el futuro emerge (epílogo)

Son las 12:31. He terminado el libro que habla del futuro emerge, ese movimiento que calienta mi alma hoy, el día del cumple de Gorka.

Me gustaría hacerte muchos regalos, Gorka, traerte este verano a Madrid, pagarte la universidad, pero no está en mi mano. Si tiene que ser, va a ser. Si no, ni aunque me forme en la fila.

Pero sí te puedo regalar este texto, que en un rato voy a maquetar, en un formato cuadradito, de 16 * 16, que los formatos redondos son raros a la hora de imprimir.

Si el futuro emerge y estos tres eventos, o uno de ellos, tienen lugar, siento que ya he hecho lo que tenía que hacer para sanar la energía masculina de mi padre, tan espiritual, y la femenina de mi madre, tan ligada al dinero y al mundo material, con el amor que les tengo, y que está hoy en ti, y en Maitane.

Gorka, hice lo que pude.

Y lo que es más interesante, Maitane, lo sigo haciendo, con la mejor intención.

12:37, se acabó

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

el futuro emerge, capítulo 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

el futuro emerge, capítulo 18 (si fracasas en conseguir tu primer millón, reconoce que en última instancia no estás aquí para hacer dinero, una de las pocas cosas que además no te vas a poder llevar)

el futuro emerge, capítulo 19 (yo también tenía un plan para empezar, cuando no tenía dinero para el alquiler)

Anuncios

el futuro emerge, capítulo 19 (yo también tenía un plan para empezar, cuando no tenía dinero para el alquiler)

Mi idea al empezar a escribir estas líneas es compartir ese sueño loco de un chico pobre, que no pobre chico, que aspira a tener su primer millón, y llego aquí y me doy cuenta de que tengo mucho más.

Un millón de latidos de mi corazón, un millón de inspiraciones y expiraciones para empezar.

Un día también tuve un millón de céntimos de €uro, y mi corazón es capaz de albergar un millón de cariños, como el millón de sucesos y datos que mi cerebro es capaz de olvidar, qué bueno es el olvido, vaciar para que se vuelva a llenar.

Y pienso en ese sueño loco, que se hace real y más grande en mi interior, soy pobre, pero sólo de dinero, un sueño que me lleva del escritorio de este ordenador que cuando se calienta se apaga solo, eso es reconocer que fue suficiente, ese sueño en progreso que habla de 3 ciudades, Bilbao, Madrid, Barcelona, las 3 ciudades en las que he vivido 3 años o más, 3 ciudades con las que podemos dibujar una U.

Una U como la de la teoría que escribe y trae al mundo Otto Scharmer, el último exponente de la triformación social, tras los templarios y la revolución francesa, en ese tiempo futuro que ya está aquí.

Tú también puedes ser parte del futuro que emerge, ese movimiento diseñado para ser replicable a nivel urbe, o a nivel región, sólo tienes que pensar cómo adaptar los principios fundamentales a tu territorio.

Los principios son sencillos.

Una nueva mirada al mundo en los ámbitos en los que lo dividas, educación, salud, economía, banca, medio ambiente, desarrollo de comunidades, desarrollo de la innovación, desarrollo del ser.

Prácticas ejemplo y ponentes relevantes para empezar, con la fuerza del uno, y el yo soy.

Conversaciones generativas, 3 minutos de duración por participante, con huecos de 3 cuartos de minuto para que la conversación pueda ser generativa, no se trata de responder desde la ametralladora mental, nos tenemos que dejar calentar por los comentarios de la última interlocución, para construir y desarrollar desde ahí, no vamos a soltar nuestro empaquetado racional, para crear un flujo positivo, y conversaciones que crean valor, transformadoras, que te transforman a ti, a ella, a mí. Con la fuerza del 3.

Contactos bis a bis entre las personas que quieren conocer a esa persona relevante para su proyecto, sueño o actividad. Con la fuerza del 2.

Ya sabía yo que al final, siempre me pasa, me tenía que des-ordenar, por algo será. Con la fuerza de 1, con la fuerza del YO SOY.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

el futuro emerge, capítulo 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

el futuro emerge, capítulo 18 (si fracasas en conseguir tu primer millón, reconoce que en última instancia no estás aquí para hacer dinero, una de las pocas cosas que además no te vas a poder llevar)

 

el futuro emerge, capítulo 18 (si fracasas en conseguir tu primer millón, reconoce que en última instancia no estás aquí para hacer dinero, una de las pocas cosas que además no te vas a poder llevar)

Dicen que el primer millón es el que más cuesta, no tengo ni idea porque estoy acabando de escribir este libro y sigo donde estaba, unas horas más tarde, ya son las 12:06, acaba de pasar el medio día, 12 = 6 + 6, 12:06,

6 6 6,

el número de la bestia, no podía ser de otra forma, cuando hablamos de dinero.

El primer millón, tan difícil de conseguir, llama al segundo millón, entendemos las palancas del sistema, y hemos aprendido a extraer, en vez de a compartir, ¿para qué quiere Bill Gates 7 trillones de dólares si no hay cajas para llevarse todo eso al infinito?, ¿para qué le ha servido a Botín su botín, si se lo ha dejado aquí?, ¿para qué necesitan los señores feudales unas tierras que no pueden y no saben dis-frutar, viviendo como viven en la competición y en la comparación?

Una vez estuve casado con una chica mexicana de familia medio bien, ni siquiera tenía mucha pasta, pero alguno de los amigos de la familia sí, amigos que me han invitado en jet privado en mi viaje nupcial, no, miento, en el viaje nupcial de María, en yate en Acapulco, o a cenar en un chalet con dimensión de mansión, en la que no he llegado a estar, pero cuentan las malas lenguas de una casa con un garaje para 70 coches sin abolladuras.

Y me acuerdo de aquella casa en Acapulco que disfrutaban la guardesa y el guardés, porque los dueños sólo tenían 7 días al año para estar ahí, quien dice 7 puede decir 23 o 50, qué más dará.

Y me acuerdo de aquella cena en la casa de aquel notario reputado en la que sólo se habló de dinero. Y me acuerdo de cómo me aburrí, y de lo preocupados que parecían por aparentar que ellos eran más, perdón, tenían más, yo no me acuerdo de qué presumí, pero seguro que caí, e inflé algún globito chiquitito, porque no creo que tuviera nada grande que hinchar.

Y tengo el mismo dinero que al empezar a escribir estas líneas y las mismas deudas, y a pesar de todo estoy igual de bien, o incluso mucho mejor, porque dejo que mi alma se exprese.

Y la dejo que transite a donde quiera ir.

Y todas las mañanas en las que mis actividades de superviviente me dejan un ratito libre escribo mi post, post con el que aburro hasta a mi amigo más viejo, Gidor, que ya está pensando, Mikel, ¿no le vas a parar algún día?

Y me pregunto por qué tengo que parar si el tap-tap-tap del post es como el latido de mi corazón, que transita de aquí a allá, siguiendo esta curiosidad que crece, y se pregunta de vez en cuando por qué este mundo es así,

¿no hay alguna medicina que no venda una farmaceútica para curar este mundo, doc?

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

el futuro emerge, capítulo 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

el futuro emerge 17 (barre la negatividad de debajo de tus alfombras todos los días, la aspiradora también puede valer)

A los chicos se nos acumula el polvo en los rincones, quién sabe por qué el polvo no se acumula por igual en las superficies de las habitaciones, ¿verdad?, y a las mujeres no les falta la vista ni la oportunidad para explicarnos todo lo que hacemos regular, incluyendo la raya del pantalón que nosotros no queremos planchar.

Aunque éste no es un tratado de género, todos tenemos una mujer o un hombre en nuestra vida, hay personas tan afortunadas que tienen hasta dos, y ya lo sabes, lo que ocurre dos veces puede ocurrir una tercera sí o sí.

Por eso es bueno hacer un poco de ejercicio todos los días.

El polvo, si le dejas, como el aire que lo empuja, lo invade todo.

Como los malos pensamientos.

Como las malas obras.

Un poco de ejercicio todos los días nos ayuda a limpiar nuestra habitación personal.

Corre un rato, acabo el capítulo 19 y me salgo a correr, 13 minutos pueden bastar, no te creas a los que te cuentan que menos de 30 no funcionan, un poco de bici, un poco de respiración consciente, prácticas de meditación, leer un libro con citas preciosas, o simplemente bonitas, ver la televisión con tus hijos, pintar un mandala, poner los adornos de navidad, hacer unas postales a mano, volver a cualquier manualidad, ganchillo, calceta, pintar, esculpir, tocar la guitarra o la mandolina, y aquí no estamos hablando de sexo manual, aunque también puede valer, el contacto con el cuerpo es fenomenal, un abrazo, un beso, hay miles de regalos que nos podemos dar y que no practicamos, somos muy mentales, muy jesuitas, pensar y hacer, ¿dónde queda San francisco de Asís, y el contacto con lo sencillo, los animales y la naturaleza?, pasear con un perro, labrar un trozo de tierra, hacer mermelada de higos o de fresas.

Creo que se entiende el punto, ejercicio de mantenimiento, cada quién sabe cuál le viene bien, se nota desde dentro hacia fuera, funciona como el amor, o como el ejercicio de dar.

Hay grandes obras que te pueden inspirar en el ejercicio de hacer el bien, desde lo más espiritual, Vicente Ferrer, y el poder de la acción, hasta lo más sencillo y prosaico, con un ejercicio que puedes empezar a practicar ya, que denominamos 3 flores al día, puedes cambiar el número.

¿De qué se trata?

De dar 3 regalos intencionados, sin devolución, y por lo tanto des-interesados, a 3 personas distintas, a lo largo del día.

¿No es muy caro?

Depende, tirando a no. El regalo es del tipo “qué bonita camisa te has puesto hoy, Javier”, “gracias por tu sonrisa, Silvia”, una llamada a un amigo olvidado del que no necesitas nada, “hola, Bernardo, te llamaba para preguntarte qué tal te va la vida”, un asiento en el metro a una señora talludita, 30 céntimos a un cantante en el metro vestidos con una palabra, gracias, sí, tú le agradeces su canción, un “cómo me gusta tu obra” a un artesano en una feria de artesanía, aunque no le compres nada.

Porque cuando nuestra vida se colma de agradecimiento y amabilidad, de buen trato, la negatividad no la puede ocupar.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

 

el futuro emerge, capítulo 16 (atrévete con lo que otras personas no se atreven, a decir no, tu puto padre, y si te lo tengo que explicar es que no lo vas a entender)

En la vida hay frases de poder que todos deberíamos aprender.

La primera frase de poder que necesitamos integrar es YO SOY.

Con esas dos palabras casi hemos llegado al punto final.

Yo soy significa que yo reconozco mis capacidades, mi camino, y lo que me ha costado llegar aquí.

YO SOY es la puerta del orgullo bueno, si yo soy también debes de ser tú, si yo soy la pera limonera tú debes ser el plátano platanoso, y ella el kiwi kiwondo, yo soy que permite el desarrollo de una comunidad nueva, un nosotras nuevo, tan lejos del ego, un eco-sistema en el que los EGOS dan paso poco a poco a ese sentimiento profundo de una nueva comunidad, común unidad, qué bonito, un grupo de personas radiantes para la TRANSformación de la sociedad, en todos sus ámbitos, político, judicial, económico y social.

Una vez que soy capaz de decir YO SOY al espejo sin pestañear, puedes poner el adjetivo que quieras, y no hay incongruencia interna, pienso –siento –digo –hago lo mismo, el camino está chupao.

Yo soy es el culmen de otras frases de poder preparatorias, de otros tipos y nivel de energía, que tal vez re-conoces en esta lista, y que son mucho más interesantes si las utilizas en la intimidad, como utiliza el bigotes el catalán:

Lo que me dice mi querida esposa es una aberración.

No compro pato ni pulpo como animal de compañía.

Esto que me dice mi querido jefe no es yo.

Frases elaboradas que encierran el poder de una palabra mágica, NO, este regalito no lo voy a aceptar, es tuyo.

Tu caca es tuya, que ya tengo bastante con mi fábrica propia.

Porque lo malo de aceptar que pulpo sí es animal de compañía no es la propia aceptación, sino tener que vivir toda la vida con el pulpo.

O sea que ya sabes, NO para empezar, el miedo bueno que me libra de todo aquello con lo que no quiero convivir, y el YO SOY para continuar, orgullo bueno que me permite progresar hacia el desarrollo de grupos de alto rendimiento, comunidades radiantes y a la energía de la alegría, o ese proceso de traer lo nuevo al mundo, ayudar a traer el futuro que emerge, la mejor opción del futuro posible, con mi colaboración.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

el futuro emerge, capítulo 15 (y comprende el valor del diezmo, una décima parte de todo debe ser para ti)

En mi vida pasada me he resistido como un león, aúpa, Athletic, al concepto de medición, y a los resultados, en la comprensión de que la medición pervierte los procesos, y al final conseguimos lo que queremos pervirtiéndolo todo,

Y desarrollamos programas y políticas torticeras, en las que lo que aparece al final es más importante que los datos del camino, y dejamos de observar el corto plazo y la realidad,

Y retorcemos todo para alcanzar un resultado que no tiene sustento alguno, que es puro voluntarismo, vamos a conseguir el 30% más en un año, ¿por qué?, nadie lo sabe, no hay un plan, el objetivo se ha convertido en el plan,

No hay unos hitos del camino, no hay un despliegue, un iluminado, seguramente hombre, directivo y empujador, ha dicho, un 15% es conseguible, por lo que vamos a por el 20%, y como necesitamos objetivos excelsos, que nos ilusionen, vamos a apuntar más alto,

En fin, una pena dónde está el mundo,

Aunque me da más pena dónde estaba yo, con mis resistencias,

Hasta que lo he visto, y he introducido en mis procesos de coaching profesional el concepto de diezmo, que consiste en cobrar el 10% de los beneficios cuantificables y cuantificados del proceso.

En lenguaje profesional actual, trabajo a éxito, si entendemos qué es beneficio.

Hoy ganas 30.000 €uros, y dentro de un año 40.000 €uros, has incrementado 10.000, los beneficios son 10.000,  el 90% para ti, 9000, y el 10% para mí, 1000 €uros, en un proceso que se repite durante los 3 primeros años,

los más complicados a nivel de resultados,

a partir de los cuales el 100% del beneficio es para ti, que eres en última instancia la persona que permites que el acompañamiento surta efecto, si no lo permites no pasa nada y no hay incrementos, y no hay beneficios compartidos,

porque nada nuevo hay para compartir,

un esquema que se basa en la confianza profunda de que todas tenemos un potencial enorme, y una creatividad, y un manantial no aprovechado, cada cual a su nivel, sepultado bajo toneladas de excrementos, en forma de yo no soy.

Dándole la vuelta al proceso, de la misma forma que la caca se convierte en abono, y nuestra debilidad se convierte en nuestra capacidad emergente, y en la base para construir nuestra identidad, yo soy, se convierte en confianza, que se traduce en nuevas formas,

de pensar, de sentir y de hacer,

en este mundo tan bonito en el que hemos decidido habitar.

Pues eso, que estoy muy contento, ya que mi primera clienta, chica, lista, muy lista, Lillian, lo ha visto, y ha aceptado, y mi segundo potencial cliente, hombre, se lo está pensando, y ya se lo he ofrecido a una tercera persona, a mi hermana,

rompiendo una regla más, porque me re-conozco como un auténtico rompe-pelotas, y los rompe-pelotas estamos aquí para romper todas las reglas, y donde alguien dice que eso no se puede o no se debe hacer así, ahí estamos nosotros,

para explorar, para confrontar, para chequear en primera persona esa realidad,

¿esa regla existe?, ¿es buena, es bonita, es verdadera?, adelante con ella, ¿no existe, es inconsistente?, ¿no soporta las 3 pruebas del algodón, ni es buena, ni es bonita, ni es verdadera?, pues no la voy a aceptar,

y en ésas me ando, en la prueba pruebosa del algodón, tal vez el primer cliente se convierte en dos, tal vez a la mujer se le suma el hombre, y aparece la diversidad, y donde hay dos, eso ya lo sé por experiencia, a buen seguro aparece el 3.

Antes de ayer, después de volver de Bilbao, un finde precioso, lo mire por donde lo mire, abro “Huna, el secreto hawaiano”, al azar, como siempre, por el capítulo 9, 3 * 3 = 9, precioso número, titulado “el misterio del dinero”,

un capítulo en el que explica, entre otras cosas, el secreto del diezmo (tithing), un sistema originalmente inglés en el que un grupo de 10 personas se hacían solidariamente responsables del comportamiento de las otros, 9, qué curioso, 3 * 3 = 9,

dos palabras, diezmo y tithing, que pasan a ser entendidas como la décima parte de algo, que se aplica para mantener el sacerdocio del pueblo hebreo (con la décima parte de los ingresos de cada familia se nutre el sacerdocio),

diezmo, la décima parte de algo.

Hoy en día todas deberíamos reservar la décima parte de nuestros ingresos para algo, ya sea la reposición de bienes materiales, un coche, un ordenador, para el desarrollo de intangibles, formación, desarrollo personal,

y cosas por el estilo, por no hablar hoy de las pensiones, dinero que hemos adelantado al estado y quién sabe si un día vamos, o no, a cobrar.

En el paquete del coaching de 7 emociones, practicándolo, las personas se hacen conscientes de la importancia del 10%, el diezmo, de reservar un poco de su dinero a causas positivas,

un sentir – pensar – hacer que potenciamos incluyendo en el pack dinero de donación, o dinero libre,

para una causa social, la educación, y el programa de 7 emociones en el cole, que provee de servicios gratuitos a AMPAS y claustros que no pueden pagarlos (generalmente en centros públicos),

¿te parece caro?,

no sé, depende cómo lo mires, acompañamiento a éxito, el 10% de los beneficios incrementales, limitado en el tiempo, sólo 3 años, no 9, ni de por vida, como los hebreos, aportando de forma libre a un proyecto solidario,

la sesión cuesta 5 €uros,

una estrategia como otra cualquiera para empezar.

   así lo vimos…

Y me descubro pensando mientras corro por el pinar poniendo título a un libro que todavía no he empezado a escribir, de mil-€urista a mil-lionaire en 3 años, si crees que no puedo ser más tonto no tienes más que leer mi próximo post,

y vas a ver que te has equivocado.

Puedes descargar el libro gratuito 7 emociones, bajo licencia creative commons, haciendo clic aquí, http://wp.me/P3iA9W-2yE,

de la misma forma que puedes donar 1 €uro en una nueva educación emocional, convertida en apreHendizaje, 1 €uro al día si quieres que tu libertad de hoy tenga continuidad mañana, y mañana, y otro día más, 1 €uro al día para cambiar la educación, http://wp.me/P5UXv2-dT.

Primer post publicado de este paquete, puedes acceder en el blog de oé corazón, http://wp.me/p3iA9W-2Fd, el 09 de diciembre de 2016, a las 03:03, no podría ser de otra forma, o tal vez sí…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

el futuro emerge, capítulo 14 (el dinero de donación es dinero libre, buen principio para empezar)

Yo comienzo a entender el dinero gracias a Luis Espiga, maestro en España de triformación social, un mensaje que me cautiva, un mensaje sin igual, con los cuentos de los caballeros del Rey Arturo, en la busca del Grial, y la pregunta de Parsifal, “¿te encuentras mal, mi rey?”, y esos tres movimientos de emergencia de la triformación social,

1 El mundo de los templarios,

2 La revolución francesa, liberté, egalité, fraternité,

3 Aquí y ahora, estés donde estés, principio del siglo xxi, es el tercer momento de la emergencia de la triformación social,

Porque el mundo clama por sistemas que sean justos en lo político y judicial, esfera que responde a la ley del hombre y la mujer igual, el negro y el cobrizo igual, el rico y el pobre igual, porque todos somos iguales ante la ley, ciega ley, que no hace distingos por el color de tu piel, tu raza, ni el peso de tu Mercedes, ni la calidad del cuero de tu cartera.

Porque el mundo clama por sistemas que sean libres en el ámbito social, el creador libre para desarrollar su creación, ya pinte, ya esculpa, ya escriba o cante, ya desarrolle líneas de investigación, ya cure o eduque a personas (participe en procesos de aprehendizaje, déjame que insista en la hache) de la nueva generación, independientemente de su edad, abuelos, madres, hijos y nietas, todas somos parte de la nueva generación, por lo menos hasta que nos muramos.

Porque el mundo clama por un mundo en el que las organizaciones sean fraternas, porque no existirían empresas mineras si no existiese propiedad sobre la tierra, ni agrícolas si no hubiese propiedad sobre la tierra, ni relacionadas con la transformación de los animales en alimentos, si no hubiese propiedad de la tierra.

Y la tierra, este precioso planeta tierra, es un bien común. Por eso el corporativo tiene que entender que no es una máquina extractiva, todo lo de todos para mí, salvo las externalidades negativas, que son vuestras, la polución, el co2, las especies animales que des-aparecen, las plantas que condenamos a no existir.

Entendiendo que el que recibe tiene que devolver entendemos el reino mineral, el vegetal, el animal, y al Ser humano, como una especie que obra el milagro del desarrollo de la conciencia, elevando el nivel vibratorio del planeta Tierra, desde la re-distribución, sí, esto es la fraternidad, generar y repartir para el bien de todas.

Common goods en un flujo circular de extracción y devolución.

Y en el desarrollo de estos 3 principios nos encontramos con 3 tipos de dinero, el de intercambio, ligado a la supervivencia, monedas para facilitar el trueque de bienes materiales para empezar.

El dinero de proyectos, dinero para facilitar el desarrollo de lo nuevo, una nueva planta de reciclaje, una nueva central de producción energética, una nueva planta de chorizo de cantimpalo, de ajos de las pedroñeras, o anchoas de Bermeo.

Y el dinero de donación, el primer dinero libre que el mundo conoce, un dinero que nace del amor in-condicional, sin contra-prestaciones, sin vuelta y sin rentabilidad, un dinero para ser aplicado en el desarrollo de un proyecto, un COMMON GOOD, o bien común, del que se aprovecha la comunidad.

Si haces un proyecto del ámbito social, seguro te interesa entender mejor el dinero de donación, un dinero que no entendemos muy bien, porque está ligado a lo nuevo sin restricción, en la mayor parte de los casos, aunque no necesariamente, en el ámbito social.

Si pones tu idea y tu tiempo para el desarrollo de la comunidad ya pones suficiente, alguien te puede ayudar con su dinero, que tiempo no tiene, tal vez capacidad tampoco, para que lo nuevo se haga presente en este mundo que compartimos una y otra vez.

 así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

el futuro emerge, capítulo 13 (comprende que estás aquí para ser libre, tal vez este libro no es para ti)

Si llegas al capítulo 13 y tu cabeza sigue negando repetidamente, y tu mente sigue negando lo que lee, juzgando y criticando, este libro no es para ti, y además eres masoca, ¿por qué tienes que seguir sufriendo?, ¿quién te ha enseñado tan bien a tratarte tan mal?

Si necesitas entender mejor los fundamentos del mal trato, te puede interesar profundizar en la teoría del P- A-n, Padre – Adulto – niño, y en el análisis transaccional, yo estoy bien, tú estás bien, no te olvides visitar el triángulo de Karpman, el perseguidor – la víctima – el salvador.

Si conoces el fundamento del mal trato, el perseguidor mal trata, juzga y critica, abusa del poder, la víctima es mal tratada, se queja, no re-conoce su inmenso poder interior, quejas, juicios y críticas, ¿a qué te recuerda?, ¿a casa?, ¿a tu cuadrilla de amigas?, ¿al cole?, ¿al trabajo?, si reconoces queja, juicio y crítica  a tu alrededor puedes empezar a cambiar.

El buen trato no es el contrario del mal trato, des-afortunadamente, de la misma forma que la alegría no es el contrario de la tristeza, nos lo han enseñado todo mal.

Si sigues peleándote, recuerda, masoca, tira este libro a la basura ya.

Advertido está.

La libertad sólo tiene una pega, y radica en entender dónde empieza y dónde acaba.

Mi libertad acaba donde empieza la tuya, y somos tan diferentes, yo de decir lo que pienso como lo siento y tengo la costumbre de comunicar, y tú la costumbre esa tan bonita que te da tan buenos resultados de no mirar y re-conocer la realidad.

Es por eso que nos cueste tanto y sea un concepto a evolucionar, tal vez nos hacen falta un par de generaciones para empezar.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

 

el futuro emerge, capítulo 12 (lee un libro que te ayude con 3 claves relacionadas con la abundancia de la vida, no necesariamente de auto-ayuda personal)

Y como yo no transito por los libros que no son de autoayuda, no te puedo aconsejar nada, líbrenme los cielos y los infiernos, Luci y Ari, de dar ningún consejo aquí.

Pues eso, que yo sólo puedo recomendar libros de autoayuda.

Pide y se te dará, y el cuaderno de trabajo asociado, mucho más interesante hacer los ejercicios que leer teoría, de Esteve y Jerry Hicks, para entender la emoción como energía. Si tu energía está baja, poco vas a poder hacer. Guarda energía, conserva energía, usa bien tu energía, para empezar.

El camino del artista, para seguir, o cómo una alcohólica implementa los principios de AA en su actividad profesional, de dentro hacia afuera, yo me construyo para que mi Ser irradie en el mundo, con la ayuda y el apoyo de una comunidad. No hace falta pagar ni un €uro a un profesional cuando se cuenta con una comunidad.

Huna, el secreto Hawaiano, de Serge Kahili King, los 7 principios de la abundancia en la vida, también en el dinero, capítulo 9, con base en el hoponopono, técnica iba a escribir, qué técnica ni niños muertos, filosofía de vida con base en la energía del amor, porque sobre todo somos manifestaciones del amor, 7 principios que me voy a permitir copiar, copia que te copia, ¿quién les dijo a los niños que es malo copiar en la escuela?, si luego cuando somos mayores no paramos nunca de cortar y pegar,

  • el mundo es lo que crees que es,
  • no hay límites,
  • la energía fluye hacia dónde va la atención,
  • el momento del poder es ahora,
  • amar es estar feliz con,
  • todo el poder procede del interior,
  • la eficacia es el indicador de la verdad,

un libro con el que acabo de recontactar hace nada y que tiene más capas que una cebolla.

Léelos, hazlos, conviértete en una persona de 3 libros, no de 10 ni de 100, si tienes 100 libros en mente es que no practicas ninguno, poca cosa está fijada e incorporada. Deja que calen en ti, deja que te mojen por dentro, la emoción está ahí, en el agua.

Nos han dicho que somos polvo y en polvo nos convertiremos.

No sé por qué cada vez estoy más convencido que somos agua, en el agua surgimos y en agua nos convertimos, evaporados, en ese estado de transición, ocupando todo el espacio, infinito, como este universo, como nuestro Ser.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

el futuro emerge, capítulo 11 (no pidas ni aceptes consejos de personas a las que no veas tremendamente bien)

Todas las personas, tú y yo, tenemos una tendencia excesiva a dar consejos.

Esto funciona así.

Llegas a una casa, y eres un niño precioso, la encarnación del amor más puro. Tu nombre es bebé.

Bebé se pasa el día durmiendo, y sólo interrumpe su sueño para llorar. Tiene caca, pis o hambre. O le duele algo, la tripita, el oído, la garganta.

Mamá y papá lo acogen, y le dan todo su amor y cariño.

Bebé es tan bonito…

Y papá y mamá empiezan a cuidarle, y a explicarle cómo es el mundo, bebé, deja de llorar por las noches, han leído un libro muy bueno para que el bebé deje de llorar por la noche, duérmete niño.

Y no observan, y no escuchan, y no leen lo que ahí está escrito, aunque está bien clarito, “duérmete, niño”, y ellos lo que tienen en casa es un bebé,

es como si comprasen un manual de cocina al vapor para poner en funcionamiento la barbacoa nueva, o un manual de permacultura para arreglar la caseta del perro, sencillamente no va a funcionar.

Y el bebé, al que le enseñamos a no llorar para empezar, va a aprender muchas cosas, que tienen como base el amor condicionado de papá y mamá, y su mundo lleno de miedos, miedo a los enchufes, a la batidora, a las puertas que se abren y se cierran, miedo al coche cuando el niño está dentro del coche, y del coche cuando el niño está fuera del coche, en el negocio de la seguridad.

Tan adiestrado está en el miedo que de mayor va a aceptar con naturalidad el colegio, modernas cárceles infantiles, las extraescolares, y los trabajos humillantes, con una promesa de prosperidad, una promesa en la que sólo los más rápidos y des-piadados van a prosperar.

Porque en el cole hemos adiestrado militares sumisos, no personas libres.

Esa persona sumisa, educada en el miedo, que ha aprendido a no llorar, a no sentir, está ahora dándote un consejo, y no puede entender que tú eres una persona en busca de aire libre para respirar, en busca de un espacio más arriba de las galeras o los infiernos.

¿Quién se ha llevado mi queso?, ¿y quién lo ha gratinado a 1100º en la fundición?, ¿a qué sabe el queso que se hace con leche que no sabe a leche que sale de una vaca que no muge, sino que relincha?

Vacas locas que dan consejos locos, ten mucho cuidado cuando elijas un coach o un mentor, mira si su vida te gusta, pregúntate si de mayor quieres ser como ella, lo más normal es que si pones la mano en el corazón tu camino no está en esa persona, que muchas veces pasaba por ahí, después de un ERE, o un despido procedente, o una jubilación anticipada, le ha tocado sufrir, sí, pero a lo mejor no le pides consejo sobre el alcohol a un alcohólico en una barra de un bar, ¿verdad?

He desarrollado más de 300 procesos de auditoría en AENOR, la asociación española de normalización y certificación y sé sin duda, lo he vivido, que la organización que se quiere certificar se certifica, y lo mismo pasa con las personas, les llames como les llames, psicólogos, psiquiatras o coachs.

Pon uno en tu vida, si te apetece, pero no cierres tu emoción, déjate sentir que tipo de persona te acompaña, no vaya a ser que sea una de tantas, y al cabo de un tiempo, más corto que largo, tú también pases simplemente por ahí, con un plan  de negocio al uso, que habla de un proyecto local pero mundial, la hostia de grande, que da la hostia de pasta, y que mola mogollón, ya sabes a quién, al del oximorón, al business angel, angelitos blancos de carne y hueso que te van a poner su pasta gansa a tu disposición. Porque tú lo vales, claro que sí.

   así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

el futuro emerge, capítulo 9 (deja que el plan más tonto te lleve, y que el más grande te eleve)

el futuro emerge, capítulo 10 (no hables con las personas que piensan que no lo puedes hacer)