar esta visión que denomino el futuro emerge se le suman en estas fechas desvelones, en los que no me levanto de la cama, y conecto con alguna de estas personas con las que no he podido restablecer la relación, familia y amigas, personas entrañables a las que me gustaría cuidar en mi vida, como me gustaría cuidarme yo mismo.

   así lo vimos…

Y en vez de contar ovejitas, muchos días practico con unas extrañas frases que dicen:

Lo siento,

perdóname,

te amo,

gracias.

En este tiempo reciente, he sido capaz de observar qué ocurre con mis relaciones cuando me retraigo, cuando dejo de comunicar lo que siento, cuando no abro el espacio para que la otra persona, aquella con la que ha existido una fricción, me cuente cómo se ha sentido. Y he dado un paso atrás con el futuro emerge. Si quiero que el mundo evolucione no está de más si doy un paso, o dos, en estricta primera persona, y sigo indagando en la sostenibilidad de las relaciones humanas, empezando con las personas más cercanas en mi vida, mi pareja, Silvia, mis hijos, Gorka y Maitane, mi madre, María Pilar, mi hermana y mis amigos, esa familia que desarrollamos en nuestras relaciones, nuestra segunda familia.

Mientras, sigo practicando estas extrañas frases, inmerso en la luz difusa de infinito, con la ayuda del Ho’oponopono:

Lo siento,

perdóname,

te amo,

gracias.

Cuando nosotros decimos “Lo siento” estamos reconociendo que algo (no importa saber el qué) ha penetrado en nuestro sistema cuerpo / mente / emoción.

Buscamos el perdón interior por lo que aquello nos trae. Al decir “Perdóname” no estamos pidiendo que nos perdonen, estamos pidiendo que se nos ayude a perdonarnos.

“Te amo” transmuta la energía bloqueada (que es el problema) en energía fluyendo, y nos vuelve a unir a la fuente.

“Gracias” es la expresión de gratitud que nos conecta con nuestra fe en que todo será resuelto para el bien mayor de todas las personas involucradas.

Si el liderazgo colaborativo existe y existe algún interés por las conversaciones goetheanas y por el futuro emerge en los grupos de Bilbao, de Madrid, de Barcelona o Zaragoza, lo que tenga que ser será, observo cómo el futuro emerge continuamente, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

escuchar es amar, capítulo 21, el futuro emerge continuamente, pero mi día a día no debería ser así (o sí)

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

un viaje de 3 pasos, 3 visiones, la visión diurna, la visión nocturna, los cambios de visión, sirve para compartir este ejercicio de observar que es la vida

En el primer piloto para el desarrollo de 7 emociones, en concreto en las comunidades de aprendizaje de Rivas – Vaciamadrid, visualizamos cómo podríamos compartir los fundamentos de 7 emociones.

Si entendemos la teoría del color de Goethe, y cómo se originan el espectro frío del color, y el espectro cálido, 2 gamas de energía que se encuentran en el medio, en el color verde, y tenemos en cuenta que nuestra propuesta inicial para la formación de un grupo es un proceso que encadena 7 u 8 sesiones, difíciles de adoptar en muchos entornos, lo que va a venir es bien sencillo.

En 3 sesiones vamos a hacer un recorrido por los colores cálidos (el primer día), y las emociones que representan, por los colores fríos (el segundo), con un tercer día para el verde, ese color que nos permite el puente entre lo fío y lo cálido, los mundos del Ser y del Tener, el des-apego y el ego, y para tejer puentes nuevos que correlacionan la responsabilidad emocional con el mal trato, convertido en bueno, y con el campo de la escucha, fundamento para el liderazgo colaborativo, y esa forma nueva de estar en el mundo y de conversar.

Y en el proceso de pintar los colores cálidos, el rojo – el naranja – el amarillo, nos preguntamos dónde pintaríamos la luz focal del sol que los origina.

Y en el proceso de pintar los colores fríos, el azul claro – el azul índigo – el violeta, nos preguntamos dónde pintaríamos el foco de la luz difusa de la oscuridad, convertida en luz de infinito, que contradictorio, ¿puede tener foco una luz difusa?

Y observamos cómo en la materia, las emociones nos llevan del rojo al amarillo, en un proceso que nos acerca al sol, de la misma forma que en el espíritu las emociones nos llevan del azul claro al  violeta, en un proceso que nos acerca a esa fuente de luz de infinito, y entendemos cómo esta escalera de colores, fríos y cálidos, cálidos y fríos, hagamos lo que hagamos, nos conduce inevitablemente hacia la luz.

 así lo vimos…

Tras correr este primer proceso en Rivas – Vaciamadrid contamos con un modelo de responsabilidad emocional, 7 emociones, y con una didáctica para aterrizarlo en el mundo, un qué y un cómo, que vamos a tener que testear en otros ámbitos, que vamos a tener que validar y mejorar, y parece que ya hemos hecho un montón de cosas, pero el viaje no ha hecho más que empezar, mientras observamos las respuestas de todos estos grupos con los que compartimos el viaje, con la visión diurna y el ser en la sombra, así de fuerte es el sol así es la sombra, para empezar.

escuchar es amar, capítulo 20, un viaje de 3 pasos, 3 visiones, la visión diurna, la visión nocturna, los cambios de visión, sirve para compartir este ejercicio de observar que es la vida.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

y 7 emociones surgen en el camino, un modelo que va a servir para acoplar el campo de la escucha, un regalo de la teoría U, y el buen trato del teléfono de la esperanza, y de Luis Emilio

En las 5 reuniones que van a componer el segundo desafío del talento solidario de la fundación Botín, vamos a tomar contacto con el arte de contar historias, con la capacidad de escuchar voces y enfoques tan diferentes entre sí, la escuela pública y la concertada, las voces de fundaciones y asociaciones desarrollando funcionalidades para colectivos en peligro de exclusión, proyectos para el curriculum bimodal y para el recreo, para necesidades de aprendizaje específicas, mientras realizamos quehaceres relativos al proyecto que presentamos, que va a desarrollarse a la voz del tam, siguiendo metodologías ágiles, no sé si has leído algo de SCRUM, con 5 sprints, si eres aficionada al ciclismo es fácil de entender, varias metas volantes, cuatro en este caso, antes de la llegada a meta.

En el proceso escuchamos unos cuantos de los problemas que cruzan el ámbito educativo, profesoras y maestras saturados, un sistema educativo que no ha tenido paz ni reposo, con modificaciones desde la derecha y desde la izquierda que no lo han llevado a un sitio significativamente bueno, con falta de medios, a veces muy poco práctico, en algún caso no adaptado a las necesidades del mercado al que da servicio, y nos preguntamos, qué curioso, si el proyecto que nos ha abierto la puerta al proceso, comunidades de apreHendizaje, es el proyecto que vamos a presentar en la reunión final, en el fin de la vuelta, o hay algo, significativamente más interesante, y más fácil de desarrollar, que se puede presentar, y que puede ser de mayor impacto en este ámbito educativo.

De alguna forma, el proyecto, siempre tan auto-afirmado, se va abriendo a una pregunta, siempre tan abierta a lo que está por venir, y surge, como una inspiración ,7 emociones, un regalo al mundo educativo desde el mundo emocional, con un modelo que se puede desarrollar bajo licencia creative commons, una licencia abierta, tan diferente del copyright tradicional, para que se pueda compartir sin coste, como puede ser sin coste el acceso a un MOOC, Massive Open On-line Course (curso de acceso masivo y gratuito por internet), que soporte el viaje por las 7 emociones.

Como nuestra organización, ya sea por medio del proyecto de comunidades de apreHendizaje, ya sea por medio de 7 emociones, promueve el desarrollo del mundo emocional y de la conciencia, vamos a integrar los fundamentos del campo de la atención, convertida en procesos de escucha y en conversaciones, y la teoría relativa a este tema, un regalo de la teoría U, en este taller que recibo en MediaLab Prado y que corre paralelo con el SCRUM y los sprints de la fundación Botín, con un poquito de análisis transaccional, el mal trato y el triángulo de Karpman (con las figuras del perseguidor, la víctima y el salvador) y con la evolución del buen trato en nuestras vidas.

¿No debería tratar de eso un proceso de inteligencia emocional, que vamos a reformular dentro de poco como responsabilidad emocional?

Sin quererlo, 7 emociones va a integrar las dos teorías de inteligencia emocional que nos nutren en aprendemos todos, de la mano de Arancha Merino (el MAT, Metamodelo de Análisis Transaccional), de la mano de Luis Emilio (con los colores y las energías de los chakras), con la teoría U de Otto Scharmer, ya que hay una emoción que funciona a modo de puerta, entre el mundo del ego y la materia, de un lado, y el mundo del yo soy, del desarrollo personal y de los grupos, una vez hemos cruzado el umbral.

Sin quererlo, el taller de la turmalina surge en auxilio de las 7 emociones, y una pregunta, que en realidad son dos, permiten que el arco iris venga a nuestro auxilio. Goethe, sin haberlo pretendido, viene en nuestra ayuda.

Las 7 emociones van a ser un puente entre el mundo de la responsabilidad emocional, el mundo del desarrollo social y de un nuevo tipo de liderazgo, tan importante en el ámbito social como en el desarrollo corporativo, el liderazgo colaborativo, y el mundo del mal trato, tan extendido a nuestro alrededor, que se convierte en buen trato, desde nuestra conciencia en desarrollo, y con la ayuda del color.

Y eso es lo que vamos a presentar en la reunión final del desafío del talento solidario, con un video que celebra el proceso recorrido en estas 4 metas volantes y en el sprint final, 7 emociones, un modelo que vamos a participar en abierto por medio de un MOOC, una ofrenda al sistema educativo español, que, diga lo que diga el juzgado del desafío, ya tiene premio, ya que hemos recabado la financiación que buscábamos en un proceso paralelo gota a gota, en Goteo, una plataforma de financiación social.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 19, y 7 emociones surgen en el camino, un modelo que va a servir para acoplar el campo de la escucha, un regalo de la teoría U, y el buen trato del teléfono de la esperanza, y de Luis Emilio.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

abierto progresivamente al campo social y de la educación, recibo dos invitaciones, para continuar con el 3

Termina el curso y escribo en un powerpoint mis deseos para el curso nuevo, en este proceso de cerrar carpetas, que en algunos casos nos lleva a una reflexión, una reflexión que normalmente oficializo en las fiestas de navidad, y que por eso llamo la reflexión del turrón.

Para este año nuevo, y ahí puedo observar mi acercamiento al mundo educativo, 3 áreas de desarrollo centran las actividades de organizaciones con espíritu y corazón:

  • el mundo corporativo,
  • el mundo social,
  • y el mundo educativo.

De vuelta de vacaciones de verano, en la primera semana de Setiembre, dos causualidades van a acompañar estos deseos al viento. Un correo que se convierte en invitación para participar en el segundo desafío talento solidario de la fundación Botín, centrado en el desarrollo de la educación en España. Y una llamada de teléfono, con una conversación con Carlos Goga, frente al museo Reina Sofía, que se convierte en una toma de contacto con el U-lab que desarrollan conjuntamente MediaLab Prado y el impact Hub, un formato presencial que acompaña el MOOC, en el que voy a participar de forma inminente. A la voz de ya.

Y es curioso cómo en menos de 10 días hemos constituido una sociedad, historias que TRANSforman, que va a presentar un proyecto al desafío solidario. Y cómo el día siguiente de la reunión con Carlos estoy presente en la presentación del U-lab (laboratorio de la teoría U), a escasas dos manzanas de donde nos juntamos a tomar una cerveza el día anterior.

Las fuerzas del universo, llámales caususlidades, sincronicidad, llámales como más te guste, a veces parecen abrirnos puertas, de una forma mágica, quién sabe por qué este mes de setiembre no puedo sino pensar que yo, en estos días, simplemente tengo que estar allí.

   así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 18, abierto progresivamente al campo social y de la educación, recibo dos invitaciones, para continuar con el 3.

¿alguna vez has pensado que tu camino simplemente pasaba por ahí?

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

y la esperanza se va asentando en mi vida, con la ayuda de un teléfono, que no llego a descolgar

La forma de escuchar de Leo (Luis Emilio Oliver) en uno de los ejercicios que desarrollamos en Pradoluengo, que trata sobre la escucha empática, me impacta, cosa que no es extraordinaria si consideramos de dónde vengo.

En el viaje de vuelta a Madrid, que pienso realizar con Fidel pero que una causualidad corrige, Leo me va a acercar a la plaza de Castilla en Madrid, aprovecho para interrogarle, y saber más del origen de esta capacidad que ha desarrollado con el tiempo, un origen que él comparte conmigo, de la misma forma que hoy lo comparto contigo yo aquí, Leo ha sido durante unos cuantos años voluntario del teléfono de la esperanza, y parte de lo que con nosotras comparte lo ha aprendido y desarrollado ahí.

Con un espacio entre el pensamiento y la acción por lo general relativamente corto, cuando el pensamiento no se me enrosca sobre sí mismo, me hago con el teléfono de contacto o la web, no me acuerdo bien, del teléfono de la esperanza en Madrid, y me informo sobre los talleres que desarrollan relacionados con la escucha empática, y asisto a un taller en el que explican el proceso, que viene a durar un año.

3 seminarios de un trimestre, qué curioso este número, el 3, que vuelve a aparecer aquí y allá, componen el proceso. Un primer taller para entrar en contacto conmigo mismo, un segundo para entrar en contacto con el otro, y nuestra forma de comunicarnos, y un tercero para desarrollar las habilidades propias de los procesos de escucha al otro lado del teléfono, en lo que viene a ser la relación de ayuda.

Me apunto con Silvia, y juntos vamos a desarrollar este proceso que nos lleva del desarrollo personal, todas tenemos algún que otro bollo a trabajar, a la relación de acompañamiento. Estoy en el tercer trimestre y empezamos a observar los matices de las llamadas que entran, y los procesos de atención que la escucha empática promueve.

Nota sobre la escucha activa.

En el teléfono aprendo que no somos capaces de salvar a nadie, por lo que no se trata de entrar en el problema que la persona que llama nos va a compartir. A veces estamos solas, a veces nos sentimos abrumadas por el peso del pasado, que proyectamos en un futuro que no es precisamente verde. A veces las personas que estaban a nuestro alrededor han desaparecido, por uno u otro motivo. Se han hartado del disco rallado, están molestas con nosotras, aburridas, contrariadas, o simplemente no están a nuestra disposición cuando las necesitamos.

Además, los problemas que vamos tejiendo en nuestras vidas tienen tantos matices y tantas texturas que son difíciles de desentrañar y encauzar, a veces no es posible ni con la ayuda de una persona profesional. Es por eso que no se trata de resolver.

Me apunto la idea. No se trata de resolver problemas de nadie. No se trata de aconsejar. Si acaso, podemos devolver un espejo en la que la persona se puede mirar. Lo que dice, cómo se siente, qué es lo que hace. Ojalá esta comunicación en espejo le ayude a conectar qué es lo que piensa, siente y hace que contribuye a desarrollar su mal estar. Porque otra forma de pensar, de sentir, de hacer, también de hablar, es posible.

Y me acuerdo del Sr. Lobo en Pulp Fiction. Y me dejo apuntado para el tiempo por venir. Yo no soy Lobo, y no se trata de resolver.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 17, y la esperanza se va asentando en mi vida, con la ayuda de un teléfono, que no llego a descolgar

Silvia se hace consciente de que no se va a hacer voluntaria del teléfono. Y yo tengo mis dudas, pero en el proceso de escuchar discos rallados que se han vuelto dependientes de la escucha que el teléfono les presta me voy des-conectando de la idea.

De alguna forma conecto con otra alternativa, que tal vez tenga en mi vida más valor. Si quiero ayudar a alguien, tal vez pueda hacer ejercicios con mi madre, y ofrecerle a ella lo que ella no me pudo ofrecer a mí.

Miro atrás con cariño, porque si miro de otra forma me va a dar una tortícolis, o un patatús, y me perdono por no haber sabido acompañar a mi madre como un voluntario del teléfono habría hecho, con total desapego, sin tratar de ofrecer mi solución a su vida, desde la escucha atenta, desde el cariño, que refleja en el espejo la imagen que recibe, sin más.

y me lo apunto una vez más, no soy el Sr. Lobo y no he venido a resolver.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser mineral, el ser vegetal, el ser animal y el ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Javier me invita a un taller para observar una piedra, y meditar el color, mira que eres raro, Javier

En el proceso de ir a talleres raros de fin de semana, o durante el curso, como es el caso del taller de Agustín, o el de acuarelas de Henk Jan, un taller que va a tener una continuación en uno de talla de madera, el fin de semana que me paso en un taller de observación que tiene como tema una piedra preciosa, la turmalina, no tiene comparación.

Me va a invitar Javier, padre del cole, padre de Cristina, compañera de Maitane, mi niña pequeña, mi hija mayor, ya que sólo tengo una hija mujer, que va a recibir de Gorka el regalo de asistir a la escuela Micael desde primer año de jardín de infancia. Javier, chico majo, bilbaíno de pro, cantante en Milán, casado con gallega, afincado en Madrid, las vueltas que da la vida, hay que ver.

Y voy a pasarme un fin de semana en un taller de observación, complementado con procesos de descripción, en el que voy a entender que la frase “la pared es blanca” es un simple y burdo ejercicio de etiquetado, que nos permite acercarnos a una realidad compleja, casi sin rozarla, a nivel mental, como nos ocurre con el arco iris, que hemos dejado de observar, detrás de esa etiqueta que calma nuestro cerebro, encajonado en la etiqueta y en la clasificación.

Y vamos a poder entender, ya es domingo por la tarde, un poco de la naturaleza del color y de la luz, con la ayuda de una serie de experimentos por medio de los cuales Goethe, un naturalista al que el mundo conoce por una ópera, Fausto, especializado como buen naturalista en el arte de observar lo que está siendo a nuestro alrededor, entiende el baile entre la luz y la oscuridad, baile que se plasma de forma diferente en los experimentos de la caja negra, en la frontera entre el blanco y el negro, y entre el negro y el blanco, abajo y arriba, arriba y abajo, que parecen lo mismo pero es distinto, un baile entre dos, la luz y la oscuridad, que toma significado real cuando el ojo del ser humano y su proceso de percepción se hacen presentes.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 16, Javier me invita a un taller para observar una piedra, y meditar el color, mira que eres raro, Javier

Las personas se conocen a sí mismas en la medida que conocen el mundo,

Se conocen a sí mismas sólo dentro del mundo,

Y conocen el mundo sólo dentro de sí mismas.

Cualquier objeto, bien contemplado, abre un nuevo órgano de percepción en nosotras.

Goethe

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal y del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

 

https://wp.me/p3iA9W-3V5
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

en aprendemos todos entiendo que uno se lo puede pasar bien en el cole, también en verano, y contacto con otra forma de escuchar

Ya ni me acuerdo qué pensamiento cruza por mi cabeza este jueves, bajando por la Castellana, camino de una reunión con Bernardo, mi amigo de Huesca, mi primer mentor en el mundo laboral, consultor senior de un chiquilín que no sabe ponerse la bata recién llegado a la planta de Nissan Motor Ibérica en Barcelona, cuando le llamo a Alicia Bastos, terapeuta de reflejos de Gorka, que se va a escabullir de la invitación que le hago para tomar un té, y me invita a un congreso relacionado con la educación, en el que participa, que va a tener lugar ese mismo fin de semana, por decirlo de alguna forma pasado mañana.

Pero dejo que esta causualidad fluya, y asisto al primer congreso de aprendemos todos, un congreso en el que una serie de ponentes, Fidel Delgado, Alicia, Luis Emilio Oliver, Jaime Buhigas, nos van a dar un recorrido por una educación alternativa, convertida en procesos de aprehendizaje, con hache intercalada, porque hay una diferencia importante en el proceso educativo, por medio del cual nos enseñan, y los procesos de aprehendizaje, por medio de los cuales incorporamos aquello que necesitamos, un proceso que se vuelve mucho más potente cuando nuestras emociones están presentes, y hay algo en el proceso que lo convierte en significativo.

Y voy a seguir vinculado con el proyecto que lidera Marina, tan bien acompañada por Carlos, qué pena que hoy estás tan lejos de España, y tan cerca del lejano oeste, Carlos, también en el primer encuentro de verano que la escuela de aprendemos todos celebra en Padroluengo, en un proceso conducido al hilo de una obra de teatro musicada, el sueño de una noche de verano, de Shakespeare, de la mano de Jaime Buhigas, un proceso de una semana en la que vamos a disfrutar de dos modelos de inteligencia emocional, parecidos y contrapuestos, los modelos que nos presentan Arancha Merino, con base en el MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional, de Eugenia Azancot), y del modelo que va desgranando Luis Emilio, con las mismas emociones en la base, el miedo, la tristeza, la rabia, y que va a evolucionar en clave musical, al DO – RE – MI se les unen el FA – SOL – LA – SÍ, un FA que ocupa la energía del amor, y que nos va a guiar en el proceso de bien decir (bendecir), de bien pensar, y de bien vivir.

En la escuela de verano, y en los talleres posteriores con Luis Emilio, y en las charlas que mantengo con Arancha, cuyos dos primeros libros compro, relacionados con emociones y con características de la personalidad, en relación con las emociones, observo cómo se mantiene esta tensión creativa entre Arancha y Luis Emilio, quién sabe por qué tengo una impresión de que el modelo que compartes con el mundo te ha abducido, ya no eres tú, eres él.

Y disfruto estos procesos en los que bailamos con nuestro modelo, con la contradicción que se genera entre lo tuyo y lo mío, lo que quiero ser y lo que estoy siendo en el día a día, ese baile que no necesitamos resolver por ahora, mientras la música que acompaña este sueño, una preciosa noche de verano, resuena a nuestro alrededor.

 así lo vimos…

escuchar es amar, capítulo 15, en aprendemos todos entiendo que uno se lo puede pasar bien en el cole, también en verano, y contacto con otra forma de escuchar.

tienes más información del proyecto escuchar es amar (la app) en el siguiente link.

los 4 reinos es una forma didáctica, alternativa, con la ayuda del ser piedra, del ser vegetal, del ser animal, y del ser humano, que nos sirve para explicar el campo de la atención formulado por Otto Scharmer en la teoría U.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.