sé el cambio que quieres ver en el mundo (indicadores Gandhi)

en este ejercicio de promover el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, me encuentro con la figura de Gandhi, una de esas personas que pueden ser consideradas modelo de un mundo diferente,

y un enfoque que trata de evaluar el comportamiento ético de una organización a partir de los comportamientos de sus líderes, una autoevaluación para empezar, que puede convertirse en una evaluación cruzada,

en esta página de People + Profit, a la que llego navegando desde un comentario de Edita Olaizola en internet, una página que presenta una evaluación que va a transcurrir en 3 ejes,

Justicia, Sinceridad, Generosidad,

en donde la Justicia tiene los siguientes apartados, 3,

  1. J1 ha de tener claros sus propios valores
  2. J2 se preocupa, en la medida de sus posibilidades, de que las personas que trabajan en la organización sean felices
  3. J3 hace todo lo que está en su mano para ser equitativo

la Sinceridad otros tantos, 3,

  1. S1 acostumbra a establecer relaciones transparentes
  2. S2 se preocupa por el bienestar psicológico de su equipo
  3. S3 es un persona comprometida

y la generosidad otros 3,

  1. G1 ha de tener desarrollada la capacidad de escuchar
  2. G2 se caracteriza por respetar a los demás
  3. G3 tiene capacidad de inspirar

no es extraño que me guste este esquema, 3 ejes con 3 elementos cada uno, 9 elementos, el número del respeto, ese número que sumado a cualquier otro no cambia la esencia del mismo.

   así lo vimos…

sigo leyendo el sistema de evaluación y me extrañan las 4 preguntas asociadas con el ítem G1, que tratan de la comunicación y yo asocio más con la sinceridad, y me pregunto cómo se vería este esquema con unos pocos cambios,

vamos a ver qué pasa si Justicia pasa a tener los siguientes apartados, 3,

  1. J1 ha de tener claros sus propios valores
  2. J3 hace todo lo que está en su mano para ser equitativo
  3. G3 tiene capacidad de inspirar

la Sinceridad otros tantos, 3,

  1. G1 ha de tener desarrollada la capacidad de escuchar
  2. G2 se caracteriza por respetar a los demás
  3. S1 acostumbra a establecer relaciones transparentes

y la generosidad otros 3,

  1. S3 es un persona comprometida
  2. S2 se preocupa por el bienestar psicológico de su equipo
  3. J2 se preocupa, en la medida de sus posibilidades, de que las personas que trabajan en la organización sean felices

pequeños cambios que hacen que la generosidad, G, se componga de dos eses (S) y una jota (J), qué curioso


y no me dejo de sorprender por los ejercicios que hacemos los seres humanos de hacer cajitas, con este criterio, con este otro, como en el juego de las cartas, barajar y repartir, volver a barajar para volver a repartir,

y seguimos jugando, en este ejercicio de desarrollo positivo de las personas, de los grupos, de las organizaciones, de arriba hacia abajo y de de abajo hacia arriba, de fuera hacia adentro, y de dentro hacia afuera,

con la esperanza de que nuestras acciones y comportamientos sean el reflejo de la mejor posibilidad de futuro, que toma cuerpo en el día a día con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

Anuncios

la paz es el camino

retomo esta presentación del jueves a la que me invita Lilian, al final, un año y pico más tarde voy a conocer a Juan Gutiérrez, esta persona que tanto ha trabajado por la paz en el País Vasco, que va a compartir mesa con Moisés,

miembro de un movimiento, no violencia 2018, que promueve, desde diferentes ámbitos, por medio de una campaña, hacernos conscientes de los procesos de mal trato y violencia a los que nos enfrentamos en nuestro día a día,

y entro a curiosear en la web de este primer evento en ciernes, del 23 al 25 de mayo, que pone en el centro la figura de Martin Luther King, y la no violencia frente a la violencia estructural,

un evento al que me gustaría asistir, pero estoy de viaje, en proceso de solucionar, al menos dar un paso adelante, con un tema TRANSgeneracional, que es otra forma de generar paz en nuestras familias, a veces hay que hacer frente a la violencia del árbol,

quién sabe si pueda mover un día el viaje,

y como bien decía al principio, retomo esta presentación del jueves, en la que conozco de golpe a Juan y a Moisés, con los que voy a contactar, se me ocurre que los dos pueden ser parte de las conversaciones y grupos de “el futuro emerge”,

un movimiento, que al igual que “no violencia 2018” no tiene estructura ni forma jurídica alguna, un movimiento al que se juntarán afines, que quieran indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas,

no es de extrañar que nos caiga tan bien esta presentación en la que algo vamos a aprender de perdón y de la gestión del resentimiento, tan necesaria en procesos de re-conciliación,

un regalo, Lilian, poder asistir, y ponerle por fin voz y cara a Juan, este joven de 80 años que trabaja en el País Vasco para que un proceso tan complejo como el del terrorismo de ETA se encuentre hoy en otro estadio,

en un camino de paz, porque la paz no es el objetivo, porque la paz, aquí me quedo prendado del título de la jornada, es el camino.

   así lo vimos…

miro la agenda de los eventos por venir de “no violencia 2018” y apunto las siguientes fechas, 26 de Mayor, el cumple de mi hermana Susana, Mujer y no violencia, una cita imprescindible para Paula, hija de Silvia,

22 y 23 de setiembre, perdón y re-conciliación desde la no violencia, y para terminar, 2-3 de noviembre, una semana antes de “el futuro emerge”, juventud y no violencia y educadores por la noviolencia,

tal vez consigo que se mueva una semana esa convocatoria hablando con Moisés, y que donde pone 2 y 3 ponga, 9 y 10, y que este movimiento confluya en ese fin de semana con “el futuro emerge” en Madrid,

no estaría mal, por lo menos yo lo voy a intentar.

observo la imagen con la que visten esta publicación, con 20 experiencias que cambian el mundo y me llama la atención la imagen escogida, con el dedo acusador de Martin Luther King,

una imagen llena de fuerza, sí, pero que tiene mucho más de padre crítico que de madre protectora, esa energía del amor incondicional que cambia el mundo, y que encarna de forma general mucho mejor la mujer que el hombre,

no deja de extrañarme que de las 20 experiencias sólo 2 estén lideradas por mujeres, definitivamente algo tenemos que cambiar … también aquí.

y pienso cómo distribuir esta entrada a dos líneas de amigas, y surge este título,

resultados y procesos (los fines y el camino),

y este texto,

vivimos en una sociedad enferma de fines y objetivos, y huérfana, en gran medida, de procesos y caminos, hay que ver qué frase más apocalíptica para empezar la semana,

tal vez por eso me animo al pensar en contactar con estas dos iniciativas, la de Juan y  “noviolencia 2018”, 2 iniciativas relacionadas con la paz y con la re-conciliación, 2 iniciativas que ponen en el centro los fundamentos del buen trato y del camino.

y recontacto con la triple vía de sanación que tiene todo ser humano, ya sea hombre o mujer, a partir del desarrollo de 3 conjuntos de características, que también yo, en mi plan de no violencia 2018, puedo integrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.