todas las personas felices tienen esto en común

carita-feliz-png-3leo un artículo en el País titulado “todas las personas infelices tienen esto en común”, y pienso que si estas claves operan de forma sistemática en la in-felicidad, sus contrarias bien podrían afectar a un estado de felicidad, o contento,

y me pongo a ello, en un resumen que podría ser así,

  1. Todas las personas con una sensación estable de contento tienen un sentimiento interno de capacidad, y aceptan la buena suerte externa, en forma de casualidades, y sienten un universo aquí fuera que conspira a su favor.
  2. Han desarrollado capacidades metacogntivas, y más allá de un enfoque cerebral que les permite pensar las cosas, tienen capacidad de verse como parte integrante del teatro que es la vida, se ven pensando, sintiendo y actuando.
  3. El agradecimiento es el centro de su vida, se sienten personas favorecidas, y agradecen, muchas veces de antemano, lo que son, lo que tienen, y las vivencias que les permiten experimentar su Ser desde la experiencia.
  4. Tienen capacidad de observar sus propias virtudes y capacidades, por lo que también observan y perciben las capacidades de todas las personas que les rodean, y son ejemplo de un enfoque apreciativo en su vida.
  5. La generosidad es la base de su comportamento y hábitos, una generosidad que les permite verse y ver a todas las personas que integran los ecosistemas de los que forman parte.
  6. Su pensamiento es fino y atinado, observan, observan, observan, y construyen modelos que les sirven para entender el mundo, independientemente de los modelos externos imperantes, que no aceptan sin reflexión y contraste.

y pienso en lo fácil que parece ser feliz, o mantener esa base de contento en nuestra vida, a la espera de que haya un estudio próximo de tal o cual centro de investigación que lo pruebe, mientras practicamos hoy, ahora, aquí también.

caritafeliz3mon  así lo vimos…

Reviso el texto de las 6 actitudes o comportamientos de vida que nos permiten contactar con esa sensación interno de contento, y las correlaciono con el contenido de nuestras 7 emociones,

todo parece indicar que vamos por buen camino, a falta de estudios sesudos que lo confirmen.

Anuncios

desde Calais con amor (Eroles project)

recibimos un correo de Maria, compañera del U-lab, que está estos días de voluntaria en un campo de refugiados en Calais, con unas líneas que bien pueden servir para ser más conscientes de la diferencia entre la teoría y la práctica en nuestras vidas,

Como estáis?

Por lo que leo en forma con actividades y propuestas. 

Yo estoy en Calais, en el campo de refugiados. ouiuneecoleEste lugar está lleno de paradojas. 

Es muy duro de corazón, y un reto para la esperanza, no porque la vida en el campo sea extremadamente dura sino porque entiendes la dimensión inhumana del modelo social y económico occidental y la condición malévola de la estructura donde se asienta nuestro bien estar y si seguimos así esto no ha hecho más que empezar. Todas las personas que he conocido vienen de un país en guerra o una dictadura en la que de una u otra manera occidente ha participado. Aquí no hay inmigrantes y refugiados, esa distinción se desvanece cuando escuchas las historias de cada uno de ellos, irakies, afganos, kurdos, sudaneses, sirios, eritreos…personas que luego aquí tienen que soportar violencia policial y un trato que no es digno de personas.

Por otro lado es un lugar lleno de humanidad. Muchas de las personas que están aquí, a pesar de lo que han pasado siguen conservando la honradez, la empatía, el buen humor, la paciencia. A veces me pregunto como consiguen que no se les llene el corazón de rencor y amargura. 

No quiero con esto caer en el ensalzamiento de los refugiad@s como si todos fueran buenos o malos, pues esto no es relevante, pero sí resaltar la calidad humana de muchos y las culturas y valores que son los pilares de éstos. thejungle

La vida aquí. Las personas tienen techo, comida y ropa. La jungla como le llaman al campo, tiene tiendas, restaurantes buenísimos, una iglesia, varios centros de jóvenes, médicos y un cole. 

Parte de lo que estoy haciendo es proponer actividades que trascienden las necesidades básicas, crear espacios para la expresión personal, y por tanto quizá para lidiar con el proceso por el que están pasando. 

Arte, fotografía, futbol! son algunas de las cosas que hemos puesto en marcha junto con otras personas aquí. También doy clases de inglés en el cole y las intercambio por clases de historia de sus países.

He colaborado con alguna organización humanitaria… en general mi estancia aquí ratifica la relevancia de un proyecto como Eroles que nos invita a parar a reflexionar y buscar formas sistémicas y creativas de abordar el trabajo con personas refugiadas tanto en nuestras comunidades de origen como, y sobre todo, en los campos de refugiados, para evitar perpetuar patrones de conducta que nos llevan a la separación y a mantener el estatus quo y a replicar desigualdades de poder colonialsitas. No debemos conformarnos con una mirada emergencista y corto placista sino atajar causas más profundas de esta crisis.

Os envío algunas fotos de aquí (no muchas pues no se puede sacar fotos en el campo para respectar la privacidad de las personas que viven) y os puedo contar más de Calais cuando vuelva si estáis interesad@s.

enlavalla

gracias, María, de vuelta de las vacaciones de Semana Santa, por compartir con todas nosotras tu experiencia, desde Calais con amor, a ver si nos vemos pronto, y nos cuentas en persona.

ouiuneecolemon   así lo vimos.

Pienso antes de cerrar cuál de las 3 imágenes es para mí más significativa, jungle art, la valla o la pared de la escuela, con el rótulo “oui ouvre una ecole
ferme une prison”,
“si se cierra una escuela, cierra una prisión”, y no tengo duda de cuál es la imagen que se encuadra hoy en el monigote.

Os mando un texto adicional de María, tal vez tienes interés en conocer más detalles del proyecto Eroles (Eroles project) que ella lidera.

Os he enviado la publicidad de Eroles, por favor pasarla a quien consideréis pueda estar interesad@ en participar, patrocinar a alguien o hacer una donación al proyecto. Queremos tener dinero para ofrecer becas a personas que no cuentan con recursos.

Os mando un beso enorme desde Calais con amor. 

en la teoría U, una de las dinámicas propuestas está relacionada con un viaje al campo, a ese sitio en el que la realidad sucede, para tomar una conciencia vivencial de las circunstancias de las que hablamos.

es el viaje que hace María, un viaje que nos abre a la experiencia desde el corazón, cuando dice “Este lugar está lleno de paradojas. Es muy duro de corazón, y un reto para la esperanza”,

porque no se trata de intelectualizar, de entender, sino de vivenciar, desde un corazón abierto, empático, que nos permite re-contactar con el Ser humano que tenemos enfrente (no con la guerra de la televisión) desde el Ser humano que llevamos dentro, otra vez.

es el proceso de OPEN HEART, ahí en medio, entre la cabeza y la voluntad.

open

100 rebanadas de vida no es nada

100paginas

érase que se era un joven que un día empieza a escribir un post, y decide utilizar el presente de indicativo en vez de otros tiempos verbales más complejos, el pasado, o el subjuntivo, uy, qué horror, el subjuntivo, sólo de escucharlo da susto.

y como no ha navegado mucho por internet, mira en el espejo de una persona reputada en el mundo de la gestión en habla castellana, o español, qué más da a los que leen en presente, en vez de leer las cosas en pasado o subjuntivo.

y ve que esa persona, reputada, putada y vuelta a reputar, escribe un post al día, y piensa, muy ingenuo, “si él lo puede hacer, yo también”, y empieza a escribir en un blog, una especie de cuaderno de bitácora en internet.

y se pone a escribir de esas cosas que componen su vida, a saber, sus creencias, sus pasiones, un bloque muy interesante que se compone inicialmente de sus cruzadas, y hoy se engrosa con sus emociones, y con sus valores, convertidos en ejemplos de vida por medio de sus comportamientos, de alguna forma utiliza su vida, su biografía para escribir de cualquier cosa.

como ha leído algo de marca personal, se crea un monigote, en el que introduce imágenes, capturas de la vida, que ha tomado él o que extrae de ese gran archivo de imágenes que tiene internet a nuestra disposición.

el monigote es parte de su definición personal, y lo pinta en 4 colores, amarillo, rojo, azul y verde, los colores del parchís, del logo de Microsoft, los colores de Google Chrome, 4 colores que más o menos todas entendemos.

el monigote refleja un poco dónde está, otro poco dónde quiere estar, en un mundo en el que no nos tomamos la vida tan en serio, tan a pecho, en el que no nos cortamos las venas cada cinco minutos,

mejor siempre dejárselas largas que cortárselas,

un mundo en el que puede expresar con tranquilidad su forma de ver, más que la verdad absoluta de las cosas, conectándo el regalo del día, porque cada día trae su empeño, y sus regalos, con su particular forma de ver,

por medio de ese prismático con forma de muñeco de 5 extremidades, cabeza, dos brazos, 2 piernas, y de unas palabras que refuerzan esa actitud de que sólo es una opinión, “así lo vimos”, en el que se supone no estar solo,

si yo pienso así, seguramente, hay alguien más bajo la bóveda de estrellas y sol, de noche y de día, que piensa parecido a mí.

pasa el tiempo y echa la mirada atrás, cuando el powerpoint, la plantilla de monigotes que ha preparado, 3 filas de 4 monigotes, azul, rojo, verde y amarillo, de izquierda a derecha, le regala el número 100.

100 *12, 1200 monigotes, alguno menos que hay alguna página que ha sido utilizada para alguna idea del camino, con sus respectivas imágenes, jalonan el paseo, qué divertido, qué entretenido, qué chulo,

100

un álbum con fotos que narran la historia de una idea que se convirtió en proyecto personal, y posteriormente en proyecto empresarial, y en servicio para compartir en el mercado las claves del storytelling,

esa práctica que nace en África, para luego tomar fuerza en Asia y en Europa, y en América y Oceanía, esa práctica milenaria de contar cuentos que emocionan, que conmueven, que impactan, y que mueven a la acción,

a la acción de repetir el cuento, o la historia que ha sido narrada, para empezar, y a otras acciones varias, según la intención del foro en el que se construyen y comparten.

érase una vez que se era un chico que tuvo una idea, que se convierte, compromiso mediante, que la inspiración me pille trabajando, en proyecto personal y proyecto empresarial, en un servicio para desarrollar en esta sociedad un storytelling consciente,

desde un grupo de personas, voluntarias, en transición (en el proceso de su desarrollo consciente), porque la calidad de los resultados de un sistema depende de la consciencia desde la que actúan las personas que componen dicho sistema,

érase una vez que se era un proyecto con 100 slides (mira que son rebuscados estos americanos, cómo le llaman a las páginas) llenas de images (monigotes) para vestir el storytelling (cuentacuentos).

100paginasmon así lo vimos…

miro en Google “érase que se era”, y la primera línea me remite a la wikipedia, Érase que se era es un álbum del cantautor cubano Silvio Rodriguez, mira que hoy nos vamos a Cuba en vez de irnos a África o a los EUA.

Una recopilación de temas escritos entre los años 1968 y 1970 muchos de los cuales no han sido publicados anteriormente. Según el propio autor, una mirada al trabajo pasado recordando aquellas circunstancias, de todo tipo que hoy están tan presentes. Se trata de recuperar dichos temas antiguos volviéndolos a grabar.

En la línea provocar reflexiones, pensamientos, el propio Silvio lo dice así:

…Digamos que prefiero provocar reflexiones que agitar. Creo que los pensamientos tienen mucho que ver con mi trabajo, como también las emociones y los sentimientos. Y es que mis canciones vienen de lo que le sucede a la gente, a mi mismo; ideas, emociones, sentimientos que el acontecer humano me provoca, que me hacen desear expresarlos con música, para compartirlos

llena el álbum con 25 canciones construidas a base de poesía, memoria, compromiso, ética… lo que permite perderse en un mundo de sueños y certezas, amor y compromiso.

pues mira qué divertido que hoy también tenemos algo que contar, con nuestos amigos de youtube y de la wikipedia, acompañados por Silvio Rodríguez, las emociones y los sentimientos tienen mucho que ver con mi trabajo,

compartiendo y provocando reflexiones, pensamientos, con entradas construidas a base de poesía, memoria, compromiso y ética, valores personales y organizativos que se convierten día a día en realidad por medio de comportamientos compartidos,

que te dejamos, cómo no, que llames cuentos.

juntas cuidamos del mar y de la tierra (Ada y Manuela)

davidygoliatcorre el domingo 24, día de elecciones, después de votar, derecho constitucional que tengo casi olvidado, así de descreído andaba, y le acompaño a Silvia a su colegio electoral.

como ha cambiado de casa hace 2 años, no está segura de si le corresponde el colegio electoral de su domicilio anterior o del nuevo, y empezamos por el colegio Méjico, el viejo, donde se acerca a una mesa en la que no está inscrita.

preguntamos cuál es siguiente colegio electoral, y nos desplazamos en coche, camino de casa, cuando recibo una imagen por wasap, en la que aparezco en un acto de la precampaña de Manuela Carmena y de Ada Colau al lado de Xana, así como un video.

me hace gracia la situación, de ser parte pequeñita, un observador anónimo, de un proceso de cambio del que forman parte un buen número de madrileñas y barceloneses, en un movimiento en el que la ciudadanía trabaja por recobrar parte de su poder perdido.

y le acompaño a Silvia en el proceso de buscar su mesa electoral, como no ha cambiado su domicilio la papeleta con los datos le habrá llegado al antiguo, claro, o lo que es lo mismo, no le ha llegado.

y volvemos a preguntar en el segundo colegio electoral, en el que no está, y en un tercero, hasta en un total de 7 mesas, no, no, no, y aceptamos que sólo nos puede sacar de ésta, 3 colegios electorales, 7 mesas, 3+7, el 010 del ayuntamiento.

Silvia me responde que va a ser que no, que ya lo ha intentado, y que el servicio está colapsado, pero no le hago caso, mejor volver a intentar, hasta que un chico muy amable nos recibe la llamada, y nos pone de vuelta, de nuevo, rumbo al colegio Méjico.

el proceso de votar ha tenido su aquel, nos ha llevado dos horas, y llegamos tarde a un encuentro familiar, pero ha merecido la pena tomar conciencia de que siempre podemos ser un poco más activos en estos procesos de cambio.

uncambiomon   así lo vimos…

llegando a casa puedo ver el video de un acto de pre-campaña electoral que ya es historia, y voy a decir que histórico,

si te interesa saber qué es lo que cuentan Manuela y Ada a sus vecinas de Madrid y Barcelona, en un mensaje que se demuestra ganador, mejor que escucharlo por bocas de terceros, creo que hay un resumen interesante en el link,

3 días después de lo visto el domingo, hoy pienso que estamos más cerca de participar en presupuestos municipales participativos, y en procesos de voto para temas puntuales durante la legislatura municipal, más allá de nuestra paticipación olímpica (una vez cada cuatro años) para votar, y me acuerdo de un chiste malo malo malísimo, en el que un amigo le pregunta a otro qué tipo de polvo prefiere, el matemático o el olímpico.

como ayuda para elegir, el matemático es cada 2*3, mientras que el olímpico es cada 4 años.

para que las personas religiosas no se vean desplazadas, también existe el religioso, “de pascuas a ramos”.

y ya terminando, un video de la época de Manuela Carmena, una canción que se gesta en la movida madrileña, en una mandrágora en la que se escucha “también cuidadamos de la tierra, y también con el trabajo dividido, yo troncos, frutos y flores, ella riega lo escondido”

por cierto, qué agradable es que los colegios electorales se ubiquen en colegios de primaria y secundaria, un entorno que nos recuerda que estamos eligiendo a esas personas que pueden cuidar nuestro medio ambiente

mar   mar y tierra

primaveraen este mundo que es un préstamo de nuestros menores

33

 

 

 

 

un mundo que no es ajeno a nuestros valores, que se convierten en el día a día en comportamientos, observables, observados, y compartidos.

si te interesa un poco este enfoque de una nueva democracia, participativa (en vez de representativa), en el que los valores sí existen, y se perciben en el día a día, en los comportamientos de nuestras representantes, te dejo con otro link, en este caso de Christian Felber, uno de los padres de la economía del Bien Común, un movimiento amplio de cambio de nuestras viejas formas de pensar.

 

Cuatrecasas y Oxfam Intermón, el milagro de la vida, corresponsables de un mundo mejor

trainwalkervan pasando los años, ya son 10 años que corresponsables inicia su actividad, cómo pasa la vida, y recibo la invitación, puntual, para la fiesta celebración en Madrid y Barcelona, y un año más, algunos ausente, me apunto.

en la jornada han preparado una especie de reconocimiento a organizaciones y personas que han tenido a su juicio una contribución a la Responsabilidad Social en España, un acto siempre entrañable en tanto incluye uno de los elementos más interesantes de un camino compartido, el reconocimiento, “yo te re-conozco“, que propicia de una forma muy sencilla su contrario, “y yo también te re-conozco a ti“.

este año la jornada se organiza con dos mesas por la mañana, grandes empresas y organizaciones de lo social, los reconocimientos a empresas y personas, el pica-pica, y dos talleres por la tarde, a los que también asisto.

de todo lo que escucho en la jornada, hay muchas cosas interesantes, me quedo con la pregunta de Roberto Martínez, de masfamilia, que habla de una estrategia a largo plazo, la educación en valores en los colegios y en los institutos (primaria, secundaria, bachillerato, formación profesional), integrando la ética en el desarrollo integral de las personas, perdona si he entendido mal la pregunta, Roberto.

ya en la tarde, en la primera mesa me engancho, será que estoy muy emotivo, con una presentación conjunta, que enlazan Gemma Villalbí, representante de Cuatrecasas, y la moderadora de mesa, compañera de Oxfam Intermón , que cuentan al alimón, las dos son parte de esta historia de éxito, un proceso de colaboración, que viene a ser como sigue, más o menos, al menos así lo he entendido yo.

Oxfam Intermón se acerca, no sin ciertas dudas, a Cuatrecasas, quién sabe si este proyecto vaya a tener éxito, les vaya a gustar, ellos mismos no lo tienen del todo claro, 100 kilómetros para cuatro personas, una pechada, lo mismo nos mandan a freír espárragos, encima tienen que recabar dinero, hacer de embajadores nuestros, un proyecto, Trailwalker.

desde Cuatrecasas ven una jugada tradicional, en la que la organización del tercer sector busca un espónsor institucional que apoye el proyecto, o que facilite su consecución, y tal como está formulada no les acaba de encajar. Iniciativas como ésta hay 1000.

pero ven un potencial en la idea.

me imagino las caras de de los reposables de Oxfam cuando en una segunda, o tercera reunión, les preguntan desde Cuatrecasas si es posible una fórmula alternativa, por al cual, en vez de inscribir un equipo, 4 personas para la actividad, parte de ese donativo institucional sirve para que se formen equipos en Cuatrecasas que abanderan los proyectos Oxfam y pasar a ser su altavoz

el donativo institucional, equivalente a poca difusión, y poco compromiso, se convierte en una propuesta de equipos de 6 personas, y un esquema que puede ser, con el paso del tiempo, un altavoz exponencial para el proyecto en construcción. ¿Y si resulta que el nuevo enfoque funciona y la idea gusta? ¿Y si la propuesta se acepta, y en vez de un equipo se inscriben 4 equipos en la prueba, 24 personas, en el primer año? ¿Y si, con el correr del tiempo, vemos cómo la primera experiencia engancha, y los participantes se convierten en apóstoles (mucho mejor que embajadores o prescriptores, que van a sueldo), para llegar a los 12 equipos, 72 personas, implicadas, corriendo juntas, colaborando, tejiendo redes informales, animándose, creciendo en el reto?

empiezo a ver el vídeo, y se me escurren dos lágrimas, qué tonto soy, el tercer sector y el mundo empresarial en un proceso de servirse el uno al otro para hacer equipo, re-contactar a las personas, crear vínculos, generar ilusión compartida, es tan bonito…

pero mejor que lo que yo te pueda contar, te lo cuentan las personas de Cuatrecasas, Gonçalves y Pereira, en un video de una prueba que para mí es mucho más, tal vez un pequeño gran ejemplo de un mundo en colaboración.

una idea que se transforma, un gancho al que sí nos podemos y nos queremos vincular, una unión que se hace fuerte, una relación que pasa a ser estratégica, y que a buen seguro nos va a llevar en la siguiente etapa, juntas, un poco más allá.

qué bonito es escuchar, qué bonito es re-formular, y creernos parte del cuento y de la solución final.

también ocurre cuando un hombre se encuentra con una mujer, y se acercan, y se entregan, y fruto de esa colaboración nace a los 9 meses un nuevo ser que no es tú, ni es yo, en el que los dos nos reconocemos, es el milagro de la vida.

un milagro que también es posible en el mundo empresarial.

trainwalkermon   así lo vimos…

Marcos, María, Pablo, qué gusto veros tan sanos en un evento que tiene mucho de significativo, 10 añitos, tan redondo en la escala decimal, en un periodo en el que a España le toca vivir la crisis. Qué bueno que estáis aquí entre nosotros animando las conversaciones, los debales, las preguntas y respuestas, los discursos en torno a la RS, ReSpeto, que se conoce también en este mundo formal como Responsabilidad Social.

 

una evaluación fallida (y tres pasos al frente)

comprometidosconlacomunidaden una entrevista reciente, la semana pasada, me reuno con una chica en una sala de estar improvisada. Pasa algunas veces. Las salas de reuniones están atestadas, y hay que improvisar un nuevo sitio. La elección de Belén no puede ser más interesante para el cuentacuentos. Un patio protegido de la lluvia y el frío, soleado y con plantas, en el que ocupamos una de tantas mesas libres.

En el transcurso de la reunión intercambiamos historias que algo tienen que ver con nuestra propuesta y con nuestras vidas. Belén me cuenta un trozo de la suya, unos años atrás, en la que recibió una evaluación por parte de su jefa con la que no estaba en absoluto de acuerdo. Todos, los reconozcamos o no, aspiramos a vivir y desarrollarnos en un mundo bueno, bello y justo. Belén tiene la percepción de que la evaluación no hace justicia a su interés y a su desempeño. Por ello, contacta con la jefa de su jefa, que no la conoce, no con objeto de que se revise la evaluación tanto como para expresar que no le parece justa. Pasa el tiempo, y Belén se postula a su jefa (se ofrece voluntaria) para un puesto de mayor enjundia, en el que además puede practicar y perfeccionar el inglés, segundo paso al frente. Por azares del destino, un puesto queda vacante. La jefa de su jefa contacta con Belén y le propone hacerse cargo de la acción social del corporativo.

Hoy Belén es una entusiasta en su trabajo. Si ayer era buena profesional, hoy es una persona que disfruta en su trabajo, y no voy a perder la ocación de remarcar la palabra disfrutar y su origen. Dis (sin) frutar (fruto), sin esperar nada a cambio. Su trabajo, por azares del destino, en los que alguna influencia tenemos, un paso al frente, y después dos, y después tres, en ese ejercicio de aceptar un reto mayor, se ha convertido en su pasión. El mundo social y el desarrollo de relaciones con instituciones del tercer sector (asociaciones, fundaciones, ONGs) forman una pequeña parte del quehacer de Belén hoy. La otra pequeña parte es la relación con las personas que lideran estos proyectos, y con los profesionales internos de la casa que ocupan parte de su tiempo libre en actividades de voluntariado.

Apunto un dato que no me deja de mover. Una de cada 3 personas de la organización en mayor o menor medida forman parte del programa de voluntariado que coordina y promueve Belén. 1 de cada 3. Manda huevos, pienso para mis adentros.

En la entrevista, Belén me habla del salario emocional, ese salario que está en lo bien que te lo pasas mientras trabajas, en ese espacio en el que tu hobby se ha convertido en tu trabajo, maravillas del camino, en el que la subsistencia y el desarrollo y la pasión se encuentran, para configurar un nuevo vivir.

Una nueva vida en la que lo personal y lo profesional se mezclan. “Mamá, ¿esta señora es aquella que me comentaste de aquella presentación?” Abro una publicación que me regala Belén por cualquier sitio, en un ejercicio que yo llamo el juicio Strogoff. En la página 109, Fundación Garrigou, Belén me señala a Mercedes, una compañera que acoge a Gloria, la hija de una amiga tras fallecer de cáncer.

Gloria, Mercedes y Belén son parte hoy de mi mundo, un mundo en el que lo profesional y lo personal tienen cabida, en el que no nos tenemos que quitar el corazón para ir al trabajo. La vida de Belén es un ejemplo precioso de ese mundo, un mundo en el que las personas y las organizaciones (personas, grupos de personas y la organización) han descubierto, aplican y desarrollan el significado de la palabra fraternidad. Porque las organizaciones, también las lucrativas, son mucho más que una máquina de hacer dinero. Son máquinas de influencia que colaboran en el mejor desarrollo de la comunidad en la que operan. Comunidad, o común-unidad, que hoy entiendo un poco mejor con el ejemplo de vida de Belén.

Gracias por compartirlo conmigo, Belén. Y con todas nosotras.

ibm amarillo   así lo vimos…

esta entrevista me hace recordar a los cariños y amigos que he desarrollado en mi actividad profesional. Bernardo, Jesús, Tomás, José Mari, Luz, Gonzalo, Karmele, Jorge, Felipe, Frank, Dani, Luis, Paco, Carlos, Mariano, María, Antonio, Juanan, Luis Emilio, Ana, Rafa, Fidel, Marina, Jaime, Miriam, Luis, y la lista se va a haciendo grande con el pasar del tiempo, Silvia, perdona que no siga con ella, contactos profesionales, que con el pasar del tiempo, se han convertido en cariños, el roce hace el cariño, y algunos de ellos en amigos de corazón. Qué bonito es coincidir, también en el trabajo.

Y hablando de lo que hemos hablado, tres líneas más para la triformación social, un movimiento que nos explica el mundo en el que vivimos como tres esferas, la político / judicial, la social, y la económica, que crean un mundo perfecto cuando cada una opera conforme a la ley que le es natural:

– la igualdad (esfera político / judicial),

– la libertad (esfera social)

– la fraternidad (esfera económica).

3 leyes para el desarrollo de un mundo bello, bueno y noble.

Me despido de Belén con la ilusión al viento de volver a coincidir cualquier día en el camino, ojalá pronto.

partido a partido, si creemos y trabajamos juntos, es posible

piña

Termina la Liga española con un invitado al festín, que se convirtió en anfitrión del fiestón. El Atleti, tercero en discordia, qué bueno es que surja el tercero, acaba primero en la liga de las estrellas, de Messi y de Ronaldo, de Bale y de Neymar.

En el camino, no hay otra, ha sustituido a las estrellas por el equipo, un equipo que para ser exitoso no está desprovisto, nunca, de individualidades. En el último partido, el guión no puede ser mejor, otro 10 para el guionista, con visita al Barcelona en el Camp Nou, con 3 puntos de distancia. Con empatar fuera de casa es suficiente. Con empatar fuera de casa, con el ha sido hasta ayer el mejor equipo de la historia del fútbol, es suficiente. Frente a su afición. Para que lo vean.

Empieza el partido y pasa una de las 3 cosas que pueden pasar, la única mala, que el Barca marca. Fuera de casa, contra el peor rival, con un gol en contra. Para añadirle más leña al fuego, incendio desatado a estas alturas, Diego Costa, el delantero, y Arda Turán, el mago, dos de los mejores de la partida, descalificados por lesión. Contra el equipo que más fácil, hasta ayer, esconde la bolita. No hay mejor guión posible.

Llega el descanso y corre un viento nuevo por la ladera. El grupo se ha comprometido con lo imposible. Porque sólo cuando todos y cada uno de nosotros nos ofrecemos en esa causa, de forma voluntaria, en ese ámbito en el que podemos ser un poco más, más fuertes, más bravas, más rápidos, más listas, más cautos, sólo cuando surge y se agrupa ese voluntario, surge la magia. La magia de creer, de trabajar juntos, de dar lo máximo, creer para crear ese mundo mejor, que ya sí es posible.

En algún artículo he leído que es la fuerza del esfuerzo, pero creo que va más allá. Es gente junta creyendo, comprometida en la consecución de un objetivo mayor. Es la ética del compromiso.

piñamon   Así lo vimos…

Gabi, capitán rojiblanco, en la celebración del triunfo, indica que éste es sólo el comienzo. Tal vez sea cierto. También es la confirmación de un camino, personal y como grupo, que se ha iniciado tiempo atrás, hace ya un buen tiempo. A nosotros, sin ir más lejos, hace dos años nos ganaron en Bucarest una copa de Europa. Por eso creo que no es tan nuevo. No es la primera vez que ha pasado, ni será la última.

Para terminar, si te gustan los vídeos, te dejamos con uno muy tonto, “cholo” uno. No es tan épico como la final de la Liga 2013-2014, pero tampoco está mal.

Otras épocas, corren otros vientos, en vez de un juego (el furgo) estamos en una guerra (con lo poco que me gusta a mí la testiculina y la pelea, qué sorpresas trae la vida), con Arturo, el de Merlín y Ginebra, y los 40 caballeros de la tabla redonda, reducidos a un puñado de guerreros fieles, de vuelta a su casa con sus familias, tras ganarse el billete de vuelta, en forma de salvoconducto, con 15 años de servicio al imperio romano. Por fin libres. Libres de volver o de quedarse, y acompañar a Arturo, su compañero de batallas, una vez más. Tal vez sólo sea una leyenda, o una metáfora del viaje tan bonito que es la vida …

Porque todos tenemos un área voluntaria. Ésa donde aportamos un poco más, o mucho más, de lo estrictamente exigible. Como en el rey Arturo, de Antoine Fuqua, una película muy recomendable.