sembrando semillas de armonía a nuestro alrededor

el desayuno nos encuentra revisando mensajes de wsp e imágenes de facebook, entre las que entresacamos una curiosa imagen para un taller de jardineras de entornos de confianza, y un texto sobre el Coronavirus, y esta extraña situación que nos toca vivir,

vista desde el BUDISMO

Discípulo: Maestro, me cuesta tanto comprender que el Padre nos haya mandado un virus tan agresivo. ¿Cuál es el propósito?

Maestro: El Padre no lo m anda. Lo permite, que es diferente.La pandemia la generó el hombre a través de la violación constante de las leyes universales.

Discípulo: Pero algo tan malo va a generar mucha destrucción.

Maestro: El coronavirus no es malo. Tampoco es bueno. Es necesario, que es diferente. No existe nada malo para el universo. Si el coronavirus está presente es porque está permitido por la Divinidad, o no podría existir.

La idea del bien y del mal se genera en tu mente que juzga desde su archivo de ignorancia un suceso que en sí es neutro.

Discípulo: Pero son tantas las personas que se están contagiando en el mundo, o se van a quedar sin tener ni qué comer. Tantos niños, ancianos, hombres y mujeres. Es muy injusto.

Maestro: Lo injusto no existe dentro del amor universal. Eso existe sólo en tu mente que no comprende el propósito que hay en lo profundo.

Lo que sí existe es lo justo, lo preciso, lo exacto, lo correspondiente. Existe un proceso evolutivo necesario que consiste en una toma constante de información. Un ir aprendiendo a través de enfrentar las dificultades que la vida nos presenta, para que en medio del caos y del sufrimiento que se genera, descubramos el principio de amor que se encuentra en la vida misma. Y éste principio de amor es el que nos irá liberando de las limitaciones humanas, y nos hará correspondientes con experiencias de mucha más satisfacción y armonía.

Tienes que comprender que a nadie le sucede una experiencia que no le corresponda. Y si le corresponde la vivirá, aun cuando luche o se resista.El coronavirus no es malo. Es muy bueno, ya que de él están aprendiendo muchísimas personas. Se está elevando el nivel de conciencia del planeta, al vernos en la necesidad de desarrollar grandes herramientas de amor como son la aceptación, la valoración y la adaptación. La paciencia, la tolerancia, y el respeto.

Podrá ser una prueba difícil, pero mala no es. Tú estás creciendo gracias a ella. Si dejas de ver al coronavirus desde tus miedos, y lo empiezas a verlo desde tu comprensión, podrás reconocer el valor que hay en él. Así podrás pasar esta prueba que la vida te está presentando.

La decisión está en ti, y para eso la vida te dio un Libre Albedrío.

Se te concedió la facultad de tomar decisiones, y estas serán respetadas por el universo completo. Puedes darle la opción al miedo, al orgullo y al ego. O puedes dársela al amor. La decisión es tuya. ¡Está en ti! ¿Qué decisión estás tomando? ¿Optaste por el miedo, o por el amor?

La decisión es tuya, pero tendrá un resultado, que también es tuyo, y tendrás que asumir. Si te decidiste por el miedo, generarás destrucción en tu paz, en tu energía vital, en tus relaciones y en tu salud. Si te decidiste por el amor pasarás la prueba que la vida te está presentando, y ya no necesitarás volver a sufrir más.

Dale la opción al amor. El camino siempre es el amor.

Discípulo: ¿Y qué es darle la opción al amor?

Maestro: Conviértete en un ser imperturbable. Invulnerable. Trabaja en ti para que tu paz y tu felicidad no dependan de lo externo.

Deja de ver problemas, y empieza a ver oportunidades que puedes aprovechar para hacer un crecimiento interior.

Desarrolla la aceptación. “Todo lo que sucede es perfecto, y si existe y sucede es porque tiene un propósito”. “Padre, que se haga tu voluntad.y no la mía”. “Muéstrame cómo te puedo servir mejor”.

Aprende a fluir y a adaptarte. Actúa con sabiduría en lugar de reaccionar desde el miedo.

Vigila tu pensamiento para que sólo vibre en la frecuencia del amor. Esto te llevará a tener claridad en la mente.

No compartas tus miedos con los demás. Comparte solamente tu entusiasmo, y tu alegría.

Vigila tu verbo.

Que tu palabra genere armonía, y haga sentir confiados y seguros a los demás. Las dificultades no se solucionan luchando contra ellas. Hazte amigo del coronavirus. No lo veas como algo malo, sino como algo necesario.

Y háblale: “Tú qué me estás enseñando”. “Eres valioso para mí y estoy dispuesto a aprender lo que me puedas enseñar”.

“En cuanto aprenda te puedes ir porque ya no te necesitaré”.

Aprovecha la oportunidad que en éste momento la vida te está presentando, para hacer un trabajo interior.

   así lo vimos…

y me quedo pensando, qué bonita imagen mental la de la semilla, no está muerta, sólo está enterrada, en el lenguaje de la agricultura está sembrada, qué interesante cuando promovemos armonía en nuestro pequeño entorno vital.

«Donde quiera que os encontréis y cualesquiera que sean vuestras actividades, debéis tener la preocupación esencial de crear la armonía. Porque la armonía es la base de la creación. La armonía, entre todos los elementos y entre todas las criaturas, es la que asegura la cohesión del universo. Mientras no hayáis comprendido la importancia de la armonía, continuaréis creando disonancias, desórdenes, y entonces, aunque creáis construir algo útil y duradero, no haréis más que destruir.

Diréis: «Pero yo tengo tal facultad, soy competente en aquello…» No basta con que seáis competentes, no bastaría ni siquiera que fuerais geniales: debéis hacer de manera que vuestra actividad esté en armonía con las fuerzas de la naturaleza, con los espíritus luminosos del mundo invisible, y también con los seres humanos.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86). Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

y tú, sembrada como estás, ¿qué promueves a tu alrededor?

si existe el árbol es porque un día hubo una raíz, si existe la raíz un día hubo una semilla, y no está de más honrar esa humilde semilla, símbolo de la magia de la vida y la TRANSformación.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional cc inspirado en el arco iris, en la teoría del color de Goethe, en la teoría U de Otto Scharmer, un modelo que compartimos desde este enlace,

y que explicamos de la mano del campo de la atención y del mal trato, mal trato del que podemos hacernos conscientes, para TRANSformarlo progresivamente, lo que hoy es mal trato mañana puede ser bien distinto, claro que sí.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad– empatía– coraje,

3 palabras que sintetizan 3 aperturas, apertura de mente, de corazón y de voluntad, 3 palabras que resumen 3 grupos de características, relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo personal, de los grupos y de la organización, ya que

  1. la curiosidad es la llave de la creatividad grupal en organizaciones innovadoras,
  2. la compasión es puerta de los grupos saludables y de organizaciones sanas,
  3. el coraje es la llave de la responsabilidad en organizaciones excelentes.
porque un día imaginamos ecosistemas en los que el ser humano puede florecer, desde su desarrollo profesional, ya sea en el ámbito social, en el cole o en el corporativo, hoy compartimos entornos de confianza.

te deseamos amor y orgullo sano para el desarrollo de entornos de confianza,  y te mandamos 3 abrazos, plenos de curiosidad, compasión y coraje, que el camino nos encuentre cuidándonos, jugando y riendo, aprehendiendo y caminando,

feliz 2021 y buen camino.

cuando un no tiene el mismo valor que un sí (comunicación no violenta, empática, compasiva)

asisto a la última jornada del grupo QaTeal en MediaLab Prado, que tiene como base la comunicación no violenta, una comunicación que a alguna de las personas presentes le parece que no tiene el mejor título posible,

y que genera distancia con los potenciales clientes, ¿qué pasa, es que mi comunicación es violenta?, ¿acaso quieres indicar que me comunico de forma agresiva?,

es por ello que surgen propuestas para re-enmarcar esta propuesta de Rosenberg, reformulándola como comunicación empática, o compasiva, una comunicación en la que partimos de los hechos, de lo percibido, no de nuestros juicios,

para pasar a los pensamientos que nos genera, yo pienso, a nuestros sentimientos, yo siento, a la expresión inequívoca de nuestra necesidad, porque yo necesito, a una petición explícita y clar, yo te pido que,

en un ejercicio de comunicación que nos aleja de la manipulación, del juicio, del nivel mental, para acercarnos a nuestros sentimientos y nuestras emociones, a nuestras necesidades más profundas,

en un proceso en el que, una vez nos hemos expresado, un no tiene el mismo valor que un sí, qué curioso, no sé por qué esta frase me deja pensando, creo que ahí radica el fundamento último de la comunicación no violenta,

yo cambio, yo me expreso, desde los hechos, eliminando las generalizaciones, la exageración, el victimismo y el juicio, para conectar progresivamente, desde los hechos, con mis emociones, con mi ser y sus necesidades,

en un trayecto que va desde lo externo, hechos, a mi mundo interior, emociones, curioso trayecto, déjame que me repita, y en el que me muestro, para que tu hagas lo que tengas que hacer, de forma libre, con conocimiento de causa,

y optes por lo que tengas que optar, que está bien, manteniendo tu comportamiento o cambiándolo, lo que decidas es perfecto, cualquiera de las dos opciones es buena, un no tiene el mismo valor que un sí,

porque de la misma forma que yo me entiendo, me muestro y me acepto, soy capaz de entenderte en la forma que te muestras, y te acepto, porque aceptar, qué bonita palabra, es un equivalente de ese verbo que todo lo sana, que todo lo disuelve,

porque cuando te acepto te respeto y te amo,

sí, porque aceptar lo que está siendo es una forma de amar, casi, casi, de forma incondicional.

 así lo vimos…

de la presentación que Pedro nos comparte en la carpeta del grupo, entresaco dos o tres perlas que me hacen pensar, y que interpreto como recursos, tal vez alguno te es de utilidad.

entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que quieres entender, lo que entiendes, existen 9 posibilidades de no entenderse.

¿qué prefieres, tener razón o ser feliz?, las dos cosas a la vez no son posibles.

Marshall Rosenberg

quiero que me mires sin juzgarme,

quiero que opines sin aconsejarme,

quiero que confíes en mí sin exigirme,

quiero que me ayudes sin intentar decidir por mí,

quiero que me cuides sin anularme,

quiero que me mires sin proyectar tus cosas en mí,

quiero que me abraces sin asfixiarme,

quiero que me animes sin empujarme,

quiero que me sostengas sin hacerte cargo de mí,

quiero que me protejas sin mentiras,

quiero que te acerques sin invadirme,

quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas,

quiero que sepas… que hoy puedes contar conmigo … sin condiciones.

Jorge Bucay

 

y queda claro, meridianamente claro, por qué esta comunicación la relacionamos con la comunicación empática, con la comunicación compasiva, tan cerca del arquetipo de nuestra madre natural, nuestra madre nutricia,

donde ese gesto de respeto y aceptación total crece, acercándose al ideal del amor, esa energía que es incondicional o no es, sí, acercándose al ideal del amor incondicional.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

aquí matan a las mujeres y no pasa nada

me hago eco de este artículo de opinión de María de la Luz Estrada, publicado en México en abril del año pasado, después de ver un capítulo de la serie británica Downton Abbey, en la que un mayordomo viola a Anna, chica de servicio,

después de ver un video en internet, un corto de una película brasileña, irreversible, en la que el director nos planta una violación en las narices, sin un corte, sin edulcorar, una película que está incluida en una colección rara,

las 10 escenas más perturbadoras del cine,

y me pregunto cómo sería este mundo con menos andrógenos, pero sobre todo con menos testosterona, un mundo diferente sin lugar a dudas, en el que el hombre y la mujer somos profundamente diferentes, desde el respeto a la diferencia,

profundamente iguales, en el desarrollo de la conciencia y la comunidad, como seres humanos que se re-conocen, y en este proceso de re-conocimiento, yo me valoro y me acepto, con mi singularidad y mis características únicas,

con la ayuda del orgullo sano, el orgullo humilde,

yo soy capaz de valorarte a ti, con las tuyas, tan bonitas, tan diferentes, y en ese ejercicio de comprensión yo paso a ser un poco tú, mujer, hombre, animal, planta, piedra, y entiendo un poco mejor el mundo y el ecosistema del que formamos parte,

para volver a hacer juntas, desde el orgullo, y la confianza renovada, en mí misma y en el alter / otro, desde la comprensión de este juego en el que formamos parte, este baile a dos, a tres, no sé dónde he leído recientemente que hacen falta 3 para formar grupo,

que nos lleva del yo soy sano a una nueva comunidad, y siento profundamente necesario este proceso en el que la conciencia de las personas y los grupos se desarrolla, con nuestra colaboración necesaria.

   así lo vimos…

leo aquí matan a las mujeres y no pasa nada, un artículo escrito por María de la Luz Estrada, Coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), y re-contacto con reflexiones que pueblan este camino compartido,

un camino en el que el perseguidor y la víctima están presentes, y en el que esta cultura patriarcal tan duran lo impregna todo, y revisito algún post relacionado con esta reflexión de fondo,

descendientes de tribus guerreras, con Claudio Naranjo, o como vivimos compitiendo siempre estamos negando a los demás, con Maturana, y me hago consciente de estas 3 escuchas y 3 procesos que promovemos en nuestras vidas y en el trabajo,

convertido en desarrollo personal y profesional,

(1) del mal trato al buen trato, (2) de la no escucha a las conversaciones empáticas y generativas, (3) de una vida dominada por el miedo a la responsabilidad sobre nuestras emociones y el desarrollo del liderazgo colaborativo.

tienes más información de estos 3 procesos en escuchar es amar

y copio esta meditación que me llega desde fundación Ananta, gracias, Joaquín.

¿Por qué los humanos no procuran comportarse de manera que mutuamente se aporten la paz, la confianza y la alegría?… Cuando andamos por la calle, cuando entramos en las tiendas, en el metro o en las estaciones, no vemos más que caras apagadas, cerradas, inexpresivas. ¿Acaso es normal manifestar tan poca alegría cuando nos encontramos con otras personas y ofrecerse mutuamente un espectáculo tan prosaico? ¿Por qué no nos mostramos más cálidos, más expresivos, más vitales? Esto es la verdadera poesía.

El verdadero poeta no es aquel que escribe unos versos, sino aquel que crea poesía en su propia vida cuando se esfuerza en introducir en ella la pureza, el amor y la luz. Efectivamente, es en su vida en donde busca ser inspirado, y cuando lo ha conseguido, transmite a su vez la inspiración a los demás, aportándoles esta pureza, este amor y esta luz.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov (1900-86), Pensamientos cotidianos, Editorial Prosveta.

desde organizaciones con espíritu y corazón estamos comprometidas en el desarrollo del 3ple camino de las personas, los grupos y las organizaciones, con 3 conjuntos de capacidades que quedan representadas por 3 palabras,

curiosidad – empatía – coraje,

3 características que están relacionadas con 3 ámbitos de desarrollo organizacional, ya que

  1. la curiosidad es la llave de las organizaciones innovadoras,
  2. la empatía es la llave de las organizaciones saludables,
  3. el coraje es la llave de las organizaciones excelentes.
7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

sé el cambio que quieres ver en el mundo (indicadores Gandhi)

en este ejercicio de promover el desarrollo positivo de personas, grupos y organizaciones, me encuentro con la figura de Gandhi, una de esas personas que pueden ser consideradas modelo de un mundo diferente,

y un enfoque que trata de evaluar el comportamiento ético de una organización a partir de los comportamientos de sus líderes, una autoevaluación para empezar, que puede convertirse en una evaluación cruzada,

en esta página de People + Profit, a la que llego navegando desde un comentario de Edita Olaizola en internet, una página que presenta una evaluación que va a transcurrir en 3 ejes,

Justicia, Sinceridad, Generosidad,

en donde la Justicia tiene los siguientes apartados, 3,

  1. J1 ha de tener claros sus propios valores
  2. J2 se preocupa, en la medida de sus posibilidades, de que las personas que trabajan en la organización sean felices
  3. J3 hace todo lo que está en su mano para ser equitativo

la Sinceridad otros tantos, 3,

  1. S1 acostumbra a establecer relaciones transparentes
  2. S2 se preocupa por el bienestar psicológico de su equipo
  3. S3 es un persona comprometida

y la generosidad otros 3,

  1. G1 ha de tener desarrollada la capacidad de escuchar
  2. G2 se caracteriza por respetar a los demás
  3. G3 tiene capacidad de inspirar

no es extraño que me guste este esquema, 3 ejes con 3 elementos cada uno, 9 elementos, el número del respeto, ese número que sumado a cualquier otro no cambia la esencia del mismo.

   así lo vimos…

sigo leyendo el sistema de evaluación y me extrañan las 4 preguntas asociadas con el ítem G1, que tratan de la comunicación y yo asocio más con la sinceridad, y me pregunto cómo se vería este esquema con unos pocos cambios,

vamos a ver qué pasa si Justicia pasa a tener los siguientes apartados, 3,

  1. J1 ha de tener claros sus propios valores
  2. J3 hace todo lo que está en su mano para ser equitativo
  3. G3 tiene capacidad de inspirar

la Sinceridad otros tantos, 3,

  1. G1 ha de tener desarrollada la capacidad de escuchar
  2. G2 se caracteriza por respetar a los demás
  3. S1 acostumbra a establecer relaciones transparentes

y la generosidad otros 3,

  1. S3 es un persona comprometida
  2. S2 se preocupa por el bienestar psicológico de su equipo
  3. J2 se preocupa, en la medida de sus posibilidades, de que las personas que trabajan en la organización sean felices

pequeños cambios que hacen que la generosidad, G, se componga de dos eses (S) y una jota (J), qué curioso


y no me dejo de sorprender por los ejercicios que hacemos los seres humanos de hacer cajitas, con este criterio, con este otro, como en el juego de las cartas, barajar y repartir, volver a barajar para volver a repartir,

y seguimos jugando, en este ejercicio de desarrollo positivo de las personas, de los grupos, de las organizaciones, de arriba hacia abajo y de de abajo hacia arriba, de fuera hacia adentro, y de dentro hacia afuera,

con la esperanza de que nuestras acciones y comportamientos sean el reflejo de la mejor posibilidad de futuro, que toma cuerpo en el día a día con nuestra colaboración necesaria.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado en la teoría U de Otto Scharmer y en la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.

 

la paz es el camino

retomo esta presentación del jueves a la que me invita Lilian, al final, un año y pico más tarde voy a conocer a Juan Gutiérrez, esta persona que tanto ha trabajado por la paz en el País Vasco, que va a compartir mesa con Moisés,

miembro de un movimiento, no violencia 2018, que promueve, desde diferentes ámbitos, por medio de una campaña, hacernos conscientes de los procesos de mal trato y violencia a los que nos enfrentamos en nuestro día a día,

y entro a curiosear en la web de este primer evento en ciernes, del 23 al 25 de mayo, que pone en el centro la figura de Martin Luther King, y la no violencia frente a la violencia estructural,

un evento al que me gustaría asistir, pero estoy de viaje, en proceso de solucionar, al menos dar un paso adelante, con un tema TRANSgeneracional, que es otra forma de generar paz en nuestras familias, a veces hay que hacer frente a la violencia del árbol,

quién sabe si pueda mover un día el viaje,

y como bien decía al principio, retomo esta presentación del jueves, en la que conozco de golpe a Juan y a Moisés, con los que voy a contactar, se me ocurre que los dos pueden ser parte de las conversaciones y grupos de «el futuro emerge»,

un movimiento, que al igual que «no violencia 2018» no tiene estructura ni forma jurídica alguna, un movimiento al que se juntarán afines, que quieran indagar en la sostenibilidad de las relaciones humanas,

no es de extrañar que nos caiga tan bien esta presentación en la que algo vamos a aprender de perdón y de la gestión del resentimiento, tan necesaria en procesos de re-conciliación,

un regalo, Lilian, poder asistir, y ponerle por fin voz y cara a Juan, este joven de 80 años que trabaja en el País Vasco para que un proceso tan complejo como el del terrorismo de ETA se encuentre hoy en otro estadio,

en un camino de paz, porque la paz no es el objetivo, porque la paz, aquí me quedo prendado del título de la jornada, es el camino.

   así lo vimos…

miro la agenda de los eventos por venir de «no violencia 2018» y apunto las siguientes fechas, 26 de Mayor, el cumple de mi hermana Susana, Mujer y no violencia, una cita imprescindible para Paula, hija de Silvia,

22 y 23 de setiembre, perdón y re-conciliación desde la no violencia, y para terminar, 2-3 de noviembre, una semana antes de «el futuro emerge», juventud y no violencia y educadores por la noviolencia,

tal vez consigo que se mueva una semana esa convocatoria hablando con Moisés, y que donde pone 2 y 3 ponga, 9 y 10, y que este movimiento confluya en ese fin de semana con «el futuro emerge» en Madrid,

no estaría mal, por lo menos yo lo voy a intentar.

observo la imagen con la que visten esta publicación, con 20 experiencias que cambian el mundo y me llama la atención la imagen escogida, con el dedo acusador de Martin Luther King,

una imagen llena de fuerza, sí, pero que tiene mucho más de padre crítico que de madre protectora, esa energía del amor incondicional que cambia el mundo, y que encarna de forma general mucho mejor la mujer que el hombre,

no deja de extrañarme que de las 20 experiencias sólo 2 estén lideradas por mujeres, definitivamente algo tenemos que cambiar … también aquí.

y pienso cómo distribuir esta entrada a dos líneas de amigas, y surge este título,

resultados y procesos (los fines y el camino),

y este texto,

vivimos en una sociedad enferma de fines y objetivos, y huérfana, en gran medida, de procesos y caminos, hay que ver qué frase más apocalíptica para empezar la semana,

tal vez por eso me animo al pensar en contactar con estas dos iniciativas, la de Juan y  «noviolencia 2018», 2 iniciativas relacionadas con la paz y con la re-conciliación, 2 iniciativas que ponen en el centro los fundamentos del buen trato y del camino.

y recontacto con la triple vía de sanación que tiene todo ser humano, ya sea hombre o mujer, a partir del desarrollo de 3 conjuntos de características, que también yo, en mi plan de no violencia 2018, puedo integrar.

7 emociones es un modelo de responsabilidad emocional creative commons inspirado por la teoría U de Otto Scharmer y la teoría del color de Goethe que compartimos desde este enlace.