descendientes de tribus guerreras

Claudio Naranjo nos habla en esta entrevista de menos de media hora de un mundo supuestamente civilizado en el que crecen nuestros hijos, bajo un dominio masculino, que se rige por una actitud bandida, canalla,

para conformar una sociedad bárbara y un mundo en el que nos relacionamos desde una lógica depredadora, conquistadora, aunque el mundo esté 10 veces conquistado, y quede poca cosa por conquistar,

una sociedad enferma en la que no tenemos espacios de verdad para compartir las cosas íntimas, en la que no tenemos libertad para decir sí o no, ni para amar de verdad,

un mundo que no está hecho para niños, que no cuida a sus pequeños ni a sus mayores, parece que no son una inversión rentable, un mundo en el que nos invitan a que sigamos ciegas, en vez de sanar la familia y nuestro ser interior, tricerebrado,

un cerebro que se compone de 3, no sólo existe la corteza cerebral y el córtex, tan ponderado por esta tribu guerrera, también existe un cerebro propio de nuestro niño natural y de nuestra madre protectora,

en fin, 30 minutos que te pueden dar que pensar sobre esta sociedad de la que todas nosotras somos cómplices, más o menos inocentes, cada quien sabe en qué medida se compromete en su desarrollo personal,

o se hace la tonta, o se queda muda y ciega.

   así lo vimos…

y transcribo unos cachos, perdóname que no sea 100% literal, la paciencia y el tiempo dan para lo que dan, yo que tú me regalaría 30 minutos para escuchar a este maestro de vida, Claudio Naranjo, un auténtico regalo para este año par.

 

Claudio nos habla de …heridas y traumas de las relaciones paterno filiales, el trauma patriarcal,

de un mundo que no está hecho para el niño, este mundo está hecho para una ética guerrera, somos descendientes de tribus guerreras que se disputaban el territorio de forma muy violenta

un problema que no está en los pueblos precivilizados,

los ingleses se encontraron con los indígenas americanos con un mundo de gran colaboración, no con un mundo competitivo, querían ellos comprar tierras y se encontraron que no habían dueños de la tierra, porque la gente sentía que la tierra es la madre, no es una propiedad material,

entonces querían los ingleses, colonizadores, saber quién es el jefe, aquí no tenemos jefes, todo lo discutimos en grupos, somos tribus, es como el grupo familiar, en el que hay cariño, y todo se ve juntos,

2:35 ¿hemos matado lo primitivo en nosotros?

hemos prohibido lo primitivo en nosotros,

lo que llamamos civilización es el dominio masculino, que empezó hace 7000 años nace el dominio de la masculino, con el calendario, la escritura, la investigación científica, el conocimiento, siempre se destacaron los progresos de la civilización,

y no se vio lo que ahora están viendo los arqueólogos, con el comienzo también de la injusticia, la esclavitud, las guerras continuas, el espíritu combativo que el dominio masculino trae consigo,

7:00, somos portadores de una dureza al decirle al niño que tiene que ser de esta manera y no de otra, estamos cumpliendo con una función que nos toca como padres de transmitir la cultura,

un niño que es un ser que nace libre, y que poco a poco es condicionado a través del miedo, domesticado, la palabra que más escucha un niño es no, el mundo no está hecho para los niños.

6:40, no queremos reconocer que lo hemos hecho mal, en cierto modo fuimos inocentes, no hemos sido tan creativos para darle la vuelta a esto, somos el conducto a través del cual pasa la sociedad,

con la ideología del padre severo, si alguien hace algo mal la mejor manera de remediarlo en la de amenazar, frente a la posición más materna, mas femenina, una fe de que lo que necesita el niño es comprensión.

y aumenta la severidad de acuerdo a la voluntad de doblegar, de domesticar, y hay un resultado relativamente bueno en lo exterior, que descansa sobre una creencia de que el niño es malo, que no va a querer obedecer, que hay una maldad que no hay que auspiciar.

tiene que haber límites, ¿cómo se componen esos límites no castrando?

a un niño se le puede castigar de manera cariñosa, de una manera que haya comunicación,

una forma que no cree pánico, que no cree una respuesta de respeto temeroso

quien manda aquí soy yo,

una gran tentación de los padres, poco a poco el amor a los padres que se fue transformando poco a poco en respeto, que los convierte en una autoridad intocable,

los padres se refugian porque se sienten culpables, se refugian en el respeto y en la actitud represiva,

se puede tener una mejor comunicación, y tratar de equilibrar el cariño con el respeto, no dejarse llevar por las respuestas agresivas,

no sabemos bien en qué medida se les echa a perder la vida una infancia de excesiva seriedad, reproche, obligación, de no ser vistos, de no ser realmente oídos

11:45 ¿cómo hacemos para des-bloquearnos, para sacar la parte más comprensiva?

salimos muy resentidos de la escasez de amor, ninguna generación tiene todo el amor que necesita, los padres están trabajando, están en la guerra, no alcanza que los dos trabajen, ¿dónde está la atención para los niños?,

las situaciones económicas y las situaciones de vida han perjudicado mucho a los niños,

cada generación está en una situación en la que cada uno quiere ser querido, la madre no tuvo suficiente amor, no llenó su recipiente, y en cuanto tiene que darle al hijo está en conflicto, no tiene la plenitud que le permitiría darse por completo, no está tan disponible, necesita ocuparse de sí misma, necesita su propia búsqueda,

¿cómo un persona puede llegar a una mayor plenitud?, entonces podrá dar más

procesar el pasado, la infancia, para poder dejarlo atrás, ya eso pasó, ahora soy dueño de ser en una vida menos condicionada por esos hábitos del pasado

Todos somos víctimas de una sociedad enferma.

la civilización es una respuesta a una época en la que hubo gran escasez, los líderes masculinos tuvieron que convertirse en predadores, conquistadores, pero el mundo está 10 veces conquistado, no hay más que conquistar y seguimos siendo conquistadores,

la actitud conquistadora es una actitud bandida, una actitud canalla,

el mundo civilizado es un mundo muy inmoral, muy malvado, que no quiere al otro, que no tiene sentido del bien común, hay que defenderse tomando todo lo que se pueda,

estar haciendo uno algo para mejorar como persona introduce un gran cambio,

Gurdjeff decía que si trabajas en ti mismo se benefician tus hijos,

la mayor parte de la gente no tiene mucha vida interior, está ocupada en hacer lo que hay que hacer,

cada vez hay una esclavitud laboral más fuerte, menos ocio, más necesidad de sobrevivir, sin embargo hay personas que hacen el sacrificio de dedicarse algo de su tiempo en mirar hacia dentro, escribir, que ayuda a tener más claridad sobre lo que te está pasando, la amistad, como sustituto de la psicoterapia, el amor,

hay un elemento transformador en los contactos profundos, es bueno que la gente tenga un espacio de verdad, en el que se dicen las cosas íntimas, un gran estímulo para no hacerse el ciego a lo que nos está pasando,

el mundo invita a que uno se vuelva ciego.

19:20 en algunas sociedades el niño tiene mucho poder

el ambiente americano es muy ambivalente, muy mentiroso, parece que se les hacen muchas fiestas a los niños, con muchos juguetes, es mucho negocio, la televisión tiene como objetivo al niño, hay mucho amor falso también, con mucho alarde de amor por parte de los padres a los niños,

es una especie de infanticidio silencioso,

cuando uno llega como terapeuta a ayudar a un adulto aparece mucho el niño interior dentro del adulto que se queja de lo que no supo quejarse cuando era niño, es muy importante que el adulto sepa despertar a ese niño interior muy enojado, que pueda expresar esa rabia irracional que sintió el niño,

porque sin el permiso de sentir esa rabia uno vive como un animal castrado,

todo animal puede ser domesticado, hay un momento en el animal se rinde, a los adultos hay que devolverles el dolor y la rabia infantil para que puedan estar enteros, sólo desde ahí se puede recuperar el amor,

para amar hay que tener la libertad de decir sí o no,

hay que salir de que tengo que ser un niño bueno,

la rabia incondicional es el comienzo de una nueva libertad,

hay una contradicción en la ética cristiana que predica el amor a los demás, pero no predica el amor a uno mismo

dice ama al prójimo como a ti mismo, en la práctica es como si el mensaje que transmite la cultura es no te ames a ti mismo, porque eso es egoista,

no funciona el amor al prójimo si no hay amor a uno mismo,

la mayor parte de la gente se tortura a sí misma, se antagoniza, son capataces de sí mismos, o se reprimen a sí mismos, se desvalorizan a sí mismos, hay muchas cosas que hacemos para disminuirnos a nosotros mismos, para esclavizarnos a nosotros mismos.

23:50 cada vez estamos más alejados, tal vez por la tecnología, por la forma de vida, falta contacto…

hay una escasez de amor, tiene que ver con la subordinación de la mujer, es una cultura demasiado masculina la cultura civilizada, la mujer tiene menos poder, y a veces cuando el niño tiene el cariño de la madre el cariño de la madre no cuenta tanto, porque la madre no es nadie,

no sabemos cuánto estamos pagando por la infelicidad,

para sanar la sociedad habría que sanar la familia, y para sanar la familia habría que sanar una familia interior, porque tenemos tres partes en el cerebro, se dice que somos tricerebrados,

un cerebro instintivo, del niño, que desea, un cerebro medio, como una madre, que heredamos de los mamíferos, con el sentido del otro, y el cerebro propiamente humano, la corteza cerebral, el  intelecto,

a mí me gusta el planteamiento de Gurdjeff que decía que necesitamos una educación para tricerebrados, estamos enseñando sólo al intelecto, enseñando cosas sobre el mundo, ¿para qué?,

la información abunda, lo que necesitamos es el cariño, lo que necesitamos es la libertad, es como este exceso de padre, sobre la madre y sobre el hijo, tendrían para sanar que ser tres poderes equilibrados,

tendría que haber más democracia familiar, no solo entre hombres y mujeres, que no haya tanto abuso de poder, tanta ceguera para ver lo que quiere el hijo, o lo que percibe el hijo,

se necesita en el mundo una política de la conciencia, una política que se desarrolle en el desarrollo de la conciencia, en sanar estas cosas de las que hablamos.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que integra los fundamentos del desarrollo de la conciencia (atención, presencia) y del buen trato (a partir del desarrollo de nuestro niño interior, nuestra madre protectora, nuestro ser adulto),

no es extraño que la teoría del P-A-n y los procesos de apreHendizaje y  la educación de nuestros menores (culturización, adiestramiento, amaestramiento) formen parte de nuestra propuesta, y que nos guste tanto esta entrevista a Claudio Naranjo.

Si quieres reflexionar sobre las características de nuestra madre protectora, de nuestro niño natural sano y de nuestro ser adulto, 3 juegos de características que nos llevan a una vida sana, armónica, preciosa, puedes seguir este enlace,

y si quieres realizar un autodiagnóstico sencillo, puedes abrir éste.

puedes descargar 7 emociones, creative commons, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, desde este enlace.

 

 

 

 

Anuncios

vamos a portarnos mal

elotrogrupo iniciamos un grupo piloto con las 7 emociones en la comunidad de aprendizaje de Rivas-Vaciamadrid, un proyecto que engloba a 700 personas voluntarias, para apoyar a jóvenes desde infantil a bachillerato en 15 centros del municipio,

en un taller que bien podría ser un formato tipo, una reunión para tratar los fundamentos de las 3 emociones básicas que condicionana tanto nuestras relaciones en el mundo del tener, el miedo – la tristeza – la rabia,

y de las relaciones que emergen de estas tres emociones, con ayuda del análisis transaccional, la teoría del P – A – n (Padre – Adulto – niño), y la teoría de Karpman, que bosqueja al ser humano en la sombra,

y como en todas nuestras actividades sustituimos el powerpoint por preguntas, y en vez de afirmar recogemos respuestas, y vemos lo que el grupo nos devuelve, y empiezan a surgir las sorpresas,

de las 15 personas que nos hemos reunido hoy, al recopilar las 3, 5, o 7 emociones más importantes en la educación, tan enfocadas como estamos en la devolución positiva, ni una sola de las presentes menciona ninguna de estas tres:

  • el miedo,
  • la tristeza,
  • la ira o rabia,

y sin embargo hay muchas respuestas que pueden caer en el apartado de actitudes, comportamientos o valores, por lo que les pido que repitan el ejercicio pero enunciando los 3 valores más importantes en la educación,

volveremos sobre estas distinciones más tarde,

y hacemos un ejercicio para visualizar el color de las emociones, ¿de qué color pintarías tú el miedo?, el grupo lo pinta de negro, ¿de qué color pintarías la tristeza?, la mayoría elige el gris, ¿de qué color pintarías la rabia?, casi por unanimidad el rojo,

pinturasy me muero de risa, estoy siendo malo, muy malo, preguntas y más preguntas, respuestas compartidas que deben tener algún fundamento aunque no sepamos muy bien cuál,

y nuevas formas de mirar este mundo, para volver a ver los colores del arco iris, con ojos nuevos, con ojos de niño, con asombro y reverencia, y volver a mirar el mundo, y la educación, convertida en procesos de apreHendizaje, … otra vez.


La primera sesión va avanzando, y Santiago se revuelve con tanto miedo – tristeza – rabia, y las dinámicas del hombre en la sombra, y me doy cuenta de cómo no vemos lo que no queremos ver,

y tal vez esto está pasando en la educación, mira qué regalo poder sentirlo,

y tal vez pensando en dar una educación maravillosa, refuerzo positivo, un mundo apreciativo magnífico, hemos desconectado nuestro mirar, y hemos dejado de observar la realidad, en especial esa parte de la realidad que no nos gusta,

y ya no vemos el principio del mal trato en nuestra vida,

un mal trato que si no lo percibimos cuando es pequeñito se va a hacer grande, y nos va a acompañar a comer en nuestra mesa, y como es parte de la familia no lo vemos, qué bueno empezar esta jornada así,

y qué bueno que alguna de las personas asistentes se remuevan en sus asientos, yo quiero más de lo bonito, sí, yo también, pero eso empieza en la jornada siguiente, con 3 emociones que no te voy a contar todavía,

o mejor dicho, sobre las que no te voy a preguntar, porque ahora, lo que toca, es portarse mal.

elgrinchmon   así lo vimos…

Isabel y yo nos despedimos de salida de la casa de la juventud de Inma y Cristina deseándoles que se porten mal, y llego a casa y abro sin querer, qué casualidad, un video de calle 13, que te adjunto, a que no sabes cómo se titula…

en la sala, nos encontramos en la casa de la juventud de Rivas-Vaciamadrid, un centro que ahora, además de juventud, alberga otras dinámicas, mujer, …, realidades que quedan reflejadas en las paredes,

mujeres

tengo que preguntar quién ha dejado esta cara verde medio malévola, vaya sonrisita, Manolo, esperando este taller y este post

elgrinch

cuánto nos cuesta diferenciar la tristeza de la rabia

rieue tras hacer una presentación de las 7 emociones este sábado sabadete a las compañeras del grupo de movimiento RIE, una de ellas me llama a un aparte, y me cuenta un cuento de Jorge Bucay,

que previamente me ha transmitido Paco a mi correo personal, uno de esos pendientes intemporales que resurge del fondo de la corriente, un cuento que nos habla de lo fácil que nos resulta diferenciar la tristeza de la rabia,

un cuento que dice así,

Había una vez…

Un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia. Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas, las dos, entraron al estanque.

La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida -sin saber por qué- se baño rápidamente y más rápidamente aún salió del agua… Pero la furia es ciega, o por lo menos, no distingue claramente la realidad, así que desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró…

Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza… Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre, a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque. En la orilla encontró que su ropa ya no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos, es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.

Cuentos para pensar, Jorge Bucay

y pienso en lo importante que es esta labor de difusión de los básicos, en los que el para qué de la tristeza es tan diferente del para qué de la rabia, sí, he escrito bien, el para qué, porque la triteza y la rabia tienen un para qué,

diferenciado, como ocurre con el martillo, el sacapuntas y la goma de borrar, ¿verdad?, a casi ninguna de nosotras se le ocurriría sacar un clavo, o clavarlo, tanto da, con una goma de borrar, o con un sacapuntas,

unos básicos que se difunden por medio de preguntas, porque bien poco apreHendemos cuando nos pasan las respuestas en powerpoint, y pienso en esa tarea sencilla, didáctica, tonta, que hemos vuelto a repetir este sábado sábadete,

entre compañeras especializadas en el mundo de la educación, esas preguntas tan básicas que de puro tontas no sabemos responder bien, ¿para qué sirve el miedo?, ¿y la tristeza?, ¿y la rabia?,

¿cuáles son según tu opinión las emociones más importantes para el desarrollo de esquemas de apreHendizaje entre menores?, ¿y los valores que las apoyan y potencian, facilitando todo el proceso?,

muchas gracias, Paco, por ponerme en la corriente de este cuento que la tristeza y la ira cambian su apariencia (o su disfraz).

rieuemon  así lo vimos…

Para aquellas que tengan 5 minutos más, puedes leer dos textos relacionados con la tristeza y la rabia a continuación, al final del cual hay una referencia somera a los procesos de duelo,

esos procesos en los que la rabia “mala” ocupa antes de tiempo el lugar que sólo la tristeza “buena” debe ocupar, ya sé que no te gusta eso de mala y buena, a nosotras tampoco,

y para aquellas que no los tengan, pero tienen interés en la resolución rápida de problemas, la tristeza nos sirve para aceptar las pérdidas, y la rabia para restablecer la justicia, si no se te queda, no te preocupes, parece sencillo,

por eso mismo seguiremos insistiendo.


Guía rápida para distinguirlas.

Un joven sale de casa, y tiene que llegar al autobús de las 8:10 para llegar a tiempo a una entrevista. Llega 1 minuto tarde, a las 8:11, y ve pasar al autobús, al que no llega. Llegará tarde a la entrevista, donde no le van a recibir. Antes ya se ha enfadado como una bestia.

¿Por qué ha sentido rabia, cuando no hay ninguna injusticia en que el autobús pase a su hora? ¿No debería este joven sentirse simplemente triste? Tal vez tiene un autoconcepto de personal formal que se puede cuestionar,

tal vez sólo tiene que mirarse en el espejo de su vida y de sus actos, y ver qu e no es el mundo el que le ataca ni es injusto con él, tal vez es volverse a comprometer en hacer las cosas lo mejor posible, o simplemente bien.


si quieres descargar el texto de las 7 emociones, aquí las tienes, 7emociones formato170

resolución de conflictos (en 3 niveles)

conflictossalgo con Jose de esa reunión en la que conocemos a Pepa y a Pilar, y en la que tenemos una primera impresión y un conocimiento de primera mano del movimiento de las comunidades de aprendizaje de Rivas – Vaciamadrid,

y ya en el coche, entablamos una conversación relacionada con los 3 niveles de la resolución de conflictos, que tienen que ver con 3 niveles de conexión, o mejor dicho de desconexión, con nosostros mismos,

ya que en el primero, yo desconecto de mí mismo, en el segundo, yo desconecto de ti, y en el tercero, nosotras (o yo, tanto da) desconectamos de un organismo mayor, una organización, una institución o un sistema

(son las desconexiones intra-personal, inter-personal y sistémica),

sólo hace falta ese punto de des-conexión en el que el YO SOY no está al cargo, el que ocupa el lugar de mandos es el EGO, que se resiste, que porfía, que quiere controlar la situación, y que el mundo sea a su imagen y semejanza,

no es raro que las cosas no sean como ese EGO desenfrenado quiere que sean, y va a ser bastante normal que entremos en procesos de frustración (que es una forma de llamar a lo que se desencadena cuando las expectativas y los resultados están lejos),

y sin querer queriendo, ya hemos llegado a Conde Casal, donde Jose se queda, y le despido, que la manaña no para, a buen seguro vamos a tener tiempo para evolucionar los 3 niveles de la des-conexión en la resolución de conflictos,

y de correlacionarlos con nuestro programa de “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”, qué bueno que esta reunión nos aporta un foco para seguir aportando en este enfoque que nos adentra en el buen vivir,

también en la educación, ese proceso que gira poco a poco, sin prisa pero sin pausa, hacia el apreHendizaje.

conflictosmon   así lo vimos…

Intento incorporar una de las dos fotos que he sacado antes de la reunión en la casa de la juventud de Rivas – Vaciamadrid, pero no la localizo.  En su lugar hay una serie de 7 fotos naranjas y amarillas, con diferentes tonos e intensidades,

qué casualidad, que sugieren el color del plexo solar, ese centro en el que se acumula nuestra energía vital, y en el que se centra en muchos casos buena parte de nuestros conflictos, ya sea la agresividad, la frustración,

también esa energía necesaria para un nuevo actuar.


Echo la mirada atrás, y pienso qué inspira este enfoque de las 3 des-conexiones, y está claro, no tengo que indagar muy profundo, hace unos meses, desde el u-lab, el laboratorio de la teoría U, comparten con nosotros una visión,

con 3 des-conexiones de las personas con este mundo tan bonito que hemos decidido habitar, la des-conexión ecológica (que nos separa de la naturaleza), y que no hemos incluido en la gestión de conflictos,

3divides2

la des-conexión social (yo des-conectado de otras personas), que hemos desdoblado en dos niveles, y la des-conexión espiritual (ésa tan común en la que estoy des-conectada de mí misma).

re-leyendo la rabia (con mucha ira y enfado, claro)

7emocionesennuestrasvidas

en el proceso de lanzamiento de “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”, empezamos recogiendo las características de las 3 emociones básicas, en las que nos enseñan a todos, el miedo, la tristeza y la rabia, metidos como estamos en el mundo dle tener,

hoy re-leemos la ira, a la que también le conocemos como la rabia, o si hablamos de tequeñines, el enfado.

514503

La energía de la rabia / ira es otra de las energías que no está especialmente bien vista en esta sociedad. Porque la energía de la rabia / ira la hemos revestido con la imagen de la espada y de la destrucción. Un iracundo golpea, da patadas, muerde y escupe, la energía de la rabia tiene muy mala prensa.

Socialmente queremos construir buenas personas, buenos niños, buenas ciudadanas, que facilitan una relación social armoniosa.

La energía de la rabia tiene relación con el hacer.

El niño que golpea, la niña que monta un berrinche, la pelea en la cubierta de un barco entre piratas y soldados de su majestad son expresiones del mundo del hacer. Tienen un origen emocional, claro que sí, en el sentir, pueden tener un origen en la identidad (los valores), o en el pensamiento, pero fundamentalmente son ACCIONES, y pertenecen al mundo del HACER.

La energía de la rabia se manifiesta como el MI, después del RE, el hacer después del pensar, el mundo del hacer después del pensar, sentir – pensar – hacer.

La rabia es una manifestación del camino que ha trazado la tristeza, el hacer se convierte en una manifestación del plan.

Desde este punto de vista, la obra creativa se manifiesta porque alguien la escribe, la esculpe, la pinta. alguien trae el mundo del pensar a la tierra. Es la energía del hacer, que complementa al pensar.

Alguien trae el camino diseñado por el pensar, formas de hacer diferente para conseguir resultados nuevos, desarrollo personal que se plasma en nuevas formas.

Así aparecen las fuerzas de ASI SÍ, y ASÍ NO. Estas dos fuerzas sirven, fundamentalmente el ASÍ SÍ, para establecer nuevas formas de relación entre las personas.

Esto sí y esto no, límites del miedo, se transforman, de esta forma, en normas de conducta, que aplican a las relaciones, si te comportas así, estas consecuencias, si te comportas de esta otra, estas consecuencias distintas.

Nuestras nuevas formas de hacer en la relación, en relación con otras personas de nuestro entorno, mayores, menores, iguales, se están creando.

Y se hacen fuertes en la repetición. Y se hacen sólidas en la congruencia (pensar, sentir y hacer igual).

Si estás de acuerdo con estas líneas, ya sabes el para qué de la energía de la ira, una energía que tiene un objetivo en el mundo del hacer, de las realidades. ¿Sabes para qué sirve la ira / rabia, esa energía tan denostada en nuestra sociedad?

514503

¿qué construimos con la rabia?

El para qué de la rabia, en positivo, en el mundo del hacer, de los hechos, de las realidades, es restablecer la justicia.

Con la rabia construimos, entre todas, qué bonito, qué necesario, sociedades y relaciones justas, ni más ni menos. Nuevos marcos de actuación (en el mundo político y legislativo), nuevas formas de relación (en el mundo social), nuevos esquemas de desarrollo de territorios, de vinculación entre organizaciones productivas (en el mundo económico).

Cuando creamos una ley justa estamos actuando desde la rabia.

Cuando creamos una forma de expresión de las libertades individuales y de los grupos estamos actuando desde la rabia.

Cuando creamos un sistema de re-distribución de la riqueza, de extensión del bienestar, estamos actuando desde la rabia.

Así, son ejemplos de la rabia, en este mundo, por ejemplo, muchas revoluciones, la revolución francesa, y muchos movimientos sociales, la revolución de la mini-falda, el acceso de los negros al voto en Estados Unidos, el acceso de las mujeres al voto, el matrimonio entre hombres y mujeres del mismo sexo, todos ellos son procesos de revolución, o de innovación social, que promueven la extensión de la igualdad y la justicia entre las personas.

514503

la rabia en los procesos de duelo

Los procesos de duelo (el duelo es una no aceptación de la pérdida)  tiene mucho que ver con la correcta gestión de la emociones de la tristeza y la rabia.

En una sociedad en la que las emociones son mejor comprendidas todos nosotros distinguiríamos perfectamente entre las energías de la tristeza y la rabia, tan diferentes.

Sería difícil sentir las dos al mismo tiempo.

Y en los procesos de duelo aplicaríamos las emociones en su orden.

Así, el proceso de duelo típico,

  • negación (no me puede pasar esto, ¿cómo es posible que me haya dejado por otro? ¿cómo es posible que tenga que repetir curso?,
  • regateo (bueno, voy a dormir 3 meses en el colchón del salón, a ver si se te pasa, vamos a hablar con el profesor y le vamos a explicar que las matemáticas no son tan importantes, al fin y al cabo tú vas a hacer biológicas, que casi no necesita matemáticas),
  • rabia mala (se va a enterar, los niños me los voy a quedar yo, y la casa, y el coche, y le voy a pedir una pensión que le lleva debajo del puente),
  • tristeza (en la que aceptamos que sí nos han dejado, sí hemos suspendido, y hay que repetir o cambiar de tipo de formación, de centro, algo nuevo tenemos que hacer, hasta que tenemos un plan)
  • rabia buena (un plan que ponemos poco a poco en práctica porque estamos dañados y no tenemos toda la confianza del mundo en el zurrón, nos va a llevar un tiempo, queríamos lo que teníamos, no lo que tenemos, aún nos resistimos a lo nuevo)
  • despedida de la vida vieja y bienvenida a la nueva vida (hasta que progresivamente lo nuevo va tomando su sitio, y no es tan malo, y empezamos a reconocer que lo viejo tampoco era tan bueno, una relación gastada y negativa, o pasar de curso sin conocimiento) y desarrollo de dinámicas y hábitos que nos posibilitan un futuro mejor.

se acortaría.

Si aplicamos la tristeza antes de la rabia buena, eliminando las fases de negación, de regateo, y de rabia mala (a veces muy larga en el tiempo), el duelo se acortaría sustancialmente, y con él el drama de nuestra vida.

Y haciéndolo un hábito, la vida se convierte en un ejercicio sereno de dejar ir (lo viejo) y dejar venir (lo nuevo), aceptación de lo que se muere, reflexión de lo nuevo que queremos traer, y de acción congruente, hasta que se haga presente.

Los procesos de duelo son mucho y de muchos tipos en nuestras vidas. Nuestra pareja se separa de nosotros, nuestro jefe nos despide, o nos niega un ascenso al que aspiramos. Nos deja nuestra primera novia, se muere el jilguero, mi mejor amiga no me ajunta, el acné me hace horrible a los ojos del espejo y del mundo, mis brazos crecen más que mi cuerpo, mi bigote es asqueroso, me crece el pelo de los sobacos, ¿dónde queda el niño?, me huele el aliento, ¿dónde queda el bebé?, muchos son los eventos de pérdida de lo viejo, y de aceptación de lo nuevo, en los que estamos inmersos a lo largo de la vida.

Y en nuestra vida de bebés, niños y adolescentes, son muchos más, porque cambiamos tan deprisa…

7 años para el bebé, 7 años para el niño, 7 años para la adolescente,

que se convierten progresivamente en mujer y hombre,

en hombre y mujer.

514503

recursos didácticos de la ira

La ira bien entendida es preciosa.

Hay innumerables películas que tienen la energía de la ira como base. Hay innumerables películas que tienen la energía de la justicia como base.

La adolescencia es la etapa vital en la que la justicia tiene su sentido especial.

El adolescente busca la verdad, ¿existe realmente la regla?, que va a confrontar una y otra vez, ¿es verdadero el límite?, vale, es verdadero, y se aplica de forma congruente, pero, ¿es justo?, y, normalmente no lo va a aplicar si no es justo, no va a transigir con una norma que no es aceptada desde su código moral personal.

En esta etapa, hay numerosos recursos para conversar con esas personas adolescentes (todos adolecemos de algo) de la justicia, la verdad, y sus límites.

Te ofrecemos varias ideas para empezar,

Braveheart, o la historia de la vida de William Wallace, o de la revolución escocesa, una historia de búsqueda de la verdad y de la justicia, acompañada por el amor a una mujer y a unos ideales, de los cuales su padre es pionero.

más referencias, en wikipedia

el indomable Will Hunting, en la que Matt Damon protagoniza un excluido del sistema, un joven superdotado rabioso, con un vida de mierda, y que se pierde en la rabia mala, las peleas del barrio, con sus amigotes, la comisaría, y los trabajos sociales, que le libran de la cárcel, hasta que encuentra el amor, un terapeuta que le ayuda a entenderse, y una forma de canalizar su rabia en el mundo.

más referencias, en wikipedia

Kung Fu Panda, o la historia de un oso panda apasionado por el arte del kung fu, para el cual no está especialmente dotado, y que es elegido como el “guerrero del dragón”, un personaje que tiene que proteger a su pueblo de la amenaza de Tai Lung, cuando éste escapa de prisión.

Esta película tiene un enfoque preventivo de la justicia. Kung Fu Panda quiere preservar la justicia y el orden social antes de que éstos se rompan. No actúa desde el miedo, aunque a veces lo tenga, ya que disfruta de una personalidad que roza el niño natural total.

más referencias, en wikipedia

514503

Éstos son los textos que inicialmente acompañan la emoción de la rabia en el MOOC de “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”, tercera de las 3 emociones que conforman este mundo del tener al que estamos tan pegados.

7emocionesennuestrasvidasmon   así lo vimos…

si quieres descargar el texto de las 7 emociones, aquí las tienes, 7emociones formato170

 

¿de qué emoción nos habla don quijote?

donquijote

recibo un correo de Pedro, alboreando el lunes, que me hace pensar en la emoción que encierra, para lo que voy a necesitar desgranar palabros,

los obstáculos más grandes = nuestras indecisiones,

nuestro enemigo = el miedo

la cosa más fácil = equivocarnos,

la cosa más destructiva = la mentira y el egoísmo,

la peor derrota = el desaliento,

los defectos más peligrosos = la soberbia y el rencor,

las sensaciones más gratas = la buen conciencia, y el esfuerzo de ser mejores sin ser perfectos + la disposición a hacer el bien + combatir la injusticia donde quiera que estén, qué interesante,

y se me ocurre un ejercicio para ubicar emociones, conceptos y palabros, en relación con ese esquema de 7 emociones que estamos en proceso de difusión, y de desarrollo, porque nada somos, y mucho nos confundimos,

si creemos que está cerrado, terminado, sellado y perfecto.

donquijotemon   así lo vimos, Sancho, …

pero no te escabullas, que no has resuelto la pregunta, ¿de qué emoción nos habla don Quijote cuando nos habla, con la ayuda de Sancho, de su disposición de combatir la injusticia donde quiera que esté?


sí, está hablando de la rabia, esa emoción con tan mala prensa.

 

trabajando la rabia y la tristeza sin teléfono

pulpfictionsalgo de la segunda sesión para mí del téléfono de la esperanza, en la que hemos tratado el tema 5, incomprensible, ¿verdad?

es muy sencillo, en la primera sesión del grupo yo estoy en México, y hago pellas, pira, no sé cómo le llames tú, falto, y en la tercera tengo una presentación del cuentacuentos en el colegio de psicólogos, y priorizo.

en alguna de las 2 han corrido dos sesiones, por lo que la cuenta empieza a cuadrar, mi primera es la segunda del grupo, mi segunda es la cuarta del grupo, y en algún sitio del camino hemos avanzado un tema adicional, cinco.

en la sesión tratamos el módulo de la respuesta en un proceso de escucha activa, que se compone de 5 elementos, que tiene 3 fases fundamentales:

  • 1 me hago consciente de qué sientes, cuál es tu emoción,
  • 2 me hago consciente de los detalles que rodean tu explicación, qué, quién, cómo, cuándo, de lo que en el teléfono se viene a llamar el problema objetivado, ese tema que la otra persona te plantea,
  • 3 junto el primer aspecto con el segundo,

y paso a devolverle 1, 2 y 3, de forma verbal,

  • 1 tú sientes,
  • 2 tú dices que, me cuentas que,
  • 3 tú sientes porque …

y ya en la devolución estamos en la fase 4, que corre antes de la 5, cuando corremos la lista de comprobación, ya en el ejercicio de retroalimentación, feedback para los “inglesos”, ¿realmente se trata de eso, o hay algo que corregir, matizar, comentar?

me encanta el proceso porque no se trata de inferir ni de adivinar, se trata de escuchar y repetir, de parafrasear, de poner a la persona a la escucha de sus propias palabras, para que en un momento surja un ajá, una nueva comprensión de su propia forma de pensar, de sentir, y de procesar su situación, para que recobre su responsabilidad en el asunto que le mueve, que le trae o le lleva por el camino de la perdición (figurativamente).

me encanta el proceso por simple, porque no requiere un salvador, porque no requiere un solucionador.

me acuerdo de un papel de Travolta, el bailarín, pasados los años de su primer éxito, en una película de Quentin Tarantino, Pulp Fiction, en la que recibe la ayuda del Señor Lobo, que se presenta con un lacónico “buenas, yo soluciono problemas”.

nota para el recuerdo, NO se trata de eso, NO se trata de solucionar problemas, sino de acoger a la persona, de que se sienta aceptada, de escuchar su mundo emocional, de hacer contacto.

salgo de la teoría y me sumerjo en la práctica, de hecho es al revés, la práctica se sumerge en mí, con dos conversaciones por guasap, una con mi madre, y otra con Silvia, mi pareja, creo que voy a tener ocasión para practicar la escucha activa y el retorno.

5 – 4 – 3 – 2- 1, se rueda.

pulpfictionmon   así lo vimos…

en el proceso de prepararse para el ejercicio me acuerdo de 2 emociones que se entrecruzan con demasiada frecuencia en nuestras vidas, la rabia y la tristeza, y repaso mis apuntes básicos al efecto, y de la teoría que me aporta Arancha Merino en su libro.

la rabia trata de las injusticias, mientras que la pena trata de las pérdidas.

a veces aplicamos rabia en vez de procesar una pérdida, es normal en los procesos de duelo, antes de aceptar totalmente la pérdida a veces nos instalamos en la rabia rabiosa, esa que nos lleva a rabiar y a seguir rabiando, la rabia “mala”, en vez de la “buena”, que nos lleva a juntar fuerzas y a hacer cosas nuevas.

a veces aplicamos la tristeza cuando toca rabia, cuando hemos sufrido una injusticia.

y adicionalmente, una reflexión personal, qué complicado es escuchar a una persona cuando expresa las dos, y además nosotros estamos involucrados, también nos mete en su perfecto galimatías de emociones, en el que su rabia y su pena, a veces no desentrañadas, se juntan con las mías, su rabia, mi pena por ver el estado en la que la persona a la que quiero me dice lo que me dice, su pena, y mi rabia, por la injusticia (falta de correspondencia con lo que me merezco) que observo.

te veo, te escucho, me veo, me escucho, tomo distancia, ¿qué sientes?, ¿qué siento?, un ejercicio para una vida, para dar y tomar, no nos van a faltar oportunidades de practicar, y mejorar, y mejorar, y mejorar, porque la práctica hace el maestro.

me quedo con la tranquilidad de que no hemos venido aquí a solucionar nada, ni lo tuyo, ni lo suyo, de mamá, ni lo mío.

dejo posar las emociones durante la tarde y la noche, y observo qué fácil es pasar de la pena por el otro, me da pena dónde está, o dónde se mete el otro, en un sentimiento relacionado con la pérdida, en realidad pierdo la imagen más bonita que yo hago de esa persona al ver que no está ahí, a la rabia, una rabia que tiene que ver con la injusticia que siento, una injusticia relacionada con el mal trato que desde ese sitio me ofrece a mí.

es el ego que está actuando, que se siente juzgado, criticado, que se engancha, lo sé, pero es difícil separarse de él, y me tengo que repetir, ese sentimiento que me ofreces no es yo, no es yo, no es yo, te lo devuelvo, o lo dejo en paso.

y voy entendiendo cómo muta esa energía cuando pierdo la necesaria separación con los hechos, porque si acepto que esa persona no soy yo, es ella, definitivamente no toca rabia, y me quedo con la pena de verla ahí.

es su infierno, más si yo no estoy aquí para solucionar su situación.

porque no eres lobo, ¿te acuerdas?

 

 

la o de oé corazón

laomuchas veces hacemos cosas que no entendemos en absoluto hasta que pasa un tiempo. Pasan unos días, unas semanas, unos meses, o unos años, cada uno tiene su ritmo, y encuentras un significado a una elección del pasado, una “causualidad” del camino.

a mí me acaba de pasar hoy con la O de “oé corazón”, ese símbolo que adoptamos quién sabe por qué. Sucede unos meses atrás, al componer un logo para “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, que posteriormente incorporamos en la tarjeta de presentación de oé corazón (organizaciones con espíritu y corazón).

la primera imagen que compro para su uso en un repositorio de imágenes contiene ese arco iris doble que contiene nuestra O.

y han pasado unos días para llegue, en medio de una meditación, de una de esas que dirige Leo en nuestras reuniones de ATEOs (Aprendemos Todos + Escuela Oliver), en las que normalmente aprovecho para dormirme, para sentir el sentido profundo de la O.

en el arco iris, como en la vida, estamos acostumbrados a ver la parte superior del arco. Hay imágenes, fotos que puedes encontrar en internet,  muy bonitas, en las que el arco es doble. Realmente hay un arco principal y una réplica, más tenue y más grande, atrás.

por algún extraño motivo cuando elijo la O de oé corazón, de “organizaciones que encuentran cuentos”, de “historias que transforman organizaciones”, el arco iris es doble, y al superior,al que vemos, le añadimos uno inferior, completando un círculo de color.

este círculo, con los 7 colores del arco iris, simboliza, lo entiendo hoy, la réplica externa de lo que en nuestro interior acontece.

para que algo en el mundo exterior tenga lugar tiene que encontrar un acomodo primero en nuestro mundo interior.

y esto, que no está probado, aplica en las personas, en los grupos de personas y en las organizaciones.

a todos los niveles.

por poner un ejemplo burdo, pero efectivo, “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos” promueve una comunicación interior a partir de lo que ocurre en un entorno protegido, el pequeño grupo, que en el hacer, en el encuentro, consigue la capacidad.

yo me re-conozco, yo te re-conozco, y juntos re-conocemos una realidad más grande de la que formamos parte, y a la que damos vida. Y cuando se da en el grupo pequeño, protegido, estamos preparadas para integrarnos en el grupo grande.

y cuando desarrollamos un proceso de comunicación interna en el grupo grande, tan grande como nos atrevamos, el siguiente paso es la comunicación externa, y el grupo enorme.

aprendemos dentro, incorporamos capacidades, confianza  personal y del equipo, crecemos en nuestro grupo de pertenencia, y somos capaces de saltar al abismo, pero hacia arriba, en la siguiente etapa de la pirámide de Maslow, la motivación del logro.

cubiertas las tres capas de la base de pirámide, que habla de necesidades, entramos en las cuatro capas superiores, que hablan de motivación.

cuando lo de dentro es bueno, bonito y verdadero, podemos compartirlo en el grupo grande, en el exterior.

agradezco a Leo, a Marina, a Silvia, y a todas las personas que me acompañan en este proceso de crecimiento interior que se vierte en el desarrollo exterior de compañeras de camino y de grupos, aprehender y transformar, qué bonito regalo.

en su día entiendo el significado de la e, y hoy el de la o, 1 año y 4 meses después de constituir oé corazón, 2 años después de publicar posts, con el de hoy son 495, algo más que medio montón.

laomon   así lo vimos…

en realidad son un montón, el que se ve, el exterior, y el que no se ve, el interior, porque las realidades externas, si son reales, tienen una realidad, igual igualita, en otra capa, más interna.

los 7 colores del arco iris son los mismos que sirven para representar los 7 chakras. 1, rojo, miedo, 2 naranja, apegos, 3, amarillo, ira, para completar el grupo de 3 subdiafragmal, o nuestra existencia en la sombra.

4, verde, el bien pensar, 5, azul clarito, el bien decir, 6, azul índigo, el bien pensar, para completar otro grupo de 3, que completa el bien vivir, la puerta al 7, la conexión, violeta, o la comunidad, común unidad, ese violeta en el que nos disolvemos en el universo.

desde el 3, el amarillo, nuestra ira nos puede llevar en dos direcciones, hacia abajo, el 2, donde se encuentra nuestra falta de capacidades, o nuestra duda respecto las mismas, entrando a saco en la sombra, apegos y miedos, o hacia arriba, conectándonos con la motivación por el logro, subimos al 4, superamos el diafragma, que separa la sombra y la luz, estamos entrando en el buen sentir, la puerta al buen vivir.

hoy, qué bueno, la meditación ha hecho hincapié en el 4, y seguimos subiendo.

y no sé por qué me parece que un día de estos le toca a Maslow un dibujito, que divide las necesidades higiénicas, 3, fisiológicas, de seguridad (y ahí está la confianza, o su ausencia), de pertenencia, de las motivaciones, 4, para sumar 7, que empiezan en la motivación por el logro, pasando por motivación cognitiva y estética, y que terminan en la autorrealización.

hoy entiendo un poco mejor la O, esa que hacemos los del canuto, y veo con cariño un título de un programa de futuro, “la organización violeta”, una organización de 7, tan cerca de la comunidad, común unidad, y del universo, unum versum.

emociones y duelo en Pradoluengo

hazquemañanasalgaelsoltekeesta semana pasada ha sido una bomba de neutrones espectacular en mi vida. Un poco de deshacerme de todo lo exterior, para quedarme en un espacio interior, que podemos llamar mi casa interior, ese espacio poblado por las emociones y la sustancia de lo que soy. En el camino me he sentido acompañado por Arancha, complementada por Luis Emilio, y por Fidel, en un ejercicio que ha ido cubriendo diferentes planos, empezando por el de entender, en un proceso que se ha visto acompañado por el grupo, compañeros y compañeras de camino, personas todas recién conocidas y por otras actividades que complementan el proceso de conocerse haciendo (cantando, bailando, preparando disfraces y actuando en una obra de teatro).

En el camino me acuerdo de una conversación con Noelia, con la que hablo de los procesos de duelo, y por qué consumen tanta energía, al terminar una charla de Arancha Merino, que nos ha introducido en el juego de las seis emociones básicas (miedo, tristeza, ira / rabia, orgullo, alegría y amor), qué bueno entender por fin, Arancha, el concepto de la ira buena, ese punto que nos permite decir así sí / así no, aplicando en la práctica, con tranquilidad, sin el puño cerrado ni las venas crispadas, en cualquier situación en la que entendemos que no se nos trata con “justicia”, una emoción serena pero firme, tan diferente de la tristeza que nos acompaña en las pérdidas, ese aceptar que aquello que amamos ya no está ahí para nosotros nunca más y que debemos de aceptar la pérdida.

Me  ayudado infinito, y por es efecto de ombliguismo que comparto con el  mundo, pienso que como me ayuda a mí puede ayudar a otras personas, empezar a diferenciar entre la tristeza de la  pérdida, que da paso a una reflexión mental sobre el marco de posibilidades y cómo actuar, y la rabia ante la injusticia sufrida, que nos moviliza para hacer lo pensado. Cuántas veces no confundimos lo uno con lo otro, y estamos perdidos en la rabia de la pérdida años y años, muy natural en procesos de separación familiar, cuando deberíamos estar profundamente sumidos en la tristeza de lo que ya no es.

Termina la charla de Arancha del miércoles, luego seguiremos disfrutando con ella el jueves y el  viernes, y Noelia, compañera de viaje me comenta sobre los procesos de duelo. Echo una mirada atrás a las 7 fases que recuerdo escuchar en una formación previa con Luis Espiga, ¿tantas como 7, no son demasiadas?, y las intento asociar con las 6 emociones básicas de Arancha.

Tras el 1 shock de la pérdidad, entramos normalmente en una fase de negación (2), a la que sigue el cabreo (3), o ira, para pasar a las fase de regateo (4), “no me importa si puedo seguir durmiendo contigo y la familia en el salón”, para pasar a la 5 tristeza, tras la cual empezamos a experimentar nuevas posibilidades (6), que tendrán unas repercusiones más o menos negativas, que procederemos a repetir, mediante tomas de decisión consciente y a integrar (7) en nuestras vidas.

En este proceso las fases 2 y 3 no agregan valor, y nos alejan de la fase que realmente toca, la 4, la tristeza, una tristeza profunda que pasa por aceptar la nueva situación para buscar nuevas posibilidades.

Noelia me habla de su nueva situación laboral, en un proceso de re-acomodo de muchas personas dentro del grupo Mondragón, ayer ejemplo de muchos valores hoy en entredicho, y le escucho con esa escucha que no es la escucha activa de Luis Emilio, qué más quisiera yo, tal vez algún día, sino la escucha interrumpidora, opinadora, inquisidora y juguetona que soy capaz de desarrollar a la fecha.

me ha gustado entender y relacionar los esquemas de Luis Emilio (miedo, apego, rabia), 3 emociones relacionadas con nuestro ser sub-diafragmal, las secuencia de las tres primeras emociones de arancha (miedo, tristeza, ira / rabia) y las enseñanzas de Luis y el proceso del duelo. Seguro que la conversación con Noelia prosigue en un rato de estos, y otras conversaciones nuevas se abren.

Releo la dedicatoria que me ha hecho Arancha en su libro y agradezco el regalo, por tan lindas palabras, que acompañan el milagro de entender (y entenderme) un poco más.

hazquecadamañanasalgaelsolmon   Así lo vimos…

Arancha es un regalo de un libro precioso, con un sol luminoso en portada, y un título de esos que animan, “haz que cada mañana salga el sol”, fácil de leer, entretenido, y fácil de empezar a aplicar. Como soy muy básico, empiezo por lo que me toca en esta etapa de mi vida, diferenciando tristeza y rabia.

El miércoles por la noche, ceno con unos amigos en mi casa (somos 7 personas, como las fases del duelo). Pedro, un amigo tan nuevo como bonito que me ha regalado la vida en esta etapa de desierto y sol, está con su ex y se desarrolla una curiosa conversación. Hablan de su proceso de separación, 10 años después, y hablan de temas que no han hablado antes. Ramón, Jose y Cristina, Silvia y yo como testigos interpeladores e interrumpidores. Es muy curiosa la vida. Veo a Pedro en un proceso de rabia mala, la fase 3 del duelo, o al menos esa es mi impresión. Creo que han pasado 10 años y Pedro todavía no ha asumido la pérdida al 100%. Me da un poco de tristeza por mi amigo (no es una injusticia, al menos en lo que a mí se refiere), y me da gusto poder hablar con él desde otro sitio. Arancha y el sol que nos ilumina cada mañana, porque nosotros decidimos prenderlo, nos están ayudando.

Ánimo, Noelia, ánimo, Pedro, ánimo, Mikel, que podemos traer el sol a nuestras vidas, también hoy.