la línea del tiempo (4 años de voluntario)

termino una reunión en la escuela de la fundación Gil Gayarre, un centro especializado en capacidades especiales, una reunión con 6 personas implicadas en diferentes etapas y especialidades de la vida en el centro,

que disfrutan con la presentación de 7 emociones, una presentación tan diferente, y me despido con una sonrisa en el alma y 2 regalos en el macuto,

estoy de tan buen humor que voy a aprovechar para hacer un recado, un pendiente, camino de casa, aprovechando el día de sol, voy a comprar en Carralero unos papeles de colores con cola,

antiguamente post-its, ahora les han copiado, y se llaman paper-it,

un recado que mi sub-consciente aprovecha para ponerme de frente con el Starbucks en el que me reúno hace 4 años con Juanan Esteban, reunión que tiene como resultado un año de voluntariado en Prepárate,

una feria para apoyar a personas en des-empleo y con necesidades de orientación laboral (emprendimiento incluido), y me acuerdo de aquella reunión, son justo 4 años que nos reunimos aquí, qué curioso, estoy de cumpleaños,

y no puedo pensar cuán parecida y cuán diferente es mi vida hoy y mi vida hace cuatro años, qué parecida en algunos aspectos, y qué diferente es en otros, y no puedo evitar llamarle a Silvia, para compartir con ella el momento,

y mi día se tiñe de celebración, no voy a poder evitar hacer una línea del tiempo antes de acostarme, para visualizar qué hitos ocurren en el camino, una línea que empieza en el 2011 y se prolonga hasta el 2018,

y visualizo este cuarto cumpleaños de voluntario, un proceso en el que descubro la magia de dar, se acabó prepárate, un movimiento sin continuidad, yo habría seguido vinculado, ése era mi impulso, qué pena,

y ahora soy voluntario de dos causas nuevas,

7 emociones (una educación emocional de padres y estudiantes), ese proyecto que surge de quién sabe dónde, qué curioso, y que ilumina mi día a día a la fecha, una presentación en un cole este mes, una reunión en una AMPA, qué bonito,

y el futuro emerge, un think tank de la inteligencia del corazón, y de la energía de la colaboración, que bien puede ser en un futuro próximo un movimiento de continuidad, todo va a depender de las fuerzas que confluyan en el camino,

y siento que todo es igual, y todo es diferente, y agradezco a la vida estos 4 años de camino.

   así lo vimos…

cuando haces el ejercicio de la línea del tiempo puedes pararte a evaluar varios aspectos del camino, tan necesarios todos, y tan diferentes entre sí,

  • cómo está mi cuenta bancaria y mi balance anual de gastos e ingresos,
  • cómo de entretenido es mi día, qué tipo de actividades hago y cuánto disfruto, son actividades nuevas o son actividades viejas,
  • qué tiempo de calidad dedico a mis ideales, esos proyectos que me dan la vida, con los que vibro, que están en relación con ese mundo que aspiro a construir para la siguiente generación,

puedes considerar un ciclo de 3 años, de 4, de 5, de 7, o periodos más largos de tiempo, puedes ver tu vida desde el nacimiento,

también puedes ponerle a cada año o cada periodo un nombre,

puedes pintar de colores el tiempo, de qué colores pintarías 7 emociones, de qué colores pintarías prepárate, de qué colores es la reunión en Starbucks, de qué color es el segundo Ulab (laboratorio de la teoría U),

qué forma tienen, qué olor, qué textura, podemos volver a hacer esculturas,

nunca es tarde para abrir el proceso de representación artística de nuestra vida, pensamiento que se hace realidad en la mesa de mi escritorio, con unas ceras Stockmar, unos lapiceros Lyra y unas acuarelas Schmincke,

va a ser que sí, el color vuelve progresivamente a mi vida.

Bob Dylan es del Athletic

iraolaydanies ya la tarde del lunes, y entramos en una oficina con una mesa redonda, amplia, a la que acompañan 4 sillas, y 3 botellines de agua, una de las 4 sillas no tiene sed, y una decoración estándar en la que me llama la atención un cuadro, por el que pregunto,

“es un regalo que aúna mis dos pasiones, Bob Dylan y el Athletic”, me responde Natxo,

recién sentados en la mesa en la que nos acompañan 2 relojes de otra época, de ésa en la que el tiempo se mide con granos de arena, uno chiquitín, de arena blanca, otro grandotote, de arena oscura, podría ser arena volcánica,

el reloj chiquitín cuenta 1 minuto, muy adecuado cuando alguien te asalta y te pide un minuto, “venga, aquí tienes tu minuto”, el grande, el volcánico, el de la arena negra, mide una hora de tiempo,

y en eso estamos, en una conversación que nos lleva por la historia del sector, siempre es bueno conocer de primera mano los intereses y anhelos compartidos, y la historia de la casa,

en un recorrido que nos sirve para reconocer el territorio por el que transita esta organización, y que nos facilita la propuesta una propuesta de intervención, si es el caso, quién sabe si haya un encaje posible,

y Natxo nos cuenta una historia de una sucesión en su organización, en la que un nuevo gerente acaba de ser nombrado, y lo primero que hace es participar activamente en el plan estratégico de la organización, con un horizonte trianual,

en el que incorpora un desarrollo organizativo con base en valores,

y nos cuenta el proceso, participativo, en el que se encuentra la organización, con la identificación de los valores por parte de las personas que componen la compañía, primero los literales, luegos las definiciones, que marcan los territorios,

el desarrollo de un blog, la capacitación para un colectivo de líderes de la organización, y otros intereses, en curso, de la organización.

en la charla Pablo y Mikel intercalan sus historias, Mikel acaba de llegar de visitar a Jon,  amigo de juventud y compañero de carrera que acaba de tener un incidente con una ambulancia, que cualquier día lo mismo también cuenta en este espacio,

y que sirve para ilustrar cómo los comportamientos hablan más alto y dicen más cosas de las organizaciones, y de sus procesos, de lo que queda escrito en sus políticas, para bien o para mal.

el reloj chiquitín tiene la arena abajo, el reloj negro también, Pablo nos avisa, él tiene que recoger a los enanos en Archanda, nuestro tiempo hoy se está acabando, si hemos entendido el momento de la organización de Natxo,

seguramente nos volvamos a encontrar, con una organización que trabaja con base en valores, desde las personas que la componen y le dan vida, en clave participativa, y podamos extender esta conversación.

iraolaydanimon   así lo vimos…

pienso, ya terminada la reunión, qué significa el Athletic, y su cultura, para mí, y qué representa Bob Dylan en el mundo de la canción, y no me extraña que Natxo nos esté hablando de un programa para el desarrollo de una organización con base en valores,

y busco una canción para acompañar esta conversación de la que un cuadro, el Athletic y Bod Dylan, y 2 relojes de arena son testigos, sí, esta puede ser, “the answer is blowing in the wind”

y una foto de un restaurante cercano en el que no comimos hoy, “mea culpa, Pablo”, el próximo día puede ser,

athletic

mientras estos chicos del Athletic me explican por qué ya no sacan la gabarra para celebrar los títulos, ni siquiera cuando se consiguen a doble partido contra el Barca, goleando 4-0 probablemente al mejor equipo de la historia del fútbol.

mochilami tiempo en Bilbao se acaba, y saco una última foto, ladrillos de mi juventud, palmera de Arrese y triángulo del EME en el macuto, en la estación de bus de Garellano, con ese regusto del que está de vuelta en casa, despidiéndose y con ganas de volver.

 

 

 

 

31 años no es nada

gabarrapaseo por el puerto viejo de Bermeo el sábado por la mañana, de resaca de los 4 goles que le ha enchufado el Athletic al Barça, un equipo del que un día nos acordaremos como el mejor equipo de la historia del fútbol, antes de la misa entierro de mi tío, en la iglesia juradera de Santa Eufemia, en una tradición que cerraron los reyes católicos, Isabel y Fernando, tanto monta, monta tanto.

y antes de entrar a la iglesia, a las 13 horas, paro en una tienda de enseres marinos, reconvertida en tienda de moda, enfrente de la que luce una gabarra para tekeñines, rojo, verde y blanco sobre el mar azul, cristales blancos con ribete negro, el ancla y el león.

y me acerco al cristal, un cristal en el que se refleja el paso del tiempo, hace 31 años que el Athletic no gana un título, una liga ni una copa, un cristal que me devuelve un puerto pesquero que se reconvirtió en puerto deportivo,

enelescaparate

rayas rojas y blancas, azules ultramar y rojas, que esconden el blanco de las nuevas embarcaciones de paseo, todavía me acuerdo de lo bonito que era este puerto lleno de embarcaciones pesqueras,

iglesiajuraderadesantaeufemia

y el cielo plomizo, cargado de esa pregunta, ¿serán suficientes 4 goles para ganar al Barça en el Camp Nou, y volver a sacar la gabarra?, nos deja caminar sin necesidad del paraguas hasta esa iglesia, juradera, en el que lanzamos el último adiós a José Manuel,

tánbor, artista pintor, ese joven de barba canosa que pinta al hombre marinero y a la mujer de Bermeo, que pinta al Athletic y a su tierra, los usos y costumbres de un pueblo atípico, o tan típico y diferente, único, como el de al lado.

31 años después, el Athletic está a punto de ganarle al Barça, el mejor equipo de la historia, hoy martes la primera parte es un hecho, que a la historia le lleva un tiempo analizar el pasado,

y además les ganamos a dos partidos,

donde todos creímos que era más fácil sólo a uno, tal vez buscábamos un churro, quién lo iba a decir, y los vascos, brutos como son, no van a sacar la gabarra, porque piensan que ganar la super-copa sin ser ganadores de liga y copa no es suficiente,

total, 31 años no es nada, y las gabarras son sólo para los primeros.

menos mal que en el puerto viejo de Bermeo podemos entrenar a nuestros enanitos, pezkeñines, en esa tradición de celebrar, aguas arriba, contra-corriente, los triunfos de una cultura diferente, la nuestra, tan parecida a la tuya y a la mía.

gabarramon   así lo vimos…

en el entierro del hermano difunto de mi madre, me encuentro con el hermano de mi difunto padre, José Luis, ya se sabe que le enfermedad une de la misma forma que el dinero separa, pero esa es otra historia

 

cuando un NO se convierte en un SÍ

tsipras estoy disfrutando el aire fresco de la mañana, es miércoles, todo el día, y mi intención es escribir sobre un libro que empiezo a leer, que me han regalado esta misma semana, y que habla de la motivación intrínseca.

en eso estoy, buscando la portada para sacarle una foto, y reviso la bandeja del correo electrónico, doy a todos los correos como leídos, salvo a uno, que leo, tiene relación con el blog de Leonardo Boff, y tiene por título “en Grecia la dignidad venció a la codicia”.

lo leo porque tiene su qué, como todo lo que desde Boff llega, y me quedo pensando, ¿qué ha pasado en Grecia?, ¿qué le ha pasado a Tsipras?, ¿qué va a pasar con Syriza?, ¿qué va a pasar con esta revolución de los deudores pobres?

echo un vistazo a lo poco que he leído del tema y tengo la impresión de que algo falla en este mundo cuando, después de organizar un referendum directo con relación a un tema, las personas que lo promueven y tienen que hacer valer el resultado, la voluntad directa del pueblo, interpreta lo que le da la gana, hace lo que quiere, exactamente en la dirección contraria a la voluntad popular.

o soy muy tonto, o soy muy ingenuo, o soy muy recto, 3 características que no me van a llevar al estrellato precisamente, pero creo que Tsipras debería dimitir si no es capaz de articular la decisión directa del pueblo en votación directa.

leo en un artículo del País que “los diputados [de Syriza] han suscrito todos ellos un código deontológico por el cual están obligados a renunciar y devolver sus actas al partido si rompen la disciplina de voto”, y pienso que estamos en un ejercicio de más de lo mismo, listas cerradas, obligación de secundar a la decisión del partido, con la sana intención de frenar la disidencia interna,

aunque hoy el primer disidente sea la persona que encabeza el partido, que dice SÍ donde el pueblo soberano ha dicho NO.

me quedo con la dignidad de las personas, ellas son mayoría, y hacen alarde de un sentido de la responsabilidad que va más allá de los políticos y las castas que les representan.

mucho me temo que Tsipras ha perdido la oportunidad histórica de liderar a un pueblo indómito, el pueblo Griego, del que me quedo con un recuerdo maravilloso, y una imagen de cómic, de la película 300.

300 hombres fueron capaces de parar al imperio persa siquiera por 3 días en el paso de las termópilas, hasta que un traidor, qué curioso, les dió por el saco, al igual que 300 parlamentarios, permíteme la imprudencia, no sé cuántos parlamentarios griegos en la actulidad, no son capaces de representar a su pueblo, es curioso que el traidor esta vez sea “er jefe”, que se ha hecho caquita.

tsiprasmon   así lo vimos…

y te dejo con las letras de Leonardo, siempre tan bonitas, no sé por qué tengo la impresión del mundo que podría haber sido, empezando por Grecia, un mundo por venir, sin duda, hay otras posibilidades.

Leonardo llama a ese nuevo mundo “la era de los pueblos”.

Hay momentos en la vida de un pueblo en que debe decir No, más allá de sus posibles consecuencias. Se trata de la dignidad, de la soberanía popular, de la democracia real y del tipo de vida que se quiere para toda la población.
Hace cinco años que Grecia se debate en una terrible crisis económico-financiera, sujeta a todo tipo de explotación, chantaje y hasta terrorismo por parte del sistema financiero, especialmente de origen alemán y francés. Hubo una verdadera intervención en la soberanía nacional mediante la pura y simple imposición de medidas de extrema austeridad elaboradas, sin consultar con nadie, por la Troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y el FMI).

Tales medidas han implicado una tragedia social, ante la cual el sistema financiero no ha mostrado ningún sentido de humanidad. “Sálvese el dinero y que sufra o muera el pueblo”. Efectivamente, desde que comenzó la crisis ocurrieron más de diez mil suicidios de pequeños negociantes insolventes, centenares de niños dejados a las puertas de los monasterios con una nota de las madres desesperadas: “no dejen que mi niño muera de hambre”. Uno de cada cuatro adultos está desempleado, más de la mitad de los jóvenes sin ocupación remunerada y el PIB cayó un 27%. No pasa por la cabeza de los especuladores que detrás de las estadísticas se esconde un viacrucis de sufrimiento de millones de personas y la humillación de todo un pueblo. Su lema es “la codicia es buena”. No cuenta nada más.

Los negociadores del nuevo gobierno griego de izquierda, de Syriza, con el primer ministro Alexis Tsipras y como ministro de hacienda un académico y famoso economista de la teoría de los juegos, Yanis Varoufakis, que quisieron negociar las medidas de austeridad durísimas, encontraron oídos sordos. La actitud era de total sumisión: ”o tomar o dejar”. El más duro era el ministro de Finanzas alemán Wolfgang Sträuble: ”no hay nada que negociar; aplíquense las medidas*reglas”. Nada de estrategia del gana-gana, sino pura y simplemente el gana-pierde. La disposición era humillar al gobierno de izquierda socialista, dar una lección a todos los demás países con crisis semejantes (Italia, España, Portugal).

La única salida honrosa de Tsipras fue convocar un referendum: consultar al pueblo sobre si decir No (OXI) o Sí (NAI). ¿Cuál es la posición ante la inflexibilidad férrea de la austeridad que aparece totalmente irracional por llevar a una nación al colapso, exigiendo un cobro de la deuda reconocidamente impagable?. El propio Gobierno propuso la consulta y sugirió el No. Los acreedores y los gobiernos de Francia y Alemania amenazaron, practicaron un verdadero terrorismo, en palabras del ministro Varoufakis, y falsificaron las informaciones, como si el referéndum fuese para quedar en la zona Euro o salir de ella, cuando a decir verdad no se trataba de eso. Solo se trataba de aceptar o rechazar el “diktat” de las instituciones financieras europeas. Grecia quiere quedarse dentro de la zona euro.

La victoria del domingo 5 de julio fue espectacular para el No: 61% contra 38% del Sí. Primera lección: los poderosos no pueden hacer lo les parece y los débiles no están dispuestos a aceptar más las humillaciones. Segunda lección: la derrota del Sí mostró claramente el corazón empedernido del capital bancario europeo. Tercero: trajo a la luz la traición de la Unidad Europea a sus propios ideales que eran la integración con solidaridad, con igualdad y con asistencia social. Se rindieron a la lógica perversa del capital financiero.

La victoria del No representa una lección para toda Europa: si quiere seguir siendo títere de las políticas imperiales norteamericanas o si quiere construir una verdadera unidad europea sobre los valores de la democracia y de los derechos. El nada sospechoso semanario liberal Der Spiegel advertía que a través de la Sra. Merkel, arrogante e inflexible, Alemania podría provocar, por tercera vez ya, una tragedia europea. Los burócratas de Bruselas han perdido el sentido de la historia y cualquier referencia ética y humanitaria. En venganza el Banco Central Europeo dejó de suministrar el dinero para que los bancos griegos siguiesen funcionando y los obligó a cerrar.
Una lección para todos, también para nosotros: cuando se trata de una crisis radical, que determina los rumbos futuros del país, debe volverse hacia el pueblo, portador de la soberanía política y confiar en él. A partir de ahora los acreedores y las inflexibles autoridades de la zona Euro tendrán por delante no a un gobierno, al que pueden aterrorizar y manipular, sino a un pueblo unido que tiene conciencia de su dignidad y que no se rinde a la avidez de los capitales. Como decía un cartel: ”Si no morimos de amor, ¿por qué vamos a morir de hambre?”

En Grecia nació la democracia de cuño elitista. Ahora está naciendo una democracia popular y directa. Será un complemento a la democracia de delegación. Esto también vale para nosotros.

Un pronóstico, quizá una profecía: ¿no estará naciendo, a partir de Grecia, la era de los pueblos? Ante las crisis globales serán ellos los que irán a las calles, como entre nosotros y en España, y tratarán de formular los parámetros políticos y éticos del tipo de mundo que queremos para todos. Ya no confían en el que viene de arriba. Seguramente el eje estructurador no será la economía capitalista que se desmorona, sino la vida: de las personas, de la naturaleza y de la Tierra. Eso realizaría el sueño del Papa Francisco en su encíclica: la humanidad “cuidando de la Casa Común”.

termino este post con la idea de que una y otra vez estamos hablando de valores y comportamientos, este tema tan importante y que tanto nos ocupa.

queramos o no, todos somos actores y co-responsables en esta obra, por acción o por omisión, o en otros modos en los que nuestra energía viaja (pensamiento, palabra, obra u omisión, todavía me acuerdo).

2puertashorizontal

texto2puertas

 

un mañana en el museo Memoria y Tolerancia (una mentira repetida 1000 veces)

es sábado por la mañana, y estoy de vuelta de México, el viernes, ayer, nos quedamos tranquilamente jugando a cartas en el hotel, y a Gorka le queda una tarea para el cole, un trabajo que le sube 1 punto y medio,

tareastoleranciaesqué curiosa es la vida, si pasa por el museo Memoria y Tolerancia, ese museo en el que he pensado entrar un par de veces, enfrente de Bellas Artes, y responde a una serie de preguntas, ¿cuál es el objetivo del museo?, ¿cómo se relaciona el genocidio y la tolerancia?, ¿cuáles son las libertades que promueve el museo?, con una reflexión de 6 líneas, 2 veces 3, de lo que podemos aprender en el museo, adjuntando un croquis, y resumiendo el contenido de 3 salas.

 

3entradascomo tenemos poco tiempo, vamos muy justos, compramos una entrada con guía, 1 hora y 45 mintuos de recorrido

recorridoguiado

gorka

 

 

 

Gorka se queda en la entrada jugando al móvil, mientras su hermana y yo pasamos a recogerle el plano del museo, sólo quedan 2, uno para Maitane, otro para mí. Gorka se lo pide a Maitane, que le bromea, el plano le va a costar 100 pesos.

mientras Gorka sigue con el juego en el móvil, saco una foto de una placa, en la que queda claro el objetivo del museo, crear conciencia a través del aprendizaje y la educación en todas las generaciones de Mexicanos, la tarea avanza.

objetivoantes de entrar, en el grupo de la 1:10, terminamos a las 3:00 y María recoge a los niños a las 3:30, no tenemos casi tiempo para comer, pasamos por el bar, y elegimos unas patatas (maitane), un café (gorka) y un sandwich vegetal (mikel).

tortavegetal

sociedadeuropea el recorrido de memoria y tolerancia empieza por la memoria, en el piso 5, con el genocidio nazi, que requiere de muuuuucho más espacio del que tengo hoy en estas líneas.

 

 

unamentirarepetida1000veces

 

 

 

 

 

 

 

Goebbles, doctor en Filosofía y Literatura, director de propaganda de la Alemania nazi, repite una y mil veces que “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”, pero no le creemos, a la vez que nos hace dudar de la utilidad de su educación.

 goebbels unavida

 

 

 

 

 

 

Las personas quedan divididas en 3 grupos, colaboradores, indiferentes y comprometidos, otra vez el 3.

muchas personas salen mirando a la pared, indiferentes, unos pocos son comprometidos, salvando una vida salvan el mundo, entre ellos, 6 relevantes, entre los 6, uno de mis héroes, Viktor Frankl, padre de la logoterapia, autor de ” el hombre en busca del sentido”, la pirámide de Maslow boca abajo.

significadoen el camino, muchos no entendieron nada de lo que estaba pasando, porque era incomprensible para una persona cuerda.

conteos15 1511 armenios

y sigue con el conflicto armenio, y más reciente, el conflicto de los Balcanes, en pleno 1995,

 

yugoslavia

 

 

 

 

 

ruandacamboya camboya y el Jemer rojo

jemerGuatemala y Darfour

guatemaladarfur

darfurnortesur

latoleranciaes   derechoshumanospobres reconocimiento

 

una obra de arte, en recuerdo de los millones de niños muertos, abre un inesperado mandala en el camino

mandala

wannsee

tolerancia cerramos la puerta sombra del museo, la puerta de Wannsee, en la que 15 personas planifican los campos de exterminio para eliminar el batallón de fusilamiento, método que debilita la moral de la tropa, es mucho más cómodo girar la manilla de una cámara de gas, mucho más eficiente, a la parte de luz del museo, abrimos la puerta a la Tolerancia, y a un mural blanco, con un compromiso, nadie es torturado, nadie es perseguido, nadie es desterradom, otro 3.

nadieespara que un proceso así tenga lugar, tenemos que haber desprovisto previamente al otro de sus características humanas, las mujeres no son como los hombres, los negros no son como los blancos, los judios no son como los arios,

deshumanellos no son humanos, nosotros sí

elfuturo eligetuactitudpoco a poco estamos entrando en la luz del museo, los derechos humanos, la conciencia, la educación de las nuevas generaciones, que pueden elegir su actitud, tomando el ejemplo de los unos, o de las otras

gandhiterminamos viendo un video en el que dos jóvenes se encuentran, en lo que parece ser una historia de amor filmada en Mexico.

al final, un proceso de recapitulación de todo en el que no hemos reparado.

a lo largo del vídeo hay más de una docena de situaciones de pobreza extrema, a las que somos indiferentes, totalmente indiferentes, estamos tan habituadas a verlas a nuestro lado que nos hemos vacunado ante el espanto, es lo que hay.

el film termina con 3 preguntas, para abrir conciencia, que tienen 3 respuestas:

1.200 millones de personas subsisten con menos de un dólar al día, una de cada 6.

24.000 personas mueren de hambre diariamente, es decir, una cada 3,6 segundos.

más de 1.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable, es decir, casi una de cada 6.

a la que sigue una cuarta

¿donarías un porcentaje de tu salario para ayudar a personas en situación de pobreza?

el 73% de la muestra responde que sí.

a mi entender faltan 2 preguntas,

hacer, hacer, lo harías, ¿pero realmente lo haces?,

y para terminar,

¿qué porcentaje?

y una séptima,

¿y estás bien?

Salimos del museo y pasamos por la tienda, hay un magnífico objeto para hacer un zoom en las cosas pequeñas, un little helper magnifying glass, una lupa, que no hace falta en el caso del video, ni al salir del museo, es tan grande la des-igualdad…

magnifiying mandala6 6 posavasos nos regalan 6 frases de 6 personalidades, 2 veces 3, que nos acompañan en el viaje de salida:

Ana Frank, no veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda,

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo, Albert Einstein,

No hay día más perdido que aquel en el que no hemos reído, Charles Chaplin,

Pies para qué los quiero si tengo alas para volar, Frida Kahlo,

el conocimiento habla pero la sabiduría escucha, Jimi Hendrix,

Imagine all the people living life in peace, John Lennon,

Salgo del museo con un mandala en mente, y recuerdo una peli, noche en el museo, de Ben Stiller, menos mal que la visita ha sido de día, mañanita en el museo, de noche elijo NO CRUZARME CON GOEBBELS en este museo.

mandala2   noche_en_el_museo237

ayotzinapa la visita se ha acabado, y con ella mi estancia en México con esos dos seres a los que quiero tanto, los crímenes de Ayotzinapa pueden esperar,

nuevas puertas se abran cuando convertimos las afirmaciones en interrogaciones,

cerca del museo, junto a Bellas Artes, me espera el autobús, en realidad yo le espero a él, que me lleva de vuelta a Madrid, esa ciudad tan acogedora, que está más cerquita que el df del centro del mundo, si consultamos el mapa mundi de Bilbao.bellas artes

 

 

 

 

 

 

 

mandala2mon

así lo vimos…

en este museo tan oscuro (memoria) también encontramos un rayo de luz (tolerancia), eso es focalizar la atención, gracias, Gorka, por la tarea, en un ratito de estos tengo que ponerme con la reflexión.

notas para el trabajo:

la educación sin moral, Goebbels,

exterminio planificado, no siempre planificar bien es bueno,

la cámara de gas es eficiente, no siempre ser más eficiente es mejor,

podemos elegir nuestra actitud, siempre, pero tenemos que comprometernos, yo donaría no es compromiso,

aprender y aprehender y seguir aprehendiendo desde la conciencia,

si des-humanizamos al otro, todo es posible,

in-diferente, pasivo, tibio, muchas personas así lo hacen posible,

la tolerancia es la relación armónica de las diferencias,

Viktor Frankl, el hombre en busca de sentido, estuvo allí,

no hay día más perdido que aquel en el que no hemos reído, Charles Chaplin

una mentira repetida mil veces es 1000 veces mentira

Abel, Caín, y su fruta madre (wiplash y we crush)

wiplashes sábado por la noche, tiempo para descansar, o para poblar la noche en familia. Estamos en casa de los padres de Silvia, y, por azares del detino, estamos compartiendo finde con su hermano mayor y su pareja, nos hemos juntado en la visita, tras la operación y cumpleaños de Fernando padre.

Fernando hijo nos propone una peli, de las que pueden ganar algo este año en los óscar de Hollywood, una película con una banda sonora y una fotografía para enmarcar. Aceptamos pulpo como animal de compañía y nos adentramos en la versión origninal, con subtítulos, de pitiminí. Sobrevivo al síndrome de Cenicienta, que me ataca a las 10, a las 10 y cuarto, tras dormitar el inicio, me integro en el grupo y en la peli.

la película se llama whiplash, la historia de un carrera por ser el mejor, y los medios de los que se valen los mentores del mejor.

una película independiente, que ha pasado ya por Sundance, Cannes, Toronto, que opta a 5 Ocars,  y que encierra más de una mentira,

“we are here for a reason, have fun”,

más de un mal-trato, yo te mal-trato como tú me maltratas a mí,

una película que no te deja indiferente, sobre todo si tienes desarrollado un mundo basado en valores diferentes a la más dura competitividad.

me despierto, veo la peli, y me duermo. El día siguiente ya es domingo, y en el coche que nos lleva a la playita, un poco de paseo y unas gambitas con gabardina no están nada mal para seguir, hacemos el cine-forum de la película. A Fernando le encanta, a mí también, y empezamos a hablar sobre la competitividad feroz que describe y retrata, sobre ese mundo en el que sólo uno puede sobresalir, el mundo del solo mágico.

yo, que ya he sido buey solo durante un tiempo, estoy de vuelta al grupo, y a un nuevo verbo, parecido a competir pero diferente, compartir. Hoy creo más en la co-operación, en la co-creación, en la co-mpañía, en las gambas y en las co-cretas, cuando nos las comemos juntos. Me pregunto en la cantidad de cadáveres que la competición deja, total, ¿para qué? Para poder disfrutar de un solo genial.

wiplashmon   así lo vimos…

solo antes, solo durante, solo después.

en el coche Fernando hace de abogado del diablo, y me pregunta cómo sería un mundo en el que sólo existe gente que se dedica a compartir, gente y una sociedad blandita, adocenada, adormecida, me quiere chinchar, hablamos de cómo pueden convivir compartir (esquemas de cooperación) y competir (esquemas de competición), hablamos del deporte como juego o como forma de forjar carácter en el ganar y en el perder, sobre todo en el perder, y me acuerdo de Humberto Maturana, que explica muy clarito que cuando eliminamos la competición, ¿qué surge?, surge la cooperación.

pienso en un mundo de yo mi me conmigo solo, y me echo a llorar, no he trabajado tanto para disfrutar del éxito… solo, va a ser que no.

en la conversación vemos que no estamos tan lejos el uno del otro, y que los dos somos hijos de Caín, o de Abel, que no me conozco bien la historia.

2 hermanos “pelean” por el amor de un padre, y uno de los dos gana. El perdedor no acepta su derrota, y mata al ganador. El padre, el hijo ganador, y el perdedor, que en el asesinato se convierte en ganador, los 3 pierden en la competición.

porque no nos damos cuenta que el competir la suma es inferior a los sumandos.

de aquellos polvos estos lodos…

Fernando, déjame que me apunte a la co, aunque yo también soy hijo de Caín (Abel se quedó en el camino, si lo he entendido bien), porque nunca va a ser suficiente “demasiada” co-operación, tú y yo, nosotros de nuevo, nosotros otra vez.

éxito de la economía del bien común en Madrid (Christian Felber cuelga el cartel de “no hay entradas”)

ebc333hace una semana me entero por medio de Elena Martínez, compañera de fundación CODESPA, gracias, Elena, te debo una, que Christian Felber visita Madrid.

la taza de mi ilusión se llena hasta el borde, y me apunto sin vacilar. Y participo a mis amigos y contactos en el mundo de la RS, ése al que los técnicos llaman Responsabilidad Social, y los iletrados e ignorantes conocemos como ReSpeto, esa conferencia, en el uve palito palito palito (octavo) aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz. Participo a mis amigos ReSpetuosos, y a otros contactos y cariños, más cercanos en el tiempo, en el ámbito del desarrollo de los recursos humanos (qué horror, quería decier en el desarrollo de personas), y en la comunicación interna.

contacto también con compañeros del campo de Energía de Madrid de la Economía del Bien Común, donde monto un bollo. ¿Será que he entrado con demasiada energía? Tal vez sí, a ver si soy capaz de aminorar una marcha, para no percutir.

es tanta mi ilusión, esa capacidad propia de mi niño natural, tan a flor de piel, que estoy por invitar a otros círculos de amigos, menos introducidos en este mundocorporativo, para que le conozcan, le escuchen y se formen una opinión.

este último movimiento lo omito, y dejo pasar una semana, en la que hago los países vascos, que se pasa en visitas a amigos, 3, en reuniones con personas relacionadas con lo social, otras 3, y encuentros con corporativos, 3 más. Como no podría ser de otra forma, en 3 días.

ya de vuelta en Madrid pasa el viernes, el fin de semana, y el lunes, y ya de martes, sentado en el escritorio de mi Remington Steel me encuentro con una agradable noticia. El cumpleaños está petado. El Instituto Pascual ha colgado el billete de “no hay entradas”.

me alegro infinito haber participado en la difusión del evento, una jornada en la que estoy seguro de que todos los asistentes vamos a poder aprender algo nuevo. Y algunos, un huevo.

en mi mollera, que no está totalmente vacía, pero algo debe pasar ahí dentro, porque hay eco, resuenan varias palabras de Felber:

alternativa sistémica,

un modelo económico alternativo,

¿a dónde Ir?

hacia una economía más ecológica

más social,

de distribución más justa,

hacia una economía más democrática

una economía que ponga en medio el ser humano y su dignidad

afán de lucro y competencia

reproducen valores contrarios a los que permiten florecer las relaciones humanas.

y se hace la pregunta del millón, ¿cuáles son los valores y comporamientos que permiten florecer las relaciones humanas?

confianza, honestidad, responsabilidad, cooperación, solidaridad, generosidad, compasión

aunque yo ya le he visto, no me importa repetir el enlace.

Si tienes 14 minutos sueltos, los puedes invertir aquí

un regalazo si no puedes asistir a la conferncia en el Instituto Pascual.

ebcmon   así lo vimos…

el próximo martes, estoy de en-hora-buena.

no soy una persona que haya crecido entre mitos. Nunca he seguido a nadie. Ni al Ché ni a Miterrand. Ni a Bill Gates ni a Javier Clemente. Hoy en día tampoco lo hago. Me encantan las personas que me ayudan en mi desarrollo personal. Si soy fan de alguien, suelo ser fan de personas a las que conozco. A saber, Silvia, Gidor, Bernardo, Iñaki, Tomás,Gorka y Maitane, Carlos, Luis Emilio, Marina, Jaime, Fidel, Félix, Javier, Rodolfo, gente maravillosa que ya está en mi vida.

pero sí tengo un grupo de personas a las que me gustaría conocer en persona, entrevistarme con ellas, Christian Felber entre ellas, en una lista que según pienso se hace larga, con Humberto Maturana, Echeverría, la pantera rosa, Albert Espinosa, sé que no se va a molestar de que lo ponga aquí en medio de 3 personajes de ficción, el capitán Sparrow, kung-fú panda, y otros personajes, muertos inmortales, como Oteiza y Chillida, creadores de huecos, Lennon o Einstein, trovadores de la imaginación, o Fofó, payaso de la tele, pintor de sonrisas entre los niños de mi edad, sí, la lista se hace larga, hay tanta y tanta gente que me gustaría entevistar…

un abrazo a todos mis amigos ReSpetuosos, del mundo del desarrollo de personas, también desde la comunicación, y a mis compañeras del campo de energía del Bien Común de Madrid, y de otros campos de energía en España, vayan o no vayan a la presentación de Felber el día 10 en Madrid. No sé por qué, creo que estoy pre-dispuesto, bota que bota, choca que te choca la generosidad con la cooperación, a pesar de todo este eco en mi cabezota huecota, creo que Christian, con su serenidad, su saber estar y su verbo (no exento de adjetivos, nombres y pronombres), me va a gustar.

 

 

jugando al monopolyo y juegos nuevos (grupos de conocimiento, de relación y de acción)

monopolystar no ha mucho de esto, érase que se era, los hombres no sabían lo que era poseer el terreno en el que habitaban, y simplemente lo trabajaban. O eran transhumantes, y pasaban por él. Los indios del oeste americano con sus tipis pueden ser un ejemplo visual de esa época de hombres y mujeres sin tierra.

el hombre se hizo sedentario, que la mujer ya lo era un rato antes que él, y valló los terrenos en los que cultivaba la tierra, en disputas de ganaderos y agricultores, de las que deja buena cuenta la televisión.

la verja y el entramado de espinos son los precursores de los frondosos y magníficos setos de arizónicas, que aíslan lo de dentro, mío, de lo de fuera, urbanización del resto de mundo mundial.

el hombre empezó a comprar playas e islas, como si la tierra fuera suya, y empezó a explotar el subsuelo, minas y yacimientos como si fueran suyos. Se había instituido la propiedad individual y de las organizaciones.

derechos de explotación que van más allá del tiempo y de la memoria, que permiten agotar el filón, organizaciones y personas que pueden acumular y acumular, ganar más y más.Unos pocos, bien educados, y bien capaces, que dirigen, de estas y de aquellas maneras, a unos muchos sin recursos ni educación.

Tras la revolución industrial, todas (deberíamos de borrar esa palabra, qué mentirota) las personas tienen una casa, tienen de qué comer, tienen un mínimo de bienestar. Poco a poco todos vamos viviendo mejor.

Pero, inadvertidamente, sin prisa pero sin pausa, crece la desigualdad. O se están gestando los mecanismos para que ésta crezca, que algo tienen que ver con cómo se gestiona la propiedad, y cómo se acumula el dinero. Estamos en los albores del siglo XX, y aparece el Monopoly, un juego que trata de “jugar a ser millonario”, o dicho en palabras sencillas, “de acumular”.

Yo tengo en casa, recuerdo de una época pasada, el Monopoly de Bob Esponja. “Jugar a ser millonario nunca fue tan fácil y divertido”.

Sin comentarios.

Al comprar el libro Joseph E. Stiglitz titulado “el precio de la desigualdad” he conectado mentalmente con el Monopoly, quién sabe por qué, ¿verdad? Tal vez porque he caído en la cuenta del tipo de educación que un inocente juego de mesa entierra.

elpreciodeladesigualdad

Entierra porque echa raíces en el alma, porque a nada que le riegues crece, crece, crece, y llega el punto en el que parece que ese árbol siempre ha estado allí. Pero no es cierto. Hubo un tiempo en que esa tierra era lugar sagrado, y las personas repetábamos ese lugar por el que pasar, pasto libre.

Esa idea, que conecta mentalmente un libro negro con un juego blanco, nada es casual, abre una convocatoria a unos amigos, vestida de cafecito el domingo por la tarde, para hace algo más que charlar.

Cuando nos reunimos podemos formar un grupo de estudio, nuestro afán está en el conocimiento, o bien un grupo de relación, nuestro afán está en los movimientos que mueven las personas en relación, o bien de acción, en el que lo importante es hacer para transformar algo de nuestro pequeño mundo.

En la reunión del jueves Ade, Antonio, Oscar y yo, qué universo más masculino, nos juntamos para charlar del Monopoly, del juego de jugar a ser millonario, que ha sido rebautizado de diferentes formas, “el juego de las operaciones inmobiliarias”, o “haz un movimiento, haz un trato, haz una fortuna”, y de las reglas básicas que todos educacionalmente compartimos. Porque nuetros hijos juegan al monopoly como jugamos antes nosotros, y antes todavía nuestros padres americanos.

3monopolyEn la reunión hablamos, entre otras cosas, de la diferencia entre la teoría y la práctica, de querer dar sermones cuando no somos capaces de dar ejemplo en nuestra propia casa con temas básicos del vivir, hablamos de intentar ayudar a los otros cuando no nos sabemos ayudar a nosotros mismos, del papel de las ONGS deslocalizando el problema y ayudándonos a limpiar la conciencia, hablamos de actuar en global o de actuar en local, hablamos del salario justo y del salario necesario, de ser honrados por no tener la oportunidad de no serlo, hablamos de muchas cosas, y entre otras, de un juego que cambie las reglas del Monopoly, y ayude a reflexionar sobre un mundo en el que competir se convierte, un poco, en compartir, en el que hacerme millonario se convierte en “todos vivimos mejor”, hablamos de un buen de cosas.

Ade se va, y Antonio charla de lo divino y de lo humano con Óscar, mientras yo juego con los dos hijos, niño y niña, de Antonio, un regalo jugar, al final, después de sacar un montón de juguetes unas pelotas y un globo sirven para hacer la tarde, qué curioso, los niños sólo quieren nuestra atención y presencia, mientras de fondo me voy quedando con esto y con aquello, retazos de conversación.

Son las 7:30. Tras 3 horas juntos disolvemos la reunión, nuestros deberes, familias, parejas y vida personal, nos llaman. Todo parece indicar que hemos pasado el corte de la primera reunión, y los 4 que nos hemos reunido este domingo nos reuniremos el siguiente.

monopolymon   así lo vimos…

Camino del Hospital Puerta del Hierro, que cumple 50 años, donde el monopoly cumple 80, la educación del dinero estadounidense le saca 30 a la sanidad pública española, es broma, donde yace Jose, llamo a Javier Estefanía, que me cuenta que ya le han comentado del monopoly, qué pequeño es este mundo grande, en el que 4 ya se han convertido en 5, seguramente vendrá alguien más, y me regala otra idea para el Monopoly de Mikel, que no va ser el monopoly de Mikel, sino de todos.

Historia de Monopoly (Monopolio en español).

El juego tiene su origen en un juego creado por Elizabeth Maggie en 1903 y patentado en 1904, llamado The Landlord’s Game. El juego se hizo popular en varias ciudades de los Estados Unidos en los años siguientes, se editó en varias formas y versiones sin el control de su autora original.

En 1935 Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos desempleado del sureste de Pensilvania durante la Gran Depresión de los años treinta patentó la versión de Atlantic City de ese juego con el nombre de Monopoly. Tras un primer intento fallido de venderlo a la empresa juguetera Parker Brothers, inició una producción a pequeña escala del juego que resultó exitosa. Parker volvió a llamar entonces a su puerta para hacerse con el juego.

La compañía Parker Brothers, ahora dentro de la multinacional Hasbro, ha mantenido que el autor del juego es únicamente Charles Darrow (en 1935) por motivos de marketing. Pero la autora original es Elizabeth Maggie (en 1903) y el origen del Monopoly como evolución de juegos anteriores (todos ellos derivados de The Landlord’s Game), ha sido incluso reconocida por los tribunales estadounidenses en el caso de Parker vs. Ralph Anspach, durante el largo proceso judicial ocurrido entre 1975 y 1986 a raíz de la publicación de un juego de mesa titulado Anti-Monopoly.

monopolycuandoempezotodo

Monopoly Edición Aniversario 1935-2015, ¡Te lleva a cuando empezó todo!, es que no puede estar + claro.

en la historia de la humanidad deberíamos reflexionar sobre cuánto nos hemos pegado por los derechos de autor,y en la reunión también hablamos de Creative Commons. Es mío, es mío, es mío.

cc

Cuánto nos hemos pegado por mi tierra, cuánto nos hemos pegado por todo. Los derechos de autor del Monopoly fueron motivo de controversia, seguramente, porque había mucho negocio detrás. Hasbro contra Elizabeth, MacCartney contra MacAnudo, Montgomery contra Garay.

pienso en que otro mundo es posible, otro mundo en el que un nuevo comunicar, una nueva educación, que hace fuerza en un nuevo compartir, en un nuevo nosotros, para ir cambiando poco a poco, desde lo pequeño, desde nuestros niños.

lo que tenga que ser, será. Lo que está siendo ya es diferente a lo que fue. El texto de la historia del Monopoly lo copio de Wikipedia, mi enciclopedia en red, que también es tuya. Un día alguien empezó a mover ese proyecto, y a liderar un grupo de acción.

monopolys   elpreciodeladesigualdad

la historia del cuentacuentos (agenda de un viaje)

ertorohace unos años ya que escribo tonterías, rebautizadas como tolonterías, en un diario. Ese libro en el que en principio acostumbraba a desaguar (cuando te vas por las patas de miedo, viene bien), que he utilizado para putamadrear (cuando quieres insultarle a alguien, aunque la mayor parte de las veces te estés insultando a ti mismo), y aquí podemos utilizar también el término putopadrear, aunque no sea un término muy al uso, o que también he utilizado para conectar con todos mis anhelos, ilusiones, proyectos y expectativas, más o menos fundadas, hoy se ha convertido en un cuaderno de viaje, estilo Hemmingay.

En las librerías venden unos muy caros, creo que se llaman Moleskine, me puedo equivocar, hoy me ofrezco ese lujo de no comprobar la ortografía en internet. Como yo quiero algo que no sea tan estricto, negro, y cuente algo de cómo soy, me lanzo a uno de Kukuxumusu.

ya que lo compras y que te va a acompañar un rato, pues que te guste, ¿no?

y ya que escribes tolonterías, Mikel, que el cuaderno sea tonto, ¿no? Pero mira qué divertido que es, que de tan tonto que parece, esconde un bolígrafo de explorador. Puedo perder el cuaderno, pero si tengo el cuaderno a mano, boli tengo sí o sí.

Como consecuencia de un libro que me regaló mi buen amigo Bernardo, el mundo amarillo, he dedicado mi última agenda a construir mi expediente vital (como tenemos un expediente médico, y como las empresas que están certificadas con AENOR, que tienen un expediente del proceso de certificación, yo trabajé ahí unos añitos que ahora recuerdo con una sonrisa, al comprobar cómo todo lo vivido nos ha dejado huella, nos ha aportado y nos ha ayudado a crecer).

Como la agenda es pequeña, en vez de rollos patateros, para eso ya tengo ahora un blog, y mira que soy rollero, dibujo conceptos, imágenes, entrelazo palabras.

Reviso mi último cuaderno, todavía en curso, y miro cuándo comienza, el 09 de 2014, qué curioso, con el comienzo del cuentacuentos, después de un ajá que se produce sentado con Antonio y Juanan en la terraza de FresCo, estación de Chamartín, es que me encanta el espacio aéreo de Madrid, justo antes del verano.

En la primera hoja veo 5 programas, entre los que se encuentra el cuentacuentos. Sigo pasando hojas, y leo en dibujos los grandes hitos que transforman el cuentacuentos en la historia reciente de mi vida.

Un camino en el que se encuentran la palabra Gracias (2014/01/19), mezclada con los 10 principios de la indagación apreciativa, que en realidad son 7, volviendo de mis vacaciones de Navidad, unas vacaciones preciosas en México con Gorka y Maitane, mis hijos, eso es abajo, y mi madre, eso es arriba, o al revés, si pensamos en términos de evolución de la especie (adelante y atrás), conmigo por medio para liarla.

cucu1Un camino que empieza en amarillo para convertirse en rojo (curiosidad, actividad de crear, creatividad, innovación, qué bueno que el rojo está a la derecha y sube, ¿verdad, Tomás?), y una visita a BCN (Edita, Joan Pau, Miriam, Mikel, Silvia).

cucu2yo soy responsable de lo que hice y de lo que no hago, de cómo lo hago y de cómo lo dejé de hacer, con el nacimiento de la plastilina, que inunda nuestros correos electrónicos y tiene su sitio en nuestras ofertas.

Ahí estoy, siguiendo una pista que me deja caer Antonio, de vuelta en Barcelona, poniendo el acento en lo importante que es apreciar, eso que he aprendido a hacer en la escuela Micael, en Aprendemos todos, y en el desierto de la separación.

cucu4y una ajá, relacionado con una presentación en una universidad en Madrid, en un foro muy formal, tras la que tras atar cabo y cabo y cabo, simplemente, dices “qué tonto”, tanto tiempo dándole vueltas y es así de simple.

cucu5y cuando tú lo ves sencillo, y potente, así lo transmites y así es.

Un cuaderno de viaje, un libro de bitácora, o el libro de los momentos maravillosos de mi vida son 3 nombre a un lo mismo que es diferente para cada persona que lo lee, en función de su situación vital.

Pero es un ejercicio que siempre, siempre, siempre vamos a introducir. Escribir, pintar, tomar fotos, porque la memoria tiene muchos recobecos que nos van a engañar. Pasa el tiempo y es muy agradable leer y ver dibujos, con lo que salió y con lo que no salió, con todas esas historias que son hoy la historia de nuestra vida, nuestro mejor cuento.

Lo que hoy es, es perfecto, y además está bien así.

oecorazon513mon   así lo vimos…

Quiero agradecer a las personas y casualidades, rebautizadas como “causualidades” que me han acompañado en este año tan bonito, tan divertido, de construcción.

Aunque ellos saben quiénes son, y lo que han hecho, dos son muy importantes, Silvia, de 10, Carlos, qué os voy a decir que no sepáis, y como no hay dos sin tres, Antonio, qué bueno coincidir, en una lista que se hace extensa, Juanan, Miriam, Joan Pau, Rocío, Edita, Javier, Gaizka, Joserra, Pablo, Mario, Irene, Eva, Jorge, Male, Ignacio, Enrique, Ignacio, Fidel, Tomás, Joseba, Fátima, Manuel, Natalia, y que puede seguir un rato, Bernardo, José Luis, Gidor, Iñaki, eskerrik asko biotzez (gracias de corazón).

Los vascos somos raros hasta en eso. Eskerrik asko es algo así como una contradicción, eskerrik es una forma de negar eskerrak,  es un partitivo?, qué bueno no saber idiomas ni cómo explicarlo, asko es mucho, si lo pienso es como si dijese “no gracias muchas”, o “gracias no muchas”, cuando quiero decir lo contrario.

Mila esker, mil gracias, podría ser lo mismo, pero suena fatal. Vamos a dejarlo en Biotzez, de corazón, como ese corazón que metemos por aquí y allá, en nuestros apuntes y en nuestros dibujitos y en esta forma tan rara de contar.

oecorazon513

miércoles de txoko (aprendiendo a hacer PAn)

lahogueraDesde pequeñito me ha encantado juntarme con gente, y salsear. Salsear en el estricto sentido de juntar ingredientes diferentes para hacer salsa. Siempre he juntado a mis amigos, por diferente que fuese su procedencia. Por eso hoy, por poner un ejemplo, nuestro grupo de padel se nutre de personas tan dispares como Pedro, amigo íntimo de villa Micael, Fernando, mi compañero de piso y tío adoptivo de mis hijos, Nacho, el hijo de Maripaz, amiga de Pedro, Javier, el presidente de la urba, Joserra y Óscares (porque son dos), compañeros de txoko.

Por eso me identifico tanto con la iniciativa que lanzó hace un año Joserra, con el apoyo de Enrique, y otros compañeros de villa Micael, y del entorno cercano. Además, existía un triple juego para hacer salsa, mejor que mejor, ya que a la propia dinámica que construye relaciones, una vez al mes, qué importante es desarrollar actividades periódicas, con una cadencia, se junta la actividad de cocinar, y la de charlar sobre temas que nos intrigan, que nos apasionan, o que simplemente se cruzan en nuestro camino de una forma tan tonta que cualquiera diría que nos hemos tropezado con ellos.

En esa dinámica natural que se da cuando no forzamos las cosas, un grupo de más de 24 personas se ha estabilizado en la docena de compañeros de mesa y charlas. Alguna que otra alta y baja (varias este verano), justificadas de una y otra forma, encierran el concepto de valor (qué espero yo de esta actividad, hasta qué punto está alineada con mis intereses y expectativas, qué dejo en el camino). Para lo que a algunas personas es hablar poco y beber mucho, para otras es hablar demasiado y comer poco, así es la vida. Como todo es perfecto, estamos los que tenemos que estar hoy. En la última cena, que es un miércoles como hoy, perdón por la distracción, que dura una semana, nos juntamos 11 compañeros de tertulia.

Nota al pie (mejor dicho al lado):

Me he encontrado con unos amigos que intuyen que el hombre también tiene emociones, me siento en casa, con una alegría enorme, con unas ganas irreprimibles de llorar, buaaaaaaá, buaaaaaá.  Como puedes suponer, podemos borrar la línea anterior. Va a ser difícil demostrar que el hombre es una criatura emocional.

Respecto a la última cena (siempre hay una y es la que ha pasado), hasta que la próxima cena le sustituya, y antes de mencionar el tema del que hablamos, siempre es bueno recordar el menú, porque antes de hablar (y durante) también comemos.

¿qué hay para comer, Camarero?

De entrantes, tostas de queso fresco con salmón ahumado, tostas de bacalao ahumado con pimiento del piquillo y emparedados de calabacín y morcilla, para adentrarnos después en un caldero de verduras, rematado con naranjas rellenas de yogur griego con muesli y pasas.

naranjayverde

Buen menú, Señor

Cuando llego, un poco tarde para mis costumbres, rayando las 9, un fuego incipiente en la terraza, quién sabe si un día de estos los vecinos nos echan, montado sobre una superficie metálica, que está separada del suelo por unos ladrillos refractarios, sujeta un caldero. Mi mente juvenil y la sangre de mis ancestros, irredentos aunque les vencieran, como a los galos de Astérix, me evoca al caldero del quesito de Astérix en Helvetia. Que no se me olvide que un día de estos tengo que hablar de los irredentos vascos (o vascones), a los que todos los reyes godos conquistaron (como reza en sus escudos de armas), dime de qué presumes y te diré de qué careces, Paco. Voy a ver si me acuerdo también, para cuando me toque de neuvo el turno de cocina, hacer algo más sencillo que el caldero, una fondué, por ejemplo, y así haciendo aprendo.

El caldero, de rústico barro castellano, ha soportado ya mil batallas. Al calorcito de la lumbre, tras la magia del fuego, un grupo de conocidos que con el roce acabarán siendo algo más, quién sabe si cariños, quién sabe si amigos, va comentando la jugada. Alguno de los que se fue estará comentando el partido de futbol, ¿toca hoy Champions? Un poco de agua parece supurar por la base. Como buenos ingenieros que somos, además de saber montar complicadas estructuras sobre el suelo (ingeniería mecánica), los hombres también sabemos de barro (ingeniería de materiales). Seguimos comentando la jugada, el agua no deja de salir por la base, hasta que la teoría de Pablo (una raja está desarrollándose en la base) gana adeptos. En el camino hemos ido retirando y apagando el fuego, porque con el fuego vivo eso parecía una torrentera. El caldo está frío. Trasvasamos con ese maravilloso plural mayestático, que viene a significar dos trasvasan mientras 7 trasiegan comentando la jugada, trasvasamos, que solito pierdo el hilo, las verduras y el caldo de la parte superior del caldero (nuestra maravillosa olla grecorromana, gracias, Astérix), a una olla convencional, de esas que ha soportado mil batallas, y soportará varias más, por lo menos la de hoy.

Al retirar el caldero, con un poso todavía de verduras y caldo en el fondo, la teoría del ingeniero Pablo se muestra acertada. El culo de la vasija grecorromana, también conocida como el caldero, se queda sobre la parilla, y el poco líquido que queda casi apaga el fuego.

Piedra, papel o tijera, volvemos a empezar, el fuego puede al metal, pensará algún ingeniero herrero, qué más dará. Al de un ratito, menos de lo que podemos pensar, tenemos el maravilloso caldero de verduras sobre la mesa.

Como no teníamos nada prefijado en la orden del día, propongo abrir una caja nueva de conversación. Se trata del PAn (PADRE, Adulto, Niño), que todos tenemos dentro, en lenguaje adulto “análisis transaccional”, un área de conocimiento con la que me he tropezado en los talleres con Leo y en el primer curso de tres que lleva al voluntariado en el teléfono de la esperanza. Qué curiosa es la vida, y los regalos que te pone en el camino.

Empezamos a hablar sobre las diferentes transacciones que establecemos en esta vida, desde el Padre (el crítico y el protector), con el niño (el natural y el adaptado, ese que se rebela o ese que se somete), y cómo el hijo rebelde pasa a ser padre crítico, hace aquello de lo que se quejó, aquello contra lo que se rebeló, ahora él encarna la figura de su padre, que ostenta el libro del la Ley, lo que se debe y no se debe hacer.

Pienso para mis adentros lo fácil que es prender un fuego, lo hemos visto en la terraza y lo vuelvo a experimentar en el salón, cuando la madera es buena. En este grupo es muy fácil hablar, compartir, aportar, desde la experiencia, todos hemos sido niños, todos tenemos un padre castigador y un padre “osito de peluche” dentro, y además alguno de estos señores, por qué no, además de albergar alguna emoción (eso que los hombres sentimos con la jarra de cerveza en la mano después de gritar goooooooooool), también albergamos un ser adulto.

con la satisfacción de la tarea cumplida, he prometido que además les voy a pasar documentación para continuar y profundizar en la charla, espero que en la próxima cena también haya PAn, mi síndrome de Cenicienta (me cuesta mucho conciliar el sueño pasadas las 12 de la noche), qué pena, me retira a un sillón.

Son las 12 y media de la noche. La cena ha terminado. Ya es mañana. Los tableros y las borriquetas recogidos, la vajilla limpia, el suelo de la cocina impecable. Uno de mis compañeros de fogatas me despierta. Estoy grogui, y me olvido de tomar las fotos de la vasija grecorromana.

Otra cena dentro de un mes, la próxima cena, que sustituirá a la última cena, está por llegar. En esta fuimos 11. Dos de los apóstoles se deben de haber tomado vacaciones o están gritando goooooool, en busca de la emoción. Cuando vuelvan les espera la historia del barro y el metal, de la vasija grecorromana y un nuevo fuego encendido en el que se cuece nuestro P-A-n.

lahogueramon   Así lo vimos…

Que nadie se apure, que los apuntes para hacer P-A-n no se van a hacer esperar. Continuará, claro que continuará.

  pan

Con el espíritu del círculo prendido, te dejamos al lado del fuego, con nuestro amigo Javier, que también se junta con sus amigos Antonio y Joaquín, para hacer el 3.