una centella del alma del mundo

estoy en uno de esos momentos de mi vida en los que no sé si voy o vengo, no sé si soy carne o pescado, tengo la impresión de que no sé ya a qué juego, y salgo a una jornada matutina de sábado, quién sabe por qué elijo este libro,

el manual del guerrero de la luz, de Paulo Coelho, un libro que voy a aprovechar para hojear en lo que llega el tren, quedan 12 minutos, un libro que me habla en la luz del andén, con el sol de cara, desde la página 43,

El guerrero de la luz medita.

Se sienta en un lugar tranquilo de su tienda y se entrega a la luz divina. Al hacer esto, procura no pensar en nada; se desconecta de la búsqueda de placeres, de los desafíos y de las revelaciones, y deja que sus dones y poderes se manifiesten.

Aunque no lo perciba en el mismo momento, estos dones y poderes están cuidando de su vida, y van a influir en su quehacer cotidiano.

Mientras medita, el guerrero no es él, sino una centella del Alma del Mundo. Son estos momentos los que le permiten entender su responsabilidad, y actuar de acuerdo con ella.

Un guerrero dela luz sabe que, en el fondo de su corazón, existe un orden que lo orienta.

Y decido dejar de leer, al menos hoy no me voy a cargar de citas, con una y un poco de sol sobre mis párpados cerrados puede valer. Y en eso estoy, pasan los minutos, entreabro los ojos, apunto el número de la hoja, 43, y paso a otra selección, en la página 107, que dice…

Escribe otra vez lo que ya te dije:

El guErrEro de la luz necesita dedicar tiempo para sí mismo. Y usa ese tiempo para el descanso, la contemplación, el contacto con el Alma del Mundo. Aún en medio de un combate, él consigue meditar.

En algunas ocasiones, el guerrero se sienta, se relaja, y deja que todo lo que sucede a su alrededor siga sucediendo. Mira el mundo como si fuera un espectador, no intenta crecer ni disminuir, sólo entregarse al movimiento de la vida.

Lentamente, todo lo que parecía complicado empieza a volverse sencillo. Y el guerrero se alegra.

Y dejó el libro sobre el banco en el andén, y cierro los ojos. El tren está llegando, qué bueno. Y me subo. Y una chica que acaba de bajar, tras cruzarse conmigo, vuelve al tren y me pregunta si el libro sobre el banco es mío, muchas gracias, va a ser que sí, este libro desde el que copio estas letras, que hoy me han servido, ojalá también te cuenten algo a ti.

así lo vimos…

saliendo del tren esta mañanita de primavera me regala en el camino una imagen rara, mañana de casualidadEs, una E, a la que tomo una foto, esta letra que se parece tanto al 3, mejor no tiento a la suerte y no vu3lvo a abrir el libro,

y pienso en todas las mujeres y hombres que están en este desarrollo de su mejor yo soy, ego en proceso de TRANSformación, guerreras de la luz.

en la mañana de paseo un ejercicio se cuela en una presentación de TRIBAL LEADERSHIP, una dinámica que también puedes realizar, dibujando de 7 a 10 acontecimientos significativos de tu vida, más también si quieres,

sobre la línea de la vida, una línea en la que trazas los intervalos de tiempo, 7 – 14 – 21 – 28 – 35 – 42 – 49 años, tal vez también puedes dibujar una escala decimal, 0 – 5 – 10 – 15 – 20 – 25 -, que te puede ayudar con momentos álgidos y de los otros, de los duros,

tal vez te encuentras con un mapa de cumbres y valles, altos y simas, eventos que puedes correlacionar con una colección de valores, uno o varios en cada acontecimiento, que te pueden hablar de cómo eres, de cómo sientes,

en este ejercicio de luz y sombra que llamamos vida, lleno de causualidad3s, que nos ha traído hasta aquí.

 

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

el baile de la luz y la oscuridad te invita a participar

leo este texto de Paulo Coelho,

El guerrero de la luz aprendió que Dios usa la soledad para enseñar la convivencia. 

Usa la rabia para mostrar el infinito valor de la paz. Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y el abandono.

Dios usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras. Usa el cansancio para que se pueda comprender el valor del despertar. Usa la enfermedad para resaltar la bendición de la salud.

Dios usa el fuego para enseñar sobre el agua. Usa la tierra para que se comprenda el valor del aire. Usa la muerte para mostrar la importancia de la vida.

 una meditación del Manual del Guerrero de la luz,

y contacto con este mundo dual en el que experimentamos la lucha de contrarios, y siento que los primeros términos no son buenos y los segundos malos, porque no podemos tachar de “malos” la soledad, el silencio y la enfermedad,

el fuego, la tierra y la muerte,

de la misma forma que no podemos valorar como “buenos” la convivencia, la aventura, el abandono, el agua, el aire y la vida, aunque haya algún adjetivo que nos haga pensar en clave de mejor y peor,

el infinito valor de la paz, la bendición de la salud, la importancia de la vida,

sí, parece que Paulo hace una distinción entre los primeros términos y los segundos, e intento trazar una correlación con 7 emociones, y los dos bloques de 3 en las que se articulan, 3 + 3 = 7,

el miedo – la tristeza – la rabia, por un lado, que nos acompañan en el mundo del tener, el orgullo – la comprensión – la alegría, por otro, que nos acompañan en el desarrollo del Ser, del grupo y en la construcción de comunidades,

y siento que nosotras estamos cayendo de alguna forma en el mismo juego, el juego de lo bueno y de lo malo, y diferenciamos en cierta forma el mundo del tener (malo) frente al mundo del Ser (bueno), o lo bueno y lo mejor,

en este mundo tan divertido, en el que el juego dual se convierte en un baile a 3, con la presencia, siempre necesaria, del Ser humano, en el que observa su propia actividad (sentir – pensar – hacer), más o menos congruente,

juego dual que se convierte en baile a 3 cuando aparece la figura, tan necesaria, de el Ser en la actividad de la observación.

   así lo vimos…

y tomo un apunte mental, el miedo es bonito, bueno, y necesario, tanto como el orgullo, la tristeza es bonita, buena y necesaria, tanto como la comprensión, la rabia es bonita, buena y necesaria, tanto como la alegría,

y tenemos que admitir que cada momento estamos donde estamos, actuando el para qué positivo o negativo de cada una de estas emociones, dos términos que entendemos en el sentido de evolución de la energía,

positivo cuando crece, negativo cuando decrece, ya cada quien decide si lo que le mola es el crecimiento o el decrecimiento, un movimiento que tiene su aquel, de hecho hay personas que abogan por el decrecimiento,

en este mundo dual en el que tan bien visto está esto de crecer y crecer.

por algún extraño motivo, la imagen que tomo del libro para acompañar estas líneas aparece rotada al incluir el archivo en un correo, y me da pereza voltearla, por lo que el sentido de la flechas, derecha e izquierda,

¿tienen para ti un sentido de positivo y negativo?,

si te fijas también se les denomina diestra (que también significa hábil) y siniestra (quién sabe lo que signifique adicionalmente, ¿verdad?), al diestro se le acepta, a la zurda se le corrige, qué curioso,

el sentido de las flechas, derecha e izquierda, se convierte en arriba y abajo, y ahí no digo nada más, todo parece que este post se ha convertido en un comentario, derecha – izquierda, arriba – abajo, fuera – dentro, de Barrio Sésamo.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional que explora el para qué positivo de todas las emociones, independientemente de su nivel energético, alto o bajo, inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe,

un modelo que puedes descargar desde este enlace, y actuar en el precioso teatro que es la vida, un espacio en el que un día surge, para no volver a des-aparecer, la presencia de la persona que observa este tinglado tan divertido,

nuestro Ser consciente (o conciencia) que observa estos procesos en los que podemos crecer o decrecer, crecer o menguar, de hecho así lo hacemos, diestras y siniestros, tú y yo.

 

persistencia y coraje

manuel del guerrero de la luzes sábado sabadete, el día entra un poco torcido, un poco de hijo rebelde y un poco de pareja distante hacen maravillas en el ánimo de una roca, y el consejo de un amigo, ¿para qué escribes un post al día?, están haciendo sus efectos.

y la roca se resquebraja…

y decide no escribir el post diario, al menos el de hoy, pero no sabe cómo contárselo a sus amigos, mejor se lo cuento de la mejor forma que se me ocurre, qué tonto, mejor se lo escribo.

y pruebo, él convertido en yo, con el juicio de Miguel Strogoff, el correo del zar, esa tontería de abrir un libro por cualquier hoja a ver qué nos dice, intrigado, abro la hoja y la ojeo (le echo un ojo).

manualdelguerreromon   así lo vimos…

el guerrero de la luz conoce el valor de la persistencia y del coraje.

muchas veces, durante el combate, él recibe golpes que no esperaba. Y comprende que, durante la guerra, el enemigo vencerá algunas batallas. Cuando esto sucede, él llora sus penas y descansa para recuperar un poco las energías. Pero inmediatamente vuelve a luchar por sus sueños.

porque cuanto más tiempo permanezaca alejado, mayores son las probabilidades de sentirse débil, miedoso, intimidaddo. Cuando un jinete cae del caballo y no vuelve a montarlo al minuto siguiente, jamás tendrá el valor de hacerlo nuevamente.

Manual del guerreo de la luz

Paulo Coelho

y mira que no sé qué música pinchar hoy para celebrar este día tan bonito, tan cargado de emoción, que me permito sentir, ahora sí estoy presente,

“no sé restar tu mitad a mi corazón”, puede ser,

Andrés Calamaro & Fito & Fitipaldis –

Me equivocaría otra vez

(2 son Multitud)

pues eso, mañana volvemos a intentarlo, y a ver si ya tenemos algo + que contar, y un poco más de ánimo en el macuto.

arte-sano

2015-05-31_091852en el mercadillo de primavera de este año he dedicado un ratito especial a mi artesana favorita.

se llama Carmen, y en un tiempo de su vida es protésica dental, en otro tiempo es madre, y compatibiliza las dos actividades, y en un tercero, se encuentra con la lana, una actividad que le conecta, le conecta, y le llena.

hoy sigue siendo madre, una profesión que engancha de una forma especial a la mujer, y sigue haciendo maravillas de lana, un tres en raya, un hongo – casa, un hongo – farola – acompañante – en tu viaje, un muñecote precioso, un enanito enanísimo, un pescador de sueños, es tan bonito que no puedo dejar de admirar tantos detalles, tanto cariño puesto en el quehacer, arte – sano, arte que se convierte un día en sano disfrute (sin fruto) y en pasión.

unsueñomon   asï lo vimos…

y así

setacamino

y así,

3enraya bellotascasafamiliar y así

y me acuerdo de un texto que me acompaña hace un tiempo, sumergido y presente en un libro de pequeñas hitorias, meditaciones, o cuentos.

A veces el guerrero de la luz tiene la impresión de vivir dos vidas al mismo tiempo.

En una de ellas, es obligada a hacer todo lo que no quiere, luchar por ideas que no cree. Pero existe otra vida, y él la descubre en sus sueños, lecturas, gente que piensa como él.

El guerrero va permitiendo que sus dos vidas se aproximen. “Hay un puente que une lo que hago con lo que me gustaría hacer”, piensa. Poco a poco, sus sueños van apoderándose de su rutina, hasta que él percibe que está listo para lo que siempre deseó.

Entonces basta un poco de osadía para que ambas vidas se transformen en una sola.

Manual del guerrero de la luz

Paulo Coelho.

gracias, Carmen, un año más, por regalarme este sueño convertido en realidad

carmen

¿qué, pican, pican?

 pescadordesueños

sí, claro, contigo ya van 33.