un abrazo de vuelta a Kearney (con amor)

Recibo un correo de Carlos, poco antes de recibir el segundo, desde Kearney. Carlos, español de pro, urbanita madrileño, padre de tres rubias de madre gringa, promotor de la iniciativa “aprendemos todos”, me escribe desde el nuevo mundo, con una noticia. Tenemos un nuevo blog a leer, otro blog con corazón.

En acerca de, la presentación de Carlos, y en su blog, desde Kearney, las dos primeras entradas. 2 para empezar.

Si hacemos caso a las leyes universales, lo que ocurre una vez puede no volver a ocurrir nunca, pero lo que ocurre 2 a buen seguro volverá a ocurrir una tercera, o en castellano simple “no hay dos sin 3”, tenemos motivos más que de sobra para estar de fiesta y celebrar.

Los dos primeros están editados, Carlos. Todo lo que está por venir seguro que es precioso.

carlosredondomon   así lo vimos…

y un enlace de esa nueva educación nueva para chiquitines y para grandes (personas).

Carlos, qué pena que no nos podamos ver en el próximo congreso de “aprendemos todos” en Burgos, el 23 y 24 de Noviembre. Yo ya he empezado a hacer campaña. Te voy contando.

Y tu, ¿que quieres ser de mayor?

Este chaval me ha impactado. Por la claridad de ideas. Por la belleza de esas ideas. Por saber expresarlas de una forma tan sencilla. Por la valentía de subirse a un escenario y compartirlas con el mundo.

Refleja el ímpetu de la juventud si se le deja que se exprese. Las ganas de aprender, la ilusión, la fuerza, el tesón, la valentía, las ganas de vivir y de aprender. El deseo de SER FELIZ como objetivo en la vida. El que otra realidad es posible, si realmente quieres, puedes!!!  Hay una expresión en ingles que dice ‘If there is a will, there is a way’. Tendría su equivalente en castellano como ‘querer es poder’ pero la traducción de will como voluntad va mas allá. Es expresar el deseo mas intimo, el testamento vital, la fuerza motora mas allá del deseo. Si tienes ese ímpetu, hay un camino para llegar a ese TU destino.

Este chico me ha traído dos reflexiones complementarias, bueno han sido muchas mas pero si no no termino el post, una de pasado y otra de presente/futuro. Dos en una.

La del pasado, ha sido una reflexión sobre la adolescencia, sobre la intensidad y conciencia de las experiencias vividas en esa etapa. De como ahora me doy cuenta que había poco espacio para la toma de decisiones, todo estaba pautado y reglado por un sistema que ya había previsto el camino. Si tu padre era ingeniero, pues tu estudiabas ingeniería, y punto! Pasabas por las etapas por que se había puesto el sol y tocaba cambiar de hoja en el calendario. Los cursos se sucedían  y después de 8 EGB pasabas a 1 de BUP y luego a 2 y en 3 de BUP se te presentaba la elección de ciencias, letras o mixtas, dibujo técnico o artístico, ingles o francés. Y luego COU, todo orientado a la selectividad, que era la puerta para la universidad que era el camino hacia el trabajo y la edad adulta. El disfrute no estaba en el proceso, estaba en el destino. En el ¿qué quieres ser de mayor? Cuando llegues serás feliz. No había un ¿eres feliz AHORA con lo que estas haciendo? 

Pero este camino necesario para aprender lo que ahora sé, me trae a la segunda reflexión. La de que otra forma de hacer las cosas es posible, y está en nuestras manos. Eres quien diseña tu presente y organiza tu futuro. Los adultos nos lo callamos por miedo a los efectos secundarios de esta idea, pero si eres un adolescente también puedes decidir ya en tu vida. No permitas que el simple hecho de tener que cumplir con una programación, que duro suena si se piensa en la palabra, programar a las personas…., para completar tu curriculum académico acabe con tus deseos de ser feliz, de hacer las cosas que te apasionan, de desarrollar tu talento, tu inteligencia innata y múltiple. Hay alternativas, y las tenemos que dibujar, diseñar, inventar, investigar, buscar y promover cada uno de nosotros. 

Como no se puede dar aquello que uno no tiene, hay que buscar la felicidad en cada uno de nosotros para, con nuestro ejemplo, ayudar a nuestro hijos o menores cercanos a que reclamen el legitimo deseo de ser felices.

La etapa escolar no puede ser un sufrimiento. Debe ser un disfrute, una alegría, un gozo. No es una utopía, es posible. Y cuando nos lo propongamos y seamos un grupo suficientemente numeroso,  desde abajo, cambiarán las cosas. No esperemos a que nos lo den los políticos (os recuerdo que están a nuestro servicio, que trabajan para nosotros, que les pagamos nosotros los sueldos y que los hemos elegido nosotros. Hay que recordárselo porque se les olvida).

Hay que exponer a los chicos a todas las experiencias posibles de forma que puedan hacerse una idea de las distintas opciones y caminos por lo que pueden transitar. No pasa nada si cambian de opinión, es bueno y sano. Es el aprendizaje por ensayo/error (si hay aprendizaje no hay error). Es buscar lo que me gusta tanteando las distintas opciones. Es jugar, atreverse, esforzarse, aplicar la voluntad, dar espacios y tiempos para el desarrollo creativo, buscar opciones y alternativas. Es estar atento y consciente, es tomarse un tiempo para reflexionar, evitar las soluciones prefabricadas, estándar, ya probadas. Es darse la oportunidad y el goce de experimentar nuevas rutas, cambiar de itinerario, tirarse al suelo a jugar con un niño. Es hacer lo que te apasiona.

Nada mas y nada menos. Yo lo que quiero es ser feliz, y el ‘cómo’ no es importante, ya que hay muchos ‘cómos’, uno distinto en cada amanecer. Cada momento de la vida, cada etapa, nos trae su oportunidad de disfrute y felicidad. Pero no quiero ser feliz cuando sea mayor, quiero serlo YA….  y lo voy logrando 🙂 

http://www.youtube.com/watch?v=y6Sxv-sUYtM

8TLCMON   happycoecmon  así lo veo …

PD: Hay un montón de vídeos en youtube de este tema “pharrell williams – happy”. Hay gente en todo el mundo grabando sus propias versiones, a cada cual mas divertida.

PD2: Gracias al que inventó/montó/creó/diseñó  TED y TEDx por las reflexiones y vivencias tan interesantes que nos traes que a mí me ayudan a pensar.