hola, soy Nora, socia en la escuela de la vida

es sábado por la mañana, y nos acercamos de nuevo a este espacio en el que un grupo de personas nos reunimos, para atisbar las claves de las organizaciones del futuro, en este ejercicio que denominamos reimaginando,

donde me voy a encontrar nada más llegar con Marta San Martín, que me presenta a Nora Plaza, otra vasca en Madrid, residente ocasional en Cádiz, ya son 10 añitos, la que va a ser la ponente de este taller de sociocracia práctica,

en esta conversación que abre la mañana, con el taller al que Marta acaba de asistir, un taller de 4 días en el que NER explica cómo aplican los fundamentos de esta forma de trabajar, ellos lo llaman Nuevo Estilo de Relaciones,

una forma de hacer que tiene todo que ver con el taller de hoy, en el que Nora nos introduce en la historia, las figuras se Auguste Compte, padre del positivismo y la sociología, de Kees Boeke y del movimiento quacker,

así como de la escuela que funda, “De werkplaats” (the workshop), un espacio que se rige por la educación social y creativa, el desarrollo comunitario, la automotivación y la satisfacción por aprender haciendo,

una escuela en la que tratamos a los niños como personas adultas, en relación de igualdad con sus profesoras y maestras (on first-name terms with their teachers), qué fácil de enunciar y qué complejo de desarrollar,

una escuela en la que estudia Gerard Endenburg, trabajador de Philips que va a hacer la traslación en el negocio de sus padres de los principios que aprende de niño en su cole, qué curioso, para transformar la organización en un caso de éxito,

por medio de un método de toma de decisiones para gobernar y administrar organizaciones y sociedades basadas en la equivalencia y que se inspira en la cibernética,

qué interesante, si podemos gobernar máquinas, quizás, sólo quizás, alguna de las reglas que apreHendemos para las máquinas, eso de la señal de ida y la de vuelta, por ejemplo, nos sirvan para las personas,

y Nora nos introduce los 3 principios que rigen este ejercicio para cambiar la estructura de poder en las organizaciones, porque cambiando las relaciones de poder estamos cambiando las reglas que rigen este mundo,

  1. la equidad (en procesos en los que todas las voces cuentan, por medio de rondas de palabra),
  2. la transparencia (porque la información es poder),
  3. y la eficiencia (porque estamos aquí, entre otras cosas, para alcanzar una serie de objetivos que nos benefician a todas como comunidad),

3 principios que se articulan por medio de 4 reglas,

  • la estructura de círculos,
  • con una dinámica de representación en el nivel superior de doble enlace,
  • con los procesos de consentimiento, con la objeción como regalo,
  • y de la elección abierta, ese proceso en el que no hay una campaña de un canditado, sino que el grupo se autoregula, y nombra a las 4 personas que pueden ejercer en el siguiente periodo en las funciones de coordinadora, representante, facilitadora y secretaria,

y ahí seguimos un rato, jugando, con un juego de rol, en este ejercicio que parece fácil, pero que tiene tela marinera, en el que vamos a observar nuestra reacción inicial, que se puede traducir o no en una objeción,

cuando la decisión implica ir en contra de los objetivos o del propósito del grupo, o en contra de las tareas que yo misma desempeño,

una objeción que puede moverse hacia el consentimiento, cuando no estamos fundamentalmente de acuerdo, pero podemos vivir temporalmente con ello, tal vez hacemos más corto el tiempo de aplicación y la evaluación de los resultados,

cuando aceptamos por unanimidad, en una decisión que nos vincula, ahí está el reto, que la propuesta es “Good enough for now“, suficientemente buena por ahora, y “Safe enough to try”, y suficientemente segura para darle un tiento.

   así lo vimos…

si quieres saber más de sociocracia, 2 enlaces como recomendación,  www.sociocracyforall.org, www.sociocraciapractica.org

y me quedo charlando al final de la reunión con Nora y Mónica, su amiga de infancia, su amiga vieja, otra forma de llamar a nuestra primera amiga, ellas se conocen desde los 11 años, como me pasa a mí con Gidor, mi amigo viejo,

en esta conversación en la que 3 chicas nos juntamos en Madrid, Nora se ha acercado desde Cádiz, su amiga desde Bilbao, yo resido aquí, en el centro del imperio, y la amiga de Nora me comparte su actividad ayer noche,

en esta escuela de vida que se convierte en proceso de voluntariado, ella ha estado anoche en la Cañada Real, ese espacio en el que también es voluntaria mi amiga Eva, y su pareja, Fernando,

y me comenta, radiante, cómo muchas veces, ella, que supuestamente se acerca a dar, con un viaje de 400 km de ida y vuelta por medio, se siente acogida, aceptada, por la persona que es destinataria de lo que ella viene a compartir,

en una dinámica que repite de vez en cuando, y que hoy aprovecha para estar aquí, junto a su amiga vieja, en un sitio a medio camino entre Bilbao y Cádiz, pongamos que hablo de Madrid.

y me vuelvo a casa pensando en la importancia de compartir lo que tenemos, cuando más damos más recibimos, una sonrisa, conocimiento o un pastel, con el gusto de haber coincidido con María Jesús y con Sergio, que me regala la foto para el post,

de ver la influencia que tienen el cole en el que crecemos y nuestras relaciones de infancia y de juventud en nuestro desarrollo en la vida, con Gerard Endenburg y Gidor, Nora y Mónica como ejemplos,

de haber jugado a ser una comunidad que promueve la agricultura ecológica en proximidad, y que aparentemente va a aceptar níscalos y naranjas de un proveedor más allá de nuestras fronteras, naranjas de la China, sí,

y me río con las naranjas, mira que nos gustan las naranjas, Sergio, vaya que sí, tras despedirme de esta tribu tan maja, Roberto, David, Marta, en este ejercido de conversar y reimaginarnos las organizaciones en las que nos desarrollamos,

y a las que damos vida, aquí y allá.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

lo que deis os será un día devuelto…

“El Alma universal mantiene la vida en todas las criaturas, las alimenta,  sacia su sed: todas reciben sin cesar algo de esta abundancia. Entonces, por qué no inspirarnos de esta generosidad esforzándonos por compartir con los demás todo lo que poseemos: belleza, inteligencia, riqueza, dones artísticos, saber. No olvidéis nunca que existe una conexión entre el mundo de abajo y el mundo de arriba: cuando hacéis algo aquí abajo, en la tierra, provocáis algo idéntico arriba, en el Cielo. De una u otra forma lo que deis os será un día devuelto, mientras que todo lo que os guardáis para vosotros ya está en parte perdido, y no os beneficiaréis tanto de ello como si lo hubierais dado.

Sentís alegría, sentís amor, confiadlos también al Señor, a la Madre divina, para que los utilicen para el bien de otras criaturas. De esta manera, conservaréis la alegría y el amor. ”

   así lo vimos…

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta. Imagen: atardecer en Buenos Aires, 17 enero 2019 (cortesía de Marta Sierra)

recibo este correo para comenzar la mañana desde fundación Ananta, gracias, Joaquín, y observo este fenómeno maravilloso, el arco iris, un puente entre el cielo y la tierra, y leo el contenido del texto, que habla del otro sentido del puente,

de la tierra al cielo, en este ejercicio de conexión, que me lleva a preguntarme qué puedo compartir yo hoy.

y pienso en este universo dual en el que es tan interesante entender mejor nuestro mundo material, y el juego del ego, la visión diurna y el ser en la sombra, conviviendo día a día con nuestras aspiraciones, nuestro camino de evolución, la visión nocturna,

luz focal del sol y luz difusa de infinito en un movimiento infinito,

en este ejercicio en el que apreHendemos para TRANSformar, en el que nos desarrollamos en relación y en el que podemos contactar con nuestra fuente interna de motivación, para dar un pasito adelante, y volvernos a presentar voluntarias… otra vez.

si te interesan estas palabras, motivación, compromiso, apreHendizaje, puedes bajar este archivo, responsabilidad emocional + liderazgo colaborativo para sintonizar el dial del compromiso (porque la TRANSformación no es opcional)

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo de el 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

buen tiempo para disfrutar de otras cosas (de la voluntad blandita y de la co-laboración)

una lagartija se ha colado en nuestra cocina tras la noche de San Juan, esa noche mágica en la hace no tanto nos reunimos alrededor de una hoguera, costumbre que se desvanece en la medida que nos hacemos más civilizados,

y las normas y la seguridad lo invaden todo, no se puede jugar a la pelota en el jardín, los niños en fila de la manita, prohibido sonreír, prohibido dis-frutar, sólo estoy esperando el día en el que se prohíba prohibir,

va a ser un gran día ése,

y mientras ese día llega, empiezo a sentir los rigores del verano, el calor intenso se ha sumado a la noche corta, y me quedo enganchado al ver esta lagartija que se ha colado en la cocina,

un animal que me sonríe, juguetón, con mortal desenvoltura, y observo la dedicación que conlleva, mejor que trabajo, esta agrupación de teselas, pequeñas piezas seleccionadas con cariño,

éstas para las manos, éstas para la cabeza, éstas para el tronco, y con éstas podemos formar la colita, y me hago uno con este tiempo en el que las constantes vitales bajan, se me hace imposible no entender el ritmo de los países del sur,

quién sabe por qué esta idea del cariño y la dedicación sin prisa, podríamos haber hecho lo mismo de otra forma, me lleva a conectar con la figura de la persona voluntaria,

que ofrece lo mejor de sí misma también tras la noche de San Juan, ahora que el calorcito aprieta, buen tiempo para seguir disfrutando de lo mismo, de otra forma, haciendo parecidas cosas,

buen tiempo para las personas voluntarias.

 así lo vimos…

el color azul claro, que representa la emoción del orgullo, tiene connotaciones relacionadas con el alto rendimiento y los objetivos, con la realización de la cosa, con la emoción que nos embarga en estas circunstancias,

con el contacto con nuestras altas capacidades, un contacto que nos va a permitir conectar, humildad mediante, con nuestro yo soy, un espacio en el que la persona voluntaria emerge,

no es mi santa voluntad, mi voluntad dura, sino una voluntad blandita, que se ofrece para colaborar en el desarrollo de la mejor opción posible, buena para mí, buena para ti, buena para el resto de las lagartijas que habitan en esta casa,

y de las personas reunidas alrededor del fuego, o de la mesa, o de la alberca que nos aligera el calorcito creciente en este verano que acaba de hacer presencia, alrededor nuestro, y en nuestro interior.

el orgullo humilde, curioso oximorón, es una de las inspiraciones que hacen posible el modelo de 7 emociones, un ajá que  tiene su origen en la teoría U de Otto Scharmer, y es la primera de las 3 puertas que nos conduce del ego al eco,

3 puertas que nos permiten evolucionar de sistemas enfermos,

que enfrentan tu bien-estar con el mío (tú pierdes – yo gano) o que supeditan el bien-estar de la comunidad (casi todas pierden) a nuestro bien-estar particular (tú ganas y yo mucho más),

a sistemas más sanos, que entienden el 3ple ganar.

el azul clarito es la puerta del liderazgo colaborativo, y de las personas voluntarias, una puerta que tú y yo también podemos pasar.

si te preguntan de qué color pintarías una lagartija colaborativa, no tienes más que observar el mosaico, que te guía de cabeza a la respuesta, cualquier cosa, animal o persona colaborativa es de color azul.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer, del ego al eco, y por la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

con el niño des-atado en el tractor

en este ejercicio de acercarme a mi 52 cumpleaños con la vida, no sé dónde he leído que los 12 días anteriores son importantes, como lo son los 12 siguientes, encuentro que mi niño natural está des-atado,

es curioso a más no poder,

y conecto con ese ser precioso que todas llevamos dentro, un niño que entra en una tienda de instrumentos musicales y quiere tocar todas las guitarras, y todos los bongos, y todas las armónicas, y todos los instrumentos raros,

hay que ver qué culo es el ukelele,

y entro en una tienda antes de la cena del miércoles del futuro emerge en Bilbao  a la que decido volver el día siguiente por la mañana, en el último hueco que deja la agenda, y vuelvo, y juego con el sonido del tren, y con el vapor del Mississippi,

qué útil internete que nos corrige, usted quiso decir tal cosa, con más o menos pes,

y el niño natural se lo quiere llevar todo, él sí que es abundante, de la misma forma que quiere jugar todos los juegos, y tiene una imaginación des-bordante, una imaginación que todo lo conecta, y que ve puentes donde otras personas sólo ven disputas,

y se encuentra asistiendo a la primera asamblea del CIE, el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, aunque ya es socio desde hace 3 años, y se pregunta si esta asociación se disolverá, y ésta va a ser su primera y su última reunión,

y se ofrece para formar parte del grupo tractor, supongo que le encanta la idea de jugar con el tractor, y pasarse de vez en cuando por la granja, con los animalitos y las plantas, jo, qué chulo, un tractor,

porque el gesto del niño natural es el del voluntario, esa persona que se ofrece, sin la amargura y las precauciones que la vida nos deja, el niño no está todavía resabiado, y no sabe que es imposible,

y como no lo sabe nada es imposible, y veo el transcurrir de esta reunión en la que un grupo de gente nueva toma el relevo de otro grupo precioso, y decidimos quitar las cuotas de los socios, por fin está claro que el CIE no tiene afán de lucro,

ni modelo de negocio asociado, qué bien, se acabó la negación del ocio, nos lo podemos pasar bien, plantar nuestras semillas, dis-frutar, que se entiende mejor que sin-frutar, aunque digan lo mismo, estamos en una granja okupa,

en la que podemos compartir el tractor, y los aperos de labranza, y las vallas, y la caseta de las herramientas, y podemos traer nuestros cachibaches para hacer nuestros trucos de magia, las pelotitas y los silbatos,

anda con cuidado, no te vayan a atizar con las pelotas, peor todavía, no te vayan a pasar por encima una segadora, una cosechadora, un tractor, que el niño está suelto, ha salido de la cárcel en la que le metió el perseguidor.

   así lo vimos…

en nuestro proceso de reflexión sobre las capacidades positivas que el adulto, la madre protectora y el niño natural tienen, hemos llegado a la conclusión de que el niño natural se caracteriza por el gesto de entrega,

y no hay mayor entrega que presentarse voluntario a la aventura, ¿alguien es voluntario?, y un par de manos surgen de la espesura, yo, yo, yo, yo quiero, batiendo el aire con entusiasmo,

en este camino que hemos denominado el 3ple camino, un viaje que se hace en paralelo, porque podemos desarrollar las características del niño en paralelo con el desarrollo de las del adulto y la madre protectora,

es la magia de la vida, porque no somos 3, sino 3 en 1.

en el proceso de dar rienda suelta al niño veo que maneja la misma tarjeta de crédito que utilizan el adulto y la madre, y veo cómo se acaba de comprar una guitarra eléctrica y un montón de cachibaches que hacen ruido,

y un par de botellas de quién sabe qué licor, porque lo importante es la botella, con unos dibujos de las baldosas de Bilbao, que tanto le gustan, y unos caramelitos para regalar, claro, lo importante otra vez es la caja, tan bonita,

y unos pasteles, no de los de comer, sino de los de pintar, cuando él nunca ha pintado nada, casi no se acuerda la última vez que hace una acuarela, ay, qué frágil es la memoria,

horror, que le quiten la tarjeta de crédito al niño,

y conecto con otra de las características del niño, sí, todo me temo que el que es realmente abundante de los 3 es el niño, sí, él es el que más cerca está de la tierra, del juego, del inicio de todo, de la energía inagotable de este universo,

tan bonito, tan bueno, tan epatante, el niño se pregunta qué significará la palabra, pero le gusta, qué chula, por eso se anima a usarla, en el que hemos decidido vivir.

en la reunión del CIE el niño aprovecha para hablar de uno de sus juguetes, el futuro emerge, e invita a sus compañeras de aventuras a subirse al proyecto, no es extraño que lo haya llamado el tran tran del tren y los juegos artificiales,

no es serio que les dejen poner los nombres a los niños, siempre debería haber un adulto para ponerles nombre, que si no pasa lo que pasa, y además se ve.

todo parece indicar que el futuro emerge se está consolidando, con el apoyo de SOL España en Madrid (SOL solecito de Society for Organizational Learning, ahí puso el nombre el adulto, mientras que el acrónimo lo hizo el niño),

con el empuje y la ilusión de Alberto (facilita que te facilita) en ZGZ, y con la ilusión de esta etapa nueva del CIE en el País Vasco, una etapa llena de pasteles y de tractores, silbatos y pelotas, cada día tengo más ganas de volver a juntarme por aquí,

en este territorio en el que tan buenos ejemplos hay de liderazgo colaborativo, esa capacidad que el mundo nuevo necesita, y que no nos vamos a cansar de explorar, con la ayuda de nuestro niño natural.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U del color y la teoría Otto de Goethe que compartimos desde este Scharmer enlace.

la valla que guarda las vides

en este ejercicio de turismo rural que Bernardo me propone para estos dos días de vacaciones en el pirineo tenemos una experiencia nueva en el camino, Raúl, cuánto tiempo, tienes razón, no son años, son décadas,

compañero y amigo de Bernardo, cariño mío, reclama nuestra ayuda para cercar un terreno de 2 hectáreas y media, casi 3, en el que va a plantar vides, de hecho ya están plantadas, y quiere protegerlas de corzos y jabalíes,

y el primer paso, antes de tender la malla, es clavar una relación de 210 postes de hierro coarrugado, con la ayuda de un compresor, un taladro, una maceta y un mazo, trabajo físico no exento de una aproximación intelectual sana,

porque no es lo mismo arrastrar el compresor por el campo, parece lo más sencillo, pero las ruedas no están preparadas para los matorrales y las piedras, así es el primer tramo, en el que casi nos deslomamos,

que tirar cable desde el compresor, que vamos moviendo con la ayuda de la Suzuki, con 5 puntos y un cable largo vamos a hacer todo el perímetro, de la misma forma que no es lo mismo atacar los palos con o sin taburete,

con la maceta o con el mazo,

y va avanzando la mañana, y probamos el descanso de media mañana, y la pausa de la comida, y entramos en la tarde, en esta jornada que se convierte en comunión con el campo y la naturaleza,

qué bonita huerta has preparado, Raúl, cuando me acerque al campo voy a preguntarte un buen porrón de cosas, seguro que tienes muchas más cosas que explicarme que las que me has mostrado hoy,

en comunión con dos personas tan bonitas, con las que vuelvo a experimentar uno de los fundamentos del liderazgo colaborativo, aquí hay 3 personas a las que les gusta mandar más que a un tonto una tiza,

y vamos mandando y haciendo juntos, ahora Bernardo, ahora Raúl, ahora Mikel, y vamos ayudándonos, al final alguien sujeta la estaca, alguien mueve el taburete, lo nivela y lo sujeta, y alguien atiza con el mazo,

en turnos naturales que respetan las energías de cada quien, y siento que lo que hoy hemos hecho 3 personas en un día no habría sido posible para una persona sola en una semana de trabajo,

ésa es la magia del trabajo en colaboración, qué bueno volverlo a sentir, con la ayuda de mis amigos, que convierten estas vacaciones, y este tiempo de descanso en una experiencia religiosa, casi mística.

   así lo vimos…

de la dualidad que vivimos ayer Bernardo y yo, discusiones incluidas, pasamos ayer a la trinidad, y observo el papel de cada quién, Raúl tan cerca del cuidado, la madre, Bernardo siempre tan sensato, el adulto,

y yo siempre tan tontorrón, tan juguetón, tan dispuesto jugar otro rato más con el balón, que hoy se ha convertido en mazo, el niño natural al aire, sí, hoy también es un ejemplo de ese trío que nos ayuda a sanar nuestra vida,

la madre protectora, el ser adulto y el niño presentes, lo que venimos a llamar el 3ple camino.

por la noche salgo a pasear con Teresa y Bernardo, y nos vamos a tomar un algo juntos, qué gusto cambiar las costumbres, Teresa, y me llevan a la taberna de Edgar Allan Poe,

donde, no puedo evitarlo, introduzco en la conversación los fundamentos de la abundancia en nuestra vida, ese regalo que crece según lo compartimos aquí y allá, ya está decidido, mañana nos juntamos con Vicky,

hermana menor y representante de Bernardo, ahí el trío cambiará, Vicky, Bernardo y Mikel, y observando, veo unos ojos que nos miran, y en el medio 3 bicis, que pueden representar la personalidad de los transeúntes,

la de Bernardo, la de Teresa, la de Mikel, y me encanta este ejercicio en el que se está convirtiendo la vida, el ejercicio de pensar y hacer sintiendo, la emoción de nuevo presente, y de mirar mirando.

en el código de 7 emociones el violeta es el color de la alegría, una energía que nos lleva al hacer conjunto, desde la comprensión de la cosa, desde el yo soy, sano, aquí está un poco menos presente el ego,

un hacer conjunto que se anuncia en el color de la chaqueta que me acabo de comprar en Jaca, y que llevo a la excursión, y que también vive en las flores del huerto de Raúl, no es extraño en este sitio en el que también disfrutamos de otros colores,

porque sólo se llega al violeta cuando hemos hecho todo el viaje, que empieza por el rojo, rojo – naranja – amarillo, porque en su día simplemente empezamos a gestionar bien la energía del miedo, el que guarda las viñas, sí.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

si no existiese el CIE, habría que crearlo

cosas extrañas, por no hablar de efectos para-normales, están ocurriendo en mi vida últimamente, el día de ayer, y esta misma mañana, no se escapan a esta corriente que crece y crece,

es curioso ver cómo ayer mismo, tras concluir la reunión de Sol España, en la que nos juntamos 8 compañeras para darle un empujón a la organización, y programar una serie de actividades para que SOL cobre nueva vida este 2018,

me pongo con Silvia y Fernando a buscar un sitio nuevo a las plantas del dinero, son ya cuatro, y no caben sobre mi mesa de despacho, por lo que, buscando soluciones, le pido a Fernando que me ayude a darle un empujón a la mesa, con cuidado, sí,

no se vaya a escogorciar, cosa que efectivamente ocurre,

y se junta Pedro a cenar, por lo que mis amigos se empiezan a meter con mi des-orden, y con esa mesa de la que me tengo que librar sí o sí, el último símbolo de una etapa anterior,

y no sé por qué les hago caso, desmantelo la mesa, y convierto la mesa de salón en mi mesa de escritorio, con lo que ya no hay mesa de salón, el espacio que ocupaba la mesa ahora está vacío,

y 3 sillas de mimbre se miran entre sí, formando un espacio de centro vacío,

una imagen que llama poderosamente la atención en esta noche en la que desvelo, y me levanto a las 5, otra vez, para desalojar los trastos de la cajonera, que también voy a tirar, y reordenar papeles,

me sobra tanto tiempo antes de des-ayunar que acabo ojeando cuadernos de viaje, esos preciosos compañeros que me acompañan aquí y allá, según voy haciendo actividades, talleres, tonterías varias,

y me encuentro con un apunte que habla del CIE, el Consorcio de Inteligencia Emocional del País Vasco, esa organización que está en proceso de dar carpetazo a su andadura o de re-inventarse, para coger fuerza nueva,

como las plantas que me ha ayudado Pedro a replantar este finde, y que provocan mi cambio de escritorio,

y leo este texto que da título a las líneas de hoy, si no existiese el CIE, habría que crearlo, y pienso en asistir a la reunión de hoy, aunque sea de forma remota, y acompañar a mis compañeras en este proceso emocional de la re-fundación.

   así lo vimos…

y copio otras frases en mi cuaderno de viaje, el CIE no existe, tenemos que crear el CIE, ¿qué queremos hacer? /// camino del CIE – lo /// si no existiese el CIE lo tendríamos que crear /// mi jefe es maravilloso

quién sabe si voy a poder intervenir en la reunión de esta tarde, no sé por qué estoy creando un puente entre la misión del CIE y el objetivo de “el futuro emerge”, que no es otro que fomentar la sostenibilidad de las relaciones humanas,

a ver si me las apaño para hablar con Pablo y Maribel.

en la sopa de letras de hoy, SOL significa Society for Organizational Learning, sociedad para el apreHendizaje organizacional, mientras que el CIE es el Consorcio de Inteligencia Emocional

y pienso que si no existiesen el CIE ni el SOL tendríamos que crearlos, CIE-LOS, LOS es SOL al revés, qué curioso, y observo la confluencia de estos dos movimientos tan bonitos, tan de centro vacío, tan experimentales, sin ánimo de lucro,

y siento que este mundo en el que vivimos, tan ligado a la materia, tan pesado, tan apegado al tener, tan gallinero alborotado, tan de pelea de egos, necesita este tipo de personas y de espacios, entornos para el desarrollo del Ser y de la comunidad,

y para seguir experimentando la inteligencia colaborativa, ¡¡¡ojalá cobren un nuevo impulso los dos!!!

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

nuestro curriculum vital (personas voluntarias que exploramos la autogestión y abrazamos la plenitud)

intento entender con palabras propias los 3 movimientos que nos propone Frederic Laloux en Reinventar las organizaciones, este enfoque para el desarrollo de organizaciones emergentes,

  1. exploramos la autogestión,
  2. abrazamos la plenitud,
  3. alineamos el propósito,

y los intento trazar con lo que venimos haciendo y proponiendo desde oé corazón, organizaciones con espíritu y corazón, qué bonito, qué necesario, para ver qué falta y qué podemos potenciar,

empezando por el primer bloque, exploramos la autogestión, en el que el hallazgo más significativo es el desarrollo de consejos en vez de consensos, y la figura de la persona voluntaria,

es curioso,

donde antes había (sigue habiendo) un jefe que acapara el poder, la figura del voluntario toma el poder, convierte los deberes en poderes y quereres, puede hacerlo, y quiere hacerlo, y lo hace, con el apoyo de todas las personas relacionadas,

a las que consulta por medio del consejo, sí, te pido consejo, pero un consejo que no es vinculante, al final la responsabilidad es personal, y compromete fundamentalmente a la persona voluntaria, que toma la responsabilidad y la decisión,

es evidente que estamos en el ámbito del orgullo, ese orgullo que vestimos con la capa de la humildad, orgullo humilde que permite a la persona voluntaria ir un paso más allá de sus obligaciones formales

y observo como nuestras pasiones (intereses más allá),

nuestros proyectos,

nuestros valores,

completan nuestro curriculum A, esto es,

qué nos mueve, con qué causas nos implicamos, cuáles son los valores que orientan nuestros comportamientos del día a día conforman un curriculum B que es necesario para el desarrollo de organizaciones nuevas, emergentes,

en las que personas plenas y alineadas exploran y se adentran en prácticas de autogestión.

   así lo vimos…

contacto mentalmente con un capítulo de “el mundo amarillo”, de Albert Espinosa, si crees en los sueños, ellos se crearán, en concreto con el sexto descubrimiento, “Cuando estás enfermo llevan un control de tu vida, un historial médico,

Cuando estás viviendo deberías tener otro. Un historial vital”,

un título significativo, si observamos 2 pequeñas diferencias, un historial médico y un historial vital, llevan o deberías tener, ellos o tú, 2 pequeños matices que hacen toda la diferencia,

un capítulo en el que Albert Espinosa explica cómo va creciendo con el paso de los años su expediente clínico, con anotaciones de más de 20 especialistas, su oncólogo, su traumatólogo, su terapeuta de recuperación,

una lista interminable de anotaciones que termina con la curación de Albert, sí, “el paciente está curado”, un paciente que nos habla de la importancia de hacer un segundo expediente, un expediente vital,

un diario en el que poder escribir, y releer, pasados unos años, lo que te preocupaba en su momento, para observar que ahora te importa un pepino, tal vez lo has conseguido, tal vez ni siquiera lo deseabas,

un diario en el que podrás observar que la vida es cíclica, todo vuelve y vuelve, tal vez pronto puedas observar que tus males y alegrías vitales se repiten, tal vez en tu expediente vital encuentras las respuestas a todo,

un expediente en el que puedes juntar anotaciones y objetos, trozos de servilleta, piedras de la playa, una entrada del cine, un expediente para el que nos ofrece 6 sencillos consejos, a saber:

1. Compra una carpeta que sea grande, casi como una caja. El color elígelo tú, pero yo te recomiendo el gris.

2.  Escribe cada día tres o cuatro cosas que te hayan hecho sentirte feliz. Tan sólo eso; no te enrolles más. Escribe: “hoy sentí felicidad en un momento del día”.

3. Apunta la hora, el día, el lugar y el motivo. ¿Todo debe tener que ver con la felicidad? No, claro que no. Puede hablar de nostalgia, de sonrisas, de ironía. pero todo tiene que ser positivo. En un historial médico no se habla más que de percances, de problemas y de recuperaciones; en el vital, debes hablar de vida, de vida positiva, de vida feliz.

Realiza ese ejercicio, piensa cosas buenas que te han pasado, con quién y dónde. Poco a poco descubrirás patrones. Gente que te hace feliz, lugares y horas del día en los que te sientes más vital.

4. Incluye material. Siempre que puedas coge algún objeto relacionado con ese momento. Los objetos se impregnan de felicidad y deben estar en tu historial vital. 

Cualquier cosa sirve, tan sólo tiene que pertenecer al sitio. Pero no almacenes miles de cosas; sé selectivo o el historial vital acabará comiéndose su hogar.

5. Reléelo, tócalo cuando te encuentres mal y triste y también cuando te sientas feliz. Al menos una vez cada seis meses, dedícale un vistazo, haz una visita a tu historial. Descubrirás cosas, descubrirás patrones y descubrirás cómo eres. Cada 1% que descubras de ti es casi un peldaño más hacia otro estado de ánimo.

6. Regálalo, légalo cuando mueras. Recuerda, no es sólo para ti, también es para los demás, para la gente que te quiere.

Con este segundo historial la gente que te quiere sabrá por qué te ríes, por qué te entusiasmas, por qué mueres.

No sé por qué, si no me equivoco mucho, en este expediente vital se pueden encontrar 2 trazas de esa persona voluntaria, que decide, en un momento de su camino, vivir una vida plena,

una vida que conecto con dos de los principios de Reinventar las organizaciones, exploramos la autogesión (persona voluntaria), y abrazamos la plenitud (pasiones y valores en el cotidiano vivir),

ya me imagino que es mucho más complejo, pero no está mal para empezar.

y sigo trazando pequeños puentes, entre este capítulo de “el mundo amarillo” y el diario de aventuras de Up, y con el álbum de los momentos maravillosos de mi vida, con el método del des-agudo, de el camino del artista, de Julia Cameron,

y con el journaling de Otto Scharmer y la teoría U, esa herramienta que más pronto que tarde vamos a introducir en nuestros talleres, en los que explicamos el azul clarito de las 7 emociones, ese orgullo humilde, ese orgullo sano,

la siguiente emoción que surge tras conquistar el amarillo, con el permiso del verde, un color tan especial que hoy también me voy a saltar, orgullo que surge en un momento del camino, con esa afirmación tan rotunda, tan bonita, buena y necesaria:

“yo soy”.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional, que integra el desarrollo personal (el desarrollo de la atención, la presencia y la conciencia) y el buen trato en nuestras vidas,

inspirado por la Teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe, creative commons, que puedes descargar desde este enlace.

 

el futuro emerge, capítulo 8 (sé voluntaria, a más no poder, y enrólate en una causa con la que vibres … de una vez)

Se habla mucho de los trepas y poco de las personas voluntarias.

En internet hay más búsquedas con la palabra funcionario que con la palabra emprendedor.

Una regla que no nos han enseñado nuestras madres está relacionada con la energía de dar.

No lo racionalices, practícalo.

Adam Grant, con dar y recibir es una lectura para empezar. Pero leer no te hace ser un ejemplo.  Comprométete con una causa que te mole.

Yo soy voluntario pocas veces en mi vida, pero el voluntariado me ha dejado un rastro maravilloso en mi vida. Tarda, pero aprecio cómo lo que doy me vuelve por triplicado, y te pongo un ejemplo.

Mis dos últimos años de trabajo, qué palabro tan feo, en AENOR, allá por el 2000-2001, cambio de siglo y tal y tal, los paso como voluntario en tiempo fuera del horario, desarrollando una aplicación que finalmente, como pasa muchas veces, mi jefe descarta, qué haríamos sin jefes, ¿verdad?

2 años de trabajo a la basura, qué triste, ¿verdad?

Nada más lejos de la realidad. Con las capacidades que desarrollo esos dos años, 1000 horas de voluntario, lanzo NAVEGA, he aprendido a hacer un desarrollo funcional, y he desarrollado los fundamentos de la programación por objetos.

Lo que he aprendido en mi tiempo voluntario se va a convertir en el proyecto de mi desarrollo profesional independiente.

Es el 2013, Navega se ha hundido, estoy en el año posterior al año del naúfrago, y un amigo me propone otra actividad de voluntario, de la mano de prepárate Madrid tras contactar con Juanan Esteban, que desarrolla una iniciativa de Joan Pau Fisas, promotor de PREPÁRATE 2012 BCN, una feria para acompañar el desarrollo personas en paro, en situación de orientación laboral o en procesos de emprendimiento.

¿Cómo no voy a ayudar en un proceso tan necesario si yo estoy ahí?

Tres personas iniciamos el proceso en MADrid, 3 que se convierten en 7, 7 en 13, 13 en 33, participo de todas las salsas y todos los ajos, soy el salsero mayor,  mucho más que Juanan, que tiene un trabajo de tiempo completo y una familia a la que atender.

Yo no tengo nada, y como nada tengo soy libre.

Me paso de frenada, un porrón de horas de voluntario en el 2013 para una causa con la que simpatizo. No cobro nada y no espero cobrar nada a cambio. En enero de 2014 vuelvo de México, tras pasar unas vacaciones tormentosas con mis hijos y mi madre, la tormentosa siempre ha sido mi madre, y me pregunto qué voy a hacer.

Mi impulso de desarrollar prepárate 2014 BIL y GAL tropieza con Joan Pau, que no está, acaba de ser padre, y con un proceso en el que el grupo Schibsted compra Infojobs, organización en la que Joan Pau trabaja, por corto tiempo, porque va a cambiar en unos meses de compañía, malos tiempos para la réplica, toca cambio de aires.

Y me tengo que dedicar a lo mío, por cierto, Silvia, ¿a qué me dedicaba yo?

Prepárate tiene para mí tres regalos visibles, alguno invisible anida en mi corazón. Integro el círculo como forma de organización social.

Desarrollo el cuentacuentos, un programa que denomino “organizaciones que encuentran y cuentan cuentos”, comunicación colaborativa con historias del camino, historias desde el corazón y la emoción, en vez de notas de prensa, desde la máquina mental, un programa que es un caballo ganador por el que sólo apuesto yo, voy a dedicarme un año más a eso, casi dos, y voy a cerrar el tenderete tras más de 50 presentaciones en entornos corporativos, con nombres tan ilustres como adif, Sanitas, Correos, Banco Santander, Bankinter, Bankia, Carrefour, Clh, Rockwool, Indra, Campofrío, una pasada la de nombres y corporativos que llego a tocar, y que me reciben.

Y un regalo que voy a encontrarme 3 años después, en este momento actual, diciembre 2013 – diciembre 2016, ya que es la semana pasada cuando re-conecto con lo que he sido capaz de hacer, 3 personas que empiezan un proceso, y que acaban congregando a 500 voluntarios para dar servicio a más de 5000 almas un día en el palacio de congresos de Ifema, tocando todos los palos, desde la financiación, ya sé qué no funciona y qué sí, los contenidos, el voluntariado y la logística, el desarrollo orgánico del grupo, yo estuve ahí.

Y todo lo que he aprehendido lo voy a volver a usar para un proyecto precioso, el futuro emerge, y tú y yo somos parte de esa emergencia, con el apoyo del mundo social, con el interés del mundo corporativo, en España, capital emocional de la Unión Europea, en tres ciudades, BILbao, MADrid, BarCeLona, por un motivo.

Porque las he elegido yo, son las 3 ciudades de mis amores, las 3 ciudades que me han visto crecer.

  así lo vimos…

Entradas anteriores:

el futuro emerge (índice)

el futuro emerge (el prólogo)

el futuro emerge, capítulo 1 (deja que todo se vaya al carajo de una vez, y da las gracias)

el futuro emerge, capítulo 2 (pierde y contacta con la pérdida, y pronuncia la frase mágica, he fracasado, y repítela otra vez)

el futuro emerge, capítulo 3 (lo que más critican tu hermana y tu madre de ti es lo que te hace único)

el futuro emerge, capítulo 4 (si no te sirve tu mujer actual, deja que se vaya, o cámbiala)

el futuro emerge, capítulo 5 (conecta con toda tu fuerza, conecta con tu ser)

el futuro emerge, capítulo 6 (no planifiques, riega tus plantas y disfruta viéndolas crecer)

el futuro emerge, capítulo 7 (sonríe al final de cada día y con cada nuevo amanecer)

 

 

y tú, ¿quieres ser parte ACTIVA del futuro emergente?

1el futuro emerge es una propuesta con un diseño de evento atípico, en el que el auditorio existe, pero en el que no todo está enfocado ahí, es más, lo más importante es lo que ocurre fuera del auditorio,

en esas mesas redondas en las que un grupo de personas, con un interés compartido, se juntan a conversar, en un formato que no es de este mundo, pero que poco a poco va a aterrizar,

un evento que ya cuenta con la segunda ronda de reuniones de preparación, en MADrid, BarCeloNa, en BIlbaO, en una preparación que, como no podría ser de otra forma, surge una pregunta, ¿cuál es la pregunta que nos convoca y nos aglutina?,

y yo expongo la mía, en primera persona,

¿quiero ser parte activa del futuro emergente?,

y aquí la palabra clave es ACTIVA, porque el futuro va a emerger sí o sí, no deja de emerger en cada instante, y todas podemos ser parte activa o pasiva de ese futuro que nos sucede, en el plano personal y en el plano grupal,

el futuro es como el cambio,

o me hago uno con él, y lo promuevo, y soy voluntario, o me resisto, y lo niego, y me aferro al pasado, o simplemente, ante mi indiferencia y mi abulia, el cambio literalmente me atropella, pasa por encima de mí,

y en esa pregunta, ¿quiero ser parte ACTIVA de el futuro que emerge?, se encuentra toda la sustancia de lo que proponemos, ¿creemos realmente en nuestra capacidad de actuar ese futuro, desde nuestra reflexión y las conversaciones en las que participo?,

una especie de think tank,

¿creemos en nuestra capacidad de actuar ese futuro desde las conversaciones que voluntariamente promuevo?, y ahí, en esa capacidad de actuar el futuro, el think tank pasa a ser un espacio para la acción emergente,

y pasamos de pensar en ese nuevo mundo, y empezamos a hacer, porque hay conversaciones desde la información y los datos, mentales, que se facilitan desde el segundo nivel del campo de atención, el mundo del debate,

hay conversaciones en las que la emoción está presente, estamos atentas a la reacción emocional de nuestros interlocutores, y desde esa misma emoción se produce la devolución, estamos en la relación empática, el tercer nivel del campo de atención,

y existen conversaciones generativas, conversaciones que crean nuevas realidades, algo cambia en mi, algo cambia en ti, y, si tenemos un poco de suerte, nuestra mejor intención se anida, y reverbera, y algo nuevo surge,

y el campo de la creación en colaboración se hace presente, donde antes hay dos ideas, dos emociones, dos personas, pasa a haber un algo nuevo, tal vez ese algo mañana sea un proyecto en comúny empezamos a hacer,

porque el futuro se crea en comunidad, o común unidad, qué bonito, qué necesario, en torno a los temas que nos interesan, y nos dan la vida.

1mon   así lo vimos…

capturo una secuencia de 5 imágenes en el CaixaForum de BCN esta semana, que son explicativas del movimiento en el que estamos, es muy sencillo de entender, muy visual, y responde a la pregunta anterior,

2

3

4

5

¿quiero ser parte ACTIVA del futuro que emerge?

dinero de donación = dinero amoroso = dinero in-condicional

WP_20160810_17_06_49_Proel dinero de intercambio, el dinero de préstamo, y el dinero de donación son los 3 tipos de dinero que existen en el mundo, dinero para obtener bienes de consumo alguno de ellos ligado a la mera supervivencia, para empezar,

dinero para emprender negocios y prosperar en la vida, comprar un coche, una casa, una reforma de un local, para continuar, no está mal poder iniciar una aventura sin tener todo el capital necesario reunido, una forma como otra cualquiera para iniciar,

y dinero para traer al mundo lo nuevo, dinero de donación, una tercera modalidad en la cual yo no corro con toda la iniciativa, ni de tiempo ni de riesgo ni coste del proyecto, una iniciativa en la que decido colaborar,

y pongo excedentes de mi actividad, empresarial o profesional, en el desarrollo de una causa de mi interés, un dinero que tiene una cualidad diferente, si te fijas bien, muy fácil de apreciar,

en el primero obtengo un beneficio directo, yo compro un pan, una botella de aceite, el suministro del gas o del agua, un bien o servicio que yo disfruto, en el segundo pasa un 100% de lo mismo, reformo mi casa o compro un coche nuevo,

en estos dos primeros tipos del dinero conjugo la primera persona del singular, yo – mi  – me conmigo, ombliguismo puro para empezar, es en el tercer tipo de dinero en el que el beneficiario último no soy yo,

sino otras personas que seguramente no voy a conocer nunca, con las que va a trabajar un tercero, una persona, en un proyecto liderado por una asociación, una fundación en la mayor parte de los casos,

por medio de un dinero libre, con un fin en sí mismo, pero no con un fin en mí mismo, tal vez por eso es el primer dinero libre, porque no tiene en mí mismo su destino, sale de mí de forma in-condicional, y no pretende volver a mí,

es como un hijo que se va de casa a emprender su vida propia, lo quiero, lo adoro, pero ya no está atado a mí, tiene que ser libre para experimentar, para desarrollarse, para vivir,

en un ejercicio precioso que yo puedo apreciar desde la distancia, mira que creo que se va a matar, pero si no se mata, y ésa es la magia de la vida, mira lo bien que se lo va a pasar.

yotambienquieroquetequedes   así lo vimos…

ejercemos nuestro libre albedrío cuando ponemos parte de nuestros excedentes económicos para apoyar una causa de nuestro interés y lo ofrecemos sin cortapisas o condiciones,

es, en última instancia, un dinero libre, expresión en el mundo social de un amor in-condicional.


7 emociones es un proyecto que promueve la educación emocional en los coles, en los entornos sociales y corporativos.

En varios de estos ámbitos colaboramos con entidades que no pagan económicamente el valor de las actividades.

Hemos puesto a disposición de la comunidad un MOOC (Massive Open On-line Course), y hemos publicado un libro digital bajo licencia Creative Commons, y realizamos actividades gratuitas cuando no existe presupuesto en la organización cliente,

ya estemos hablando de un cole, una asociación de educadores, un AMPA, …

Iniciamos una iniciativa para hacer compatible la actividad de un grupo de personas voluntarias con una sostenibilidad a corto y medio plazo, e iniciamos una campaña de financiación, explorando una idea,

¿puedo cambiar el mundo con un €uro?,

que si te parece absurda, puedes cambiar por una más normalita,

¿qué puedo conseguir con un €uro?,

¿qué puedo conseguir con el €uro que cambia un hábito, ese que es constante durante 21 días, 21 €uros, 7*3=21?

¿qué puedo conseguir con una suma, 2+1 = 3, o con una suma y una multiplicación, 3*10=30, 1 €uro al día, 30 €uros al mes?

Tal vez pienses que no podemos hacer gran cosa, pero te permitimos que nos dejes pensar diferente, con 1 € al día podemos cambiar el mundo de la educación, sólo tenemos que conseguir que 10 personas piensen igual que tú,

yo pongo mi amor in-condicional a trabajar en favor de la educación emocional,

pongo mi euro a volar.


si quieres leer un post relacionado con los 3 tipos de dinero, 1, 2, 3, dinero otra vez, puedes hacer clic en el link http://wp.me/p3iA9W-24w