decisiones desde la cima

“Antes de actuar, tomad el hábito de elevaros mediante el pensamiento hasta una cima desde donde podáis ver con claridad la situación. E incluso si no tenéis nada particular que hacer, cuando dispongáis de algunos segundos libres, entrad en vosotros mismos e imaginad que subís hasta esa cima. Así, cuando después tengáis que actuar y tomar decisiones, lo veréis todo despejado y actuaréis correctamente. La falta de esta práctica es lo que hace que la gente esté desorientada y se sienta desgraciada. Actúan siempre siguiendo sus impulsos irreflexivos, y, evidentemente, se rompen la crisma. Viendo que se han equivocado, toman otra dirección, pero como de nuevo no han reflexionado, se vuelven a romper la crisma. Si, es verdad, la cabeza de los humanos está llena de moratones, de chichones, está hueca, simbólicamente hablando. Por tanto, es momento de que tomen en serio los consejos de los sabios que les dicen: «Entra en ti mismo y medita», pues es así cómo llegarán a elevarse hasta esa cima espiritual en la que captarán múltiples aspectos de la realidad para poder trabajar y manifestarse mejor. “

así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: amanece en Foncebadón, León, Camino de Santiago, 13 abril 2019 (cortesía de El Trasgu de Foncebadón),

un regalo que nos llega desde fundación Ananta, gracias, Joaquín.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

7 emociones en el cole, un proyecto de TRANSformación social

el domingo se abre con una curiosa noticia, 7 emociones en el cole, el proyecto que presentamos a la convocatoria del Societal Transformation Lab, una iniciativa del Presencing Institute, ha sido aceptado en el proceso,

en una carta que Adam Yukelson se envía a sí mismo, y que nos reenvía, todo parece que hemos sido repescados, tras esa consulta que nos hacen llegar para que aclaremos en qué categoría encuadramos el proyecto,

aportando información adicional, una tarea que no es muy difícil, 7 emociones en el cole tiene que ver con el mundo educacional, sí, la educación de la siguiente generación también está en nuestro punto de mira,

de hecho es el origen de 7 emociones, en aquel proyecto que presentamos al segundo talento solidario de la fundación Botín, hace 3 años, qué número más bonito, proceso en el que también somos repescados,

es curioso, 1 vez, 2 veces, a ver qué evolución surge de este segundo proceso, antes de aventurarnos en el siguiente, porque dicen que no hay dos sin 3, en este mundo extraño en el que muchas veces nos encontramos un NO en la antesala de un SÍ.

   así lo vimos…

en el proceso del segundo desafío talento solidario el proyecto que promovemos muta de “comunidades de apreHendizaje” a 7 emociones, y tiene 2 resultados evidentes, el primer MOOC de 7 emociones, que titulamos “7 emociones y 3 dinámicas en el cole”,

y la asociación “historias que TRANSforman”.

en este segundo proceso en el que un proyecto es repescado, y que provoca que nos reunamos alrededor de una mesa Eva, Fernando, Silvia, José Carlos y yo, la idea que tenemos del “output” del proceso seguramente también nos sorprende,

es una de las grandes ventajas de iniciar un proceso de exploración, tal vez la aplicación “escuchar es amar”, asociada al proyecto, tome un curso nuevo, tal vez desarrollemos el juego de mesa “diY (do it Yourself)” de 7 emociones,

tal vez prototipemos algún entorno de formación remota, con evaluaciones de la formación, con lo poco que a mí me gusta, quién sabe por qué le tengo tanta aversión a los exámenes, definitivamente me lo tendría que hacer mirar,

quién sabe qué está por venir, cuando nos abrimos a la energía del grupo, a la participación, con esa voluntad blanda que se pone a disposición de una opción de futuro, la mejor para todas, que la voluntad dura niega,

porque mucho me temo que esto no va de que se haga lo que yo quiero, como yo quiero, cuando yo quiero, en este mundo nuevo, tan parecido y tan diferente del viejo, tal vez ésa es la mayor TRANSformación que podemos experimentar.

definitivamente, de los 3 movimientos de la teoría U, OM (Open Mind, mente abierta), OH (Open Heart, corazón abierta), OW (Open Will, voluntad abierta), el tercero es el que más nos cuesta, y es el que más beneficios nos puede traer,

de hecho es la puerta del EGO al ECO, del yoyismo (yo – mi – me – conmigo) a la comprensión del ecosistema del que formo parte, y a la acción conjunta, ese proceso que de alguna forma ya hemos iniciado,

con la ayuda del amarillo dorado, esa energía tan especial, otra vez…

como documentación asociada al proyecto “7 emotions at school” incluimos los links al modelo 7 emociones, creative commons, y a 3 escuchas, el entorno de autoformación asociado al modelo, 2 recursos que están a tu disposición,

como mejor prueba de que no hay mejor forma de dar confianza en lo que vamos a hacer que mostrar lo que ya estamos haciendo.

preparo un texto corto para un par de listas de amigas a las que les hacemos llegar el latir de nuestro blog, que titulo “una luz dorada nos acompaña, y somos repesca2 por segunda vez”,

todo parece indicar que 7 emociones ha nacido con esa energía tan bonita, con ese amarillo dorado, y con esa energía sigue, en este segundo proceso de TRANSformación social, en el mundo de la educación,

y antes de mandarlo leo esta meditación que nos llega desde la fundación ananta, gracias, Joaquín por estar ahí,

“La tristeza, el desánimo, la irritación… haced todo lo posible para salir de esos estados encendiendo las lámparas que el Creador ha puesto en vosotros… todo tipo de lámparas, grandes, pequeñas, coloreadas… ¿Cómo alumbrarlas? Simplemente como encendéis las lámparas de vuestra casa.

En cada casa existe una instalación eléctrica que depende de una central, y cuando queréis alumbraros, apretáis un botón. Interiormente, todos poseéis una instalación idéntica que recibe la corriente de la Central cósmica: Dios. En el mundo físico, hay un botón, un interruptor, que es preciso presionar o girar. En el mundo psíquico, el pensamiento basta. Os concentráis en el Señor, la Luz de las luces, pensando que ilumináis las lámparas dentro de todo vuestro ser. Primero se enciende una, luego otra… No os detengáis, otras se encenderán y finalmente se producirá una verdadera iluminación.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

 

 

 

en mi garaje no caben dos rolls, ni siquiera uno (buscando la felicidad de la otra forma)

rastreando las claves para la felicidad, me encuentro con la figura de Mo Gawdat, que ofrece una entrevista en la que nos va a hablar de su vida, de la insatisfacción y los problemas que da tener demasiado dinero,

de esa insatisfacción que crece y que te hace comprar en una noche 2 Rolls Royce por internet, con dos erres, como los pobres se comen un paquete entero de Donettes, con dos tes,

todo parece indicar que todo de cualquier cosa, ya sea de dinero o de falta de dinero, de tiempo libre o de tiempo comprimido, de sexo, de viajes paradisíacos y de rock & roll, todo de cualquier cosa no es la receta de la felicidad,

una receta que Mo parece haber encontrado, todo parece indicar que el cerebro procesa muchos más pensamientos negativos que positivos, y que las zonas que se encargan de estas tareas son más amplias,

una receta que nos quiere vender, de hecho así termina la entrevista, lee mi libro, el algoritmo de la felicidad, un consejo que no sé si voy a seguir, qué feo título, el algoritmo de la felicidad,

es curioso, este chico es un crack de la inteligencia artificial, trabaja en Google, y busca un algoritmo, cómo iba a buscar otra cosa, que desentrañe tamaña complejidad, como un martillo busca clavos que clavar,

y sigo leyendo, relajándome de la tensión que las fórmulas y el algoritmo me producen, todo parece indicar que Mo ha encontrado nuevas vías para la gestión de la presión y de los excesos que el mundo material acarrea,

acercándose a las filosofías orientales, el budismo o el sintoísmo, filosofías que parece que es capaz de aunar con la más pura mercadotecnia del mundo neoliberal, el de los donettes y los Rolls, ya sabes, si quieres, lee su libro,

a ver si la próxima noche en vela se relaja, y sólo se compra un Rolls.

   así lo vimos…

en la lectura que hago del artículo me acuerdo de la indagación apreciativa, una técnica o metodología que nos propone hacer grande el sí en nuestras vidas, e indagar en ese espacio tan bonito, bueno, necesario,

bucear en el sí, sería mi traducción, un sí que podemos ver crecer con un poco de entrenamiento, porque no hay habilidad que no se desarrolle con un poco de entrenamiento,

que nos aleje de nuestros hábitos de pensamiento, emocionales (eso que viene a llamarse temperamento) y de acción, y de esas dinámicas en los que la queja, la crítica, la ironía, y otras beldades similares, crecen en nuestro día a día.

de forma curiosa, en paralelo con esta oferta que nos hace Mo, compra mi libro, recibo una meditación de la fundación ananta, gratis total, que me ayuda a contactar con ese algoritmo a pedales, o ese cuadro a trazo, personal, que estoy construyendo,

te animo a que tú hagas el tuyo propio, para entender mejor el origen y los cauces de la felicidad, pero en primera persona, mi felicidad, tu felicidad.

“Es imposible que pase un día sin experimentar una inquietud, una contrariedad, un malestar. Pero desde el momento en que aparecen estas sensaciones, deteneos para examinarlas: ¿qué experimentáis exactamente? Tratad de recordad lo que habéis visto, oído, hecho, dicho, pensado justo antes… A veces, no tomamos inmediatamente consciencia de un cambio de estado interior; solo después de un buen rato, nos damos cuenta de un malestar, de una pesadez, de una oscuridad de la que nos sentimos incómodos.

Pero como esos malestares tienen necesariamente una causa, es importante descubrirla y de sacar una enseñanza para el porvenir. Y si no la encontráis, no permanezcáis ahí sin reaccionar. Concentraros y tratad de liberaros uniéndoos al mundo de la luz, que es nuestra única salvación. Imaginad que os sumergís en ese fluido purificador, vivificante… Pronto os sentiréis liberados, aliviados, y podréis proseguir pacíficamente vuestras actividades.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y mi natural bobalicón no puede des-hacerse de ese extraño paralelismo entre el Rolls Royce y los Donettes, la doble erre y la doble te, tal vez tenemos que experimentar fundiéndonos una noche un par de paquetes de donettes,

y me acuerdo de esa extraña frase que veo en pinterest, y que recuerdo vagamente, es lo que tiene traducir de memoria con un mal inglés, no me acuerdo de la pregunta, pero la respuesta es siempre la misma, el chocolate.

observo con detalle la captura de imagen de este fabuloso Rolls, casi no cabe en el cuadradito, mucho menos en el monigote, y de repente me da por pensar que no va a caber tampoco en mi garaje, mucho menos si compro dos,

y mi preocupación crece hasta que me doy cuenta de que no tengo garaje, qué tontería, casi mejor me aplico con el chocolate.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos, no hace falta que te lo compres, desde este enlace.

 

niebla en el estrecho, continente aislado

Cada vez más la gente se queja de que le falta “algo”. Claro que les falta algo, pero no saben el qué, y piensan que lo encontrarán siempre en adquisiciones materiales o en experiencias nuevas: una relación, un viaje, un cambio en su profesión.

No, lo que necesitan pertenece al dominio del alma y del espíritu.

Pero como sólo tienen una idea muy vaga del alma y del espíritu, tratan siempre de satisfacer el cuerpo, el corazón o el intelecto. Pero el alimento del cuerpo, del corazón, o del intelecto, no puede saciar ni al alma ni al espíritu.

El alma y el espíritu tienen hambre y sed de infinito y de eternidad. Mientras que los humanos no sepan dar el infinito a su alma, y la eternidad a su espíritu, en el fondo de sí mismos se sentirán siempre insatisfechos.

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

recibo esta meditación este viernes por la mañana, tras charlar ayer por la noche con Jose, mi primo mayor, el nieto mayor en la casa de los abuelos, por parte paterna, como yo lo soy por parte materna, en una familia con dos hijos, un hombre y una mujer,

y hablamos de las casas de nuestros padres, y de la influencia que tiene en nuestro caso la educación que reciben por parte de su madre, nuestra abuela, una mujer que hace una diferencia sustancial en la educación de los hijos,

ejemplo vivo de esa frase de Michelle Obama, por la cual las mujeres educan a sus hijas, y aman a sus hijos, frase que en algunos casos roza la enfermedad, y el amor se convierte en adoración,

y cruzamos historias de los resultados que tiene en casa del hombre esa educación, y en casa de la mujer, quién sabe por qué hoy me encuentro de nuevo, en casa de mi madre, con esa forma tan fea que tiene mi abuela de evadir la conversación,

siempre que la conversación tenga alguna relación con algo profundo, importante, que tenga el más mínimo viso de confrontación, porque ellas, cómo lo sabes, no han hecho nada, ellas sólo pasaban por ahí,

y hay que ver qué rencoroso es el mundo, que no deja de hablar de cosas que a nadie le interesa, qué horror, ellas ya lo pasaron suficientemente mal, e hicieron todo lo que pudieron y más, siempre desde su mejor intención.

me quedo pensando en esa frase, medio broma medio seria, que mi primo me regala en medio de la conversación, y que se puede extrapolar a una forma de no comunicar, ni hablar de lo sustancial, de lo que pasó antes ni de lo que está pasando ahora,

porque hay personas que no van a querer enfrentarse con lo que hicieron, ni con lo que están haciendo, tan evidente en casa de mi abuela, tradición que hoy vive en casa de mi madre, esa frase que tal vez te resuena, y que se oye en una radio inglesa,

niebla en el estrecho, continente aislado.

y me hace gracia observar cómo tenemos tajo, en el mundo material, por medio de la meditación que hoy nos regala la fundación ananta, obra de Omraam Mikhaël Aïvanhov,

y en el mundo espiritual, ese mundo en la que nuestra alma busca expresarse, y nuestro espíritu el contacto con nuestro propósito, el mundo espiritual, sí, ese ámbito propio del desarrollo del ser humano en relación,

este doble ejercicio que proponemos desde 7 emociones, en el que el ser humano, muchas madres sordas y ciegas, que no mudas, y muchos hijos tocados incluidos, de ambos géneros, busca volver a encontrarse, por lo civil o por lo criminal, con la luz.

los 4 reinos para cuatro tipos de atención, de escucha, de conversación nos trazan un itinerario de evolución personal en el ámbito de la atención y de la conversación, empezando por la escucha y la atención piedra,

una forma de no atención (ausencia de presencia) más extendida en este mundo de lo que pensamos, tal vez si miras a tu alrededor, en casa de tus padres, en tu empresa o en tu interior encuentras algún ejemplo que lo ilustra,

buen punto para empezar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

camino de Santiago surgen las puertas del bien y el mal, y otras 3 puertas

“La verdadera moral aparece en los humanos cuando se despierta en ellos la sensibilidad a todo lo que es colectivo, universal, cósmico. Esta facultad les permite entrar en el alma y en el corazón de los demás, y cuando les hace sufrir, de experimentar ellos mismos el dolor que les infligen. De esta manera comprenderán, un día, que todo lo que hacen a los demás, tanto el bien como el mal, se lo hacen a sí mismos. Es evidente que cada ser está, en apariencia, aislado, separado de los demás; pero en realidad, hay una parte espiritual de sí mismo que vive en todas las criaturas, en todo el universo. Si esta consciencia universal está despierta en vosotros, en cuanto perjudicáis a los demás, sentís que os dañáis vosotros mismos. Y lo mismo sucede cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor. Este es el origen de la moral: cuando el hombre empieza a sentir el mal y el bien que hace a los demás.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

   así lo vimos…

camino de Santiago nos mandan esta foto,

que habla de ese camino que a ratos hacemos solas, y a ratos acompañadas,

un camino que habla de nuestra relación con lo bueno y lo malo,

con nuestra conciencia del bien y del mal,

que se plasma en la práctica en nuestras relaciones con otras personas,

y con otros seres,

un camino que no está tan lejos de nuestro camino de desarrollo personal,

y del desarrollo de los grupos y comunidades de los que formamos parte.

recibo este correo de la fundación ananta, y no puedo evitar pensar en la verdadera moral, en este texto que está tan cerca de la comprensión del mundo, y la comprensión del alter (el otro), ya sea otro ser humano,

ya sea otro ser de otro reino (un ser animal, un ser vegetal, un ser planta), una comprensión que nos acerca a la comprensión del todo, un camino de encuentro y de reconciliación conmigo misma,

y no puedo evitar re-leer este párrafo, “en cuanto perjudicáis a los demás / y lo mismo ocurre cuando les dais vuestra ayuda y vuestro amor”, y me dejo de preguntar qué fue primero, el huevo o la gallina,

y me quedo a solas con mi responsabilidad personal.

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: Camino de Santiago portugués, entre Barcelos y Ponte de Lima, 20 junio 2018

me acuerdo sin querer de los 7 hábitos de Stephen Covey, y las cuatro capacidades del ser humano,

  1. la auto-conciencia, o conciencia de mí misma,
  2. la conciencia del bien y el mal, tan relacionada con la verdadera moral,
  3. la voluntad independiente,
  4. y la imaginación creativa,

4 capacidades que todas nosotras podemos desarrollar.

y me pregunto con qué emociones, con qué valores, y con qué figuras de el 3ple camino de desarrollo personal (el ser adulto, la madre protectora y el niño natural) asocio yo estas 4 capacidades del ser humano.

la comprensión, la menos visible de nuestras emociones, representada por el azul índigo, es la segunda de las 3 puertas que nos permite transitar caminos desde el ego-sistema enfermo al eco-sistema sano, un viaje de desarrollo personal y de los grupos,

un viaje similar al camino de Santiago, un viaje en el que ahora transito en absoluta soledad, y ahora hacemos totalmente acompaña2, un viaje por 3 puertas que tú también puedes pasar cada día de forma + consciente.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

con un tornillo y 3 pelotas (de vuelta a la escuela)

me encuentro camino de la jornada de innovación en la educación que organiza DIM EDU en Bilbao, y me doy cuenta de que lo que podría ser una presentación convencional pasa a ser un recorrido emocional por mi vida,

la jornada se realiza en la escuela de ingenieros de Bilbao, mira que hay cientos de sitios en los que se puede organizar un evento, y resulta que se celebra en la escuela en la que yo estudio, qué curioso,

un evento de educación aquí,

y entro en la escuela vieja, tras aparcar frente a la puerta, en la calle de Briñas, nadie tiene ni idea del evento, ni en la conserjería nueva ni en la tradicional, hasta que alguien me orienta hacia un nuevo edificio, frente al nuevo San Mamés,

yo no sabía que había un segundo edificio,

y me dejo sentir el tiempo y sus señales, y observo una ingeniería de las cosas, 3 turbinas en el patio, un armario eléctrico en un vestíbulo, un concurso de puentes cerca de la entrada vieja,

y pienso la diferencia que hay entre lo viejo y lo nuevo, en la ingeniería y en la educación, y observo cómo en esta jornada de innovación en la educación hay muchas personas entregadas a los procesos, a los espacios y a la tecnología,

todo eso es parte de lo viejo,

y muchas menos personas orientadas a las emociones y a la identidad, que va a ser lo que nos define como personas, como comunidades y como sociedad, y llego con un discurso muy breve, quizás demasiado,

saco de mi mochila, que se ha convertido en una tartera, el agua y las croquetas que me ha preparado mi mamá para el recreo, y un perno que mi inconsciente ha cargado para el paseo de hoy, un perno que representa la ingeniería de las cosas,

un perno que representa el pasado y lo viejo,

un perno que se fabrica en Herza, fábrica de tornillos que ya no existe, y en la que realizo las prácticas de sexto de carrera, junto con Javi, qué tiempos aquellos, Javi, te tengo que llamar un día de estos para volver a quedar,

un perno que no enseño en la presentación,

y un juego de 3 pelotas, que vienen a representar las 3 escuchas que promovemos en cualquier entorno social, también en el cole, y que explicamos de una forma muy tonta, como se debería explicar las cosas a los peques, para que lo entiendan,

la escucha del 3, o la escucha del buen trato, que se convierte en buen trato, una escucha que se explica con una bola roja, con una cara sonriente, puerto de destino del buen vivir, y de la vida sin mal trato,

la escucha del 4, o la escucha de los 4 reinos, o la escucha de campo, que tiene su origen en la teoría U, que se lanza a nivel mundial desde el M.I.T., una escucha para la que el destino depara una bola roja con cuatro puntos blancos,

y la escucha del 7, que también es la escucha del 6, con el modelo de 7 emociones, un modelo de responsabilidad emocional inspirado por la teoría del color de Goethe, una escucha que se representa por una bola verde, de la AECC,

una bola que deja en el aire una pregunta, que compartimos con el público asistente al evento, para ti, profe

o maestra, en cuyas manos está en buena medida el desarrollo de las nuevas generaciones, ¿qué es amar?,

una pregunta que tú también puedes ayudarnos a contestar.

   así lo vimos…

en este ejercicio emocional de la presentación me doy cuenta de que, por azares del destino, las famosas “causualidades”, Pere ha convocado a la directora del Trueba, centro en el que curso primaria y secundaria,

así como convoca a la directora de Getxo I, donde curso BUP y COU (secundaria y bachillerato), y estamos en la escuela de Ingeniería de Bilbao, donde mi madre estudia la carrera de ingeniería,

sí, definitivamente hoy juego en casa, nada malo puede pasar.

reviso el monigote que se forma hoyo, un ser humano con un perno a la altura del corazón, qué imagen muy curiosa, y 3 bolas que pueden estar ligadas con los 3 corazones que tenemos en realidad,

nuestro cerebro tiene neuronas, sí, pero también hay neuronas en el corazón y en nuestras vísceras, porque somos un ser tri-cerebrados, algún día entenderemos la ingeníería del ser humano,

tan diferente de la ingeniería de las cosas.

y me llega de mañanita esta meditación desde fundación ananta, que habla de la ingeniería de los árboles y las personas, muchas gracias, Joaquín, que no puedo evitar compartir…

“Algunos árboles nos impresionan por su aspecto imponente, pero esta materia no es en realidad más que una condensación de energías. Sí, porque el árbol es una criatura viva que sabe atraer y acumular la energía solar. Si se quema, se comprueba que está hecho de un poco de tierra, de agua en mayor cantidad, de aire un poco más aún, pero es el fuego, la luz, de lo que está en gran parte constituido

El hombre está construido a imagen del árbol: él también está hecho de fuego, de luz, posee la misma quintaesencia que el sol. ¿Por qué nos desorientan repitiéndonos que somos polvo y que volveremos al polvo? Los Iniciados, al contrario, nos dicen: «Estáis hechos de luz, podéis alimentaros de luz, y volveréis a la luz.» Sí, el hombre es idéntico al árbol, y si conociera las leyes con las que trabaja la naturaleza, también él podría fijar y conservar esta fuerza cósmica, esta energía del fuego celestial, es decir todas estas formas del espíritu que son la sabiduría y el amor.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos.

si quieres ver más imágenes de este jornada en la escuela, he abierto una carpeta en Pinterest. si quieres responder nuestra encuesta, para ti, ¿qué es amar?, puedes acceder por medio de esta anécdota y este enlace.

si quieres ver un resumen de la jornada de innovación educativa, gracias, Pere, o sobre la presentación que vamos a realizar próximamente sobre las 3 escuchas en el IES Miguel Unamuno, hay enlaces y más enlaces, por aquí y por allá.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos por medio de este puente.

 

alegría y gratitud

leo en paralelo dos correos, la meditación que hoy desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, y un correo de un colegio en Valladolid, que nos hacen una consulta relacionada con 7 emociones,

en los dos hay un guiño a la alegría, un guiño que no pasa inadvertido, y que me anima a escribir estas líneas, en las que volvemos a esbozar nuestra particular forma de entender la alegría,

pero vamos por partes, empezando por la meditación.

“La verdadera alegría es una disposición del alma que, más allá de las dificultades, los obstáculos y las penas, siente la vida como un don de Dios por el que sólo puede sentir  gratitud y la necesidad de agradecer.

Si queréis recibir a menudo las visitas de la alegría, cultivad en vosotros ese sentimiento de gratitud hacia el Creador, pero también hacia la naturaleza y los seres humanos. De esta forma, aunque no tengáis ningún motivo para alegraros, este sentimiento que os habréis acostumbrado a mantener, llegará y os cogerá por sorpresa. Como aquellos amigos que llegan algunas veces de imprevisto a haceros una visita que no esperabais.”

Y me acuerdo de este viaje que tengo programado para esta semana que entra, de vuelta a casa de ama, mi madre, a ver si aprovecho para saludar a alguno de mis amigos, que ya no esperan ni por navidad.

    así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: “Mongolia” (1938), pintura de Nicholas Roerich

en el segundo correo una figura al pie reza “tu alegría, la mía”, creo que se puede observar, en el que dos personas en disposición de apertura conectan, la pequeña parece abrazar a la grande, la grande parece abrazar al mundo

en el modelo de responsabilidad emocional 7 emociones la alegría es la energía propia de nuestra capacidad, como seres humanos, creativos y creadoras, de traer al mundo lo nuevo, de hacer juntas,

un proceso que está fundamentalmente en el campo del hacer, un hacer que no está desprovisto de gratitud, faltaría más, justo al contrario, de contento interior, que busca manifestarse y compartir,

tras haber pasado la puerta del orgullo sano, un orgullo humilde que dice “yo soy la pera limonera, … y tú también”, para acercarnos a el umbral de la comprensión, esa segunda puerta que me permite integrar esa emoción tan profunda, “yo soy tú”,

dos puertas que son necesarias antes de atravesar la tercera puerta, la de la alegría, en la que se demuestra nuestra capacidad de crear nuevas realidades, no somos dos realidades desconectadas, sino una realidad nueva en un nuevo hacer,

para que lo mejor por venir se manifieste entre nosotras, con la ayuda de estas 3 puertas, propias del desarrollo del Ser humano y de los grupos, desde nuestra colaboración necesaria, desde nuestra mejor intención.

tu alegría, la mía, qué bonito, que en un momento del camino se ha convertido en nueva comunidad.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos contigo desde este enlace.