celebrando la naturaleza y la vida

en la elección de estar en contacto con la naturaleza yo siempre me haría una pregunta sencilla, ¿en qué sitio me gustaría abrir el ojo de noche para contemplar el cielo estrellado?,

una pregunta que admite otras interpretaciones, ¿dónde me gustaría acostarme al ras?, ¿dónde me gustaría amanecer al nuevo día, independientemente de lo que vaya a hacer?,

y es una de estas preguntas la que me lleva a elegir la playa de los Muertos, sin lugar a dudas mi playa favorita, ya por delante de Aritxatxu, en Bermeo, pueblo natal de mis padres, para pasar esta segunda noche en la playa,

noche a la que sigue el amanecer y la mañanita, en la que voy a decicarme a esta afición casi absurda que cobra un sentido mayor según pasa el tiempo, maravillarme con la belleza de las piedras,

porque es relativamente común maravillarnos de la perfección en personas, animales y plantas, e incluso con piedras preciosas, en esta escalera de la evolución leída en sentido contrario, ser humano, ser animal, ser vegetal, ser inanimado,

pero es mucho menos frecuente maravillarnos de piedras corrientes y molientes, cantos rodados por la acción del golpeteo del mar, ola viene, ola va, y del roce con sus semejantes, otras piedras en relación,

y observo, como ocurre con las personas, que cada piedrita que puebla esta playa inmensa es única, mira qué bonita ésta, mira que bonita aquella, y se me pasan de nuevo las horas, contemplando la naturaleza,

un poco de la animada y otro tanto de la inanimada, porque las piedras también palpitan, aunque su ritmo es ligeramente más lento que el nuestro, que vive aquí y allá, a nuestro alrededor.

   así lo vimos…

a la hora de salir, dudo, ya que no sé si quedarme en esta playa la mañana entera, que ofrece una de las sombras más generosas del planeta, a lo largo de todo el día, o acercarme a Carboneras a saludarle a Miguel, en la taberna andalusí,

y en eso estoy, que si me quedo o si voy, y, tras hacer el amago de quedarme en la playa larga, tomo camino hacia Carboneras, donde una segunda pinza azul me espera en el camino, ligeramente más pequeña y más clara que la anterior,

en este mes tan curioso, en el que sigo celebrando la vida, sí, estoy vivo, de la misma forma que podría no estar ya en este plano, y aquí le ando, celebrando la abundancia de la vida e indagando, no podría ser otro, el color azul.

puestas como estamos en el juego de las preguntitas, en este mes en el que indagamos el azul,

tú, ¿qué prefieres, mar o montaña?,

¿en cuál de los dos espacios te animas a pasar una noche a la intemperie y observar la luz difusa de infinito a tu alrededor?, ¿en cuál de los dos espacios eliges celebrar la luz focal del sol de un nuevo amanecer?
,
en esta sociedad que busca respuestas inmediatas y resultados más rápidos aún, te animamos a sostener la preguntas, mientras dejamos que la cosa se manifieste, y lo que está siendo sea.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

cada mañana y cada noche, no te olvides de sonreír

Cada mañana cuando el corazón se despierta hay que hacer cuidadosamente la limpieza. Hay que dedicarle un tiempo a sonreír.

Antoine de Saint-Exupery.

   así lo vimos…

el día pasa, y esta imagen que preparo para acompañar estas líneas por la mañana la voy a utilizar un poco más tarde en una presentación que tiene relación con un proceso en desarrollo y que comparto con Joseba, “entornos de confianza”,

y vuelvo a sonreír,

y me observo a última hora de la noche respondiendo un correo a Jesús, compañero de Sol España, en unas líneas en las que me suelto la melena, en las que mi ser está presente, mi alma está desatada, me estoy dejando ser otra vez,

y vuelvo a sonreír,

y siento que el día de hoy he hecho limpieza, bien pronto de mañana, para empezar, en el desayuno, a la hora de comer, a la tarde, a la noche, antes de acostarme, qué día más bonito,

hoy la sonrisa ha estado presente en mi vida.

y te copio estas líneas en las que mi alma sonríe, para compartir 3 abrazos, otra forma de expresión de ese contento del alma

Jesús,

sin oponerme a lo anterior, 

antes al contrario,

aprovecho para compartir con todas vosotras un algo que para mí está tomando cuerpo de forma creciente.

En esa sociedad líquida, tan cambiante, tan incierta, hay cosas que permanecen y van a permanecer por los siglos de los siglos.

Son temas fundamentales, inherentes al ser humano y a las relaciones.

Uno de esos temas es la confianza.

Yo he experimentado, no es teoría, relaciones que se basan en la confianza y qué pasa cuando la confianza se quiebra,

y pongo quiebra premeditadamente, no se pierde, como pasa con las llaves o la cartera,

la confianza muchas veces se quiebra, como con la fractura de un hueso.

Y todo el mundo nuevo, aspiracional, llámale teoría U, con sus 3 aperturas y el manejo de la incertidumbre, reinventar las organizaciones y el mundo teal, con sus 3 principios, se basa en la capacidad que tenemos los seres humanos en establecer relaciones de confianza.

Confiar y ser confiables.

Si queréis participar este proceso que inicia, entornos de confianza,

y que va a tener un pistoletazo de salida el 4 de setiembre, miércoles, en Madrid, en MediaLab Prado, estáis invitadas.

Mientras tanto, os deseo un veranito líquido, calentorro o fresquito, que cada quién elija,

mirando a los ojos o a otros sitios, que para eso está el verano.

un abrazote sólido, otro líquido, otro etéreo,

creo que son 3 abrazos,

casi pierdo la cuenta,

Mikel

la sonrisa tiene relación con la energía de nuestro corazón, con la apertura a nuestro niño natural, a su curiosidad y otras tanta características que le son propias, ojalá hoy también podamos practicar esta apertura de corazón.

y tú, ¿tienes algo de qué sonreír?

¿te permites jugar hoy?


desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

 

 

la simplicidad voluntaria

Silvia abre mi viernes por la manaña con un post titulado “el estado del alma determina la salud” , en el que Marta entrevista a Ghislaine Lanctot, la autora de La mafia médica, un libro que versa sobre el negocio de la enfermedad,

y recorro la entrevista entresacando afirmaciones con las que estoy de acuerdo, la principal es que la enfermedad física se produce cuando nuestra alma no encuentra satisfacción en nuestras vidas,

cuando hay desconexión en nuestro pensar – sentir – vivir,

y sigo con el artículo, largo, hasta el final, donde la autora, hablando sobre el dilema que existe entre el mundo del tener y el del desarrollo del Ser nos habla de la simplicidad voluntaria,

creo que se entiende, ese proceso en el que elegimos vivir en una casa más modesta (más barata), con nuestros hijos asistiendo al colegio público en vez de a ese colegio tan in (más barato), y adecuamos nuestros hábitos y otros elementos de nuestra vida,

el coche, la ropa, la comida,

en un ejercicio de simplicidad voluntaria, nosotras mismas hacemos la elección, no es la vida la que nos obliga, no puedo estar más de acuerdo con los comentarios de Ghislaine,

un movimiento personal que me ayuda a vivir de forma congruente, y me pregunto si existe esa simplicidad en mi vida, creo que sí, y hasta qué punto esa simplicidad es obligada o es elegida.

   así lo vimos…

y reviso ese evento al que me he apuntado para este sábado, 22 de abril, ala, si es hoy, Día de la Tierra, más de 100 personas de organizaciones y movimientos sociales de todo el Estado con sensibilidades distintas NOS UNIMOS POR UN FUTURO EN COMÚN QUE RESPETE AL PLANETA Y SUS HABITANTES en el Espacio Intermediae de Matadero Madrid, para seguir avanzando en un proceso colectivo de lucha conjunta que aborde problemas comunes como la pobreza, la desigualdad y la insostenibilidad medioambiental.

y me pregunto si en este foro en el que me disgusta un poco el giro del título, II encuentro inter-sectorial, Pobreza – Des=igualdad, Insostenibilidad, y la palabra “lucha”, me estoy volviendo muy tonto con los palabros,

me pregunto por qué no lo giramos en positivo,

recursos compartidos, igualdad, sostenibilidad,

de la misma forma que me pregunto si vamos a hablar un poquito de esa simplicidad voluntaria desde el nosotras, y cómo se puede extender esa conciencia en el mundo, o nos vamos a centrar en la denuncia del ellos.

des-apego y simplicidad voluntaria,

el movimiento del alma y el movimiento del cuerpo, el desarrollo del Ser y las necesidades del tener,

buenos temas para seguir tejiendo nuevas realidades.

la lucha es un movimiento que se genera desde la ira, esa emoción que promueve el re-establecimiento de la justicia, y está en el nivel energético que está, cerca de la tristeza y el miedo, en el mundo de las necesidades y del tener,

tal vez es lo que toca, no sé,

mientras que la alegría es la emoción que nos permite traer juntas lo nuevo, desde las energías de la comprensión y el orgullo del Yo soy, que toma fuerza en comunidades con diagnósticos y propósitos compartidos.